Intersecciones

Avatar de Usuario
Zian
Mensajes: 247
Registrado: Lun 03 Oct 2011 13:58
Sexo: Femenino
Ubicación: En lo más profundo de mi mente

Intersecciones

Mensaje por Zian » Sab 09 Sep 2017 00:25

Buenas aquí volviiiiiiiiiii y traje algo nuevo, después de estar pensando por semanas cuál de las 10 historias que tenía encaminadas decidí por una nueva :lol: :lol: :lol: está es mi historia número 11 :guiño: :guiño: espero que la disfruten


INTERSECCION


Prologo.

Narrador: llega un punto en la vida de todos que estamos en medio de situaciones un poco difíciles, estando de nuestra parte elegir qué camino tomar son decisiones meramente nuestras, pero hay otras que tienen circunstancias y contextos diferentes, podemos ver a una persona mayor que tiene problemas al cruzar la calle, así que está en nosotros ayudarla a cruzar o simplemente seguir de largo, pararnos para darle el puesto a una mujer embaraza, de la tercera edad o simplemente ceder el puesto por así quererlo, pero que pasa cuando decides cambiar de rumbo a casa e irte caminando solo por qué si, pero al llegar a un callejón un poco oscuro escuchas varios sollozos y pequeños gritos ahogados, tus sentidos se agudizan, la adrenalina comienza a fluir por todo tu cuerpo, tus pensamientos son varios: ¿Debó seguir? ¿Debó correr a ayudar? ¿Podría ser una trampa y van a asaltarme? ¿Mejor pido ayuda? ¿Pero y si es una verdadera emergencia y hay alguien herido?, los sollozos se hacen cada vez más inaudibles ¿Si la persona está muy grave? ¿Qué es lo que debo hacer?, esas preguntas se las hacia una chica que solo decidió cambiar su rutina diaria, solo por aburrimiento del mismo paisaje que veía a diario…

Chica: Dios qué debo hacer? – se repetía de manera interna – Es tu deber hacer algo – discutía consigo misma – Si mañana te enteras que murió alguien en este lugar será tu culpa, aunque puede que sea yo la asesinada cuando me roben – se dijo internamente, nuevamente el sollozo – Diablos!!!

Narrador: al decir aquello la chica se decidió y entro en aquel callejón rezando por no ser parte de las estadistas moscovitas, al llegar a la mitad del callejón vio un cuerpo pequeño abrazada a otro un poco más grande, allí podía escuchar una voz suave y quebrada: “mami depeta por favo depeta” y nuevamente el sollozo, esa palabras tristes le llegaron a la chica que corrió hasta aquellos cuerpos, la poco nieve que caí parecía cubrir aquellos cuerpos pero la voz suave seguía llamando a su madre para que despertara.

Chica: están bien? – dijo al arrodillarse frente a ambos cuerpos, se sorprendió al ver a una pequeña de no más de 4 años aferrándose con más fuerza al cuerpo de una mujer que se notaba golpeada – tranquila pequeña vengo a ayudarlas.
Niña: mi mami no depeta – dijo comenzando a sollozar más fuerte.
Chica: tranquila todo estará bien – dijo al colocar su dedos en el cuello de la chica – tu madre se repondrá – dijo suspirando aliviada al sentir pulso, así que tomo su teléfono celular – Vlad necesito una ambulancia con urgencia, encontré a una mujer herida en el callejón que esta al norte de la plaza roja, no me importa si debes venir en auto pero necesito la mald**** ambulancia – al decir aquello tranco la llamada – tranquila pequeña ya viene la ayuda – al decir eso se quitó su chamarra y se la coloco a la pequeña que evidentemente tenia frio.

Narrador: intersecciones de caminos, intersecciones de vida, dilemas por situaciones críticas, dilemas por posibilidades múltiples, está vez un sollozo hizo la diferencia pero que pasará a raíz de este momento, nadie lo sabe ya que son decisiones individuales muchos caminos distintos, unos podrían decir que fue el destino, otros que fueron asares de la vida, otros que pueden ser las letras locas de algún escritor que juega con su imaginación, quien sabe realmente pero lo real es que una vida puede que se salve o tal vez dos o tres, depende de la mirada con la cual se observe la situación, un día en el que alguien decidió cambiar de rumbo por sentir aburrimiento de su paisaje diario, le dio la oportunidad de escuchar aquel sollozo y la oportunidad de hacer una diferencia, porque lo que tal vez nadie sabe es que ese pequeño sollozo unos horas antes era un fuerte llanto, pero nadie quiso ayudar tal vez porque tuvieron las mismas preguntas de aquella chica, pero solo ella decidió prestar ayuda y hacer la diferencia, pero como dije por asar, por destino o simplemente por contar una nueva historia………


Buenos ustedes avísenme si sigo o no?, los leeré pronto......

Avatar de Usuario
keizike
Mensajes: 447
Registrado: Lun 04 Oct 2010 19:55
Sexo: Femenino
Ubicación: España

Re: Intersecciones

Mensaje por keizike » Sab 09 Sep 2017 03:07

suena interesante espero lo continues

leondormido
Mensajes: 2
Registrado: Mié 16 Nov 2016 22:04
Sexo: Femenino

Re: Intersecciones

Mensaje por leondormido » Sab 09 Sep 2017 18:33

siiii siguelo porfa, todas las historias que he leído de ti han estado buenas, seguro que esta no será la excepción.

Avatar de Usuario
Zian
Mensajes: 247
Registrado: Lun 03 Oct 2011 13:58
Sexo: Femenino
Ubicación: En lo más profundo de mi mente

Re: Intersecciones

Mensaje por Zian » Dom 10 Sep 2017 01:35

No soy tan mala para dejar solo esas líneas :lol: :lol: :lol: actualizare todos los viernes así que aquí les dejo 1 capítulo



Capítulo I: Intersección de vidas…


Narrador: aquella camilla cruzaba la emergencia de aquella clínica privada en donde aquella chica estaba acostada, otra corría tras ella con una pequeña en brazos que se aferraba a su cuello como si la vida se le fuera en ello.

Enfermera: no pueden pasar – dijo al impedir que entrara.
Chica: como te atreves al prohibirme la entrada? – dijo molesta.
Enfermera: Dra. Katina sabe que no pueden entrar niños a la sala de revisión – dijo en tono de disculpa.
Lena: no puedo dejar a la pequeña sola – dijo aferrándola más a su cuerpo.
Enfermera: son las políticas…
Lena: conozco las políticas – dijo molesta – pequeña voy a entrar a ver cómo sigue tu mami – la pequeña se aferró con más fuerza a la pelirroja.
Niña: no me dee sholita – dijo comenzando a sollozar.
Lena: escucha pequeña – dijo en tono dulce y suave lo que sorprendió a la enfermera ya que la Dra. Elena Katina era de temperamento osco – solo veré como sigue tu mami, dame solo unos minutos aquí la Srta. Katya se quedará contigo hasta que yo regrese – dijo viendo a la chica de manera seria – así que solo espera un poquito.
Niña: mami tara ben? – pregunto aun con lágrimas en los ojos.
Lena: verás que sí – dijo sonriéndole – Katya por favor llama a la Dra. Sharapova en pediatría y que revise a la pequeña, estuvo varias horas sometida a la nevada que cayo está tarde, la siento un poco caliente una vez que tenga un diagnostico que se una conmigo en emergencia – al decirle eso le pasó a la pequeña – vendré muy pronto pequeña – al decirle eso le limpio las lágrimas y entro al área de revisión.
Katya: tu mami estará bien pequeña – dijo sonriéndole – la Dra. Katina es la mejor del hospital y sé que la cuidará muy bien.
Niña: ensherio? – dijo viéndola con recelo.
Katya: por supuesto – dijo sonriéndole – que te parece si te doy un poco de chocolate caliente? – dijo entrando al área de enfermeras.
Niña: shi – dijo sonriendo – tego abe – dijo viéndola con tristeza – mi mami me iba a compa mi comiita cuado shalio eshe hobe feo – dijo comenzando a sollozar.
Katya: tranquila – dijo abrazándola, sin duda aquello debió ser horrible para la pequeña.

Narrador: mientras tanto la sala de revisión por órdenes de la pelirroja una vez que ingreso pidió que le hicieran exámenes por violación, lo que indigno a la Dra. Fue el saber que esa pobre chica tenia muestras de una violación anterior, ya que la zona de la vagina presentaba cicatrices por desgarres que apenas terminaban de curarse, los hematomas que se observaban no solo en los brazos, piernas, abdomen y cabeza mostraba la crueldad con la que fue tratada, además de un pequeño grado de hipotermia por el tiempo que paso tirada en aquel piso y nieve sobre ella, solo esperaba que aquella pequeña no tuviera que haber visto aquella, pero lo duda ya que la pequeña se mostraba con claros signos de shock cuando las encontró, una vez que todas las heridas fueron fotografiadas y el semen extraído le pidió a su hermano Dima que era jefe de policía ir a la clínica, junto a su cuñada Tanya quien era trabajadora social para determinar qué medidas tomar, ya que la joven que aún no era identificada no había despertado durante la revisión.

Dima: bien Katina cuéntame que paso? – dijo al ver a su hermana.
Lena: decidí irme a casa caminando para cambiar de ambiente – dijo seria – me fui para la vía larga cuando pasaba por aquel callejón – su hermano la vio serio, ella sabía lo molesto que estaba las calles moscovitas no eran muy seguras esos días, y al ella ir a pie por aquella zona no le resultaba nada agradable – escuche un leve sollozo, al principio pensé que podía ser un gato pero luego agudice el oído y supe que era humano, por lo que entré y a mitad del callejón vi a una pequeña sobre un bulto llorando, me costó darme cuenta que era una persona ese “bulto” ya que ambas estaban cubiertas por la nieve, luego solo las revise y pedí la ambulancia para traerlas acá ya que no tenía frazadas térmicas porque ambas estaban heladas.
Dima: bien – dijo serio – el examen que me acabas de mostrar indica efectivamente que fue violada – dijo suspirando – con respecto a la hija sufrió alguna lesión – dijo apretando los dientes, ya que en varios casos de violación donde los pequeños acompañaban a sus madres estos también mostraban signos de alguna agresión física o sexual, esos casos eran los que más odiaba aquel chico.
Lena: según las observaciones que me indico la Dra. Sharapova la pequeña no mostraba signos de violencia de ningún tipo, incluso cuando la enfermera me indico que la pequeña no había comido tampoco habían signos de desnutrición, todo está bien con ella.
Tanya: bueno el nombre de tu paciente es Yulia Volkova – dijo al acercarse a su esposo y cuñada – la chica vive en aquel edificio y está ligada a la asistencia social desde hace 2 año – dijo viendo aquel informe que llevaba en las manos – al parecer presentó una denuncia contra su padre por violencia doméstica cuando este trató de atacar a su pequeña – dijo seria, sin duda odiaba esos casos – el padre alegó que su hija mentía por lo que la joven solo se fue de su casa, ella contaba con 17 años desde entonces comenzó a trabajar en una academia de música dando lecciones de piano, le asignaron un departamento a menos de una cuadra del lugar donde la encontraste, ella solicito hace 3 meses cambio de residencia ya que un vendedor de drogas se mudó al lugar, están por asignarle una nueva residencia.
Lena: alguno de esos malvivientes debieron atacarla – dijo apretando los puños – según las heridas que comenzaban a cicatrizar en su vagina hace 3 meses fue violada pero por lo visto no presentó cargos.
Dima: no creo que quisiera hacerlo si los compradores o el mismo traficante la atacaron, si no tenía donde ir como denunciarlos? Lo más seguro es que se hubieran vengado de ella o de su pequeña.
Tanya: por los momentos debemos saber que hacer – dijo seria – lógicamente como Yulia Volkova presentó una denuncia por agresión contra su padre la pequeña no irá con él, pero quisiera mantenerla lejos de alguna casa de acogida – dijo viendo a su esposo – luego que descubriste aquella red de pedófilos que pusieron sus casas para ser centros de acogida me niego a que ningún niño pise esos lugares.
Dima: bien – dijo pensativo – hay que ver que podemos hacer.
Lena: la niña se quedará conmigo mientras su madre despierta – dijo viéndolos a ambos.
Tanya / Dima: tu???? – preguntaron al unísono.
Lena: si yo – dijo molesta – que tiene de malo.
Dima: perdóname hermanita pero tú de madre postiza no tienes nada – dijo viéndola con humor, por lo que su hermano lo fulmino con la mirada.
Tanya: Lena de broma puedes cuidarte sola – dijo viendo a su cuñada con simpatía – vives prácticamente en el hospital, tu casa es un desastre – dijo colocando su brazo sobre sus hombros – hasta puedo asegurar que ni comida tienes – dijo viéndola divertida.
Lena: claro que puedo cuidarla – dijo al quitar el brazo de su cuñada de sus hombros – solo debo organizar mi agenda y listo – dijo simplemente.
Dima: pero Lena….
Niña: Dotoa Aina – dijo al llegar corriendo donde estaba la pelirroja y abrazarla de las piernas – kelo ve a mi mami – dijo viéndola con un puchero, en aquel momento como Tanya y Dima sonrieron al ver la cara de la pelirroja iluminarse al ver a la pequeña, quien no dudo al ver como la Dra. La tomaba en sus brazos.
Lena: a tu mami aun la están terminando de curar dentro de poquito podrás verla – lo dijo de manera dulce, tanto su cuñada y hermano pusieron expresiones de asombro los cuales la pelirroja ignoro – qué te parece si vamos a comer mientras tanto – dijo sonriéndole.
Niña: shi – dijo mostrando una hermosa que cautivo a la pelirroja.
Tanya: y Lena no nos presentarás a tu nueva amiga? – dijo en tono dulce, lo que ocasionó que la pelirroja la viera mal.
Lena: la verdad…
Dima: mucho gusto pequeña Srta. – dijo sonriéndole dulcemente a la pequeña – mi nombre es Dimitri Katin hermano de está pelirroja mal educada – lo que hizo que la pequeña sonriera – y está es mi esposa Tanya.
Niña: muto guto mi ombe esh Vika Vokova – dijo sonriéndole.
Lena: que nombre más hermoso – dijo besándole la mejilla, desde que la vio nunca le pregunto su nombre es por ello que no quería presentarla.
Tanya: bueno vayan a almorzar – dijo sonriéndole a ambas – nosotros nos quedaremos esperando a que tu mami despierte.

Narrador: la pelirroja camino hasta el elevador mientras intentaba entablar una conversación con la pequeña, está por su parte solo se aferró al cuello de la pelirroja mientras iban rumbo al ascensor, la pequeña solo le respondía con mono silabas a la chica la verdad se sentía cansada pero tenía hambre, aquella enfermera le dio un simple sandwish de queso y chocolate cuando su mami le daba hot cake y leche, para luego merendar algo de fruta deliciosa pero por culpa de ese hombre que la lastimo no llego a comer su desayuno, una vez que llegaron a la cafetería la pequeña vio curiosa a la pelirroja cuando tomo otro sandwish.

Vika: eto no e amueso – dijo frunciendo el ceño.
Lena: claro que si – dijo sonriendo.
Vika: no – dijo seria – mi mami ashe sopita o kemas, pollito a ono con veeales – dijo arrugando su naricita – y ugo e fesha – dijo viendo a la pelirroja que la miro asombrada.
Lena: tu comes vegetales? – pregunto asombrada.
Vika: mami dishe ke shon pa sher gande – dijo sonriéndole.
Lena: bueno – dijo pasando su mano por su cabello apenada – a ver si hay crema y vegetales.

Narrador: al decir eso se asombró al ver que si habían cremas y diferentes alimentos saludables, “sin duda la madre de esta pequeña la cuida bien” pensó para sí misma una vez que la pequeña eligió su crema de apio, un poco de lasaña y algunos vegetales para acompañar su comida junto a un jugo de naranja, la pelirroja tuvo que elegir un pescado a la naranja ya que la pequeña le insistió que quería probarlo, la obligo a pedir una ensalada verde y jugo de naranja, sin duda sería la primera comida saludable que comía en semanas, ya que la última vez fue en casa de sus padres y la cocinera era su madre una chef reconocida en Moscú, pero en su defensa ella trabajaba hasta 36 horas seguidas en el hospital desde que su padre se retiró.

Lena: y comes así todos los días? – dijo viendo a la pequeña como disfrutaba de su crema.
Vika: ajam – dijo sonriéndole.
Lena: y de desayuno? – siguió indagando.
Vika: hot cake o kepes con adandao y leche – dijo viendo a la pelirroja para luego bajar su mirada – mi mami e ia a eva a la caeteia e la ekina poke anote a egar la casha etaa egada – dijo con lágrimas en los ojos – e ompieon odo mi mami atevesho e muebe gande a la pueta – dijo sin ver a la morena – ashi ke iamo a omer fuela.
Lena: entiendo – dijo pasando su mano sobre el cabello rubio de la pequeña – luego atacaron a tu mami? – pregunto con cautela.
Vika: shi – dijo limpiando las lágrimas de su mejilla.
Lena: tranquila todo estará bien ahora – dijo la pelirroja al levantarse y abrazar a la pequeña.

Narrador: algo le decía a Lena que la destrucción de la casa y la violación estaban relacionadas, es por ello que mientras la pequeña seguía comiendo en silencio le paso un mensaje a su hermano, “anoche las robaron y le destrozaron el apartamento creo que deberías investigar eso”, Dima solo le escribió “me ocuparé de ello” por lo que la pelirroja siguió su almuerzo con la pequeña, varios trabajadores del hospital estaban curiosos al ver a la dueña de aquel lugar comiendo con una pequeña, los susurros y chismes no se hicieron esperar desde lo ocurrido realmente y otros más fantasiosos, pero una mirada más curiosa no dejaba de negar con la cabeza al ver a su cuñada comer sano, sin duda esa pequeña rubia ya había cambiado para mejor la vida de la pelirroja solo esperaba sentarse a ver qué pasaría.

Lena: qué te parece algo de postre? – le pregunto sonriendo al ver que la pequeña efectivamente se había comido todos sus vegetales.
Vika: elao – le dijo sonriendo.
Lena: helado me parece bien – dijo sonriéndole al levantarse de la mesa, cosa que imitó la pequeña – peque pero puedes quedarte mientras los pido.
Vika: mami dishe lo niños no deen kelarshe sholitos – dijo suavemente.
Lena: bien vamos – dijo dándole la mano mientras con la otra llevaba las charolas con los utensilios empleados para el almuerza, “sin duda su madre le enseño bien” se dijo para sus adentros, una vez dejo la charola en su lugar cargo a la pequeña en brazos – que helado quieres? – le preguntó de forma dulce.
Vika: shotolate – dijo sonriéndole feliz, para Vika el comer algún tipo de golosina era un premio ya que a pesar de que su madre se aseguraba que tuviera una rica comida alta en vitaminas, ropa y juguetes aunque de segunda mano pero muy lindos y cuidados, los dulces, helados y comidas chatarras escaseaban en su casa, por eso aprovecharía que la buena doctora se los estaba dando.
Lena: buena elección – dijo sonriéndole.

Narrador: una vez que pago ambos helados llevo a la pequeña al piso donde habían acomodado a su madre, por órdenes de Lena su habitación era privada y con una cama extra sabía que la pequeña pronto caería dormida, como médico sabía que los pequeños necesitan hacer pequeñas siestas diarias, además que viendo la manera como su madre le tenía una rutina no dudaba que la hora de la siesta sería pronto, una vez entraron a la habitación 220 la pequeña corrió a la cama de su madre y le tomo la mano, a la pelirroja casi se le salieron las lágrimas al escuchar las palabras de la pequeña para su madre.

Vika: aoa te vo a cuda omo tu a mí, sta fia mamita omo uano te vi n la neve – dijo sollozando – pedon po cole shi no lo uvera eto eshe feo enor no te uvera peao – dijo al besarle la mano a su madre, así como ella le hacía cuando estaba enferma – coli omo ijite edi auda pelo naie ino – dijo susurrándole pero esas palabras fueron oídas por la pelirroja – uado vi ke naie eia legleshe y tabas iada – Lena tuvo que tapar su boca para que no se le escapara el grito ahogado que casi se le sale al escuchar eso, “cómo era posible que nadie fue a ayudarlas, esa violación se hubiera podido evitar pero nadie escucho los llamados de auxilio de la pequeña, pero al menos no presencio la violación que sin duda hubiera acabado con su inocencia también” – pelo ego Lena, e tao al opital y e cudadon – dijo cerrando sus ojitos, la pelirroja limpio las lágrimas que no pudo evitar que salieran.
Lena: pequeña es mejor que duermas un poquito – al decirle eso se hinco delante de ella – acá hay una camita para que duermas mientras tu mami despierta.
Vika: no kelo mimir – dijo seria, lo que hizo sonreír a la pelirroja.
Lena: por supuesto que no – dijo pensando que a pesar de todo no era perfecta la pequeña, pero eso la hizo más adorable antes sus ojos – pero qué tal si – dijo al levantarla y colocarla en sus brazos – si intentas descansar un poquito tus hermosos ojitos azules? – dijo meciéndola mientras la pequeña recostaba su cabecita en el hombro de la pelirroja y metía su pulgar en la boca – solo cierra tus ojitos un poquito y deja que descansen – al decir eso comenzó a caminar por toda la habitación, al llegar a la ventana ya la pequeña estaba en el mundo de los sueños – sin duda una pequeña terca – dijo sonriendo – estabas muy cansada – al decir aquello camino hasta la cama de al lado de su madre y la recostó – descansa pequeña princesa – al decir aquello beso su frente y la arropo para que estuviera más calentita – bien Vika ahora revisare los resultados de tu mami – al decir aquello tomo la historia y comenzó a leer.

Narrador: la pelirroja se quedó allí leyendo cada hematoma y como era tratado, cada cicatriz y como fue suturada, aquellas viejas heridas que no sanaron del todo, innumerables pruebas para descartar infecciones y hasta enfermedades venéreas ya que el violador no uso condón, cultivos y varios más de rutinas en casos de violación que aún no estaban listos para conocer los resultados, incluso la orden de una medicación que dan para el día después pero como la chica estaba aún inconsciente se las darían en unas 2 horas por vía intravenosa, paso solo 1 hora cuando le entregaron varios resultados los cuales dejaron a la pelirroja asombrada.

Lena: embarazada de 3 meses – dijo al ver no solo el resultado emitido por la prueba sanguínea sino también el ultrasonido en donde se veía aquella manchita – Dios qué es esto? – Dijo sin poder creer aquello – aquella primera violación tuvo consecuencias – se dijo para sí misma.

Narrador: una nueva vida en camino ya sea de conocimiento o no por parte de una chica inconsciente, un cambio de vida para aquella pequeña y un desgraciado aun por encontrar sin dudas un sin fin de situaciones estaban por pasar, pero siempre las decisiones que tomemos son las que nos llevaran por diversos caminos.


Nos leeremos pronto......

Avatar de Usuario
volk69
Mensajes: 7
Registrado: Lun 13 Oct 2014 01:37
Sexo: Femenino

Re: Intersecciones

Mensaje por volk69 » Mar 12 Sep 2017 15:00

Me alegro tanto de que hayas vuelto Zian. Eres la mejor!
Tendre que esperar demasiado para saber que paso, pobre Yuls y vika :cry:

Espero con ansias la conti icon_e_biggrin
Que hay detrás de una lágrima?
Que hay detrás de la fragilidad?
Que hay detrás del último adiós?
Que hay detrás cuando acabe el amor?

Mellvauseman
Mensajes: 1
Registrado: Mar 12 Sep 2017 17:18
Sexo: Femenino

Re: Intersecciones

Mensaje por Mellvauseman » Mar 12 Sep 2017 18:23

:shock: embarazada !!! Hay pobre mi yulia! ... Jajaja x cierto Nose pero me cuesta leer él idioma de vicka jajajajaja trato y trato . muy buen fic.. En espera de él próximo capítulo.

vivalenz28
Mensajes: 19
Registrado: Lun 25 May 2015 00:06
Sexo: Femenino

Re: Intersecciones

Mensaje por vivalenz28 » Mié 13 Sep 2017 22:14

Me encantó el comienzo y Vika me encantó sobre todo como habla :3 espero la conti y que bueno que estás de nuevo entre nosotros :lol: tus historias me encantan :D

Avatar de Usuario
Zian
Mensajes: 247
Registrado: Lun 03 Oct 2011 13:58
Sexo: Femenino
Ubicación: En lo más profundo de mi mente

Re: Intersecciones

Mensaje por Zian » Vie 15 Sep 2017 23:21

Buenasssssssssss acá les traigo el segundo capítulo, espero que les guste Mellvauseman perdón que no la entiendas pero solo tiene 3 añitos casi 4 aún no habla muy bien :oops: si te soy honesta a mi me cuesta entenderla :lol: volk69 gracias por tus palabras y se hace lo que se puede :guiño: vivalenz28 gracias por leer de verdad tenia muchas ganas de subir alguna historia porque no deje de escribir este tiempo, por allí hay una historia muy especial para mi que estoy terminando y que amo con locura pero quiero perfeccionarla para ustedes ya que es un genero nuevo para mi y es muy emocional, pero eso lo verán más adelante 8) 8)


Capitulo II: Un hogar sustituto ¡Debo cambiar mucho!


Narrador: aun la pelirroja seguía con aquellos resultados en sus manos no podía creer aquello, debía volver a la realidad luego analizaría las cosas con calma y mente fría, por los momentos Yulia Volkova necesitaba que actuará como su médico responsable y de cabecera como se había auto nombrado, por los momentos la inyección del día después quedaba descartada ya que una pequeña vida, tan y hasta más frágil que la pequeña que dormía en la cama contigua a la de su madre estaba en camino, mandaría hacer unas pruebas con la Dra. Sharapova respecto al bebe para asegurarse que estaba bien, receto ácido fólico intravenoso y diversas vitaminas prenatales el cuidado del pequeño también era su prioridad desde ya, luego de entregar a la enfermera sus nuevas indicaciones salió para despejarse y allí encontró a su cuñada.

Tanya: y esa cara? – le preguntó dejando unas bolsas en la estación de enfermeras.
Lena: el caso Volkova es más complicado de lo que pensaba – dijo suspirando.
Tanya: qué paso? – dijo preocupada.
Lena: que no paso – dijo frustrada – primero y principal está embarazada de 3 meses lo cual concuerda con las cicatrices encontradas en su vagina, de aquella violación salió embarazada y parece que no lo sabía – la cara de asombro de su cuñada igualaba la suya al enterarse – ya le mande a colocar las vitaminas que necesita vía intravenosa – dijo suspirando.
Tanya: no hubo ningún reporte de agresión por parte de Volkova a la policía o asistencia social – dijo negando con la cabeza.
Lena: lo más seguro que el agresor estuviera cerca de ella, debe ser por eso que solicito el cambio de apartamento – dijo sentándose.
Tanya: dijiste que era complicado qué pasa? – dijo sentándose junto a ella.
Lena: además del embarazo, el riesgo que corre él bebe debido a los golpes que sufrió la madre, el que no podamos darle ningún antibiótico para no lastimarlo, esta también el golpe que sufrió en la cabeza – Tanya la vio seria – tiene una inflamación y hasta que está no baje no podrá despertar ya que la hinchazón presiona un nervio, que es el que controla la conciencia – dijo pasándose las manos por la cara.
Tanya: esa lesión cerebral puede ser grave? – pregunto seria.
Lena: eso no lo sabremos hasta que despierte – dijo viendo a su cuñada – es por ello que no queda más que esperar.
Tanya: con respecto a Vika…
Lena: ya te dije que se quedará conmigo – dijo viendo a su cuñada con el ceño fruncido.
Tanya: si lo sé – dijo rodando los ojos – aquí tienes el permiso provisional de su tutela – dijo entregándole un sobre – y aquí – dijo señalando unas bolsas – le compre algo de ropa, un neceser y varias cosas de aseo personal.
Lena: yo podía perfectamente comprar sus cosas – dijo viéndola mal.
Tanya: son las 4 de la tarde y es tu día libre – dijo viéndola mal – tienes a una pequeña no solo agotada físicamente sino mentalmente también, será un poco difícil explicarle que se irá contigo en vez de quedarse con su madre, eso le dará desconfianza además que le cambias completamente su rutina diaria, debes tratar de seguir una rutina a la hora de comer y dormir que no conoces que lleva, todo sobre ella tendrás que descubrirlo a la marcha y este tipo de cambios no sabes a que nivel la afectará…
Lena: lo sé, lo sé – dijo abruptamente para que se detuviera – todo eso ya lo he pensado – dijo seria – no soy tan torpe, me he dado cuenta con todas esas cosas locas de comer sano que le ha inculcado su madre, además también vi psicología infantil en la universidad y entiendo perfectamente todo lo que me dices – dijo molesta.
Tanya: bien yo solo quería ayudar – dijo con aire de culpabilidad.
Lena: siento mi brusquedad – dijo arrepentida – es solo que tome una decisión de manera apresurada y resulto con la salvación de la vida de una joven, su pequeña niña y un no nato que supongo que dicha madre no sabe que lleva en el vientre, creo que solo trato de averiguar cómo decirle a la pequeña que vendrá conmigo es todo.
Tanya: creo que lo mejor que puedes hacer es decírselo de una vez – dijo al ver una cabecita con unos bellos bucles rubios asomarse por una puerta, la pequeña corrió y se abrazó a la pelirroja.
Vika: penshe ke me eate sholita – dijo con voz triste.
Lena: no pequeña – dijo al sentarla en su regazo – es que salí para que pudieras dormir tranquila.
Vika: mi mami no epieta – dijo triste.
Lena: tu mami solo necesita dormir para recuperar sus fuerzas – dijo besándole la frente – y eso podría demorar un poco.
Vika: ashi omo uano tego fiebe y uemo ooo e ia? – pregunto curiosa.
Lena: así es – dijo sonriéndole, sin duda esa pequeña era muy inteligente – solo hay que dejarla descansar por un tiempo en el hospital.
Vika: ok – dijo sonriéndole y abrazando a la pelirroja.

Narrador: sin duda Yulia Volkova debía ser una extraordinaria mujer porque de que otra forma esta pequeña sería tan adorable, es por eso que en la mente de la pelirroja solo habían 2 cosas la primera proteger a esa pequeña, y la segunda que Yulia obtuviera la justicia que se merecía por aquel acto cruel que sufrió, sabía que el llevarse a la pequeña a su casa no solo sería un gran cambio para la pequeña, sino para ella también ya que solo vivía con una pequeña perrita que ya tenía más de 48 horas que no veía, al recordarla se golpeó con la mano la frente.

Tanya: creo que recordaste que alguien te espera en casa – le dijo en tono reprobatorio.
Lena: lo siento – fue lo único que pudo decir.
Tanya: ya sabía yo que era un error darte aquella cachorrita – dijo en tono recriminatorio – pero Dima siempre te complace.
Lena: ya nos vamos – dijo levantándose con la pequeña en brazos – vamos pequeña hay algo que debes de saber – al decir eso casi que corrió a la habitación de Yulia.
Tanya: si huye cobarde – dijo molesta.

Narrador: la pelirroja prefirió no responder a aquellas palabras que sabían que eran ciertas, para su desgracia su cuñada no solamente era amante de los niños cosa que la hacía una extraordinaria trabajadora social, además de psicóloga infantil por si fuera poco era defensora de los derechos de los animales, tenía una asociación sin fines de lucro para sacar a los perros de la calle y hace 3 años adopto a una hermosa poodle toy, de la cual tuvo una camada hace unos 3 meses y Lena encaprichada con una color champan se quedó, pero más que nada se la quedo porque Dima convenció a su esposa que no quería, y allí mismo demostraba que era una mala madre adoptiva de una miniatura de 3 meses.

Lena: pequeña hay algo que debes saber – dijo al sentarla junto a su madre – los hospitales tienen horario de visita y el horario es hasta las 6 pm.
Vika: kele deshil ke no ueo kelame – dijo triste.
Lena: así es – dijo acariciándole la mejilla.
Vika: ben – dijo seria – poias evame a casha? – dijo esperanzada, bueno nunca en su vida se había quedado solita, pero si su mami no podía salir de allí y ella no podía quedarse no le quedaba de otra, solo esperaba que quien destrozo su casa le dejara algo de leche con eso bastaría hasta el día siguiente, eran los pensamientos de la pequeña a Lena le parecían graciosas las diferentes muecas que hacia la pequeña mientras pensaba, sea lo que sea que pensara sabía que debía aclararle las cosas.
Lena: sabes que no puedes quedarte solita en casa cierto? – dijo seria.
Vika: lo she elo shin mami ende – dijo resignada, sin duda adorable pensaba Lena.
Lena: pequeña no irás a casa – al ver la cara de miedo de la pequeña se hinco delante de ella – mi cuñada Tanya logró que te quedaras conmigo mientras tu mami se recupera.
Vika: ide a tu casha? – pregunto sonriendo.
Lena: así es pequeña – dijo sonriéndole de igual manera – hoy dormirás en mi casa y mañana vendremos a ver cómo sigue tu mami, y estarás conmigo hasta que ella salga del hospital.
Vika: shi – dijo muy animada, se giró y con cuidado abrazo a su mami – mamita ile on Leita a shu casha entas te ones ben – dijo besándole la mejilla – anana te vele te kelo uto mamita, no etale sholita – dijo abrazándola y hablándole bajito, por su parte la pelirroja escuchaba atenta y sin interrumpir.

Narrador: por su parte una muy inconsciente Yulia trataba de concentrarse en las palabras de su pequeña, por lo que podía entender la doctora que las rescato de aquel mugriento callejón se quedaría con su hija mientras se recuperaba, otras palabras un poco más fuertes decían “la cuidaré muy bien mañana la traeré para que la vea”, eso le gusto su hija estaría allí con ella pero que alguien la cuidara le gustaba más, su hija era lo único que tenía luego que su madre muriera cuando tenía 12 años estuvo sola siempre en casa, su padre nunca se recuperó de aquella muerte bebía en exceso pasándosela de bar en bar, cuando salió embarazada no la corrió porque un asistente social le recomendó conservarla en casa para que el gobierno le diera dinero, como era menor de edad sería fácil obtener esa ayuda económica, la cual gastaba en licor, mujeres y apuestas de caballo, pero cuando su pequeña cumplió los 2 años vio en su padre una mirada que no le gusto mientras ella bañaba a su pequeña, su inquietud se vio justificada un día que al levantarse en la madrugada a cambiarle el pañal a su hija vio como su padre la manoseaba, eso la hizo estallar por lo que lo acuso de comportamiento impropio con un menor, lógicamente su amigo de asistencia social no permitió que el delito se presentara ante la corte, pero una asistente social si le creyó y la ayudo con los papeles de emancipación por lo que a sus 17 años dejo esa casa, además de una orden de alejamiento de su padre y de ese asqueroso asistente social llamado Boris, que solo quería meterse entre sus piernas es por ello que necesitaba salir de aquel hospital, si algún asistente social intentaba llevarla con aquel hombre y le daban a su hija mientras estaba hospitalizada, no podía pensar en aquello debía reponerse y pronto por su hija.

Voz: shhh Srta. Volkova descansé – le decían dulcemente – debe reponerse por ese hermoso y pequeño ángel que tiene por hija – era cierto pensó la morena antes de caer nuevamente en la inconsciencia.

Narrador: por su parte la pelirroja iba rumbo a su casa junto a la pequeña, pero antes se detuvo para comprar la cena una cajita feliz de McDonald sería suficiente por esa noche, ante una protesta por parte de la pequeña quien fue muy enfática al decir “nala e omia atada”, pero la pelirroja le dijo que sería una celebración por su primer día como compañeras de casa, eso pareció aplacar la negativa de la pequeña Vika que sin duda tenía su carácter muy bien definido, pero sobre todo los ideales de una madre que cuida con esmero sin duda a su hija para mantenerla sana.

Lena: bienvenida pequeña – dijo al abrir la puerta, pero lo que no esperaba era ver el desastre que había en su apartamento – PERO QUE DIABLOS???!!!! – grito al ver cojines tirados en el piso destrozados, varios charcos amarillos por todos lados, varios de sus hermosos zapatos mordidos y sin tacón en el suelo, y una muy clara molesta poodle viéndola fijamente mientras mordía aquel zapato.
Vika: ala alabla – dijo señalándola con evidente reprobación, la pequeña entro y abrió enormemente sus ojos al ver el lugar, pero un pequeño grito asusto tanto a la pelirroja como a aquella perrita – pelitoooo!!!! – grito emocionada, por lo que aquella mopita de pelo color champan no lo dudo y corrió hasta la pequeña – ke ina!!! – dijo al abrazarla ante la estupefacta mirada de la pelirroja.
Lena: pero que desastre hiciste pelusa!!! – dijo molesta señalando a la perrita que estaba de lo más feliz lamiendo la cara de la pequeña – no hagas eso!!! – dijo reprobando aquel comportamiento.
Vika: eles uy tena – dijo besando su cabecita – te kelo maxi – dijo aferrándola más a su cuerpo.
Lena: se llama pelusa Vika – dijo dulcemente pero viendo de mala forma a la perrita.
Vika: elusha e toto – dijo viendo a Lena – Maxi e as moito – dijo feliz.
Lena: mmm bueno como quieras – dijo rascando su cabeza – bueno tu quédate con esa mopa de pelos – Vika la miro feo – con Maxi mientras ordeno todo esto.

Narrador: una hora después que llegaron Lena le decía adiós a sus hermosos zapatos de tacón negros que aquella mopa de pelo había destrozado, tal vez debería agradecer que fueron solo los zapatos y no que hubiera hecho sus necesidades en su cama, ya Tanya se lo había advertido a los perros no les gusta estar tanto tiempo solos, pero ella dejaba incluso hasta por 72 horas a aquel dulce animalito que de “dulce” no tenía nada, a la cual no podía reprender porque su adorable invitada no la dejaría hacerlo, es por ello que se tragó su indignación por el fin tan horrible que sufrieron sus zapatos y termino de limpiar todo, en esa hora la pequeña Vika se hizo muy amiga de aquella perrita que no dejaba de seguirla por todo el departamento, hasta le busco una pelota dejando asombrada a la pelirroja debido a que está si la soltaba frente a la niña, cosa que le encantaba y arrojaba la pelota al ras del suelo para que está la buscara, “sin duda su madre le enseño eso” se decía la pelirroja internamente, una vez se sentaron en la mesa a comer la “Maxi” como era conocida ahora se acostó a los pies de la silla de su nueva amiga.

Lena: qué te parece tu cena de bienvenida? – le pregunto a la niña curiosa que comía con avidez.
Vika: ta lika – dijo sonriéndole luego de tragar parte de la hamburguesa que masticaba – gashias!!! – dijo viendo de manera feliz a la pelirroja.
Lena: es nuestra pequeña celebración por tener nueva compañía – dijo sonriéndole – no es así Maxi – la perrita la vio y bostezo – ves está feliz.
Vika: tas elis e ke ia aki Maxi? – pregunto viendo a sus pies, por lo que la perrita ladro levantando su cabecita y menear su colita.
Lena: sin duda está feliz – comentario que hizo sonreír a la pequeña rubia.

Narrador: una vez terminaron sus hamburguesas y la pelirroja llenara tanto el tazón de comida como de agua de Maxi, todas fueron a ver un poco de TV en la sala una película anima bastó para mantener a Vika frente al televisor, con una pequeña bola de pelos en su regazo que dormitaba feliz mientras era acariciada, Lena no pudo evitar sonreír al ver aquella escena tan familiar en ese sofá, eso le gustaba y le aterraba a la vez tanta comodidad en tan corto tiempo no debía ser natural, pero así se sentía tener a aquella pequeña viendo sus caricaturas con Maxi en su regazo dormitando por sus caricias, hasta el nombre de su perrita sonaba mil veces mejor una vez Vika lo pronunciara, sin mencionar que esa cachorrita se veía feliz en los brazos de la pequeña se notaba sumamente cómoda, como si realmente siempre hubiera pertenecido allí “bien Stop detente Katina” se dijo a si misma al pensar aquello, “la pequeña tiene una madre con la que tiene una vida hecha”, la pelirroja frunció el ceño recordó aquella chica que a pesar de los golpes que recibió se veía que era atractiva, “ok Stop otra vez” frunció más el ceño “que estás pensando? Esa chica tuvo una niña eso quiere decir hetereo 100%”.

Vika: ke pasha ena? – dijo al ver las diferentes caras de frustración de la pelirroja.
Lena: nada solo pensaba pequeña – dijo sonriendo.
Vika: a isa tu cala – dijo sonriéndole – ashi ashe mami uado ta ensado – dijo sonriendo al ver la Tv, si esa chica se parecía a su mami.
Lena: bien – dijo sonriendo, bueno ya examinaría sus pensamientos otro día, ahora solo quería disfrutar de aquella noche familiar, se sonrió así misma porque no pelearía por aquel pensamiento porque si era una noche familiar y punto.

Narrador: Lena se sorprendió al ver que ya a las 8 en punto Vika le dijo que era hora de dormir, las costumbres que la madre le habían inculcado seguían muy presentes y eso era bueno, ya que las rutinas para los niños eran la gloria para los padres o eso escucho decir a alguna enfermera alguna vez, es por eso que la ayudo a tomar un baño calentito, secarse, cepillarse los dientes y ponerse su pijama.

Lena: bien es hora de ir a dormir – al decir eso la acostó en la cama.
Vika: ena – dijo en tono suave – ees u ueto? – dijo mordiéndose el labio inferior.
Lena: princesa aquí no tengo ningún libro – al decir aquello Vika hizo un tierno puchero y se puso triste – pero déjame buscar mi laptop y buscamos algún cuento para leer si – dijo sonriéndole.
Vika: shiiii – dijo feliz.
Lena: ya regreso – al decir aquello salió a buscar su laptop, para Vika los cuentos la ayudaban a evadir la realidad o mejor dicho Yulia le pintaba cuentos hermosos, ella no poseía mucho dinero así que los inventaba a los buscaba en tiendas de segunda mano, pero cada noche la pequeña tenía una nueva historia para escuchar – regrese – dijo sonriendo al acostarse junto a la pequeña – qué cuento quieres que te lea.
Vika: banca neve – dijo sonriéndole – mi mami anote o eio – dijo dulcemente.
Lena: bien será blanca nieves entonces – al decir aquello busco la historia y comenzó a leérselo.

Narrador: la pequeña se acurruco al lado de la pelirroja mientras esta le leía aquel cuento, Vika cerró sus ojos como su mami le decía y comenzó a imaginar aquel cuento, por su parte Lena por primera vez en mucho tiempo se sentía feliz y plena al simplemente leer un cuento infantil, la pequeña acurrucada a su lado lo hacía tan especial y mágico el solo leer aquellas palabras, un rato después la pequeña ya se encontraba dormida Lena espero un poco antes de levantarse, pero al hacerlo muchas dudas la invadieron ¿Y si le teme a la oscuridad? ¿Debería dejarle la luz prendida?, ¿debo dejar la puerta de mi habitación abierta? ¿o mejor dormir junto a ella por si acaso se despierta?, la pelirroja opto por dejar la luz de la mesa de noche prendida pero bajo un poco la intensidad, agradeció mentalmente a su madre por decorar su casa y contar con aquellas lámparas en las 3 habitaciones que tenía el apartamento, dejo tanto su puerta como la de la pequeña abierta, ella ya le había dicho a Vika cuál era su habitación en caso de querer algo la podía buscar allá.

Lena: qué diferente se siente este lugar – dijo luego de tomar una ducha rápida – mejor veré como está – al decirse aquello se vistió con un pijama corta y recorrió el pasillo hasta llegar a la habitación de su invitada – pequeña mopa con pelos – dijo viendo mal a la pequeña Maxi quien estaba acostada junto a la niña, está solo la miro y giro la cara para seguir durmiendo – bien puedes quedarte pero cuídala bien – al decir aquello se quedó observando un rato a la pequeña que dormía de manera apacible – descansa pequeña – al decir eso regreso a su habitación – esa perra será una mala influencia para mi angelito.

Narrador: la pelirroja recapitulo todo lo que había pasado ese día, era sorprenderte como en menos de 24 horas paso de ser una doctora poco accesible para la gente a una madre sustituta, sonrío al pensar en lo loca que es la vida “si me hubieran dicho que esto pasaría ayer me les hubiera reído en la cara”, sin duda las intersecciones que tiene la vida son raros pero también placenteros, realmente aquel pequeño ángel era un cambio para mejorar su vida ahora solo faltaba ver como terminaría todo.


Bueno hasta el próximo viernes se les quiere mucho.......nos leeremos en unos días.......

Avatar de Usuario
Zian
Mensajes: 247
Registrado: Lun 03 Oct 2011 13:58
Sexo: Femenino
Ubicación: En lo más profundo de mi mente

Re: Intersecciones

Mensaje por Zian » Vie 22 Sep 2017 21:59

Buenasssssss



Capitulo III: Conociendo a la familia Katina


Narrador: la pelirroja no se dio cuenta en qué momento se quedó dormida, por lo que ni se dio por enterada que su cama había sido invadida por una pequeña, que se encontraba acurrucada entre sus brazos junto a una mopa peluda que dormía también tranquila a su lado, la pelirroja se sorprendió al ver a ambas durmiendo de lo más cómodas en su cama, sonrió al ver a la pequeña pero levantó la ceja al ver a la mopa en su cama de lo más tranquila, así que sin hacer muchos movimientos y debido a un pequeño instinto solo tomo su cel y tomo una foto, no sabía por qué lo había hecho pero se sentía bien el hacerlo mucha familiaridad para ser verdad, sonrió al ver que eran cerca de las 5:30 am por lo que decidió dormir un poco más, su turno comenzaba a las 7:00 am por lo que aun podía dormir un poco más, cosa que no pudo ser ya que su cel comenzó a sonar así que suspirando contesto la llama.

Lena: diga!!! – dijo en tono somnoliento.
Voz Tanya: solo te llamo para decirte que no tuve que ver en nada – dijo con aire de culpabilidad.
Lena: Tanya son las 5:30 am debo levantarme en 15 minutos para comenzar a arreglarme para el trabajo y sales con esto – dijo un poco molesta – la verdad no entiendo nada.
Voz Tanya: solo te digo que todo es culpa de Dima – dijo dejándolo en claro – deja de llorar es tu culpa – dijo a su marido quien se quejaba al lado de ella.
Lena: ok – dijo suspirando al perder un poco la paciencia – qué hizo Dima? – dijo siguiéndole el juego que más daba ya estaba despierta.
Voz Tanya: hablo con tu madre – dijo simplemente.
Lena: QUE????? – grito al escuchar aquello.
Vika: ke pata – dijo gruñendo en sueños.
Lena: nada princesa sigue durmiendo – dijo en tono bajo.
Vika: ben – dijo cerrando nuevamente los ojos.
Voz Dima: lo siento – se escuchó antes que su esposa volviera a tomar el teléfono.
Voz Tanya: así es – dijo seria – el paso a buscar a tu padre para que evaluara a una persona que sufrió un accidente, mientras tu papá curaba a esta persona tu querido hermano le contaba a tu madre todo lo acontecido ayer.
Lena: voy a matar a Dimitri – dijo en tono molesto.
Voz Tanya: solo te llamo para que puedas tener tiempo…
Lena: no hay tiempo suficiente para escapar de Inessa Katina y lo sabes – dijo apretándose el tabique de la nariz – hace cuanto hablo con ella? – pregunto curiosa.
Voz Tanya: hace media hora – y al decir aquello el timbre de la puerta sonó despertando a una muy molesta Maxi.
Lena: pues ya está aquí – al decir eso se levantó – dile a tu esposo que está muerto para mí – al decir eso colgó y abrió la puerta – Buenos días madre – al decir aquello su madre la vio mal.
Inessa: al menos te fijaste que era yo? – dijo al entrar con un Sergei sonriente.
Sergei: buenos días hija – dijo besando a su pequeña.
Lena: buenas papi – dijo sonriendo y girando hacia su madre – ya Tanya me había dicho que Dima hablo contigo, así que solo podías ser tu – a decirle eso le sonrió su madre solo negó con la cabeza.
Inessa: tú y tú lógica – dijo simplemente.
Sergei: es tu hija – dijo simplemente, lo que ocasiono que los 3 rieran.
Inessa: y bien? – dijo arqueando una ceja viendo a su hija.
Lena: si ya Dima te contó todo no veo que más te puedo decir – dijo encogiéndose de hombros.
Sergei: estás segura de esto – dijo viendo a su hija.
Lena: si – dijo muy segura – simplemente al ver a la pequeña y al oír a Tanya sobre los hogares de acogida, no me parecieron el lugar indicado para la pequeña.
Inessa: cuál es el estado de su madre? – dijo interesándose por la madre.
Lena: Yulia Volkova madre soltera de 20 años, sufrió de multi traumatismos al ser víctima de una violación – sus padres endurecieron sus gestos al escuchar la palabra “violación” – recibió varios golpes en la cabeza lo que le ocasiono una lesión en el cerebro el cual se expandió un poco por una inflamación, es lo que ha generado un coma debido a esto no sabemos qué tan graves pueden ser su lesión cerebral, adicional a esto hace 3 meses al parecer sufrió de otra violación generando un embarazo que creemos que la madre no sabe – y así siguió dando un resumen de la situación de Yulia Volkova, igualmente le contó las averiguaciones que hizo Tanya con las personas de asistencia social.
Sergei: vaya!!! – Dijo sorprendido – muchas cosas ha pasado la chica.
Inessa: ahora veo – dijo suspirando – cómo se ha tomado la niña la situación? – pregunto preocupada.
Lena: por los momentos creo que no entiende bien la situación – dijo viendo a sus padres – solo sabe que debe quedarse conmigo mientras su mami se recupera.
Vika: ena!!! – dijo asustada al llegar a la sala.
Lena: princesa – dijo al recibir a la pequeña en sus brazos.
Vika: penshe ke me lejaste olita – dijo haciendo un puchero.
Lena: no pequeña – dijo abrazándola – es que llegaron mis padres y me levante para recibirlos – dijo besándole sus bucles rubios algo despeinados.

Narrador: Inessa quedo sorprendida por tal manera cariñosa que tenía su hija para aquella niña, por lo general Lena era muy seca y hasta fría con todas las personas niños incluidos, cuando paso por pediatría los pequeños le temían es por ello que esa actitud la dejo sumamente sorprendida, mientras Sergei sonreía al ver el verdadero carácter de su hija salir a flote, sin duda esa pequeñita llego para cambiarle el mundo a su hija y eso le encantaba.

Lena: pequeña quiero presentarte a unas personas muy importantes para mí – dijo sonriéndole, por lo que la pequeña vio a la pelirroja y luego con un poco de timidez vio a los otros adultos – princesa te presento a mis padres Inessa y Sergei – dijo acariciándole el brazo para darle seguridad a la pequeña.
Inessa: hola pequeña – dijo en tono dulce y maternal.
Vika: ola – dijo sonriéndole de manera tímida – mi ombe es Vitoia Volkova – dijo con más seguridad – elo me icen Vika – dijo esto último en tono más suave.
Sergei: qué lindo nombre – dijo sonriéndole de aquella forma paternal que daba confianza siempre a la pelirroja, la pequeña se ruborizo al ver aquella sonrisa.
Inessa: Lena por qué no se van a arreglar – dijo viendo a su hija – mientras les preparamos un rico desayuno – la pequeña sonrió.
Vika: pueo come keps – dijo en tono timido – mi mami os ueves me da keps – dijo un poco triste.
Inessa: por supuesto que puedes tomar creps – dijo sonriéndole – los comes con arándanos? – a la pequeña le brillaron los ojos.
Sergei: será con arándanos entonces – dijo al no pasarles desapercibidos aquel brillo en su mirada.

Narrador: la pelirroja tomo a la pequeña de la mano y la llevo a la habitación para poder asearla, la ayudo a lavarse los dientes, lavar bien su cara, ayudarla a vestir y luego peinarla, luego procedió a darse una ducha rápida mientras Vika iba a la cocina para “ayudar” con el desayuno, se vistió rápido y salió a la cocina para poder desayunar algo decente ese día, sonrió al ver a sus padres conversar con la pequeña que a simple vista los tenia maravillados, sin duda el efecto revitalizante que les daba a ella misma había atrapado a toda su familia.

Lena: qué rico huele por acá – dijo llamando la atención de todos.
Vika: y ta odo iko – dijo sonriendo feliz – cashi como o e mami – dijo sonriéndole a Inessa.
Sergei: bueno a comer – dijo sonriendo.

Narrador: el pequeño desayuno paso entre risas, los 3 adultos se quedaron sorprendidos con los buenos modales que tiene la pequeña, sin duda una buena crianza hace la diferencia Vika pedía todo por favor y daba gracias, hasta se asombraron cuando la pequeña dio gracias a Dios por los alimentos que iban a comer, sin duda cada segundo que pasaba la pelirroja admiraba cada vez más a Yulia Volkova por lo bien portada de la niña, Inessa se había ofrecido a cuidarla pero Lena declino la oferta ya que le había prometido a la pequeña que vería a su madre, por lo que Inessa se ofreció a quedarse con ella en la habitación del hospital, Sergei igual se interesó por ir a chequear a la chica y dar una segunda opinión sobre su estado, Lena lo vio innecesario pero su padre era muy terco así que ni se molestó en negarse, una vez terminaron el desayuno todos decidieron salir rumbo al hospital, la pequeña abrazo a Maxi le dijo que fuera buena que ella volvería para jugar con ella, la perrita gimoteo al ver que la pequeña se iría con un llanto lastimero que hasta conmovió a la pelirroja, pero debían irse al hospital para ver a Yulia y así lo hicieron.

Lena: aquí estamos – dijo sonriendo al abrirle la puerta a la pequeña.
Vika: mami!!!! – grito y corrió a la cama.
Lena: iré a registrar mi llegada vengo en unos minutos – al decir aquello tomo el historial de la cama y se la entregó a su padre – ve chequeando su historial mientras regreso.
Sergei: bien – dijo al tomarla.
Inessa: es tan joven – dijo al ver la cara de la morena.
Lena: si tiene tan solo 20 años – dijo suspirando.
Sergei: ve tranquila aquí nos quedaremos – dijo viendo a su hija de manera diferente lo cual ella sabiamente ignoro y al besar la cabecita de la pequeña le dijo que volvería pronto para así salir del lugar.
Inessa: es primera vez que…
Sergei: si – dijo sonriendo – ahora veré esto – dijo levantando la historia.

Narrador: mientras Sergei leía cuidadosamente el historial médico de Yulia, Vika le contaba a Inessa muchas cosas sobre su madre, el que era maestra de piano en el conservatorio de Moscú, trabajaba medio tiempo en las tardes mientras ella iba a la guardería, su vecina Inga era su maestra, de sus idas al parque, sus acampadas en la sala de su casa, lo mucho que la hacía reír, las comidas ricas que le preparaba, en in tantas cosas que Inessa solo podía sonreír al ver como aquella niña amaba a su madre, y por supuesto lo mucho que se notaba el amor de Yulia por su pequeña.

Lena: alguna novedad – dijo al ver a la Dra de la guardia nocturna.
Lidia: no, fue una noche tranquila – dijo al recoger su bolso para irse a descansar.
Lena: bien – dijo al firmar su llegada.
Lidia: antes que se me olvide – dijo antes de salir – los resultados de enfermedades venéreas de la paciente que trajo ayer fueron negativos – dijo viendo a la pelirroja – además que el informe sobre la violación ya fue contemplado, solo esperamos a que la paciente despierte para que ella formalice la denuncia.
Lena: muchas gracias Irina – dijo sin voltear a verla.
Lidia: es una pena lo que le ocurrió a esa chica – dijo más para ella misma que para la pelirroja – ahora enfrentara no solo la violación sino un bebe que no sabía y el cuidar a una niña pequeña – salió del lugar antes de esperar una respuesta por parte de Lena.
Lena: si pobre chica – dijo a la nada.

Narrador: una vez terminado su registro la chica camino por los pasillos para hacer sus acostumbradas rondas, sabía que Vika estaba en buenas manos con sus padres y contaba que estos la llamaran si algo pasaba, así que reviso varios expedientes y pacientes cerca de las 9:00 am decidió ir a ver a la pequeña y a sus padres, se encontró con su hermano en el pasillo quien le pidió disculpas por haberle dicho de la pequeña a su madre, pero como era de esperarse la pelirrojo lo golpeo en la cabeza y así termino su enojo, por lo que ambos fueron hasta la habitación y ambos sonrieron al ver a la pequeña abrazando a Yulia mientras veía caricaturas.

Dima: vaya si están acá todos – dijo riendo al ver a su esposa también en la habitación.
Sergei: si así es – dijo sonriendo al ver a su hijo mayor.
Tanya: tienes noticias? – dijo en voz baja para no perturbar a la pequeña.
Dima: no muchas – dijo serio – la verdad Yulia Volkova no hizo la denuncia del robo a su apartamento, tuve que entrar con orden de allanamiento por la violación los chicos encontraron varias huellas, pero al ser un apartamento en alquilar serán muchas las huellas.
Lena: investigaste a los traficantes y casero? – pregunto con el ceño fruncido.
Dima: su casero Boris Petrov aparte de ser un cerdo – dijo con asco al recordar las palabras que tuvo con él referentes a Yulia – tiene varias denuncias por acoso sexual por varias ex inquilinas jóvenes, las que decían que este les proponía por no pagar renta tener sexo con él, lógicamente ese cabrón negó los cargos y las chicas solo se mudaron pero las quejas quedaron.
Lena: deberías hablar con la vecina de Yulia es la maestra de la guardería donde va Vika – dijo seria – tal vez Yulia le hubiera contado algo de ese cerdo.
Dima: si eso haré – dijo igual de serio que su hermana.
Tanya: por lo pronto iré al conservatorio de Moscú para dar la noticia del incidente de Yulia – dijo al levantarse – hoy ya es martes así no pensaran que ella simplemente desapareció y no perderá su trabajo – dijo al acercarse a Vika – preciosa saldré un rato vuelvo en unas horas con el almuerzo – dijo sonriéndole – quieres algo en particular?.
Vika: pata on egeales – dijo sonriendo.
Tanya: perfecto comida muy nutricional – dijo al besarle la frente, echo que no pasó desapercibido por nadie.
Dima: yo iré a hablar con Inga al jardín de niños cerca del apartamento de Yulia – dijo siguiendo a su esposa.
Sergei: me gustaría hablar con el neurólogo del caso – dijo levantando el expediente – creo poder liberar la presión del golpe.
Lena: bien iré contigo – dijo acercándose a la pequeña – iremos hablar con el médico de tu mami pequeña – dijo sonriéndole – volveremos pronto para almorzar esa rica pasta.
Vika: ben – dijo sonriendo.
Inessa: vayan tranquilos que yo me quedo con Vika – dijo sonriéndole a su hija.

Narrador: la pelirroja se sentía muy bien de que su madre hubiera tomado muy bien el hecho de que se quedara con la pequeña, así que salió con su padre para ver que se le había ocurrido él aseguraba saber cómo bajar la inflamación, mientras tanto un muy cabreado Dima entraba a la comisaría al leer un informe detallado de un tal Iván, mando a reunir a su equipo antidrogas para una reunión urgente.

Dima: quiero a este animal encerrado hoy mismo – dijo al ver a sus hombres – este infeliz no solo anda vendiendo esta basura cerca de colegios y preescolares – dijo rojo de ira – también andan prostituyendo niños – dijo al tirar un expediente en la mesa.
Oficial: pero cómo este sujeto estaba fuera de nuestro radar? – dijo sorprendido – tenemos al menos 3 agentes encubiertos patrullando esa zona – dijo levantándose.
Dima: eso mismo quisiera saber – dijo molesto – ese animal posiblemente violo a una joven ayer casi delante de su propia hija de 3 años, la pobre chica está en terapia intensiva sin poder reaccionar.
Oficial: cómo sabemos que este Iván Maxtol tiene que ver con esa violación? – pregunto extrañado.
Dima: solo tráiganlo – dijo molesto al salir de aquella sala – Irina – dijo acercándose a unas de sus agentes – quiero que investigues algo por mí – al decir aquello la chica lo siguió a su oficina.

Narrador: por su parte Tanya también estaba en sus investigaciones en el conservatorio hablo con el director, le explico que la morena había sido agredida el día anterior y aun se encontraba hospitalizada, este se preocupó mucho debido a que Yulia no faltaba y por lo general siempre avisaba si llegaba tarde o no iba, Tanya logro conseguir muchos datos y nombres de personas que rodeaban a la pelinegra, hablo con varios profesores, alumnos y uno que otro padre y todos hablaron muy bien de ella, aunque hubo una mujer de la que todos hablaron que tuvo problemas con la morena, ya que su hijo no parecía avanzar y según las listas el mismo no asistía a clases y una semana antes casi la agrede delante de varios padres.

Tanya: y sabes el nombre de esa Sra.? – le pregunto a un chico de 15 años.
Chico: su nombre es Anastasia Serkina – dijo serio – su hijo es Anatoly Jr. Serkin, es muy problemático muchos piensan que está metido en drogas – dijo viéndola – se ha metido en varias peleas cuando entra a clases, es por eso que la Srta. Volkova estaba que pedía la expulsión de él del conservatorio, su madre se enteró y comenzó a amenazarla.
Tanya: entiendo – dijo seria – allí fue cuando la ataco.
Chico: si el director que vio lo que pasaba tuvo que intervenir y el mismo expulso a Anatoly, por lo que su madre dijo que se las cobraría – dijo serio – al día siguiente el auditorio estaba destrozado y varios instrumentos fueron robados, todos pensamos que fueron ellos pero hasta donde se la policía no ha encontrado un culpable.
Tanya: muchas gracias por decirme esto – dijo sonriéndole.
Chico: mándele saludos a la Srta. Volkova que todos deseamos que se recupere y regrese pronto – al decir aquello se retiró.
Tanya: esto no parece coincidencia – se dijo en voz alta, así que tomo su teléfono y llamo a su esposo – Dima parece que lo ocurrido a Yulia puede ser por venganza.
Voz Dima: qué quieres decir? – dijo intrigado.
Tanya: voy a la comisaria y te cuento – dijo antes de colgar.

Narrador: por su parte Sergei hablaba con el neurólogo de Yulia y le explicaba el procedimiento que quería implementar, era solo insertar una aguja en su cabeza y darle anti-inflamatorios (Nota del autor: no sé si esto sea cierto recuerden que es un fic, las cosas más locas y poco factibles pueden ocurrir por el pensamiento de las locuras de mi cabeza) para de esta forma ayudar de manera más rápida la desinflamación del cerebro, Lena no estaba muy segura por el embarazo pero su padre aseguro que este medicamento no lastimaría al bebe, la pelirroja prácticamente se hizo responsable de todo lo concerniente a Yulia Volkova, nadie dijo nada ni mucho menos su padre quien no negaba que estaba intrigado pero no se metería en las decisiones de su hija, por su parte Inessa realmente estaba fascinada con la pequeña Vika un cambio realmente positivo para su hija.

Dima: pondré a Irina en el caso – dijo serio al escuchar todo lo que su esposa le contó.
Tanya: por qué Irina? – dijo con recelo.
Dima: amor no seas tonta – dijo abrazándola – solo quiero averiguar lo que realmente está pasando sin que nadie diga nada, el que sepan que estoy muy interesado en este caso me podría traer problemas.
Tanya: lo sé pero – dijo abrazándose fuerte a su esposo – aún me cuesta verla acá.
Dima: lo sé – dijo besándole el tope de su cabeza – pero quiero que dejes ir está incomodidad que sientes – dijo abrazándola más fuerte – tu eres la única para mí – al decirle aquello Tanya levantó la cabeza y vio los hermosos ojos verdes-grisáceos de su esposo, le sonrió y lo beso como solo ella sabía que lo necesitaba.
Tanya: vamos por comida para llevarles al hospital – dijo con un tono muy suave luego de darle aquel beso.
Dima: si vamos – dijo sonriéndole al ver aquellos hermosos ojos azules cielo.

Narrador: los celos de Tanya eran un poco infundados, era cierto que Dima mucho antes de conocerla mantuvo una relación con Irina, una compañera que conoció en la academia policial hubo incluso una propuesta de matrimonio, pero el compromiso no duro mucho porque ambos sabían que no eran el uno para el otro, es por ello que quedaron como amigos pero Tanya quien no está acostumbrada a este tipo de relaciones fraternales no la entiende, y más al ver como la familia Katin aun la tratan con tanta familiaridad a pesar que ya lleva 5 años casada con Dimitri.

Lena: estás seguro de esto – dijo al salir de hablar con el neurólogo.
Sergei: por supuesto – dijo serio – este es mi campo y el procedimiento no están complicado como muchos esperan – dijo viendo el recelo de su hija – el medicamento es de bajo espectro y solo se aplicara en la lesión, este tipo de procedimiento es poco invasivo.
Lena: primero quisiera hacer un ecosonograma para asegurarnos de que todo esté bien – dijo suspirando – además quiero a la Dra. Sharapova monitoreando al bebe.
Sergei: por supuesto y si quieres tú también – dijo en tono malicioso, cosa que su hija capto por lo que levanto una ceja a su padre – pero no podrás tomar ningún tipo de decisión, podrá ser muy tú…
Lena: detente allí Sergei Katin – dijo viendo muy enojada a su padre.
Sergei: que te apoderaras de esa familia implica las mismas reglas que si fueran realmente TU familia – al decir eso dejo a su hija en shock por aquellas palabras – y vamos rápido que no deber de tardar Tanya para almorzar todos en familia.
Lena: mi familia? – Dijo en voz baja para ella misma, sonrío y negó con la cabeza – esta familia es muy metiche – al decir eso siguió a su padre a la habitación de Yulia.

Narrador: la familia Katin almorzó toda junta, la morena a pesar de estar aun inconsciente podía escuchar a esas personas que estaban allí con su hija, las risas de su pequeña le llenaban el alma y no sabía porque una presencia la inquietaba pero no de mala manera, la hacía sentir en familia como si todo fuera estar bien en aquel momento, pero el escuchar a su hija interactuar con aquellas personas que estaban allí le llenaban el alma, ellas siempre habían estado solas desde que vio a su padre tratar de manociar a su pequeña, sabía que Vika era feliz lo veía al ver su hermosa sonrisa en las mañanas, al hacerle su desayuno y dejarla en la guardería, el brillo de sus ojos al verla una vez la recogía de sus clases, la primera vez que le toco una pieza y la pequeña le dijo “kelo toka koo u mami”, todos los momentos madre-hija que pasaban a diario sus acampadas en la sala, el leer antes de dormir y al despedirse al quedarse dormida, pero sabía que igual su hija necesitaba una familia, una verdadera familia y por lo visto allí la tenía aquello que incluso la misma Yulia buscaba con ansias, su hija fue su mejor regalo algo que le dio las fuerzas para soportarlo todo por ella, todo por su pequeña de 3 años lo supo al verla por primera vez cuando abrió los ojos ante el mundo, su niña su más grande tesoro.

Lena: hola soy Lena Katina – dijo en tono bajo una vez que su familia salió de la habitación – fui quien te encontró a ti y a tu pequeña en aquel callejón, esto tal vez suene algo tonto pero quiero que sepas que todo estará bien, en una hora haremos un procedimiento para que puedas despertar, sé que no soy nadie en tu vida y que tal vez no me escuches pero quiero que sepas que no solo cuidamos de Vika también cuidaremos de ti – al decir aquello la pelirrojo no supo que la impulso o por qué hizo aquello, beso la frente de la morena y lentamente descendió a sus labios y los rozo – todo estará bien – dijo en tono suave antes de posar sus labios sobre los de ella.

Narrador: los momentos surgen muchas veces sin aviso o mucho menos sin planearlos, pero allí estaba una pelirroja muy confundida pero con una fuerte corazonada, que no solo fue el destino quien la hizo entrar en aquel callejón era simplemente ella buscando lo que siempre le falto, y por lo que estaba segura que lucharía no solo por la pequeña y él bebe que estaba creciendo también lo haría por la madre, que sin darse cuenta en solo esas horas sabía que no podría alejarse de ella nunca más.


Nos leeremos pronto......

Avatar de Usuario
SLumholdt
Mensajes: 175
Registrado: Dom 03 Nov 2013 16:49
Sexo: Femenino
Ubicación: Atrapada en el mundo de los FF

Re: Intersecciones

Mensaje por SLumholdt » Mar 26 Sep 2017 03:43

Hola Zian, primero que nada me alegro muchisimo leerte de nuevo. Siempre amé tus historias y las leí todas. Todo comienza con un hola y una historia contada por vika siguen siendo mis favoritas.
Es genial que volvio el foro porque me trae muchos recuerdos, yo ahora ya estoy alejada del mundo tatu, de Yulia y Lena y todo eso, pero sin duda tu serás siempre una persona a la cual leeré sus historias, porque me transporta a los lindos recuerdos de años atrás. Así que gracias, porque por ti vuelvo un ratito a mis raices.
Y yendo a esta historia, me encantá, la verdad algo diferente y bastante parecido a la realidad, me gusta mucho como las vas planteando, y los personajes, aunque a Yulia no la conocemos casi nada todavía. Me gusta la interacción de Lena y Vika y la perrita "pelusa maxi". Siempre haces que espere ansiosas las conti de tus fics. Se que probablemnte notes que ya no es lo mismo en comentarios o la interacción de los lectores aquí en el foro, pasaron un par de años desde que se cerró viejo Tatunews y ahora volvió nuevamente, muchos emigraron a otros fandoms sobretodo, o simplemente dejaron a tatu, pero creo que cuando se enteren que volviste, los tendrás leyendote de nuevo y comentando. En fin, que no decaiga nunca tu animo e inspiración para escribir historias, porque realmente talento te sobra. Sin más espero el proximo ansiosa. Muchos saludos. icon_e_smile
Boulevard Of Broken Dreams

Avatar de Usuario
Zian
Mensajes: 247
Registrado: Lun 03 Oct 2011 13:58
Sexo: Femenino
Ubicación: En lo más profundo de mi mente

Re: Intersecciones

Mensaje por Zian » Sab 30 Sep 2017 21:13

Buenas holaaaaaaaaaaa SLumholdt me alegro que sigas siendo lectora de mis historias, la verdad si note que no hay tantos lectores como antes ojala tod@s vuelvan acá, y te contare que tengo como 10 historias aun pendientes por terminar y opte por algo nuevo jajajajajaja ya me dicen que ando loca por eso pero que se le hace esta historia me pareció la indicada para volver, en las historias terminadas esta al fin finalizada una nueva integrante al clan Volkov no se si la leíste pero allí esta.............

Bueno acá les dejo la conti.......

Capitulo IV: El despertar de un ángel, noticias aunque no muy agradables son felices sin duda alguna.


Narrador: una vez que el procedimiento se realizaría Inessa quiso llevar a la pequeña Vika al parque, y posteriormente llevársela a su casa para que pasara la noche allí ya que algo le decía que su hija no se despegaría del lado de la madre de la pequeña, por su parte con los datos que Tanya le dio Dima estaba convencido que lo que le paso a la morena fue por venganza, le pidió a Irina aparte de la investigación por drogas investigara a esta mujer Anastasia Serkina y su familia, algo le estaba cruzando por su cabeza y esperaba equivocarse pero de ser cierto muchos caerían, por su parte Sergei se preparaba con su equipo para realizar la intervención, la Dra. Sharapova estaría solo para vigilar al feto mientras que Lena esperaba junto a la habitación de Yulia, era extraño todo lo que le pasaba pero era inevitable antes de entrar al quirófano llamo a su madre.

Lena: cómo esta Vika? – fue lo primero que pregunto al oír la voz de su madre.
Voz Inessa: buenas noches hijas cómo estás? Yo estoy muy bien, gracias por preguntar – dijo con sarcasmo.
Lena: lo siento – dijo apenada – es que ando muy nerviosa y no sé porque – le dijo pero la verdad si sabía a qué se debían sus nervios.
Voz Inessa: tranquila – dijo suspirando – tienes a uno de los mejores neurólogos del país allí contigo, un gran equipo y una obstetra capacitada para cualquier cosa – dijo tratándole de dar seguridad – y no te preocupes por la pequeña acabamos de terminar de comer una comida muy balanceada por cierto – eso hizo sonreír a ambas.
Lena: no me cabe la menor duda que Vika te dijo que comida nutricional debías prepararle – dijo riendo.
Voz Inessa: la verdad es que si – dijo riendo – pero no pierdas cuidado conmigo estará muy bien – dijo segura de sí misma.
Lena: eso no lo pongo en duda – dijo aliviada.

Narrador: ambas mujeres estuvieron hablando por unos minutos más, en ese momento llegaron para llevarse a Yulia a quirófano así que termino la llamada para prepararse, en el momento de lavar sus manos la pelirroja solo suspiro e hizo varias respiraciones, era un momento duro para ella pero tenía que estar allí junto a Yulia Volkova eso lo sabía y era lo que quería, al entrar vio como ya tenían lista a la morena en aquella camilla, su padre daba instrucciones al equipo mientras la Dra. Sharapova revisaba los signos vitales del bebe, Lena suspiro y entró su padre le indico que se sentará junto a la morena, sin saber por qué la pelirroja tomo la mano blanca de la morena cosa que no pasó desapercibida por nadie en aquel quirófano, pero como era la hija del dueño del hospital nadie dijo nada sobre esta acción que no se parecía en nada a ella, su padre sonrío al ver aquello pero por la mascarilla no lo vio nadie ni su hija, con las últimas instrucciones dadas por parte de Sergei y un casi imperceptible “todo estará bien” por parte de Lena la operación dio inicio. La pelirroja nunca soltó su mano mientras su padre realizaba el procedimiento, no dejaba de mirar tanto el monitor de los signos vitales de la morena ni del bebe, una vez terminado todo la morena fue llevada a observación por unas horas, cerca de las 3 am la llevaron a su habitación seguida por una muy cansada Lena que no se apartó de ella.

Sergei: deberías ir a descansar un rato – dijo al ver como su hija cerraba los ojos.
Lena: estoy bien – dijo tapando su boca y poder bostezar por el cansancio, él sabía lo terca que podía ser y no lograría sacarla de esa habitación.
Sergei: bueno yo si iré a dormir – dijo colocando la mano sobre el hombro de su hija – pasaran unas horas antes de saber que tanto la inflamación bajo – dijo estirándose un poco – si vemos que no bajo lo suficiente…
Lena: lo sé – dijo sonriéndole a su padre – pero algo me dice que al terminar el efecto de la anestesia despertara, por lo que no quiero que se altere al verse en un hospital y sin Vika a su lado – dijo optimista.
Sergei: claro que despertara al pasar la anestesia el procedimiento lo hizo una gran eminencia ósea tu padre – dijo en tono jocoso.
Lena: sin duda el ego de los cirujanos ataca de nuevo – dijo riendo.
Sergei: no sé de qué hablas – al decir eso se acercó a la puerta – pero si a ver vamos tu eres más presumida que yo.
Lena: de tal palo tal astilla – dijo riendo.
Sergei: si – dijo antes de salir – de tal palo tal astilla – dijo una vez fuera de la habitación – sin duda todos los Katin somos iguales – al decir eso se marchó para descansar un poco, ya que en unas horas debería hacerle más pruebas a la que sabía que sería muy pronto su nuera.
Lena: bueno creo que quedamos solo tú y yo – dijo al ver a Yulia – no le hagas mucho caso a papá – dijo sonriendo – aunque si puedo a llegar a ser presumida soy cardióloga y eso la verdad te hace diferente a otros médicos – dijo sonriendo y sosteniéndole la mano – somos más meticulosos, pacientes, podemos estar más tiempo de pie que otros médicos – eso la hizo sonreír más – así que somos muy resistentes – sin saber por qué se sonrojo, ya que el comentario de doble sentido fue demasiado evidente – no sé qué me has hecho Yulia Volkova, tú y esa pequeña en menos de 48 horas han calado en lo más profundo de mi ser, ahora que lo pienso no creo que el sollozo de Vika me llevara a ustedes, - dijo suspirando – te seré sincera muchas veces paseaba cerca de algún callejón escuche algún ruido pero nunca fui a ver que eran, pero un impulso más fuerte que yo misma me hizo ir hasta ustedes, el ver el pequeño cuerpo de Vika tratando de darte calor me hizo sentir tan impotente por no haber llegado antes, no debes preocuparte a pesar de la nieve que les cayó a ambas ella está muy bien, te admiro mucho al ver todo lo que has hecho por ella tu sola sin el apoyo de alguien más allá de tu vecina es sorprendente, es una pequeña no solo encantadora sino muy bien educada, dulce, amistosa, respetuosa, creo que podría seguir alabándola por ese maravilloso trabajo que hiciste con ella.

Narrador: la pelirroja siguió hablándole por un rato más a la morena, que a pesar de aun no contar con sus 5 sentidos al 100% podía escucharla a la lejanía, lo sentía casi como si estuviera soñando pero la dulce y suave voz de Lena la llenaba por completo, a pesar de no saber quién era la persona que le hablaba podía sentirse segura y protegida, al escuchar sobre su pequeña y que estaba con la madre de aquella voz le gusto, a pesar de “no tener familia” sabía que su hija merecía una muy amorosa para sustituir aquellos momentos de horror que vivieron, a pesar que ella procuraba que Vika no se diera cuenta de la situación tan precaria en la que vivían, gracias a su amiga Inga que la recomendó al conservatorio su situación mejoró mucho, pronto podría irse de aquel departamento horrendo con aquel asqueroso casero, todo era por mejorar la calidad de vida de su hija y sabía que lo conseguiría, al pasar un poco las horas y la anestesia y calmantes iban desapareciendo de su sistema, su cuerpo comenzaba a experimentar pequeñas dosis de dolor soportables pero no menos molestos, su cabeza le daba vuelta, trataba de abrir sus ojos pero le costaba hacerlo, un fuerte brillo por la luz del lugar también se lo impedían, su garganta la sentía muy seca igual que sus labios, el sonido de pequeños bits se escuchaban, sus sentidos se despertaban poco a poco, el olor a hospital era demasiado palpable, al tratar de mover su mano sintió un peso en este, giro un poco su cabeza para ver que le impedía mover su mano, se sorprendió al ver una cabellera rojo sobre su mano, se quedó viendo aquella figura que se notaba que estaba dormitando parte de su cuerpo junto a su mano, por un instante se asustó por aquello pero luego sonrió algo le decía que aquella persona era importante. La morena solo se le quedo observando por un impulso casi involuntario acercó su mano a aquella cabellera roja, acaricio muy suave aquellas hebras tan suaves sonrió por aquello, casi al instante aquel cuerpo se movió y pudo ver la cara de una chica que parcia dormir plácidamente, sin duda era hermosa sus facciones eran tan delicadas que cualquiera la pudiera considerar un ángel, unas cuantas peca le daban un aire más angelical y hasta algo infantil, su fina nariz, sus pómulos, sus cejas tan finas, sin poder evitarlo paso sus dedos lentamente por el contorno de su cara, la pelirroja sentía unas suaves caricias en su rostro lentamente abrió los ojos sintió una corriente eléctrica recórrela por completo, al sentir aquel suave tacto que no dejaba de tocar su cara, el corazón se le acelero al ver a una morena despierta viéndola embelesada, al fin podía ver sus ojos y al verlos algo en su interior la sacudió mucha más fuerte que la corriente eléctrica, eran los más hermosos ojos color cielo que la veían sus miradas se cruzaron y justo allí Lena lo supo, Yulia Volkova sería la mujer de su vida algo que su corazón le gritaba cuando paso por ese callejón.

Lena: hola – dijo en tono suave con una sonrisa, la cual la morena le correspondió derritiendo por completo a la pelirroja – soy la Dra. Lena Katina y llevo tu caso.
Yulia: hola – dijo con tono pastoso – agua por favor – dijo con pesar al tener que dejar de pasar sus dedos por la cara de la pelirroja.
Lena: por supuesto – dijo la pelirroja levantándose al sentir la ausencia de aquellas caricias.

Narrador: la pelirroja se acercó a una pequeña nevera que se encontraba en la habitación, de allí saco de un envase unos cubitos de hielo y los deposito en un vaso plástico, se acercó lentamente a la morena quien la veía con mucha atención, la pelirroja le sonrió y tomo uno de los cubitos y se los paso por los labios resecos a la morena, quien se sintió en la gloria al sentir aquel frio proveniente de aquel cubito, la mirada de la pelirroja era de éxtasis al ver la cara de satisfacción de la morena.

Lena: por los momentos así será suficiente – dijo al retirar el cubito casi completamente consumido – sientes algún dolor? – pregunto al sacar del bolsillo de su bata medica una linterna.
Yulia: solo un poco de dolor de cabeza – dijo aun con su voz pastosa.
Lena: verificare tus ojos – al decir eso acercó la linterna al ojo derecho de la morena, al observar cómo se dilataba de forma normal su pupila – bien la reacción en tus ojos son normales, el dolor de cabeza es normal luego de la operación que realizamos hace unas horas – al ver la cara de sorpresa de la morena, se sentó nuevamente cerca de Yulia y le tomo la mano sin darse cuenta – recuerdas lo que paso? – pregunto con cautela.
Yulia: si – dijo apretando la mano de la pelirroja – ese hombre me atacó – dijo dejando salir unas lágrimas.
Lena: tranquila ya estás a salvo – dijo apretándole la mano – te encontré unas horas después del ataque en aquel callejón – en ese momento la morena abrió enormemente los ojos.
Yulia: mi hija dónde está mi hija!!!! – dijo alterándose.
Lena: tranquila – dijo acercándose más a ella – Vika está bien – dijo en tono suave – mi madre se quedó con ella anoche, es una niña adorable – dijo sonriéndole.
Yulia: está bien? – preguntó preocupada.
Lena: una pediatra la reviso luego que llegáramos a la clínica, a pesar de haber estado bajo una pequeña capa de nieve no enfermo – dijo sonriéndole – a pesar de tu estado lograste mantenerla caliente mientras yo llegaba.
Yulia: ella no vio…. – dijo entre lágrimas.
Lena: no, no lo creo – dijo sabiendo a que se refería – me contó que una vez le dijiste que corriera lo hizo, trato de pedir ayuda pero nadie le hizo caso – dijo indignada – luego que vio que ese hombre dejaba el callejón corrió a buscarte allí se abrazó a ti y pedía ayuda.
Yulia: mi pobre bebe – dijo aferrándose a la mano de la pelirroja.

Narrador: en ese momento se abrió la puerta y una enfermera vio lo que allí pasaba, pero hizo de cuenta que no vio nada, llego con la dosis del calmante de la morena, debía descansar por lo que Lena solo asintió cuando la enfermera le dijo que era hora del tratamiento, una vez Lena comenzara a anotar sus observaciones preliminares de la morena, se quedó sentada viendo como la enfermera aplicaba el tratamiento de Yulia, quien trataba de controlar su rabia y frustración su pequeña la había salvado y ella tirada en aquel maloliente callejón, una vez la enfermera anotara de manera muy clara en el historial la dosis suministrada y el medicamento salió, ambas chicas solo se miraban hasta que los parpados de la morena se fueron cerrando debido al medicamento, la pelirroja y su hermosa sonrisa fueron lo último que Yulia vio antes de caer en el mundo de los sueños.

Lena: eres tan hermosa – dijo sonriendo, se fue acercando a la morena y le beso la frente – te encontré – dijo en susurro – ahora sé que eres real, siempre estaré junto a ti para cuidarte y no dejar que esto vuelva a ocurrir, te protegeré por el resto de nuestra vida – a pesar que eran susurros la morena si pudo oír aquellas palabras, las mismas que le llenaron el alma antes de quedar completamente dormida – gracias por darme una familia desde ya.

Narrador: esas palabras eran 100% verdad, una particularidad de la familia Katin era la de encontrar el amor a primera vista, es como si tuvieran un sexto sentidos que les indicara la llegada de sus almas gemelas, siempre ocurría de alguna forma dramática el corazón los guiaba al lugar correcto y allí simplemente estaban, su padre lo hizo hace 27 años, su hermano algo lento también lo hizo hace algunos años atrás están en pareja de otra mujer, reconoció al ver a Tanya por esos sus celos hacía Irina, sus abuelos, bisabuelos, esas eran sus creencias Lena nunca fue muy creyente de esto ya que a sus 24 años nunca se había enamorado, pero ese día en aquella entrada de ese callejón su corazón la sintió, su corazón le hizo escuchar los sollozos de la que se convirtió en ese momento en SU pequeña, su alma gemela estaba en peligro su nueva familia la estaba esperando para ser encontradas.

Sergei: cómo está? – dijo al entrar, ya la enfermera le había notificado que su paciente había despertado.
Lena: la reacción de sus pupilas están normal, no se evidencia daño cerebral, ya que sus respuestas fueron coherentes y recuerda todo – dijo sin dejar de ver a la morena – solo sentía un poco de dolor de cabeza, pero nada grave.
Sergei: dijo algo sobre el ataque? – pregunto curioso.
Lena: lo recuerda perfectamente – dijo apretando los dientes – eso demuestra que a pesar de la lesión su cerebro está bien – dijo acariciándole la mano.
Sergei: le comentaste lo del embarazo – dijo en tono bajo.
Lena: no pude – dijo con pesar – iba hacerlo cuando llegaron para darle su tratamiento.
Sergei: entiendo – sonrió al ver como su hija no despegaba la vista de la chica – lo sentiste verdad? – dijo con curiosidad.
Lena: si – dijo sonriendo – fue tal cual lo comentaron los abuelos, tú y mi hermano – dijo sin perder la sonrisa – no fue solo una corriente eléctrica, fue algo mucho más fuerte lo que recorrió todo mi cuerpo, me sonreía – dijo recordando aquella hermosa sonrisa – sabes tiene los ojos color cielo más claros que alguna vez vi en mi vida – dijo al recordar aquella mirada que se encuentra oculta tras la inconciencia de la morena – son idénticos a los de Vika.
Sergei: sin duda son hermosos – dijo sonriendo al recordar la mirada de la pequeña.
Lena: tengo miedo – dijo viendo a su padre por primera vez.
Sergei: no lo tengas – dijo colocando su mano sobre el hombro de su hija.
Lena: y si ella…
Sergei: te toca esforzarte mucho más para enamorarla – dijo sonriéndole – tu madre no me la puso fácil pero igual cayó – dijo riendo.
Lena: si mi corazón la encontró…
Sergei: es porque está destinada para ser tuya – dijo seguro de esas palabras – tú corazón no te llevará nunca por el camino equivocado – dijo sincero – puede llevarte por un camino empinado y con espinas, pero siempre será el camino correcto – dijo con su sabiduría.
Lena: ella ya se convirtió en parte de mi – dijo simplemente – y peleare para estar con mi familia – dijo con seguridad.
Sergei: me alegra escuchar eso – dijo sintiéndose orgulloso de su hija.

Narrador: la pelirroja no volvió a separarse de la morena, su padre le dio unos días libres sin duda los necesitaría ya que aún no le había explicado a Yulia sobre su embarazo, Lena sabía que el enterarse sería un doloroso recuerdo de lo que vivió en esos meses, su hermano la noche anterior le dijo sus sospechas que todo lo que padeció la morena podría ser por venganza, eso la indigno pero por los momentos esperaría los resultados de las averiguaciones del caso, luego haría lo que tuviera que hacer para hacer pagar a todos aquellos que lastimaron a SU Yulia, debía decirle l del embarazo y sin duda apoyaría a la morena en cualquier decisión que tomará, ya fuese el quedarse o dar en adopción al bebe pero algo le decía que debería adaptar su departamento para 2 pequeños, ya sin darse cuenta había empezado a planear su vida en familia.

Yulia: por qué tan pensativa? – dijo en tono bajo al ver las caras divertidas que hacia la pelirroja muy metida en sus pensamientos.
Lena: solo planeaba – dijo sonriendo.
Yulia: bien – dijo sonriéndole – cuándo podré ver a mi hija? – pregunto ansiosa.
Lena: ya le avise a mi madre para que la traiga – dijo sonriendo – pero no la quiere dejar salir de casa si no come sus famosos wafles – dijo sin perder la sonrisa.
Yulia: a Vika le encantan…
Lena: si con arándanos y su leche bien fría – dijo completando su frase.
Yulia: si – dijo sonriendo – Dra. Katina…
Lena: nada de Dra. Katina – dijo un poco seria – puedes decirme Lena – o mi amor dijo mentalmente.
Yulia: Lena – ambas sintieron un placer y satisfacción Yulia al llamarla por su nombre y Lena por escuchar su nombre en la dulce voz de la que sería SU mujer.
Lena: así está mejor – dijo sonriéndole – cómo sigue tu dolor de cabeza? – pregunto al tomarle la mano.
Yulia: siendo una punzada en la cabeza – dijo suspirando, allí la pelirroja le explico el procedimiento que le aplicaron, diciéndole que la molestia era normal pero que poco a poco pasaría – me mantendrán sedada? – preguntó con algo de recelo.
Lena: no podemos – dijo viendo la cara de alivio de la morena.
Yulia: eso es bueno – la pelirroja la vio con curiosidad, “Será que sabe de su embarazo?” se preguntó internamente – quiero estar despierta para ver a Vika – dijo sonriéndole.
Lena: hay algo que debes saber – dijo apretándole la mano.
Yulia: qué ocurre? – preguntó con ansiedad.
Lena: al revisarte una vez ingresaste se te hicieron pruebas de sangre para descartar algún tipo de contagio de alguna enfermedad sexual debido a la agresión que sufriste – dijo sin soltar su mano.
Yulia: tengo alguna? – preguntó asustada.
Lena: gracias a Dios no – dijo viendo la expresión de alivio de la morena – pero la prueba de sangre mostro algo – dijo suspirando, la cara de expectativa de Yulia le dio un poco de valor – estás embarazada…
Yulia: QUE???? – dijo asustada.
Lena: shhh por favor no te alteres – dijo abrazándola con fuerzas – estoy contigo – dijo con sinceridad.
Yulia: un bebe? – dijo con la voz cortada, con algo de miedo dijo – cuánto tiempo tengo? – dijo comenzando a sollozar.
Lena: un poco más de 3 meses – dijo abrazándola con más fuerza.
Yulia: ese mald*** - dijo con rabia – entró a mi casa luego que deje a Vika en la guardería – dijo con voz baja – yo no tenía que trabajar ese día porque había reunión de la junta directiva del conservatorio, al llegar a casa vi la puerta entre abierta y vi a Iván rebuscando en la cocina se notaba drogado, iba a irme cuando me vio y me metió a la fuerza al departamento y… - comenzó a sollozar más fuerte.
Lena: todo está bien, estas a salvo conmigo – dijo con voz suave pero en su interior la rabia bullía mucho más de lo que alguna vez pensó poder enfurecerse.
Yulia: me tome la píldora del día siguiente esa misma tarde – dijo sin soltarse de la pelirroja – fui a la farmacia a solicitarla, el Dr. Max dijo que sería suficiente para prevenir cualquier cosa cuando le explique porque la necesitaba.
Lena: él te examinó? – pregunto curiosa.
Yulia: si – dijo con voz muy baja – dijo que lo mejor era no denunciar ya que Iván había abusado de una chica de 15 años unas semanas antes, pero cuando está lo denuncio ella desapareció es por eso que el Dr., me recomendó no hacerlo.
Lena: te entiendo – dijo tratando de controlar su ira – él fue quien te ataco en el callejón? – preguntó tratando de darle confianza a la morena.
Yulia: si – dijo con temor.
Lena: te prometo que no volverá hacerte daño – al decirle eso se juró que ese mald*** pagaría por lo que hizo – ahora estoy contigo y no te dejaré sola.
Yulia: gracias Lena – dijo dejándose envolver por los brazos de la pelirroja.

Narrador: las mujeres siguieron abrazadas por un rato más, Lena le decía de corazón que estaría a su lado apoyándola y protegiéndola de todo, por su parte la morena no quería pensar en aquel nivel le decía esas palabras, era primera vez que alguien se mostraba tan incondicional con ella y su hija su corazón sabía que decía la verdad, es por ello que se aferró a aquel abrazo como si su vida dependiera de ello, era algo más fuerte que ella misma las sensaciones que despertaba aquella mujer en ella, nunca se había sentido de esa forma y a pesar que ese sentimiento la asustaba la hacía sentir tan bien, ambas chicas fueron separándose y se quedaron viendo fijamente, un momento de locura o esclarecimiento apareció en ese instante ambas dejaron de mirar sus ojos, para concentrarse en sus bocas una fuerza más fuerte que al atracción de un metal a un imán se produjo, lentamente se acercaban la una a la otra ninguna freno la acción y simplemente…


Nos leeremos pronto....... icon_e_biggrin :guiño: :guiño:

Zaninivolk
Mensajes: 1
Registrado: Lun 02 Oct 2017 15:30
Sexo: Femenino

Re: Intersecciones

Mensaje por Zaninivolk » Lun 02 Oct 2017 15:43

Que buena e interesante está la historia,esperando pacientemente el próximo capítulo.
Felicidades! Me gustan mucho tus historias

DVolKat
Mensajes: 2
Registrado: Jue 05 Oct 2017 23:47
Sexo: Femenino

Re: Intersecciones

Mensaje por DVolKat » Jue 05 Oct 2017 23:55

Que bueno que estés devuelta Zian... Me encantan tus historias, estaré esperando con ansias la conti :guiño:

Avatar de Usuario
Zian
Mensajes: 247
Registrado: Lun 03 Oct 2011 13:58
Sexo: Femenino
Ubicación: En lo más profundo de mi mente

Re: Intersecciones

Mensaje por Zian » Vie 06 Oct 2017 20:11

Buenas feliz inicio de fin de semana......... Zaninivolk y Dvolkat muchas gracias por leer mis historias y acompañarme con esta nueva :guiño:


Capítulo V: Vendrán conmigo y no hay discusión. Arreglos para una nueva Familia


Narrador: pero como en todas realidades el momento fue arruinado por una puerta y un grito de alegría.

Vika: mami!!!, mami!!!! Ta depeta!!!! – Grito emocionada al ver a su madre junto a la pelirroja – Ena a depeto!!!! – grito feliz.
Yulia: mi niña – dijo al alejarse un poco de la pelirroja quien sonreía al ver aquellos ojos azul cielo idénticos brillar en madre e hija al verse.
Vika: mamiiiiiiii!!!!! – grito cerca de la cama, la pelirroja la levantó y subió a la cama con la morena – depetate!!! – dijo con lagrimitas en los ojos al ver a su madre luego de 2 días del accidente.

Narrador: aquel abrazo entre madre e hija le hicieron derramar lágrimas no solo a Lena a Inessa que venía junto a la pequeña, e incluso a Tanya que se encontró a su suegra en la entrada del hospital, Dima sonreía enormemente al ver el reencuentro y Sergei orgullo al ver la cara de emoción y lágrimas de su hija menor, sin duda el radar Katin de almas gemelas se cumplió en su hija Inessa se abrazó a su esposo, Tanya hizo lo mismo con Dima y aunque extraño e inesperado la pelirroja no aguanto y se abrazó a Yulia y a la pequeña, las 4 adultos que veían aquella escena sonrieron enormemente al ver aquellas muestras de cariño, “ella es la indicada para mi Lena” le dijo en susurro a su esposo “estoy de acuerdo amor”, Tanya beso a su esposo y a este le brillaron los ojos de emoción al ver a su esposa, una promesa está implícita allí el crecimiento de la familia pero sobretodo la unión de todos los Katin.

Yulia: gracias – dijo en voz baja a la pelirroja.
Lena: no debes darlas – dijo despegándose un poco de ella – este es el inicio de algo maravilloso – dijo y sonrió enormemente al ver las mejillas ruborizadas de la morena – quiero presentarte a mi familia – dijo sin despegar su mirada de la morena.
Yulia: bien – dijo sonriéndole dulcemente.
Lena: familia – dijo girándose – les presento a la madre de la princesa de la casa – dijo sin perder la sonrisa, aquel comentario tomo por sorpresa a la morena pero sonrió – Yulia Volkova te presento a mis padres, Inessa y Sergei a mi atolondrado hermano mayor Dimitri y su adorable esposa Tanya – dijo sonriendo.
Yulia: mucho gusto – dijo con aquel aire de inocencia que siempre mantenía.
Inessa: el gusto es nuestro Yulia – dijo con una gran sonrisa.
Vika: mami alelita oina muyyyyy liko – dijo sonriéndole enormemente.
Yulia: así??? – pregunto sorprendida con la familiaridad que su hija llamo a la madre de Lena simplemente abuelita.
Vika: shi – dijo sonriendo – enita no shave – dijo sonriendo.
Lena: pero aprenderé – dijo viendo a Yulia – tengo muchos motivos para convertirme en una gran ama de casa – dijo sorprendiendo a su familia.
Dima: Yulia preocúpate Lena se le quema hasta el agua…auch amor – dijo viendo a Tanya.
Tanya: deja de molestar a Lena – dijo viendo a su esposo con cariño – al menos ella si quiere ayudar en casa – todos rieron incluyendo a Yulia, aquella familia se sentía tan suya en ese momento, se asustó un poco pero lo descarto ellos fueron muy buenos con su pequeña, se notaba el cariño por parte de todos.

Narrador: la familia se quedó un rato con la morena quien los iba conociendo y encariñándose con ellos le fue imposible evitarlo, ver a Lena comportarse como una niña más junto a su hermano mientras eran reprendidos por sus padres, Vika no dejaba de reír de verlos reñir y hasta golpearse y empujarse un poco logrando que Tanya, que se veía defensora de Lena sobre su esposo recibió varias reprimendas por parte de esta, al quedarse Vika dormida en brazos de su madre la conversación de adultos comenzó.

Tanya: Yulia mientras estabas en como por estos 2 días casi 3 me tome la libertad de darle a Lena la tutela temporal de Vika – la morena puso una cara de sorpresa y hasta horror – no te asustes – le dijo al verle la expresión – soy trabajadora social, esto fue solo para evitar que la mandaran a un albergue o con su abuelo.
Yulia: no con Oleg no – dijo abrazando a su pequeña quien solo se acurruco a su madre.
Lena: tranquila ese hombre no se les acercara – dijo sentándose junto a ella y abrazándola – le pedí a Tanya lo de la tutela temporal – dijo viéndola sincera – no quería que estuviera lejos de ti.
Yulia: gracias – dijo sonriéndole.
Dima: Yulia no sé si te lo dije pero soy comisario de la estación central – dijo viéndola – sé que es duro para ti todo lo que está pasando, pero debo preguntar denunciaras al hombre que te hizo esto? – dijo en tono bajo.
Yulia: yo…
Lena: no tengas miedo a denunciarlo cariño – dijo en tono dulce.
Yulia: es hombre está metido en negocios turbios no solo drogas – dijo bajando la cabeza – se escuchaban rumores de que trafica con niños – dijo con horror – tengo miedo que si se entera, por venganza le haga algo a mi pequeña – dijo asustada.
Lena: eso no pasará – dijo seria.
Dima: por supuesto que no – dijo serio – si lo denuncias te juro que no llegará a ustedes – dijo muy seguro.
Yulia: en mis 2 violaciones fue Iván mi vecino – dijo temblando.
Dima: bien – dijo levantándose – las muestras que te tomaron se utilizarán como evidencia – dijo viendo a su hermana – cuando te sientas en condiciones de hablar se te tomaran las declaraciones.
Yulia: gracias – dijo con gratitud, sin duda Dios puso en su camino a la familia Katin.
Tanya: hable con tu jefe y le explique sobre tu situación – dijo sonriéndole con simpatía – dijo que en cuanto te recuperes puedes volver al trabajo – dijo sonriéndole – además tus alumnos te mandan a decir que te extrañan.
Yulia: gracias por todo lo que han hecho por nosotras – dijo con lágrimas en los ojos por aquel cariño que le brindaban a prácticamente una desconocida.
Inessa: no nos agradezcas para nosotros ha sido un placer ayudar – dijo sonriendo – y déjame decirte que esta preciosura de niña es un ángel – dijo viendo a la niña.
Sergei: se ve que estás haciendo un muy buen trabajo – dijo sonriéndole – y con él que está creciendo también – dijo viendo a su hija – pero esta vez tendrás a alguien para apoyarte de eso no me queda duda – la pelirroja solo asintió y vio las mejillas de la morena enrojecer.
Inessa: es hora de que comas algo nutritivo – dijo sonriendo – voy a buscar el almuerzo – al decir eso tanto Dima como Tanya y Sergei la siguieron para ir por el almuerzo.
Lena: todo está bien – dijo viendo a Yulia – y mi padre tiene razón, tendrás quien te apoye – dijo sonriéndole.
Yulia: aun no salgo de mi asombro – dijo viéndola – el día que decidí tener a Vika fue el mejor de mi vida – dijo acariciando el cabello rubio de su hija – sabía que ya no estaría sola, la muerte de mi madre me afecto mucho al igual que a mi padre, nunca fuimos cercanos pero al saber que una nueva vida crecía en mí fue asombroso, sentí que al fin tenía una familia aunque pequeña era mía ahora…
Lena: ahora la familia creció Yulia y no hablo del bebe – dijo sonriéndole.
Yulia: Lena yo…
Lena: no digas nada aun por favor – dijo acariciándole la mejilla – hablemos de esto un poco más adelante, sí? Por favor – dijo suplicante.
Yulia: está bien – dijo sonriéndole – pero solo quiero que sepas que no sé qué está pasándome, tengo que procesar tantas cosas en tan poco tiempo – dijo suspirando.
Lena: lo sé es por eso que te pido hablarlo más adelante – dijo sonriéndole – dejemos que las cosas fluyan y veamos hasta donde llegan – la morena solo asintió, aquella caricia en su mejilla le llenaba de calor el corazón.

Narrador: ambas mujer estuvieron conociéndose un poco más, a pesar de todo eran muy compatibles a pesar de algunas diferencias en ciertos hábitos, Yulia escuchaba atenta todo lo que Lena le decía sobre su vida e infancia, las “peleas” que tenía con su hermano ya que él se aprovechaba por ser mayor, de su trabajo y sus horas en el hospital, Lena quería que Yulia la conociera y viera quien era realmente, eso le gustaba a la morena al despertar Vika las 3 comenzaron a ver caricaturas con una pequeña acurrucada entre las 2. Cuando la familia llego trajeron el almuerzo, Inessa se dio a la tarea de pedir una comida muy nutritiva para una mujer embarazada, una pequeña en crecimiento y comida nutritiva para el resto de la familia, estuvieron platicando un poco antes que ciertas dudas atacaran a Yulia.

Yulia: Dima una pregunta – dijo de repente al ver a su hija concentrada en un cuaderno para colorear que Tanya le había traído junto a unos colores – cuanto tiempo demoraran en detener a Iván luego de la denuncia? – pregunto nerviosa.
Dima: la orden saldrá mañana en la mañana – dijo serio – pero por lo que me han dicho mis detectives anda desaparecido desde ayer – dijo negando con la cabeza.
Sergei: lo más seguro es que huyo – dijo molesto.
Yulia: él suele desaparecerse por varias semanas – dijo frunciendo el ceño – muchas veces Boris ponía el lugar en alquiler pero a los días llegaba como si nada Iván – dijo seria, la pelirroja solo escuchaba el intercambio de palabras.
Dima: tocará tener detectives encubiertos esperándolo – dijo serio.
Yulia: solo espero que la asistencia social me cambie de departamento antes que llegue – dijo asustada.
Lena: de qué hablas? – dijo confundida.
Yulia: no puedo quedarme en mi antiguo departamento luego que lo denuncie – dijo frunciendo el ceño, cosa que a Lena le pareció adorable.
Lena: entiendo eso – dijo en tono calmado – pero no necesitas que asistencia social te de un departamento.
Yulia: Lena las únicas personas que conozco que pueden ayudarme están alrededor de aquel edificio – dijo comenzando a frustrarse.
Lena: Yulia creo que no estoy siendo clara – dijo levantando una ceja, cosa que fascinó a la morena – tú y Vika desde el momento que te den de alta vendrán a vivir conmigo – dijo simplemente.
Yulia: contigo? – pregunto asombrada.
Lena: por supuesto ahora que las encontré no podría dejarlas – dijo viéndola con intensidad a los ojos – además como tu Dra., particular debo estar muy atenta de ti y el crecimiento de ese hermoso pequeño – dijo resuelta.
Yulia: O.O – la morena estaba completamente asombrada por aquellas palabras.
Lena: ustedes son mi prioridad ahora y no los voy a perder de vista a ninguno – dijo sonriendo.
Yulia: Lena yo no puedo…
Lena: claro que puedes – dijo seria – Yulia a pesar que ya despertaste – la pelirroja hablaba en tono de medico eso lo podía percibir la morena – aun tienes varias lesiones, la Dra. Sharapova quien ha estado monitoreando al bebe recomienda reposo absoluto al menos hasta que completes el segundo trimestre, tienes varios hematomas en el cuerpo, por al menos 2 semanas no podrás levantarte de la cama, debido a que tu tobillo se torció en algún momento del ataque, estuviste expuesta a la nieve sufriendo pequeños grados de hipotermia, es por ello que hay que vigilar que tu cuerpo mantenga la temperatura ideal – dijo enumerando e inventando algunas cosas, Sergei solo se giró para sonreír su hija realmente era astuta – es por ello que necesitaras que cuiden de ti, no podrás cuidar a Vika como es debido ese tiempo así que yo seré quien cuide de los 3 – dijo finalizando.
Yulia: pero…
Tanya: Yulia no seas terca – dijo sonriendo – créeme la asistencia social podría demorar varios meses en darte una nueva vivienda, son muy lentos referente a estos casos – a pesar de que Tanya quería ayudar a Lena lo que decía era verdad, pero un pequeño susto haría fácil aquello – todo esto te causa estrés y en tu estado no puedes, además que honestamente los lugares que eligen por lo general son en barrios malos, tal vez te alejen de este tal Iván pero otro igual o hasta peor puede estar cerca de tu nueva vivienda.
Dima: además puede que este miserable de Iván trate de buscarte – dijo ayudando a presionarla – al enterarse por alguno de sus contactos que no regresaste pensará que lo denunciaste, es por ello que el irte en estos momentos es lo mejor, se le puede decir a Inga que le diga a los vecinos que te mudaste a otro lugar así no habrá duda, debes pensar en tus pequeños – dijo serio.
Inessa: tanto Dima como nosotros vivimos cerca del departamento de Lena y podemos estar allí para ayudarte en lo que necesitas – dijo en tono dulce y maternal – solo acepta, te aseguro que estarán muy bien cuidados por todos.
Lena: Yulia realmente no estoy pidiendo tu permiso – dijo seria, la morena le lanzo una mirada muy fea odiaba no poder tener voz y voto en esto – y ponerte de niña malcriada no ayudara, esto lo hago porque quiero tenerlos en casa y a salvo – dijo con mucha convicción, para Yulia la palabra clave fue “a salvo” – soy médico podré fácilmente ocuparme de ti, de la princesa y el nuevo integrante del clan – dijo sonriéndole.
Yulia: gracias – dijo sonriéndole, la verdad Yulia había luchado desde hace unos años para mantenerse a floto no solo a ella sino también a su pequeña, al mudarse a ese departamento creyó estar a salvo pero no fue así, las continuas insinuaciones de su casero, el estar en ese lugar un tanto peligroso de noche, el hecho que ese traficante se mudara al departamento de al lado del suyo lo hizo más peligroso, todas las noches debía empujar un pesado mueble a la puerta y asegurar las ventanas con una cadena para evitar que las abrieran, pero nada de eso la ayudo a estar a salvo de aquel hombre miserable, es por ello que a pesar de saber que toda la familia Katin la presionaba sabía que era lo mejor que podía hacer, alejarse de ese horrible lugar mientras conseguía un mejor lugar para ella y sus pequeños, porque a pesar de todo aquel pequeño ser que crecía y del que no sabía su existencia ya lo amaba.
Dima: bien como está resuelto comenzare con los tramites de la denuncia – dijo sonriéndole.
Yulia: la verdad creo que si no aceptaba – dijo seria – la denuncia real seria por secuestro – dijo al ver a Lena quien le sonreía de manera picara.
Dima: no creo que esa denuncia la redactara – dijo sonriéndole – le diré a Inga que comience a hablar sobre tu mudanza – dijo retirándose – amor te veo en casa – al decirle eso la beso y se fue.
Tanya: bien – dijo un poco seria – yo iré de todas formas adelantando los papeles en asistencia social sobre tu cambio de residencia – dijo, pero al ver la cara de confusión de Yulia le sonrió – si pregunta por ti por allá se dirá que te cambiaron de lugar es todo, son cosas de rutina.
Inessa: yo creo que lo mejor es que descanses – dijo viendo a la morena – ya la hora de visita termino hace una hora – dijo sonriéndole.
Vika: abelita ya il a casha? – pregunto frunciendo el ceño, cosa que a los adultos les hizo gracia, a la pelirroja le encanto ya que era la misma expresión que su madre hacía.
Inessa: si pequeña – dijo sonriéndole – recuerdas lo que te dije? – pregunto de modo suave.
Vika: opital tene ishita ata la 6 – dijo tratando de recordarlo todo – y o iños no ueden kelalshe – dijo viéndola a los ojos.
Inessa: así es – dijo sonriéndole – Lena volverá a quedarse y tu junto a Sergei pasaremos otra noche de películas – dijo viendo el brillo de los ojos de la pequeña aparecer.
Vika: shiiiiiii – dijo feliz – mamita – dijo corriendo hasta su madre – ile on los abelitos a ve eliculas – dijo sonriéndole.
Yulia: eso oí – dijo sonriéndole – se una niña muy buena con ellos bien – dijo acariciándole su carita de ángel que tanto amaba.
Vika: shi – dijo sonriéndole – te kelo uto mami – dijo abrazándola.
Yulia: yo también te quiero mucho mi bebe – dijo besándole la frente.
Lena: no te duermas tan tarde bien – dijo sonriéndole a la niña.
Vika: nop enita – dijo sonriéndole.
Sergei: está en buenas manos – dijo sonriéndole, le dio un beso en la frente a la morena – así como tú – dijo en tono bajo solo para que la morena lo escuchara.
Yulia: gracias no sé cómo agradecerles – dijo sonriendo.
Inessa: no nos tienes que agradecer nada – dijo devolviéndole la sonrisa – pasar el día con Vika es un placer para mí – dijo con sinceridad – la verdad es que hasta estoy celosa de lo bien portada que es la pequeña – Yulia la miro con cara extrañada mientras la pelirroja rodaba los ojos por aquel comentario – mis hijos de pequeños eran muy traviesos y escandalosos, siempre peleando…
Lena: ok mamá mucha información – dijo seria – dejemos esas confidencias para después…
Inessa: ves lo que digo – dijo negando con la cabeza – Vika por el contrario es muy educada.
Yulia: hago lo que puedo – dijo sonriendo.
Inessa: solo espero que ciertas malas mañas no se le peguen – dijo viendo a su hija.
Vika: abelita Maxi pele vel elicula amben? – pregunto al preguntar por su nueva mejor amiga.
Inessa: claro ya tu tío Dima la dejo en casa – dijo sonriendo.
Lena: Maxi – dijo golpeando su frente.
Sergei: ya sabía yo que la habías olvidado – dijo negando con la cabeza.
Yulia: Maxi? – pregunto confundida, quien sería esa mujer.
Inessa: Maxi es una mini toy que Lena deja olvidada todo el tiempo – dijo con cara de reproche – se la pidió a Tanya y siempre se olvida de ella.
Lena: para mi defensa trabajo en un hospital y…
Sergei: hija mejor no sigas que perderás – dijo besándole la mejilla.
Inessa: es mejor que Yulia se quede con nosotros ya que Lena…
Lena: eso sí que no – dijo viendo a su madre – Yulia, Vika vendrán conmigo y no hay discusión sobre ello – dijo un poco molesta – y sobre Maxi seré mucho más cuidadosa con su cuidado.
Inessa: como esperas que crea que podrás cuidar a 3 personas si no puedes cuidar bien a la perrita – dijo con cierta burla.
Lena: madre – dijo apretando los dientes – ellas se quedaran conmigo y fin de la discusión – dijo viéndola mal.
Yulia: Lena por favor – dijo tomándola de la mano, cosa que hizo voltear a la pelirroja para verla y bajar sus niveles de molestia – sin discusiones – dijo en tono dulce.
Lena: bien – dijo suspirando – pero ustedes están conmigo ahora – dijo sentándose junto a la morena.
Sergei: bien nosotros nos vamos – dijo cargando a la pequeña quien tenía las mejillas sonrosadas por estar en los brazos de Sergei – es hora de ir a casa.
Vika: shi – dijo sonriéndole – mami te kelo – dijo lanzándole un beso.
Yulia: yo también mi bebe – dijo lanzándole el beso.
Lena: descansa princesa – dijo sonriendo.

Narrador: una vez la familia se hubo retirado ambas mujeres se quedaron viendo, muchas veces dicen que una mirada vale más que mil palabras y la mirada de la pelirroja dijo mucho pero mucho más, la morena solo le sonrió sin duda ya sus pensamientos y sentimientos eran distintos en ese momento. Su vida cambio hace 3 meses al ser atacada por primera vez, su segundo ataque la hizo conocer a una mujer que le estaba cambiando la vida, y por lo que veía en sus ojos le estaba ofreciendo un futuro juntas cuidando de sus ahora 2 pequeños, estaría loca si no admitiera que tenía miedo pero era un miedo diferente no por estar cometiendo una locura, sino porque todo fuera un sueño del cual teme despertar y verse sola en aquel callejón con su hija en brazos, pero la mirada de la pelirroja le decía que junto a ella estaría a salvo y era lo único que realmente le importaba.



Nos leeremos el próximo viernes feliz fin de semana...........nos leeremos el viernes

Avatar de Usuario
andyvolkatin
Mensajes: 171
Registrado: Mar 28 Oct 2014 21:38
Sexo: Femenino
Ubicación: en algun lugar del mundo

Re: Intersecciones

Mensaje por andyvolkatin » Mar 10 Oct 2017 02:51

Hola :D
Me presento Andyvolkatin :oops:
me he leido todas tus historias aunque no comentaba
porque las historias ya estaban terminadas pero mi
comienzo de espera fue cada jueves en me enamore
de mi esposa y de ahi en adelante te segui haste que vi el final
un nuevo miembro en el clan volkov y ahora esta historia que anunciaste
que ibas a empezar ya me adelante porque no la habia leido
ahora esperar los viernes
gracias por volver terminar tus historias y relagarnos mas
ANIMO 8)

Avatar de Usuario
Zian
Mensajes: 247
Registrado: Lun 03 Oct 2011 13:58
Sexo: Femenino
Ubicación: En lo más profundo de mi mente

Re: Intersecciones

Mensaje por Zian » Vie 13 Oct 2017 20:12

Hoy es viernessssssssssssss, espero que pasaran una buena semana ahora a descansar y relajarse........andyvolkatin gracias por tus palabras y me alegra que te gusten mis historias......... acá les dejo otro capítulo.........


Capítulo VI: Un alta. Una nueva vida en desarrollo. Un hogar


Narrador: la mirada de las chicas no dejaban de verse y sonreírse sin duda algo había nacido entre ellas. La pelirroja tomo la mano de la morena y comenzó a jugar con sus dedos sin deja de mirarla, las corrientes eléctricas volvieron a darse recorrían sus cuerpos gracias a sus manos unidas, Lena la sentía tan suya como sentía su propio apellido era parte de ella y Yulia era parte de ella misma.

Lena: deberías dormir un rato – dijo sin dejarla de mirar – tu cena vendrá en un par de horas.
Yulia: no tengo sueño – dijo de manera suave.
Lena: tal vez no – dijo sin dejar de sonreírle – pero debes recuperar fuerza.
Yulia: gracias por todo lo que estás haciendo – dijo apretándole la mano – no sé cómo agradecerte por…
Lena: pues no lo hagas – dijo viéndola de manera dulce – lo hago porque así lo siento.
Yulia: se te nota – dijo sonriéndole.
Lena: qué te preocupa? – dijo al verla a los ojos.
Yulia: todo – dijo suspirando.
Lena: define todo – dijo sonriéndole.
Yulia: el embarazo, la denuncia contra ese mald****, el cómo explicarle a mi pequeña de casi 4 años que tendrá un hermanito o hermanita, mi trabajo, mi nuevo lugar de residencia…
Lena: por la residencia no hay problema…
Yulia: si lo hay – dijo suspirando – Lena de verdad todo lo que estás haciendo es grandioso, pero tú debes tener tu propia vida y el hecho de cambiarlo todo solo por unos extraños…
Lena: hey!!! – dijo asiéndola callar – no son ningunos extraños – dijo seria – Yulia lo que me pasa contigo va más allá de mi misma, a ti y a tus hijos los siento tan míos que al principio me dio miedo – la morena la vio sorprendida – hace casi 3 noches, cuando lleve a mi departamento a Vika el verla acostada viendo TV en el sofá con Maxi en su regazo lo hizo tan real, el quedarme contigo ayer y velar tus sueños asegurándome que él bebe y tú estén bien, lo sentí tan natural aquí – dijo señalando su corazón – al principio me aterro el pensarlo pero ahora, lo siento tan natural pero sobre todo lo siento tan bien y correcto que no me importa nada más.
Yulia: yo…
Lena: te pedí que no lo hablemos ahora – dijo sonriéndole – dejemos que las cosas fluyan como deben fluir, solo dejémoslo ser – dijo acercándose a ella – porque desde ya te lo digo toda mi vida te estuve esperando – la morena abrió enormemente sus ojos – y ahora que te encontré no te dejaré ir nunca, el cambio de vida del que hablas lo ansío más que nada en el mundo, contigo sé que acabo de conseguir lo que siempre soñé una familia a la cual amar, que eso no te quede ninguna duda ustedes en este poco tiempo son los más importante para mí.

Narrador: silencio, miradas intensas, un sentimiento de pertenecía que acaba de crearse en solo unos segundos, palabras que salieron del corazón de la pelirroja, sinceridad reflejada en aquellas orbes verde-grisáceas que eran el reflejo de un sentimiento creciente en ambas, la morena solo lo dejo fluir acercándose lentamente hacia una Lena que la veía maravillada, el dejarse llevar era lo que más quería, por primera vez el no pensar y dejarse llevar era lo que más necesitaba en esos momentos.

Enfermera: acá le traigo la cena Sra. Volkova – dijo sin darse cuenta el momento que interrumpió.
Lena: pensé que la cena era a las 8:00 pm – dijo sin dejar de ver a la morena.
Enfermera: la Dra. Sharapova pidió el cambio de horario – dijo colocándole las cosas en posición – dice que la Sra. Volkova debe comenzar a descansar mucho más y tomar sus vitaminas, ahora que ya despertó siendo que se ve que no se ha alimento bien en este primer trimestre.
Lena: sus comidas son balanceadas – dijo viendo a la morena quien estaba sonrojada.
Enfermera: según los análisis no eran tanto – dijo entregándole las recomendaciones de la Dra., la pelirroja comenzó a leer aquello en silencio para luego mirar a la morena.
Lena: Yulia? – pregunto sorprendida.
Yulia: para mí era más importante Vika – dijo simplemente.

Narrador: Yulia siempre pensó en su pequeña es por ello que muchas veces sacrificaba las proteínas que debía consumir solo para que su hija las ingiriera, a pesar de tener un sueldo relativamente alto solo cobraba por hora y como debía cuidar de su pequeña, su horario era solo de media jornada por lo que el sueldo solo se le iba en ropa y alimentos para su hija, la pelirroja sabía que no podía molestarse pero lo estaba claro Yulia tampoco sabía del embarazo, así que solo suspiro y comenzó un plan de acción mental a seguir.

Lena: bien – dijo viéndola – termina tu comida – dijo sonriéndole – Karim necesito que hables con el personal de la cocina y les indiques de mi parte que por estas 48 horas usen estos alimentos en las comidas de Yulia – dijo entregándole la lista de alimentos que la Dra. Sharapova le dejo.
Karim: por supuesto Dra. – Dijo sonriéndole – la llevaré ahora mismo – al decir eso salió del lugar.
Lena: según estás recomendaciones – le dijo a la morena mientras comenzaba a comer su sopa de verduras – debes comer al menos 6 veces al día porciones adecuadas, comer más frutas con mucho contenido vitamínicos, - mientras la pelirroja hablaba Yulia solo la observaba, la veía en plan de Dra., por lo que no debía intervenir, además recuerda muy bien las recomendaciones para una mujer embarazada así que ni al caso decir nada – una vez que estemos en casa, contrataré a una persona para que nos ayude con la preparación de los alimentos, recuerda que no se cocinar – dijo al ver la mirada de la morena, quien le sonrió al recordar que era un desastre en la cocina – así que la ayuda extra será buena.

Narrador: mientras la pelirroja parloteaba sin parar sobre las cosas que harían al estar en la comodidad de su casa, también de todo lo que necesitarían para que la casa sea funcional para todos, a pesar de vivir en un penthouses con varias habitaciones no sentía que fuera suficiente, se hizo una nota mental de evaluar el mudarse a una casa con un gran jardín para que los niños jueguen a gusto, a pesar de solo tener 24 años su carrera le ha dado buenos ingresos a demás su hermano y ella son socios de una constructora, así que el dinero no era un problema para los Katin el comprarse una casa grande no era un problema, hablaría con el dueño de la constructora para construir su casa era mejor para todos, así solo pediría lo que quería y así lo harían todo para su familia, una vez que vio que la morena caía en brazos de Morfeo decidió llamar a su gran amigo Yuri para informarle su decisión.

Lena: hola Yuri – dijo en tono bajo.
Voz Yuri: y ese milagro Lena – dijo de manera alegre.
Lena: solo te llamo para decirte que empleare de tus servicios – dijo sonriendo.
Voz Yuri: y esos son? – pregunto extrañado.
Lena: la construcción de mi casa – dijo simplemente.
Voz Yuri: QUE???? – prácticamente grito – dónde y cuándo la conociste? – pregunto levantándose de su cómodo sofá.
Lena: hace 3 días – dijo sonriendo.
Voz Yuri: la mujer fantasma existe!!! – dijo alegremente.
Lena: no solo existe – dijo sonriendo – está junto a mí y le daré todo lo que se merece – dijo simplemente.
Voz Yuri: perfecto – dijo simplemente – mañana me pasare por el hospital para ver los planos y el terreno para comenzar lo antes posible.
Lena: perfecto – dijo sonriendo – pero desde ya te lo digo – dijo seria – el lote será en la zona residencial donde viven mis padres, la zona tiene los mejores colegios y está cerca del conservatorio de Música, hay varios centros recreacionales y una gran seguridad…
Voz Yuri: escuelas? Conservatorio Musical? Centros recreativos? – pregunto confundido – Lena la familia se incrementará o ya está incrementada? – pregunto curioso.
Lena: ya somos una familia de 4 – dijo simplemente – para ello necesito un lugar muy amplio para que niños pequeños jueguen, una casita digna para Maxi…
Voz Yuri: Maxi? – pregunto extrañado – pensé que la mopa con patas que tienes se llamaba Pelusa – dijo confundido.
Lena: al parecer Pelusa es un nombre tonto – dijo sin darle importancia – en fin la idea es que Maxi también tenga espacio para correr, 2 casitas para juegos, varios juegos para pequeños, en fin tu entiendes el concepto – dijo simplemente.
Voz Yuri: bien adaptare estos nuevos parámetros a la casa que tenías pensado hace años – dijo simplemente – alguna otra petición adecuada para tu mujer – dijo con humor.
Lena: si un despacho extra y un salón con un gran piano de cola – dijo simplemente.
Voz Yuri: así será – dijo antes de colgar.
Lena: ok ahora comienza todo – dijo sonriendo al ver a la morena que dormía tan pacíficamente – de ahora en adelante ya no estarás más sola, nuestra familia estará a salvo yo me encargare de ello, los niños crecerán felices y en el seno de una familia que los amara incondicionalmente, mientras tanto yo te amare como nunca se ha amado a nadie, te convertiste ya en mi vida y voy a cuidarte como mi mayor tesoro, nunca pensé que fuera cierto la “el Don de los Katin” pero al verte sé que es real vive solo por ustedes.

Narrador: las palabras de la pelirroja salían haciendo promesas de amor para la mujer que ya amaba, al igual para aquellos niños que ya eran tan suyos como de la morena de eso no le quedaban dudas, las dulces palabras confortaban el subconsciente de Yulia que a pesar de estar dormida escuchaba con su corazón, al fin se sentía realmente amada y sabía de alguna forma que podía confiar ciegamente en la pelirroja, los muros que ella misma había edificado luego de la muerte de su madre parecían no existir ahora, Lena sin saberlo los había derribado solo con mirarla, con hablarle, con hacerla sentir segura, aquella pelirroja era todo lo que siempre soñó pero creía que no existía, un amor incondicional que no parecía real cómo una persona puede enamorarse de otra tan rápido?, pero aunque se lo niegue a sí misma le pasaba lo mismo que a la pelirroja, un sentimiento muy grande crecía con mayor rapidez que él bebe que iba creciendo en su interior, aquella mujer la tenía tan pero tan confundida, arropada, frustrada (por tomar decisiones por ella), amada, si la hacía sentir amada cosa que solo lo sintió con su madre pero con la pelirroja iba más allá de eso, sin dudas el amor era sumamente misterioso e inesperado después de tanto luchar por sacar a su hija adelante, luego de soportar tanto de su propio padre, del sistema de asistencia social, de un cerdo como casero, un mal viviente que la ataco en 2 oportunidades, cuando estaba a punto de rendirse y dejar de luchar por su hija dejándose morir en aquel callejón, una luz brillante vino en su ayuda y dándole el apoyo que necesitaba para seguir adelante, Lena era esa luz que tanto necesitaba para sacarla de la oscuridad donde estaba hundiéndose.

Lena: te amo Yulia – dijo en tono suave – no tengo miedo en admitirlo, te amo a ti, a la pequeña princesa y a esta nueva vida que crece dentro de ti, les daré el mundo entero si eso es lo que quieren les daré todo – dijo para luego posar sus labios sobre los labios tibios de la morena – espero pronto poder besarte y que me respondas de vuelta.

Narrador: no habían dudas para la pelirroja su amor era real no solo por la morena sino también por sus hijos, Lena solo la observaba dormir imaginándose sus días ahora junto a su nueva familia, de una cosa estaba segura conquistaría a su mujer a si no le gustarán las mujeres lo cual era su mayor miedo, pero algo le decía que no le era indiferente y más luego que la inoportuna de Karim las interrumpiera, un beso dado con consentimiento por parte de SU morena iba a ser inevitable en muy poco tiempo. Luego de unas cuantas horas la pelirroja volvió a quedarse dormida sujetando la mano de Yulia, sus sueños despierta de una vida juntas también las veía en sus sueños dormida.

Sergei: sin duda el amor te pego muy fuerte hija – dijo sonriendo al entrar a la habitación para chequear a la morena – el Don Katin no se equivoca, sé que serán muy felices.

Narrador: la morena estaba un poco despierta y logro escuchar aquellas palabras por parte de Sergei, un calorcito se instaló en su corazón abrió lentamente los ojos y giro su cabeza hasta ver a la pelirroja, “realmente es hermosa” se dijo mentalmente al ir observando las facciones “tiene pecas”, eso la hizo sonreír “la hacen ver más dulce” sin duda alguna algo crecía en su interior algo que nunca sintió por nadie. Ya habían pasado 2 días luego que despertará y sus constantes eran normales, la lesión del cerebro había desaparecido y sus reacciones eran normales, la Dra. Sharapova le había dado de alta por él bebe y le pidió que volviera en 2 semanas para ver su evolución, le entregaron una dieta estricta la cual la pelirroja tomo y dijo “se cumplirá completamente”, con respecto a la denuncia Dima le dijo que en unos días la haría formal en casa de su hermana, ya que necesitaba estar en completa paz por lo menos por 2 semanas.

Sergei: bueno por mi parte aquí está el alta – dijo serio – cuando vengas a la cita con la Dra. Sharapova te haré solo unas pruebas de rutina, no te asustes – dijo al ver la cara de la morena – solo es para asegurarnos que todo sigue marchando bien.
Lena: mis vacaciones comienzan desde mañana – dijo viendo a su padre.
Sergei: bien – dijo sonriéndole – será de 1 mes cierto? – pregunto divertido.
Lena: si – dijo seria – ya realice los cambios necesarios para tener a 2 nuevos cardiólogos así podré estar a tiempo normal en el hospital – dijo simplemente.
Sergei: me parece bien – dijo viendo a la morena – debes estar muy presente en casa – la morena se sonrojo por aquellas palabras.
Lena: si – dijo sonriendo.
Yulia: muchas gracias por todo – dijo sonriéndole desde la silla de ruedas en la que se encontraba.
Sergei: no tienes que – dijo sonriéndole – ahora ve a casa a descansar – la morena noto ese “ve a casa” tan diferente pero se sintió bien por aquellas palabras.
Lena: es hora – dijo sonriéndole.

Narrador: la pelirroja comenzó a llevarla por el pasillo del hospital en la silla de rueda eran políticas del mismo, ya la morena había logrado dar algunos pasos bajo la vigilancia de la pelirroja pero aun debía mantener reposo absoluto, la morena abrió enormemente los ojos al ver la camioneta de Lena, está solo le sonrió y la ayudo a entrar en esta sin duda el sentirla entre sus brazos aunque fuera solo para meterla en la camioneta valía la pena, Lena sonrió al ver las mejillas sonrojadas de Yulia sin duda eso le daba esperanzas de que ambas sintieran lo mismo, el camino a la casa fue un poco silencioso ya que ambas estaban algo nerviosas por esta convivencia, para la pelirroja era un desafío ya que sabía que toda su vida cambiaria para bien al tener a la morena allí, nuevos métodos alimenticios, el tener que acomodar todo, aprender a cocinar cosa que no se le daba nada bien, pero sobre todo el de conquistarla bajo el mismo techo era una ventaja pero igual una desventaja, sabía que de igual forma tendría que demostrarle que sin duda era la mujer perfecta para ella y sus hijos, para la morena era primero tener que dejar que otra persona se ocupe de ella y su hija, cosa que desde la muerte de su madre no ocurría, segundo los nervios por lo que estaba sintiendo cosa que no había sentido por nadie, tercero el pasar su embarazo al menos el segundo trimestre en cama, al recordar lo que vivió con Vika le dio un poco de miedo que a pesar que según sus amigas fue normal ella lo sintió muy irreal, debido a sus hormonas que pasaría al tener a alguien como Lena durante aquellos ataques hormonales?, eso la aterraba mucho más debido a sus continuas masturbaciones en aquellos meses, solo rezaba para no atacar a Lena en esos momentos de crisis hormonales como ella las llamaba, solo esperaba que las cosas fueran diferentes con su segundo embarazo, su amiga Inga se lo había dicho todos los embarazos no son iguales eso esperaba de verdad, al llegar al edificio donde vivía la pelirroja quedo muy sorprendida por lo hermoso de la estructura, prácticamente todo era de vidrio oscuro dándole una visión imponente al edificio, la entrada del estacionamiento tenía una fuente con la silueta de varios ángeles sosteniendo cuencos por donde salía el agua, la pelirroja estaciono cerca de unas puertas estás se abrieron y la morena vio que el lugar era muy amplio, 2 autos se encontraban estacionados allí por lo que la pelirroja se estaciono cerca de uno de color azul oscuro.

Lena: bien ya llegamos – dijo sonriéndole – ahora espera que saque la silla de ruedas para subirte.
Yulia: puedo caminar – dijo con voz un tanto enojada.
Lena: lo sé – dijo sin perder la sonrisa – pero el reposo absoluto es para que no te muevas mucho, es por ello que la silla es necesaria.
Yulia: pero…
Lena: Yulia sé muy bien que todo esto te parece a parte de innecesario también arbitrario – dijo viendo a la morena a los ojos – eres una mujer adulta independiente, pero en estos momentos debes dejar que te cuidemos – dijo pasándole la mano por la mejilla – él bebe necesita este cuidado extra hazlo por él al menos.
Yulia: esto es muy duro sabes – dijo suspirando y apoyando su mejilla mucho más en la mano de la pelirroja – entiendo todo lo del reposo pero es difícil dejar que otros cuiden de mí, cuando nadie más lo hizo luego de la muerte de mi madre.
Lena: prometo no interferir mucho – dijo sonriéndole – solo espero que me dejes cuidar no solo de ti sino de todos ustedes.
Yulia: no sé cómo agradecerte lo que haces por nosotros – dijo viéndola con una mirada muy dulce, lo que ocasiono que Lena hiciera un gran esfuerzo para no besarla.
Lena: son mi familia ahora – dijo viéndola a los labios que la tenían hipnotizada – lo daría todo por ustedes – fueron las palabras que salieron del corazón.
Yulia: gracias – dijo acercándose lentamente a la pelirroja – gracias – dijo al posar sus labios sobre la pelirroja.
Lena: no fue nada – dijo con voz suave, antes de volver a posar sus labios sobre los de la morena, queriendo llenarse de su boca, de su sabor, de toda su esencia.
Yulia: Lena!!! – dijo haciendo que la pelirroja despertara de su dulce sueño – te sientes bien? – pregunto al ver la cara de tonta que tenía la chica.
Lena: ehhmm si – dijo al separarse de la morena – voy a sacar la silla – al decir eso bajo de la camioneta dejando a una morena muy confundida por aquella actitud – Dios fue solo un sueño – dijo al pasar sus dedos por sus labios – pero fue tan real – se dijo antes de comenzar a sacar aquella silla.

Narrador: una vez que la silla estuvo a fuera y la pelirroja la acomodo de forma que pudiera bajar a la morena y sentarla lo hizo, volvió a tener entre sus brazos a la morena quien estaba algo sonrojada al sentir la respiración de la pelirroja en su cabello, una vez en la silla la pelirroja solo empujo la misma hasta el ascensor que sin dudas era igual de impresionante que el estacionamiento, había unos bancos de manera amueblados con tela de color rojo y negro 2 espejos cuadrados con un gran diseño, además de una música clásica que sonaba sin dudas era Claro de Luna, la morena cerró los ojos y se dispuso a oír aquella maravillosa melodía que tanto amaba, sin duda Lena se hizo una nota mental “le gusta Claro de Luna” para poder de alguna manera usar eso más adelante, una vez llegaron al piso 40 salieron y la morena solo vio al lado derecho una puerta, hasta esta la llevo la pelirroja quien sonrió enormemente al abrir la puerta, Yulia sonrió enormemente al ver a su pequeña esperándola al lado de un cartel que decir “bienvenida mami”, a la familia de Lena estaban allí sonriendo al verla.

Vika: Mami!!!! – grito antes de salir corriendo para abrazar a su mamá, por su parte una cosita peluda corría detrás de su hija meneando la cola y dando algunos ladridos, todos rieron al ver que Maxi se prendo con sus dientes del pantalón de la pelirroja mientras Vika abrazaba a Yulia.
Lena: ya basta mopa de pelos – decía al halar su pierna intentando zafarse de aquel animalito agresivo.
Vika: no iga opa eluda – dijo enojada – Maxi ven – al decir aquello la perrita soltó el pantalón de la pelirroja y corrió hasta Vika – Ena ijite ke mami ta ben – dijo con su dedito acusador señalándola – y ta entaa aki – dijo mostrando la silla de ruedas.
Lena: verás princesa – dijo al hincarse frente a la pequeña, pero en eso Maxi se puso delante de Vika y le gruño a la pelirroja – Maxi – dijo en tono molesto – solo le hablare a la princesa, bien tu mami debe guardar reposo es por ello que debe estar acostada o en la silla para no cansarse – le dijo en tono dulce.
Vika: sholo ebe ecanshar? – pregunto mordiendo su labio.
Yulia: si corazón solo debo descansar – dijo sonriéndole.
Inessa: verás que serán solo pocos días – dijo sonriéndole a la niña.
Dima: además estarás acostadita con mami viendo caricaturas todo el día – al decir eso a la pequeña le brillaron los ojos de la emoción.
Vika: e veda? – dijo viendo a su mami.
Lena: si princesa – dijo sonriéndole.
Vika: shiiii – dijo feliz abrazando las piernas de Lena mientras una muy contenta Maxi ladraba.
Yulia: no me presentarás a tu nueva amiga – dijo sonriendo.
Vika: shi shu ombe e Maxi – dijo feliz al ver a la cachorra que solo movía su colita al ver a la niña.
Yulia: qué casualidad ese nombre siempre lo quisiste para un perrito – dijo sonriendo.
Lena: bueno realmente la mopa – dijo al ver a Vika que le frunció el ceño – su nombre era pelusa pero….
Yulia: Vika no le puedes andar cambiando el nombre a las mascotas de otras personas – dijo reprendiendo a la niña – lo siento mucho Lena…
Vika: pelo e toto – dijo arrugando el ceño y haciendo un tierno puchero, el cual la pelirroja atrapaba por completo a la pelirroja.
Lena: tranquila – dijo sonriendo – de verdad pelusa era tonto – dijo sonriéndole a ambas – Maxi me hace más caso con ese nombre que con pelusa.
Tanya: sin mencionar que ya no muerde tus zapatos – al decir aquellos todos rieron.

Narrador: sin duda realmente se sentían en familia todos, por su parte Yulia escucho por parte de Tanya lo poco responsable que era Lena con aquella perrita, eso explicaba su comportamiento de resentimiento hacia la pelirroja que era evidente, ya que cada vez que se acercaba a ella le gruñía o simplemente le lanzaba a morder cosa que daba risa por lo pequeña que era, Vika no podía sentir más que feliz de volver a tener a su mami junto a ella de Lena y de Maxi, por su parte los Katin se quedaban maravillados de no solo ver a Vika interactuar con Yulia y Lena sino como actuaban entre ellas mismas, sin duda algo había nacido no solo en el interior de Lena sino también en el de Yulia, Inessa veía claramente el brillo en los ojos de ambas chicas y eso era algo que no podía fingirse, pero las risas no acabaron ya que al Yulia preguntar sobre Lena todos sin excepción tenían historias graciosas de la chica, desde de lo patosa que era de pequeña y vivía abrazada a su mejor amigo el suelo, innumerables caídas ya fueran patinando, montando bici, esquiando, nadando, en fin las risas y carcajadas estaban a la orden del día por su parte la pelirroja estaba enfurruñada en el sofá, veía con cara de pocos amigos a su familia pero no podía disimular la sonrisa al ver a la morena riendo, una vez llego Sergei la diversión siguió.

Lena: ok hoy es el día de Lena la payasa – dijo con ironía levantando una ceja.
Dima: no es mi culpa que fueras tan patosa de pequeña – dijo riendo.
Inessa: hasta el pobre de Sergei la llevo a que la revisaran de los oídos pensando que podía ser alguna lesión – dijo con humor.
Sergei: pero no era eso – dijo serio – hasta pensé que podría tener 2 pies izquierdos!!! – al decir eso todos se rieron.
Lena: saben creo que lo mejor es Yulia descanse – dijo viendo a sus padres, hermano y cuñada que parecían no querer irse.
Dima: nos estas corriendo? – pregunto en tono divertido, de verdad que esa nueva faceta de su hermana le encantaba.
Lena: por supuesto que no – dijo en tono inocente, el cual no creyó nadie incluida Yulia que no conocía mucho de la pelirroja – es solo que el reposo es absoluto – dijo simplemente.
Sergei: en eso tienes razón – dijo suspirando – la Dra. Sharapova es un poco neurótica en cuanto a sus indicaciones – dijo en tono jocoso – esa mujer da miedo – dijo mostrando cara de pánico.
Inessa: más que yo? – pregunto alzando una ceja viendo mal a su marido.
Sergei: nadie es más intimidante que tu querida – dijo besándole la mejilla.
Inessa: más te vale – dijo sonriéndole.

Narrador: la familia se retiró prometiendo venir a visitarla al día siguiente para que pueda entretenerse, pero ante la protesta de Lena sobre el reposo absoluto quedaron de llamarla para ver como seguía, realmente debía acatar lo de descansar ya que tuvo varios golpes internos y una ligera desnutrición no le eran favorables, la pelirroja aunque admiraba la dedicación de Yulia por Vika y el saltarse las comidas para alimentar mejor a su pequeña, aunque admirable sin duda amor de madre incondicional también fue irresponsable, aun sin saber que esperaba un nuevo bebe.

Lena: bien – dijo suspirando al cerrar la puerta de su apartamento – es hora que descanses – dijo viéndola para luego ver a Vika – y usted señorita debe bañarse para ir a la cama.
Vika: no kelo – dijo frunciendo el ceño – uidal a mami – dijo señalándose.
Lena: princesa – dijo hincándose ante ella, la morena sonrió al ver la manera suave que tenía la pelirroja para hablarle a su hija – recuerdas que te dije que tu mami debe recuperar fuerzas – al decir eso la pequeña asintió – bien eso debe hacer – dijo dándole un pequeño golpecito con su dedo índice en la nariz – y esta es la hora en que las princesas deben dormir – dijo acariciándole la mejilla, cosa que le parecía dulce a la morena.
Vika: elo – dijo en forma de protesta – mami ita uido – dijo seria.
Lena: para eso estoy yo – dijo sonriéndole – para cuidarlas a ambas – la morena sintió la cara arder al escuchar aquellas palabras.
Yulia: amor – al decir aquello se sonrojo más al ver como Lena la veía con intensidad, sin dudas aquellas palabras le llegaron al corazón – sabes que tú debes dormir muy bien para tener energía – dijo sonriéndole dulcemente a su hija – así que a la cama – dijo con aquel aire angelical que derritió a la pelirroja.
Vika: elo me alas la uena notes? – dijo en tono lastimero haciendo un tierno puchero.
Yulia: cuando he dejado de darte las buenas noches? – le pregunto sonriendo.
Vika: os ias ke tabas en el opital – dijo en tono triste.
Yulia: pero eso no volverá a pasar – dijo abriéndole los brazos, por lo cual la pequeña corrió a los brazos de su madre – discúlpame por haberte asustado – dijo al besarle sus cabellos rubios – lo siento tanto – dijo dejando derramar unas cuantas lágrimas.
Lena: que les parece si Yulia vienes a ayudarme a bañar a Vika – dijo limpiándose unas lágrimas también.

Narrador: tanto madre como hija sonrieron y asistieron por su parte la morena le dio un gracias silencioso a la pelirroja, de alguna manera ella sabía lo duro que era para Yulia toda su situación actual pero haría todo para que fuera llevadero, así que no esperaron más y se trasladaron al baño para bañar a la pequeña, la morena sonreía al ver como Lena con cuidado lavaba el cabello, enjabonaba el cuerpo asegurándose de lavar perfectamente a su hija, su hija se reía mucho pero eso si no chapoteaba ni salpicaba el agua, sabía muy bien que eso no estaba permitido pero igual se divertía por aquello, sin duda se sentía feliz de tener a su madre con ella y el hecho de contar con Lena y Maxi lo hacía mucho mejor, por su parte una vez después de terminado el baño la pelirroja se esmeró por secar muy bien a la pequeña, una vez termino la levantó y para sorpresa de la morena vio como Lena besaba la frente de su pequeña, para luego llenarla de besos lo que ocasionó la risa desmedida de la pequeña y la de su madre, en Lena se veía tan natural el ser madre porque era lo que le parecía, su hija estaba feliz Lena estaba feliz y para qué negarlo Yulia también estaba feliz de verlas, esa mujer realmente era algo que iba mucho más allá de sus expectativas, una gran confusión estaba presente en ella en esos momentos pero no podía negar que se sentía en casa.

Lena: bueno princesa ya estas lista – dijo al terminar de colocarle su pijama – ahora a dormir.
Vika: no – dijo con el ceño fruncido.
Lena: por qué no? – pregunto sorprendida.
Vika: kelo ke mami e toke iano – dijo seria, la morena sonrió.
Yulia: amor acá no tengo mi piano – dijo acercándose del lado contrario de la cama.
Vike: pelo mami – dijo viéndola con tristeza – on mutosss ias shin iano – dijo viendo con su ceño fruncido a su mami, en ese instante Lena se levanto estaba dispuesta a conseguir aquel instrumento, pero se detuvo al escuchar a la morena, está solo comenzó a tararear unas suaves melodías que salían de sus labios, la pequeña rubia sonrió y se acostó en la cama viendo a su madre mientras le melodía seguía, Lena estaba maravillada con aquello sin duda Yulia era una gran músico por poder hacer eso solo con su voz, poco a poco la pequeña fue cerrando sus ojos hasta que finalmente ya se encontraba profundamente dormida – duerme bien mi ángel – dijo al levantarse un poco, por lo cual sintió unas manos y brazos ayudarla mientras besaba la frente de su hija – te amo amor – dijo viendo a su pequeña, aquellas palabras llenaron sin duda el corazón y alma de la pelirroja.
Lena: Maxi cuídala – dijo al señalar a la perrita quien estaba casi que escondida entre las sabanas.
Yulia: buena chica – dijo sonriendo la morena al ver a la pequeña perrita acurrucarse con su hija, por lo que le acaricio las orejas mientras esta solo bostezaba.
Lena: es hora de que vayas a dormir – dijo al sentar nuevamente a la morena.
Yulia: no tengo sueño – dijo en tono de protesta.
Lena: ya sé de donde saco Vika lo de pelear con el sueño – en ese momento la morena tapo su boca debido a un bostezo – estás agotada y es hora que descanses.

Narrador: pese a las protestas la pelirroja acostó a la morena en su cama y la arropo mientras la veía seguir bostezando, Yulia suspiro y vio a Lena a los ojos quien le sonreía ampliamente antes de decir “bienvenida a casa amor”, y allí se acercó lentamente a ella mientras el corazón de la morena latía con fuerzas, sus bocas estaban a centímetros la una de la otra es por ello que la pelirroja solo desvió unos centímetros más su cabeza, dándole un beso a Yulia en la comisura de sus labios antes de darle las buenas noches y salir, ambas llevaron sus manos una a sus labios y la otra a la comisura de su boca pero sonriendo ambas, sin duda una conexión estaba presente solo esperaba ver que tan fuerte seria.



Bueno espero leerlos el próximo viernes :guiño: :guiño: :guiño:

Avatar de Usuario
andyvolkatin
Mensajes: 171
Registrado: Mar 28 Oct 2014 21:38
Sexo: Femenino
Ubicación: en algun lugar del mundo

Re: Intersecciones

Mensaje por andyvolkatin » Sab 14 Oct 2017 04:33

Hola :D
me gusto mucho el capitulo
la interaccion entre las chicas
espero el amor se vaya viendo
poco a poco aunque yo queria beso
la bebe es un caso hay va a ver una
consentidera de parte de Lena no ves
ya iba a conseguir el instrumento para que Yulia
tocara para vika
se esta poniendo interesante el ver convivir esta pareja
el dia a dia
nos vemos el viernes 8)

Avatar de Usuario
Zian
Mensajes: 247
Registrado: Lun 03 Oct 2011 13:58
Sexo: Femenino
Ubicación: En lo más profundo de mi mente

Re: Intersecciones

Mensaje por Zian » Dom 22 Oct 2017 08:45

Perdon por la demora pero acá les traigo un nuevo capítulo


Capítulo VII: Cómo le dices a una niña de solo 3 años que será hermana mayor?, una difícil convivencia o simplemente piezas de puzzle que caen en su lugar?


Narrador: aquella mañana las cosas se veían diferentes la morena se despertó un poco perdida en aquella habitación desconocida, hasta que recordó que ya no estaba en el hospital ahora vivía con Lena en su casa junto a su hija, sonrió al ver que su intrusa de siempre estaba junto a ella con una invasora nueva, Vika y Maxi estaban sumamente dormidas a su lado sin duda habían llegado a hurtadillas en la madrugada, sonrió contemplando a su pequeña acurrucada o mejor dicho casi aplastando a la pobre perrita, pero estaba parecía muy feliz ya que seguía durmiendo a gusto con su pequeña muy pegada a ella le gusto ver aquello, su pequeña la verdad se veía muy feliz desde el día anterior y se reflejaba en su sueño apacible, hasta podía percibir como sus pequeños labios estaban casi sonriendo en sueños.

Lena: buenos días hermosa – dijo al entrar a la habitación con una charola grande con muchos platos.
Yulia: Lena yo…
Lena: tranquila – dijo sonriéndole dulcemente – es hora de desayunar para empezar bien el día – dijo al dejar la charola en una mesa que la morena no vio la noche anterior – quieres pasar al lavado antes? – pregunto al acercar la silla de ruedas.
Yulia: de verdad debo usar la silla? – pregunto con el ceño fruncido.
Lena: Yulia debes tener repo…
Yulia: reposo absoluto – dijo con molestia – pero no es necesario que la use para ir al baño – dijo frunciendo el ceño.
Lena: bien – dijo suspirando – no la usaras en la habitación – dijo con aire resignado – pero fuera de esta si la usaras – dijo viéndola seria.
Yulia: es totalmente innecesario – dijo negándose a rendirse.
Lena: son las indicaciones médicas – dijo simplemente.
Yulia: son indicaciones que tú te estas inventando – dijo con un bufido viendo con los ojos entrecerrados a la pelirroja.
Lena: si quieres llamamos a la Dra. Sharapova a ver que dice – dijo levantando la ceja en tono de desafío.
Yulia: ella trabaja para ti – dijo cruzando sus brazos.
Lena: podrá trabajar para mi familia pero es una Dra., que no daría indicaciones innecesarias a sus pacientes – dijo seria – por Dios Yulia debes cuidarte y lo sabes, tienes síntomas de desnutrición no severa pero allí están, además de que estuviste baja la nieve un rato – la morena abrió enormemente al escuchar aquello – debes cuidarte no solo por ti mismas sino por tus hijos y sobre todo por el pequeño que llevas en el vientre – dijo en tono muy bajo pero que la morena escucho perfectamente – tratare de ser flexible pero tú también debes serlo – dijo viéndola sin perder aquel semblante serio.
Yulia: bien – fue todo lo que dijo la morena antes de levantarse y dar pequeños pasos al baño seguida por la vista de la pelirroja, quien sonreía por haber ganado su primera batalla las cuales sabían que serían muchas, pero el ganar la primera la hacía sentir en control con la situación que se había presentado, internamente se había dicho punto para Katina y se auto felicitaba por aquella azaña, era cierto el reposo pero no tan extremo como la pelirroja se la pondría pero la prioridad era la salud de Yulia y del bebe. Por su parte la morena estaba viéndose en el espejo del baño con el ceño fruncido – que frustrante es esa mujer – dijo suspirando – pero creo que no saldremos de esta si no hacemos las cosas a su manera, no es así – dijo al pasar su mano por su vientre – a pesar de la forma como llegaste allí eso no cambia nada – dijo dejando escapar unas cuantas lágrimas – serás un bebe muy querido y amado – dijo sonriendo un poco – con una familia que se preocupa, que no cuestionara nada de ti – dijo tratando de no pensar en el ataque que sufrió – porque serás mío y eso es lo único que importa – la morena siguió hablándole un poco al bebe, ella lo hizo con Vika desde el primer momento que supo de su existencia, por lo que su segundo hijo no sería la excepción sabría él o ella que desde el principio fue amado por su madre, no importaba su concepción ni mucho menos su padre ese hombre jamás tendría derechos sobre su hijo.
Lena: pensé que tendría que buscar a sacarte – dijo sonriendo al ver a la morena salir del baño.
Yulia: no demore mucho tiempo – frunciendo el ceño.
Lena: deja de fruncir el ceño que te saldrán arrugas – dijo en tono divertido.
Yulia: tu nuevo pasatiempo es hacerme molestar? – pregunto viéndola de mala manera.
Lena: la verdad te ves muy hermosa enojada – dijo guiñándole un ojo, la morena se sonrojo y negó con la cabeza – ya deja el mal humor y ven a desayunar – dijo al destapar uno de los tantos platos tapados que habían en la mesa.
Yulia: avena? – pregunto frunciendo el ceño otra vez.
Lena: si además de galletas saladas, un plato de frutas – decía mientras seguía destapando – unos cuantos hot cakes, leche, un té de hierbas verdes…
Yulia: esto es demasiado – dijo con los ojos muy abiertos al ver los platillos, todo aquello parecía comida para un pequeño regimiento hambriento.
Lena: no sabía que te apetecía y no quería despertarte – dijo rascando su cabeza con un gesto gracioso – sé que a Vika le das comidas ricas en vitaminas y quise darte lo mismo – dijo sonrojada.
Yulia: muchas gracias – dijo acercándose a la pelirroja y besando su mejilla – es lo mejor que han hecho por mí – dijo sonriéndole.
Lena: sé que tiendo hacer un poco asfixiante a veces pero yo solo…
Yulia: es fácil ver que tendremos varios enfrentamientos – suspirando y tomándole las manos – yo tampoco soy nada fácil, he llevado una vida en donde solo yo tomo decisiones no solo por mi sino por mi hija también, sé que me costara pero si prometemos no atropellarnos y hablar las cosas podremos manejar todo, claro por el tiempo que debamos quedarnos acá…
Lena: Yulia cuando te dije que sentía algo por ti y las consideraba ya mi familia lo decía en serio – dijo viéndola directamente a sus ojos azules – son mi familia Yul y no permitiré que se vayan, bueno si tu no quieres marcharte no te dejaré ir nunca – la pelirroja se fue acercando a la morena.
Vika: mami ena – dijo con su vocesita de sueño.
Yulia: si amor – dijo pero veía a la pelirroja, Lena quiso creer que ese sí era que se quedarían junto a ella y el amor era dirigido a ella y no a la pequeña, bueno eso quiso interpretar en sus ojos.
Vika: engo able – dijo bostezando mientras se estrujaba los ojos.
Lena: ven a desayunar princesa – dijo sin despegar sus ojos de la morena.

Narrador: aquellos ojos parecían no mentir pensaba la morena sin duda para la pelirroja de verdad eran su familia, cualquier persona en su sano juicio y desconfiada por toda la mierda que ha vivido la mitad de las cosas de la morena, debería desconfiar, esperar que la pelirroja las matara en la noche para vender sus órganos, venderlas como esclavas, usarlas para vender drogas, alguna cosa de esas que siempre se oyen en las noticias, “chica ingenua es asesinada por sus órganos en un hotel iba con una niña la cual aún no aparece”, un titular así de escalofriante o hasta peor pero no era su caso, la verdad en la mirada de la pelirroja era tan intensa tan palpable que honestamente Yulia creyó en ella, su corazón palpitaba a mil por hora al ver aquella sonrisa el ver como ayudaba a su hija a comer sus hot cake, sonrió al ver la hermosa sonrisa de su hija al decir que el desayuno estaba “iko”, amaba esas frases incompletas o casi inentendibles de su pequeña sin darse cuenta paso su mano por su vientre, allí también estaba un ser igual de inocente que su pequeña y mucho más frágil, sin duda debía ver cómo decirle que en menos de 6 meses seria la hermana mayor de un hermoso niño o una preciosa niña, las 3 comieron entre risas y miraditas inocentes por parte de la morena a pelirroja y viceversa.

Lena: bien es la hora de mami-princesa para ver caricaturas – dijo sonriendo al ayudar a la morena a entrar nuevamente a la cama.
Vika: shiiiiiiiiii – grito emocionada ganando un ladrido de Maxi.
Yulia: y que veremos? – pregunto interesada.
Lena: mientras estabas en el hospital Vika y yo hablamos así que tienen a su disposición una grandiosa cineteca para ver todas sus caricaturas favoritas – dijo sonriendo.
Vika: elemos shenishenta, ella urmiete, la ela y la estia, anca neve, alente, alishia, oaonta, os pelitos por Maxi, ecule, car, inoto, e ibo e la shelba, oda la oleshion de albi…
Yulia: tantas – dijo entre divertida y asombrada por la rapidez que hablaba su hija que la verdad casi ni le entendió nada.
Vika: e ke shon utas mami utas – dijo sonriendo, entregándole un libro donde estaban todas las películas infantiles.
Yulia: no verás las películas con nosotras? – pregunto al ver a la pelirroja acercarse a la puerta, su tono fue de decepción.
Lena: solo lavare esto – dijo sonriendo – y haré unas palomitas, el control esta en aquella mesita – dijo señalando – no demorare mucho – dijo viendo a la morena.
Yulia: bien – dijo tomando aquel control.

Narrador: la pelirroja antes de irse les coloco la bella durmiente, muy apropiado le pareció a Lena ya que Yulia hace algunos días estaba igual que Aurora dormida esperando por ella, por su parte la morena no estaba muy pendiente que digamos de la película, cuando vio la cara de su hija iluminarse al ver a la bebe Aurora de caricatura comenzó a pensar, cómo le diría a su hija que estaba embarazada? Cómo reaccionaría la pequeña? Ya no tendría el 100% de la atención de mami, cómo haría para decirle que él o la bebe no tendría tampoco un papá como ella? Dios todo parecía tan complicado en ese momento, lo único que esperaba era que de verdad su hija no viera como ese hombre la volvía a violar, pero lo poco que habían hablado la niña no dijo nada solo que corrió a pedir ayuda pero nadie llego, solo Lena pero muchos minutos o tal vez horas después del ataque ya que cuando todo comenzó ella no vio nieve, al escuchar a su hija que solo lloraba porque nadie venía le partió el corazón, su hija no era de llorar ya que ella se encargaba de hacerla sonreír siempre que podía, su hija a pesar de todo era una niña de 3 años feliz aunque sus juguetes eran de segunda mano los adoraba, al igual que su ropa que era de rebajas eso a su pequeña parecía no importarle ya que su madre se encargaba de llenarla de mimos, siendo lo único que realmente importaba era el amor y la dedicación por su pequeña.

Lena: 1 rublo por tus pensamientos – dijo al sentarse junto a la morena.
Yulia: solo pensaba – dijo suspirando – debo decirle pronto a Vika – dijo al sentir como su hija se colocaba en medio de la pelirroja y ella, acurrucándose junto a su madre.
Lena: todo irá bien – dijo besando la cabecita rubia de la pequeña – ella sabrá entender…
Vika: shhhh – dijo viendo a la pelirroja – e inshipe epetara a Arora – dijo frunceño el ceño.
Lena: lo siento princesa – dijo sonriéndole.

Narrador: así comenzaron su maratón de películas de Disney acurrucadas todas incluida Maxi con ellas, la perrita parecía ya menos agresiva ante la pelirroja ya que hasta se dejaba acariciar por ella sin gruñirle, cerca de las 11 am la morena coloco su cabeza en el hombro de la pelirroja quien la recibió gustosa, no fue sino hasta las 11:30 am cuando veían Mulán 2 que se quedaron dormidas las 4 acurrucadas, en ese instante Inessa llegaba para ayudar a Lena hacer el almuerzo al entrar a la habitación sonrió al verlas dormidas, sin hacer mucho ruido saco su teléfono y les tomo una foto en aquella posición se veían tan adorables, al salir le mando la foto a su esposo quien sonreía al ver aquella hermosa imagen, un colega lo vio y le pregunto por su cara de felicidad y este solo dijo “mi esposa me mando una hermosa foto de la familia de mi hija”, este solo sonrío pensando en que Lena aún era soltera o eso pensaba pero igual no le dio importancia, Tanya solo negó con la cabeza mientras sonreía al ver la imagen que su suegra le acababa de pasar, “sin duda Lena no tendrá nada de intimidar gracias a Inessa” se dijo sonriendo, por su parte Dima pensaba arrestaré al maldito que le hizo daño a mi cuñada.

Irina: puedo hablar con usted inspector? – dijo con formalismo.
Dima: claro cierre la puerta – dijo sentándose.
Irina: este caso se complica – dijo entregándole un expediente.
Dima: que quieres decir? – pregunto al recibirlo, por lo que con un gesto de su mano la invito a sentarse.
Irina: el caso de las drogas, el ataque a Yulia Volkova y varias desapariciones de niños y adolescentes – dijo con mucha seriedad – todas giran en torno a Iván Maxtol – concluyo.
Dima: así que este tipo tiene una operación delante de nuestras narices y no sabíamos – dijo molesto.
Irina: no lo sabíamos porque: o nadie investigo en aquella zona o lo están ayudando – con visible frustración.
Dima: un policía corrupto? – dijo frunciendo el ceño.
Irina: o varios – dijo entregándole otra carpeta – en los últimos 4 años aquella zona no ha sido patrullada, ni mucho menos han realizado averiguaciones de muchas denuncias por algún tiroteo, drogas, prostitución, juegos clandestinos, peleas callejeras o de perros, la lista crece de tantas cosas ilegales que suceden en aquel lugar.
Dima: tenemos una zona sin ley – dijo comenzando a leer el contenido de aquella carpeta – demasiadas cosas y ningún solo expediente – dijo viendo a Irina.
Irina: o las denuncias no las hacen por miedo a represalias, las hacen pero las engavetan o simplemente no las registran y nadie acude al lugar – dijo encogiéndose de hombros – lo más grave es que según la última hoja de ese reporte preliminar hay una deserción escolar de más del 25% en las escuelas secundarias.
Dima: cómo es que la zona educativa no ha informado esto? – dijo molesto.
Irina: cómo dije o las denuncias no las hacen, las engavetan o solo no las registran – dijo simplemente.
Dima: el Alcalde no debe saber nada de esto – dijo molesto, quien no era otro que su tío Andrei Katin – le mostrare esto hoy mismo.
Irina: sin duda hay un nuevo crimen organizado y su base es la zona administrativa de Troitsky – dijo viendo a su jefe.
Dima: al parecer tener una escoria en nuestro casa – dijo molesto – sigue investigando si necesitas recursos.
Irina: tomare solo a Pavlov por los momentos – dijo viéndolo seria.
Dima: me parece bien – dijo levantándose de su asiento sin soltar ambas carpetas – iré a ver al Alcalde Andrei – dijo suspirando – debe saber de esto.
Irina: yo seguiré con las averiguaciones – dijo al levantarse.
Dima: creo que te será de ayuda Denis – dijo antes que la chica saliera.
Irina: un nerd de la informática? – pregunto levantando una ceja.
Dima: él podría ayudarte para ubicar conexiones entre Iván Maxtol y sus jefes, compradores, vendedores o cualquiera que esté relacionado con él – dijo viéndola – pero mantenlo todo bajo perfil.
Irina: un topo en nuestras instalaciones no creí verlo nunca – dijo molesta.
Dima: el dinero es el mal que nos ataca a diario – dijo serio.

Narrador: una vez terminada la charla con su amiga salió rumbo al ayuntamiento para mostrarle esa información a su tío, él sin duda estaría interesado ya que su único propósito era sacar a todos esos mafiosos de las calles, su primo murió por culpa de un vendedor de drogas cuando un comprador no le dio el dinero completo por la compra de mercancía, varios disparos lanzo a cualquier dirección, varias balas perdidas en un parque y un pequeño de 12 años cayendo al suelo con un disparo en el pecho, a causa de una de esas tantas balas al igual que una pequeña de 5 años, ese día marco a Andrei Katin quien había perdido a su esposa en un accidente 7 años antes, luego a su hijo fueron su motivación para tratar por todos los medios de sacar a la escoria de las calles.

Tanya: esto no puede ser cierto – dijo molesta al ver a su jefa.
Klara: me temo qué si – dijo suspirando – ese maldito los encontró en la casa y golpeo hasta la muerte a Olga, el pequeño Yuri esta en terapia intensiva en estos momentos ya que también fue brutalmente golpeado.
Tanya: pero él estaba detenido por el caso de drogas – dijo irritada.
Klara: al parecer el juez lo libero por falta de pruebas – dijo molesta – según Olga no era una testigo confiable por su pasado en drogas, la defensa alegó que todo se trató de una venganza por sus múltiples infidelidades – dijo lanzando un bufido.
Tanya: quien fue el juez inepto? – dijo molesta.
Klara: Boris Kozlov – dijo viéndola con evidente molestia.
Tanya: otra vez Kozlov – dijo molesta – dime al menos que atraparon al maldito de Ruslan Novikov? – pregunto más molesta aun.
Klara: si pero este alega que fue a ver a su hijo y los consiguió así – dijo con voz irritada.
Tanya: fue a verlo cuando estaban en una de las casas de acogida? – pregunto frunciendo el ceño – una en dónde se estaba protegiendo a un testigo? , por favor Klara esto es una mierda y lo sabes – dijo muy molesta.
Klara: igual está detenido por las averiguaciones – dijo suspirando – comenzare a ver cómo podemos evitarle que se quede con Yuri para siempre.
Tanya: podre pequeño – dijo suspirando – voy a verlo al hospital, necesitará ver una cara conocida al despertar – dijo con el semblante sombrío.
Klara: bien ve – dijo suspirando – le pasare tus casos de hoy a Svetlana – dijo al verla ir a la puerta.
Tanya: bien, te avisaré a penas los médicos digan algo – al decir eso salió de aquella oficina rumbo al hospital.

Narrador: muchos crímenes violentos se veían a diario en Troitsky sin duda muchas cosas relacionadas, pero la pregunta era hasta qué punto? Eso se descubrirá más adelante porque a final de cuentas, todo solo era la punta del Iceberg de una organización muy secreta y muy articulada en donde solo una persona sabía lo que pasaba, solo una persona investigaba recabando datos incluso fue capaz de vender su propia alma solo para ingresar, pero aquello pagarían por lo que le hicieron y su sacrificio valdría la pena con solo destruí al hijo de puta que destruyó su vida.

Lena: que lindas se ven – dijo sonriendo al despertarse y ver a la morena y Vika durmiendo felizmente – será pedir el almuerzo – se dijo en susurro – no vaya hacer que las envenene – sonrió al decirse aquello.

Narrador: al salir de la habitación un aroma delicioso le llego a de repente, camino extrañada a la cocina “será que Yulia se paró a cocinar?” se preguntó frunciendo el ceño “si es así ya verá” se decía mientras llegaba a la cocina, su sorpresa fue enorme al ver a su madre de espaldas a ella mientras revolvía algo en una olla.

Inessa: al fin despierta – dijo asustando a la pelirroja – Lena por Dios viviste en casa por 17 años, conozco tus pisadas perfectamente – dijo sin girarse.
Lena: desde cuando tienes llaves de mi casa? – pregunto con el ceño fruncido.
Inessa: desde que la pobre de Maxi vive contigo – dijo simplemente – alguien debería alimentarla.
Lena: y hablando de esa mopa con potas dónde está? – Pregunto rascando su cabeza – se supone que debería alertar que alguien entro en casa.
Inessa: allí está – dijo señalando a la perrita que comía de su tazón sin preocupaciones.
Lena: vaya perra guardián que eres!!! – Dijo viendo mal a perrita que seguía comiendo del plato – qué pasaría si no fuera mamá quien llego y alguien tratara de lastimar a Vika – al decir aquello la perra salió corriendo con rumbo al cuarto de la pelirroja.
Inessa: el solo mencionar a la pequeña la hace activar sus niveles de protección – dijo sonriendo.
Lena: eso parece – dijo sonriendo – y bien a que debo esta intromisión a mi casa – dijo en tono de broma.
Inessa: vine solo para prepararles un almuerzo casero – dijo sin más.
Lena: gracias mamá – dijo abrazándola lo cual lo tomo por sorpresa – no quería envenenarlas en su primer día en casa.
Inessa: no hay de qué – dijo sonriendo – aunque no te mataría aprender a cocinar al menos lo más básico.
Lena: estoy de acuerdo – dijo tomando nuevamente por sorpresa a su madre – Yulia necesita alimentos altos en vitamina al igual que la princesa.
Inessa: en la noche te traeré un recetario con el cual podrás aprender hacer comidas fáciles – la pelirroja oía atentamente a su madre – allí te muestran las cantidades exactas, además te traeré varios instrumentos con los que podrás medir y preparar las cosas más fácilmente, así no te excederás con la sal o algún condimento.
Lena: perfecto – dijo muy animada con las palabras de su madre, realmente quería aprender a cocinar debía hacerlo por sus chicas.
Inessa: bien te traeré todo una vez vuelva para ayudarte con la cena – dijo sonriéndole a su hija, sin lugar a dudas este cambio le sentaba de maravilla.

Narrador: una vez el almuerzo estuvo listo la pelirroja le llevo un poco de aquella sopa de verduras, que realmente le sentó de maravilla al igual que a la pequeña quien dijo que estaba muy “iko” la comida de su “aela Nessa”, para Inessa aquellas palabras la llenaban sin duda aquella pequeña se la había ganado, una vez se fue con la promesa de ayudar con la cena la tarde de cineteca volvió con otras tanto de películas, la pelirroja hizo unos emparedados de merienda ya que la dieta de Yulia indicaba que al menos debía comer, pequeñas porciones por lo menos de 5 veces al día lo cual le pareció una exageración pero decidió mejor no discutir, sabía que habrían temas que mejor ni discutir ya que su médico particular era muy estricta, una vez que las películas terminaron y llego Inessa con todo lo necesario para la cena y Lena fue a su encuentro junto a su hija, la morena solo pensaba en cómo decirle a su pequeña de la llegada de su nuevo hermanito o hermanita.

Lena: aun pensando en cómo decirle a Vika? – pregunto una vez entró a la habitación y la vio pensativa.
Yulia: la verdad es que si – dijo suspirando – nunca me planteé la posibilidad de un segundo hijo – dijo viendo a la pelirroja – pero ahora está acá y debo poder unir todas las piezas de mi vida.
Lena: lo harás – dijo sonriéndole – siempre he escuchado decir que un hijo es una bendición y no me cabe la menor duda que es lo que es – dijo sin perder la sonrisa.
Yulia: sabes hace 4 días solo pensaba luego de ver como dejaron el apartamento que debía mudarme – dijo con melancolía – cambiar a Vika de preescolar – la pelirroja frunció el ceño – muchos vendedores de drogas – dijo simplemente – no quería ese entorno para mi pequeña, después era tratar de conseguir un trabajo de tiempo completo para poder cumplir sus caprichos, llevarla al parque sin miedo a que un delincuente aparezca para fastidiarlo todo – dijo suspirando.
Lena: verás cómo poco a poco caerá todo en su sitio – dijo sonriéndole – al menos ya te mudaste – dijo sonriéndole, al ver la expresión de la morena siguió hablando – Yulia acá hay mucho espacio, tengo varias habitaciones pero si quieres algo con patio eso se puede arreglar.
Yulia: Lena yo…
Lena: tu lugar está acá – dijo tomando su mano derecha – este lugar u otro pero junto a mí, sé que es una estupidez para muchos pero Yulia realmente tu lugar está a mi lado, es algo mucho más fuerte que yo pero no puedo seguir callando esto – dijo tratando de calmar sus ansias, no quería asustarla pero ya no podía más – Yulia Volkova te amo – dijo viéndola con aquellos ojos verdes-grisáceos que se veían tan claros y puros – realmente mi alma y corazón te sintieron hace 4 días en aquel callejón.
Yulia: yo…
Lena: no digas nada – dijo besándole la mano – solo dame la oportunidad de demostrarte que todas las piezas encajan perfectamente estando juntas.

Narrador: para “ayudar” a las chicas en aquella conversación tan íntima Inessa les aviso que la cena ya estaba lista, la morena comió estando más confundida que nunca jamás nadie se le había declarado en su vida, pero pensar que alguien lo hiciera de aquella forma ni en sus más locos sueños, pero allí estaba aquella chica pelirroja que indudablemente podría tener a sus pies a cualquier hombre o mujer sobre la faz de la tierra, pero era a ella a la que había elegido hablo sobre su corazón y alma que la habían sentido, esos ojos estaban tan llenos de ilusión como de esperanza de ser aceptados por ella, pero por Dios tenía una hija de 3 años además de estar embarazada y solo tenía 20 años, ella solo era una simple maestra de piano en un pequeño conservatorio, realmente alguien como Elena Katina una Dra., de renombre podría amarla? Pero sus palabras eran tan reales, sus ojos no parecían mentir todo parecía ser las fantasías de una niña pequeña anhelando al amor de su vida, quien realmente podría decir que era amor verdadero o no? Dios ella solo estaba pensando en cómo decirle a su niña de 3 años que estaba embarazada?, ahora debía ver que sentía y que no? Todo se estaba complicando tan rápido, por los momentos solo le tocaba analizar y? realmente no tenía idea sobre ese “y”.


Prometo dejarles las conti el proximo viernes nos leeremos pronto.........

Avatar de Usuario
andyvolkatin
Mensajes: 171
Registrado: Mar 28 Oct 2014 21:38
Sexo: Femenino
Ubicación: en algun lugar del mundo

Re: Intersecciones

Mensaje por andyvolkatin » Lun 23 Oct 2017 13:05

Hola :D
que buen capitulo
ya Lena se le declaro a Yulia
ahora falta saber si es correspondida o no
nos leemos el viernes :mrgreen:

Eacvolkatin
Mensajes: 20
Registrado: Dom 24 May 2015 15:23
Sexo: Femenino

Re: Intersecciones

Mensaje por Eacvolkatin » Dom 29 Oct 2017 20:44

Zian estamos esperando la actualizacion, sabes muy poco comento pero siempre leo todas tus historias

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado