ENGAÑÁNDOTE

Avatar de Usuario
liuribe21
Mensajes: 457
Registrado: Mar 17 Abr 2012 16:57
Sexo: Femenino

Re: ENGAÑÁNDOTE

Mensaje por liuribe21 » Mié 08 Abr 2015 05:56

*** *** *** Flashback *** *** ***
Yo me enamore de ti
Por tu forma de pensar
No había duda para mi
Parecías tan noble y leal
Que como tonta caí.

Yo te dije que en mi ser
Se formaba un bebe
Pero a ti no te importo
Pues tenías un nuevo amor
Otra víctima tal vez

Pero ahora vas a llorar
Hasta lágrimas de sangre
Porque vas a cosechar
Lo que tú mismo sembraste

No supiste ser un hombre
No supiste ser un padre
Y no tengo ni el recuerdo
Que hayas sido un buen amante

Yo te dije que en mi ser
Se formaba un bebe
Pero a ti no te importo
Pues tenías un nuevo amor
Otra víctima tal vez

Pero ahora vas a llorar
Hasta lágrimas de sangre
Porque vas a cosechar
Lo que tú mismo sembraste.

No supiste ser un hombre
No supiste ser un padre
Y no tengo ni el recuerdo
Que hayas sido un buen amante.

A veces una verdad duele, pero una mentira mata lentamente.
Maria Jose Ibañez


Han pasado poco más de cinco meses desde que han anunciado la "impactante" noticia a sus padres además de contraer nupcias obligados por los mismos para acallar los rumores que se han esparcido por la repentina boda pero lo que ha pensado que sería su vida ideal y soñada se ha visto convertida en un infierno pues a pesar de que Oleg lo niega, el hecho de saber que el pequeñín puede ser de alguien más le hace enfurecer y lo agobia además de que se cobra la ofensa con su trato distante y frío, en ocasiones seco hacia su persona aunque lo que realmente le duele es que su bebé es quien lleva todas las de perder pero no puede culpar a Oleg porque le entiende, ella estaría igual si los papeles fuesen invertidos así que sólo le queda soportar lo que ella ha ocasionado sobre sí misma.
―Hola amor ― saluda Larissa al ver entrar a un cansado Oleg intentando besar sus labios pero Oleg desvía el rostro ― ¿Qué tal estuvo el trabajo? ― Larissa resiente el cambio de actitud en su esposo y la tristeza se refleja en su tono de voz.
―Cansado, como todos los días ― admite de manera seca y fría quitando su saco negro.
―Deja te ayudo ― se ofrece pero Oleg le detiene con una mirada molesta ― hoy fui al médico... ― Comenta de manera casual pero con un deje de alegría y emoción en su voz ― Parece que todo va bien, nuestro bebé está muy sano pero no sabremos qué será hasta quizá el próximo mes... ― No puede esconder la sonrisa en su rostro.
―Que bien... Me alegro ― con el saco en mano, Oleg se encamina hacia los escalones.
― ¿Podrías al menos fingir que te alegra? ― Recrimina dolida Larissa al punto de las lágrimas, la extra sensibilidad de las hormonas le causa estragos pero ha logrado mantenerlas a raya intentando permanecer lo más neutral posible debido a la situación ― Por favor Oleg, sé que esto es difícil para ti por mí y mi falta hacia tu persona pero él o ella no tiene culpa alguna ― conforme habla las palabras se ahogan en su voz quebrada.
―...― Las palabras de Larissa hieren a Oleg pues de cierta forma está siendo injusto en su trato cuando ha prometido poner todo de su parte para intentar solucionar sus problemas como pareja y matrimonio.
―Pero si no puedes superar ni lidiar con esto yo creo que va siendo hora de reevaluar nuestra situación y separarnos ― sentencia antes de sentarse en uno de los sillones de la sala, su rostro surcado por el llanto mientras lo cubre con ambas manos.
―Perdona Larissa ― su voz se vuelve grave debido a la carga de emociones que siente en ese momento pero Larissa no le escucha así que acercándose a ella, le toma por los brazos acariciándole levemente ― Larissa... ― Se hinca frente a ella y con la mano levanta su barbilla para verle a los ojos apartando sus manos en el acto ― Sé que dije que lo intentaría, y en verdad lo hago pero me es difícil actuar como si nada, soy un tonto... ― Limpia los rastros de lágrimas con sus pulgares ― Comprende mi situación, ¿sí? No es fácil verte todos los días y pensar en que ese bebé no es mi hijo... La idea de que no lleve ni uno solo de mis genes o una gota de mi sangre, me enfurece.
―Si hubiera sabido que esta sería mi vida y la de mi bebé, jamás hubiera accedido a casarme contigo ― confiesa triste ― has sido bastante benévolo conmigo que no te merezco ― admite bajando la cabeza.
― ¿Tan mala te resulta la vida conmigo? ― Pregunta con el ceño fruncido, su ego dolido.
―La que me estás dando sí, sé que hice mal y lo reconozco pero si te confesé la verdad es porque merecías saberlo antes de tomar una decisión pero creo que me equivoqué... ― Confiesa ― He intentado por todos los medios ganar tu cariño y confianza otra vez pero tú te has encerrado en tu ambiente de mezquindad y testarudez, no creo que debamos seguir con esto, no así.
― ¿Por qué lo dices? ― Oleg intuye su respuesta pero quiere saber a qué se refiere Larissa.
― ¿Qué no te das cuenta? ― La respuesta le parece tan obvia que no entiende cómo es que Oleg no lo sabe ― ¿Qué clase de vida le darás al bebé cuando nazca si me tratas como me tratas? ¿Vivirás recriminándole mi falta a él? ¿Podrá decirte papá sin recibir un insulto o algo más que indiferencia de tu parte? No, Oleg, no quiero eso para mi bebé... Él es tan inocente y puro que no merece estar pagando los errores de su madre, si no puedes vivir con ello creo que mejor nos vamos ― sentencia con seriedad mientras se levanta de donde ha estado sentada con la clara intención de marcharse.
―Espera, Larissa ― Oleg le detiene sujetando su brazo ―tienes razón, yo mismo dije que no me importaba lo que pasó... ― Admite ― Pero no es fácil, entiende por favor, lo intento... De verdad que lo hago.
―Pues no parece... ― Se mofa Larissa retirando su brazo de la mano de Oleg ― A ver Oleg, creo que ya ha sido bastante tiempo el que has tenido para evaluar las cosas entre tu y yo, bastante tiempo en el que he tenido que soportar tus desprecios, tus malos tratos, tus miradas acusadoras... De todo, ya me cansé, ya me harté, ya no quiero seguir como vamos porque nada bueno saldrá si continuamos por donde quieres ir ― Oleg le mira con interrogación ― y mi pregunta aquí es: ¿lograrás moverte hacia el futuro y dejar el pasado donde corresponde? Yo trato de hacerlo, ¿en verdad lo intentas tú? Soy culpable, lo acepto y asumo las consecuencias de mi error pero contigo siento que no avanzamos nada, ¿qué podemos esperar de ti cuando pasen más años? ― Oleg le mira cabizbajo ― Quizá tiempo es lo que necesitamos para pensar, decidir... ― Larissa está dispuesta marcharse pero Oleg le retiene y tira de ella hacia sí aprisionándole en un abrazo desesperado y necesitado de cariño buscando ser correspondido.
―No te vayas, por favor... ― Susurra apenas audible ― Te quiero, no, te necesito en mi vida y a él también ― admite con la voz quebrada ― no te vayas...
―No lo haré... ― responde Larissa a pensa audible mientras sus manos acarician la espalda de Oleg en medio del abrazo.
―Te prometo a ti y a él... ― Acaricia con cautelosa ternura el vientre abultado de Larissa mientras éste le mira con enternecida emoción ― Qué pondré todo de mi parte para poder ser felices los tres, tú, él y yo... Lo prometo.
Como si el pequeño no nato comprende la plática de los mayores, hace acto de presencia pateando levemente el vientre de su madre donde está posada la mano de Oleg provocando en su madre una ligera contracción de dolor que se muestra en su rostro y en Oleg sorpresa ante tal señal; con ese pequeño pero significativo gesto, Oleg se da cuenta de lo mucho que se está perdiendo al encerrarse en su burbuja de resentimiento que le ha cegado provocando en él sentimientos autodestructivos y negativos, con ese gesto se da cuenta de que quizá, a pesar de las dudas, habrá algo más que le unirá a ese pequeñín o pequeñina y con el paso de los años, descubrirá que el dicho que se cuenta contiene un poco de verdad en sus confusas palabra: "padre no es el que engendra sino el que cría".
― ¿Lo has sentido? ― Pregunta Larissa sujetando su vientre mientras se contrae su rostro con algo de dolor.
―Por supuesto que lo he hecho ― "La vida está llena de momentos que deben ser vividos en su total plenitud... ¿Cuánto me he perdido de esto por mi soberbia y orgullo?", piensa mientras frota de nueva cuenta el vientre de Larissa obteniendo nuevamente una patadita.
Tal y como ha prometido Oleg, después de la importante charla que han tenido con respecto a su futuro como pareja y familia, éste ha puesto de su parte para superar todos los obstáculos que se han interpuesto en su camino decidiendo acudir a terapia aunque sabe muy en su interior que todavía guarda sus dudas y un poco de reservas al respecto del tema que le hacen recordar y no olvidar.
Secretamente ha comenzado a tomar terapia con una reconocida psicóloga, que ha resultado ser una antigua compañera de escuela, quien con sus métodos poco convencionales poco a poco ha ayudado a Oleg a dimitir en la situación con respecto a la infidelidad de su esposa aunque increíblemente, todavía no logra superar la noticia del bebé, quien a estas alturas le falta poco por nacer.

(https://www.youtube.com/watch?v=gwiUbusy54A The Killers – Human)
―Creo que esto ha sido todo por hoy, Oleg… ― La joven castaña permanece pensativa ante lo que ha hablado con su paciente.
―Masha, no creo que esto esté sirviendo de nada… ― Externa Oleg mientras se sienta en el sillón oscuro ― No puedo ver a ese bebé como mío, las dudas todavía me invaden, las pesadillas me atormentan… ― Cubre su rostro con sus manos recargando los codos sobre las rodillas ― Qué irónico, puedo perdonar a una esposa infiel pero no puedo aceptar la posibilidad de que ese bebé sea mío.
―No te atormentes, es normal que puedas pensar así… ― Compadece.
―Es que no, no puedo dejar de pensar en eso, esa criaturita no tiene culpa alguna y yo estoy condenándole por algo que pasó entre Larissa y yo, inaceptable…
―A ver Oleg, ¿puedes definir exactamente qué es lo que más te molesta? ― Oleg le mira sin comprender ― Me refiero, a que no aceptas al bebé porque Larissa te engañó o porque crees y sientes que no es tuyo, tiene que haber algo que te molesté más ― le mira de manera pasiva esperando una respuesta ― porque te recuerdo que Larissa también estuvo íntimamente contigo, las posibilidades se van a medias.
―Pero… Ahh es que, ¿y si no se parece en nada a mí cuando nazca? ― Masha puede ver que el temor de Oleg es que el bebé no sea sangre de su sangre, ese hecho le afecta más que la infidelidad de su esposa y es un punto que tienen que trabajar.
―Mi querido Oleg, ¿amas a Larissa?
―Por supuesto que lo hago ― se siente ofendido ante la pregunta.
― ¿En serio amas a Larissa, hasta el punto de amar cualquier cosa que sea parte de ella? ― El hombre rubio asiente ― Entonces, amarás a ese bebé sin importar nada ― le sonríe confidente sabiendo que el pequeñín o pequeñina será muy afortunado al tener un padre como Oleg pues muy en el fondo y a pesar de todo, Oleg es una excelente persona además adora a los niños ― cuando quieres a un hijo, lo haces por encima de cualquier cosa, sea o no sea sangre de tu sangre, recuerda que padre es quien cría y no quien engendra, olvida las probabilidades por un momento… Cierra los ojos ― Oleg permanece quieto analizando las palabras de Masha ― vamos, cierra los ojos… Ahora imagina que el bebé ya ha nacido, ya han pasado un par de años, llegas a casa después de un largo día de trabajo y lo único que quieres hacer es descansar y te encuentras con un o una pequeñina esperando por ti en la puerta, es rubiecita y esconde sus manos en su espalda, abres la puerta y la encuentras con una sonrisa brillante y su mirada dulce observándote, te es imposible no regresarle la sonrisa, camina hacia ti y tú te colocas a su altura despeinando su cabello pero tienes curiosidad por saber que lleva consigo y que trata de ocultar cuando de pronto, te muestra un hermoso dibujo que se ha esmerado tanto en hacer especialmente para ti, en él aparecen tú, Larissa y el pequeñín o pequeñina tomados de la mano mientras se abraza a tu cuello y te dice con efusiva alegría: “eres el mejor papá del mundo, te quiero mucho…” y de pronto te da un beso en la mejilla ― la narración transporta a Oleg hacia un corto futuro no muy lejano, le parece tan vívido el momento que no puede evitar que unas lágrimas escapen de sus ojos ― y a pesar de todo lo que ha tenido que soportar desde el vientre de su madre, te admira y te quiere porque los bebés siempre presienten todo, hasta cuando no son deseados, es raro pero fascinante cómo es que pueden recordar ese momento crucial incluso mucho después de que nacen.
Oleg se siente el ser más despreciable de la tierra, se da cuenta de cuan injusto ha sido pues se ha perdido la mayor parte del desarrollo del embarazo de Larissa, un momento que tanto ha deseado vivir desde que han comenzado a ser novios, se da cuenta de que la soberbia se ha apoderado de sus acciones haciéndole sentir mejor, pero ¿a qué costo?
―Bueno, Oleg creo que ahora sí ha sido todo el día de hoy ― comienza al ver que el rubio no reacciona, al parecer sus palabras le han hecho reflexionar un poco.
― ¿Eh? Ah sí… ― Oleg despierta de su ensoñación y se levanta comenzando a caminar hacia la salida ― Gracias Masha, gracias por abrir mi cerrada mente.
Se despide y durante el trayecto a casa, la imagen de su hijo o hija expresando su admiración por él le hace sentirse, ¿feliz? Sea como sea, las palabras de Masha le han cambiado la perspectiva de su vida en ese instante, le han hecho darse cuenta de sus errores y casi terminar por aceptar la idea de que el bebé de Larissa es suyo convenciéndose a sí mismo casi por completo de que puede formar una vida y una familia en medio de todo el caos que él mismo ha formado a su alrededor.
Después de ese día, Larissa resiente el cambio en Oleg al encontrarlo más atento y cariñoso no sólo con ella misma, sino también con el bebé pues en ese día hasta se ha ofrecido para acompañarla al médico.
― ¿En serio, quieres venir? ― Pregunta Larissa incrédula tomando su bolso y caminando hacia el auto.
―Por supuesto ― asiente Oleg con nerviosismo.
Oleg se adelanta y le abra la puerta a Larissa para llevarla a la cita rutinaria de chequeo; durante todo el trayecto, ambos permanecen callados y envueltos en un silencio algo incómodo e incluso aún después de llegar al consultorio, donde después de un chequeo rutinario, el médico pasa a Larissa a la cama donde realizará el ultrasonido.
Para Larissa resulta extraño tener a Oleg observando detenidamente todo lo que hace el ginecólogo, para ella es algo normal que sucede cada mes pero ahora con Oleg allí se siente algo cohibida pero ha despertado en ella una inmensa alegría al ver que su esposo sí se preocupa por ella y el bienestar del bebé.
―Muy bien Larissa, vamos el ultrasonido… ― Coloca el helado gel sobre su vientre, lo que le hace saltar y Oleg se acerca a tomar su mano pero Larissa se sobresalta un poco aunque después de unos segundos se relaja poco a poco y ambos dirigen su atención al monitor ― Bien, aquí están sus manitas… Dedos largos y finos, un pianista nato ― comenta sonriendo ― su cabecita, parece que tendrá bastante cabello… Sus piernitas, su rostro ― por primera vez desde que le han hecho un ultrasonido, el bebé deja ver su rostro aunque entre las imágenes oscuras, no se puede detallar mucho, el acto enternece a Oleg hasta el punto de la emoción ― ¿quieren saber qué será? ― Oleg vuelve su mirada a Larissa, quien se encoge de hombros.
―No, mejor que sea sorpresa ― la voz de Oleg se ha entrecortado un poco.
Oleg sujeta la mano de Larissa intentando evitar que sus emociones le delaten aunque todo esto no pasa desapercibido por Larissa, quien está casi dando saltos de alegría al ver que su esposo comienza a interesar e integrarse en lo que respecta a su familia y se siente satisfecha con los avances que ha tenido Oleg tal como lo ha prometido.
***
El tiempo sigue pasando y Larissa casi ha entrado en el séptimo mes de gestación, esa tarde asistirán a la fiesta de beneficencia para la recaudación de fondos y Larissa no puede sentirse más que satisfecha de llegar del brazo de su esposo, el recuerdo de Sergey ya es más que una fea pesadilla pues casi ha dejado de pensar en él en todo ese tiempo ignorando hasta el hecho de que su bebé puede ser suyo pero ya no le importa, ya no si tiene a Oleg.
Aunque el destino se empeña en recordarle su falta pues no hace mucho ha leído la noticia de que Sergey junto a su esposa han recibido a la primogénita de los Katin, una linda bebé pelirroja a quien le han dedicado toda una sección en los periódicos y revistas más importantes del país, evento que le ha causado una pequeña punzada en el estómago y molestias con respecto a Sergey pues a pesar de que ya lo ha creído superado, todavía no se siente capaz de enfrentarle o incluso de volver a verlo.
Pero el destino siempre es tan caprichoso, que cuando menos quieres que suceda algo, más empeñado se vuelve en hacer que todo suceda; al llegar al elegante y enorme salón, Larissa ve con sorpresa e incredulidad al apuesto joven pelinegro charlando lo más despreocupadamente con su padre y puede sentir una pequeña punzada de dolor en su vientre bajo, el estrés que le causa verle está alterando al bebé, quien siente aquello como una señal de que quizá es momento de nacer, por lo que comienza moverse en movimientos bruscos de aquí para allá.
Oleg siente que su esposa presiona su brazo con fuerza y comienza a encogerse de dolor, al dirigir su mirada hacia ella, puede apreciar que algo no anda bien y lo intuye por su rostro pálido y sudoroso así que se apresura a sacarla del aglomerado salón para llevarla al hospital pero antes de salir, notifica a sus suegros haciendo que Sergey se percate de un no tan insignificante detalle, Larissa se encuentra en el evento y está ¿embarazada? Por un momento, las miradas verde y azul se cruzan y Sergey puede sentir un pequeño chispazo que le llama y le indica ir hacia Larissa.
―Discúlpennos ― se excusa el señor Afanasiev siguiendo a Oleg.
“¿Está embarazada? No puede ser… Eso significa que… ¿Podrá ser? Sería el hombre más feliz si fuera así, oh por Dios, un hijo, un hijo, ¡MI VARONCITO! Tengo que estar allí para él…” Toma su celular y marca un número bastante conocido para darle indicaciones.
Mientras tanto, Oleg ha llegado al hospital con Larissa, con los nervios a flor de piel al ver a su esposa en aquel estado de completo dolor, teme que el bebé se pierda en un aborto pero se pregunta si aquello puede ser posible a esas alturas del embarazo y es cuando comienza a sentirse culpable por haber perdido valioso tiempo de las etapas del embarazo con lo que ahora considera unas tonterías.
― ¿Qué sucede, doctor? ― Se acerca Oleg al ver salir al ginecólogo que lleva al historial de Larissa.
―Me temo que el bebé se ha adelantado.
―Pero, ¿Cómo puede ser posible?
―A veces es algo normal, hay algunos casos en que las circunstancias o situaciones a las que se expone la madre provocan que el feto entienda que es momento de nacer aunque le falte tiempo, y en este caso, su hijo ya quiere conocerlos ― palmea la espalda del sorprendido Oleg ― aunque me temo que debemos actuar rápido porque el feto viene con el cordón umbilical al cuello y tenemos que evitar que se asfixie, ¿quiere entrar a acompañar a su esposa para el parto?

(https://www.youtube.com/watch?v=d4O0lqxjxx8 "Believe" by Dima Bilan (R&B Violin Version)
Con una expresión estupefacta, Oleg sigue las órdenes del galeno y entra en la sala de preparación para desinfectar su cuerpo y colocarse el atuendo adecuado, llevando consigo hasta la más mínima gota de nerviosismo en su cuerpo al ser padre primerizo. Con las prisas del parto adelantado, ha olvidado una pequeña petición que le ha hecho a su amigo ginecólogo que atiende a Larissa.
―Bien Oleg, ahora es momento de comenzar… Esto puede tardar más de lo que parece así que te pido paciencia y fortaleza, debes estar preparado para cualquier cosa que pueda suceder ― advierte mientras Oleg suelta en un pesado suspiro todo el aire que contiene en sus pulmones y se mentaliza fuerte.
Al entrar puede ver a Larissa recostada en una extraña cama, ambas piernas apoyadas en unos aparatos que le hacen mantenerlas completamente abiertas cubiertas por una ligera manta azul pero dejando a la vista su parte intima que ahora está más que expuesta y preparándose para la llegada del bebé; el médico le coloca al lado de su esposa indicándole qué hacer mientras hace lo mismo con la asustada y primeriza madre.
―Larissa, perdóname por todo lo que hice… ― Murmura Oleg con voz temblorosa y asustada en medio de la agitación.
―No ten… Ahhh… Nada… Que… Ahhh ― Presiona con fuerza la mano de su esposo ― Perdonar… Ambos… Cometimos errores… ― La mitad de su torso se eleva mientras continua pujando ― Gracias por… Ahhh… Estar conmigo ― su cuerpo cae pesado a la cama.
―No, gracias por dejarme estar contigo y mi hijo… ― Susurra y Larissa siente un vuelco en su corazón pues ahora siente que el cambio en Oleg es sincero y comienza a aceptar como propio a pesar de la gran incertidumbre y dudas que debe sentir.
―Larissa, necesito que pujes ― pide desde el otro lado de la manta el médico ― este bebé es fuerte pero necesita tu ayuda, no puede solo ― observa y aunque Larissa comienza a cansarse y pierde fuerza, a pesar de que pone todo su esfuerzo en hacer las indicaciones que le dice el médico siente que no puede más ― Me temo que tendremos que operar ― comenta dando las órdenes para preparar el quirófano.
―Igor… ― Le detiene Oleg por el brazo cuando el médico está por salir ― ¿Por qué tienes que operar?
―El bebé se está cansando como Larissa, si no actuamos pronto se enredará más en el cordón umbilical y complicará más las cosas o quizá el líquido amniótico se introduzca en sus pulmones, y no creo que a su edad pueda soportar eso ― sabe que tiene que poner las cartas sobre la mesa y decir todo tan crudamente para que no le cuestionen pues tiempo es lo que no tienen ― sino lo hago, los pierdes a los dos ― resume en pocas palabras.
―Pero… ― Oleg permanece agitado por la alarmante situación, mira indeciso hacia la mesa donde está Larissa sufriendo y gritando agitada debido al dolor, su mirada viaja de su esposa al médico y viceversa.
―Antes… De ir… Al quirófano… Qui… Quiero… Intentarlo una vez más… ― suena la voz agitada de Larissa ― Una…Vez…Más ― el médico le mira sorprendido pero dirige su mirada hacia Oleg, esperando respuesta.
―Larissa, no podrás soportarlo…
―Una…Vez… Sólo…Sólo una…Vez más ― suplica.
Un par de horas después, ya casi desfallecida, Larissa puede escuchar al médico articular “está aquí…”, sonríe al igual que Oleg, quien le besa la mano y la sudorosa frente; lágrimas de felicidad resbalan por las mejillas de ambos padres pero se alarman cuando el médico se lleva al bebé fuera del alcance de su vista y les parece extraño no escuchar el llanto; Oleg se acerca sólo para ser detenido por una de las enfermeras que han asistido el parto.
―Oleg… ― Larissa se recarga sobre ambos codos para elevarse y poder ver qué sucede pero las siluetas se lo impiden, Oleg empuña las manos pues siente que es un castigo divino al maldecir y renegar en algún momento el embarazo de Larissa.
―Larissa…
El alma les regresa al cuerpo cuando se escucha el ligero llanto del bebé que poco a poco comienza a cobrar fuerza llorando a todo pulmón, lentamente Oleg se acerca hasta la mesa donde han colocado al bebé para examinarlo, puede detallar la pequeña pero algo rolliza silueta del pequeño ser y se da cuenta de que es una niña, su cabecita está completamente cubierta de mechones rubios como su esposa, sus ojos permanecen cerrados mientras llora con fuerza empuñando y temblando, buscando el calor materno que no encuentra por ningún lugar; Oleg se acerca con sumo cuidado y se quita el guante de látex derribando la única barrera que le impide sentir su delicada piel, corre el dedo índice a lo largo de su piernita hasta llegar a su vientrecito pero al hacer el recorrido desde su brazo hasta su pequeña manita, algo extraordinario sucede, la pequeña toma y presiona su dedo con la poca fuerza que posee cesando su llanto también en el acto mientras parece sonreírle en una extraña pero tierna mueca.
Oleg siente que su corazón estallará de emoción y lágrimas de felicidad ruedan por sus mejillas sin que lo pueda evitar sintiéndose afortunado de poder compartir una escena tan maravillosa que la vida y Larissa le han regalado, ahora las dudas que le han irrumpido casi han sido borradas por completo con tan tierno acto pero la culpa es lo que comenzará a irrumpir en él hasta el día de su muerte.
***
―Ya nació… ― Murmura una voz masculina al otro lado del teléfono.
― ¿Y qué fue? ― Pregunta emocionado Sergey desde la oscuridad de su despacho pues desde que ha regresado del evento, se ha encerrado para evitar que lean sus emociones.
―Me parece que hay algo que tiene que saber…― Comienza a resumir toda la información que ha recopilado ― Es una niña pero no como cualquier otra, la bebé es especial ― murmura observando la incubadora donde permanece la bebé conectada a todo tipo de aparatos para la supervisión médica.
― ¿Qué me estás tratando de decir? ― Pregunta contrariado al saber que ha sido una niña.
―Tendrá dos hijos en uno ― sonríe algo de incredulidad.
Al escuchar aquello, Sergey ve en ello la oportunidad de poder tener al tan esperado heredero que ha deseado tanto y a pesar de que su vigilante le ha explicado lo más que puede la situación sobre la bebé, Sergey ya ha mentalizado a la pequeña como su hijo sin importarle su condición y ahora está pensando en cómo hacer para recuperar a Larissa para tener a su “hijo” con él.
***
La poca felicidad que ha conseguido el matrimonio Volkova, se ha visto opacada con los problemas de salud que le comienzan a aquejar además de la grave intervención quirúrgica que ha sufrido la pequeña Julia, como han decidido bautizarle, además de la terrible noticia que el médico ha dado a Larissa pues el parto ha causado grandes estrago en su útero provocando con ello, el impedimento de más embarazos negándoles la oportunidad de ser nuevamente papás pues sería muy riesgoso para Larissa y podría costarle la vida.
―Oleg, necesito hablar contigo ― su amigo le guía hasta su oficina.
―Tú dirás, Igor ― toma asiento en la silla que le ofrece.
―Hice lo que me pediste, tardaron algunos días porque sabes que esto se lleva su tiempo además no es muy fácil pero aquí tienes los resultados… ― El médico coloca un sobre frente a él en el escritorio.
― ¿Qué es esto? ― Oleg arquea una ceja contrariado, no comprende a lo que se refiere.
― ¿Recuerdas que me habías pedido unos exámenes de una prueba de ADN? Pues helos allí, creo que ahora podrás salir de dudas ― las palabras, ciertas de su amigo, son como un golpe en el estómago y hacen que se quede sin aire para respirar pues ha olvidado su petición ― ¿Qué sucede?
―No necesito saber lo que ya sé, Julia es mi hija y nada me hará dudar de ello ― toma el sobre con la intención de romperlo pero algo en su interior le detiene, Igor le mira dudoso pues al principio cuando se lo ha pedido ha detectado tanta determinación en su voz y ahora parece un niño que no puede decidir cuál caramelo escoger.
―Me parece lo más correcto, quizá deberías romper el sobre ― sugiere Igor.
―Lo haré, cuando llegue a casa ― toma el sobre de papel y lo guarda en el bolsillo interior de su saco ― gracias de todas formas ― se levanta y estira su mano para despedirse pues hoy mismo es el día en que lleva a su esposa e hija a casa.
Oleg está completamente feliz de llevar en brazos a su pequeña pues ante todo se ha mostrado como la guerrera que es al enfrentarse a los problemas que le han aquejado aun en contra de todo pronóstico pero su felicidad se ve empañada con el contenido de su saco.
― ¿Por qué no puedo destruirte? Estoy tan seguro del resultado ― pregunta a la nada una vez que está en su despacho ― un día de estos, lo haré… Claro que lo haré… ― Sentencia estrujando el sobre y apartándolo de su vista.
*** *** *** Fin de flashback *** *** ***

―A pesar de todo, eres mi hija lo diga o no un m***to papel ― sentencia Oleg mientras se encamina hacia la puerta del baño para hablar con Larissa.
***
(https://www.youtube.com/watch?v=k1-TrAvp_xs Mozart – Lacrimosa)
Mientras Julia camina feliz hacia el despacho de su padre imaginando la cara de sorpresa de Lena cuando le pida matrimonio esa misma noche aunque no imagina que el curso de su historia de amor cambiará de manera drástica en ese mismo instante en que cruce por la puerta del despacho; palpa la cajita de terciopelo azul que le ha acompañado desde que ha comprado el anillo y su sonrisa se ensancha.
―Pronto, mi amor… Serás la señora de Volkova ― muerde sus labios conteniendo una sonrisa enamorada ― A ver, ¿Dónde dijo papá que estaban esos documentos? ― Observa el desorden que tiene su padre en el escritorio y se detiene al ver su nombre en una carpeta amarilla ― Creo que ésta es…
Con regocijo y entusiasmo, toma la carpeta pero ésta cae resbalando de sus manos y esparciendo todo su contenido sobre el alfombrado suelo mientras Julia maldice mentalmente y se apresura a recoger los documentos hasta dar con un amarillento sobre que se supone debe ser blanco.
― ¿Resultados? ¿Prueba de paternidad? No está abierto… ― Rasga un extremo y saca la hoja que contiene mientras la desdobla con cuidado de no romperla por la fragilidad de su textura ― De acuerdo con las pruebas realizadas para el conteo de las cadenas de ADN…Bla bla bla… Podemos concluir que no se comparte ningún tipo de gen, dando como concluyente que usted NO es el padre del bebé no obstante, las pruebas dan constancia de que la madre SI comparte cadenas de ADN… ¿Qué? ― Sus ojos parecen salirse de sus órbitas al leer los nombres que aparecen en el papel, pues de manera resaltada aparecen los nombres de su padre OLEG VOLKOV y LARISSA VOLKOVA ― No, esto no puede… No, no está pasando ― siente una punzada en el corazón pero más que de manera física, el dolor es emocional al descubrir de tal manera la cruel y triste verdad, le hace falta el aire mientras se sujeta del escritorio para no caer, presiona con fuerza la madera al sentir que la ira comienza a correr por sus venas, tiene que saber la verdad aunque le duela, sale de manera apresurada olvidando por completo los documentos que ha ido a buscar y sube las escaleras brincando de dos escalones para llegar más rápido a la habitación de madre.
―Dime, ¿qué significa esto? ― Julia gira a su padre mientras está tocando la puerta del baño.
―Julia, ¿Qué te sucede? ¿Por qué me hablas así? ¿Te sientes bien? ― Cuestiona preocupado al verle agitada.
―Sucede que quiero saber qué significa esto… ― Le arroja el pape amarillento a la cara y mientras Oleg lo lee ávidamente, no sabe qué decir o hacer ― Espero una respuesta… ¡Y la quiero ahora!
El valor de las cosas no está en el tiempo que duran sino en la intensidad con que suceden, por eso existen momentos inolvidables, cosas inexplicables y personas incomprensibles...
http://anotherwordsfics.foroactivo.mx/" onclick="window.open(this.href);return false;

Avatar de Usuario
wendra222
Mensajes: 40
Registrado: Vie 06 Feb 2015 19:27
Sexo: Femenino

Re: ENGAÑÁNDOTE

Mensaje por wendra222 » Mié 08 Abr 2015 08:11

Muy buen capitulo no demores en la conti

Andreger
Mensajes: 314
Registrado: Lun 18 Nov 2013 13:37
Sexo: Femenino

Re: ENGAÑÁNDOTE

Mensaje por Andreger » Mié 08 Abr 2015 23:12

Entonces julia aqui no sera hija de oleg sino de sergey? Habra incesto? .mocking. Talvez inessa haya enganado al katin? :twisted: :lol:
no demores con la conti! .good. .hi. .good.

Avatar de Usuario
andyvolkatin
Mensajes: 163
Registrado: Mar 28 Oct 2014 21:38
Sexo: Femenino
Ubicación: en algun lugar del mundo

Re: ENGAÑÁNDOTE

Mensaje por andyvolkatin » Mié 15 Abr 2015 15:52

Hola :D
quedo interesante
que hara Oleg para arreglar este con Yulia
quiero ver cuando Lena le diga que esta Embarazada
me imagino que se pondra Feliz y le propondra
matrimonio de una que dira Lena si eso pasa
sera que Lena no es hija de sergey
espero pronto el capitulo
y siento no conmentar seguido

Avatar de Usuario
One4Ever
Mensajes: 68
Registrado: Sab 18 Ago 2012 14:39
Sexo: Femenino
Contactar:

Re: ENGAÑÁNDOTE

Mensaje por One4Ever » Dom 19 Abr 2015 02:26

rayoss lili siempree lo dejas en lo mas emocionantee ... creo k yulia no le deberia importar mucho si eso no es su padre de sangre total es el hombre que la crio y la amo como is fuera su propia hija :3 :3 ... kiero contii please¡¡¡¡ kieroo saber ke le espera al la pobre lenittaa ella si k esta en falta.. jajajja ya le va a caer su chikita XDXD
Tus Ojos = mi cielo ... Yulia Volk

Avatar de Usuario
andyvolkatin
Mensajes: 163
Registrado: Mar 28 Oct 2014 21:38
Sexo: Femenino
Ubicación: en algun lugar del mundo

Re: ENGAÑÁNDOTE

Mensaje por andyvolkatin » Mar 21 Abr 2015 00:20

Hola ::D
Siguela pronto
esta muy emocionante

Avatar de Usuario
xxavaa
Mensajes: 1567
Registrado: Mar 08 Dic 2009 18:24
Sexo: Femenino
Contactar:

Re: ENGAÑÁNDOTE

Mensaje por xxavaa » Jue 07 May 2015 02:54

.
La música es mi escape, silencia el mundo y mis preocupaciones.
[/color][/size][/i][/b]

Avatar de Usuario
xxavaa
Mensajes: 1567
Registrado: Mar 08 Dic 2009 18:24
Sexo: Femenino
Contactar:

Re: ENGAÑÁNDOTE

Mensaje por xxavaa » Jue 07 May 2015 02:55

Oh por dios!!! Si oleg no es su papá, entonces lena es su media hermanaaaa x.x me muero x.x y para colmo está embarazada de Yulia x.x No maanches!!
La música es mi escape, silencia el mundo y mis preocupaciones.
[/color][/size][/i][/b]

Andreger
Mensajes: 314
Registrado: Lun 18 Nov 2013 13:37
Sexo: Femenino

Re: ENGAÑÁNDOTE

Mensaje por Andreger » Mié 20 May 2015 04:19

Contiii please! dash2 dash2 dash2
.good.

Avatar de Usuario
lenyul tatu
Mensajes: 369
Registrado: Sab 17 Oct 2009 02:28
Sexo: Femenino
Ubicación: mexico,sinaloa

Re: ENGAÑÁNDOTE

Mensaje por lenyul tatu » Dom 24 May 2015 16:21

Continua plis
quiero saber que pasara ahora que yulia sabe la verdad
y ahora que pasara no pueden ser hermanas noooooooo
cada palabra tuya es volverme loca por ti

Avatar de Usuario
andyvolkatin
Mensajes: 163
Registrado: Mar 28 Oct 2014 21:38
Sexo: Femenino
Ubicación: en algun lugar del mundo

Re: ENGAÑÁNDOTE

Mensaje por andyvolkatin » Lun 25 May 2015 01:21

Hola :D
hasta ahorita me doy cuenta te dejo mi
correo jennandre0129@gmail.com - andre.0118@hotmail.com
por esta paginas hay escritoras
así que pues también pude entrar al foro también por aquí
https://es-es.facebook.com/TATUFFs
por si vas seguir con sus historias

Avatar de Usuario
andyvolkatin
Mensajes: 163
Registrado: Mar 28 Oct 2014 21:38
Sexo: Femenino
Ubicación: en algun lugar del mundo

Re: ENGAÑÁNDOTE

Mensaje por andyvolkatin » Lun 25 May 2015 01:39


Andreger
Mensajes: 314
Registrado: Lun 18 Nov 2013 13:37
Sexo: Femenino

Re: ENGAÑÁNDOTE

Mensaje por Andreger » Lun 25 May 2015 05:11

Si lo continuas en otra pag,blog, etc xfavor hazmelo saber! Gracias.
yugularinterna@yahoo.com

Avatar de Usuario
liuribe21
Mensajes: 457
Registrado: Mar 17 Abr 2012 16:57
Sexo: Femenino

Re: ENGAÑÁNDOTE

Mensaje por liuribe21 » Lun 25 May 2015 21:24

Hola leyendo sus comentarios en la historia y respondiendo a sus peticiones, debo decirles que la historia continua sólo que en un foro que se había creado para historias adaptadas, "Foro gratis : All the things they said... Fics" y en el grupo que hemos creado en facebook "Atrapad@s en el mundo de los Fics" , les paso el dato por si quieren darse una vuelta por allí pues por lo pronto estaré trasladando mis historias a ese foro, que si bien no es el mejor servirá para que lean lo que se publica y puedan entretenerse un rato o simplemente matar el tiempo.

Les dejo el link
http://anotherwordsfics.foroactivo.mx/

Y así mismo mi correo por si les interesa que les envíe el documento word de la historia o de alguna otra que publiqué o estoy publicando
uranusneptune-htmk@hotmail.com
uranusneptune-hmk@hotmail.com


O bien contactarme por facebook como Lili Uribe Peña o whatsapp +52 3221925958

Saludos y estamos para cualquier cosa.
El valor de las cosas no está en el tiempo que duran sino en la intensidad con que suceden, por eso existen momentos inolvidables, cosas inexplicables y personas incomprensibles...
http://anotherwordsfics.foroactivo.mx/" onclick="window.open(this.href);return false;

Avatar de Usuario
Bel-Volk
Mensajes: 11
Registrado: Dom 11 May 2014 16:37
Sexo: Femenino

Re: ENGAÑÁNDOTE

Mensaje por Bel-Volk » Mar 26 May 2015 19:16

Si continuas la historia enviamela por favor, muy buena tu historia .good.
Belen-clemente@hotmail.com
Gracias

Avatar de Usuario
andyvolkatin
Mensajes: 163
Registrado: Mar 28 Oct 2014 21:38
Sexo: Femenino
Ubicación: en algun lugar del mundo

Re: ENGAÑÁNDOTE

Mensaje por andyvolkatin » Mar 26 May 2015 20:31

Hola :D
señorita le informo que
hay un nuevo lugar donde
están escribiendo la continuación de
las historias que seguimos
pero por sus escritoras ya he visto a unas de ellas
y es aquí http://anotherwordsfics.foroactivo.mx/
ojala y usted se pueda unir también para
seguir leyendo tu ustoria

Avatar de Usuario
liuribe21
Mensajes: 457
Registrado: Mar 17 Abr 2012 16:57
Sexo: Femenino

Re: ENGAÑÁNDOTE

Mensaje por liuribe21 » Mar 26 May 2015 22:49

andyvolkatin escribió:Hola :D
señorita le informo que
hay un nuevo lugar donde
están escribiendo la continuación de
las historias que seguimos
pero por sus escritoras ya he visto a unas de ellas
y es aquí http://anotherwordsfics.foroactivo.mx/
ojala y usted se pueda unir también para
seguir leyendo tu ustoria
Gracias por el comentario Andyvolkatin pero de hecho ya sabía del foro porque yo lo hice para salvar las adaptaciones (no será la granc cosa pero algo es algo)así que me gustaría leerte y verte por ese medio, cualquier cosa ya sabes donde encontrarnos, saludos y que estés bien

Hola, solo notificarles que todas y cada una mis historia de mi puño y letra, se seguirán escribiendo en este foro http://anotherwordsfics.foroactivo.mx/
para si gustan seguirlas son bienvenidas para visitarnos por allí, así mismo las nuevas historias verán la luz verde por allí pero de igual forma les notificamos por correo o por face donde me encuentran como Lili Uribe Peña.
Saludos, y se les agradece por leer y estar al tanto de las historias.
El valor de las cosas no está en el tiempo que duran sino en la intensidad con que suceden, por eso existen momentos inolvidables, cosas inexplicables y personas incomprensibles...
http://anotherwordsfics.foroactivo.mx/" onclick="window.open(this.href);return false;

Avatar de Usuario
rosa kavolk
Mensajes: 99
Registrado: Vie 19 Nov 2010 23:05
Sexo: Femenino
Ubicación: frente a ti

Re: ENGAÑÁNDOTE

Mensaje por rosa kavolk » Sab 30 May 2015 18:05

me pasan un link de la conti :( quiero saber que pasa
ay que drama
como duele amarte.
Pillvill

Avatar de Usuario
liuribe21
Mensajes: 457
Registrado: Mar 17 Abr 2012 16:57
Sexo: Femenino

Re: ENGAÑÁNDOTE

Mensaje por liuribe21 » Jue 15 Dic 2016 00:40

Eh, ¿hola? ¿Alguien por aquí? Bueno, sé que no tengo excusa por irme durante tanto tiempo pero la inspiración con las niñas de tatu me abandonó por completo y aún estoy intentando reeconectarme para continuar las historias que he dejado incompletas aunque por ahora tengo muchas cosas bloqueando mi mente además de que un par de nuevos fandoms han captado mi atención (el KorrAsami y el FaBerry andan duro en mi mente) así que seguiremos tratando más duro para continuar por ustedes lectores, espero les guste el capítulo que había olvidado subir por acá...

Capítulo 12 No querías lastimarme… Me querías matar


Ajá, que no quieres lastimarme…
Ajá, que no era tu intensión…
Que jamás imaginaste, que llegaríamos hasta hoy
Que es mejor terminar todo, para que no sufra tu amor.
Lo hubieras pensado cuando me miraste con esa sonrisa que me hizo temblar
Y antes de decir la frase que me hizo sentir que yo era algo especial…
Antes de que con tu suéter quitaras el frió de mi soledad
Antes de robarme un beso y encender mi cuerpo y no poder parar.

No querías lastimarme…
No querías lastimarme…
¡Me querías matar!

Dices que me vaya ahora,
que aún estoy a tiempo que puedo escapar…
Que vas a soltar mi mano para que yo corra hacia mi libertad
Dime quien te dio el derecho de tomarte a pecho el quererme salvar
No puedes hacer más daño y sí estoy contigo es que yo quiero estar.

No querías lastimarme…
No querías lastimarme…
¡Me querías matar!
Ajá, que no es porque no me quieras…
Ajá, que merezco algo mejor…
Y prefieres irte antes, de romperme el corazón.

Lo hubieras pensado cuando me atrapaste en las cuatro paredes de tu habitación
Cuando bajaste mis defensas y me hiciste frágil con esa canción
Antes de cerrar la puerta y dejarme nerviosa y sin respiración
Antes de entrar en mis sueños y cambiar mí rumbo hacia tu dirección.

No querías lastimarme…
No querías lastimarme…
¡Me querías matar!
Dices que me vaya ahora,
que aún estoy a tiempo que puedo escapar…
Que vas a soltar mi mano para que yo corra hacia mi libertad
Dime quien te dio el derecho de tomarte a pecho el quererme salvar
No puedes hacer más daño y sí estoy contigo es que yo quiero estar.

No querías lastimarme…
¡Ay! No querías lastimarme…
¡Me querías matar!
No querías lastimarme…
No querías lastimarme…
¡Me querías matar!


(https://www.youtube.com/watch?v=Sy2o6dzE9w8 Alice - Cocteau twins NA: me encantó esta canción y la película siento que va con las emociones que tiene Julia en ese momento, ira, decepción, miedo, angustia)

Duele su engaño, duele su traición, duele q solo jugara con mis sentimientos, pero lo q más me duele es que a pesar de tal engaño, aun la amo
Cesdbzaf

Julia sólo puede sentir la fría brisa en su rostro mientras camina, parece desorientada aunque más bien luce como una drogadicta en plena crisis, se tambalea a cada paso mientras la opresión en su pecho crece y a pesar de que sabe de lo que se trata, el dolor es más emocional que físico pues ha sido víctima de una traición por parte de las personas más especiales para ella.
―Cuidado, jovencita… ― Comenta un hombre en traje mientras camina cubriéndose con unas hojas de periódico intentando alejarse de la lluvia o más bien tormenta que está por caer en unos momentos más.
―Perdone ― se disculpa de manera ausente y un poco sofocada, la cabeza le está dando vueltas y se siente tan cansada, las lágrimas ya fluyen como dos cascadas por sus mejillas confundiéndose con las gotas que empapan su rostro, cabello y cuerpo mientras continua caminando hasta que una pequeña punzada de dolor le hace paralizarse.
Aprieta los puños con fuerza comenzando a correr dejando que el llanto le invada intentando sacar con ello el dolor que siente hasta que algo le hace detenerse; con respiración agitada, recarga las palmas de sus manos en sus rodillas mientras que intenta recuperar el aliento y levanta la mirada hacia el enorme edificio adoquinado frente a sí, es una iglesia.
Es hasta ese momento en que se da cuenta de se siente cansada, más cansada de los normal debe añadir, sabe que debe tomar su medicamento en la hora exacta si no quiere tener alguna secuela de su padecimiento pero lo ha dejado en el departamento con Lena, quien por ahora es la persona que menos quiere ver en ese momento por lo que ignora las claras señales que algo malo está por ocurrirle.
A paso lento camina hacia el interior del solitario y pacífico edificio, mirando hacia todas partes los acabados e imágenes que se muestran en las paredes, todas ellas relacionadas con seres angelicales y personajes que tienen que ver con la religión hasta detenerse con una pintara que llama su atención, se trata de un par de querubines que revolotean sobre una pareja de creyentes con diferentes vestimentas que se sostienen las manos.
― ¿Por qué tenías que hacer esto? ¿Qué ganas con vernos sufrir de esta forma? ¿Estás ahí? ― Murmura Julia apenas audible preguntando a la nada como si ésta le respondiese.
Su mirada azulina se pierde en un punto en el infinito, su mente es un caos completo desde que ha obtenido las respuestas que ha solicitado pero todo habría sido diferente si sus padres no le ocultasen toda esa parte de la historia que jamás ha debido saber, ¿Qué hacer ahora? ¿Ignorar todo o seguir adelante con lo que su mente ha planeado?
Toma sus cabellos cortos mojados mientras busca asiento en una de las bancas de la iglesia mientras más ira siente, más empuña ambas manos y presiona sus ojos tratando de que sus recuerdos recientes, de alguna manera, desaparezcan; sabe que será difícil pero no imposible aunque la parte realmente será enfrentar a Lena a partir de ahora a pesar de que no hace unos minutos la ha dejado atrás cuando le ha dejado con la palabra en la boca al confrontarla.
― ¿Por qué las personas que más amas son las que más daño terminan haciéndote? ― Pregunta a la nada restregando sus manos en su rostro.

*** *** *** Flashback *** *** ***
Las pupilas azulinas con un ligero toque de verde se han encendido como dos pequeñas llamas haciendo que por momentos sus ojos se vean casi dorados, Oleg no puede sostener la penetrante mirada que su hija le lanza recriminándole la mentira, se siente culpable pues si hubiese destruido ese ma***** sobre en color más ambarino que blanco, nada de eso estuviese pasando en ese momento y se recrimina por ello, por un momento su garganta se queda seca y no puede pronunciar palabra alguna mientras mira fijamente a su hija, en su vida le ha visto así de molesta y enfadada pero sobre todo dolida y decepcionada pues su confianza ha sido defraudada y quebrada.
Julia por su parte, contiene las enormes ganas de soltarse a llorar como la niña pequeña que corría a los brazos de mamá y papá cuando niña para aliviar sus inseguridades y miedos pues el objeto de su adoración y anclaje es lo mismo que le hunde hacia el oscuro abismo en el cual va de picada así que aplica una enorme presión en su mandíbula, es asombroso que sus dientes todavía no se quiebren y caigan a pedazos pues podría romper una nuez en ese instante.
―Estoy esperando… ― Por un momento la mirada evasiva de su padre se engancha con la de ella envueltas en un halo comprensivo y tierno, padre e hija intentando solucionar el problema.
La mente de Oleg trabaja a mil como cuando no hay nada que reparar porque todo se ha perdido en ese instante desde que no ha podido romper ese sobre y mientras Julia le mira con expectación no puede evitar sentir una punzada como daga clavándose en su pecho hiriendo la parte más cerca de su corazón, la presión en su caja torácica aumenta de sobre manera en ese músculo esencial provocando que su pulso se dispare hacia el límite mientras intenta contener el inminente dolor que le comienza a aquejar por lo que de manera disimulada sostiene su pecho de vez en cuando aunque sabe que necesita su medicamento para calmar los síntomas de la parálisis que le afligen y evitar las molestias de los ataques que a veces es víctima.
―Julia… El sobre… ― Las palabras continúan ahogas en la garganta seca de Oleg, su mente en blanco no es de mucha utilidad pero si Larissa estuviese con él, quizá podría hacer frente por lo que pasa una mano por su espeso cabello rubio, un gesto nervioso muy visible en él ― No le veo mayor importancia a seguir negando lo visible e inevitable, ese sobre… Los resultados, son más que claro como te puedes dar cuenta pero a mi no me importa lo que diga ese simple papel, tu eres mi hija, sea o no de sangre… Yo te críe, eres parte de mi ser desde el momento en el que te tomé entre mis brazos ― se sincera Oleg puesto que es la verdad absoluta, desde que ha tenido su primer contacto con ese pequeño ser que ha llegado a ser su pequeña Julia, es SU hija y nada ni nadie lo cambiará.
―Jajaja ― Suelta una risa irónica e hiriente Julia producto del dolor que guarda en su interior y sin medir las palabras de una persona alterada por una situación, no es consciente de que algunas veces por impulso cometemos el error de decir aquello de lo cual podemos arrepentirnos en algún momento de nuestra vida porque las palabras pueden ser perdonadas pero jamás olvidadas y tarde se dará cuenta ― no me hagas reír papá, te pido una explicación y me sales con ese cuento infantil que no me creo… ¡Quiero la verdad! ― Exige y tanto padre como hija se dan cuenta de que la puerta del baño frente a ellos se abre de manera tímida mostrando a una devastada y destrozada Larissa con ojos llorosos ― Ah pero miren que bien, ha llegado quien puede decirme la verdad… ― Julia dirige una mirada entre molesta y decepcionada ― La ramera de mi ma… ― Las palabras se quedan a medias debido a que una mano impactando con su mejilla le hace girar el rostro 90° hacia derecha obligándola a sujetar el lugar afectado mirando incrédula a quien le ha propinado semejante golpe.
Ha sido Larissa, quien lastimada por las palabras crueles de su hija solo ha atinado a callarlas pero más que taladrar sus oídos, se han ido directo hasta su corazón de madre aunque no puede culpar a Julia por estar fuera de sí, no cuando se ha enterado así de la verdad que ella misma se empeñado en ocultar por mucho tiempo y que ha explotado como mina frente a su rostro.
―Julia, por favor…― Intenta conciliar Oleg en medio de la tensa sala.
―No me vuelvas a llamar así… ― Pide Larissa sujetando su mano como si le ardiese aunque le duele por el impacto pero le duelen más la palabras dichas.
― ¿Así cómo? ― Reta Julia mordiendo su labio inferior tratando de reprimir las palabras que vienen a su mente consciente ya de que su forma de actuar no es la correcta ― Madre… ― La palabra titubea un poco.
―Todo tiene su explicación y porqué decidimos ocultarte todo, no queríamos verte sufrir… Eres lo más preciado para nosotros, te amamos… ― Comienza Larissa sin saber cómo es que le han salido las palabras ― A veces se hacen locuras, por amor ― cita a cierto personaje de la película de Disney, Meg de Hércules.
―Pero hay de locuras a locuras, ¿no pensaron que algún día, podría averiguarlo? ― La tranquilidad que su madre aparenta desespera a Julia de sobre manera ― ¿no pensaste que algún día lo sabría por alguien más?
― ¡Jamás lo hubiera permitido! ― Exclama Larissa.
(https://www.youtube.com/watch?v=BMHO9Piq19I When last angel falls NA: y que decir de ésta también me encantó)
―La verdad nos hace libres y tú eras prisionera de tu propio secreto desde hace mucho tiempo ― su mente comienza a conjeturar las acciones nerviosas y preventivas de su madre cada vez que salían a la calle, ahora entiende porqué se alteró tanto cuando ha visto a su amigo Dante o ¿Sergey? Aquella vez que se han encontrado en el parque ― ahora lo entiendo todo, TODO… ― Los ojos de Larissa no se pueden abrir más pero si pudiesen, serían un par de platos enormes pues ahora será Oleg quien también se entere de más secretos ― Ahora entiendo MUY bien tu paranoia, siempre vigilante para que no llegara él… ― Oleg frunce el ceño desviando su mirada hacia su callada esposa.
― ¿Quién? ― Interviene Oleg de manera inquisitiva.
―Él… ― Julia cae en cuenta de un dato que pasa por alto, si Sergey es el mismo Dante en persona y es muy parecido al padre de su novia, entonces… ¿Sergey Katin es su padre? Entonces, ¿eso haría de Lena su media hermana? La mirada se le nubla ante tal pensamiento mientras su cuerpo se estremece con terror y el temor de que tal pensamiento sea verdad por lo que, a pesar del miedo, se atreve a preguntar ― ¿Quién es? ― Larissa intenta disimular que ha escuchado la pregunta ― ¿Quién es mi padre? ¿¡Quién es mi padre!? ― Exige rugiendo y levantando la voz.
―Él… Él no es la mejor persona del mundo, no quieres saberlo ― Larissa desvía la mirada verde azulina y penetrante de su hija, quien con ese gesto se parece indudablemente a Sergey sin poder negarlo, le aterra pensar que ha heredado algo de ese ser tan despreciable ― no quieres saberlo, hay cosas que no sabes sobre como pasaron las cosas ― susurra Larissa con la voz queda buscando alguna alternativa de escape pero se ve interceptada por la mano de Julia sujetando su brazo y devolviéndola a su lugar aunque la mano de Oleg interviene para disminuir la presión aplicada por su hija.
―Me has ocultado esto por más de diecisiete años, y ahora que la verdad está saliendo a la luz te empeñas en seguir ocultando tus secretos, por una vez en tu vida enfrenta a tus demonios y mentiras y se sincera ― le exige comenzando a ponerse molesta ― ¡habla de una vez¡ ¿¡O quieres que te saque las palabras a golpes!? ― Amenaza Julia comenzando a perder la paciencia y mostrando una faceta violenta nunca antes vista en la siempre jovial y sonriente personalidad de la joven.
―Sergey, Sergey… Katin ― al escuchar el apellido Katin salir de la boca de su madre, el mundo se derrumba ante sus hombros y el agua más fría de los polos cae encima de ella como si de un cubetazo se trata, quedándose sin palabras y de manera estática como lo está su padre viendo de manera incrédula a su esposa ― Sergey Katin es tu padre ― repone tomando un suspiro resignado ― y eso convierte a Lena en tu media hermana, ¿ahora entiendes por qué no quería que te casaras con ella? ¿Ahora me entiendes? ― Agrega destrozada ― Y Lena lo sabe… ― Añade pensando que esto detendrá los planes de boda de su hija pues si cae, no caerá sola y se llevará a Lena consigo aunque pronto se arrepentirá de haber revelado aquella verdad.
Sergey Katin es su padre biológico y por ende, comparte algo de sus genes en su cuerpo al igual que lo hace Lena y además lo sabe pero no le ha dicho nada, su mundo perfecto se cae a pedazos arrancando su felicidad trozo por trozo llevándosela por el desagüe sin que pueda hacer nada; siente náuseas en ese momento pero lo que realmente le aqueja es la repugnancia de sí misma por ignorar la verdad y haberse acostado con su hermana, bueno técnicamente media hermana pero ese pequeño detalle no borra que ha compartido intimidad y lecho con Lena.
Quiere morir en ese momento aunque no sabe que quizá eso sea posible puesto que no ha tomado su medicamento y las revelaciones cada vez le aceleran más hacia un ataque que se empeña en intentar controlar y ocultar a pesar de su rostro pálido y sudoroso.
Su cuerpo tiembla impotente buscando desquitar con algo su frustración y enojo por lo que sólo atina a golpear el tocado que está cerca de ella llevándose de paso el espejo y con tan mala suerte, una de las astillas filosas le ha cortado la parte posterior de la mano provocando una herida bastante profunda que requerirá suturas de manera inmediata si quiere para la pequeña hemorragia.
―Julia… ― Murmuran tanto Oleg como Larissa al mismo tiempo.
Sus padres al ver la reacción, intentan acercarse a ella para evaluar la herida pero antes de que lleguen a ella en un par de zancadas, Julia sale corriendo de la habitación lo más rápido que sus piernas se lo permiten cerrando la puerta principal con bastante fuerza pero no puede continuar corriendo porque un ligero mareo le detiene, acaricia su frente con su mano lastimada y algunas gotas de sangre salpican su frente manchando su frente y camisa en el acto; recarga su cuerpo en la puerta deslizándose hacia abajo lentamente hasta quedar sentada en el fino piso de baldosas, flexiona sus rodillas y recarga sus brazos en ellas ocultando su rostro en el cobijo que le dan mientras se abraza a sí misma buscando consuelo, lágrimas fluyen libremente por su rostro y mejillas intentando afrontar la verdad ahora que la sabe, ¿Qué pasará con ella y con Lena?
Un pensamiento oscuro inunda su mente y endureciendo la mirada, se limpia los rastros de llanto impotente y se dirige hacia la salida de la casa de sus padres, tiene una confrontación que hacer aunque hay algo que le causa ardor, en el bolsillo derecho de su pantalón lleva consigo la cajita de terciopelo con el anillo de compromiso puesto que desde que lo ha comprado, siempre lo lleva consigo buscando el momento adecuado para hacer su proposición.
Pero ahora que ha pasado esto, ¿Qué pasará con Lena y con ella? Siente que debe hablar con ella al respecto pero no se siente lo suficientemente fuerte para afrontar lo que se viene después aunque su ser impulsivo gana y le dice que la tiene que confrontar, si lo sabía ha tenido que estar preparada para aquello aunque lo que le intriga es el por qué si lo ha sabido todo el tiempo, no ha detenido las cosas para que no avanzaran a un plano más íntimo sabiendo los riesgos a los que se enfrentan… Necesita una explicación urgente así que sale disparada como resorte hacia el departamento que comparte con Lena.
Mientras tanto la pelirroja ya un poco más calmada se dirige acompañada de Nastya hacia el departamento sin saber lo que se le viene encima, su venganza ha comenzado a revertirse y viene directo hacia ella como un boomerang a toda velocidad para estamparse en su rostro como una fría bola de nieve.

La persona que te engaña una vez te engañara toda la vida no lo hará como la primera vez pero te engañara de distintas maneras diga lo que diga.
rosa del carmen gonzalez sanchez

*** *** *** Fin de Flashback *** *** ***
El valor de las cosas no está en el tiempo que duran sino en la intensidad con que suceden, por eso existen momentos inolvidables, cosas inexplicables y personas incomprensibles...
http://anotherwordsfics.foroactivo.mx/" onclick="window.open(this.href);return false;

Avatar de Usuario
liuribe21
Mensajes: 457
Registrado: Mar 17 Abr 2012 16:57
Sexo: Femenino

Re: ENGAÑÁNDOTE

Mensaje por liuribe21 » Jue 15 Dic 2016 00:47

Capítulo 13 El que con fuego juega…

La mentira y engaño tienen fecha de vencimiento, y al final TODO se descubre. Al mismo tiempo, la confianza se muere para siempre…

(http://www.youtube.com/watch?v=GgA7AnSZj6E angels – within temptation)

Apuesto a que no maldices a Dios
Cuando el médico llama
Con una voz severa y los resultados de las pruebas
Y él te pide que vengas de inmediato

Apuesto a que no maldices a Dios
Cuando estás en un avión
En una turbulencia, y la lluvia cae
Y tienes la esperanza que todo irá bien

Todo el mundo llora
Todos hemos fingido una sonrisa
Cuando estás de espalda contra la pared
Y tus manos están atadas

Hay dolor, la vida duele
Hay mil cosas
¿Crees que no lo mereces?
Toda esperanza se pierde
Cuando te pasa todo
Y no puedes batir las probabilidades

Apuesto a que no maldices a Dios
Apuesto a que no maldices a Dios
Apuesto a que no maldices a Dios

Cuando tu hijo se ha ido
Y no está tomando el teléfono
Y son las 02 a.m. en un sábado de julio

Apuesto a que no maldices a Dios
En tu cuenta de resultados
Y tus tarjetas de crédito son declinadas
Y no sabes dónde estás esta noche o dónde vas a dormir

Todo el mundo llora
Todos hemos fingido una sonrisa
Cuando estás de espalda contra la pared
Y tus manos están atadas

Hay dolor, la vida duele
Hay mil cosas
¿Crees que no lo mereces?
Toda esperanza se pierde
Cuando te pasa todo
Y no puedes batir las probabilidades

Apuesto a que no maldices a Dios
Apuesto a que no maldices a Dios
Apuesto a que no maldices a Dios

Cuando te estás muriendo en la cama
A punto de tomar su última respiración
Y estás sosteniéndola antes de decir buenas noches

Hay dolor, la vida duele
Hay mil cosas
¿Crees que no lo mereces?

Cuando se pierde toda esperanza
Cuando te pasa todo
Y usted no puede batir las probabilidades

Apuesto a que no maldices a Dios
Apuesto a que no maldices a Dios

Apuesto a que no maldices a Dios

La vida tiene formas extrañas de hacer pagar los errores y aunque se logra escapar y postergar el sufrimiento y pudiendo eludir todo excepto de la muerte, hay una pequeña cosa en el universo que siempre acompaña a las personas midiendo el grado y tipo de castigo con el cual ha de pagar sus crímenes y castigos, y eso se llama Karma, por algo dicen que lo que se haga bien se regresa pero cuando haces el mal, cuidado porque todo se regresa al doble y con ello, se rogará porque todo termine, sin embargo, nunca se sabe cuándo se acabará…

La verdad ha salido a la luz, Julia ha recorrido las calles sin rumbo alguno después de salir de la iglesia ignorando lo que sucede a su alrededor: el sonido ensordecedor de la ciudad, personas discutiendo, personas yendo y viniendo, el aleteo de las aves, las mascotas paseando con sus amos, el pequeño paño de contaminación palpable en el ambiente…
Su mente es un caos por el momento y le nubla el pensamiento buscando una razonable explicación para lo que ha hecho Lena perdiéndose en cómo la verdad cambiará las cosas a partir de ahora, ¿Qué pasará con su relación, podrán continuar como si nada hubiese pasado o todo terminará y se convertirá en un sueño efímero con el tiempo? No hay nadie que responda a sus preguntas excepto ella misma y Lena pero cuando quiere pensar en las pequeñas posibilidades positivas, la moralidad y sensatez le invaden con su templanza mostrándole otros escenarios que le causan gran dolor.
Después de caminar, bueno correr, un gran tramo del camino hacia su departamento dándose cuenta de que ya no puede seguir todavía está confundida y alterada sin saber qué hacer con toda la mezcla de sentimientos almacenados mientras siente cómo su pecho muestra ciertas molestias que prefiere seguir ignorando a pesar de los mareos y el ardor en la zona, sus manos temblorosas muestran los signos de agitación y prueba de ello son los nudillos blancos y la herida en su mano que todavía sigue sangrando, su ropa es todo un desastre pues se encuentra hecha girones por el esfuerzo de correr y ni qué decir de su cabello.
Con pesadez levanta la cabeza mirando el grisáceo cielo con la amenaza de llover soltando las gotas en cualquier momento volviendo a pensar detenidamente en los últimos sucesos: el sobre, los resultados, la discusión, la pelea, la confrontación, la verdad… La verdad que parece absoluta sobre todo.
(https://www.youtube.com/watch?v=XrvN3DX1SxI Cut-Plum Traducida al español)

― ¿Disfrutas jugando con nuestra miseria? ―Pregunta a la nada mientras lágrimas de impotencia comienzan a acumularse en sus ojos pero mordiendo su labio inferior lucha por contener el dolor que siente dentro de su corazón roto mientras se encamina hacia su departamento, hay cosas que necesita aclarar y averiguar aunque todo en su mente es un caos por lo que las cosas no saldrán muy bien libradas para la querida pelirroja.
Una idea cruza por su mente y sabe que necesita calmarse pues el dolor en su pecho es más punzante que comienza a molestarle más e incluso a interferir con su respiración aunque si compara el dolor emocional con el físico, es más insoportable el primero por la decepción que implica descubrir la verdad así que decide hacer una parada.
Leves sollozos intentan salir de sus labios mientras limpia con la manga de su camisa los rastros de lágrimas que han sido camuflajeados por las gotas de la lluvia mientras abre la puerta del edificio del Zodiac club; a los empleados le parece extraño verle por allí a esas horas del día pues regularmente se presenta casi a media tarde casi noche en el día de descanso, por lo que sin prestar atención a los saludos de cortesía e intenta esconder su estado de ánimo dirigiéndose directamente hacia detrás de la barra para tomar una botella de vodka y servirse un trago, lo toma tan aprisa que no siente el ardor en su garganta dando el segundo trago como si fuese agua.
―Wow, wow alto ahí jefa ― murmura una voz femenina a su espalda.
―Anya, déjame sola ― responde la voz sombría de Julia.
―No puedo dejarla sola si está en esas condiciones, ¿le sucede algo? ― La chica rubia es la encargada de mantener el orden en el área de las bebidas por lo que muy temprano por la mañana para avanzar con su trabajo en el inventario.
―Nada que un buen trago de alcohol no cure ― pasa su mano por su nariz bajándola hacia su mandíbula y le mancha de sangre pues el líquido ha seguido saliendo de la herida no curada.
―El alcohol es bueno para meternos en problemas, nunca es la solución ― repone Anya.
―Pero te ayuda a olvidar… ― Su voz se escucha dolida y quebrada, Anya sabe que algo muy malo está pasando pues Julia siempre ha sido una chica sensata y madura a pesar de su edad y del poco tiempo que lleva de conocerla.
―Yo creo que lo mejor es hablar, sacar todo lo que nos lastima y nos duele, el alcohol nos da alivio pero este es temporal… ― lentamente se acerca a la joven pelinegra y puede ver sus hombros moverse ligeramente ― El alcohol nos hace débiles ― con temor coloca una mano sobre la camisa mojada y toma la botella alejándola de Julia ― esta no es la puerta que estás buscando, créeme.
―…― Julia levanta su cristalina mirada azul y la clava en los ojos miel de Anya, quien se percata del intenso color rojo en sus ojos además de un intenso dolor guardado dentro de su alma ― Entonces, ¿cuál es la solución?
―Hablar…
― ¿Hablar? ― Julia suelta una carcajada guasona llena de sarcasmo y coraje ― No me servirá hablar para entender porque me pasa esto a mí.
―A ves las cosas pasan por algo, para enseñarnos una lección y prepararnos, vaya a casa y trate de descansar, despejar su mente y no nublarla con más tormenta.
Julia ve genuina preocupación y sinceridad en sus consejos, sabe que Anya le quiere como una hermana menor así que le obedece pero con la ira recorriendo sus venas al recodar los sucesos inesperados de ese día mientras sus pensamientos se centran en una joven pelirroja y la confrontación que se avecina.
***
Mientras tanto, Lena baja del vehículo de Nastya un poco más calmada que hace un par de horas, parece más despejada y animada que antes aceptando ya el hecho de que está embarazada pero todavía llevando a cuestas la oscura verdad de que Julia sí es sangre de su sangre, le parece enfermo pero hay que enfrentar la realidad.
― ¿Cómo lo llevas? ― Pregunta Nastya con tono suave.
―Creo que… No puede haber mejor noticia, un bebé de Julia y mío ― lágrimas de emoción se asoman a sus ojos comenzando a ser víctima de las hormonas ― será la mejor noticia que puedo darle.
―Lena, no quiero sonar pesimista pero… ― El tono que usa Nastya le aterra ― ¿Qué pasará con lo otro? Porque en algún momento todo se sabrá, sólo es cuestión tiempo para que…
―Lo sé, lo sé pero la verdad sólo la sabemos Víctor, papá, Larissa y yo, Víctor vendió su silencio, papá está muerto, no creo que Larissa se atreva a contarle la verdad y yo ni loca digo una sola palabra así que las posibilidades son muy lejanas.
―Lena, cariño, las mentiras son como bombas de tiempo que no tardan en explotar, no tienes la certeza de que alguno de tus elementos se desmorone ― la sola idea de que así pasase, le pone la piel erizada a Lena pero es su momento de euforia así que prefiere desechar cualquier posible escenario triste.
―Dejemos de hablar de eso Nastya, déjame disfrutar de las mieles de la felicidad aunque sea un momento.
Nastya va a argumentar en contra pero todos los sucesos han cambiado los planes de Lena y si eso la hace desistir de su estúpida venganza no será ella la lluvia en su desfile, suspira con resignación y se acerca a Lena para darle un ligero abrazo mientras le encamina hacia el apartamento que comparte con Julia y se despide pidiéndole que le llame para que le cuente cómo le ha ido con la noticia que tiene que darle a Julia.
La pelirroja inconscientemente acaricia su vientre plano, en esos momentos, que albergará a su bebé y fungirá como su hogar en los próximos meses, se siente feliz de repente porque la vida comienza a encausarse y le hace olvidarse poco a poco de sus planes de venganza así que tarareando una canción introduce la llave a la cerradura y abriendo la puerta esperando encontrarse en completa soledad a causa de la oscuridad que domina la sala de estar en la entrada y todo el departamento, sacude el exceso de agua que hay en sus ropas a causa de la repentina lluvia.
Se gira para cerrar la puerta y depositar las llaves en la mesita a un lado de la entrada cuando alguien se aclara la garganta haciéndola sobresaltarse por lo que busca al dueño o mejor dicho dueña de la voz, sus ojos ahora acostumbrados un poco a la oscuridad se percatan de la figura de Julia sentada en uno de los sofás de la sala.
―Julia me asustaste, amor ― Lena busca el interruptor de la luz pero un escalofrío le recorre entera al ver a Julia, la expresión dura en su rostro le causa temor sintiendo un miedo profundo a causa de su mirada que parece querer atravesarla y matarla en ese preciso instante.
―… ― Julia no responde nada.
― ¿Su…Su…Sucede algo? ― Tartamudea a causa de la tensión en el ambiente ― Julia tu mano… ― Señala su mano y la manga de su camisa ― Déjame curarte esa herida ― se ofrece pero Julia continua sin decir nada sólo aumentando la intensidad en su mirada al momento en que la pelirroja se acerca.
―Tengo muchas otras heridas, ¿con cuál te gustaría comenzar? ― El comentario parece contener un potente veneno en su voz.
― ¿Otras más? Déjame revisarlas para evaluar si hay que llevarte al médico…
―Éstas heridas no las cura ninguna medicina, Lena… Éstas heridas están aquí ― palmea su pecho, a la altura de su corazón mientras la pelirroja le mira desconcertada.
―No entiendo a qué te refieres, ¿podrías ser más específica? ― Solicita la pelirroja confundida.
―Claro que puedo, éstas heridas las han causado tus mentiras… ― Lena abre los ojos con sorpresa mientras un nudo se forma en su garganta ― ¿La palabra venganza te es familiar?
―Jul… Julia…― Balbucea ― Yo… No sé a qué te refieres pero podemos hablar…
― ¿No sabes a qué me refiero? ¡¿No sabes a qué me refiero?! ― Su voz sube su volumen de manera violenta mientras se levanta súbitamente del sillón para encarar a la pelirroja ― Pero quieres hablar, está bien… Hablemos, claro que vamos a hablar muuuuuuy largo y tendido…― Su voz está llena de dolor y sufrimiento mientras lágrimas comienzan a cristalizar sus ojos, es en ese momento que Lena sabe que sus mentiras han sido descubiertas y no le queda otra opción más que enfrentar su castigo.
El valor de las cosas no está en el tiempo que duran sino en la intensidad con que suceden, por eso existen momentos inolvidables, cosas inexplicables y personas incomprensibles...
http://anotherwordsfics.foroactivo.mx/" onclick="window.open(this.href);return false;

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado