UNA VIDA NO ME ALCANZA // PSICHOBITCH2

Avatar de Usuario
BellaDurmiente80
Mensajes: 61
Registrado: Jue 20 Mar 2014 18:25
Sexo: Femenino
Ubicación: Argentina, Buenos Aires

Re: UNA VIDA NO ME ALCANZA // PSICHOBITCH2

Mensaje por BellaDurmiente80 » Mié 08 Abr 2015 19:09

Esta trama tiene tanto que mirar, tantos detalles, que... como siempre tu escritura tan impecable, me trasporta a lo vivido. Tengo mi propia opinión sobre lo que pudo haberle pasado a Yulia, pero no me adelantare, puesto que me gustan las sorpresas girl_wink
Sentí la sensación del abrazo, fue transportarse, la verdad me has dado emoción sentida give_heart2 la historia esta remolineando y eso la hace fascinante
Agradezco que sigas escribiendo y dos historias icon_e_biggrin ! Espero que la sigas pronto give_rose
YO... LA PEOR DE TODAS :)

Alina
Mensajes: 115
Registrado: Jue 06 Sep 2012 15:10
Sexo: Femenino

Re: UNA VIDA NO ME ALCANZA // PSICHOBITCH2

Mensaje por Alina » Mié 08 Abr 2015 21:19

Me encanta esta historia, no soy mucho de comentar pero esta es la excepcion :) sigue si? Tengo dos ideas sobre Yulia, no quiero pensar q esta muerta :'( pero es una de las dos opciones q tengo jajaja espero la conti!!

Avatar de Usuario
psichobitch2
Mensajes: 554
Registrado: Lun 10 Dic 2012 20:19
Sexo: Femenino
Ubicación: tu alma y sentimientos

Re: UNA VIDA NO ME ALCANZA // PSICHOBITCH2

Mensaje por psichobitch2 » Dom 12 Abr 2015 17:27

A todas, gracias miles por sus comentarios y seguir la historia. En este capítulo que os traigo hoy, alguna de vosotras podréis despejar muchas dudas y a parte, espero que os guste.

No quiero extenderme mucho para que comiencen a disfrutar de la misma no sin antes, enviaros un fuerte abrazo y un gran beso a todas por el apoyo recibido y que en verdad me complace.

Disfrutad!!



El verdi gris de sus ojos ya no brillaban como antes. El tiempo se había paralizado mientras escuchaba a Larissa y a Oleg con aquella historia que le estaba costando creer por más que su mente iba engranando cada pieza que había quedado fuera de lugar durante muchos meses.
Ahora sabía porque Yulia siempre llevaba la misma ropa cada vez que iba a visitarla y el porque nunca probaba bocado alguno cuando ella le invitaba a comer alguna que otra cosa. Siempre la encontraba triste, pero cuando hablaban de lo que le gustaba, sus ojos azules resplandecían como chispas de luz…ella estaba allí y la sentía viva y a su lado.

- Quiero verla – soltó de pronto. Larissa le cogió su mano, sintiéndola más fría de lo normal.

- Lena. Yulia tiene 3 años y 5 meses en estado de coma. Los doctores cada vez nos dan menos esperanzas de que algún día vaya a reaccionar…

- Quiero verla… llévenme con ella por favor. Ella quiere regresar, solo quiero verla – Abrazó fuertemente a Larissa y comenzó a llorar llena de tantos sentimientos sin saber el porqué, necesitaba estar al lado de la morena en aquel instante.

Después de que se vistiera con ropa más abrigada, en la estancia volvieron a estar reunidos los tres esperando el momento en el que Lena no veía la hora de poder estar con Yulia frente a frente.
Oleg conducía en silencio con Larissa a su lado, tomados de la mano. Ella viajaba en la parte de atrás con la mirada perdida sobre la ciudad que pasaba frente a sus ojos con bastante rapidez, como todo lo que por su vida había acontecido. Sus padres y su hermano se habían marchado sin poder siquiera despedirse de ellos, y de la noche a la mañana….Yulia… qué había sido Yulia durante todo ese tiempo?
Sintió el coche detenerse y Larissa tragó fuerte. Ella pudo escucharlo mientras que Oleg, despacio, le abría la puerta para que saliera. El frío de la ciudad se instaló muy dentro de sus huesos y los nervios llegaron para apoderarse de todo su ser mientras caminaba detrás de la pareja. El olor a medicinas, a limpieza, alcohol; de inmediato invadió su nariz y supo que se encontraba dentro de la clínica. Era un lugar bastante tranquilo y el color blanco, describía perfectamente el sitio. Oleg, extendió su mano y ella aceptó unirse a él. La sensación era bastante cálida y segura, la misma que transmitía Yulia cada vez que se encontraban juntas. Necesitaba estar serena, aún sabiendo que su cabecita no lo estaba.

- Buenos días Livya – Saludó Larissa a la enfermera de recepción con una sonrisa que le fue devuelta con bastante amabilidad.

- Buenos días Sra Volkova, Sr Volkov – Oleg asintió mientras la chica alzaba el teléfono de la central, haciendo una llamada. Lena, no dejaba de mirar cada rincón de la clínica apretando más su mano con la de Oleg, que la miraba enternecido – El doctor Romanov os va atender. Pueden seguir adelante.

- Gracias – dijeron al unísono los Volkov y caminaron a través de un largo pasillo hasta dar con una puerta de color marrón, brillante con una placa que rezaba: Dr. I. Romanov – Neurólogo. Larissa tocó con los nudillos de manera suave hasta escuchar “Adelante” y encontrarse con la agradable bienvenida de parte del galeno.

- Señores Volkov, un placer veros nuevamente. Hola, tú debes ser Elena, cierto? _ Preguntó dirigiéndose a la chica que en ese momento lo miraba esperanzadamente. Si aquel hombre cuidaba a Yulia mientras dormía profundamente, ella sabía que con él podía contar para que la morena, se recuperara lo más pronto posible. Aquel señor de estatura bastante grande y cabellos color blanco, le dio un deje de confianza cuando la miró a los ojos. Eran grises mucho más hermosos que los de ella y la resplandeciente bata blanca, lo hacían lucir, para sus efectos como la representación de un ángel.

- Si… Me llamo Elena Kati… _ Se quedó en silencio y sintió como Oleg volvió apretar su mano.

- Ella es Elena Katina y vinimos porque quiere ver a Yulia – Romanov miró a los Volkov extrañamente por aquella petición, más sin embargo, fue Larissa quien asintió positivamente dando a entender que la pequeña pelirroja estaba al tanto de todo.


