ENEMIGAS Y ALGO MÁS // POR: Pei_17

Dew.pzh
Mensajes: 12
Registrado: Vie 27 Mar 2015 22:11
Sexo: Femenino

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS // POR: Pei_17

Mensaje por Dew.pzh » Sab 09 May 2015 09:38

dash2 dash2 .cry. .cry. search3 .aplausos.
No quiero insistir ni mucho menos, pero ¿Y la conti?
No hay ciego peor, que el que no quiere ver.
BE BRAVE

Monyk
Mensajes: 55
Registrado: Mié 08 May 2013 02:33
Sexo: Femenino

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS // POR: Pei_17

Mensaje por Monyk » Sab 09 May 2015 12:49

dash2 dash2 dash2 Y la conti???

Seguiremos esperando!! .read.

Avatar de Usuario
xxavaa
Mensajes: 1567
Registrado: Mar 08 Dic 2009 18:24
Sexo: Femenino
Contactar:

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS // POR: Pei_17

Mensaje por xxavaa » Sab 09 May 2015 19:34

Bueno.. mañana ojalá suba conti.. aunque cae día de la madre :D
La música es mi escape, silencia el mundo y mis preocupaciones.
[/color][/size][/i][/b]

poty
Mensajes: 13
Registrado: Lun 28 Jul 2014 21:42
Sexo: Femenino

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS // POR: Pei_17

Mensaje por poty » Sab 09 May 2015 22:52

conti!!

Avatar de Usuario
dait
Mensajes: 789
Registrado: Sab 30 Abr 2011 20:27
Sexo: Femenino

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS // POR: Pei_17

Mensaje por dait » Dom 10 May 2015 22:10

omg que cosas tan mas intensas sakjdhkajshdjahds
me encanta
vamos continua no demores mas T-T
''y a esperar a que llegue de nuevo la tormenta.. mientras sigo recuperandome lo que perdí en ella''
tienes la bella capacidad de poner mi mundo de cabeza

Pei_17
Mensajes: 63
Registrado: Sab 29 Mar 2014 01:14
Sexo: Femenino
Ubicación: Arg

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS // POR: Pei_17

Mensaje por Pei_17 » Lun 11 May 2015 22:56

ya_soshla_s_uma: ajajaj linda descripción del cuerpo de Lena debo decir xD tuve ganas de ponerle ese titulo de la cancion que me recomendaste, pero quiero dajarlo para un momento mucho mejor. Puede que estes en lo cierto, puede.. me alegra ir por el buen camino, hasta la proxima!
Monyk:Muchas gracias por tus palabras, me pone contenta que te guste. Lamentablemente no pude hacer dos capitulos, pero ni bien tenga mas tiempo lo hare como hice algunas veces, quiero que queden atrapadas mas con la historia :D jaaja besos
YulKana: jajaajaj que mala! pero al menos creo que recibiría un premio (? prometo no ser tan mala, vamos a ver que pasa. Un abrazo grande
andyvolkatin: Todo puede ser, todo puede ser... y gracias por tu preocupación, pero no, no estaba enferma, simplemente me tome unos días ajaja besos!
Dew.pzh: Creo que tienes razón,creo que olvide hacerla un poquito mas dura ante lo que vio, pero bueno, lo hecho, hecho esta.Y que bueno que me haras publicidad!! ajajaa disfruto de atormentarlas un poco, pero verán que todo vale la pena, al igual que la espera. Besos mi fiel seguidora, que alegría dan esas palabras!
juliasaguz: dejo mas conti, me alegra que te guste. Beso!
xxavaa:jajaja ni relación tenían pero bien que le molesto, besos!
katina4ever: Una piedra molesta, pero ya lo pusieron en su lugar. Que andes bien, un abrazo!
made: Muchas gracias por comprensión, la verdad que no es nada fácil y mas con el tiempo que requiero ello. Me alegra que te tomaras la molestia de hacermelo saber haciéndote una cuenta, espero seguir entreteniendolas e ir por buen camino. Besos!
carlagrif: Puede que tengas razon, ninguna quiere demostrarlo, habra que ver quien es la primera que se atreve, hay mucho orgullo de por medio. Y espero poder seguir yendo por el buen camino, es lindo ver como sigue la historia con ansias. Saludos!
Zaeta: No te preocupes por eso, me conformo con saber que la están siguiendo y que les sigue gustando como siempre.Yo disfruto mucho de escribirla al igual que ustedes al leerla, es un placer crear esto y que les guste tanto y me lo hagan saber. Espero poder seguir sorprendiéndolas ya que no quiero que se haga tan predecible, pero ya saben como soy, tengo mis cambios. Espero seguir pro el buen camino, besos y hasta la próxima!
Andreger: jaajaj siempre significan algo los celos. vamos a ver que pasa mas adelante. Besos
DulceK: Me he tardado un poco pero ya estoy de nuevo, espero seguir yendo bien. Un abrazo!
poty: Dejo mas contii!
dait: jaja y habra muchas mas sorpresas, que andes bien!





XXXIII
LA SILENCIOSA VERDAD.




Puedes bailar todo el día,
toda la noche.
Baila, todo el tiempo.
Tu amor nace a través de mí.

Baila todo el día,
toda la noche.
Baila, no lo persigas.
Encuentras el amor,
Y el amor me encuentra a mí.







El calor estaba en su rostro por la furia que sentía, haber visto aquello fue totalmente inesperado. Había tenido muchas dudas cuando los había visto marcharse, pero mirar eso e interrumpirlo fue más de lo que se atrevería a confesar ¿Elena realmente estaba a punto de besarse con ese tipo? ¿Qué pasaba con ella? Le había lanzado la propuesta en el baño, pero no había recibido respuesta, pero eso había sido mejor que una inmediata negativa, ella le había dado apenas un atisbo de sonrisa ¡Una sonrisa! Eso tendría que significar algo ¿no? Y por si eso fuera poco, no se había despegado la mirada durante la fiesta, cada una en su mesa, diciéndose todo y nada a la vez con sus ojos, no hacía falta palabras cuando sabían que la manera de mirarse decía demasiado.
Yulia comenzó a atar cabos cuando los había visto salir del jardín ¿Qué había pasado? Mejor y pensándolo bien, era mejor ni siquiera imaginárselo.

¡Ella le había coqueteado! Mirándola, tentándola, le había dado le señal más clara de que estaba en el mismo juego peligroso que ella ¿Y qué sucede? Se pierde, sin dejar rastros y como si nada ya no la encuentra, y ella hubiera deseado no merodear afuera por las dudas, ya que lo que había visto la había dejado completamente estática durante cortos segundos.
No se iba a arrepentir para nada de haber interrumpido aquello, probablemente luego Elena se iba a molestar y le iba a reclamar, pero no le importaba. Jamás se iba a arrepentir de haber interrumpido que se besara con el asqueroso de Yagor Smirnov, quien la miraba como si solo fuera un trozo de carne que quería poseer, saborear de él y creerlo de su propiedad, no señor, ella había llegado mucho antes. Yulia no dudaba de la clase de hombre que era, con tan solo mirarlo se le notaba, había conocido a muchos patanes como ese durante toda su vida ¿Cómo es que Elena no lo notaba? O quizás no lo quería hacer. De todas formas ahora había evitado algo repugnante de ver.

Elena tenía la sorpresa tatuada en el rostro cuando la sorprendió, Yulia se confundió por unos momentos, pero sospecho que quizás sea porque imaginaba no ser viste, y más en esa situación tan… comprometedora. Se sentía demasiado enojada a la vez que sorprendida por lo mismo, pero más lo estuvo cuando aquel se atrevía a hablar en una conversación que no le concernía para nada, tenía tantas ganas de ponerlo en su sitio, pero con mucho esfuerzo se contuvo. No dejo que Elena le diera alguna tonta explicación o excusa, que dudaba que lo hiciera en realidad. Simplemente interrumpió, dejando la indirecta y se marcho, sin querer saber más del asunto.
En cuanto había vuelto a la fiesta, busco a los recién casados para felicitarlos una vez mas y marcharse de ahí en cuenta antes. Yulia no comprendía-o no quería- el porqué de su estado de ánimo tan drástico. Si había sentido algo raro en su pecho cuando vio aquella de lo que ya no quería recordar, había sido algo nuevo y totalmente revelador para ella, pero su pregunta era ¿Qué significaba? ¿Realmente quería saberlo? En el camino se había cruzado con Aleksei y le explico a este que ya se retiraba de la fiesta, él no hizo preguntas incomodas, sino que dejo marchar a su amiga, la conocía y sabía perfectamente que con su comportamiento algo le estaba molestando a la morena. De todas formas, luego se iba a enterar.

Cuando había pasado otra semana, Anna comenzaba a mostrar mejorías y a querer estar con más actividad por realizar. Yulia noto esto y teniendo un día de descanso ene l trabajo decidió acompañarla al hospital, donde le darían una rehabilitación para su pierna y dejarle indicaciones de que movimientos hacer y cuáles no. Estuvo esperando un buen rato en la sala de espera, informándose de las noticias en el pequeño televisor que había colgado en la pared, al parecer dentro de poco habría otra fiesta de caridad, sinceramente no se encontraba con ánimos de asistir, pero recordando mejor lo que había pasado la última vez que no fue a una, era mejor asistir.
Yulia levanto la vista cuando escucho movimiento cerca, y grande fue su sorpresa al ver a Anna caminando con la ayuda de un bastón y el doctor caminando a su lado, rápidamente se levanto y fue acercándose a ellos, notando la sonrisa imborrable de la castaña.


-Vaya-pronuncio frente a ellos- esto sí que es una verdadera sorpresa Anna, tu estas…
-Caminando-completa feliz- si Yulia, lo estoy.
-Eso sí, tampoco debes esforzar demasiado la pierna-intervino el doctor- si haces los movimientos poco a poco que te hemos enseñado Anna, quizás los músculos se acomoden por si solos, sino ya sabes, la operación aún seguirá en pie.
-Creo que yo me encargaré de eso-dijo Yulia- mientras más pronto sanes, mas rápido volverás a caminar.
-Exactamente-dijo el doctor- ¿Yulia podría hablar contigo de unas cosas?
-Por supuesto-contesto.

La morena se alejo un poco hablando con el doctor y acordando ciertas cosas económicas, cosa que no era problema, ya que ella había dicho que se haría cargo de Anna y de todos sus gastos. A la castaña se le dio el bastón y una vez lista, ambas marcharon a casa de Yulia. Donde ya María las esperaba con la comida ya hecha. Donde cada una comió en compañía de la otra.


-¿No iras a trabajar hoy?-pregunto Anna.
-No-contesto- tenía que acompañarte a ti y arregla otras cosas que tengo pendientes.
-Pero solo estuvimos casi toda la mañana en el hospital Yulia-dijo- podrías ir ahora en la tarde.
-Sí, lo he pensado pero decidí quedarme-mirándola- traje un poco de trabajo a casa así que no es necesario, deje las indicaciones de hoy, sé que no me necesitaran.
-Que lista-sonriendo- a propósito, olvide mencionártelo, supongo que tienes secretaria nueva ¿cierto?
-Sí.
-¿Y cómo es? ¿Es lista?
-Por el momento no se ha quejado y ha hecho las cosas bien-contesto- y es muy lista, se llama Alexa y es muy eficaz.
-Ya veo-murmuro mirándola atentamente. Anna aun no se quitaba los planes que tenía en mente, Yulia estaba cada vez más indiferente con ella y eso la estaba matando.
-Así que ahora comenzaras a caminar por tu propia cuenta-comento Yulia ignorando que estaba pensando- pero recuerda que tampoco debes esforzarte tanto, no si no quieres tener una buena recuperación-comento antes de beber agua.
-Lo sé-comento distraída. Y al parecer también tenía prisa para que se recuperara rápidamente, y seguramente para que se marchara de su penthouse. El cambio iba a ser muy doloroso y notorio, pasar a tener atenciones a tiempo completo, ver a Yulia a diario y estar rodeada de lujos y ahora estaba ella, estando sin absolutamente nada.


REVISTA DE MODAS “ÍCONO”


El silencio estaba apoderándose del ambiente, convirtiéndolo en cada segundo más incomodo que el anterior. Había dos hombres con sus libretas en mano esperando que se alguna orden, una joven rubia se mostraba algo nerviosa en la espera. Elena tenía la vista fija en la mesa observando una y otra vez las fotografías y diseños. Y todos estaban a su espera.



-¿Eso es todo lo que tienen pensando para el peinado?-pregunto señalando una en particular- y ni hablar de este fondo, es tan… insípido.
-Podemos hacer cambios en eso señorita-se apresuro un hombre- también con el fondo, puede ser uno totalmente distinto.
-Eso estoy esperando-contesto- también quiero los respectivos artículos en mi oficina, principalmente el que habla de los vestidos blancos.
-Esos… esos aun no están terminados señorita-respondió temerosamente el otro. Elena lo miro fijamente durante cortos segundos sin decir nada, penetrándolo con la mirada. Hacía varios días que venía con aquel humor tan irritante y nadie sabía por qué.
-Entonces los quiero ni bien estén terminados-dijo severamente- y tienen tiempo hasta hoy en la tarde para entregarlos.
-Entendido- respondieron ambos a la vez. Elena giro y se marcho sin más. Entrando rápidamente a su oficina para corregir otras columnas y artículos para la revista, cambiando muchas cosas por otras y quitando algunas. El sonido de la puerta dio tres golpes y rápidamente apareció Irina entrando.
-Aquí están los permisos para las fotos de la fuente-dijo dejándolos sobre el escritorio- el artículo que me pidió de los trajes de Giorgio-dijo haciendo lo mismo. Elena tomo los papeles y los firmo rápidamente.
-En cuanto salgas comunícame con Alphonse, dile que tengo que decirle algo que olvide.
-Lo hare-asintió- y aquí está la dirección donde será el evento de beneficencia.
-¿Evento de beneficencia?-pregunto mirándola por primera vez- ¿Y yo dije que iría? ¿De cuándo es esto?
-Al parecer lo olvido señorita-respondió- fue la semana pasada, usted me dijo que le consiguiera la dirección.
-Qué raro porque no lo recuerdo-dijo mirando la dirección. Irina estaba abriendo la boca para recordarle cuando había sucedido eso cuando justo se escucho la puerta sonar. Elena dio el adelante y entro Fiodor con unos cuantos folletos.
-Los diseños están listos-dijo alcanzándoselos- siguieron al pie de la letra sus indicaciones.
-Era hora-respondió mirándolos- al fin hacen algo bien.
-Bien… si no le quieres hacer algún cambio házmelo saber, para así mandarlos rápidamente a hacer. Ya conseguimos las telas nuevas.
-Bien-contesto- pero ahora tengo otras cosas pendientes, en cuanto me decida enviare a alguien a avisarte.
-Estaré esperando entonces-dijo girándose- a y olvide decirte que no podre ir al evento de beneficencia contigo-deteniéndose para mirarla- tengo que viajar y mi vuelo sale temprano ese mismo día. Lo siento.
-Está bien-respondió despreocupada- no me moriré por ir sola.
-Si no quieres no iras sola-comento Fiodor. Elena levanto la vista y lo observo palmear amigablemente el hombro a Irina, quien se había sonrojado al instante por esto. El hombre se marcho y la pelirroja entendió el mensaje.
-¿Tú quieres ir conmigo Irina?-pregunto Elena de la nada. La rubia tímidamente dio dos pasos al frente- ¿O tienes algo que hacer para ese día?
-En realidad no señorita-comento- si usted está de acuerdo y si no le molesta, yo podría acompañarla.
-¿Lo haces por obligación o realmente quiere ir?-pregunto jugando un poco con su mente.
-No, yo…-observando sus zapatos- en realidad me gustaría mucho ir-mirándola- me gusta acompañarla a este tipo de cosas, aprendo mucho con usted- dijo. El pecho de Elena se lleno de ego antes esas palabras, ya que sabía perfectamente que su secretaria estaba diciendo la verdad. Por más que a veces se comporte de una manera incompetente y siempre parecer tenerle miedo, sabía que a pesar de todo eso, ella la admiraba. Se lo había dicho una vez cuando pensó que ella iba a despedirla y entonces Irina se ahogo con palabras de suplicas y saco su admiración a flote, aunque Elena nunca iba pensado despedirla, no había nada más que un mal entendido. A partir de ese momento comenzó a tratarla con más suavidad y se dio cuenta de que su secretaria era una fiel empleada que siempre estaba disponible, inclusive a veces la tomaba como su confidente. Aunque ella no lo notara.
-Entonces ya está dicho. Pasare a recogerte como la ultima vez-dijo ahora mirando a sus papeles- y espero que estés lista.
-Lo estaré señorita Katina-con alegría en su voz- con su permiso- dijo marchándose. Había abierto la puerta por la mitad cuando escucho la voz de su jefa llamarla.
-¿Tienes algo que ponerte Irina?-pregunto Elena mirándola. La rubia giro y sintió su mirada fija en ella.
-Si-mintió mirando el suelo. Elena noto esto.
-No me mientas Irina, sabes que es algo de lo que me daré cuenta. Así que dime la verdad, miéntele a cualquiera pero no a mí.
-No señorita-contesto- pero yo podría…
-Habla con Bella-dijo interrumpiéndola- dile que yo te envié y elige lo que quieras Irina, después de todo hace años que trabajas aquí y es un lujo que puedes darte.
-¿En serio?-pregunto sin creérselo, el brillo en sus ojos no se hizo esperar- gracias señorita Katina, en serio, muchas gracias-con alegría. Elena asintió y observo a Irina marcharse con su andar alegre. Increíble y sorpresivamente, su acción la hizo sentir.

*******

-¡Sí, estas caminando!-festejo alegre Yulia al ver a Anna hacerlo. A la castaña cada vez le costaba menos, aunque claro, había momentos en los que tenía que sentarse a descansar su pierna, tampoco podía abusar demasiado- ¿te sientes bien?-pregunto acercándose.
-Sí, pero creo que ha sido suficiente por hoy.
-Yo también pienso lo mismo-dijo- estas mostrando grandes avances Anna.
-Lo sé, es increíble-sonriendo- aunque no es muy fácil con esto-levantando su brazo enyesado- tendré problemas a la hora de volver al trabajo.
-Eso no sucederá-contradijo Yulia- hasta que no estés completamente recuperada no volverás Anna.
-Pero Yulia…
-No me arriesgare a que te suceda algo, además tu mejor que nadie sabe que necesito a alguien que utilice ambas manos, alguien rápido-mirándola- y no volverás hasta que puedas caminar sin la ayuda de nada y tu brazo este curado.

-Pero pasara mucho tiempo hasta que eso pase Yulia-protesto- mi brazo tardara en curarse.
-Sí, pero estas recuperándote muy bien de la pierna. Dentro de nada se que caminaras por tu cuenta.
-¿Ya quieres que me vaya?-pregunto medio en broma, aunque ya intuía de las intenciones de la morena.
-Anna yo no quise…
-Fue una broma Yulia-dijo- además no quiero abusar de lo que haces por mí, cuando pueda caminar y hacer las cosas por mi cuenta me iré.
-Sí, pero no quiero que pienses que quiero que te marches-medio mintió un poco.
-Yo no pensé eso-acariciando su rostro-se que tú no eres así.
-Gracias-nerviosa- ¿quieres que pida comida para esta noche?-alejándose- creo que es algo tarde para hacer cocinar a María.
-Seguro-contesto. Dándose cuenta perfectamente de la distancia que tenía Yulia con ella. Pero no se iba a rendir bajo ninguna circunstancia.

Después de aquel nuevo acercamiento de Anna, Yulia había estado un poco más cercana con la castaña, pero luego rápidamente recobraba la compostura y volvía a alejarse. No quería cometer alguna locura de la que luego se iba a arrepentir, tampoco quería aceptar que si correspondía a los coqueteos de Anna no era porque estuviera enojada con Elena. Esa misma pelirroja que no se había quitado de la mente durante todos esos días, a pesar de que se sintiera desilusionada con lo que había visto.
Cuando finalmente llego el día del evento de beneficencia, Anna caminaba de algunos pasos con ayuda el bastón y otro por su cuenta, mostraba grandes avances y Yulia de alguna manera estaba sintiéndose cada vez más aliviada sabiendo que dentro de poco volvería a su vida tranquila sin compañía. Aleksei no había podido acompañarla porque tenía otros planes, y ella no iba a interferir en eso. Se tomo su tiempo entre maquillarse, peinarse y elegir un vestido para la ocasión.

Anna estaba en la sala tomando un café tranquilamente en uno de los sofás cuando ella estaba bajando tranquilamente las escaleras, la castaña al verla dejo la taza a medio viajar a su boca, dándole a Yulia la respuesta clara de cómo lucia. Le dio una brillante sonrisa y Anna termino perdiendo en su lucha interna, se levanto con algo de dificultad y fue hasta ella con la ayuda de su bastón.

-Yulia luces…. Sensacional-dijo encantada- el vestido es hermoso, tu peinado, tú…
-Lo sé-dijo egocéntricamente- debo verme bien ¿no?
-Y lo estas-dijo- no rompas muchos corazones allá-dijo tomándola del brazo-aunque lo dudo-con algo de celos.
-No prometo nada-sonrió. Busco sus llaves y estaba de camino a la puerta cuando escucho a Anna venir detrás de ella- Anna no es necesario que me acompañes hasta la puerta-queriendo detenerla.
-Quiero hacerlo Yulia-contesto- además estamos a medio camino y no pienso regresar-comento. Yulia sabía que hablaba en serio así que ya no protesto.
-Está bien, hasta aquí llegas tu-dijo deteniéndose en la puerta- deberías ir a dormir temprano hoy, caminaste mucho el día de hoy.
-Gracias por preocuparte tanto por mi-sonriendo- creo que lo hare, me siento un poco cansada.
-Eso espero-dijo- adiós Anna.
-Adiós Yulia, suerte y cuídate-menciono acercándose a ella. Anna soltó su bastón con su mano buena y fue a parar sobre el hombro de Yulia, la morena no espero el movimiento, así que solamente se quedo estática sintiendo como Anna presionaba sus labios sobre los suyo. Yulia no dio ningún tipo de movimientos, ni siquiera para alejarse, dándose cuenta de que ya no sentía nada con aquel contacto, simplemente se quedo ahí.
La castaña alejo su rostro sonriendo, pero Yulia estaba completamente seria mirándola, sabiendo que por primera vez ya no sentía nada con los besos de Anna, cuando ésta estuvo a punto de decir algo, Yulia no lo permitió, simplemente dio la vuelta marchándose. Y Anna sintió que su estadía ahí cada vez se acortaba más.

Yulia manejo durante todo el trayecto confundida, Anna había sido una de las amantes que más tiempo le habían durado, le gustaba y siempre fueron sencillas las cosas con ella. Pero ahora no lograba entender del todo como es que ahora comenzaba a incomodarle su cercanía, sus intentos de seducción, pero sobre todo no haber sentido nada en aquel beso que le dio, sino que deseo en esos momentos que terminara de una vez. Simplemente no conocía la razón, o no quería reconocerla.
Un hombre vestido de uniforme le abrió la puerta de auto cuando estaciono en la entrada, Yulia salió y le entrego las llaves para que aparcara por ella.
Ni bien entro al lugar, no fue cuestión de esperar mucho para que alguien se diera cuenta de su presencia. Se había sentado sola con un trago que un mozo le había ofrecido cuando un viejo compañero se había acercado para saludarla. Estuvo algunos minutos charlando con él cuando una mujer de su edad se acerco hasta ella para unirse a la charla. Definitivamente no se aburriría.

Elena observo por la ventana cuando sintió el auto detenerse poco a poco, no había sido necesario que su chofer tocara la puerta, ya que Irina estaba justamente cerrando la puerta cuando finalmente se detuvieron. El hombre bajo y la abrió la puerta para que entrara junto a ella, Elena fue consciente de hermoso vestido blanco que había escogido Irina, tenia buen gusto, después de todo tenía que estar al tanto de la moda con el empleo que tenia.
Irina observo los ojos de Elena mirarla con casi orgullo, había estado pensando en las exigencias de su jefa cuando estaba eligiendo que ponerse esa noche, bajo ninguna circunstancia quería decepcionarla y al parecer había hecho un buen trabajo. Tenía que estar a la altura.
Cuando ambas habían entrado por la puerta con elegancia, habían sido habían sido muy conscientes de la cantidad de la cabezas que giraron para mirarlas y los ojos que brillaban con admiración. Irina estaba totalmente cohibida con tanta atención, pero Elena parecía desenvolverse con tanta naturalidad, y aclaro, siendo tan reconocida estaba más que acostumbrada a este tipo de cosas. Irina se había pasado gran parte de la noche estando detrás de jefa, quien de vez en cuando la presentaba con alguien importante que sentía curiosidad por ella. La rubia había mantenido su postura segura, aunque temía hacer algún paso en falso y decepcionarla de alguna manera.

Elena estaba bebiendo cuando vio sobre la copa de cristal a Yulia a pocos metros de ella, estuvo a punto de escupir el líquido ante la sorpresa. Se había hecho la idea de que posiblemente la vería, pero como siempre la realidad superaba todo. Después de haber tenido aquel encuentro entre ella y Yagor, no esperaba verla sin siquiera pensar que decisión iba a tomar con respecto a ella y más cuando sabía que Yagor también estaba rondando por el lugar. Había pensando durante todo el trayecto a su casa esa noche el comportamiento de Yulia, quien se había mostrando enojada y sorprendida por haberla encontrado de aquella comprometedora manera, Elena no entendía que hacia Yulia afuera alcanzándole un pañuelo que no era de ella, simplemente acercándose y mirar con rabia a Yagor y después retirarse sin mas ¿Qué había significado todo eso? Elena no iba a aceptar del todo que le molestaba que Yulia pensara lo que la situación mostraba, quizás si se daba la ocasión le daría algún comentario que nada era lo que parecía, simplemente por darlo, claro. Y si no quería escucharla tampoco iba a suplicarle que la oyera, ni pensarlo.
Estaba tan sumergida en sus pensamientos que no se dio cuenta que no le había quitado la mirada a Yulia, la morena también había notado su presencia y la estaba mirando de la misma manera, Elena estaba sorprendida de la forma en la que era observada, peo tampoco rompió el encuentro visual. Yulia estaba con una copa en su mano y brindo por ella señalándola, Elena simplemente asintió con la cabeza a la vez que sentía una emoción agrandándose en pecho, intento ignorarla, pero los ojos azules de Yulia puestos en ella no ayudaban en lo más mínimo. Yulia había comenzando a mover los labios, Elena intento agudizar su vista para que ver que decía cuando fue interrumpida rompiendo el momento.

-Señorita Katina-dijo un hombre mayor- ¿Se encuentra bien?-pregunto.
-Sí, lo siento. Estaba… algo distraída-dijo cambiando de postura- ¿Cómo esta señor Rubert?
-Aquí disfrutando de esta tranquila fiesta-respondió con una sonrisa- Hacia mucho que no la veía señorita Katina.
-Es que he estado algo ocupada-respondió mirando fugazmente hacia atrás, viendo a Yulia caminar. Irina interesada también vio en su misma dirección, sonriendo disimuladamente cuando también vio a la morena- tengo entendido que usted ha estado de viaje.
-Sí, me han surgido varios negocios y debo aprovecharlos mientras me vaya bien-dijo- felicidades por tu revista, tengo entendido que sigues manteniendo el primer lugar de la revista más vendida y que tu nuevo lanzamiento fue un total éxito.
-Muchas gracias-respondió- yo también debo aprovechar mientras me vaya bien ¿cierto?
-Quizás-dijo el hombre- pero le diferencia entre tú y yo es que tú tienes talento, quizás yo solamente tenga suerte-respondió riendo. Elena por simple cortesía también rio con él unos cortos segundos.

Irina había quedado en un segundo plano en aquella conversación, pero no le molestaba. Ya estaba demasiado acostumbrada. Se acerco casi con miedo a interrumpir aquello, y dijo tímidamente que iría al baño y volvería enseguida, estaba a punto de girarse cuando se sorprendió escuchando a Elena que la acompañaría ya que también tenía que ir.

-Fue un placer señor Rubert-dijo despidiéndose- espero volverlo a ver pronto.
-Lo mismo digo jovencita-dijo- mucha suerte con tu revista y éxitos para ti.
-Gracias, igualmente-dijo.

Camino con su típico paso ligero en direcciones a los baños, Irina tuvo que dar un rápido y corto trote para alcanzarla. Estaban las dos frente al espejo cuando escucharon la puerta abrirse, Irina abrió grande los ojos al ver quién era y supuso que iba a ser mal tercio.

-Quiero hablar contigo-dijo Yulia a una distancia prudente de ambas. Elena ni siquiera había volteado para mirarla, el silencio era algo incomodo e Irina quería salirse de ahí en cuanto antes.
-La esperare afuera señorita Katina-dijo saliéndose rápidamente. Le dio un saludo ligero con la cabeza a Yulia y salió, sabiendo que esta ni siquiera la había mirando, sino que tenía su mirada fija en su jefa.
-¿Qué quieres hablar conmigo?-pregunto mientras se secaba las manos.
-De ti y de mi-respondió mirándola por el espejo.
-No hay un “tú y yo” Yulia-levantando la vista para mirarla- ya te lo había dicho.
-Entonces es por el ¿cierto?-pregunto- lo que vi aquella vez fue…
-¡Eso tampoco es cierto!-grito girándose- no sé qué piensa que viste…
-¡Que estaba a punto de besarte!-dijo acercándose a ella- eso fue lo que vi, y tu no hacías nada por impedirlo.
-¡Quizás si tu hubieras quedado un segundo más hubieras visto que eso no iba a suceder!-contesto
-No te creo-respondió.
-Mira Yulia-tocando su pecho- no tienes ningún derecho de reclamarme nada, si quieres creerme pues bien y si no es ya es problema tuyo-dijo- adiós.
-Tú no te irás-dijo deteniéndola del brazo- el sujeto está ahí afuera ¿viniste con él?
-¿Parece que haya venido con él?-pregunto quitando su brazo. Yulia no le había quitado la mirada desde que vio a Elena cerca de ella, en todo el rato que estuvo no la había visto ni siquiera hablar con Yagor y pensándolo mejor, cuando John se había acercado hasta ella para saludarle, éste se había alejado rápidamente evitándola.
-No sé, supongo que tendría que esperar a que todo acaba para verte afuera
-¡Oh por Dios!-grito- ¡Eres una estúpida! No tiene caso que siga perdiendo el tiempo-dijo queriéndose marchar, pero Yulia nuevamente la tomo girándola y arrinconándola en la pared más próxima.

Las narices estaban tocándose, se miraba fijamente a los ojos, Yulia se había aproximado lo suficiente pero aún no había hecho lo que tanto deseaba, Elena la tenía agarrada de ambos brazos, completamente inmóvil con su cercanía. Yulia se pegaba cada vez más a su cuerpo, logrando que su respiración se descontrolara.

-Yulia, no…-intento decir. La morena ya no había podido resistir un segundo más y se acerco para besarla. Elena se resistió durante algunos segundos, pero era inútil seguir así, deseaba tanto eso como ella misma.

Levanto sus brazos y coloco sus manos en la nuca de Yulia, acercándola más a su cuerpo. El calor que desprendía comenzaba a ser costumbre para ella, Yulia lo hacía con una suavidad y delicadeza que sentía su cuerpo flotando.
Sintió sus manos en su cintura, sus labios ir a su mentón, mejillas y cuello, Elena simplemente cerro sus ojos completamente entregada al momento, cuando sintió las manos de la morena en su cuello y después bajar lentamente, había necesitado de una gran bocanada de aire para prepararse.
Pero para mala racha de las dos, escucharon dos golpes en la puerta, ellas se separaron rápidamente asustadas, ambas con las respiraciones agitadas y los labios hinchados por los besos. Irina se asomo tímidamente por la puerta observándolas, ambas estaban algo alejadas, pero por sus comportamientos y por causa obvia, sabía lo que estaban haciendo.

-Señorita Katina alguien la busca-dijo Irina- además quieren entrar al baño.
-Esta… está bien-dijo arreglándose en el espejo-estaba tan nerviosa que ni siquiera se había puesto a pensar que con lo que le dijo Irina, ella estaba del otro lado de la puerta cuidando.
-Estaré cerca- dijo Yulia detrás de ella en su oído. Disimuladamente le dio un beso en la nuca a Elena, agarrándola desprevenida, cuando está se había girando para hablarle, Yulia ya se encontraba caminando fuera del baño.

Una vez fuera Irina le confesó que no había nadie buscándola, sino que había algunas mujeres queriendo entrar al baño. Elena la miro sorprendida durante unos instantes antes de agradecerle sorprendida por eso ¿A caso Irina sabía algo? De todas formas no le iba a preguntar, eso sería ponerse la soga al cuello por si misma si ella no sabía nada y le insinuaba algo. Así que solamente ignoro esto y prefirió cambiar de tema, necesitaba tener su mente en otro lado, pero el beso con Yulia en el baño se repetía constantemente una y otra vez, haciéndole arder los labios por volver a repetirlo.
Gran parte de las personas ya se habían retirado, quedando solamente unos pocos. Elena estuvo en compañía de Irina unos momentos sentadas en una mesa, Yulia había vuelto a aparecer sin despegarle la mirada por un momento, y Elena sin dudarlo, también hacia lo mismo.
Observaban la gente pasar y ella tuvo que levantarse a saludar algunos conocidos, la cara de Irina había sido interesante de ver cuando observo sus ojos agrandarse mirando detrás de ella, no hacía falta que Elena girara para ver a quien observaba con tanta sorpresa, la fragancia llego hasta su nariz y supo de quien se trataba.

-Baila conmigo-susurro en su oído. Había sido delicado el pedido, pero no había dejado de ser demandante. Sintió la presión de sus dedos en su codo y se dejo guiar hacia la pista, había muy pocas personas y otras ya se estaba retirando, así que Elena ya no tenía excusas.


https://www.youtube.com/watch?v=BwCitgDib-g


La música cambio y se dejo escuchar una más lenta, Yulia tomo su mano y coloco su mejilla junto a suya, Elena fue completamente consciente del aceleramiento de su corazón en ese instante. Ambas se movían lentamente al compas de la canción, Yulia la giro y Elena se encontró de lleno con sus ojos brillantes, mirándola, sumergiéndola en ellos para dejarla sin escapatoria. Por un momento temió que ella la besara frente a la vista de algunos, ya que la morena se había acercado demasiado, pero al final no lo hizo.

-Estas hermosa esta noche Elena-murmuro frente a ella. Volvió a girarla pero estaba vez se pego a su espalda, colocando su mentón en su hombro, Elena suspiro cerrando sus ojos ante ese contacto. Las pocas personas alrededor habían dejado de existir
-Yulia…-intento decir.
-Shhhh-musito- disfruta del momento-dijo volviéndola a girar. Yulia comenzó a cantar suavemente en su oído, no tenía mala voz, lo cantaba con dulzura, enviándole el aliento cálido a su oreja para hacerla estremecer. Elena volvió a sentir su corazón enloquecer, había algo que se repetía constantemente en su mente, pero no, no podía ser, era imposible que…
-¿En serio lo crees?-pregunto casi tímidamente.
-¿Qué cosa?-pregunto Yulia.
-Que soy hermosa-dijo.
-Desde siempre Elena-contesto-desde siempre-y le dio su mejor sonrisa. Ella sintió un bloque de hielo partiéndose en su interior, no podía permitir esto, tenía la guardia baja, no lo aceptaba, no podía.


Yulia se movía cada vez más lento, transportándolas a las dos en otro lugar donde solo ellas existían. El pánico vino a ella apoderándose de todos los sentidos. Y la verdad llego. Sin avisar, sin prepararla, sin nada, atropellándola y dejándola a la deriva.

-No puede ser-murmuro sorprendida. Desprendió sus manos de las de Yulia mirándola con la cara completamente desencajada.
-¿Qué sucede?-pregunto Yulia confundida.
-No, eso no puede ser…-volvió a repetir-no…
-¿Elena?-pregunto llamando su atención. La pelirroja parpadeo varias veces como procesando algo, hasta que finalmente negó con la cabeza.
-Debo irme-dijo alejándose de ahí.
-¡Elena espera!-grito Yulia. La siguió hasta la mitad del salón, pero sabía que iba a ser inútil. Comenzaba a conocerla muy bien como para saber que no iba a contarle que rayos era lo que le había sucedió.

Yulia se marcho más confundida que preocupada de ahí, había bebido unos cuantos tragos más antes de llegar a casa. Solamente una pregunta era la que se hacía ¿Qué había sucedido? No es que hubiera hecho algo mal, simplemente había bailado con ella mientras le cantaba y le decía la verdad. No comprendía absolutamente nada.
Había dado algunos tropezones en el pasillo mientras caminaba, se había equivocado dos veces de puerta antes de entrar en la correcta.
Anna había escuchado el sonido en el pasillo y no dudo en levantarse con algo de dificultad pero con ayuda de su bastón. Fue hasta la habitación de Yulia encontrándola completamente dormida en su cama y con la boca ligeramente abierta, Anna se sentó a su lado acariciando sus cabellos, de todas maneras dudaba que se despertara con facilidad, el aliento a alcohol podía sentirse en el aire. Dejo el bastón a un lado y levanto las sabanas, acomodándose al lado de una dormida Yulia que no tenía idea de absolutamente de nada.
Al menos hasta al día siguiente.
"Cuando todo el mundo se iba y nos quedábamos los dos entre vasos vacíos y ceniceros sucios, qué hermoso era saber que estabas ahí"- Cortázar

Avatar de Usuario
andyvolkatin
Mensajes: 163
Registrado: Mar 28 Oct 2014 21:38
Sexo: Femenino
Ubicación: en algun lugar del mundo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS // POR: Pei_17

Mensaje por andyvolkatin » Mar 12 May 2015 00:24

hola :D
que bueno que regresaste
espero te hallas relajado .beach.
este capitulo muy bueno como siempre .good.
Irina muy bien que le cuides la espalda a Lena girl_wink
la escenas de Yulia y Lena me gustaron mucho
se nota el romance y poder de una sobre la otra first_move
Lena por fin te diste cuenta ahora tienes que admitirlo .fie.
porque estal totalmente enamorada de Yulia girl_in_love
es facil por tu comportamiento .dirol.
espero el proximo capitulo lo mas pronto posible dash2
saludos .hi.

Avatar de Usuario
lenyul tatu
Mensajes: 369
Registrado: Sab 17 Oct 2009 02:28
Sexo: Femenino
Ubicación: mexico,sinaloa

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS // POR: Pei_17

Mensaje por lenyul tatu » Mar 12 May 2015 00:30

Woow que capitulos
me sorprendes cada dia Eh cada ves que leo no dejo de querer leerte mas enserio que sii, pero para mi sorpresa en este capitulo creo que lena ya reacciono y se dio cuenta de que esta enamorada de yulia y por eso de su reaccion ahora siii ya no tiene escapatoria por mas que no lo acepte desde siempre lo ha estado enamorada de yulia veremos que pasa en el proximo capitulo

Y bueno mil disculpas por mi ausencia eh estado algo mal de salud y tambien algo mal sentimentalmente ya que lo que mas queria se marcho y ahora esta en un lugar mejor lo digo por mi perra la que tiene años conmigo ya que estaba mal de salud y tmb la edad tuve que tomar mi mas dolorosa decision .cry. girl_cry y bueno por eso eh estado algo ausente
espero que estes bien y tengas un buen inicio de semana te mando un abrazos, besos give_rose
hasta luego .bye.
cada palabra tuya es volverme loca por ti

Andreger
Mensajes: 314
Registrado: Lun 18 Nov 2013 13:37
Sexo: Femenino

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS // POR: Pei_17

Mensaje por Andreger » Mar 12 May 2015 00:34

Esa ana metiche! diablo3 Si julia la sigue teniendo x compasion al final perdera a lena por no formalizar la relacion con ella y seguir negando lo q siente! :evil: :x
.good. .hi.

Avatar de Usuario
ya_soshla_s_uma
Mensajes: 38
Registrado: Sab 30 Nov 2013 02:34
Sexo: Femenino

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS // POR: Pei_17

Mensaje por ya_soshla_s_uma » Mar 12 May 2015 01:37

Ay Irina is my hero jajaja sacándola del ojo del huracán a su jefa. Y siiiiiiii al fin se dio cuenta Elena, al fin los duendecillos en forma de mariposas le develan el gran misterio de su interior. Ahora falta que Yulita ojitos de cristal se entere (o acepte mejor dicho) que Elena le mueve mas que el colchón en sus encuentros lujuriosos Jajajaj,. Ay Anna, te mereces la hoguera por ereje jajaja ya te imagino inventando mil cosas que en tu estúpida cabeza hueca pueden pasar. Y Yulia seguro sintiéndose culpable por algo inventado jajaja le pasa por ebria. Esa Anna se merece la hoguera por ereje. Pero todo suma para la gran revelación deblos sentimientos de Yulita y para que con más rapidez mande a esa zorra de Anna por el wc. Genial capítulo, en cuanto a la canción, moriré el día que lea ese capitulo y la menciones. Éxitos señorita y a brillar. Saludines.
Somo almas en una historia inolvidable, somos indivisibles, somos iguales y frágiles... Somos gotas de un pasado que ya no puede volver.

Avatar de Usuario
xxavaa
Mensajes: 1567
Registrado: Mar 08 Dic 2009 18:24
Sexo: Femenino
Contactar:

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS // POR: Pei_17

Mensaje por xxavaa » Mar 12 May 2015 03:40

Lena ya se dió cuenta q está enamorada o qué? No entiendo, algún ex novio la trató mal? U.u y Yulia q nadie sabe hasta cuando va tener a esa fulana en su casa x.x
La música es mi escape, silencia el mundo y mis preocupaciones.
[/color][/size][/i][/b]

AleXgG
Mensajes: 6
Registrado: Mié 13 May 2015 22:47
Sexo: Femenino

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS // POR: Pei_17

Mensaje por AleXgG » Mié 13 May 2015 22:51

felicidades, una historia muy entretenida .good. Seguiré esperando la conti .read.

katina4ever
Mensajes: 171
Registrado: Lun 01 Sep 2014 22:03
Sexo: Femenino

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS // POR: Pei_17

Mensaje por katina4ever » Mié 13 May 2015 23:37

Bueno, a decir verdad, creó que finalmente Lenita descubrió que se enamoró y eso la tomó con la guardia baja :/ y también a Yulia, pero con eso que sucedió al final con Ana ¬¬, seguro algo difícil se aprecia.
Muy buen capítulo como todos los demás, gracias, alegraste mi día ^^ saludos, te leeré pronto ^^
Solo tú, eres capaz de llevarme hasta el cielo y al mismo tiempo bajarme al infierno.....

CaMI^ViKtoRia//
Mensajes: 10
Registrado: Mié 13 May 2015 12:37
Sexo: Femenino

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS // POR: Pei_17

Mensaje por CaMI^ViKtoRia// » Jue 14 May 2015 00:04

Holaaa,me encanta esta historia esoo es len ya tu viste y YUL tambien falta que se de cuenta para que ambas puedan estar juntan,me encanta la manera tan delicada y sutil con que yuliia trata a la Puro Amor jajaj besossss,y contiii plis!

Avatar de Usuario
dait
Mensajes: 789
Registrado: Sab 30 Abr 2011 20:27
Sexo: Femenino

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS // POR: Pei_17

Mensaje por dait » Vie 15 May 2015 13:50

hola hoolaaaa
omg ya,ya lo sintió,Elena ya lo sintió y se dio cuenta que sinduda alguna esta...enamorada *-*
y hará todo lo posible por escapar de ese sentimiento pero no lo lograra :wink:
omg y yulia tan iqhskqbzkqjsks bella y linda y sjqhdkqjkdks yulia ya lo sabe ya esta consiente simplemente se esta dejando llevar v.v sin saber bien por que o como ella se deja llevar *-*
jaja y anna por favor ya
yulia te sacara de su casa si sigues con esa actitud,a yulia no la haces tonta
-saludos
-no tardes tanto *-* continua continuuaaaa jsjskxvab
''y a esperar a que llegue de nuevo la tormenta.. mientras sigo recuperandome lo que perdí en ella''
tienes la bella capacidad de poner mi mundo de cabeza

Pei_17
Mensajes: 63
Registrado: Sab 29 Mar 2014 01:14
Sexo: Femenino
Ubicación: Arg

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS // POR: Pei_17

Mensaje por Pei_17 » Vie 15 May 2015 20:53

andyvolkatin: La verdad que si, me relaje mucho jajaa va a haber mucho romance girl_in_love ya no pueden negar lo que sienten, van a haber quienes ayudaran en eso y quienes no, Ya se vera. Besos
lenyul tatu: Me alegra que te siga gustando y mas saber que le voy llevando una vuelta que te agrada. Y que mal eso :( no hay nada mas que feo que esa clase de perdidas, yo te comprendo. Espero que te mejores, siempre se llevan una parte de nuestros corazones cuando se marchan de esa manera, pero quedate bien sabiendo que ya no sufre. Besos y espero que te recuperes, aunque se que no es facil.
Andreger: ajaj tranquila que ya Yulia la supo poner en su lugar! :D Besines!
ya_soshla_s_uma: Irina estima mucho a su jefa a pesar de sus tratos, sera una buena protectora en eso, aunque actue haciendose la desentendida. La verdad que habia pensando mucho en ponerse ese titulo al capitulo y ahora que no lo hice me arrepiento, ya que hubiera quedado perfecto. Pero ya vere y veo si lo coloco mas adelante, pero esas frases no se me van a escapar, te lo aseguro. Besos y buen finde!
xxavaa: ajaj bueno, a eso lo dejo al criterio de cada quien, y todo a su tiempo mi lectora, poco a poco voy a ir revelando todo. Un abrazo!
AleXgG: Muchas gracias, me alegra entretenerte. Dejo mas contii! :D un abrazo!
katina4ever: la verdad que ya era hora! ajajaja vamos a ver como se llevan ahora que al fin lo noto. Me alegra que te siga gustando la historia, nos veremos pronto.
CaMI^ViKtoRia: Muchas gracias, que gusto que te guste! :D y Yulia sera todo un amor girl_in_love ya se vera. Saludos!
dait: Sabias palabras las tuyas ;) y Yulia como ya se vio antes, no tiene paciencia infinita. Vamos a ver si siento lo mismo. Besos!









XXXIV
SI ESTÁ MAL…. NO QUIERO TENER RAZÓN





Sólo estábamos perdiendo el tiempo
Durante toda mi vida
Nunca cruzamos la línea
Pero ahora me doy cuenta
Todo este tiempo
Siempre fuiste tú






Cobarde era lo que se repetía una y otra vez en su cabeza, pero sintiendo el corazón agitado en su pecho, sentir lo que había sentido era… lo que menos le preocupaba en ese momento. Ella nunca huía de sus problemas, siempre había sabido ponerle el pecho a éstos, pero los hechos eran tan diferentes ahora. Era demasiado personal, demasiado confuso.
Elena huyo de ahí antes de cometer alguna locura de la que estaba segura de que se iba a arrepentir, corrió alejándose de la mirada en la que ella se veía reflejada de manera transparente, se escapo de la verdad. Sin querer mirar atrás, aunque fuera inútil, ya que la llevaba consigo muy dentro de ella.
Escucho la voz de Irina detrás de ella llamándola y siguiéndola, pero no había tiempo para eso, necesitaba calmar su respiración, necesitaba salir de ahí en cuanto antes. El chofer estaba servicialmente esperando fuera del auto cuando la vio, Elena simplemente entro y se quedo con la mirada fija en un punto frente a ella.

Irina observo como su jefa entraba al auto y ella no dudo en seguirla, no entendiendo absolutamente nada. Por supuesto que no se atrevería a hacer preguntas de cualquier tipo, de la manera en la que estaba ahora, ella temía cualquiera de sus reacciones. La puerta a su lado se cerró y los pocos segundos el auto comenzó a avanzar.
Había sido testigo de algo simplemente maravilloso, Irina estaba acostumbrada a su carácter tan frio y autoritario, que fue un total privilegio haber presenciado aquello. Elena Katina en una faceta muy humana. Definitivamente ahora no había dudas de que su jefa su estaba involucrada sentimentalmente, la pista en el baño le había despejado muchas dudas. Obviamente que no conocía a Yulia Volkova personalmente, simplemente eran fotos y artículos que veía de ella. Pero su presencia era igual de notoria que la de su jefa, poseía una mirada atrayente al igual que penetrante, no culpaba a su jefa si había caído ante aquellos ojos.

No había perdido detalle alguna mientras las observo bailar, Irina no estaba segura si alguien mas había notado aquello, pero se comunicaban sin hablar, expresaban y gritaban todo solamente con mirarse. La mirada que tenía Elena en esos momentos jamás la había visto, el brillo en sus ojos, el tono carmesí de su rostro, agradecía haber sido testigo de eso. Se hablaban con demasiada cercanía, se tocaban con mucha familiaridad, e Irina estaba aun si poder creérselo. Entonces cuando todo parecía ser perfecto, cuando estaba reinando la paz y tranquilidad entre aquellas dos mujeres, sucedió algo totalmente incomprensible. Elena de la nada se suelta de aquellas manos que habían quedado tendidas en el aire, Yulia tenía una cara de confusión y Elena miraba su regazo murmurando algo sorprendida, con la mirada perdida, totalmente desorientada. Y comenzó a con pasos lentos hacia atrás, la morena dio un paso al frente preguntándole algo, pero su jefa ya estaba casi corriendo hacia la salida, la escucho gritar su nombre pero la pelirroja no había girado para mirarla. Sea lo que sea que haya sucedido, parecía que a su jefa la había impresionado muchísimo.
Irina no se había atrevido a mencionar palabra alguna durante todo el silencioso e incomodo trayecto, Elena tampoco había dicho algo al respecto y dudaba que lo hiciera alguna vez. Cuando la puerta a su lado se abrió, Irina decidió que no podía marcharse así por así, siempre había sido una persona educada.


-Gracias por haberme traído señorita Katina. La pase muy bien-dijo mirándola. Salió del auto y respondió el saludo con la cabeza que le había dado el chofer, Elena mientras tanto no había despegado la mirada de la ventanilla a su lado, sin responder nada. Irina estaba muy segura que no le iba a responder, así que camino hacia la puerta de su casa, escuchando a su espalda como el auto se marchaba.


******


El fuerte dolor de cabeza la obligo a despertarse finalmente, parpadeo muchas veces antes de atreverse a abrir los ojos por completo, la luz que se filtraba entre las cortinas no ayudaban en absoluto. Yulia estaba sintiendo las consecuencias de los tragos de anoche, intento ponerse sobre su espalda cuando noto que a su lado yacía otro cuerpo. Se le habían venido millones de historias en la cabeza en los segundos que tardo para girarse y observar quien estaba a su lado, la decepción vino a ella rápidamente cuando observo otro rostro que no esperaba, desencadenando también algo de enojo por lo mismo.
Yulia quito la mano que Anna tenía en su abdomen y se sentó en su cama, observando como la castaña se estiraba y comenzaba a abrir los ojos y le mostraba una sonrisa somnolienta.


-¿Qué haces aquí?-pregunto. Anna boro rápidamente su sonrisa ante la forma en la que Yulia le había hablado. Se tomo su tiempo para sentarse de igual manera, sintiendo su mirada firme sobre ella.
-Yulia…yo…
-Y espero la verdad Anna-dijo parándose. Temiendo haber cometido alguna estupidez.
-Yulia, no podía dormir-explico- cuando escucho sonidos en el pasillo me asuste y decidí venir a ver, tú estabas abriendo todas las puertas-la morena intento hacer memoria y se sintió ruborizada por eso- hasta que finalmente entraste a tu habitación y te quedaste dormida al instante. Te ayude a taparte y estaba algo cansada, así que me recosté a tu lado y rápidamente me quede dormida-termino por relatar.
-Está bien-dijo girándose. No quería preguntar nada mas, no sabría que hacer si se enteraba que había pasado algo mas aquella noche. Justo cuando salió del baño observo a Anna caminando hacia la puerta- Anna-dijo llamándola.
-¿Si?-contesto mirándola.
-Lo que hiciste anoche, gracias-dijo mirándola.
-De nada-sonriendo.
-Pero no quiero que lo vuelvas a hacer-ordeno- independientemente del estado en el que me encuentre, tengo la edad suficiente para hacer lo que hago.
-Entiendo-mirando el suelo arrepentida- no volverá a pasar.
-Bien-dijo.

Anna se maldijo así misma por haberlo hecho, Yulia parecía que no estaba alegre ante lo que había hecho, seguramente ahora se marcharía mucho antes de lo previsto.
Cuando Anna cerró la puerta, Yulia volvió a sentarse sobre la cama. El dolor de cabeza la hacía estar de un pésimo humor, y sumando la confianza que había tomado Anna no hacía más que hacerla enojar más, pero más lo estaba consigo mismo, ya que ella había tenido la culpa de eso, por no haberla parado y aclararle las cosas en su momento. Se tomo una ducha sintiendo como el dolor aminoraba poco a poco, cuando bajo al primer piso le ordeno a María cambiar las sabanas de su habitación. Ésta asintió rápidamente y fue a cumplir la orden, dejándole comida en la mesa.

La castaña no se había aparecido y estaba agradecida por eso, no quería tener alguna mala conversación en ese momento. Estuvo durante todo el rato pensando mientras comía, los sucesos de la noche anterior comenzaron a recrearse y Yulia recordó perfectamente el baile con Elena, y sobre todo la manera en la que lo había cortado. Pensó y pensó, pero no encontró razones para su comportamiento ¿Qué le había pasado? Se preguntaba una y otra vez.
Yulia se paso toda la tarde del domingo intentando llamar a Elena para que le de alguna explicación, pero el sonido de espera era todo lo que escuchaban sus oídos. No sabía si sentirse desesperada o enojada por esto ¿Por qué ya no quería hablarle? Se habían besado en el baño, si no hubieran sido interrumpidas por aquella rubia con cara pálida Yulia aseguraba que esa iba a ser una buena noche de suerte. De todas formas no iba a detenerse, necesitaba respuestas y las tendría.


REVISTA DE MODA “ÍCONO”


El lunes por la mañana Elena se había despertado más temprano de lo normal, lo único que lograba ocupar su mente era su trabajo, y ella estaba cómoda así. Hasta hace unos días.
Cuando encendió su celular había mas y mas de llamadas perdidas de Yulia, ella sabía que seguramente la morena quería comunicarse con ella para que le de alguna explicación para su comportamiento, pero ni loca iba a decírselo. Con mucha suerte trataría de evitarla y quitar la estúpida idea de su cabeza. Ella no podía permitirse eso. No de nuevo.

-Señorita Katina-se escucho la voz de Irina por el intercomunicador- su hermana Katya está aquí-informo. Ella suspiro cansada, para lo que menos estaba preparada era para soportar a su hermana en esos momentos, y más sabiendo que estaba ahí para pedirle algo, si no es que era par algo peor.
-Dile que pase Irina-ordeno
Elena guardo unos cuantos papeles en sus cajones cuando vio a su hermana entrar a la oficina, Katya siempre tenía una sonrisa en el rostro a diferencia de ella.

-Que bueno es saber que estas viva hermanita-dijo avanzando hacia ella para abrazarla.
-Katya no dramatices-correspondiendo- tu sabes que tengo trabajo que hacer.
-Yo también-contesto algo irritada-no eres la única que hace eso en el mundo Lena, pero sin embargo yo si me hago un tiempo siempre para ver a las personas que quiero-Elena capto muy bien la indirecta, pero no tenia caso contradecir aquello, era la pura verdad
-Está bien-respondió sentándose- algo de razón tienes-no queriéndola dar del todo- ¿quiere tomar algo?
-Así estoy bien-sentándose- gracias de todas formas
-¿Y a que debo tu visita?-mirándola- no lo haces muy a menudo.
-Siempre tan directa-dijo- vengo a darte la invitación especial-sonriendo.
-¿Invitación especial?-pregunto viendo que su hermana sacaba un pequeño papel de su bolsa.
-El cumpleaños de tu sobrina-dejándole la tarjeta colorida sobre su escritorio- si es que no lo has olvidado, claro.
-Por supuesto que no ¿Por quién me tomas?-ofendida- y para que lo sepas ya tengo su regalo comprado.
-Es lindo escuchar eso-contesto- pero espero poder contar con tu presencia, tú sabes que ella valoraría más que estés ahí que cualquier cosa material y costosa que le des Lena.
-Lo hare, no te preocupes-leyendo la tarjeta- ¿Dónde será?
-En casa-respondió- no he tenido mucho tiempo de fijarme en algún lugar.
-Katya si necesitabas ayuda simplemente tendrías que haberla pedido, yo…
-Papá también me dijo lo mismo y no he aceptado-dijo- será en casa, he invitado a todos sus compañeros-Elena se removió algo incomoda con la información de Katya, seguramente Sergey también iba a asistir- espero poder contar contigo Lena.
-Iré Katya-mirándola- así que no te imagines cosas.
-Me alegro entonces-parándose y sonriendo- se puntual.
-Siempre lo soy-contesto.
-Además-girando para mirarla- no estarás solamente rodeada de pequeños, no te aburrirás-dijo guiñando su ojo antes de marcharse. Elena realmente no quería pensar en lo que se había referido su hermana con eso.


REVISTA DE MODAS “VOLK”


Yulia entro algo enojada a su oficina azotando la puerta, bufo y se sentó cuando observando a Aleksei entrar después de ella.


-¿Qué sucedió allá adentro?-pregunto.
-Tú también estabas ahí-respondió- sabes perfectamente lo que sucedió.
-Creo que estas siento un tanto exagerada
-No soy exagerada Aleksei-contradijo- si los trataba de otra manera, pensaran que pueden hacerlo cada vez que quieran. Y necesito puntualidad en esto, deberían tomarse las cosas más en serio, la criticada seré yo si esto sale mal.
-bueno, quizás tengas razón-sentándose- pero tú siempre se lo dices de una manera distinta, no como hoy, pero lo entienden perfectamente bien ¿Qué sucede contigo?
-¿Conmigo?-pregunto- nada sucede conmigo. Yo estoy perfectamente bien-dijo.
-No se nota-dijo- ¿Qué tal tu visita?
-Recuperándose- respondió.
-¿Todavía hay complicaciones?
-No-dijo- en realidad Anna está muy bien, tiene momentos en los que camina por su cuenta.
-¿Entonces?-pregunto- pensé que añorabas tu privacidad.
-Créeme que cada día lo hago Aleksei-respondió- no soy una niña para que estés recordándomelo todo el tiempo.
-Haz como quieras entonces-parándose- creo que no se puede hablar contigo el día de hoy, y sé que por más que intente preguntártelo no me lo dieras-dijo- pero tú mejor que nadie sabe lo que te sucede Yulia, y también creo que sabes perfectamente lo que tienes que hacer. Tómalo como un concejo, no es una orden-dijo antes de marcharse.

Durante el resto del día estuvo meditando las palabras de su amigo, y aunque Yulia no lo había admitido en su momento, sabía que tenía razón.
Pasaron dos días cuando Yulia tomo la decisión que ansiaba hace mucho, Anna nuevamente se acercaba a ella con otras intenciones y simplemente ya no podía soportar aquello. Se había despertado temprano esas mañana, estaba sentada en la cocina cuando vio a la castaña aproximándose hacia ella, al parecer ya no había tantas complicaciones como lo hacía ver.

-¿Bajaste tu sola las escaleras?-pregunto.
-Si-sonriendo- ya ni siquiera estoy sintiendo dolores ¿no es genial?
-Por supuesto-contesto- eso quiere decir que ya puedes arreglártelas por tu propia cuenta-dijo lanzando el comentario. No había sido de mala manera, pero el mensaje era bastante notorio. Anna observo suelo siendo atrapada, hasta aquí había llegado todo. Hasta el momento.
-Sí, ya no seré mas una carga para ti-respondió queriendo sonar lo más triste posible- ¿Cuándo quieres que me marches?
-Nadie te está corriendo, no lo digas de esa manera-dijo- pero debes entender que tengo mis cosas aquí, siempre he vivido así y…
-Lo entiendo Yulia-contesto- no quiero causarte más incomodidad-contesto. Yulia asintió con la cabeza suavemente, no quería demostrar tanto las ganas que tenia de que aquello se terminara de una vez. No quería volver a vivir otro episodio como el de hace días atrás.
-Puedes pedirle a María que te ayude con tus maletas-dijo- cuando estés preparada me lo haces saber, yo misma te llevare a tu casa, pero ahora come
-Está bien-dijo sentándose con semblante triste.

Más tarde Yulia había cumplido con su palabra, una vez que todas las pertenencias de Anna estaban aseguradas en maletas, Yulia ordeno que sean llevadas a su auto para posteriormente ir a casa de Anna. El viaje había sido silencioso, sabía que la castaña no estaba del todo contenta, pero tendría que dejar de hacerse ilusiones con ella de una vez.
Después de haber bajado las maletas las maletas y asegurarse de que la castaña no precisaría alguna otra cosa, Yulia se despidió de ella y se marcho rápidamente de su casa sin darle oportunidad a ella de retenerla. Quitándose un gran, gran peso de encima. Estaba llegado a su auto cuando escucho su celular sonar, miro la pantalla y sonrió cuando vio aquel nombre, quizás le traería buenas noticias para ella.

-Hola Katya-contesto Yulia. Introduciéndose en su auto sin encenderlo y escuchando atentamente las palabras de aquella alegre pelirroja. La morena no había dudado un momento en ser parte de aquello.


*********

Elena se había hecho la idea de que su hermana haría eso, ella siempre estaba entrometiéndose y confiando en los demás. La idea siempre estuvo presente, pero aún muy en el fondo de ella tenía la ilusión de que iba a estar tranquila en ese lugar, pero no iba a ser así. Su chofer venía detrás de ella caminando hacia la entrada de la casa de Katya, la caja era grande y él lo hacía con algo de dificultad, pero la pelirroja tenia la vista fija en un auto en particular que estaba estacionado ahí. Ella lo reconocía perfectamente.
El destino parecía que nunca iba a estar de su lado, tenía claro que no podía ocultarse por siempre, pero no pensaba que iba a enfrentar de nuevo lo mismo tan rápidamente, aunque apenas había pasado una semana, pero ella sentía que había sucedido ayer. Katya salió sonriente a recibirla, la abrazo con entusiasmo notando el regalo el cargaba aquel hombre.

-Pasa-dijo colocando una mano en su espalda- ella estará contenta de verte-dijo. Elena entro seguida de su hermana- ¡Ekaterina ven a ver quien vino!-grito algo fuerte a su parecer. Elena observo cuando la pequeña Ekaterina entraba por la puerta del jardín seguida de otros niños más de su edad, su sonrisa creció más cuando la observo ahí parada.
-¡Tía Lena!-grito corriendo a sus brazos, Elena como siempre los abrió, mostrando la sonrisa natural que muy pocas veces se le veía.
-¡Mi cielo, feliz cumpleaños!-le dijo mientras la abrazaba con ganas y la besaba en sus mejillas, la niña estaba colgada de su cuello disfrutando de aquello. Después de todo era su única tía quien le vivía haciendo regalos de todo tipo, y a quien veía cada tanto.
-Déjelo por allá-dijo Katya apiadándose del pobre hombre que aun sostenía la gran caja. El dejo las cosas en el lugar indicando y luego le dijo a su jefa que estaría esperando fuera para lo que ella necesitara. Ekaterina agradecía una y otra vez a su tía por el regalo, varios niños habían rodeado la gran caja intrigados al igual que la cumpleañera. La pequeña pelirroja no pudo resistirlo más y comenzó a abrir la caja, dejando ver una gran casa para todas sus muñecas. Todos estaban sorprendidos al igual que Katya, quien había escuchado a su hija pedirle aquello muchas veces, había sido un gran detalle el de su hermana haberle cumplido ese capricho.
-Lena eso debe haberte costado una fortuna-dijo mirándola- no deberías…
-Su felicidad no tiene precio Katya-la interrumpió- y eso es lo de menos, créeme.
-Gracias-dijo mirándola agradecida. Físicamente su hermana era muy similar a ella, aunque tuvieran personalidades tan diferentes. Los niños seguían investigando las demás cosas dentro de la caja, cuando de la nada entra un pequeño perro por la puerta trasera ladrando todo lo que sus pequeños pulmones se lo permitían.
-¡¿Qué es eso?!-dijo Elena alarmada- ¡Katya tienes un perro en la casa!-dijo lo obvio.
-Creo que ya lo sé Lena-dijo riendo por la reacción exagerada de su hermana- y es de Ekaterina, fue su regalo.
-¿Regalo?-mirándola- ¿Y quién le ha regalado un perro a…- intento decir. Pero la pregunta quedo en la nada cuando observo a la persona menos esperada entrar por donde el perro lo había hecho hace unos instantes. De repente supo la respuesta
-Hola-dijo Yulia avanzando hacia ellas- al parecer Pipo si estaba escondido en el jardín.
-¿Pipo?-pregunto Elena mirando a Katya.
-Es el nombre que le ha puesto Ekaterina-contesto- Dios, ahora regreso-dijo marchándose al ver que algunos niños estaban tocando algunos objetos de la casa. Elena estaba a punto de marcharse de ahí en cuanto antes cuando sintió una mano tomar su brazo.
-Me gustaría hablar contigo un momento-dijo Yulia mirándola. Y ahí estaba de nuevo, esa jodida emoción volvía a aparecer. Yulia volvía a mirarla de nuevo de esa manera y ella sentía la revolución de emociones dentro de ella. Soltó rápidamente su brazo como si el tacto le quemara, y es que lo sentía así. Quizás podría mostrarse indiferente y tal vez así dejara de hacerse tontas ideas.
-No creo que tú y yo tengamos algo que hablar-respondió. Aunque lo dudaba completamente. Quizás si Katya le hubiera informado de esto, ella se hubiera preparado mentalmente para lo que tendría que soportar. Pero sabía que aun así la realidad superaba todo.
-Por supuesto que si tenemos-dijo- para empezar quisiera saber porque no contestas mis llamadas, te he estado llamando durante todos estos días. Y también quisiera saber que hice para que me dejaras sola en la fiesta de caridad ¿Qué te sucedió Elena?
-Simplemente quería irme-se justifico- y si no he respondido tus llamadas es porque he estado muy ocupada, no tengo tiempo para tonterías.
-¿Tonterías?-pregunto- a mi no me parece una tontería, el que te hayas marchado así significo algo, dime ¿Qué es lo que sucede contigo?-pregunto. Afortunadamente para Elena, Katya apareció salvándola de aquella incomoda conversación.
-Los niños quieren que corte el pastel ahora-dijo sonriendo- ¿me acompañan?-pregunto.
-Enseguida-dijo Elena adelantándose. Yulia y Katya la siguieron.

Le habían cantando y Ekaterina había apagado cada vela feliz, ella se mostraba muy contenta con su fiesta. Katya habían insistido con el tema de las fotos, Elena apretando sus dientes tuvo que aguantárselo. Mas cuando veía que Yulia disfrutaba de eso, parecía que su hermana no notaba nada. Yulia la había abrazado apretándola con su cuerpo, poniendo a Ekaterina frente a ellas para que su hermana tomara muchas fotografías de ellas en todos los ángulos, dejando aquel momento plasmado por siempre.

-Anna ya no está conmigo-dijo de repente Yulia en su oído. Elena se alejo un paso mirándola sorprendida, ¿en qué momento se había acercado a ella nuevamente? La morena la tomo de la mano y Elena sintió un corrientazo en sus dedos, pero no estaba dispuesta a aceptar eso.
-¿Y a mi qué?-pregunto quitando su mano- ¿debería interesarme? ¿Por qué me lo cuentas?
-Porque quiero que lo sepas-contesto mirándola. Katya seguía muy ocupada tomando fotos como para notar su cercanía- Elena quisiera intentar algo-dijo acariciando su mejilla, la pelirroja no entendía cómo es que todavía no se había movido de su lugar e impedido aquel contacto, pero estaba completamente quieta en su lugar- pero será algo muy diferente a como era antes, yo quisiera que…
-¿Podrían tomar algunas fotografías?-pregunto Katya. Ignorando completamente algo bastante obvio. Yulia asintió y fue con su hermana para sacarle fotos con su sonriente hija. Elena observaba todo aún sorprendida ¿Qué iba a proponerle Yulia? Y si era lo que ella se estaba imaginando ¿Qué respuesta iba a darle?
Estaban sin saber qué hacer, que decir y de qué manera actuar. Además de volver a sentir las mismas emociones de cuando bailo con Yulia hace días atrás, también estaba nerviosa, y eso era algo de lo que hacía mucho tiempo no experimentaba.

Evito su mirada y fue a sentarse en un lugar de la mesa, el pastel estaba siendo cortado y pronto todos imitaron su acción. Estaba tan distraída que no noto cuando Yulia tomo asiento a su lado, fue hasta que ésta tomo su mano que la vio. Sonriendo por ella, para ella. Otro bloque de hielo cayó rompiéndose dentro de ella, Elena estaba quedándose sin excusas, sin escapatorias. Y no sabía hasta que punto ella comenzaba a resistirse y cuando no.
Cuando no había quitado su mano, la morena se encargo de entrelazar sus dedos, Elena intento prestarle más atención al pastel frente a ella, comiéndolo con la ayuda de su mano libre. Katya y Yulia eran quienes hablaban más, ella de vez en cuando participaba.
La gran mayoría de niños habían abandonado la mesa quedando solamente unos pocos, lo único que les interesaba en ese momento era solamente salir a jugar.

Katya se levanto encargándose de la limpieza, Elena tiro su mano más cerca de su regazo, intentando ocultarla para que su hermana no vieran. Yulia le dio una sonrisa divertida, quizás malinterpretando lo que ella intentaba hacer, y eso fue exactamente lo que temió cuando sintió que Yulia intentaba quitar su mano para dirigirla en otro dirección prohibida para la vista pública.
Ella sujeto la mano de la morena con fuerza para evitar esto, Katya se había marchado hacia la cocina ordenando algunas cosas.

-¿Qué haces?-pregunto Elena
-Nada-respondió haciéndose la inocente- tú eres quien mueve mi mano en otras partes
-¡Lo hago para que mi hermana no vea!-se defendió- por favor Yulia, compórtate-dijo. La morena rio por lo bajo e intento acercarse a ella, demasiado, pero Elena rápidamente se paró de su silla evitando esto. No iba a permitir ni tampoco a arriesgarse a que alguien la viera.
-¿Sucede algo?-pregunto Katya entrando.
-Nada-respondió- estaba justo por irme al baño-dijo comenzando a caminar. Yulia rápidamente se paro, queriéndola seguir. En eso cuando Elena estaba subiendo las escaleras se escucho el ruido del timbre.
-¿Yulia podrías abrir tu?-le pidió Katya- a lo mejor es algún padre que viene a buscar a su hijo
-Seguro-respondió algo desganada. La acababan de quitar una oportunidad demasiado buena. Abrió la puerta y se encontró a un hombre mayor, de cabellos entre un castaño y rubio, pero con los ojos idénticos a los de Katya y Elena.
-Hola-dijo Yulia algo desorbitada- ¿Usted es…?
-Lo siento-dijo teniendo su mano- Soy Sergey Katin, vengo a ver a Ekaterina.
-¿Usted es su padre?-pregunto.
-Bueno, de Katya, de Ekaterina soy su abuelo-dijo sonriendo.
-Disculpe, creo que fue una pregunta engañosa. Adelante-dijo dejándolo pasar- mi nombre es…
-Yulia Volkova-respondió el- conozco a su padre-dijo él.

Yulia asintió sorprendida y lo siguió. El se movía con demasiada familiaridad por la casa, la pequeña Ekaterina que justo estaba paseando por ahí lo vio y corrió alegre hacia él.

-¡Abuelo!-grito.
-¡Mi pequeña!-dijo arrodillándose para abrazarla. Yulia observaba todo de brazos cruzados, al parecer la familia ahora estaba más completa.
-Papa-dijo Katya apareciendo- llegas un poco retrasado.
-Sí, lo sé-dijo después de haberle entregado un regalo a su nieta- surgió algo de último momento.
-¿Problemas?-No, hija-respondió- nada de lo que tengas que preocuparte.
-Te creeré entonces-dijo más tranquila- ¿Tienes hambre?-pregunto- ¿Ya haz conoció a Yulia?
-Sí, nos presentamos en la entrada-dijo.

Los tres fueron hasta el comedor y comenzaron a charlar alegres, al parecer Yulia le había caído muy bien a Sergey. Prácticamente los tenía a todos comprados.

-¿Y qué tal la revista Yulia?-pregunto Sergey- no estoy muy familiarizado con la moda, pero si con las noticias. Sé que eres muy exitosa.
-Ni tanto-dijo haciéndose la humilde- simplemente intento dar lo mejor de mí para encontrar el éxito que quiero.
-Muy buenas palabras-dijo Sergey. El levanto la vista y de repente todos hicieron silencio. Elena estaba parada seriamente en la entrada.
-Elena-dijo Sergey parándose rápidamente- ¿Cómo estas hija?-pregunto. Tenía tiempo de no verla. Nadie decía una palabra, entendiendo la incomodidad de la situación.
-Katya tienes una fuga en tu baño por si no te has dado cuenta-dijo- por cierto, si alguien me necesita estaré en el jardín-dijo girándose. Sergey volvió a sentarse con la cara completamente descompuesta. Katya se sentó a su lado acariciando su espalda.
-Papa…
-¿Hasta cuando Katya?-pregunto- ¿Hasta cuándo será así?-dijo lamentándose. Yulia entendía que aquel momento era muy familiar, así que decidió darles su privacidad.
-Iré a hablar con ella-dijo levantándose- enseguida vuelvo-marchándose.

Vio al grupo de niños correr y noto que la pelirroja no estaba entre ellos. Sino que observo su caballera roja, estaba sentada en un banco junto a un árbol. Fue hasta donde estaba ella y se sentó a su lado completamente en silencio, no iba a hacer alguna pregunta que la incomodara y mucho menos que se enojara con ella, la necesitaba tranquila como hace un rato.

-Elena quiero decirte algo- fue directa- y viendo que no nos interrumpirán me gustaría que me escuches atentamente todo lo que tengo que decirte antes de que me des una respuesta ¿está claro?-dijo mirándola.
-Te escucho-dijo antes de suspirar. Intuyendo lo que iba a venir.

Katya y Sergey estuvieron conversando los dos solos en la cocina. Su hija lo había hecho sentir un poco mejor con palabras, pero sabía que iba a ser inútil, cada vez que Elena hacia aquello, a él le dolía cada vez más.

-Está tan hermosa-dijo Sergey- mis dos hijas son hermosas-dijo tomando su mano sobre la mesa. Katya simplemente sonrió.
-Lo sé papa-dijo logrando que ambos rieran.
-Ekaterina también lo está, además de grande-menciono- es increíble lo parecida que son entre las tres-dijo. Estuvieron hablando acerca de la pequeña cuando vieron a Yulia entrar con un semblante bastante serio.
-Recién acabo de saludar a Ekaterina-dijo mirándolos a ambos- debo irme ahora-dijo dándole la mano a Sergey- fue un placer haberlo conocido señor Katin
-¿Ya te irás Yulia?-pregunto Katya.
-Sí, surgió un problema-explico saludándola.
-Fue un placer Yulia-dijo Sergey-espero volver a verte pronto.
-Ya veremos-dijo. Y se marcho.

Ambos se miraron confundidos preguntándose qué es lo que había sucedido. Aquello fue muy extraño. Sergey se quedo durante un momento más antes de decidir marcharse también, sabía que su presencia iba a volver incomodo el momento y no quería crear un ambiente conflictivo. Aunque Katya le había insistido, este no declino y se marcho, no sin antes saludar a si nieta.
Los padres de los niños habían comenzado a ir a buscarlos cuando Elena decidió finalmente presentarse de nuevo. Se había sentado en una mesa y Katya decidió ignorarla. No fue hasta que llego el último padre a buscar a su hijo y ella comenzó a limpiar la casa que decidió romper el silencio.

-Suficiente Elena-dijo mirándola- ¿Ahora qué es lo que sucede contigo? ¿Qué es lo que intentas ignorar?
-¿Qué?-mirándola- Yo no estoy ignorando nada.
-Pues no lo parece-dijo- nunca te quedas demasiado. Ekaterina ya está durmiendo arriba, ya nadie más está en la casa a excepción de nosotras dos. No puedes culparme si me sorprendo porque todavía estas aquí.
-¿Estas echándome?-pregunto- ¿Es eso?
-Nadie te está echando-protesto- deja de hacerte la victima que en estos momentos es lo que menos te queda. Estoy cansada de esa actitud tuya Elena-señalándola- ya no tienes ninguna obligación de seguir aquí, deja de huir de las cosas.
-¿Y de que estoy huyendo, según tu?-pregunto interesada y sorprendida por la observación de su hermana.
-No lo sé-mirándola- eso solamente tú lo sabes. Pero lo que si te puedo decir, es que siendo así como eres, no llegaras a ninguna parte-dijo caminando hacia la mesa y luego regreso-toma- dijo dándole las llaves- te agradecería que me las devuelvas mañana temprano.
-¿Y por qué me las das Katya?
-No lo sé ¿sí?-dijo- primero con papá, y después la misteriosa escapada de Yulia. Arregla las cosas Elena si no quieres terminar sola-dijo algo enojada- yo tengo cosas que hacer aquí.

Elena miro las llaves y pensó durante unos segundos, después las tomo y se marcho de la casa de su hermana, siendo observada por esta quien sonreía. Le dijo a su chofer que se marchara de ahí, esta estaba sorprendido con el pedido pero ella le explico que tenía en que moverse. En cuanto estuvo dentro del auto de Katya escucho la radio sonar, sintiéndose cada vez mas hundida en dudas cuando la música la identificaba tanto en estos momentos.

Sé que estás asustada,
puedo sentirlo.

Está en el aire,
se que lo sientes también.



Giro en la esquina con la música grabándose en su cabeza, ella solamente tenía que tomar una decisión y bastaba. Pero no sabía qué hacer, aún estaba luchando por no querer dejarse llevar ante lo que estaba comenzando a sentir.

Pero corre el riesgo conmigo,
no te arrepentirás, no.

Un “no” mas y te creeré.
Me iré y te dejare ser.


Freno de golpe cuando sintió temor con aquellas palabras, los demás autos la quitaron de su momento de ensoñación con sus bocinas. Ella cerro sus ojos, dejando que la música se apoderada. Abrió los ojos y giro por el carril contrario. Sintió su corazón bombear con fuerza ante el cambio de decisión.

-Estas mal Elena-dijo para sí misma- te arrepentirás, lo sé…


Y ahora fue la última vez
que dirás “no”, me dirás que “no”

Quiero escucharte decir “si, si, si”
hasta que tu corazón se abra.



Estaciono el auto de Katya y se bajo rápidamente. Estando cada vez más nerviosa a cada paso que daba, busco las llaves en su cartera y las sostuvo con su otra mano. Una vez que estuvo frente a la puerta, la abrió con suma lentitud. Cerró con llave la puerta detrás de ella y dejo su bolso sobre el sofá blanco de la sala. Observo en varias direcciones y noto que estaba sola. Esperaba no haber llegado demasiado tarde, pero la idea cambio cuando escucho la melodía triste de un piano en el siguiente piso. Subió las escaleras guiada por el sonido, abrió la puerta lentamente y observo su cabellera negra y corta. Su corazón pareció renacer cuando finalmente acepto lo que sucedía. Elena avanzo con paso lento hacia su cuerpo, deslizo sus brazos por sus costillas y dejo su mentón en cargado en su hombro, disfrutando de la hermosa canción que ahora sonaba.
Yulia estaba con los ojos cerrados tocando, pero no los había abierto durante ninguna instante para saber quién era, su perfume inconfundible llego a su nariz dejándola embobada. Sonrió con ganas si dejar de tocar cuando sintió sus brazos apretarla más.


Ahora tienes que decir que “sí”.
"Cuando todo el mundo se iba y nos quedábamos los dos entre vasos vacíos y ceniceros sucios, qué hermoso era saber que estabas ahí"- Cortázar

Avatar de Usuario
lenyul tatu
Mensajes: 369
Registrado: Sab 17 Oct 2009 02:28
Sexo: Femenino
Ubicación: mexico,sinaloa

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS // POR: Pei_17

Mensaje por lenyul tatu » Vie 15 May 2015 22:31

Hola espero que estes bien
oye buenisima contiii al fin lena ya
acepto lo que siente por yulia pero ahora que pasara
bienen cosas buenas y emocionantes con esto gracias a katya abrio los ojos, pero me dejastes con la duda de que le dijo yulia a lena y que le respondio lena a yulia, quiero saber que paso en esa platica me dejas intrigada con eso y mi mente vaga con muchas cosas que pudo haberle dijo lena jejeje icon_e_biggrin ahora me has dejado mas picada por leer y bueno como crees que dejara de gustarme tu fic y esta buenisimoo es que verdaderamente me atrapas y me quedo en la historio simplemente me encanta .blush. girl_in_love
y bueno a lo sucedido con mi perra la verdad dudo superar su perdida simplemente aprendemos a vivir y sobrellevarlo y como dices y mucha razon se llevan una parte de nuestro corazon y si pongo triste y hasta lloro a recordarla a mi gorda pero se que ahora esta en un lugar mejor y sabe que jamas dejare de amarla .cry.
y bueno sin hacer mas largo mis periodicos espero conti pronto porque quiero seguir leyendote y ovbio esta historia que esta mas que buenisima cuidate y hasta la proxima mi escritora give_rose
.bye.
cada palabra tuya es volverme loca por ti

Avatar de Usuario
ya_soshla_s_uma
Mensajes: 38
Registrado: Sab 30 Nov 2013 02:34
Sexo: Femenino

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS // POR: Pei_17

Mensaje por ya_soshla_s_uma » Vie 15 May 2015 22:51

\aaaaaaaaaahhhhh si, si, si, si, si.... Uno jamás se arrepiente cuando es guiado por su corazón. Nada que sea hace con y por amor es algo estúpido (bueno matar no esta en la lista. Pero eso es de otro Fic jajaja) que lindo, que hermoso, que dulce la última escena. No deje de imaginarla, me haces tener flashes fotográficos con llorar que leo, hace tiempo no me sucedía eso Con una lectura. Te contaré un secreto. No soy tan devota de Elena. Y es una apreciación mía, prejuicios quizás, no la conozco es obvio. Pero no se, ni logra llegarme. Whatever a lo que iba, mas allá de que ella no sea santa de mi devoción, AMO a la Elena de este Fic, me gustan las personas así, (bueno se va un poco de tema con la frialdad y el histeriqueo, pero tendrá sus razones) me fascinan las personas que tienen misterio y cosas por descubrir, y cada día pienso que la canción esta escrita para la Elena de este fic jajaja. Ay, ya quiero ver como se siguen conociendo mas íntimamente, y como se las arreglan para mantener lo que sea que tengas. Anna no se las hará fácil y veo mas de una lágrima derramarse por el rostro de Elena. Presiento que habrá más de un@ querra separarlas y presiento que sera inminente la aparición de quien hizo que Elena tenga esa aprensión hacia los sentimientos. Vuelvo a decirlo IRINA IS MY HERO!! Felicidades niña, te quedo precioso. Quiero más, éxitos y a brillar. Saludines, good weekend
Somo almas en una historia inolvidable, somos indivisibles, somos iguales y frágiles... Somos gotas de un pasado que ya no puede volver.

Dew.pzh
Mensajes: 12
Registrado: Vie 27 Mar 2015 22:11
Sexo: Femenino

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS // POR: Pei_17

Mensaje por Dew.pzh » Sab 16 May 2015 01:18

Wow, dos capitulos seguidos (para mi). Y parece que la historia ya tiene un buen final pero sé que quedan muchísimas cosas por pasar y que no será todo de color rosa.Queda (no se si soy la única que lo recuerda, o si importa xD) el misterio de lo que sucedio cuando eran jovenes (más jovenes)....
En fin, aun le veo una buena parte de camino a esta historia .wizard.
Elena, Lena, Lenita.. espero que por fin de el "sí, Julia" y que seguido de eso diga algo como "hazme completamente tuya, toda tuya" lol.
Kathya, mi chula, que bueno que saco coraje para decirselo así tan directo "Te vas a quedar sola" o el sinonimo que es "te quedarás a vestir santos", así como que ya no esta tan feo :p
Creo que si pasa lo que todxs creemos y queremos que pase, entonces se vendrán algunas complicaciones con Elena y sus prejuicios de primer siglo, pero el amor es el amor y te cambia.
Espero la contiiii .aplausos.
Te envio un saludo con mucha estima y deseo que andes bien, bien. dance3
No hay ciego peor, que el que no quiere ver.
BE BRAVE

Andreger
Mensajes: 314
Registrado: Lun 18 Nov 2013 13:37
Sexo: Femenino

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS // POR: Pei_17

Mensaje por Andreger » Sab 16 May 2015 03:43

Ay xfin! .oks. se dieron una oportunidad y dejaron de jugar esas dos! .mocking. girl_in_love
p.d: aunque voy a extrañar sus peleas xd .bulm3.
.good. .hi.

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado