ENGAÑÁNDOTE

Avatar de Usuario
Nyx
Mensajes: 240
Registrado: Sab 14 Jun 2008 16:10
Sexo: Femenino

Re: ENGAÑÁNDOTE

Mensaje por Nyx » Mar 11 Feb 2014 19:35

y la conti?????? para cuando???? .cry. .cry. .cry. .cry.
Sparkling Angel, I couldn´t see
Your dark intensions, your feelings for me
Fallen Angel, tell me why?
What is the reason, the thorn in your eye?

-This is Me, One of the Lost Ones-
[/i][/b]

Ekaryl
Mensajes: 88
Registrado: Lun 04 Nov 2013 19:28
Sexo: Femenino

Re: ENGAÑÁNDOTE

Mensaje por Ekaryl » Mar 11 Feb 2014 20:00

conti prontooooooooooooooo!!!

Avatar de Usuario
LEVIATAN
Mensajes: 585
Registrado: Mié 23 Ene 2008 19:19

Re: ENGAÑÁNDOTE

Mensaje por LEVIATAN » Mié 12 Feb 2014 16:16

y la conti???????????? quiero conti pronto
LOS HONESTOS PSICOPATAS NO NECeSITAN CURACIÓN...
SeNTIRAS MORIR TÚ ALMA CUANDO DeJAS D IMxTARLE A LA PeRSONA k + kIEReS EN eSTe MUNDO.NO T CULPes x NO VOLVeR A AMAR CUANDO MATAN TUS SENTIMIENTOS ES DIFÍCIL ke VUELVAN A REVIVIR...

Avatar de Usuario
AmorPorKat
Mensajes: 181
Registrado: Lun 14 Oct 2013 13:31
Sexo: Femenino

Re: ENGAÑÁNDOTE

Mensaje por AmorPorKat » Mié 12 Feb 2014 17:55

Esta historia es tan ineteresante, esta llena de intrigas, de personajes lindos peros oscuros, que lastima que no halla conti girl_cry girl_cry girl_cry girl_cry girl_cry
conti si es posible porfis dash2 dash2 dash2 dash2 dash2

Avatar de Usuario
liuribe21
Mensajes: 457
Registrado: Mar 17 Abr 2012 16:57
Sexo: Femenino

Re: ENGAÑÁNDOTE

Mensaje por liuribe21 » Mié 12 Feb 2014 18:27

Estoy trabajando para que la espera valga la pena,
ya tengo el capi casi completo y debo decir que Lena viene con todo
la pobre de Larissa tiene sus ataques de culpa y debe hacer algo antes de que Lena se le adelante,
algunos secretos serán revelados y nuevas intrigas aparecerán
El valor de las cosas no está en el tiempo que duran sino en la intensidad con que suceden, por eso existen momentos inolvidables, cosas inexplicables y personas incomprensibles...
http://anotherwordsfics.foroactivo.mx/" onclick="window.open(this.href);return false;

Avatar de Usuario
adrianita
Mensajes: 463
Registrado: Dom 03 Nov 2013 11:48
Sexo: Femenino
Ubicación: Mexico

Re: ENGAÑÁNDOTE

Mensaje por adrianita » Vie 14 Feb 2014 13:00

Porfa publica que aqui te esperamos!!! .drinks.
Eres la única. TE AMO princesa hermosa.

Ekaryl
Mensajes: 88
Registrado: Lun 04 Nov 2013 19:28
Sexo: Femenino

Re: ENGAÑÁNDOTE

Mensaje por Ekaryl » Vie 14 Feb 2014 15:18

contiii contiii contiii dash2

Avatar de Usuario
LEVIATAN
Mensajes: 585
Registrado: Mié 23 Ene 2008 19:19

Re: ENGAÑÁNDOTE

Mensaje por LEVIATAN » Vie 14 Feb 2014 17:40

que bien pero aun asi espero que sea pronto la publicacion
LOS HONESTOS PSICOPATAS NO NECeSITAN CURACIÓN...
SeNTIRAS MORIR TÚ ALMA CUANDO DeJAS D IMxTARLE A LA PeRSONA k + kIEReS EN eSTe MUNDO.NO T CULPes x NO VOLVeR A AMAR CUANDO MATAN TUS SENTIMIENTOS ES DIFÍCIL ke VUELVAN A REVIVIR...

Avatar de Usuario
ChantalKatina
Mensajes: 72
Registrado: Sab 11 Ene 2014 14:22
Sexo: Femenino

Re: ENGAÑÁNDOTE

Mensaje por ChantalKatina » Dom 16 Feb 2014 15:11

ainssssss es fics metrae de cabeza, girl_wink girl_wink y hace muchio que no hay conti!! icon_e_sad icon_e_sad y se que la espera aunque desespera va ser de pelos!!! igual a ojala y Lena no sea tan mala, Yulia es buena chica, pero si asi sera hay que aguantar, la escritora siempre sabe lo que hace icon_e_biggrin girl_wink girl_wink
continualo prontito. dash2 dash2 dash2

Avatar de Usuario
liuribe21
Mensajes: 457
Registrado: Mar 17 Abr 2012 16:57
Sexo: Femenino

Re: ENGAÑÁNDOTE

Mensaje por liuribe21 » Lun 17 Feb 2014 17:02

Disculpen la tradanza pero me he involucrado en algunos proyectos personales además de que no había podido terminar este capítulo pues son tatas las ideas que me han llegado a la mente para todas mis historias que no me he decidido por cuáles escribiré pero ya retomaré las historias, esperen por más, ya no les hago esperar y les dejo la conti que espero le guste...


Capítulo 7 Alcanzada por el pasado, dudas entre familia: que comience la guerra…

No me entierres, no me pongas debajo
No digas que se acabó,
Porque eso me enviaría debajo
Debajo de la tierra
No digas esas palabras
Quiero vivir y tus palabras pueden matar
Sólo tú puedes enviarme debajo, debajo, debajo.

Me muero cada vez que te alejas
No me dejes sola conmigo, Veo, Temo
De la oscuridad, y mis demonios
Y las voces sin decir nada quiero estar bien, sí
Lo siento en mi corazón, alma y mente
Me estoy perdiendo… Tú, yo, estás abusando
Toda la razón que me queda por vivir.

No me entierres, no me pongas debajo
No digas que se acabó,
Porque eso me enviaría debajo
Debajo de la tierra
No digas esas palabras
Quiero vivir y tus palabras pueden matar
Sólo tú puedes enviarme debajo, debajo, debajo.

Perdí sólo 21 gramos de alma,
Toda la cordura que he poseído,
Ida, pero todavía estoy respirando
A través del trueno y el fuego.
Y la locura, sólo para fines tuyos
Me disparas de nuevo
Pero todavía estoy respirando
Lo siento en mis venas, la piel, los huesos y estoy perdiendo
Tú, yo, estás confundiendo
Toda la razón que me queda por vivir.

No me entierres, no me pongas debajo
No digas que se acabó,
Porque eso me enviaría debajo
Debajo de la tierra
No digas esas palabras
Quiero vivir y tus palabras pueden matar
Sólo tú puedes enviarme debajo, debajo, debajo.

Persiguiéndote, pero tú no miras hacia atrás
Las palabras son a través de lo que no se puede recuperar
Extendiendo la mano, pero no me puedo resistir a ti
Persiguiéndote, pero tú no miras hacia atrás
Las palabras son a través de que no se puede recuperar
Extendiendo la mano, pero no me puedo resistir a ti.

No me entierres, no me pongas debajo
No digas que se acabó,
Porque eso me enviaría debajo
Debajo de la tierra
No digas esas palabras
Quiero vivir y tus palabras pueden matar
Sólo tú puedes enviarme debajo, debajo, debajo…


Siempre me he preguntado miles de cosas que vagaban en mi mente, miedo tengo a la respuesta, aunque más miedo tengo a perderte…

―No puedo olvidar su cara, creo que nunca lo haré… ― Comenta Lena al entrar a su habitación ― Me hubiera gustado tomar una foto para recordar ese momento siempre… ― Se burla Lena recostándose en su cama colocando sus brazos tras su nuca.
―En verdad todavía no comprendo porque lo hiciste, ¿Qué planeas hacer ahora? ― Nastya le mira confusa mientras se sienta en la silla del escritorio ― ¿Qué se le ha ocurrido a esa maquiavélica mentecita tuya?
―Sólo es parte del plan, no creía justa esta guerra contra Larissa… ― Se levanta y se apoya su peso en sus codos para ver a su amiga ― Vienen más ataques por diferentes flancos y me sentí benévola en ese momento, al menos está preparada para lo que viene…
― ¿Y qué es lo que viene? ― Toma una figura que adorna el ordenado escritorio ― ¿Le contarás a Julia que es tu hermana perdida, después de acostarte con ella? ― Lena alza una ceja concediendo una respuesta afirmativa ― Lena, te das cuenta de que cometerías incesto además Julia es menor de edad todavía.
― ¿Y eso qué? ― Alza los hombros ― Ser menor de edad no le quita el atractivo y no puedo negar que me gusta además puedo ver que Larissa sufre ante la idea de tenerme cerca de ella ― se acomoda de una manera sugestiva en la cama ― teniendo a Julia en mi poder, puedo hacer que la odie y que mejor venganza que un hijo odie a su madre, me alegra poder usar mis tácticas para eso… Enloqueceré a Julia hasta doblegarla a mi voluntad y haga lo que le ordene, creo que eso de los que los encantos de una mujer son la perdición de cualquiera.
― ¿Por qué poner a Julia contra su madre? Así las cosas como las veo, la única inocente que saldrá perdiendo será Julia, ¿no te has puesto a pensar en lo mucho que la lastimarás?
―Nas, ya habíamos hablado de esto, la venganza es venganza, no importan los daños colaterales si con eso se llega al objetivo principal y en este caso, Julia será el daño colateral que me dará acceso a Larissa y a su destrucción… ― Ríe de manera algo cínica al recordar la expresión desencajada de Larissa en el hospital.
―Por cierto, hablando de Julia, ¿Qué piensas hacer con la cláusula del testamento, tienes que llevar a Julia ante mi padre para hacerlo válido, ¿Cómo harás?
―Lo había olvidado, ¿no hay forma de anular eso?
―No lo creo… ¿Es parte de tu plan decirle a Julia que tu padre le dejó una parte de su herencia después de contarle la verdad?
―Nas, disfrutas arruinando mis planes… ― La joven sonríe pero lo que intenta es detener a Lena a toda costa antes de que comenta un error del que pueda arrepentirse toda su vida.

*** *** ***

Ha pasado casi una semana desde que Julia ha dejado el hospital y Larisa sabe la verdad, desde ese día está nerviosa y tensa además de que un rastro de preocupación empaña sus ojos cada vez que ve a Lena cerca de su hija, no sabe cuáles son las intenciones de esa joven pero no puede permitir que el pasado dañe lo que tanto se ha empeñado en proteger, no puede dejar la oleada destructiva del doloroso recuerdo y legado de Sergey Katin destruya lo que más ama, su Oleg y su Julia son ajenos al desastroso error que ha cometido y son tan inocentes como un cordero en un matadero; así que si quiere mantenerlos a salvo, deberá poner las cartas sobre la mesa y poner sus condiciones enfrentando a Lena como mejor pueda pues algo le dice que Lena va tras su cabeza y no le importa quien caiga en su tablero de ajedrez.
Un estremecimiento de remordimiento le atraviesa el cuerpo al recordar el incidente en la habitación del hospital, no puede olvidar la sensación que saber el apellido de Lena le ha causado y tampoco puede olvidar los rostros preocupados de su hija y su esposo; no por nada despierta a media noche intentando reprimir sus gritos y sollozos cada vez que ve el rostro de Sergey abrazando a su Julia y llevándola lejos de ella y Oleg, sabe que esto tal vez podría salir a la luz y ha rezado desde aquel entonces para que se posponga todo el tiempo posible intentando olvidar todo.

*** *** *** Flashback *** *** ***
―… K-a-t-i-n-a… ― Hasta parece que puede ver los labios de Lena deletrear lentamente ese diabólico apellido disfrutando con su sufrimiento.
Al escuchar el apellido, Larissa siente que todo se desvanece a su alrededor y se pone tan pálida como el papel, le hace falta el aire y deja caer la taza esparciendo por todo el suelo, había deseado no volver a escuchar ese apellido enterrándolo en lo más profundo y oscuro de su pasado pero el destino se ha empeñado en sacarlo de su aletargado olvido para colisionar con el maravilloso presente que disfruta y volverse una bomba de tiempo a punto de estallarle en cualquier momento cuando Lena decida presionar el detonador.
Puede ver cada trozo de su realidad cayendo pedazo a pedazo frente a sus ojos, la sonrisa de Lena es demasiado dulce pero sus ojos esconde una chispa desconocida aunque puede ver el brillo de la verdad en ellos.
― ¿Se siente bien, señora? ― Murmura Lena entre dientes la última palabra.
―Yo… Yo… Lo siento ― susurra quedamente cuando un ataque de taquicardias le invaden, la habitación comienza a colisionar sobre ella, muchos ojos acusadores le rodean señalándola mientras su cuerpo tiembla envuelto en temblores.
―Larissa, ¿te encuentras bien? ― Oleg se acerca apara abrazarla.
―Mamá, ¿quieres que llame al médico? ― Julia le coloca una mano sobre el hombro.
―Sí, yo… Yo… ― Súbitamente se desmaya por la presión de los remordimientos y dolorosos recuerdos que encoje a su corazón, la culpa la invade.
―Lari… ¡Larissa! Julia llama al médico ― ordena Oleg.
― ¡Mamá! ― Sin importarle los espasmos de dolor que siente por la agitación y el nerviosismo, Julia corre buscando ayuda.
― ¿En qué podemos ayudar? ― Se acerca Nastya preocupada sinceramente, “creo que se te pasó la mano, Lena”, piensa al ver a su amiga apurando la tasa de té para preparar su expresión de preocupación.
Escuchas las voces lejanas de las personas a su alrededor e intenta enfocar la mirada en lo que sucede, se siente desorientada y mareada, desea tanto que lo que ha escuchado sea un sueño y si lo es, es una de sus peores pesadillas recién salida del infierno que está por incinerar todo por lo que ha luchado amenazando con destruir su feliz vida.
― ¿Qué…Qué pasó? ― Logra articular Larissa tocando su cabeza e intentando sentarse en la cama donde ha permanecido Julia los últimos días.
―Mamá, no te levantes, permanece recostada ― se apresura Julia a empujarla hacia abajo.
―Jul… ¿Dónde está tu padre? ― Con mano temblorosa toma su mano y su rostro muestra una pálida mueca preocupada.
―Está afuera hablando con el médico que te ha atendido ― vuelve su atención hacia la puerta ― Lena y Nastya le acompañan, ¿Qué pasó?
―No… No lo sé, sólo recuerdo que… ― El apellido Katina ronda por su mente retumbando por lo alto en cada rincón hasta hacerle doler la cabeza ― Auch.
― ¿Te encuentras bien? ¿Quieres que llame al médico? ― Se ofrece Julia presurosa.
―No, estoy bien… Yo no debería estar aquí, eres tú quien necesita descansar, ven ― toma la mano de su hija y la hala mientras se incorpora hasta sentarse en la pequeña cama ― te quiero mucho, mi amor ― hace que Julia se siente en su regazo.
― ¿Qué hace mamá? Ya no soy un bebé… ― Reniega Julia sentándose sobre las piernas de su madre recibiendo un beso en la sien pero le regala una sonrisa sincera ― ¿Sucede algo? ― Observa a la preocupada mujer frente a ella.
― ¿Qué puede sucederme? ― Contempla cada rasgo de su hija pero se detiene en los ojos de extraordinario color, le duele admitirlo pero esa mirada le trae recuerdos dolorosos y aunque ha querido olvidar, jamás podrá hacerlo mientras vea a su hija frente a ella ― Promete que tendrás cuidado y que pase lo que pase creerás en mí y me amarás siempre, no importa si he cometido errores…
―Mamá, suena como si te estuvieses despidiendo o si algo malo pasará, dime qué pasa ― Larissa esconde la mirada de los inquisidores ojos de su hija pero Julia levanta su barbilla y le obliga a verle.
―En serio no pasa nada ― contra el impulso de las lágrimas todo lo que puede y ora porque pase algo que les interrumpa, la puerta se abre y ambas se centran en las personas que entran, cuando ve a Lena sonreír su dulce sonrisa le hace estremecerse de miedo.
―Haré como que te creo ― besa la mejilla de su madre y se levanta de sus piernas.
― ¿Cómo te sientes? ― Comienza Oleg acercándose a su esposa para sujetar su mano y presionarla firme pero suavemente depositando un beso en el dorso.
―Te diré lo mismo que le he dicho a July, estoy bien… Quiero levantarme y recostar a Julia aquí mismo, es ella quien necesita reposar no yo.
―De eso nada, no te moverás de aquí hasta que el médico lo indique…
―Soy tan fuerte como un roble… ― Refunfuña Larissa imitando la infantil actitud de su hija días antes.
―Ahora sé de donde me viene lo testarudo… ― Murmura Julia riendo.
Lena permanece impasible viendo a Larissa recibiendo toda aquella atención, parece querer darle tiempo de que disfrute de sus últimos días de felicidad antes de convertir su pequeño paraíso en un infierno; Nastya se muestra genuinamente preocupada por lo que le sucede a Larissa, le desconcierta la actitud de su amiga pero sabe que la pobre mujer en la cama está hecha un mano de nervios, ella misma es uno pues no sabe el próximo movimiento de Lena.
―Creo que es hora de irnos, espero volver a verte antes de que te den de alta… ― Anuncia Lena levantándose del sofá donde ha estado sentada antes del desmayo de Larissa ― ¿no sabes cuándo será eso?
―El médico dice que será pronto si no hay más decaídas ― explica Oleg viendo el desencajado rostro de su esposa.
―Estaremos al pendiente de ello… ― Nastya y ella caminan hacia la puerta acompañadas de Julia después de despedirse ― Que se mejore, señora Larissa ― sus palabras dulces alteran a Larissa nuevamente pero intenta calmarse al ver a su hija cerca de la pelirroja.
―Lena, quería agradecerte que me acompañaras en estos momentos… Yo, eh… Sé que apenas nos conocemos y que puede sonar algo tonto… ― Acaricia su nuca nerviosa ― pero, en este tiempo te has convertido en una persona importante para mí ― comienza Julia al llegar a la puerta, Nastya comprende que debe dejarles solas ― me gustaría agradecerte todo lo que has hecho cuando salga de aquí, ¿Quisieras…Te gustaría…? ― Balbucea nerviosa.
―Claro que me gustaría ― sonríe Lena de manera encantadora, no sabe porque pero le gusta esa faceta tímida, infantil y tierna de Julia, muestra su pureza como persona y le duele pensar en lo que hará después.
― ¿En verdad? ¿A dónde te gustaría ir?
―Sorpréndeme ― responde Lena acercándose a Julia y tomando su rostro entre sus manos para girarlo y depositar un beso en su mejilla empujando la puerta de la habitación para que la escena sea apreciada por Larissa por lo que busca sus ojos mientras le dedica una mirada de “y esto es sólo el comienzo”.
―Lo haré ― Julia sonríe bobamente y acaricia el lugar donde Lena ha depositado el beso, sus mejilla están cubiertas de un intenso rubor, “Dios, estoy enamorada de esa chica…”.
Larissa observa a Lena coquetear con su hija y casi se vuelve a desmayar al verle besar su mejilla, siente algo de repulsión al pensar que la pelirroja ignorare la posible relación que puede entre Julia y ella, no puede permitir que su pequeña se involucre en algo con la pelirroja pero tampoco puede decirle la verdad tan crudamente y debe buscar un sustento creíble sin que parezca absurdo el por qué se opone a esa relación, ¿Qué le dirá a Julia cuando le prohíba ver a Lena? Algo así como: “Oh no puedes estar con ella porque tal vez sea tu media hermana”, tal vez pueda argumentar que son dos chicas, no, Julia sabe que acepta su sexualidad; quizá un “no son de la misma clase social… O, no me agrada Lena, a penas la conoces”, todo le parece absurdo y no creíble, los ojos de Julia destellan brillos de amor y necesita apagarlos cuanto antes.
*** *** *** Fin de flashback *** *** ***

― ¿Sucede algo, amor? ― Pregunta Oleg entrando en la habitación mientras Larissa da un saltito al escuchar la voz de su esposo interrumpir sus pensamientos.
― ¿Eh? No, sólo estaba pensando…
― ¿En qué? ― Oleg se acerca y le abraza ― ¿El secuestro de Julia?
―Sí, en eso… Me preocupa que Julia pueda ser víctima de otro atentado, si algo le pasa a July, yo… ― Rompe a llorar.
―Calma, eso no pasará… No dejaremos que vuelva a pasar ― besa su sien.
― ¿Julia estará interesada en…Lena? ― Repentinamente cambia el tema de conversación intentando sonar lo más casual que puede.
―Lo más seguro es que sí, ¿has visto su mirada cuando la ve o habla sobre ella? Es como yo cuando te pedí que fueses mi novia…
―No puede ser, debo impedirlo… ― Murmura Larissa intentando no ser escuchada pero Oleg le ha escuchado.
― ¿Por qué ese repentino cambio de opinión? Pensé que Lena te agradaba, hace unos días la veías como la perfecta futura nuera… ― Le mira de manera analítica y confundida.
―Me he dado cuenta de que hay más posibles candidatas como… Lidia.
―Pensé que te desagradaba esa chica…
―Bueno, Julia no me ha dado tiempo de conocerla, no creo que sea tan mala como parece, toda persona puede cambiar con una segunda oportunidad… ― Se justifica.
―Lo dudo, además Julia no tiene ojos para nadie más que Lena y debo decirte que ya veo a la chica del brazo de mi July hacia el altar si es que antes nuestro diablillo no lo arruina, creo que Lena es la adecuada… ― Imagina a su hija dando ese gran paso ― Además creo que sus hijos serían lindos, ¿te das cuenta? Serían los nietos más hermosos del mundo… ― Prosigue Oleg imaginando a detalle otra miniJulia corriendo por la casa o un pequeñín halando su pantalón para que le cargue, sin duda, ya le ha planeado la vida a Julia pero Larissa imagina con horror el hecho de que su hija bese a Lena y le provoca náuseas imaginar a unos niños enfermos por la mezcla del mismo ADN.
― ¡No! ― Grita al ver los rostros deformes de niños pequeños.
― ¿Qué sucede?
―Nada, es que… Sigo pensando que Lena no puede ser mi nuera, Nastya puede ser otra candidata.
―Mujer, deja de decidir la vida de Julia… Será ella quien escoja a su esposa y te prohíbo intervenir en ello ― sentencia Oleg saliendo de la habitación.
―Puedes prohibirme actuar ello pero no has dicho nada sobre un cómplice… Lena no se acercará a mi bebé si yo puedo impedirlo ― se acerca a su pequeña mesa de noche y saca una cajita de musical del tamaño de una caja de pañuelos cerrada con llave y la abre, remueve unas hojas amarillentas por el tiempo guardado en la cajita y toma una foto de Sergey y ella ― si lo hice con tu padre, no veo porque no puedo hacerlo contigo, por favor dios mío ayúdame a impedir un pecado…

*** *** *** Flashback *** *** ***
Ese día ha decidido tomarse libre el día para pasarlo junto a su pequeña adoración, su pequeña Julita de cinco años le pide que le compre un helado en aquel caluroso día de verano; ayuda a la niñera a cargar con la enorme bolsa de juguetes que su diablillo insiste en llevar a todas partes.
―Julia, no corras o te caerás y podrás lastimarte otra vez… ― Insiste Larissa por enésima vez al ver a la pequeña rubia trastabillar cerca de la banca cercana al lago en el parque en la que usualmente se sienta la joven que cuida a Julia.
―Siempre es lo mismo con ella, es todo un terremoto ― comenta la joven castaña.
―Lo sé, conozco lo que tengo y sé que Julia no se hizo la pequeña herida en la ceja por estar sentada ― Julia no te acerques tanto al lago.
―Mamá, mira los patos ― señala a una pareja de aves que nada alrededor de su polluelo, la niña mira con ojos curiosos e interesados el sonido del graznido y se admira del desenvolvimiento del pequeño patito en el agua, ella misma toma lecciones de nado pero no es tan buena flotando.
―Cariño, ven para que pueda limpiarte… Mira nada más cómo estás toda embadurnada, tendré que cambiar tu camisita, ven ― Julia levanta los hombros despreocupada mientras Larissa le saca la camiseta rosa con un estampado de ositos toda llena de helado de chocolate y le coloca una camisa azul completamente limpia.
― ¿Puedo ir a jugar con mi pelota y con mi amigo Dante? ― Pide inocentemente Julia viendo con sus ojitos azules de manera suplicante mientras coloca su dedo índice recordando las veces que Sergey le ha dicho que guarde silencio y mantenga el secreto ― Llevaré mis soldaditos… ― Larissa no recuerda que Oleg o su abuelo le regalasen las figuritas y le parece sospechoso pues los tiene desde su última visita al parque, la joven niñera no sabe tampoco de dónde ha podido sacarlos pues los juguetes parecen ser de buena marca de juguetes.
―Puedes irte pero sólo será por un ratito y debes permanecer cerca en donde pueda vigilarte ― la pequeña asiente y sale disparada hacia donde ha visto a su amigo Dante la última vez, toma esas medidas pues Ana, la niñera, le ha dicho que la última vez que estuvieron en el parque, Julia se ha escondido de su vigilancia.
―Dante… ― Susurra Julia sujetando la pelota y el paquete de soldaditos con algo de dificultad acercándose hasta esconderse tras los arbustos ― ¿Dante? ¿Dónde estás? Hola… ― Se acerca y abraza el cuello del hombre que le alza en brazos soltando lo que lleva en las manos ― Pensé que no vendrías, mira traje los soldaditos…
―Sí, lo hiciste… ― Ve con orgullo a Julia en sus brazos y le coloca sobre el suelo ― Claro que vendría, jamás dejaría que jugaras solito con todos estos juguetes ― se sienta sobre el pasto y comienza a sacar los soldaditos ― pondremos estos aquí… Otros más por acá y otros aquí, ¿Cuáles quieres? ― Julia señala la pila de soldados con uniformes azules ― está bien, lo que ordene mi general ― imita el saludo militar y comienzan el juego.
Larissa no escucha a su pequeño vástago jugar cerca de donde le ha dicho así comienza a buscarle, puede distinguir la risa sonora y su voz tras unos arbustos y sonríe al saber que Julia se divierte aunque entre el placentero sonido de la infantil risa escucha una voz masculina que le hela la sangre y le hace temblar, “no puede ser, no él… Que no sea él” piensa intentando invocar a todos los santos, sus piernas parecen gelatina y no le responden al intentar ir hacia allí y tomar a su hija alejándola de ese monstruo que casi ha arruinado su vida.
―No, general no me mate… Tengo familia ― Suplica la voz riendo y Larissa se acerca tomando todo el valor que puede encontrar al recordar todas las veces que ha imaginado lo que haría llegado el momento de enfrentar aquello ― no puede matarme, no con cosquillas…
―Julia… ¿Julia? July… ― Se acerca al arbusto para sólo para encontrarse con una escena que no ha esperado ver nunca pero la sorpresa que le causa ver a la persona delante de ella jugando con su hija hace que pierda la calma y asusta a Julia ― ¡Julia, mi amor, aléjate de él! ¡Ven aquí! ― Le ordena estirando su brazo mientras tiembla por el miedo y a la vez coraje, Julia se sobresalta al ver a su madre de esa manera pero se acerca a ella ― ¿Estás bien? ¿No te hizo daño, no te lastimó? ― Abraza a Julia y le mira preocupada acariciando los cortos mechones rubios y los peina hacia atrás mientras le besa ― ¿Qué estás haciendo con MI hija? Tú no puedes acercarte a ella así como así Sergey…
―Yo… ― Sergey se pone de pie e intenta acercarse y tomar el brazo de Larissa pero ésta se aleja bruscamente.
―Es mi amigo ― interviene Julia en la defensa de Sergey de manera inocente ― y no se llama Sergey, su nombre es Dante ― introduce la paleta que Sergey le ha regalado mientras han estado jugando.
―No, July… ― No puede explicarle las cosas porque no entendería ― ¿Y qué es eso? Dámelo ― reclama exaltándose al ver a Julia comiendo la paleta ― ¿Cuántas veces te he dicho que no hables ni aceptes cosas de extraños? ¡Ana! ― Grita a la joven niñera.
―Larissa, no tienes que enfadarte con la niña… Yo.
―No, si no estoy enfadada con ella, ¿Quién te crees tú para acercarte a Julia sin mi consentimiento? ― Responde a la defensiva ― ¡No me toques! ¡Ana!
―Larissa, yo lo sé y no es que me crea, yo sé que soy su…
― ¡Cállate! ― Cubre los oídos de su pequeña, quien se ha puesto nerviosa y comienza a pensar que tal vez Dante no es tan buena persona como le ha hecho creer pero como todo buen infante, desconoce la magnitud del daño que Sergey le ha hecho a su madre y a ella misma ― Tú no eres nadie para estar cerca de Julia, ¡Ana, ven!
―Espera, Larissa… Tenemos que hablar… ― Larissa intenta alejarse de Sergey pero éste le sujeta del brazo, Julia en su nerviosismo suelta la paleta y se coloca entre su madre y aquel hombre.
―Deja a mamá… ― Empuja Julia pero es como un enfrentamiento entre el pequeño David contra el enorme Goliat.
―Tú y yo no tenemos nada de qué hablar, ¡Ana! ― La joven niñera aparece y se encuentra con la escena así que se acerca a ayudar pero Larisa le impide intervenir ― Toma a Julia y llévala al auto…
― ¿Está segura? ¿No quiere que llame a la policía? ― Toma a Julia, quien todavía forcejea empujando la pierna de Sergey.
―Sí, debo arreglar un asunto con éste hombre… ― Mira despectivamente a Sergey y Ana abraza a Julia, quien patalea enojada e impotente por no poder defender a su mamá ― Bien, ¿Qué es lo que tienes que decir?
―Larissa, yo…
―Nada de eso, por favor… Di lo que tengas que decir y hazlo rápido antes de que cambie de parecer y arme un escándalo ― parece totalmente segura pero por dentro está como una gelatina, sabe que no está preparada para enfrentar a Sergey y el saber que Julia sabe de él lo hace todavía más difícil.
―No, no por favor… Bien ― toma una bocanada de aire y comienza a hablar ― sé que mi acción fue la de un villano, el peor de los canallas pero no es hasta ahora que me doy cuenta de que cometí un error, yo… Quisiera pedirte perdón y una segunda oportunidad ― Larissa nunca habría imaginado a aquel insensible y despreciable hombre suplicando y arrastrándose por una oportunidad, le ve arrodillarse frente a ella ― quiero estar contigo y con mi hijo…
―Un momento, ¿tu hijo? Julia no es… ¿Qué te hace pensar que…? ― No entiende a que se refiere con eso ― Oleg es el padre de Julia.
―Muéstrame un papel donde lo diga, tengo pruebas que podrían decir lo contrario además tengo todo el derecho de estar a su lado… ― Se levanta ofendido.
―Jajaja ― suelta una carcajada irónica y desdeñosa ― ¿Qué tienes todo el derecho? Por favor, dime, ¿Dónde estuviste cuando estuve embarazada? ― Acerca su dedo índice a su pecho y lo empuja haciendo que retroceda ― ¿Dónde estuviste cuando Julia nació? ¿Supiste que fue prematura? ¿Pasaste noches en vela esperando ver mejorías en su salud? ¿Cuidaste de ella cuando comenzó a caminar? ¿La cargaste entre tus brazos para dormirla o la paseaste en su cochecito de bebé en el parque? ― Sergey retrocede inseguro y callado temeroso de la mirada acusatoria de Larissa.
―Yo… ― Casi se cae al tropezar con una raíz de un árbol.
―No, la respuesta a todas esas preguntas es no, y ¿sabes por qué? Porque es Oleg quien ha sido más padre que tú, verdaderamente no sé si Julia es tu hija biológica o de él pero lo que sí sé es que Oleg ha estado con nosotros siempre… ― lágrimas de impotencia resbalan por sus mejillas pues sabe lo mucho que ha lastimado a Oleg saber su engaño y todavía trabaja por recuperar su confianza ― Me duele tanto haberlo engañado con alguien que vale tan poca cosa como tú… ― Le da la espalda a un Sergey completamente derrotado y derrumbado por la fría verdad ― Ahora tengo una familia en quien pensar y a una persona a quien amo y me corresponde, que adora tanto a Julia como yo a pesar de sus duda, soy feliz como estoy ahora como para que vengas tú a querer arruinar todo así que te pido que nos dejes en paz si no quieres que tome medidas más drásticas… ― Amenaza aun sabiendo que quien tiene más que perder es ella pues se sabría la verdad ― Así que déjanos en paz, tal vez deberías intentar arreglar tu propia vida y tu familia antes de que la arruines más ― aconseja dándose la vuelta para irse ― adiós para siempre Sergey Katin, espero no volver a verte nunca más.
―Pero… ― Su mente se queda sin argumentos y ve a Larissa caminar hacia la salida, baja la mirada avergonzado por las palabras crueles pero realistas de Larissa pues sabe que ha arruinado toda oportunidad de acercarse a su hijo y se da cuenta de que también ha arruinado su propia familia desde hacía mucho tiempo atrás y que no hay nada que hacer para reparar sus faltas y errores ante Inessa y su pequeña Lena, sólo espero que si algún día saben la verdad tanto su esposa como Lena y Julia puedan perdonarle.
Sergey camina hacia la dirección opuesta en la que se ha marchado Larissa pero una pequeña chispa en su interior queda encendida al ver los pequeños soldaditos esparcidos en el suelo antes de irse, su pequeño le ha defendido recordando a Julia mientras se enfrenta a Larissa, le parece ver algo de él mismo en el pequeñín.
“Definitivamente, tiene que ser sangre de mi sangre y me encargaré de que lo sepa o al menos se entere de la verdad…”, piensa levantando los pequeños soldados para conservarlos como un recuerdo de aquel día.

*** *** ***
Larissa está completamente deshecha emocionalmente, no sabe de dónde ha sacado todo ese valor para enfrentarse a la persona que ha arruinado su felicidad completa, tiene en claro que ha dejado que su corazón roto hablase y ha sacado todo lo que le ha abrumado por tanto tiempo, advertirle a Sergey que se mantenga alejado de ella y Julia, todavía no puede creer el descaro que ha tenido Sergey al acercarse a su hija y más aún que le hubiese defendido con aquella decidida fiereza, nunca ha visto tal determinación antes en los ojos de Julia puesto que Julia no ha sido una persona violenta y mucho menos agresiva.
―Mami… ― Julia sale corriendo del auto y le recibe con un abrazo mientras hace un puchero tierno pues ya que ha pasado el sobresalto, tiene miedo de lo que ha pasado.
―Ya pasó mi vida, ya… Shh, calma estoy bien ― Le abraza de manera firme pensando que quizá Sergey quiera quitársela pero eso no lo permitirá jamás ― ¿hace cuento conoces a Ser…Dante?
―Me compró helado, jugó conmigo a la pelota, me dio los soldaditos… Mis soldaditos, mami quiero mis soldaditos, vamos por ellos… ― Recuerda sus juguetes.
―Papá te comprará otros más bonitos ― Julia sonríe satisfecha al saber que tendrá más juguetes nuevos y se afirma de la mano de su madre para caminar hacia el auto donde les espera Ana ― July, tienes que prometerme algo ― se coloca a la altura de su pequeña y tomando sus mejillas le hace verle directamente a los ojos― prométeme que jamás te acercarás a Ser… Dante otra vez ni aceptarás cosas de extraños, no irás con otras personas que no seamos Ana, tus abuelos, tu papá o yo, prométemelo ― Julia le ve de manera dubitativa pero asiente pues sabe que su mamá será feliz así y ella no quiere verla triste.
―Lo prometo, mami ― caminan pero Julia le hala de la mano y Larissa voltea hacia abajo ― ¿Dante te hizo algo malo antes? ― La pregunta le toma por sorpresa pues nunca se ha esperado aquello.
― ¿Qué…? No, claro que no ― titubea para responder ― es… No conozco a Dante y creí que era un secuestrador de niños que te llevaría de mi lado ― le sonríe de manera triste ― July hay otra cosa que quiero que entiendas y me prometas que te cuidarás mucho, en el mundo hay personas que no son buenas y quieren herirte y hacerte daño a pesar de que parecen buenas personas, no lo son… Tienes que cuidarte mucho de ellas, tu eres una persona muy dulce y sensible de la cual pueden aprovecharse y no quiero que te hagan daño y aunque yo siempre trataré de cuidarte, mantente alejada de esas personas… ― Julia le ve confundida así que le sonríe y acaricia su cabeza para bajar su mano hacia su barbilla y darle una paleta ― Será tuya si no mencionas nada de esto a tu papá.
Larissa intenta hacer que Julia abra bien los ojos para que nadie la lastime pero no se da cuenta de que de quien debe protegerle es de ella misma pues con sus secretos tal vez puede hacerla más daño que ninguna otra persona, pero está tan cegada con su sobreprotección que no se dará cuenta hasta que no sea demasiado tarde.

*** *** *** Fin de flashback *** *** ***
(http://www.youtube.com/watch?v=114etZisg_8" onclick="window.open(this.href);return false; Under – Alex Hepburn)
―Tengo que alejar a Lena antes de que lastime a mi July… ― Negarse a aceptar la relación no parece tan mala idea después de todo pues la idea de decirle la verdad a Julia y a Oleg definitivamente no está en sus planes ― Bueno, Lena creo que has declarado la guerra a la persona equivocada porque no voy a permitir que lastimes a Julia, prepárate porque hay muchas batallas por venir antes de que comience la guerra ― se dice a sí misma mientras su mirada se pierde pensando en tácticas para emparejar el resultado.

*** *** ***
Camina lentamente pensado en la actitud de Larissa, jamás le ha visto cambiar de parecer tan rápidamente, le desconcierta la idea de pensar que apenas hace unos días ha aprobado sin peros la idea de que Julia esté interesada en Lena, a su ver, la joven pelirroja es perfecta para su hija sin mencionar lo hermosa que es.
Sabe que algo que desconoce de su pasado la está atormentando pues lo mismo ha sucedido hace poco más de doce años cuando habían vuelto del parque una tarde, Larissa se ha comportado a la defensiva y nerviosa desde esa ocasión sin mencionar que se ha vuelto mucho más sobreprotectora con Julia pues ha insistido hasta el cansancio en enviarle a estudiar fuera del país provocando que no le viese durante años.
Por mucho tiempo ha intentado saber qué es lo que esconde Larissa de él, sin duda tiene que ver con Julia y con el hombre con quien le ha engañado, todavía le duele pensar en alguien más tocando a Larissa como lo hace en la intimidad y a pesar de que ha tomado terapia secretamente, los recuerdos de su engaño todavía le atormentan lo único que le devuelve la tranquilidad es Julia, la ama tanto desde el momento en que ha nacido que por ella ha intentado olvidar todo pero sin ningún progreso más que la armonía que le permite aparentar ser feliz; sí, por Julia está dispuesto a hacer todo, incluso perdonar a el engaño de su esposa.
Sus pasos le llevan a su despacho y camina hacia su caja fuerte, la abre y saca algunos papeles pero un sobre amarillo cae a sus pies y al levantarlo recuerda una cosa muy dolorosa que le hace estremecer.
―Te escondí tan bien que no recordaba qué hacías ahí, ¿Cómo puedes volver para empañar mi presente feliz? ― Le habla al sobre como si pudiese hablar y responderle, toma una de las fotografías que adornan su escritorio y le contempla con nostalgia, es de Julia cuando ha cumplido cinco años y ha ganado el torneo junior de futbol soccer pues a pesar de su menudito tamaño ha conseguido anotar al menos dos goles.
Recuerda tan orgullosamente cuando le ha alzado en brazos después de ganar ese partido llevándole a festejar a ella y a sus compañeros y amigos al restaurante infantil de moda en aquel entonces; sin duda, Julia le ha llenado profundamente de alegrías y orgullos desde que ha nacido, sabe que su July es una persona especial pues a pesar de su enfermedad y las adversidades ha logrado salir adelante, sin duda sangre de su sangre pero hay algo en el sobre que opaca su felicidad y se siente terriblemente mal al ver el sobre frente a él.
― ¿Por qué tengo que desconfiar de lo que ya sé? ― Sujeta el sobre por la mitad e intenta romperlo pero no puede y lo abre sacando el contenido y en letras negritas impresas a computadora extrae un sobre con letras en relieve y muy resaltadas, “Laboratorios Danilov” y debajo de esas letras se lee “resultados del examen de paternidad, Oleg Volkov…”
Despeina sus cabellos, claramente arrepentido pues desde que ha cargado por primera vez a Julia en sus brazos la idea absurda de saber los resultados de la prueba de ADN que ha mandado hacer discretamente con su amigo días antes de que el parto de Julia se adelantara para sacar la espina de dudas clavada en su corazón, le ha abandonado desde que Julia le ha visto con sus lindos ojos azules.
―Julia no puede saber esto… ― Toma un fosforo dispuesto a quemar toda evidencia que le recordase el pasado pero unos golpecitos en la puerta le hacen sobresaltarse e intentar esconder todos los papeles pues Julia es su razón de ser feliz y no quiere que nada opaque aquello.
―Hola, papá… ― Julia aparece con una enorme sonrisa brillante en la puerta y camina para saludarle.
―Hola, lobita, ¿Qué…Qué haces por aquí? ― Responde nervioso acomodándose en la silla.
―Vine a saludar y a decirte que… ― Se acerca a Oleg para secretearle algo ― Le pediré a Lena que sea mi novia ― Oleg sonríe enormemente al escuchar aquello.
―Que grandiosa noticia, ella me agrada para ti.
―Sé que puede parecer descabellado pero desde que la conocí siento que ella es la indicada, la que ha elegido mi corazón ― intenta no sonar cursi ― que cursi soy, ¿no? ― Sujeta su nuca avergonzada y sonrojada.
―Para nada, si ella es la elegida… No la dejes escapar, lobita ― empuja su mejilla con su puño de manera cariñosa.
―No creo que le agrade la idea a mamá, la he notado muy extraña cada vez que toco el tema con ella, ¿Por qué crees que pase eso?
―Creo que tal vez comienza a sentirse relegada, ya sabes que tu madre es una sentimental que te adora en demasía y quiere lo mejor para ti…
―Pero si Lena es lo mejor para mí.
―Lo sé y creo que lo sabe pero el hecho de pensar en que la abandonarás y que otra mujer que no es ella “ocupará” el lugar que ella cree que le corresponde en tu vida, la tiene molesta y celosa así que no le digas nada, espera un poco más…
―Espero que algún día comprenda… ― Dirige su atención a los papeles esparcidos en el escritorio, su padre no ha sido un desordenado y le da curiosidad ― ¿Mucho trabajo? ― Señala la pila de papeles y Oleg se pone nervioso.
―Bastante… Este caso es muy importante y he perdido la cabeza ― se excusa.
―Tus asuntos de abogado me aburren un poco, iré a ver a Lena ― esboza una enorme sonrisa mientras sus ojos cobran un brillo enamorado e ilusionado.
―Ve por ella, lobita…
Le ve salir de su despacho y suspira aliviado, después se deshará de ese sobre con los resultados y lo guarda en el cajón superior a su dalo derecho para comenzar a reordenar los papeles esparcidos por todo el escritorio.

*** *** ***
Lena sonríe complacida al leer el mensaje de Julia, piensa que es bastante meloso pero para ella no es cursi y la sonrisa boba en su rostro no pasa desapercibida por Nastya.
―Creo que Julia tiene algo que ver con esa enorme sonrisa de oreja a oreja que adorna tu rostro.
―No puedo decir que no, así que sí… Ella es la responsable, es muy dulce, mira lo que me ha enviado ― le muestra la pantalla táctil del aparato.
―Vaya sí es muy dulce, lástima que toda esa dulzura se vaya por el caño cuando sepa la verdad ― comenta amargamente.
―Disfrutas arruinando mi felicidad, pesimista.
―Realista…
―Hola ― saluda Julia con un enorme arreglo floral apareciendo de la nada para entregárselo a Lena ― ¿Cómo están?
―Bien ― responden al unísono ambas.
― Me alegro, ¿tienen planes para la tarde? ― Mira significativamente a Lena y Nastya comprende que está demás en la conversación.
―No ― responde Lena.
―Yo sí, recordé que tengo que alimentar a mi ave… Nos vemos, hasta luego Julia ― ni Lena ni Julia le prestan la debida atención.
―Adiós ― contesta Julia volviendo su atención a Lena.
― ¿Y qué tienes planeado? ― Olfatea el arreglo viendo de manera coqueta a Julia.
―Tengo… ― Se pierde con la mirada pero recuerda que tiene algo más para darle ― antes debo hacer algo más ― le sonríe y saca una cajita de joyería y la abre mostrando el contenido a Lena que le mira entre incrédula, sorprendida y culpable, Julia toma valor y suspira ― sé que esto puede ser algo apresurado y loco pero para mí no lo es, desde que te conocí no he dejado de pensar en ti y quiero hacerte saber lo que siento por ti… ― Las palabras que Lena teme, Julias está a punto de pronunciarlas ― Tu eres la persona que mi corazón eligió desde que chocamos accidentalmente en esa cafetería… Lena estoy enamorada de ti y a pesar del poco tiempo que llevamos de conocernos, siento que te conozco de toda la vida y no puede dejarte escapar, Lena te amo como con locura, como nunca podré amar alguien más y por eso… Quisiera pedirte que… ¿Quieres ser mi novia? ― Saca una preciosa cadena delgada con el dije de un corazón con incrustaciones de pequeños brillantes a su alrededor ofreciéndolo como obsequio.
Julia inocente y accidentalmente ha cambiado los planes de Lena pues con los pocos pero dulces gestos que ha tenido hacia ella, ha despertado sentimientos que no ha creído tener hacia Julia, sus deseos de venganza se están viendo complicados con esta confesión y sentir aquello le confundo pero pensando de manera más fría las cosas, estar con Julia le facilita las cosas y le acerca más a Larissa pero también está más cerca de lastimar a Julia, está en un dilema, ¿Qué hacer, cumplir con su sueño de venganza o seguir lo que está sintiendo por Julia mientras se olvida y perdonar?
El valor de las cosas no está en el tiempo que duran sino en la intensidad con que suceden, por eso existen momentos inolvidables, cosas inexplicables y personas incomprensibles...
http://anotherwordsfics.foroactivo.mx/" onclick="window.open(this.href);return false;

Ekaryl
Mensajes: 88
Registrado: Lun 04 Nov 2013 19:28
Sexo: Femenino

Re: ENGAÑÁNDOTE

Mensaje por Ekaryl » Lun 17 Feb 2014 17:38

Excelente capítulo. . Ufff que hara lena...al final presiento que lena sufrirá mas que julia. ..

Avatar de Usuario
lenyul tatu
Mensajes: 369
Registrado: Sab 17 Oct 2009 02:28
Sexo: Femenino
Ubicación: mexico,sinaloa

Re: ENGAÑÁNDOTE

Mensaje por lenyul tatu » Mar 18 Feb 2014 03:29

he esperado por esta continuacion
que han surtido efecto,
se pone cada ves mas bueno la historia
por favor no tardes conti prontooo
muero por saber que pasaraa
cada palabra tuya es volverme loca por ti

Avatar de Usuario
LICAN
Mensajes: 193
Registrado: Sab 17 Ago 2013 11:19
Sexo: Femenino
Ubicación: ALGUN LUGAR DE EUROPA Y SUDAMERICA

Re: ENGAÑÁNDOTE

Mensaje por LICAN » Mar 18 Feb 2014 20:39

YULIAAAAAAAAAA YULIA YULIAAAAAAAAAAA COMO TE VAN A HACER DAÑO .fie. .fie. .fie.
LENA LENA LENAAAAAAAAAAAAA COMO VAS A LLORAR LAGRIMAS DE SANGRE POR ESTUPIDA. diablo3 diablo3 diablo3

PD1: HA VALIDO LA PENA LA ESPERA.... .good.
PD2: LA HISTORIA ESTA CADA VEZ MAS ATRAPANTE.
PD3: ME GUSTA TODO LO COMPLICADO DLA SITUAICION
PD4: SGUELOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO dash2 dash2 dash2
LA VIDA ES UNA..QUE DIABLOS!!!!!

Avatar de Usuario
adrianita
Mensajes: 463
Registrado: Dom 03 Nov 2013 11:48
Sexo: Femenino
Ubicación: Mexico

Re: ENGAÑÁNDOTE

Mensaje por adrianita » Jue 20 Feb 2014 13:54

Valio la pena la espera muy bueno
contiii
Eres la única. TE AMO princesa hermosa.

Avatar de Usuario
Zurc
Mensajes: 762
Registrado: Dom 14 Oct 2012 16:44
Sexo: Femenino

Re: ENGAÑÁNDOTE

Mensaje por Zurc » Vie 21 Feb 2014 17:20

Valio la pena la espera.
Gracias.
Pobre de las dos van a sufrir mucho .vava.
Te Quiero Apasionadamente... Y Te Quiero Apaciblemente... Puede Que El Amor Eterno Sea Eso, Esta Mezcla De Paz Y Fuego.

Avatar de Usuario
AmorPorKat
Mensajes: 181
Registrado: Lun 14 Oct 2013 13:31
Sexo: Femenino

Re: ENGAÑÁNDOTE

Mensaje por AmorPorKat » Lun 24 Feb 2014 10:12

Por cristo! que Lena no le haga daño a Yulia qe es tan linda! girl_cry girl_cry girl_cry la espera si ha valido la pena,aunque sienta opena por lo oscuro que es el alma de Lena, nublada por nada! icon_e_confused icon_e_confused icon_e_confused
conti porfis! dash2 dash2

Avatar de Usuario
liuribe21
Mensajes: 457
Registrado: Mar 17 Abr 2012 16:57
Sexo: Femenino

Re: ENGAÑÁNDOTE

Mensaje por liuribe21 » Vie 14 Mar 2014 16:22

Disculpen que no responda a sus comentarios pero tengo el tiempo justo sólo para publicar el nuevo capítulo, que espero les guste y también espero que no me odien mucho por tardar tanto, sin más les dejo disfrutar...................................


Capítulo 8 Saliendo con mi hermana… Haciéndole la vida imposible a Larissa Volkova

Siempre que te tengo cerca de mí
Acaricio el aire con olor a ti
Siempre que te veo, qué difícil es
No poder decirte que te llevo en mí,
Tengo que callarlo, es mejor así
Aunque esté deseando, lo tengo que ocultar.

Porque tú no te imaginas
Que muero por tu amor
Que eres el insomnio de mi amanecer
Tú no te imaginas que yo quisiera ser
En cada madrugada un grito de amor.

Cuando no me buscas yo quisiera ir
Pero me detengo, no puedo seguir
Sólo me pregunto qué será de mí
Me haces tanta falta para ser feliz.

Tengo que callarlo, es mejor así
Aunque esté deseando, lo tengo que ocultar.

Porque tú no te imaginas
Que muero por tu amor
Que eres el insomnio de mi amanecer
Tú no te imaginas que yo quisiera ser
En cada madrugada un grito de amor.

Los amores prohibidos son una de las mejores experiencias que un ser humano puede sentir es algo fascinante, porque en ella mandan todos los que pueden y al final obedecen los que quieren...
Alessandro Mazariegos


Sin saber porque desde la última propuesta de Julia, su corazón da un vuelco cada vez que es sorprendida por los no tan pequeños actos de amor que tiene la dulce pelinegra de ojos azules, eso hace más difíciles las cosas para completar sus planes contra su madre; regresa a la realidad cuando una presencia invade su habitación y se recuesta sobre la cama, todavía recuerda la fila de carteles bajando por la escalera eléctrica del centro comercial, una a una han bajado las chicas vestidas de aeromozas sosteniendo los carteles con cada una de las palabras seleccionadas: “Hola…Otra vez...Te dije que…No desistiría…Así que…Vuelvo a…Preguntar…¿Quieres…Ser…Mi…Novia?...Voltea…Hacia…Arriba…” y al hacerlo, Julia le ha sorprendido con una cajita de joyería cuadrada, y al abrirla le deja ver una hermosa gargantilla pero nuevamente le rechaza y en Julia crece la actitud guerrera de hacer todo hasta alcanzar su objetivo y no le importa volver a ser rechazada por cuarta ocasión hará que Lena le acepte o cambiará su nombre, aunque ha comentado que comenzará a buscar otro nombre por si a caso.
―Todavía no me puedo creer que le dijeras que no por tercera ocasión… ― Comenta Nastya viendo con atención un peluche con forma de conejito que Julia le ha regalado a su amiga ― Len, ¿puedo saber por qué te niegas a aceptarla si esto es lo que querías? ― Desvía su mirada hacia Lena de manera expectante.
―No comprendo de que estás hablando ― Se desentiende del tema y se cruza de brazos en señal de “no quiero hablar sobre ello”.
―Debes entenderlo muy bien, querías a Julia comiendo de la palma de tu mano y ahora no quieres dar tu brazo a torcer, ya no sé qué te pasa… ― Hace alusión a lo que ha dicho con anterioridad pero la mueca en lugar de sonrisa en el rostro de su amiga le causa escalofríos.
―Hay razones que no puedes entender… ― Levanta la mirada perdiéndose entre los recuerdos de cuando ha rechazado la propuesta de Julia hace dos semanas.
*** *** *** Flashback *** *** ***
Su boca se abre con emoción al ver el brillo en los ojos de Julia, su palabras son muy sinceras y dulces, le parece muy tierna la confesión pero se abofetea mentalmente recordándose que ha cambiado un poco sus planes: hacer que Julia no pueda vivir, respirar ni dormir por pensar en ella, quiere meterse hasta lo profundo de su ser y consumir su alma, quiere doblegarla hasta que su propia voluntad quede reducida hasta nada y dependa por completo de ella aunque intuye que mientras más se involucre, Julia no será la única que sufra cuando dé su golpe mortal en contra de Larissa.
―Julia… Esto… Es… ― Intenta liar palabras de manera coherente pero su mente ha cedido para que hable su corazón ― Es muy repentino para mí, apenas nos conocemos… Es muy pronto para sentirse así, ¿no crees? ― Intenta sonar razonable y no hacerse la emocional.
―Creo que… Me he adelantado un poco en todo, ¿verdad? ― Toca su nuca de manera nerviosa y avergonzada ― Al parecer no sientes lo mismo por mí… Yo… Pensé… ― Julia siente una opresión en el pecho ante lo que es el rechazo de Lena, jamás ha sentido tal cosa pues pocas veces se ha permitido darse oportunidades en el campo amoroso, un nudo constriñe su garganta y le impide hablar, lágrimas de frustración intentan aparecer y levanta la cabeza para disimular sus emociones ― Da igual, olvidemos que ha pasado esto… Yo lo siento no debí… ― Es interrumpida por Lena acallando sus labios aunque siente que una tonelada de concreto ha caído sobre sus hombros y quiere desahogarse golpeando una pared.
―No lo sientas y tampoco lo tomes a mal es sólo que… No creí que las cosas fueran a darse tan rápido ― toma la mano de Julia y se da cuenta de que está muy tensa, le duele verla de esa manera pero así debe pasar ― dame un poco de tiempo, ¿sí? ― le sonríe de una manera amplia y sincera provocando que sus hoyuelos traviesos aparezcan en sus mejillas.
―… ― Julia levanta sus ojos azules que han estado clavados en el suelo liso del centro comercial ― Todo el que sea necesario… ― Murmura Julia soltando el aire contenido en sus pulmones ― Pero no desistiré de mis intentos de conquista ― le sonríe de manera confiada y solemne, Lena puede ver un brillo de perseverancia y determinación en sus ojos azules.
A pesar de la negativa de Lena en aceptar el pequeño dije, Julia se lo ha colocado y Lena se sonroja y estremece por el inevitable contacto y roce de la punta de los dedos de Julia con su cuello.
―Tienes muchas pequitas… ― Comenta con una sonrisa de lado ― Me gustaría contarlas todas, cada una de ellas… ― Hace que Lena se sonroje violentamente y termina por desviar el tema hacia dónde irán esa tarde.
*** *** *** Fin de flashback *** *** ***
― ¿Decías algo Nastya...? ― Sale de sus pensamientos.
―Estás muy perdida decía que si has visto esto… ― Toma la laptop de su amiga que está sobre la mesita de noche y la enciende para comenzar a teclear y buscar algo, sonríe al obtener los resultados que busca y gira la pantalla hacia Lena ―Ya casi tiene 100,000 visitas en una semana, ¿puedes creerlo? Y lee los comentarios.
Lena observa detenidamente lo que Nastya le muestra, es el video de la organizada presentación que ha hecho Julia justamente la semana anterior sorprendiéndoles mientras han estado caminando por una plaza pública, sonríe por el gentil acto de Julia.
―Locura de amor…
*** *** *** Flashback *** *** ***
―Si no compras ese vestido azul, lo haré yo… ― Amenaza Nastya mientras comen helado y llevan las bolsas de sus compras.
―Yo creo que no me va muy bien, quiero verlo en ti y si me convence lo que veo, te lo quitaré ― contrataca Lena mientras saborea un poco del helado de vainilla en la cuchara.
Nastya intenta refutar algo pero una pequeña niña de seis años hala la falda roja de Lena y llama la atención de ambas jóvenes, la pequeña castaña le hace señas para que se ponga a su altura y le entrega una rosa color rosa amarrada con un listón rojo a una tarjeta y le toma el rostro para susurrarle algo sobre abrir el sobre después de un baile y le gira rostro 90° hacia la derecha para que observe el espectáculo.
En menos de cinco segundos, una multitud de al menos 50 personas entre transeúntes disfrazados escondidos entre la multitud que visita la plaza pública salen de la nada para comenzar a montar una coreografía de la conocida película de Mama Mía bailando al ritmo de la canción de Honey Honey de ABBA, todos bailan con una sincronía increíble muy bien ensayada; Nastya sonríe enormemente sorprendida por el espectáculo que presencian y sólo puede sospechar de una sola persona culpable de ello mientras Lena no puede creer lo que ve y presiona la rosa y la pequeña tarjeta contra su pecho, las bolsas de compras de ambas chicas por ahora descansan en el suelo y ante tal hazaña, otros visitantes curiosos y transeúntes espectadores de tal evento se acercan y rodean a los bailarines sonriendo y aplaudiendo mientras algunos más aprovechan para capturar el momento con sus celulares y cámaras.
De pronto todos los bailarines, hacen un círculo ocultando la entrada secreta de alguien y al dispersarse se puede ver alguien con un disfraz de Cupido pero sin pañales, lleva un pantalón blanco suelto junto a un par de botas negras más una camisa blanca y un par de grandes alas sobre su espalda donde están sus flechas con punta en forma de corazón, su cabello negro está muy alborotado, lleva un arco y una flecha para apuntar a alguien entre los espectadores y la atención se centra precisamente en la pelirroja que tiene una gruesa capa de rubor en su rostro y mejillas, Lena no puede creer que sea Julia disfrazada de Cupido cubriendo su rostro con un antifaz y no puede articular ninguna palabra excepto sonreír ante al loco acto de Julia.
Julia le guiña un ojo a través del antifaz y se mueve al ritmo de la música a la par de los bailarines siguiendo la coreografía, Nastya coloca una mano sobre el hombro de Lena y la presiona para que se dé cuenta de todo lo que está haciendo Julia por ella y Lena siente que su corazón también baila al ritmo de la música y a la par de Julia pero se regaña por lo que está despertando en su interior.
Al final de la canción, todos los bailarines giran sus rostros y cuerpos hacia Lena mientras los demás espectadores esperan otra sorpresa más.
―Puedes abrirlo ahora… ― Indica la pequeña castaña.
Lena saca la nota del listón amarrado a la rosa y lee en letras muy claras: “Te dije que haría todo hasta para que seas mi novia y te hago otra vez la pregunta: ¿Quiere ser mi novia?...” “Cupido” se acerca con una sonrisa brillante y se arrodilla para sacar un pequeño estuche largo y plano.
― ¿Qué respondes, quieres ser mi novia? ― Abre el estuche y deja ver un brazalete con pequeñas incrustaciones de esmeraldas, Lena no puede creerlo.
Algunas parejas se besan ante el acto de demostración de amor y no puede faltar una exclamación de “Ahhh” en señal de ternura entre la multitud.
― ¡Di que sí! ― Grita una mujer entre la multitud.
― ¡Acepta ser su novia! ― Apoyan un grupo de estudiantes.
― ¡Vamos, ya di que sí! ― Alienta un hombre en edad madura abrazando a su esposa.
Lena voltea a ver a Nastya, quien le ve con ojos brillantes a su amiga y mueve los labios formando una afirmación pero aunque el acto le enternece el corazón, sabe que entre más se niegue a aceptar a Julia tal vez se encapriche más y sus sentimientos crezcan aunque también hay otra posibilidad que no ha contemplado, quizá después de tanto suplicar termine por cansarse y botar la idea de conquistarla.
―Eh… ― Las palabras se ahogan por salir ― Lo siento, no puedo todavía.
Los bailarines se dispersan un poco para darles espacio, los curiosos y espectadores hacen una exclamación de decepción pues quien sea que fuese Cupido ha hecho un gran trabajo pero uno a uno se alejan comentando la gran audacia que ha tenido quien la pretende aunque otro más se retiran burlándose un poco y otras más, en su mayoría chicas, se quejan de lo “tonta” que ha sido la pelirroja; Julia baja la cabeza frustrada pero una sonrisa un poco forzada aparece en sus labios.
―No me daré por vencida… ― Murmura antes de besar su mano para colocar el brazalete y levantarse.
―Julia, no puedo… ― Intenta negarse Lena.
―Déjalo así, tómalo como un obsequio de amistad ― responde Julia comenzando a caminar para ir a quitarse el disfraz.
― ¡Oye! Si ella no quiere ser tu novia, yo sí ― se ofrece una ancianita caminando a la par de Julia mientras le sonríe de manera franca por tan atrevido comentario ― Lo digo en serio…
―Esa chica no ve lo que tiene enfrente… Yo le hubiera aceptado sin dudar ― murmura una joven estudiante de secundaria caminado junto a su grupo de amigas cerca de Nastya y Lena hablando fuerte y claro para que escuche Lena.
―Es una tonta… ― Secunda y afirma otra jovencita.
―Y con ese regalo, yo me apunto si le vuelve a rechazar ― ríe con ojos brillantes otra jovencita más alejándose.
―No puedo creer que te negaras otra vez, debo darle crédito a Julia con esto… Mira que organizar todo para pedirte que seas su novia ― recrimina Nastya tomando las bolsas de sus compras para comenzar a caminar hacia el auto.
―Todavía no puedo aceptarle… Tiene que rogar más… ― Lena sonríe malvadamente ― Entre más difícil lo pongo, ella se esfuerza más y más.
― ¿Qué pasa si llega a cansarse y se da por vencida? Mira que pueden haber más en la fila ― señala a algunas chicas de la plaza que observan el video de la coreografía en sus celulares y suspiran por tan tierno acto.
―Eso no pasará… ― responde muy segura de sí y con una sonrisa ladina.
*** *** *** Fin de flashback *** *** ***
―Tiene muchos comentarios… Mira éste de Kit19:“Si ella no te quiere, yo puedo consolarte…”… Mmm, mejor no leo el resto ― Nastya ha tomado la portátil en su regazo y mueve el cursor pues tiene otras palabras altisonantes ― éste es de DalilahF: “Me gustaría que alguien hiciera eso por mí…” ¿Cuándo le darás el sí?
―Todavía no… Tiene que sufrir un poco más ― parece como si Lena se talla las manos planeando un perverso plan.
― ¿La vas a hacer esperar más? Yo creo que ya le debes de dar el sí, mira que te pueden ganar… ― Comenta revisando el perfil de Julia en Facebook donde aparecen algunos comentarios en la parte de su muro provenientes de una chica rubia llamada Vera Kletenika ― Creo que es la porrista que nos encontramos en el centro comercial la semana pasada… Parece conocer muy bien a Julia y dice que quiere ¿reconquistarla? No quiero decir esto pero, creo que han tenido una relación en el pasado… ¿Qué piensas hacer?
Este dato alerta el sentido de pertenencia de Lena, el factor de exnovia no entra en sus planes así que debe hacer algo para quitarle de en medio o estropeará sus planes, trata de calmarse un poco y pensar fría y calculadoramente sin saber por qué siente una punzada de enojo al pensar que alguien más atrae la atención de Julia.
― ¿Qué se cree es resbalosa? Déjame ver… ― Repone Lena tomando su portátil para ver si Julia ha respondido a los comentarios y sólo puede ver que Julia ha escrito una carita feliz junto a un me gusta, no más.
― ¿Escucho algo de celos en tu voz? ― Se burla Nastya.
― ¿Celosa, yo? Jajaja ― Suelta una carcajada irónica a pesar de que sabe que es verdad, intenta negarlo ― ¿Cómo podría estarlo? Y más si es una niña, a Julia le gusta más madurez…
―Sí, lo que digas… ―Afirma Nastya de manera burlona ―Ten cuidado porque en una de esas, Julia se va con la calabacita tierna…
Saber que puede eso ser posible, lleva a Lena a pensar mejor las cosas pues no puede darse ya el lujo de seguir jugando con los sentimientos de Julia además no puede negarse que tiene ganas de lucirse como su novia, más que por hacer rabiar a Larissa para ver su rostro, en secreto, quiere disfrutar de la corta felicidad que pueda disfrutar al lado de Julia.
*** *** ***
Julia le ha pedido que vista ropas cómodas para su cita de esa tarde, tiene planeada una sorpresa muy especial y aunque quiere que le vuelva a proponer que sea su novia, quizá Julia espere más para hacerlo nuevamente y parece decepcionarse cuando le lleva a la feria de juegos mecánicos.
― ¿Aquí es donde me querías traer? ― Lena intenta esconder la decepción en su voz y pone una sonrisa fingida pues sabe que se ha tardado un poco en aceptar las proposiciones anteriores.
―Claro, tenía ganas de sentir un poco de adrenalina en mi cuerpo…
Le toma de la mano para ir a comprar los brazaletes para todos los juegos. A pesar de que esto no ha tenido el mayor impacto en Lena, tiene que admitir que se está divirtiendo mucho al lado de Julia y después de subir al paseo romántico disfrutan de un refrigerio en el restaurante.
― ¿Te estás divirtiendo? ― Pregunta Julia comiendo un poco de su banderilla.
―Sí, no creí que pudiese reír tanto ― admite Lena moviendo su vaso de té helado entre sus manos.
― ¿A dónde quieres ir ahora? ― Termina su bocadillo y limpia su boca ― Ya subimos la montaña rusa, a la rueda de la fortuna, entramos a la casa de los sustos… ― Enumera todo lo que han hecho ― Espera, no hemos subido a ese ― señala el juego llamado “la tirolesa”, un juego mecánico de caída libre.
―Me da un poco de miedo, no creo que me suba…
―Anda, vamos… Hazlo por mí, ¿sí? ― A pesar de los intentos de convencerla, Lena se niega en rotundo.
Julia termina por subirse sola aunque una chica castaña al lado de ella, ha comenzado a hacerle platica sobre su miedo y que sus amigas le han dejado sola por lo que cuando sube la cabina, la chica con algo de descaro ante los ojos de Lena, le toma la mano pero ya no hay nada que pueda hacer para interferir en el juego de coqueteo aunque Julia no le presta mucha atención
Con los nervios de punta, Lena observa los cuarenta metros de altura hasta donde sube la cabina y sus manos se tornan heladas como si ella estuviese en el endemoniado juego mecánico y comienza orar un poco por si algo puede pasar; el sonido de anuncio de que en cualquier momento bajará a toda velocidad, alerta a quienes están en la cabina haciéndoles respirar profundo y sujetarse bien por lo cual la chica sujeta con fuerza la mano de Julia, y de pronto la cabina se desprende desde lo alto y baja toda velocidad hasta llegar al suelo deteniéndose algunos centímetros antes de tocarlo, Lena ha cerrado los ojos para no ver pero al levantar la vista y puede ver algo que no cree.
Una manta baja hondeando y dejando ver un mensaje y ella cubre su boca de la sorpresa y la impresión, en letras grandes y muy leíbles: “Esta es la cuarta vez que lo pregunto, ¿quieres ser mi novia?”, la manta es tan grande que atrae la atención de algunos ojos mirones y curiosos haciendo sonrojar a Lena cuando unos niños señalan hacia arriba preguntando qué sucedes a sus padres; Julia sonríe al ver esto y al bajarse de la cabina, se acerca palpando en uno de los bolsillos de su pantalón una pequeña cajita mientras cruza los dedos para que esta vez sea la buena.
―No puedo creer que lo volvieras hacer ― le sonríe sincera y francamente mostrando sus hoyuelos traviesos.
―Te dije que lo intentaría hasta que me des un sí ― repone Julia tomando la cajita y sacándola de su bolsillo ― entonces, ¿Qué me dices, esta es la buena? ― Los ojos brillantes e ilusionados de Julia enternecen a Lena y termina por sucumbir ante el encanto del momento y se abraza a su cuello para besar sus labios ― Me parece que eso es un sí… ― Murmura Julia mostrándole el anillo a Lena ― Como mi novia oficial, quiero darte esto como símbolo de mi amor por ti.
―Julia no tenías que molestarte, ya me has dado suficientes regalos y muchas sorpresas, tengo suerte de que hicieras todo eso por mí.
―No, la de la suerte soy yo porque te cruzaste en mi camino ― Lena le mira a los ojos sonriente pues sabe que dice la verdad ― y también debo añadir que me salvaste… ― Hace alusión a lo del día del secuestro y Lena siente un nudo en la garganta pues sabe que eso ha sido su culpa ― Pero sea lo que sea que nos ha unido, espero que nada nos pueda separar ― sella sus labios con otro beso y Lena lo siente un poco amargo y como si los labios de Julia le quemasen la piel porque todo lo que les ha “unido” ha sido la búsqueda de venganza, si no fuese por ello tal vez jamás se habrían conocido por “casualidad” pero incluso el destino ha jugado un buen papel pues Lena quiere creer que, bajo otras circunstancias, se conocerían porque así ha estado escrito pero eso no le deja tranquila pues ahora viene otra fase de su macabro plan: seducirla y llevarla a la cama, para horror de Larissa.
Aunque todo en su interior está cambiando y no sabe si podrá soportar el hecho de entregarse a Julia sin sentir remordimiento después cuando le diga la verdad o incluso peor quedarse sola estando completamente enamorada de la dulce y tierna Julia, no sabe que ahora lo segundo será lo más cercano que pase.
*** *** ***
Saber que Larissa está retorciéndose en su lugar frente a ella porque se muere de ganas por decirle la verdad Julia sobre ella y su venganza, no tiene precio pero se pregunta por qué ya no es tan satisfactorio para sí ver a su “suegrita” muriéndose por hablar y tomarla del cabello, no puede estar sintiéndose desprotegida por lo que ha logrado con Julia, esto es lo que ha estado esperando aunque ahora no está tan segura de ello pues ya que ha alcanzado su segunda fase del plan y todo está hecho, está insegura sobre romperle el corazón a Julia.
―Que bien por ti hija, sabía que podrías hacerlo… ― Alienta Oleg.
―Yo creo que has cometido una locura, hija apenas la conoces ― recrimina Larissa.
―Mamá, ya lo hablamos… Tienes que respetar a Lena además ella está presente ― sujeta la mano de Lena, quien trata de sonreír con toda la satisfacción y regocijo posible por lo que ha conseguido, aunque la actitud de su madre hacia Lena le está cansando un poco y si no la cambia le ha advertido que puede comenzar a olvidarse de ella porque no piensa cambiar el amor de Lena.
―Bien, ¿alguien quiere un poco de vino para celebrar? ― Interviene Oleg solicitando la ayuda de Julia.
―Creo que el vino viene bien ― secunda Lena ― ¿no cree, señora Larissa? ― Le mira retadoramente.
Julia y Oleg abandonan la sala dejando a ambas mujeres lanzándose miradas de muerte pues a pesar de que Lena comienza a sentir algo muy intenso por Julia, no puede olvidar su odio hacia Larissa.
(https://www.youtube.com/watch?v=hMAVLXk9QWA" onclick="window.open(this.href);return false; This is war – 30 Seconds to Mars)
―Sé cuál es tu juego y no te dejaré ganarlo…
― ¿Y según usted, cuál es ese juego? ― Responde retadoramente Lena.
―No te diré nada pero espera mi golpe ― advierte Larissa tensando la mandíbula.
―Yo creo que quien debe cuidarse es usted, ahora tengo a Julia comiendo de la palma de mi mano y no dejaré que se me vaya tan fácilmente ― repone Lena sonriendo maliciosamente ― voy a hacer que no pueda respirar sin mí a su lado, que no pueda dormir sin soñar conmigo… Que no pueda vivir sin mí, me casaré con ella ― advierte confiada ― cuídese muy bien porque puedo hacer que la odie tanto o más que yo, tengo en mi poder algo que usted no podrá tener… El poder de la seducción y mi cuerpo ― señala y Larissa casi puede chillar de corajes y frustración al saberse aventajada en ese campo aunque escondiendo un dejo de enojo en su rostro interrumpe la amenaza de Lena.
―Creo que tu ganas en ese terreno… ― Admite Larissa y añade ― No puedo esperar por conocer oficialmente a tus padres, quiero decir, a tu madre, ella parece ser una buena persona con sonrisa dulce y cálida… ― Lena esconde su indignación y sorpresa con una falsa sonrisa en sus labios y trata de esconder su mano de póker ― Aunque tengo que decir que son muy parecidas tú y ella, con esos rizos pelirrojos y los hoyuelos…
― ¿Por qué lo dice? ¿De dónde la conoce? ― Larissa sabe que ha dado un dardo venenoso en los nervios de Lena al hablar de su madre.
―Tu madre es una muy buena persona con la que he pasado el mejor momento de la tarde ayer, se sintió mal por llevarse la última bufanda tejida y me invitó a tomar un café… Creo que podríamos ser muy buenas amigas así que acostúmbrate a verme seguido por tu casa ― admite sonriente al ver a Lena tensar el cuerpo por completo y sonríe con satisfacción al ver que Lena no tiene la misma sonrisa triunfal de hace unos momentos cuando regresan su esposo y su hija.
― ¿Sucede algo? ― Se aventura a preguntar Oleg intuyendo algo negativo.
―No, para nada, estamos muy bien... ¿verdad, Lena? ― Su nombre en pronunciado en los labios de Larissa suena desdeñoso y una punzada de temor le acierta en el pecho al saber que puede estar vulnerable ante Larissa, quien ha descubierto su punto débil.
―Cierto, sólo hemos hecho las pases para comenzar de nuevo y le he dicho que me gustaría que conozcan a mi mamá y la fotografía de mi papá ― devuelve el dardo a Larissa pues sabe que tal vez viendo la foto de Sergey otra vez, Larissa pueda colapsar ― además me ha dicho que le gustaría verme caminando contigo hacia el altar ― regresa el golpe y Larissa siente un puñetazo en el estómago al pensar en su hija y Lena compartiendo el mismo lecho sabiendo la cruda realidad de su condición.
Esta es la oportunidad que ha estado esperando Lena para dejar sin palabras a Larissa, aunque todo a costa de su felicidad y la de Julia y sabe que debe estar preparada para enfrentarse a ella en un combate casi hasta la muerte para impedir que su madre sea alcanzada por los daños colaterales que tal vez sufra aunque está consciente de que por Julia no puede hacer nada más que rezar porque no la desprecie después de esto.
―Que gane la mejor… ― Murmura cerca del oído de Larissa cuando se acerca a tocar su copa con la propia durante el brindis mientras Larissa le sostiene la mirada retadoramente aceptando el reto.
El valor de las cosas no está en el tiempo que duran sino en la intensidad con que suceden, por eso existen momentos inolvidables, cosas inexplicables y personas incomprensibles...
http://anotherwordsfics.foroactivo.mx/" onclick="window.open(this.href);return false;

Avatar de Usuario
adrianita
Mensajes: 463
Registrado: Dom 03 Nov 2013 11:48
Sexo: Femenino
Ubicación: Mexico

Re: ENGAÑÁNDOTE

Mensaje por adrianita » Vie 14 Mar 2014 17:31

Rayos la guerra ya esta declarada oficialmente!! Lo que me dara pena es julia awww es un amor ...
Continuaa...
Eres la única. TE AMO princesa hermosa.

Avatar de Usuario
LYV
Mensajes: 2902
Registrado: Jue 28 Jun 2007 18:20
Sexo: Femenino
Ubicación: en el magico mundo del rock XD

Re: ENGAÑÁNDOTE

Mensaje por LYV » Sab 15 Mar 2014 00:51

D:!!!! estamos en guerra!!!!!! y julia sera el carne de cañón de lena O.o

muy buen cap

contiiii

(\(\
(=’ :’)
(,(”)(”)¤LENA KATINA *W*


Y de la Familia Voltina Kativol

http://www.facebook.com/vayushka

FC Lena Katina Chile - https://www.facebook.com/I.love.lena.katina.chile" onclick="window.open(this.href);return false;

Avatar de Usuario
ChantalKatina
Mensajes: 72
Registrado: Sab 11 Ene 2014 14:22
Sexo: Femenino

Re: ENGAÑÁNDOTE

Mensaje por ChantalKatina » Sab 15 Mar 2014 18:51

pero que ha pasado con esto .shok. .shok. pero que Lena esta como loquilla Larissa que no se queda detras! .dwarf. este fics si que me gusta, lastima Yulia, tendra que pagar la cuenta de lo que no ceno! icon_e_confused Pero Lena tendra su merecedido, y segurito que se enamorara a todo dar girl_in_love girl_in_love esto es guerra!! .dwarf. .dwarf. .dwarf. .dwarf. .dwarf.
continialo prontito .good.

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado