Página 1 de 1

Intersecciones

Publicado: Sab 09 Sep 2017 00:25
por Zian
Buenas aquí volviiiiiiiiiii y traje algo nuevo, después de estar pensando por semanas cuál de las 10 historias que tenía encaminadas decidí por una nueva :lol: :lol: :lol: está es mi historia número 11 :guiño: :guiño: espero que la disfruten


INTERSECCION


Prologo.

Narrador: llega un punto en la vida de todos que estamos en medio de situaciones un poco difíciles, estando de nuestra parte elegir qué camino tomar son decisiones meramente nuestras, pero hay otras que tienen circunstancias y contextos diferentes, podemos ver a una persona mayor que tiene problemas al cruzar la calle, así que está en nosotros ayudarla a cruzar o simplemente seguir de largo, pararnos para darle el puesto a una mujer embaraza, de la tercera edad o simplemente ceder el puesto por así quererlo, pero que pasa cuando decides cambiar de rumbo a casa e irte caminando solo por qué si, pero al llegar a un callejón un poco oscuro escuchas varios sollozos y pequeños gritos ahogados, tus sentidos se agudizan, la adrenalina comienza a fluir por todo tu cuerpo, tus pensamientos son varios: ¿Debó seguir? ¿Debó correr a ayudar? ¿Podría ser una trampa y van a asaltarme? ¿Mejor pido ayuda? ¿Pero y si es una verdadera emergencia y hay alguien herido?, los sollozos se hacen cada vez más inaudibles ¿Si la persona está muy grave? ¿Qué es lo que debo hacer?, esas preguntas se las hacia una chica que solo decidió cambiar su rutina diaria, solo por aburrimiento del mismo paisaje que veía a diario…

Chica: Dios qué debo hacer? – se repetía de manera interna – Es tu deber hacer algo – discutía consigo misma – Si mañana te enteras que murió alguien en este lugar será tu culpa, aunque puede que sea yo la asesinada cuando me roben – se dijo internamente, nuevamente el sollozo – Diablos!!!

Narrador: al decir aquello la chica se decidió y entro en aquel callejón rezando por no ser parte de las estadistas moscovitas, al llegar a la mitad del callejón vio un cuerpo pequeño abrazada a otro un poco más grande, allí podía escuchar una voz suave y quebrada: “mami depeta por favo depeta” y nuevamente el sollozo, esa palabras tristes le llegaron a la chica que corrió hasta aquellos cuerpos, la poco nieve que caí parecía cubrir aquellos cuerpos pero la voz suave seguía llamando a su madre para que despertara.

Chica: están bien? – dijo al arrodillarse frente a ambos cuerpos, se sorprendió al ver a una pequeña de no más de 4 años aferrándose con más fuerza al cuerpo de una mujer que se notaba golpeada – tranquila pequeña vengo a ayudarlas.
Niña: mi mami no depeta – dijo comenzando a sollozar más fuerte.
Chica: tranquila todo estará bien – dijo al colocar su dedos en el cuello de la chica – tu madre se repondrá – dijo suspirando aliviada al sentir pulso, así que tomo su teléfono celular – Vlad necesito una ambulancia con urgencia, encontré a una mujer herida en el callejón que esta al norte de la plaza roja, no me importa si debes venir en auto pero necesito la mald**** ambulancia – al decir aquello tranco la llamada – tranquila pequeña ya viene la ayuda – al decir eso se quitó su chamarra y se la coloco a la pequeña que evidentemente tenia frio.

Narrador: intersecciones de caminos, intersecciones de vida, dilemas por situaciones críticas, dilemas por posibilidades múltiples, está vez un sollozo hizo la diferencia pero que pasará a raíz de este momento, nadie lo sabe ya que son decisiones individuales muchos caminos distintos, unos podrían decir que fue el destino, otros que fueron asares de la vida, otros que pueden ser las letras locas de algún escritor que juega con su imaginación, quien sabe realmente pero lo real es que una vida puede que se salve o tal vez dos o tres, depende de la mirada con la cual se observe la situación, un día en el que alguien decidió cambiar de rumbo por sentir aburrimiento de su paisaje diario, le dio la oportunidad de escuchar aquel sollozo y la oportunidad de hacer una diferencia, porque lo que tal vez nadie sabe es que ese pequeño sollozo unos horas antes era un fuerte llanto, pero nadie quiso ayudar tal vez porque tuvieron las mismas preguntas de aquella chica, pero solo ella decidió prestar ayuda y hacer la diferencia, pero como dije por asar, por destino o simplemente por contar una nueva historia………


Buenos ustedes avísenme si sigo o no?, los leeré pronto......

Re: Intersecciones

Publicado: Sab 09 Sep 2017 03:07
por keizike
suena interesante espero lo continues

Re: Intersecciones

Publicado: Sab 09 Sep 2017 18:33
por leondormido
siiii siguelo porfa, todas las historias que he leído de ti han estado buenas, seguro que esta no será la excepción.

Re: Intersecciones

Publicado: Dom 10 Sep 2017 01:35
por Zian
No soy tan mala para dejar solo esas líneas :lol: :lol: :lol: actualizare todos los viernes así que aquí les dejo 1 capítulo



Capítulo I: Intersección de vidas…


Narrador: aquella camilla cruzaba la emergencia de aquella clínica privada en donde aquella chica estaba acostada, otra corría tras ella con una pequeña en brazos que se aferraba a su cuello como si la vida se le fuera en ello.

Enfermera: no pueden pasar – dijo al impedir que entrara.
Chica: como te atreves al prohibirme la entrada? – dijo molesta.
Enfermera: Dra. Katina sabe que no pueden entrar niños a la sala de revisión – dijo en tono de disculpa.
Lena: no puedo dejar a la pequeña sola – dijo aferrándola más a su cuerpo.
Enfermera: son las políticas…
Lena: conozco las políticas – dijo molesta – pequeña voy a entrar a ver cómo sigue tu mami – la pequeña se aferró con más fuerza a la pelirroja.
Niña: no me dee sholita – dijo comenzando a sollozar.
Lena: escucha pequeña – dijo en tono dulce y suave lo que sorprendió a la enfermera ya que la Dra. Elena Katina era de temperamento osco – solo veré como sigue tu mami, dame solo unos minutos aquí la Srta. Katya se quedará contigo hasta que yo regrese – dijo viendo a la chica de manera seria – así que solo espera un poquito.
Niña: mami tara ben? – pregunto aun con lágrimas en los ojos.
Lena: verás que sí – dijo sonriéndole – Katya por favor llama a la Dra. Sharapova en pediatría y que revise a la pequeña, estuvo varias horas sometida a la nevada que cayo está tarde, la siento un poco caliente una vez que tenga un diagnostico que se una conmigo en emergencia – al decirle eso le pasó a la pequeña – vendré muy pronto pequeña – al decirle eso le limpio las lágrimas y entro al área de revisión.
Katya: tu mami estará bien pequeña – dijo sonriéndole – la Dra. Katina es la mejor del hospital y sé que la cuidará muy bien.
Niña: ensherio? – dijo viéndola con recelo.
Katya: por supuesto – dijo sonriéndole – que te parece si te doy un poco de chocolate caliente? – dijo entrando al área de enfermeras.
Niña: shi – dijo sonriendo – tego abe – dijo viéndola con tristeza – mi mami me iba a compa mi comiita cuado shalio eshe hobe feo – dijo comenzando a sollozar.
Katya: tranquila – dijo abrazándola, sin duda aquello debió ser horrible para la pequeña.

Narrador: mientras tanto la sala de revisión por órdenes de la pelirroja una vez que ingreso pidió que le hicieran exámenes por violación, lo que indigno a la Dra. Fue el saber que esa pobre chica tenia muestras de una violación anterior, ya que la zona de la vagina presentaba cicatrices por desgarres que apenas terminaban de curarse, los hematomas que se observaban no solo en los brazos, piernas, abdomen y cabeza mostraba la crueldad con la que fue tratada, además de un pequeño grado de hipotermia por el tiempo que paso tirada en aquel piso y nieve sobre ella, solo esperaba que aquella pequeña no tuviera que haber visto aquella, pero lo duda ya que la pequeña se mostraba con claros signos de shock cuando las encontró, una vez que todas las heridas fueron fotografiadas y el semen extraído le pidió a su hermano Dima que era jefe de policía ir a la clínica, junto a su cuñada Tanya quien era trabajadora social para determinar qué medidas tomar, ya que la joven que aún no era identificada no había despertado durante la revisión.

Dima: bien Katina cuéntame que paso? – dijo al ver a su hermana.
Lena: decidí irme a casa caminando para cambiar de ambiente – dijo seria – me fui para la vía larga cuando pasaba por aquel callejón – su hermano la vio serio, ella sabía lo molesto que estaba las calles moscovitas no eran muy seguras esos días, y al ella ir a pie por aquella zona no le resultaba nada agradable – escuche un leve sollozo, al principio pensé que podía ser un gato pero luego agudice el oído y supe que era humano, por lo que entré y a mitad del callejón vi a una pequeña sobre un bulto llorando, me costó darme cuenta que era una persona ese “bulto” ya que ambas estaban cubiertas por la nieve, luego solo las revise y pedí la ambulancia para traerlas acá ya que no tenía frazadas térmicas porque ambas estaban heladas.
Dima: bien – dijo serio – el examen que me acabas de mostrar indica efectivamente que fue violada – dijo suspirando – con respecto a la hija sufrió alguna lesión – dijo apretando los dientes, ya que en varios casos de violación donde los pequeños acompañaban a sus madres estos también mostraban signos de alguna agresión física o sexual, esos casos eran los que más odiaba aquel chico.
Lena: según las observaciones que me indico la Dra. Sharapova la pequeña no mostraba signos de violencia de ningún tipo, incluso cuando la enfermera me indico que la pequeña no había comido tampoco habían signos de desnutrición, todo está bien con ella.
Tanya: bueno el nombre de tu paciente es Yulia Volkova – dijo al acercarse a su esposo y cuñada – la chica vive en aquel edificio y está ligada a la asistencia social desde hace 2 año – dijo viendo aquel informe que llevaba en las manos – al parecer presentó una denuncia contra su padre por violencia doméstica cuando este trató de atacar a su pequeña – dijo seria, sin duda odiaba esos casos – el padre alegó que su hija mentía por lo que la joven solo se fue de su casa, ella contaba con 17 años desde entonces comenzó a trabajar en una academia de música dando lecciones de piano, le asignaron un departamento a menos de una cuadra del lugar donde la encontraste, ella solicito hace 3 meses cambio de residencia ya que un vendedor de drogas se mudó al lugar, están por asignarle una nueva residencia.
Lena: alguno de esos malvivientes debieron atacarla – dijo apretando los puños – según las heridas que comenzaban a cicatrizar en su vagina hace 3 meses fue violada pero por lo visto no presentó cargos.
Dima: no creo que quisiera hacerlo si los compradores o el mismo traficante la atacaron, si no tenía donde ir como denunciarlos? Lo más seguro es que se hubieran vengado de ella o de su pequeña.
Tanya: por los momentos debemos saber que hacer – dijo seria – lógicamente como Yulia Volkova presentó una denuncia por agresión contra su padre la pequeña no irá con él, pero quisiera mantenerla lejos de alguna casa de acogida – dijo viendo a su esposo – luego que descubriste aquella red de pedófilos que pusieron sus casas para ser centros de acogida me niego a que ningún niño pise esos lugares.
Dima: bien – dijo pensativo – hay que ver que podemos hacer.
Lena: la niña se quedará conmigo mientras su madre despierta – dijo viéndolos a ambos.
Tanya / Dima: tu???? – preguntaron al unísono.
Lena: si yo – dijo molesta – que tiene de malo.
Dima: perdóname hermanita pero tú de madre postiza no tienes nada – dijo viéndola con humor, por lo que su hermano lo fulmino con la mirada.
Tanya: Lena de broma puedes cuidarte sola – dijo viendo a su cuñada con simpatía – vives prácticamente en el hospital, tu casa es un desastre – dijo colocando su brazo sobre sus hombros – hasta puedo asegurar que ni comida tienes – dijo viéndola divertida.
Lena: claro que puedo cuidarla – dijo al quitar el brazo de su cuñada de sus hombros – solo debo organizar mi agenda y listo – dijo simplemente.
Dima: pero Lena….
Niña: Dotoa Aina – dijo al llegar corriendo donde estaba la pelirroja y abrazarla de las piernas – kelo ve a mi mami – dijo viéndola con un puchero, en aquel momento como Tanya y Dima sonrieron al ver la cara de la pelirroja iluminarse al ver a la pequeña, quien no dudo al ver como la Dra. La tomaba en sus brazos.
Lena: a tu mami aun la están terminando de curar dentro de poquito podrás verla – lo dijo de manera dulce, tanto su cuñada y hermano pusieron expresiones de asombro los cuales la pelirroja ignoro – qué te parece si vamos a comer mientras tanto – dijo sonriéndole.
Niña: shi – dijo mostrando una hermosa que cautivo a la pelirroja.
Tanya: y Lena no nos presentarás a tu nueva amiga? – dijo en tono dulce, lo que ocasionó que la pelirroja la viera mal.
Lena: la verdad…
Dima: mucho gusto pequeña Srta. – dijo sonriéndole dulcemente a la pequeña – mi nombre es Dimitri Katin hermano de está pelirroja mal educada – lo que hizo que la pequeña sonriera – y está es mi esposa Tanya.
Niña: muto guto mi ombe esh Vika Vokova – dijo sonriéndole.
Lena: que nombre más hermoso – dijo besándole la mejilla, desde que la vio nunca le pregunto su nombre es por ello que no quería presentarla.
Tanya: bueno vayan a almorzar – dijo sonriéndole a ambas – nosotros nos quedaremos esperando a que tu mami despierte.

Narrador: la pelirroja camino hasta el elevador mientras intentaba entablar una conversación con la pequeña, está por su parte solo se aferró al cuello de la pelirroja mientras iban rumbo al ascensor, la pequeña solo le respondía con mono silabas a la chica la verdad se sentía cansada pero tenía hambre, aquella enfermera le dio un simple sandwish de queso y chocolate cuando su mami le daba hot cake y leche, para luego merendar algo de fruta deliciosa pero por culpa de ese hombre que la lastimo no llego a comer su desayuno, una vez que llegaron a la cafetería la pequeña vio curiosa a la pelirroja cuando tomo otro sandwish.

Vika: eto no e amueso – dijo frunciendo el ceño.
Lena: claro que si – dijo sonriendo.
Vika: no – dijo seria – mi mami ashe sopita o kemas, pollito a ono con veeales – dijo arrugando su naricita – y ugo e fesha – dijo viendo a la pelirroja que la miro asombrada.
Lena: tu comes vegetales? – pregunto asombrada.
Vika: mami dishe ke shon pa sher gande – dijo sonriéndole.
Lena: bueno – dijo pasando su mano por su cabello apenada – a ver si hay crema y vegetales.

Narrador: al decir eso se asombró al ver que si habían cremas y diferentes alimentos saludables, “sin duda la madre de esta pequeña la cuida bien” pensó para sí misma una vez que la pequeña eligió su crema de apio, un poco de lasaña y algunos vegetales para acompañar su comida junto a un jugo de naranja, la pelirroja tuvo que elegir un pescado a la naranja ya que la pequeña le insistió que quería probarlo, la obligo a pedir una ensalada verde y jugo de naranja, sin duda sería la primera comida saludable que comía en semanas, ya que la última vez fue en casa de sus padres y la cocinera era su madre una chef reconocida en Moscú, pero en su defensa ella trabajaba hasta 36 horas seguidas en el hospital desde que su padre se retiró.

Lena: y comes así todos los días? – dijo viendo a la pequeña como disfrutaba de su crema.
Vika: ajam – dijo sonriéndole.
Lena: y de desayuno? – siguió indagando.
Vika: hot cake o kepes con adandao y leche – dijo viendo a la pelirroja para luego bajar su mirada – mi mami e ia a eva a la caeteia e la ekina poke anote a egar la casha etaa egada – dijo con lágrimas en los ojos – e ompieon odo mi mami atevesho e muebe gande a la pueta – dijo sin ver a la morena – ashi ke iamo a omer fuela.
Lena: entiendo – dijo pasando su mano sobre el cabello rubio de la pequeña – luego atacaron a tu mami? – pregunto con cautela.
Vika: shi – dijo limpiando las lágrimas de su mejilla.
Lena: tranquila todo estará bien ahora – dijo la pelirroja al levantarse y abrazar a la pequeña.

Narrador: algo le decía a Lena que la destrucción de la casa y la violación estaban relacionadas, es por ello que mientras la pequeña seguía comiendo en silencio le paso un mensaje a su hermano, “anoche las robaron y le destrozaron el apartamento creo que deberías investigar eso”, Dima solo le escribió “me ocuparé de ello” por lo que la pelirroja siguió su almuerzo con la pequeña, varios trabajadores del hospital estaban curiosos al ver a la dueña de aquel lugar comiendo con una pequeña, los susurros y chismes no se hicieron esperar desde lo ocurrido realmente y otros más fantasiosos, pero una mirada más curiosa no dejaba de negar con la cabeza al ver a su cuñada comer sano, sin duda esa pequeña rubia ya había cambiado para mejor la vida de la pelirroja solo esperaba sentarse a ver qué pasaría.

Lena: qué te parece algo de postre? – le pregunto sonriendo al ver que la pequeña efectivamente se había comido todos sus vegetales.
Vika: elao – le dijo sonriendo.
Lena: helado me parece bien – dijo sonriéndole al levantarse de la mesa, cosa que imitó la pequeña – peque pero puedes quedarte mientras los pido.
Vika: mami dishe lo niños no deen kelarshe sholitos – dijo suavemente.
Lena: bien vamos – dijo dándole la mano mientras con la otra llevaba las charolas con los utensilios empleados para el almuerza, “sin duda su madre le enseño bien” se dijo para sus adentros, una vez dejo la charola en su lugar cargo a la pequeña en brazos – que helado quieres? – le preguntó de forma dulce.
Vika: shotolate – dijo sonriéndole feliz, para Vika el comer algún tipo de golosina era un premio ya que a pesar de que su madre se aseguraba que tuviera una rica comida alta en vitaminas, ropa y juguetes aunque de segunda mano pero muy lindos y cuidados, los dulces, helados y comidas chatarras escaseaban en su casa, por eso aprovecharía que la buena doctora se los estaba dando.
Lena: buena elección – dijo sonriéndole.

Narrador: una vez que pago ambos helados llevo a la pequeña al piso donde habían acomodado a su madre, por órdenes de Lena su habitación era privada y con una cama extra sabía que la pequeña pronto caería dormida, como médico sabía que los pequeños necesitan hacer pequeñas siestas diarias, además que viendo la manera como su madre le tenía una rutina no dudaba que la hora de la siesta sería pronto, una vez entraron a la habitación 220 la pequeña corrió a la cama de su madre y le tomo la mano, a la pelirroja casi se le salieron las lágrimas al escuchar las palabras de la pequeña para su madre.

Vika: aoa te vo a cuda omo tu a mí, sta fia mamita omo uano te vi n la neve – dijo sollozando – pedon po cole shi no lo uvera eto eshe feo enor no te uvera peao – dijo al besarle la mano a su madre, así como ella le hacía cuando estaba enferma – coli omo ijite edi auda pelo naie ino – dijo susurrándole pero esas palabras fueron oídas por la pelirroja – uado vi ke naie eia legleshe y tabas iada – Lena tuvo que tapar su boca para que no se le escapara el grito ahogado que casi se le sale al escuchar eso, “cómo era posible que nadie fue a ayudarlas, esa violación se hubiera podido evitar pero nadie escucho los llamados de auxilio de la pequeña, pero al menos no presencio la violación que sin duda hubiera acabado con su inocencia también” – pelo ego Lena, e tao al opital y e cudadon – dijo cerrando sus ojitos, la pelirroja limpio las lágrimas que no pudo evitar que salieran.
Lena: pequeña es mejor que duermas un poquito – al decirle eso se hinco delante de ella – acá hay una camita para que duermas mientras tu mami despierta.
Vika: no kelo mimir – dijo seria, lo que hizo sonreír a la pelirroja.
Lena: por supuesto que no – dijo pensando que a pesar de todo no era perfecta la pequeña, pero eso la hizo más adorable antes sus ojos – pero qué tal si – dijo al levantarla y colocarla en sus brazos – si intentas descansar un poquito tus hermosos ojitos azules? – dijo meciéndola mientras la pequeña recostaba su cabecita en el hombro de la pelirroja y metía su pulgar en la boca – solo cierra tus ojitos un poquito y deja que descansen – al decir eso comenzó a caminar por toda la habitación, al llegar a la ventana ya la pequeña estaba en el mundo de los sueños – sin duda una pequeña terca – dijo sonriendo – estabas muy cansada – al decir aquello camino hasta la cama de al lado de su madre y la recostó – descansa pequeña princesa – al decir aquello beso su frente y la arropo para que estuviera más calentita – bien Vika ahora revisare los resultados de tu mami – al decir aquello tomo la historia y comenzó a leer.

Narrador: la pelirroja se quedó allí leyendo cada hematoma y como era tratado, cada cicatriz y como fue suturada, aquellas viejas heridas que no sanaron del todo, innumerables pruebas para descartar infecciones y hasta enfermedades venéreas ya que el violador no uso condón, cultivos y varios más de rutinas en casos de violación que aún no estaban listos para conocer los resultados, incluso la orden de una medicación que dan para el día después pero como la chica estaba aún inconsciente se las darían en unas 2 horas por vía intravenosa, paso solo 1 hora cuando le entregaron varios resultados los cuales dejaron a la pelirroja asombrada.

Lena: embarazada de 3 meses – dijo al ver no solo el resultado emitido por la prueba sanguínea sino también el ultrasonido en donde se veía aquella manchita – Dios qué es esto? – Dijo sin poder creer aquello – aquella primera violación tuvo consecuencias – se dijo para sí misma.

Narrador: una nueva vida en camino ya sea de conocimiento o no por parte de una chica inconsciente, un cambio de vida para aquella pequeña y un desgraciado aun por encontrar sin dudas un sin fin de situaciones estaban por pasar, pero siempre las decisiones que tomemos son las que nos llevaran por diversos caminos.


Nos leeremos pronto......

Re: Intersecciones

Publicado: Mar 12 Sep 2017 15:00
por volk69
Me alegro tanto de que hayas vuelto Zian. Eres la mejor!
Tendre que esperar demasiado para saber que paso, pobre Yuls y vika :cry:

Espero con ansias la conti icon_e_biggrin

Re: Intersecciones

Publicado: Mar 12 Sep 2017 18:23
por Mellvauseman
:shock: embarazada !!! Hay pobre mi yulia! ... Jajaja x cierto Nose pero me cuesta leer él idioma de vicka jajajajaja trato y trato . muy buen fic.. En espera de él próximo capítulo.

Re: Intersecciones

Publicado: Mié 13 Sep 2017 22:14
por vivalenz28
Me encantó el comienzo y Vika me encantó sobre todo como habla :3 espero la conti y que bueno que estás de nuevo entre nosotros :lol: tus historias me encantan :D

Re: Intersecciones

Publicado: Vie 15 Sep 2017 23:21
por Zian
Buenasssssssssss acá les traigo el segundo capítulo, espero que les guste Mellvauseman perdón que no la entiendas pero solo tiene 3 añitos casi 4 aún no habla muy bien :oops: si te soy honesta a mi me cuesta entenderla :lol: volk69 gracias por tus palabras y se hace lo que se puede :guiño: vivalenz28 gracias por leer de verdad tenia muchas ganas de subir alguna historia porque no deje de escribir este tiempo, por allí hay una historia muy especial para mi que estoy terminando y que amo con locura pero quiero perfeccionarla para ustedes ya que es un genero nuevo para mi y es muy emocional, pero eso lo verán más adelante 8) 8)


Capitulo II: Un hogar sustituto ¡Debo cambiar mucho!


Narrador: aun la pelirroja seguía con aquellos resultados en sus manos no podía creer aquello, debía volver a la realidad luego analizaría las cosas con calma y mente fría, por los momentos Yulia Volkova necesitaba que actuará como su médico responsable y de cabecera como se había auto nombrado, por los momentos la inyección del día después quedaba descartada ya que una pequeña vida, tan y hasta más frágil que la pequeña que dormía en la cama contigua a la de su madre estaba en camino, mandaría hacer unas pruebas con la Dra. Sharapova respecto al bebe para asegurarse que estaba bien, receto ácido fólico intravenoso y diversas vitaminas prenatales el cuidado del pequeño también era su prioridad desde ya, luego de entregar a la enfermera sus nuevas indicaciones salió para despejarse y allí encontró a su cuñada.

Tanya: y esa cara? – le preguntó dejando unas bolsas en la estación de enfermeras.
Lena: el caso Volkova es más complicado de lo que pensaba – dijo suspirando.
Tanya: qué paso? – dijo preocupada.
Lena: que no paso – dijo frustrada – primero y principal está embarazada de 3 meses lo cual concuerda con las cicatrices encontradas en su vagina, de aquella violación salió embarazada y parece que no lo sabía – la cara de asombro de su cuñada igualaba la suya al enterarse – ya le mande a colocar las vitaminas que necesita vía intravenosa – dijo suspirando.
Tanya: no hubo ningún reporte de agresión por parte de Volkova a la policía o asistencia social – dijo negando con la cabeza.
Lena: lo más seguro que el agresor estuviera cerca de ella, debe ser por eso que solicito el cambio de apartamento – dijo sentándose.
Tanya: dijiste que era complicado qué pasa? – dijo sentándose junto a ella.
Lena: además del embarazo, el riesgo que corre él bebe debido a los golpes que sufrió la madre, el que no podamos darle ningún antibiótico para no lastimarlo, esta también el golpe que sufrió en la cabeza – Tanya la vio seria – tiene una inflamación y hasta que está no baje no podrá despertar ya que la hinchazón presiona un nervio, que es el que controla la conciencia – dijo pasándose las manos por la cara.
Tanya: esa lesión cerebral puede ser grave? – pregunto seria.
Lena: eso no lo sabremos hasta que despierte – dijo viendo a su cuñada – es por ello que no queda más que esperar.
Tanya: con respecto a Vika…
Lena: ya te dije que se quedará conmigo – dijo viendo a su cuñada con el ceño fruncido.
Tanya: si lo sé – dijo rodando los ojos – aquí tienes el permiso provisional de su tutela – dijo entregándole un sobre – y aquí – dijo señalando unas bolsas – le compre algo de ropa, un neceser y varias cosas de aseo personal.
Lena: yo podía perfectamente comprar sus cosas – dijo viéndola mal.
Tanya: son las 4 de la tarde y es tu día libre – dijo viéndola mal – tienes a una pequeña no solo agotada físicamente sino mentalmente también, será un poco difícil explicarle que se irá contigo en vez de quedarse con su madre, eso le dará desconfianza además que le cambias completamente su rutina diaria, debes tratar de seguir una rutina a la hora de comer y dormir que no conoces que lleva, todo sobre ella tendrás que descubrirlo a la marcha y este tipo de cambios no sabes a que nivel la afectará…
Lena: lo sé, lo sé – dijo abruptamente para que se detuviera – todo eso ya lo he pensado – dijo seria – no soy tan torpe, me he dado cuenta con todas esas cosas locas de comer sano que le ha inculcado su madre, además también vi psicología infantil en la universidad y entiendo perfectamente todo lo que me dices – dijo molesta.
Tanya: bien yo solo quería ayudar – dijo con aire de culpabilidad.
Lena: siento mi brusquedad – dijo arrepentida – es solo que tome una decisión de manera apresurada y resulto con la salvación de la vida de una joven, su pequeña niña y un no nato que supongo que dicha madre no sabe que lleva en el vientre, creo que solo trato de averiguar cómo decirle a la pequeña que vendrá conmigo es todo.
Tanya: creo que lo mejor que puedes hacer es decírselo de una vez – dijo al ver una cabecita con unos bellos bucles rubios asomarse por una puerta, la pequeña corrió y se abrazó a la pelirroja.
Vika: penshe ke me eate sholita – dijo con voz triste.
Lena: no pequeña – dijo al sentarla en su regazo – es que salí para que pudieras dormir tranquila.
Vika: mi mami no epieta – dijo triste.
Lena: tu mami solo necesita dormir para recuperar sus fuerzas – dijo besándole la frente – y eso podría demorar un poco.
Vika: ashi omo uano tego fiebe y uemo ooo e ia? – pregunto curiosa.
Lena: así es – dijo sonriéndole, sin duda esa pequeña era muy inteligente – solo hay que dejarla descansar por un tiempo en el hospital.
Vika: ok – dijo sonriéndole y abrazando a la pelirroja.

Narrador: sin duda Yulia Volkova debía ser una extraordinaria mujer porque de que otra forma esta pequeña sería tan adorable, es por eso que en la mente de la pelirroja solo habían 2 cosas la primera proteger a esa pequeña, y la segunda que Yulia obtuviera la justicia que se merecía por aquel acto cruel que sufrió, sabía que el llevarse a la pequeña a su casa no solo sería un gran cambio para la pequeña, sino para ella también ya que solo vivía con una pequeña perrita que ya tenía más de 48 horas que no veía, al recordarla se golpeó con la mano la frente.

Tanya: creo que recordaste que alguien te espera en casa – le dijo en tono reprobatorio.
Lena: lo siento – fue lo único que pudo decir.
Tanya: ya sabía yo que era un error darte aquella cachorrita – dijo en tono recriminatorio – pero Dima siempre te complace.
Lena: ya nos vamos – dijo levantándose con la pequeña en brazos – vamos pequeña hay algo que debes de saber – al decir eso casi que corrió a la habitación de Yulia.
Tanya: si huye cobarde – dijo molesta.

Narrador: la pelirroja prefirió no responder a aquellas palabras que sabían que eran ciertas, para su desgracia su cuñada no solamente era amante de los niños cosa que la hacía una extraordinaria trabajadora social, además de psicóloga infantil por si fuera poco era defensora de los derechos de los animales, tenía una asociación sin fines de lucro para sacar a los perros de la calle y hace 3 años adopto a una hermosa poodle toy, de la cual tuvo una camada hace unos 3 meses y Lena encaprichada con una color champan se quedó, pero más que nada se la quedo porque Dima convenció a su esposa que no quería, y allí mismo demostraba que era una mala madre adoptiva de una miniatura de 3 meses.

Lena: pequeña hay algo que debes saber – dijo al sentarla junto a su madre – los hospitales tienen horario de visita y el horario es hasta las 6 pm.
Vika: kele deshil ke no ueo kelame – dijo triste.
Lena: así es – dijo acariciándole la mejilla.
Vika: ben – dijo seria – poias evame a casha? – dijo esperanzada, bueno nunca en su vida se había quedado solita, pero si su mami no podía salir de allí y ella no podía quedarse no le quedaba de otra, solo esperaba que quien destrozo su casa le dejara algo de leche con eso bastaría hasta el día siguiente, eran los pensamientos de la pequeña a Lena le parecían graciosas las diferentes muecas que hacia la pequeña mientras pensaba, sea lo que sea que pensara sabía que debía aclararle las cosas.
Lena: sabes que no puedes quedarte solita en casa cierto? – dijo seria.
Vika: lo she elo shin mami ende – dijo resignada, sin duda adorable pensaba Lena.
Lena: pequeña no irás a casa – al ver la cara de miedo de la pequeña se hinco delante de ella – mi cuñada Tanya logró que te quedaras conmigo mientras tu mami se recupera.
Vika: ide a tu casha? – pregunto sonriendo.
Lena: así es pequeña – dijo sonriéndole de igual manera – hoy dormirás en mi casa y mañana vendremos a ver cómo sigue tu mami, y estarás conmigo hasta que ella salga del hospital.
Vika: shi – dijo muy animada, se giró y con cuidado abrazo a su mami – mamita ile on Leita a shu casha entas te ones ben – dijo besándole la mejilla – anana te vele te kelo uto mamita, no etale sholita – dijo abrazándola y hablándole bajito, por su parte la pelirroja escuchaba atenta y sin interrumpir.

Narrador: por su parte una muy inconsciente Yulia trataba de concentrarse en las palabras de su pequeña, por lo que podía entender la doctora que las rescato de aquel mugriento callejón se quedaría con su hija mientras se recuperaba, otras palabras un poco más fuertes decían “la cuidaré muy bien mañana la traeré para que la vea”, eso le gusto su hija estaría allí con ella pero que alguien la cuidara le gustaba más, su hija era lo único que tenía luego que su madre muriera cuando tenía 12 años estuvo sola siempre en casa, su padre nunca se recuperó de aquella muerte bebía en exceso pasándosela de bar en bar, cuando salió embarazada no la corrió porque un asistente social le recomendó conservarla en casa para que el gobierno le diera dinero, como era menor de edad sería fácil obtener esa ayuda económica, la cual gastaba en licor, mujeres y apuestas de caballo, pero cuando su pequeña cumplió los 2 años vio en su padre una mirada que no le gusto mientras ella bañaba a su pequeña, su inquietud se vio justificada un día que al levantarse en la madrugada a cambiarle el pañal a su hija vio como su padre la manoseaba, eso la hizo estallar por lo que lo acuso de comportamiento impropio con un menor, lógicamente su amigo de asistencia social no permitió que el delito se presentara ante la corte, pero una asistente social si le creyó y la ayudo con los papeles de emancipación por lo que a sus 17 años dejo esa casa, además de una orden de alejamiento de su padre y de ese asqueroso asistente social llamado Boris, que solo quería meterse entre sus piernas es por ello que necesitaba salir de aquel hospital, si algún asistente social intentaba llevarla con aquel hombre y le daban a su hija mientras estaba hospitalizada, no podía pensar en aquello debía reponerse y pronto por su hija.

Voz: shhh Srta. Volkova descansé – le decían dulcemente – debe reponerse por ese hermoso y pequeño ángel que tiene por hija – era cierto pensó la morena antes de caer nuevamente en la inconsciencia.

Narrador: por su parte la pelirroja iba rumbo a su casa junto a la pequeña, pero antes se detuvo para comprar la cena una cajita feliz de McDonald sería suficiente por esa noche, ante una protesta por parte de la pequeña quien fue muy enfática al decir “nala e omia atada”, pero la pelirroja le dijo que sería una celebración por su primer día como compañeras de casa, eso pareció aplacar la negativa de la pequeña Vika que sin duda tenía su carácter muy bien definido, pero sobre todo los ideales de una madre que cuida con esmero sin duda a su hija para mantenerla sana.

Lena: bienvenida pequeña – dijo al abrir la puerta, pero lo que no esperaba era ver el desastre que había en su apartamento – PERO QUE DIABLOS???!!!! – grito al ver cojines tirados en el piso destrozados, varios charcos amarillos por todos lados, varios de sus hermosos zapatos mordidos y sin tacón en el suelo, y una muy clara molesta poodle viéndola fijamente mientras mordía aquel zapato.
Vika: ala alabla – dijo señalándola con evidente reprobación, la pequeña entro y abrió enormemente sus ojos al ver el lugar, pero un pequeño grito asusto tanto a la pelirroja como a aquella perrita – pelitoooo!!!! – grito emocionada, por lo que aquella mopita de pelo color champan no lo dudo y corrió hasta la pequeña – ke ina!!! – dijo al abrazarla ante la estupefacta mirada de la pelirroja.
Lena: pero que desastre hiciste pelusa!!! – dijo molesta señalando a la perrita que estaba de lo más feliz lamiendo la cara de la pequeña – no hagas eso!!! – dijo reprobando aquel comportamiento.
Vika: eles uy tena – dijo besando su cabecita – te kelo maxi – dijo aferrándola más a su cuerpo.
Lena: se llama pelusa Vika – dijo dulcemente pero viendo de mala forma a la perrita.
Vika: elusha e toto – dijo viendo a Lena – Maxi e as moito – dijo feliz.
Lena: mmm bueno como quieras – dijo rascando su cabeza – bueno tu quédate con esa mopa de pelos – Vika la miro feo – con Maxi mientras ordeno todo esto.

Narrador: una hora después que llegaron Lena le decía adiós a sus hermosos zapatos de tacón negros que aquella mopa de pelo había destrozado, tal vez debería agradecer que fueron solo los zapatos y no que hubiera hecho sus necesidades en su cama, ya Tanya se lo había advertido a los perros no les gusta estar tanto tiempo solos, pero ella dejaba incluso hasta por 72 horas a aquel dulce animalito que de “dulce” no tenía nada, a la cual no podía reprender porque su adorable invitada no la dejaría hacerlo, es por ello que se tragó su indignación por el fin tan horrible que sufrieron sus zapatos y termino de limpiar todo, en esa hora la pequeña Vika se hizo muy amiga de aquella perrita que no dejaba de seguirla por todo el departamento, hasta le busco una pelota dejando asombrada a la pelirroja debido a que está si la soltaba frente a la niña, cosa que le encantaba y arrojaba la pelota al ras del suelo para que está la buscara, “sin duda su madre le enseño eso” se decía la pelirroja internamente, una vez se sentaron en la mesa a comer la “Maxi” como era conocida ahora se acostó a los pies de la silla de su nueva amiga.

Lena: qué te parece tu cena de bienvenida? – le pregunto a la niña curiosa que comía con avidez.
Vika: ta lika – dijo sonriéndole luego de tragar parte de la hamburguesa que masticaba – gashias!!! – dijo viendo de manera feliz a la pelirroja.
Lena: es nuestra pequeña celebración por tener nueva compañía – dijo sonriéndole – no es así Maxi – la perrita la vio y bostezo – ves está feliz.
Vika: tas elis e ke ia aki Maxi? – pregunto viendo a sus pies, por lo que la perrita ladro levantando su cabecita y menear su colita.
Lena: sin duda está feliz – comentario que hizo sonreír a la pequeña rubia.

Narrador: una vez terminaron sus hamburguesas y la pelirroja llenara tanto el tazón de comida como de agua de Maxi, todas fueron a ver un poco de TV en la sala una película anima bastó para mantener a Vika frente al televisor, con una pequeña bola de pelos en su regazo que dormitaba feliz mientras era acariciada, Lena no pudo evitar sonreír al ver aquella escena tan familiar en ese sofá, eso le gustaba y le aterraba a la vez tanta comodidad en tan corto tiempo no debía ser natural, pero así se sentía tener a aquella pequeña viendo sus caricaturas con Maxi en su regazo dormitando por sus caricias, hasta el nombre de su perrita sonaba mil veces mejor una vez Vika lo pronunciara, sin mencionar que esa cachorrita se veía feliz en los brazos de la pequeña se notaba sumamente cómoda, como si realmente siempre hubiera pertenecido allí “bien Stop detente Katina” se dijo a si misma al pensar aquello, “la pequeña tiene una madre con la que tiene una vida hecha”, la pelirroja frunció el ceño recordó aquella chica que a pesar de los golpes que recibió se veía que era atractiva, “ok Stop otra vez” frunció más el ceño “que estás pensando? Esa chica tuvo una niña eso quiere decir hetereo 100%”.

Vika: ke pasha ena? – dijo al ver las diferentes caras de frustración de la pelirroja.
Lena: nada solo pensaba pequeña – dijo sonriendo.
Vika: a isa tu cala – dijo sonriéndole – ashi ashe mami uado ta ensado – dijo sonriendo al ver la Tv, si esa chica se parecía a su mami.
Lena: bien – dijo sonriendo, bueno ya examinaría sus pensamientos otro día, ahora solo quería disfrutar de aquella noche familiar, se sonrió así misma porque no pelearía por aquel pensamiento porque si era una noche familiar y punto.

Narrador: Lena se sorprendió al ver que ya a las 8 en punto Vika le dijo que era hora de dormir, las costumbres que la madre le habían inculcado seguían muy presentes y eso era bueno, ya que las rutinas para los niños eran la gloria para los padres o eso escucho decir a alguna enfermera alguna vez, es por eso que la ayudo a tomar un baño calentito, secarse, cepillarse los dientes y ponerse su pijama.

Lena: bien es hora de ir a dormir – al decir eso la acostó en la cama.
Vika: ena – dijo en tono suave – ees u ueto? – dijo mordiéndose el labio inferior.
Lena: princesa aquí no tengo ningún libro – al decir aquello Vika hizo un tierno puchero y se puso triste – pero déjame buscar mi laptop y buscamos algún cuento para leer si – dijo sonriéndole.
Vika: shiiii – dijo feliz.
Lena: ya regreso – al decir aquello salió a buscar su laptop, para Vika los cuentos la ayudaban a evadir la realidad o mejor dicho Yulia le pintaba cuentos hermosos, ella no poseía mucho dinero así que los inventaba a los buscaba en tiendas de segunda mano, pero cada noche la pequeña tenía una nueva historia para escuchar – regrese – dijo sonriendo al acostarse junto a la pequeña – qué cuento quieres que te lea.
Vika: banca neve – dijo sonriéndole – mi mami anote o eio – dijo dulcemente.
Lena: bien será blanca nieves entonces – al decir aquello busco la historia y comenzó a leérselo.

Narrador: la pequeña se acurruco al lado de la pelirroja mientras esta le leía aquel cuento, Vika cerró sus ojos como su mami le decía y comenzó a imaginar aquel cuento, por su parte Lena por primera vez en mucho tiempo se sentía feliz y plena al simplemente leer un cuento infantil, la pequeña acurrucada a su lado lo hacía tan especial y mágico el solo leer aquellas palabras, un rato después la pequeña ya se encontraba dormida Lena espero un poco antes de levantarse, pero al hacerlo muchas dudas la invadieron ¿Y si le teme a la oscuridad? ¿Debería dejarle la luz prendida?, ¿debo dejar la puerta de mi habitación abierta? ¿o mejor dormir junto a ella por si acaso se despierta?, la pelirroja opto por dejar la luz de la mesa de noche prendida pero bajo un poco la intensidad, agradeció mentalmente a su madre por decorar su casa y contar con aquellas lámparas en las 3 habitaciones que tenía el apartamento, dejo tanto su puerta como la de la pequeña abierta, ella ya le había dicho a Vika cuál era su habitación en caso de querer algo la podía buscar allá.

Lena: qué diferente se siente este lugar – dijo luego de tomar una ducha rápida – mejor veré como está – al decirse aquello se vistió con un pijama corta y recorrió el pasillo hasta llegar a la habitación de su invitada – pequeña mopa con pelos – dijo viendo mal a la pequeña Maxi quien estaba acostada junto a la niña, está solo la miro y giro la cara para seguir durmiendo – bien puedes quedarte pero cuídala bien – al decir aquello se quedó observando un rato a la pequeña que dormía de manera apacible – descansa pequeña – al decir eso regreso a su habitación – esa perra será una mala influencia para mi angelito.

Narrador: la pelirroja recapitulo todo lo que había pasado ese día, era sorprenderte como en menos de 24 horas paso de ser una doctora poco accesible para la gente a una madre sustituta, sonrío al pensar en lo loca que es la vida “si me hubieran dicho que esto pasaría ayer me les hubiera reído en la cara”, sin duda las intersecciones que tiene la vida son raros pero también placenteros, realmente aquel pequeño ángel era un cambio para mejorar su vida ahora solo faltaba ver como terminaría todo.


Bueno hasta el próximo viernes se les quiere mucho.......nos leeremos en unos días.......