Dejando atrás a los Volkov, dentro de aquel consultorio; caminó a un lado del Dr Romanov siendo este quien la guiaba a una habitación que se encontraba al final de un pasillo que le parecía interminable de recorrer. Con la ayuda de sus dos manos, el galeno empujó una puerta que parecía pesada dejando a la vista a una enfermera con una vestimenta bastante extraña, que ella jamás había visto nunca a una mujer vestir así.

- Hola… por favor, colóquele a la niña la indumentaria necesaria y llévala hasta dentro. Es familiar de la señorita Volkova – la enfermera bajita de estatura asintió a las ordenes del Dr, dejándola a solas con Lena que no sabía si temblaba por el frio que hacia allí adentro o porque estaba a solo unos cuantos pasos de encontrarse con la chica que había logrado cambiarle la vida.

Una vez que estuvo lista y que la enfermera le ayudara a colocarse la pijama azul, ingeniándosela para que quedara de la talla de Lena, las calzas, una mascarilla y un gorro para cubrir todo su cabello, Czarina, abrió la puerta dejando pasar primero a Lena y luego entrar ella.
A unos cuantos pasos, sobre una cama inmensa, descansaba una chica a la cual reconoció de inmediato. La enfermera la detuvo suavemente del brazo logrando llamar su atención unos segundos.

- No vas a tener mucho tiempo para estar aquí, pero trataré de que sea lo suficiente – le guiñó el ojo y Lena sonrió aunque la chica no pudo verle.

Siguió sobre sus pasos hasta llegar a donde Yulia reposaba con los ojos cerrados. Debajo de la cama, había un banquillo el cual con mucho cuidado retiró para poder subirse sobre él. Era ella. Su misma piel, aunque mucho más pálida. Su cabello negro sobre su rostro tan pacífico. Sus manos, eran las mismas manos que la abrazaban cuando ella tenía miedo.

Despacio y con la intención de no tocarla muy fuerte con el miedo de que se fuese a despertar, agarró la mano de Yulia, estaba cálida a pesar de su palidez. Con su vista, siguió un camino de cables que conectaban su pulso con el medidor cardíaco que marcaba cada pulsación de la morena. Un tubo de color transparente salía de su boca y no sabía porque Yulia tenía eso allí, tal vez era el conducto por donde la alimentaban, pensó. Miraba de arriba abajo la anatomía pequeña de Yulia, era ella… su cuerpo, su piel, su esencia. Giró hacia la puerta para cerciorarse de que estaba completamente sola y recordó algo importante. Despacio, y con el miedo latente fue descubriendo de las sábanas blancas y suaves, las piernas de la morena. Su respiración se detuvo y de sus ojos volvieron a salir pequeñas gotas de sal que caían sobre sus fruncidos labios. Sintió por un momento la necesidad de sacar desde muy adentro de sus pulmones un grito que tuvo que ahogar muy dentro de sí al ver que Yulia había sido amputada de la misma pierna donde la misma cicatriz que había visto el día anterior, evidentemente no estaría nunca más.

Apretó sus puños siendo la sabana la que recibiera el contacto furioso y tapó de nuevo a la morena, sintiendo que la vida a veces era muy injusta, cerrando con fuerza sus ojos, rogando que todo aquello hubiera sido una pesadilla que había comenzado hace ya más de tres años.

- Hola, Yu..lia – Apenas pudo pronunciar su nombre sin que se quedara atrapado en su garganta haciendo que las mismas gotas saladas cayeran sobre la cama. No sabía si podía llorar o no, si las lágrimas también le harían mal a Yulia y rápidamente las secó con la manga de la pijama azul celeste – No sé porque te apareciste frente a mí y porque todos estos días he tenido el placer de verte y hablar contigo – Apretó un poco la mano de Yulia la cual seguía marcando las pulsaciones sin cambio alguno – Sabía que algo te ocultabas… a fin de cuentas no eres tan inteligente como yo – Sonrió debajo de la tela que le cubría la boca, quedándose en silencio por un momento – Sé que vas a volver con tus papás y que vamos a jugar con Volky… porque sé que te vas a levantar de allí y… - Contuvo el aliento tratando de calmarse un poco al recordar que tal vez Yulia nunca más iba a volver a caminar – Ojalá que me escuches y que volvamos a vernos como antes…de que tus papás me contaran todo. Te prometo que vamos a encontrar ese coche que hizo que chocaras y que perdieras el conocimiento… tú mamá te necesita y Oleg también – Suspiró – Prometo venir a verte todos los días si tus papás pueden traerme… me haces falta Yulia…

Levemente se inclinó sobre sus pies apoyando sus manos sobre la cama y evitando colocar su peso sobre esta… apenas y podía sentir la respiración débil de la morena chocar con la suya cuando se apoderó de sus labios inmóviles pero llenos de calor, los mismos que había sentido cada vez que ellos mismos acariciaban sus mejillas cuando corría hacia su encuentro… reconfortantes y llenos de vida. Cerró los ojos y su respiración hizo contacto con el rostro de la morena, compartiendo la misma sensación que había tenido esa misma mañana cuando en el garaje, se abrazaron profusamente trayendo a su mente el aroma a lavanda recorrerla entera, grabándose aquel recuerdo muy adentro.
Abrió los ojos, pero Yulia aún dormía profunda… Volvió a su posición inicial y el ruido de la puerta la obligó a voltear. Era Czarina quien venía a por ella. Sus ojos volvieron con Yulia. Por un momento su mente imaginó que la piel de la morena volvía a su color natural, al que ella se había acostumbrado, pero solo era eso, un juego de su tonta cabecita.

- Te sabes el cuento de la cenicienta? – Le susurró cerca del oído sin saber si la escuchaba o no. Le miró a los ojos sabiendo que aunque los tenía cerrados, nunca iba a olvidar el color azul que cada vez que miraban los suyos, el corazón comenzaba a latirle alocadamente queriendo salírsele del pecho.

Al salir de la habitación, nuevamente el mismo olor llegó a sus sentidos y buscó con la mirada la puerta más cercana y al visualizarla, corrió hasta quedar frente a unas escaleras las que recorrió con prisa, secándose cada gota de llanto que bajaban por su rostro, buscando la misma soledad que la acompaña cada vez que necesitaba perderse un rato de la realidad que volvía a sofocarla más que antes.
Llegó a una especie de sótano el cual no tenía ni un deje de luz y se adentró. El miedo que alguna vez había sentido por la oscuridad se había disipado bastante lejos. Su mente estaba en blanco y lo único que quería era estar sola y poder expresar las emociones que tenía reprimidas porque ya había perdido mucho. Seres que amó y que empezaba amar y que ahora, que comenzaba aferrarse a alguien que le demostraba que estaría siempre para protegerla, no era más que un ser inerte en una cama, atada a unos cuantos cables y a un aparato que pitaba cada cuantos segundos sin saber si escuchaba, sentía…ó viviría.

Su cuerpo chocó contra el suelo de aquel lugar húmedo siendo el único ruido que lo acompañaba, alguna que otra gota cayendo en algún sitio que se perdía allí adentro. Hizo un ovillo de sí misma y dejó que su llanto fuera limpiando su alma. Esta vez no lo hacía para chantajear, manipular o llamar la atención de sus padres como cuando era niña y quería algo, estaba haciendo contacto con sus emociones más hondas. Su llanto era profundo…



Las lágrimas. Algunos dicen que son sinónimo de debilidad y de desespero. Solo los más débiles tienen la fortuna de conocer y probar su sabor, rociarlas donde más quieran y yo soy una persona débil, porque siento y me duele la vida, por eso corren sin control sobre mi rostro, llenándose de aire y de partículas que impactan sobre mi mientras el viento se encargaba de secarlas…mi tristeza se encargaba de aflorarlas.

Esta vida a veces no nos da a escoger entre el dolor y la risa y aprendí que el dolor va amarrado a la lucha y decidí hacer de mí sufrir una experiencia. De que el mundo tiene altos y bajos y que yo ya estaba dentro de él girando y ya a partir de aquí, dejarme vencer era mi decisión
Borré todo rastro de tristeza y decidí volver de donde salí. Ahora más que nada valía la pena todo porque había dado un paso a mi madurez…enfrentar mis responsabilidades. Que un adulto no es tener unos cuantos años de más en tu carnet de identidad y poder hacer cosas que de chico no podías. Ser adulto era regresar y dar la cara a los problemas y no ver atrás porque el tiempo no se detiene ni mucho menos da la vuelta.

Conduje a toda prisa sintiendo el aire golpear mi cara…sintiéndome libre…



- Ibas pensando en cómo cambiar tú vida Yulia que no miraste más allá y todo cambió de pronto – Alexey descansaba sobre el nacimiento de una colina donde el atardecer pintaba desde lejos la ciudad. Yulia escuchaba atenta cada palabra que se repetía en su mente y lo que él iba resumiendo de aquella historia que había acabado mal – Elena no iba dentro del coche, pero su familia si…


Era demasiado tarde cuando hizo presión sobre el freno de su motocicleta porque ya el impacto del coche que venía en la dirección opuesta había logrado arremeter contra ella. Por instinto cerró los ojos y colocó sus manos delante de su cara, anhelando que nada pasara, pero su cuerpo fue despedido por el aire y consiente aún, escuchó el chirriar de aquellas llantas que cada vez se escuchan en la lejanía junto al crujir de sus huesos sobre el oscuro pavimento. Rodó unos cuantos metros…el dolor le escocía el alma y solo pedía al cielo que todo aquello terminara. No sabía dónde estaba…tal vez en la peor de sus pesadillas…

Un… dos…tres..cuatro… al fin se detuvo y más adelante escuchó un estruendo como aquel que anuncia el tiempo cuando un torrencial aguacero va hacer bravear el cielo. Sentía un peso sobre su cabeza y sabía que tarde o temprano dejaría de respirar o que no volvería a ver más. Alzó un poco su tronco con las fuerzas que todavía podía conservar y el auto que había impactado contra ella se hallaba a unos cuantos metros de la zona. Nunca dejó de mirar hacia esa dirección, porque esperaba que alguien fuera a por ella…

Un fuerte estallido se escuchó y vio como el coche se prendía en llamas…



- Quedaste inconsciente de inmediato – Dijo el rubio con la mirada perdida en la nada. La morena, yacía sobre el suelo cubierto de hojas y tierra, con la cabeza entre sus piernas, ahogando tantos sentimientos de culpa en ese momento – Todo el lugar se llenó de policías y paramédicos mientras trataban de reanimar a la única sobreviviente del accidente… y lo lograron.

Aquella última frase logró llamar la atención de la morena sacándola de inmediato de sus pensamientos. Subió la vista y se quedó contemplando el ondeante movimiento que la brisa lograba sobre la larga chaqueta color negra que llevaba encima el hombre de cabellos casi blancos. Se puso de pie y caminó hasta donde se encontraba Alexey. Este supo cual iba a ser la pregunta que a continuación le haría Yulia, así que la encaró haciendo movimientos sutiles, dejando que el gris de su mirada llenara de confianza al azul que en ese momento hacia un intento para que sus labios dejaran escapar sus palabras…

- Si Yulia, estás viva aún solo que tú cerebro no responde bajo ningún estimulo. Cuando tus padres en aquel momento se habían enterado sobre tu accidente, te encontrabas en quirófano luego de haber sufrido varias lesiones cerebrales traumáticas. Todo lo que pudiste apreciar durante el accidente, lo que sentiste cuando tocaste el asfalto de la carretera fue antes de que el coche, con los tres tripulantes estallara en fuego y partes del mismo fueran a dar contra tu cuerpo, especialmente en la cabeza – Los puños de Yulia se hacían cada vez más blancos por la fuerza ejercida sobre ellos. Sus manos descansaban a sus costados mientras su mente repetía inconscientemente un número: tres.

Sin esperar nada más, le dio la espalda a Alexey y corrió a los largo del bosque donde ya se había acostumbrado su cuerpo a residir. Iba esquivando rocas y árboles que se atravesaban en su camino. Con la sensación de estar bañada en llanto pero a su vez conociendo la razón por la cual sus sentimientos jamás podían exteriorizarse. Llegó hasta el mismo lugar que había llamado “el paraíso” y cayó de rodillas frente a la enorme cantidad de agua que bajaba entre lo más alto de las piedras y sus pulmones se abrieron dejando salir un grito desesperado que pareció un aullido de terror.

Alexey llegó hasta ella y le colocó una mano sobre su hombro mientras ella seguía de rodillas lamentando la razón por la que Lena, ahora se encontraba sola en el mundo.




Se había quedado dormida sobre el suelo sin haberse percatado del paso del tiempo. Allí adentro, nada había cambiado, todavía seguía sumida en la oscuridad y el sonido de aquella gota caer en alguna parte, volvía a formar parte del único ruido que la escoltaba. Se levantó poco a poco y fue cuando comenzó a sentir un poco de miedo porque no sabía dónde estaba y tampoco cuanto había avanzado el reloj.


- Mis papás te están buscando y se encuentran bastante preocupados – Anunció Yulia de pronto, logrando asustar a Lena quien ahora la miraba un poco, temerosa de su presencia.

- Yo… no me di cuenta…solo…

- Por qué me miras así, ah? – Bajó la mirada hacía sus viejos y desgatados converse blancos con negros sin saber que decirle a Lena. Esta, fue bajando su ritmo cardíaco debido a la repentina aparición de Yulia y también le dedicó una mirada a lo que para Yulia parecía tener mayor interés en ese momento.

- Por qué me mentiste todo este tiempo? No era cierto que te habías escapado de casa… Yulia, yo confié en ti.

- No sabía que estaba viva! – Subió la voz, alzando la mirada para ver que Lena poco a poco iba levantando la suya al mismo tiempo para de nuevo encontrarse con el azul de sus ojos que una vez más marcaban la tristeza en ella – Siempre pensé que había muerto en aquel accidente, junto a… - De pronto, su boca se hizo silencio y de nuevo, el único sonido que volvía a escucharse era el del repiqueteo de aquella constante gota.

- Pedí a tus padres que me trajeran a verte esta mañana. Ellos me contaron todo, así que después de verte, salí porque quise estar sola y me quedé dormida.

- Tienes que ir a casa. Ellos están muy preocupados y cuando mamá se preocupa, llamaría hasta la KGB para encontrarte… ven – Le extendió su mano a Lena y esta, indecisa, la tomó de una vez por todas sintiendo nuevamente aquella sensación de protección que solo Yulia podía darle. Yulia le sonrió y caminaron juntas hasta la salida, unas escaleras metálicas las separaba de la puerta y de una nueva historia que en ese momento Yulia, había decidido comenzar a escribir.

- Yulia… - Lena llamó su atención una vez se encontraban atravesando un solitario el iluminado pasillo. La morena giró a verla, interrumpiendo sus pasos.

- Ocurre algo, Lena?

- Quiero mostrarte algo – Yulia solo asintió perdiéndose ambas al final del pasillo cuando el reloj de la recepción, marcaba las 20:00 pm, en punto.



:arrow: :arrow: :arrow: :arrow:
P$i<hoBitcH2
Lo que tú no sabías, que aunque nacieras princesa... no querías a un Romeo... esperabas a Julieta!
twitter: @psichobitch2

oO-aLex-Oo
Mensajes: 56
Registrado: Vie 23 May 2014 18:12
Sexo: Femenino

Re: UNA VIDA NO ME ALCANZA // PSICHOBITCH2

Mensaje por oO-aLex-Oo » Dom 12 Abr 2015 18:17

muy bueno e intenso..

Avatar de Usuario
Hiromy.2310
Mensajes: 93
Registrado: Mié 22 Oct 2014 20:08
Sexo: Femenino

Re: UNA VIDA NO ME ALCANZA // PSICHOBITCH2

Mensaje por Hiromy.2310 » Dom 12 Abr 2015 18:48

Oh por todos los Santos!! Hasta que dices lo que le pasa a Yulia!!! Dios... u.u Lenita has que Yuli despierte

Avatar de Usuario
SLumholdt
Mensajes: 174
Registrado: Dom 03 Nov 2013 16:49
Sexo: Femenino
Ubicación: Atrapada en el mundo de los FF

Re: UNA VIDA NO ME ALCANZA // PSICHOBITCH2

Mensaje por SLumholdt » Dom 12 Abr 2015 19:18

Mi gran sospecha era esta que Yulia estaba en coma pero jamás Imaginé que el accidente fue con los padres de Lena, que triste lo que provoca la intolerancia de los padres, esos que no comprendieron a su hija ni la aceptaron como era y ella en medio de la desesperación sin muchas conciencia por el dolor del rechazo tuvo ese accidente, yo no considero que ella culpable de esas muertes, fue el destino, uno que les mostro su cara mas oscura. Espero que despierte. Y ya se nota a leguas que Lena esta enamorada de ella y Yuliade ella, será difícil cuando Lena se enteré de la verdad sobre el accidente, y creo que para lograr un final "feliz" el perdón sera la clave. Siempre en cualquier circunstancia el perdón es lo que alivia el sufrimiento del alma. Hermoso capitulo. Execelente como siempre. Ya quiero la conti. dash2 girl_in_love give_rose
De perfil y de frente no nos atraparan vivas, nos iremos, regresaremos, este no sera nuestro final...

katina4ever
Mensajes: 171
Registrado: Lun 01 Sep 2014 22:03
Sexo: Femenino

Re: UNA VIDA NO ME ALCANZA // PSICHOBITCH2

Mensaje por katina4ever » Dom 12 Abr 2015 22:05

OMG!!!!! Psicobitch2. Como puedes dejar el capítulo así!!!! Jejeje muy muy bueno este capitulo al igual que todos, realmente sorprendente y bueno lleno de tantas sorpresas ya veremos como reacciona no solo lena si no lis padres de Yulia al darse cuenta con quien fue el accidente, Dios espero con muchas ansias el siguiente capítulo, gracias por tan lindos ff. :) besos linda excelente semana ^^
Solo tú, eres capaz de llevarme hasta el cielo y al mismo tiempo bajarme al infierno.....

Avatar de Usuario
BellaDurmiente80
Mensajes: 61
Registrado: Jue 20 Mar 2014 18:25
Sexo: Femenino
Ubicación: Argentina, Buenos Aires

Re: UNA VIDA NO ME ALCANZA // PSICHOBITCH2

Mensaje por BellaDurmiente80 » Mar 14 Abr 2015 12:38

Que delicia leerte... lo que ha ocurrido con Yulia no es más que la cara de muchas otras realidades, toda la situación fue minuciosamente bien contada como siempre estoy acostumbrada de leerte psichobitch2, creo que ya nos estas encaminando al desenlace que viniendo de tu excelente escritura será incierto y cargado de emisión... disfruto tanto la lectura de tus fics que ya pienso en cuando vendrá uno mas? :D no es exigencia para nada :roll: Jajajaj espero ansiosa que sigas con la pronta continuación, y quiero a esa Lena luchadora, Yulia nos mostrará su comenzo
Saludos girl_in_love
YO... LA PEOR DE TODAS :)

Andreger
Mensajes: 314
Registrado: Lun 18 Nov 2013 13:37
Sexo: Femenino

Re: UNA VIDA NO ME ALCANZA // PSICHOBITCH2

Mensaje por Andreger » Mar 14 Abr 2015 15:11

Ahhhh q bueno q julia no estaba muerta! :) Bueno del coma al menos hay esperanza q se recupere y vuelva con los suyos. Pero lo del accidente con los padres de lena, sera complicado. icon_e_surprised .sad3. :? Aqui a lena la has puesto muy madura para su edad, vamos a ver como lo afronta. Es muy probable si lo haces realista q lena reaccione mal al enterarse de la verdad pero al final todo se supera! mas si hay amor y lo q ocurrio fue casualidad.
.good. .hi.

Avatar de Usuario
MAX86
Mensajes: 116
Registrado: Sab 18 Ene 2014 16:01
Sexo: Femenino

Re: UNA VIDA NO ME ALCANZA // PSICHOBITCH2

Mensaje por MAX86 » Mié 15 Abr 2015 14:40

Y Yulia no esta muerta!!!!! dance3 dance3 dance3 dance3 dance3 siento amor por esta historia!!! give_heart2 give_heart2 give_heart2
pfffffffffffffffffffffffffff no tengo a quien dar hachas!!!! girl_cry2 girl_cry2 girl_cry2 girl_cry2 girl_cry2 girl_cry2 girl_cry2 girl_cry2
AMIGOCHA sigue sigue sigue sigueeeeeeeeeeeeeeeeeeee dash2 dash2 dash2 dash2 dash2 dash2 dash2 dash2 dash2 dash2
A lo lejos he visto mucha luz..... y he subido.

Avatar de Usuario
JuanaLaLoca
Mensajes: 37
Registrado: Lun 05 Ene 2015 23:13
Sexo: Femenino
Ubicación: Argentina

Re: UNA VIDA NO ME ALCANZA // PSICHOBITCH2

Mensaje por JuanaLaLoca » Mié 15 Abr 2015 21:33

Este fics me trae loca! le hago honor a mi apodo laugh2 me parace fantastico que Yulia este viva... icon_e_biggrin Lena tendra que saber perdonar .help. va a estar dificil .help. Pero el amor hace mágicas las cosas... give_heart2 sabes de mi admiracion genuina y siempre estoy a dispocion, tu escritura es tan limpia y sin errores que es un placer para mi vista leerte!!
que halla mas continuacion pronta!!! dash2 dash2 dash2 sin presiones! girl_blum girl_blum girl_blum girl_blum
La Locura no tiene precio... .dirol.
Twitter: @juanalaloca9191

Avatar de Usuario
Nykol_Волк
Mensajes: 12
Registrado: Sab 21 Mar 2015 16:14
Sexo: Femenino

Re: UNA VIDA NO ME ALCANZA // PSICHOBITCH2

Mensaje por Nykol_Волк » Jue 16 Abr 2015 22:16

Wow uuuff q bueno que yulia no esta muerta me abias dejado en la espectativa con la conti anterior.... pero sigo y lo repito escribes increible me encantan tus historias espero q cuando termines esta sigas publicando mas fics tan buenos cm este bueno eso es tema aparte ;)... Espero la cnti pasiente pero no tardes muxo jeje :* cuidate besos xoxox

Avatar de Usuario
Only 4 LeNa
Mensajes: 215
Registrado: Jue 07 Feb 2008 21:31
Ubicación: sOme Place with Len!!

Re: UNA VIDA NO ME ALCANZA // PSICHOBITCH2

Mensaje por Only 4 LeNa » Vie 17 Abr 2015 00:29

Por qué todos tenían la idea de que Yulia estaba muerta o en comaa??? ajajajaja yo nunca me imaginé eso... lo veía todo tan normal u.u no tengo imaginación... pero bueno, espero lo continúes pronto!! Esta super genial este fic!! Y espero con ansias lo que pasará con Yulia y su primer beso con Lena... cómo sería? ajajajaja bueno, contiiiiii!!!

Saludos :D!!!!
ειεŋα»*
Para qué queremos la conciencia si se lleva lo mejor de nosotros?!

He cried: "mother what´d you do to me?"
I said: "mother mother mother´s for babies! call me kitty" *miiauu*

Avatar de Usuario
MILENIUM'REC
Mensajes: 100
Registrado: Sab 17 May 2014 06:15
Sexo: Femenino
Ubicación: Punta del Este - Uruguay

Re: UNA VIDA NO ME ALCANZA // PSICHOBITCH2

Mensaje por MILENIUM'REC » Jue 23 Abr 2015 18:42

Porque nos dejas asiiiii girl_cry2 girl_cry2 que linda historia! give_heart2 aunque muchas tristezas icon_e_sad ya quiero que venga el proximo capitulo continualo rapido dash2 dash2 dash2
Mi secreto me condena...... Beautiful Mind....ups!

Avatar de Usuario
Zobredoziz
Mensajes: 289
Registrado: Lun 07 Jul 2008 18:22
Sexo: Femenino

Re: UNA VIDA NO ME ALCANZA // PSICHOBITCH2

Mensaje por Zobredoziz » Jue 23 Abr 2015 19:41

Antes que nada quiero agradecerte que Yulia no sea un fantasma, eso ya es ganancia en la historia porque hay la esperanza que se despierte y tengan su final feliz. Espero no tardes en subir continuación que ya ansío leer que es lo que Lena le mostrará a Yulia.
♀ LA CIUDAD DE LAS SOMBRAS... ES EL PARAISO DE LOS LOCOS ♀

Avatar de Usuario
Hiromy.2310
Mensajes: 93
Registrado: Mié 22 Oct 2014 20:08
Sexo: Femenino

Re: UNA VIDA NO ME ALCANZA // PSICHOBITCH2

Mensaje por Hiromy.2310 » Jue 23 Abr 2015 20:48

Guapaaaaa!!! Donde estas que no te leo!!? XD ya quiero cap

Avatar de Usuario
psichobitch2
Mensajes: 554
Registrado: Lun 10 Dic 2012 20:19
Sexo: Femenino
Ubicación: tu alma y sentimientos

Re: UNA VIDA NO ME ALCANZA // PSICHOBITCH2

Mensaje por psichobitch2 » Jue 23 Abr 2015 21:21

Algo apenada por haber tardado un poco en subir la continuación en esta oportunidad, pero si debo ser sincera, debo admitir que la inspiración se me había ido algún universo porque ni en el paralelo la encontré. Pero aquí está, volvió y espero que no se vaya nunca más.
Agradecida cien por ciento a todos vuestros comentarios, porque de alguna u otra manera me inspiran a seguir escribiendo para vosotras. Es lo que estoy acostumbrada hacer y aunque he comenzado de nuevo en la facultad, y el tiempo cada vez se me hace más apremiante, espero no defraudarlas y terminar las dos historias que tengo en proceso y poderme dar vacaciones de fanfictions!!!

Sin más preámbulos…
Disfrutad!



Era como si el tiempo estuviera conspirando a su favor y eso Lena lo agradecía enormemente, aunque no sabía muy bien hasta que punto la suerte le sonriera.
Volvía a estar frente aquella puerta donde estuvo por un corto tiempo. Quince o veinte minutos como máximo, donde descansaba el cuerpo de la misma chica que sabía, permanecía a su lado en cualquier forma que ella quisiera que estuviese.

Despacio y con todas las intensiones de pasar desapercibida, aunque estuviera en una clínica y justamente, en el área de cuidados intensivos. Allí estaba nuevamente la enfermera que horas atrás la había ayudado con su vestimenta. La chica, cuidaba pacientemente a Yulia y aunque Lena entendía que aquel era su trabajo; en ese momento solo quería que desapareciera. Al menos, por algunos minutos.

- Señorita Katina, qué está haciendo aquí? – Escuchó una voz gruesa y tal vez conocida para ella mientras cerraba los ojos y tragaba duro. La habían pillado de nuevo. Al parecer, ya se había hecho costumbre.

- Doctor… Rom… Romanov, yo…

- Qué haces aquí? Pensé que te habías ido con tus padres. Ellos… - El doctor hizo una pausa mientras le daba sentido a lo que estaba pasando en ese momento frente a sus ojos – Tú, te escapaste? – Lena bajó su mirada y allí le había dado la respuesta. Lena no había escapado, como lo estaba pensando aquel hombre de mirada sincera. Simplemente, se le había pasado el tiempo que había empleado para estar sola…

- Yo, quería ver a Yulia de nuevo – dijo con voz pausada y algo quebrada con la mirada aún sobre el piso. Romanov suspiró y se agachó a la altura de la pelirroja.

- Tus padres deben estar bastante preocupados Elena. Mira la hora que es y seguramente, no saben donde estás…

- Yo, me quedé dormida y… - Alzó la vista. Yulia no se encontraba por ninguna parte, aunque ya entendía el porque, no tenía sentido desesperarse para que no pudieran verla.

- Hagamos algo – Dijo Romanov volviendo a ponerse de pie - Te dejaré ver a Yulia solo cinco minutos mientras llamo a los señores Volkov. Está bien?

Lena asintió un poco más sonriente y de nuevo se encontró cara a cara con la misma enfermera que de nuevo le ayudó a colocarse la vestimenta para poder entrar al cuarto de intensivos. Aquel Dr, tenía ganado el cielo.

Una vez allí, volvió a quedar sola. En aquella oportunidad, contaba con menos tiempo que la vez anterior pero la idea de separarse de ella, de Yulia, se le hacía bastante difícil y ya en su cabecita comenzaba a trazarse un plan de irla a visitar si fuera posible, todos los días.

- Yulia… - dijo a la nada. De pie frente a la cama, con el cuerpo de la morena frente a sus ojos. Paseó su mirada por toda la habitación pero la pelinegra no estaba por ninguna parte – Yulia, por favor…

- Estoy aquí – La voz vino a sus espaldas y solo sintió aquella sinfonía de paz que sentía cada vez que escuchaba el grave sonido que emitían esas cuerdas vocales.

Yulia avanzó hasta quedar frente a su propio cuerpo. En ese momento Lena necesitaba saciar la curiosidad de saber que sentía la pelinegra al verse allí, en esa cama, con diferentes tipos de conectores que la hacían mantenerse viva. Pero el rostro de la morena, hablaba por si solo en aquel instante.

Yulia, estaba en una posición en la que nunca antes se había encontrado. Era ella. Inerte, inmóvil, sin color, sin voz y casi sin vida. Cuántas personas habían tenido la oportunidad de verse en aquel estado? Estaba viva y lo sabía. Dependía de una serie de aparatos que la hacían conectarse con una realidad un poco irreal para ella. Nunca imaginó ver aquella faceta de su propio ser y que, aunque ella no lo sabía tanto como ahora, llevaba tres años luchando para no irse a otro mundo donde tal vez nadie más pudiera recordarla ni mucho menos verla, ni sentirla…

- Soy… yo… - Su voz era un hilo que se iba haciendo más distante cuando pronunciaba despacio aquellas palabras. Porque Alexey hasta ahora le había ocultado una realidad que no era la que había estado viviendo, cuando muchas veces se había dado a la idea de que no pertenecía más a este mundo.

- Yulia, eres tú – Dijo Lena sin quitarle la vista de encima. La morena, solo contemplaba su propio cuerpo tan débil sobre la cama y aunque sus lágrimas no podían verse como las de cualquier persona, el sentimiento era el mismo y ella, todavía lo sentía muy dentro sin tener la dicha de poder expresarlo – Tienes que luchar, tienes que volver Yulia porque estás aquí y yo nunca voy a separarme de ti. Tus papás están allí, recordándote y siempre presente. Ellos te aman y te necesitan…

- Dejaron que me fuera Lena, ellos dejaron que me fuera cuando solo quería que me abrazaran, que estuvieran conmigo siempre… jamás debieron haberme dejado partir ese día de casa… No soy un monstruo Lena, solo soy un ser humano como los demás, mucho menos estaba enferma… – Los ojos de la pelirroja comenzaron a cristalizarse de pronto. A que se estaba refiriendo Yulia con todo aquello y porque sentía que la tristeza de la pelinegra radicaba en algo que ella comenzaba a sentir de igual manera? – Nada de esto hubiera pasado… Nada… Mis propios padres me señalaron y a la final… Nada jamás volverá a ser igual Lena… Nada… Solo soy…

- …Lo siento señorita Elena, pero solo me dieron órdenes de que permaneciera cinco minutos con la paciente. Lamento decirte que se ha acabado el tiempo – Lena se distrajo con la interrupción de la enfermera y cuando volteó de nuevo, solo había un espacio vacío donde Yulia se había encontrado algunos segundos antes.

Respiró profundo, se alejó de allí con la cabecita llena de dudas y preguntas que necesitaban ser respondidas cuanto antes. Algo había pasado hace tres años atrás y de alguna u otra manera, ella debía averiguarlo.

Cuando salió de la habitación, el doctor Romanov estaba frente a ella, de brazos cruzados aquella mirada gris y serena que la hacían quedarse más tranquila, sabiendo que a Yulia la cuidaba alguien que tal vez en el fondo la quería. Se había hecho cargo de ella durante ya varios años y aunque la morena no hablaba, veía, ni sentía; en el fondo apreciaba a aquella chica como si fuera su hija.

Le sonrió después de haber dejado aquellos pensamientos en la distancia y lo siguió una vez que este se puso en marchar hacía el largo pasillo, solitario y frío donde aún quedaba noche por contar.




Sentirme como si la soledad fuera un estado o una decisión de la cual te aferras como si tu vida dependiera de aquellas siete letras y en donde piensas que no hace falta nada más para poder estar en paz. Jamás me había sentido más sola que nunca, cuando ahora empezaban aparecer personas que solo querían volver a verte reír, hablar, discutir, sonreír…pero sobre todo, verte vivir.

Tantas veces había subsistido con aquella sensación dentro de mi pecho, mientras me colgaba de recuerdos tan dentro… sin esperar a que algún día sintiera la necesidad de volver a nacer y solo con un propósito… ella.

Tan lejos y cerca a la vez que a veces siento que me quema la piel con un solo roce de su cuerpo… sus ojos entre los míos y su risa haciendo que la mía renazca de nuevo cuando pensé que la había perdido… Demonios!! El amor puede incluso romper tantas barreras que aún estando en la distancia ha venido a darme justo donde más lo necesitaba… Ella es tan intensa y jovial… Es la inocencia y la madurez en una sola faceta… la inexperiencia, la vida… Si pudiera encontrarte terrestre y sin alas, seguirías siendo perfecta…Mi motivo a seguir colgada en el hilillo de luz donde todavía me he atrevido a estar… tan lejos y cerca a la vez… la dicha y la nostalgia peleándose por el poder… por qué tuve que conocerla en estas circunstancias, por qué? Acaso el destino no lo imponemos nosotros sino que ya está trazado en alguna parte?... hubo un plan y ese era, encontrarnos… Lena… Tan distante que temo perderte y tan cerca, que temo dejar de amarte…




Hoy, se celebra otro año más de vida… que irónica a veces suena aquella palabra cuando se supone que la misma es todo aquello que nos hace querer seguir vivos… Yulia cumple diecisiete años de haber llegado a este mundo y una vez más estoy con ella, a su lado… ha pasado casi un año y no he vuelto a verla... Lo que sentimentalmente es ella… Me ha dejado sola con sus recuerdos y con su cuerpo inmóvil al que todas las tardes le he dedicado tiempo, cuidándola y velando aquel largo sueño del que anhelo prontamente despierte y poder decirle tantas cosas que siento por dentro…

Elena cerró el pequeño cuaderno con el lápiz dentro y lo colocó sobre la cama donde Yulia descansaba en silencio. Cada día, después de salir del colegio, se dirigía a la clínica y pasaba lo que restaba del día al lado de ella. Aunque no le permitían estar mucho tiempo dentro de la habitación, los padres de Yulia habían hablado con el Dr Romanov, para que la pelirroja pudiera visitar a diario a su hija. Os había insistido tanto, que el mismo galeno vio que aquello podría servir de ayuda, de estimulo para que la morena reaccionara a cualquier encuentro.

Él mismo, muchas veces sin que Elena se diera cuenta, se quedaba afuera de la habitación y analizaba cada visita de la pelirroja y el trato especial que le brindaba a Yulia. Lena por su parte, dedicaba minutos a contarle lo que había hecho en su escuela, como iban las cosas dentro de su casa, su día a día. Larissa y Oleg, habían ido a visitarla también más seguido y aunque no podía decir que Yulia había avanzado en su estado, sabía que aquello le estaba afectando y que muy pronto, obtendría buenos resultados; así que las visitas de Lena ya no eran tan cortas e inclusive, permitió que la pequeña llevara libros con ella haciéndole lecturas amansas para que Yulia no se aburriera, según las propias palabras de la ojiverde.

- Bien. Espero que te haya gustado la historia del Ángel – Elena cerró el libro que llevaba en sus manos y lo colocó sobre sus propias piernas. Solo el sonido del electrocardio, acompañó armoniosamente la lectura que acababa de hacerle – A mi me pareció muy tierna, aunque no creo mucho que existan en verdad… Tú crees en los ángeles Yulia?... Ummm, creo que si… Deben cuidarte muchísimos para que aún estés aquí. Mañana prometo traerte otro libro y comenzaremos otra lectura, aunque… trataré que no sea tan fantasiosa como este…

- Elena – Anunció la enfermera de pie junto a la puerta mientras le sonreía amablemente viendo como la pelirroja recogía sus cosas y las guardaba dentro de su morral escolar. Lena, siempre esperaba que Czarina fuera a buscarla. Mientras más tiempo estuviera cerca de Yulia… mejor – Dime, le ha gustado mucho este nuevo libro? – Czarina había simpatizado muchísimo con la pequeña.

- Creo que si… me ha sonreído en señal que le ha encantado… sé que me sonríe Czarina – La chica de cabellos rubios y baja estatura, pasó su brazo por encima de los hombros de Lena, acompañándola a la salida de la fría y calmada habitación. Adentro, Yulia había abierto los ojos derramando una lágrima que rápidamente, murió sobre las sábanas blancas y despacio volvió a cerrarlos para volver a caer en la profundidad de lo que posiblemente, iba a ser un corto sueño.



Gotas de sudor bañaban su pálido rostro, removiéndose frenéticamente sobre su cama. No había duda de que Lena, aquella noche, estaba teniendo una vez más la misma pesadilla que frecuentemente su mente idealizaba desde que Yulia había desaparecido fugazmente de su vida. Aún no entendía muy bien el significado del porque su familia había vuelto a ocupar su mente por las noches y lo que era aún menos coherente, que hacía Yulia en aquel sueño tan extraño y poco revelador. Siempre se repetía la misma escena una y otra vez y aunque era muy poco lo que recordaba al despertar, la intriga cada vez crecía más al tener que relacionar a Yulia con su padre, cuando este gritaba su nombre seguidamente, como tratando de grabarlo para siempre en su designio, y de pronto todo se volvía una bola de fuego, envolviendo entre las llamas al hombre que la llamaba aferrándose ferviente a sus esperanzas... Pero de pronto… Yulia aparecía entre la espesa masa ardiente, regodeándose de todo aquello que claramente podía definir como el accidente en el sus padres y hermano fallecieron…

Abrió los ojos, sintiendo que en algún momento su corazón iba a salirse de su pecho. Su cabello era un enjambre húmedo adherido a su frente y la respiración cada vez iba haciéndose más pausada cuando se repetía mentalmente que solo había sido un mal sueño… como siempre. Volky, que a había crecido lo suficiente, se subió a su cama y se acostó a su lado haciéndole saber que allí estaba para cuidarla. Delicadamente, comenzó acariciar su pelaje distraídamente mientras la suave brisa que se colaba por la ventana la hacían sentirse más relajada y un tanto aliviada. Todo había parecido tan real, como si tuviera algo que indagar que de vez en vez, en su memoria iba guardando pedazos de aquel momento que comenzaba a vivir como si en carne propia lo hubiese sentido hace ya cuatro años.

El reloj de la mesa marcaba más de la medianoche. Se levantó despacio de la cama sintiéndose un poco mareada, necesitando beber algo de agua que esta vez, había olvidado por completo subir un poco dentro de un vaso como cada noche lo hacía. Hizo un movimiento para encender la lámpara que reposaba sobre la mesa, la oscuridad amenazaba con volver a traer de vuelta todas las imágenes que su subconsciente había logrado crear, queriendo arrojarlas de una vez por todas a donde debían estar hace ya bastante tiempo; pero la acción no la pudo completar cuando sintió que apretaron fuertemente su mano… se asustó, pero sabía de quien era aquel irreconocible calor y aquella suavidad que no había logrado olvidar. Se giró muy rápido para quedar frente a Yulia, sintiendo sus respiraciones chocar cuando volvía su pulso hacerse presente, sintiendo alegría y nostalgia a la vez.

Yulia la abrazó negando el derecho de poder replicar algo en contra de su larga ausencia y sintió de nuevo aquella sensación de libertad que solo los brazos de Lena podían ofrecerle en cada sincero gesto.


Esta sensación de tocarte y sentir que el cielo renace en lo más alto. La libertad de poder volar sin necesidad de tener alas sobre mi espalda, la calidez con que tú piel aguarda a la mía para despertarla entera… Elena, baila conmigo esta música suave que tus latidos y los míos susurran cada vez que estamos juntas. Mírame, ve mi alma y podrás ver que aún sigo con vida… nunca dejes de mirarme porque tu luz es el camino que mis pasos solo quieren seguir, haciendo que mis fuerzan aplasten mi pecho y que mis ojos vuelvan a brillar como una vez lo hicieron. Tómame de la mano y llévame de nuevo a la vida, porque esta vez he venido a ti con la intención de ser feliz… Quiero poder tomarte y regalarte mis manos heridas de tantas culpas y así poder borrar todos los caminos que nos han herido y hecho sufrir… Sé que las aguas tienen sed por ti y se visten húmedas y rítmicas hiriéndose con besos y rocíos que trae el alba, en donde siempre te espero en silencio ahogándome el deseo y la calma. Como has sabido plantar la duda la esperanza mi Elena, ahora que me he propuesto a caminar a tu lado, junto a tus manos y tus cabellos; Si pudiera encadenarme a un espacio solo para oírte en la soledad y en el silencio y en los respiros hondos de los libros que cada día haces que los sienta míos, si mis palabras se desunieran como fáciles hojas en otoño, anhelando con entusiasmo que seas tú mi primavera, te juro que tus avenidas a todos lados tendrían rumbo de letras las aceras para que el polvo mate las preguntas que no vienen de tu boca, que no mueren por ti…


Hoy vine de una vez por todas a pedir tú misericordia a lavar mi culpa, a serte sincera… Porque me enamoré de ti…. Lena.




:arrow: :arrow: :arrow: :arrow:
P$i<hoBitcH2
Lo que tú no sabías, que aunque nacieras princesa... no querías a un Romeo... esperabas a Julieta!
twitter: @psichobitch2

Avatar de Usuario
AmorPorKat
Mensajes: 181
Registrado: Lun 14 Oct 2013 13:31
Sexo: Femenino

Re: UNA VIDA NO ME ALCANZA // PSICHOBITCH2

Mensaje por AmorPorKat » Vie 24 Abr 2015 05:46

Vacaciones de fics?? .cry. .cry. Con lo que me gustan tus historias .cry. .cry. Noooooooo!!!! girl_cry2 girl_cry2 girl_cry2
Esta historia es tan profunda give_heart2 ya las quiero juntas juntas lo mejor .aplausos. .aplausos.
Contiiiiiiii dash2 dash2 dash2

Avatar de Usuario
SLumholdt
Mensajes: 174
Registrado: Dom 03 Nov 2013 16:49
Sexo: Femenino
Ubicación: Atrapada en el mundo de los FF

Re: UNA VIDA NO ME ALCANZA // PSICHOBITCH2

Mensaje por SLumholdt » Vie 24 Abr 2015 09:57

Esta historia me hace llorar en cada capítulo. Es tan triste y a la vez tan hermosa. Para mi si bien el accidente de Yul con los padres de Lena hace parecer como ella tiene la culpa...pienso que en el estado en que estaba esa criatura porque Yulia en ese tiempo lo era, los verdaderos culpables son larissa y Oleg por no aceptar a su hija como era, esas decisiones son las que desencadenan lo peor. Ojalá Lena lo pueda ver asi, y la pueda perdonar por el accidente creo que solo de esa forma Yulia podra tener una nueva oportunidad para vivir y para estar con el amor de su vida y la pelirroja igual. Ah y los padres de ella que tambien se hagan cargo de los que les toca. Ya quiero la conti. Saludos y te deseo que cada día estes mas inspirada. give_rose give_rose girl_in_love
De perfil y de frente no nos atraparan vivas, nos iremos, regresaremos, este no sera nuestro final...

Monyk
Mensajes: 55
Registrado: Mié 08 May 2013 02:33
Sexo: Femenino

Re: UNA VIDA NO ME ALCANZA // PSICHOBITCH2

Mensaje por Monyk » Sab 25 Abr 2015 02:20

Woow .shout. , esta historia se pone cada vez más intensa y nostálgica .cry.
Por algo eres una de mis escritoras favoritas .aplausos. .aplausos. , gracias por tu bella forma de transmitir los sentimientos de los personajes .good. .good. Espero que la conti no sea tan triste .help.

Saludos!!

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado