Dangerous thoughts // POR: Jcarter

Jcarter
Mensajes: 18
Registrado: Mié 03 Jul 2013 22:43
Sexo: Masculino

Re: Dangerous thoughts // POR: Jcarter

Mensaje por Jcarter » Dom 04 May 2014 03:24

¡Hola! Sé que me he tardado un siglo en actualizar y les pido disculpas u.u Me sorprende que aún hayan personas interesadas en la historia y como les dije una vez no la pienso abandonar, entre mis planes está terminarla. Agradezco sus comentarios ya que eso significa que estoy haciendo algo bien. Otra vez les pido disculpas por tanta demora en actualizar y espero que este capítulo les guste :) Corsca45, Yulitatu y Only 4 LeNa; gracias por sus comentarios son realmente importantes. Sin más les dejo con la historia.


Saludos .hi.


"Love me or hate me,
both are in my favor...
If you love me, I´ll
always be in your
heart... If you hate me,
I´ll always be in your mind"

-William Shakespeare








POV Lena

Luego de visitar a Volkova del hospital, mi mente se sentía un poco más relajada. Claro, si casi muere por tu culpa. Sacudí mi cabeza, puse en marcha mi auto y me dirige a casa. Al llegar puedo encontrarme con la suerte que nadie notó mi ausencia mientras estuve en el hospital y cuando voy entrando
-Señorita, lo de hoy fue…
-Nada, no fue nada. Y lo mejor será que no lo comentes con nadie - le digo sin mirar a mi guardaespaldas personal, Paul.
No me sorprendía que me hubiese seguido, órdenes de mi padre, en realidad no me preocupaba que supiera o sospechara algo, el tipo me tiene cariño después de tantos años de servicio y sé que sería incapaz de delatarme. En fin, me fui a descansar hasta el día siguiente y llamé a Kat para salir de compras de camino al armario no di muchas vueltas y opté por ponerme lo más cómodo que encontré.
Al llegar al centro comercial ya Kat se encontraba esperándome, dimos un par de vueltas y nos detuvimos por unos helados, me animé a preguntar qué tal iban las cosas con Ian
-Lena él es realmente dulce, si te soy sincera no pensé que fuera así-me dice sonriendo
-Me parece increíble el cambio que se ha dado sabiendo la reputación que cargaba- veo que asiente- Y con respecto a Scarlet…- me interrumpe
-Lo de Scarlet se acabó y cada vez duele menos, después de todo esto tal vez podremos llegar a buenos términos- me asombro un poco de sus palabras y nos quedamos un minuto en silencio- Lena… ¿somos amigas cierto?
-Que cosas dices- río un poco- me sorprende tu pregunta, somos prácticamente hermanas- le digo mientras me meto una cucharada de helado
-Bien… es que últimamente he notado ciertos cambios en ti, pensaba yo que había confianza entre nosotras
Me distraje un rato hasta que siento que sus dedos entrelazan los míos, le miro y me encuentro con sus ojos. Suspiro.
-Que cambios ves en mí
-Por donde empiezo…- se toca su mentón y toma una pose pensativa, su acción me causa una ligera sonrisa- Andas en la luna, no coqueteas con nadie, no quieres salir mucho de hecho me sorprendió que me llamaras y por sobre todo… no nos mencionas a Luke cada hora como antes- emito un pequeño gruñido

Luke Carragher es un pequeño pasado de mi vida que evito recordar, para resumir la historia sus padres y los míos nos han comprometido desde antes de nacer , todo iba bien hasta que tuvo que prestar servicio a la nación y desde entonces no he recibido ni una carta, ni llamadas de su parte. No voy a negar que el chico me guste, porque está que se cae de bueno. Eso si, no pienso estar detrás de nadie mi orgullo no me lo permite. Tengo que admitir que Katherine tiene razón desde que estoy teniendo/saliendo sexo con Volkova, muy pocas veces él pasa por mi mente.

-Siento que estoy igual, puede ser que ya haya madurado- miento, no muy convencida asiente
Seguimos así un buen rato hasta que llegó el momento de marcharnos. Todo el fin de semana me la pase en casa, no tenía muchos ánimos de salir aunque las chicas hubiesen estado insistiendo todo el tiempo.

Se llego un nuevo inicio de semana; sin Volkova, aún siento un pequeño remordimiento en mi pecho pero trato de que no me robe la calma. Las clases pasaron sin ninguna irregularidad, a la hora del receso las chicas y yo nos sentamos en nuestra habitual mesa, platicando de todo un poco
-Hola Elena – escucho que alguien me dice, cuando me giro me encuentro con Vladimir, vaya que el chico es insistente- Se que no me hablarás, solo vine a entregarte esto
Veo que se gira y busca algo en su mochila, al voltearse me entrega una rosa roja; que para colmo había perdido algunos pétalos , se veía maltrecha y marchita, escucho como los del equipo de fútbol le hacen algunos vitoreos de bestias salvajes y aplauden como locos
-Vladimir…- empiezo a decirle y el chico se emociona, ya que es la primera vez que le dirijo la palabra- la primera vez que tienes los cojones de venir a hablarme, me entregas una rosa sacada de la basura.¿ Crees que alguien como yo, se merezca semejante vergüenza de “regalo”? ¿O es que acaso la has recortado de tu jardín porque no te daba para más?
Escucho un “Uhhhhhh” por parte de la cafetería, veo como agacha la cabeza y sus compañeros de equipo antes que lo alababan ahora le hacían burlas. Pero quien se ha creído este pelele
-Lena eso fue C-R-U-E-L. Pero gracioso a le vez- me dice Sabine
-No pienso salir con niños de papi, que para comprar algo tengan que pedir permiso
Seguimos hablando por un largo rato, hasta que tuvimos que volver a clase. La semana se iba pasando sin ningún contratiempo y bastante tranquila, vaya que se notaba la ausencia de Volkova, ella era la única en desafiarme y contestarme ya que ningún otro mortal se atrevía a hacer aquello.
Se llego el viernes y cuando estaba por irme a casa con el chofer me llega un texto de BC “Ve al café del sol en 15 min” releí el mensaje unas 10 veces, una pequeña excitación me recorrió el cuerpo, ¿en serio? ¿Sexo? ¿Hoy? Le dije al chofer que me dejara a unas cuadras del café y que les dijera a mis padres que había salido con las chicas. Mientras caminaba al café, se me ocurrían miles de formas de tener sexo, Volkova tenía un yeso, la posición que tratáramos se nos resultaría difícil pese a eso a quien iba a engañar estaba más emocionada que nunca.

Cuando iba a entrar al café veo que tiene un pequeño letrero que dice “En remodelación”, una ira me recorrió, esta me las pagas Volkova. Saqué mi móvil para llamar nuevamente al chofer, cuando escucho un gran ronroneo. Me giro hasta que observo que se aproxima un hermoso auto deportivo color negro y se detiene justo en frente de mí. Se baja la ventanilla del copiloto, veo a Volkova con unos anteojos estilo aviador. Se veía sexy y sonreí por instinto
-Ya sé que me extrañaste, ¿quieres entrar ya?- me dice sonriendo
Abro la puerta y cuando estoy a punto de entrar, acelera un poco y casi me caigo por su acción. Trato nuevamente entrar y hace la misma gracia
-Andas muy chistosita ¿no?- le digo cruzando los brazos
-Di que me extrañaste y te dejo entrar- me dice jugando con el acelerador haciendo sonar cada vez más fuerte el motor
-Que te den Volkova
Empiezo a caminar y puedo escuchar que me sigue hasta que está justo a mi lado
-Vale, las paces. Puedes entrar ya- me dice y se detiene
Me giro ya que me había adelantado unos pasos, abro la puerta del coche y vuelve a acelerar, la fulmino con la mirada y veo como se parte de risa
-Entra ya- por fin entro y me colocó el cinturón. Puedo ver que no tiene el yeso y se ve bastante mejorada. Solo un pequeño rasguño que tiene en su ceja derecha y a mi parecer se le ve muy bien.
-Que ahora soy tu payaso personal, hicimos un espectáculo en plena calle. ¿Qué tal si alguien nos reconocía?-le digo un poco enojada
-Tranquila nadie nos vio
-A donde nos dirigimos-le digo mientras tiro mis cosas atrás
-Ya verás, por hoy no habrá sexo estoy en recuperación- hago un puchero y la escucho reír
-Y ¿Por qué el súper coche?, no me impresionas con esto Volkova
-No tenía planeado hacerlo, en realidad ves ese coche negro atrás de nosotros- asiento- Me vienen siguiendo desde hace rato y creo que quieren hacerme algún daño
-¿Qué!? Llamemos a la policía- saco mi móvil y nuevamente la escucho reír. La miro esperando una explicación razonable al motivo de su carcajeo
-Crees en todo lo que digo, inocente paloma. Son mis guardaespaldas, los quiero perder para que no den noticias a mi padre sobre donde estoy o peor aún… con quien estoy… chan chan chan- me le quedo mirando un rato
-Creo que el accidente te dejo un poco mal
-Lista Katina, sujétate al cinturón
Fue lo último que escuche decir ya que acelero como alma que lleva al diablo, nos saltamos quien sabe cuántas luces, brevemente pude distinguir que nos dirigíamos a la interestatal
-Volkova, no me dijiste que saldríamos de la ciudad
-Tranquila, que no pienso hacerte nada que ya no te haya hecho- me dice mientras sonríe
Me giro y al parecer si perdimos al coche, claro quién no viendo a la velocidad que íbamos no me sorprendía que no nos haya parado algún seguridad. Seguimos en el camino alrededor de unas dos horas y ya para entonces el sol empezaba a ponerse. Veo que empieza a reducir la velocidad hasta que se detiene.
Cuando salimos me encuentro con la sorpresa que estamos en un parque de atracción, le miro y veo como encoje los hombros
-Pensé que sería bueno venir antes que atacara de lleno el invierno- me dice mientras me invita a caminar
Cuando entramos, se dejo sus gafas a pesar de la hora y se puso una gorra de los Yankees. Yo la imite y me amarré el cabello en una coleta, me puse unas gafas que me dio. Desde que entramos fue pura diversión, Volkova era muy buena en hacerte reír, dimos miles de vueltas hasta que llegamos a la rueda.
-No creo que debamos montarla- le digo mientras empiezo a sentir un pequeño frío
-Claro que si, para eso vinimos ¿no?
-Recuerdas mi pequeño temor a las alturas
- Y cómo pudiste montarte, en todos los demás juegos
-Esos iban rápidos, ósea que si moría, moriría instantáneamente- le digo
-Tu lógica es estúpida, vamos- me toma de la mano
Cuando empezamos sabría que no aguantaría ,casi muero, hasta llegar a un punto en el que me desmaye. Cuando abrí los ojos Volkova estaba a un lado, y un paramédico tenía un pequeño algodón en mi nariz
-Vaya, hasta que despiertas- me dice Volkova- Gracias chico- el paramédico se retira
-Cuanto tiempo me fui – le digo ya sentándome
-Unos tres minutos creo, ya estábamos a punto de parar Katina
-Te dije que no aguantaría-veo que mira su reloj
-Pienso que es hora de volver
-Caminemos un poco, ¿no?-veo que se me queda mirando un rato y luego me ayuda a ponerme en pie- Me caería bien un poco de aire mientras me recupero totalmente
-La playa queda de este lado- me dice
Empezamos a caminar, una al lado de la otra, pero ninguna se animaba a decir nada. La verdad el silencio no me incomodaba, hasta que de un momento a otro quedamos hablando de diversos temas y no puedo negar que el tiempo que pasaba con Yulia era realmente placentero. Fue en ese momento cuando me mente hizo clic de lo que estaba pasando conmigo. Deje de hablar por unos minutos y mi mente se puso a divagar… ¿me gustaba Yulia? Obvio no, me gustaba pasar el tiempo con ella, es como cuando salía con algunas de las chicas ¿no? .Ese pensamiento empezó a rondar en mi cabeza hasta que siento que Yulia me jala junto a ella a una pequeña cueva cuando estamos dentro veo que ambas estamos totalmente empapadas.
-Katina, ¿Dónde andabas?- me dice sacudiendo su cabello
-Yo… lo siento
-¿Lo sientes? No sabía que controlabas la lluvia- sonrío un poco- Hasta que sonríes, ¿estás bien?
-Sí, solo que tengo un poco de frío-veo que se sienta a mi lado y se quita su chaqueta, la coloca sobre mis hombros acto seguido me empieza a frotar los brazos
-Esperemos que se calme un poco la lluvia y luego nos vamos, ¿vale?- asiento
-¿Cómo has seguido después del accidente?- le pregunto y puedo ver que mi pregunta la tomó por sorpresa
-Pues bien Katina, no tienes que fingir que te importo- No estoy fingiendo. Sacudo mi cabeza- ¿Estás segura que te encuentras bien?
-“No tienes que fingir que te importo”- le digo y sonríe- La verdad quisiera recostarme, me siento un poco débil.
Veo que le da unas palmadas a sus piernas, no pierdo tiempo y me recuesto. Al cabo de unos minutos me dormí. Cuando me desperté me encontré sola en la cueva aún con la chaqueta de Yulia, por mi mente se pasó la idea de que pudo haberme dejado ahí, me llené un poco de coraje hasta que escucho un auto. Veo que Yulia se baja con un enorme capote
-Lena, vámonos- me dice y me extiende su mano. Entramos al coche y puedo leer “Guardavidas” del polo del chico que iba conduciendo
-Vaya chicas, si que las han atrapado- Yulia asiente y le dice algo que no logro entender
Ambos empiezan a hablar, me recuesto a la ventana ya que no tenía muchos ánimos de conversar. Al llegar nos dejan en una garita y Yulia se va con otro chico a buscar su auto
-Chica sí que tienes una buena amiga -me dice nuestro rescatista
-¿Por qué lo dice?- le pregunto un poco curiosa
-Pues tu amiga, vino corriendo al parque y créeme de donde estaban hacia acá son más o menos unos dos kilómetros y pese a eso la lluvia- solo le miro en silencio- Se ve que te quiere mucho
-¿Usted cree?- logro susurrar
-Claro de la forma en que te ve, se le puede notar a leguas
-¿Qué cosa?- escucho a Yulia
-Nada, ¿ya nos vamos?
-Eh si, gracias George- veo que Yulia le da un pequeño abrazo al chico
Nos montamos al auto, veo que mira su reloj y por fin emprendemos marcha. Mientras íbamos en el camino, me sentía totalmente agotada y doy gracias que Yulia lo pudo notar ya que no me dirigió la palabra en el trayecto. Cuando empiezo a quedarme nuevamente dormida puedo sentir como el coche se va deteniendo, abro mis ojos y veo que estamos frente a una pequeña panadería. Veo que se baja del auto, entra; al cabo de unos minutos sale con 3 bolsas. Entra al coche veo que busca algo dentro de una de las bolsas y me ofrece un dulce y un jugo de naranja.
-Vamos que necesitas azúcar, estas pálida- me dice y los tomo.
Mientras como, me fijo en la ventanilla y puedo ver que aun caen pequeñas gotas de lluvia
-No tenías que haber ido- le suelto, cuando me giro a verle; su cara me causa gracia ya que tenía dos cupcakes en la boca a la misma vez, me hace una seña para que le dé un minuto
- ¿A qué te refieres?- me dice por fin mirándome a los ojos
- No tenías que haber ido hasta el parque, para buscar ayuda
-No quería pasar toda una vida ahí Katina, además pedir ayuda nunca está de más- me dice abriendo su jugo
-Idiota acabas de salir de un accidente, aun tu cuerpo no está del todo inmune contra cualquier tipo de patógeno, esa lluvia te puede causar un resfriado y correr hasta el parque, ¿Se te olvido que te lastimaste una pierna?- le digo mientras busco otro panecillo
-Ya veo…- me dice y se le dibuja una sonrisa en su rostro
No me da tiempo de reaccionar y solo puedo sentir como mi rostro se tiñe de todos los tonos de rojo posibles, la verdad que no me esperaba su acción. Ese beso en la mejilla, me agarró con todas mis defensas abajo.
-Estaré bien, Lena
Siento que el coche se mueve y por fin puedo salir de mi letargo. Me encuentro con que aun tengo el panecillo en la mano, muy idiota he de verme. Me giro a ver a Yulia y tiene esa estúpida sonrisa en su rostro. Solo puedo hundirme en el asiento y puedo ver de lo que Katherine me hablaba.
En serio esa era ¿yo?, Elena Katina sonrojándose por semejante tontería, donde quedo esa actitud prepotente y altiva a la que las mayorías de las personas temían. Al parecer con la idiota de Yulia no existía, por más que quería gritarle, de mi boca no salía nada, al contrario sentía mi rostro hervir de vergüenza y todo por un tonto beso en la mejilla. Estúpida Volkova.

POV Yulia

No puedo negar que la cara de Elena me causaba una extrema ternura, pero tampoco pensé que se fuera a poner así por un simple beso. Después de todo lo que hemos hecho ¿en serio se sonrojaba por eso? Me contuve las ganas de reventar en una carcajada e inhale muy hondo para que las ganas se fueran.
Cuando al fin llegamos a Moscú, le miro de reojo y puedo ver que se encuentra totalmente dormida por mi mente cruza su cara sonrojada nuevamente y no puedo evitar una pequeña risa.
-Vale, ¿para no?- me dice aun con sus ojos cerrados
-Me estoy riendo del… del semáforo- le digo y abre sus ojos completamente- Es que se puso en rojo- reprimo una risa que estaba a punto de salir
- Me dejas en el café- miro mi reloj y puedo ver que es de madrugada
-No creo que sea segu…- me interrumpe
-Dije que me dejaras ahí- me dice enojada
-A ver Lena, que te sucede –le digo parando en seco, en media avenida. No pasaban muchos autos pero igual no era seguro
-Nada, solo quiero que me dejes ahí o pretendes llevarme a la puerta de mi casa- escucho un auto que me suena la bocina desde atrás, Lena se asoma por la ventanilla- ¡Hay otros carriles imbécil!- veo como le grita al auto de atrás
-Lena debes calmarte- le digo poniendo en marcha el auto nuevamente
-Te dije que me llevaras al café
-Es muy tarde, no creo que noten que te dejé en tu casa- le digo tomando el camino hacia su casa
-¿Y pretendes hablar con mi padre del clima? No seas imbécil y llévame al café…
Mientras conducía a su casa no paró de insultarme. De hecho va por la maldición número diecisiete, opté por ignorarla. Al cabo de un rato la escucho suspirar muy fuerte
-¿Listo? –le digo tratando de mejorar el ambiente
- Aun te quiero asesinar Volkova
-Después de tantas maldiciones, alguna servirá-río un poco, veo una ligera sonrisa en su rostro
-Bien Katina, estamos en tu dulce hogar
-¿Me pretendes dejar en la entrada? Ahora me llevas a la puerta de mi casa-me dice y me sorprendo un poco
-Wow Katina, eso ya es arriesgado
-Más sospechoso es que estemos justo en la entrada sin hacer nada, vamos acércate a la garita
No perdí más tiempo y me acerque, baje la ventanilla escondiéndome del seguridad y Katina se asoma, el chico la reconoce y abre el portón. Minutos después estábamos en la entrada principal a su casa
-Bien Katina, estás en la puerta de tu…- siento un rápido beso en la mejilla y no puedo evitar sonreír
-No es justo- le escucho decir y veo como se baja del auto azotando la puerta.
Mientras conduzco a casa, pasan imágenes del día de hoy y no puedo negar que fue una excelente tarde. Cuando llegué a casa estaba completamente en silencio y me dirige al living a recostarme un rato a ver la TV; papá y Jr. se encontraban fuera del país, Stan supongo que estará en alguna fiesta, Antón debe estar estudiando y Arthur probablemente con su novia. Empiezo a sentir los parpados pesados hasta que por fin me duermo.
-Niña, niña- puedo escuchar a nana y me despierto- ¿cómo se pudo dormir aquí? ¡Su pierna!
-Nana estoy bien, solo me quede dormida- le digo y sonrío
-Vaya a bañarse, mientras le prepararé el desayuno –asiento
Subo las escaleras, aún siento un pequeño malestar en la pierna pero es soportable. Cuando salgo de la ducha mi sorpresa es encontrarme con Scar tendida en mi cama
-Vaya, a que se debe la hora de tu visita-le digo mientras empiezo a buscar que ponerme
-Ayer salí-me dice sentándose - Con Katherine e Ian- mientras me empiezo a vestir
- Que bueno, que se lleven bien a pesar a todo
-Si claro… verás Ian bebió un poco de más y me toco llevarlos a ambos a sus casas-cuando me dice esto me planto frente a ella
-¿Sucedió algo?- me clava sus ojos y luego suspira
-Tuve que llevar a Kat a su casa
-Oh no me digas… ¿Tuvieron sexo?
-No, de hecho hablamos mucho
-Scar no te estoy siguiendo-le digo y tomo asiento a su lado
-Mientras hablábamos me pregunto que si no me parecía gracioso que Tu y Elena Katina hubiesen salido ilesas de lo del incidente en el Moon´s, luego recordé lo de la propuesta, la chica misteriosa…
Cerré los ojos, ¿cómo pensaba escaparme de esta? Sabía que no lo decía para preguntarme, más bien esperaba que fuera sincera con ella.
-Scar verás… yo…- no tenía idea de cómo empezar
-En serio con Katina- baja la voz- Lo de todos estos años fue una burla para esconder el verdadero motivo ¡desde cuando te la estas cogiendo!- me dice mientras se pone de pie
-Las cosas no sucedieron así, esa noche fue la primera vez que estuve con ella- la imito rápidamente
-Si tu padre se entera o el de ella, como crees que acaben las cosas. Esa fue la decisión más estúpida que has podido hacer en toda tu vida Yulia
-Lo sé, lo sé- me recuesto contra la pared
-Has pensado en la pequeña posibilidad que ella o inclusive tu puedan terminar enamorándose-me dice mirándome
-No sucederá-le digo sin poder mirarle- Por ahora estamos manejando bien las cosas
-No es cuestión de manejar Yul, no es así de simple- no puedo aún encarar su rostro y sé que lo dice por ella y Kat
-Tienes que confiar en mí, no pienso terminar desposándola- por fin me animo a verle- Solo sexo ¿Vale?
-¿Solo sexo eh?- asiento- Ya decía yo que las cosas en el colegio estaban demasiado tranquilas
-No pienso traicionar a mi familia por ella. Ella es una aventura más -veo que va a decir algo y me le adelanto- Sé que de todas las personas del mundo no debí haberme involucrado con ella
-Me parece realmente irónico lo de ustedes-veo que suspira y se recuesta a mi lado- Pero confiare en ti Yulia
-Vale y no te preocupes no pretendo dejar que esto destruya ni mi vida ni familia. ¿Puedo contar con tu silencio?-veo que asiente- No quisiera que nadie más supiera acerca de esto
-Tremendo lío que armaría Oleg ¿no?- reímos un poco, hasta que abren mi puerta
-Yulia, ¿Sabes dónde queda el club Eiffel?-Veo que se trata de Antón; me quedo meditando un rato hasta que Scar se me adelanta
-Por la 71, cerca de la costa
-Bien chicas necesito que me acompañen para que me guíen
-¿Sucedió algo?- le digo buscando unos tennis
- Stan
Mientras íbamos en al auto, Antón no dijo ni una palabra y supuse que estaba molesto. No le gustaba para nada dar espectáculos, pero Stan era especialista en armarlos. Cuando llegamos al club, Antón nos indica a mí y Scar que le esperemos en el auto.
Al cabo de unos minutos regresa con Stan y cuando ambos suben al auto el terrible olor que desprendía Stan era insoportable para llevar las ventanillas arribas, hasta que Antón las bajó. Cuando pude recuperar de nuevo la habilidad de respirar pude reparar en el estado de Stan, su camiseta blanca que salía de su chaqueta tenía manchas de sangre y su rostro no estaba tan bien; tenía un gran morado en su mejilla izquierda y su labio estaba hinchado.
-Y bien Stan, puedes explicar que sucedió esta vez-rompe el silencio Antón
-Katin, eso pasó- puedo ver de reojo como Scar me mira un segundo y vuelve la vista al frente- ¡Son unos maricas, ambos!- estalla Stan golpeando el tablero del auto
-¿Por qué discutie… pelearon esta vez?-me animo a preguntar
-Estaba yo en el club con unas amigas- claro amigas- después de unos minutos llegan los dos imbéciles, bien sabes que no me llevo con Nikolai y estaba con el pelele de Andrei- puedo ver como aprieta sus puños- Al cabo de unos minutos no se aguantó más y vino a provocarme que era un bueno para nada, discutimos y de ahí pasamos a los gritos estos llevaron a los puños y luego metieron a sus matones a la pelea hasta que a los tres nos botaron del club
-No entiendo entonces porque tuvimos que venir a buscarte- le dice Antón- ¿Te llevaste tu auto no?
- Tú lo has dicho pero cuando caminaba hacia mi auto, lo chocaron de manera que acabó detrás del club
-¿Detrás del club?- le dice Scar- Pero si detrás del club está el mar…oh- veo que Antón me mira por el retrovisor, luego de unos segundos ambos estallamos en risas
-Que partida de hermanos resulté tener- nos dice Stan enojado
-Tienes que admitir que ha sido gracioso- le dice Antón
-Claro porque perder un auto de esa forma es de lo más gracioso, sabía que debía llamar a Arthur, el hubiese ido por la venganza
-Aunque he de admitir, que esta vez si se les pasó la mano en los puños- le digo
-No te preocupes, ya veré como cobrármelas

Cuando llegamos a casa, Stan se revisó las heridas y se recostó. En la noche me llega un texto de Katina, al abrirlo me doy cuenta que se trata de una imagen de una ambulancia. Sonrío y luego me acuesto a dormir.
El fin de semana se pasó sin ningún otro contratiempo, y se llegó el lunes lo que significaba que volvía a retomar las clases. Aunque llevaba tres semanas sin asistir pude acoplarme rápidamente, al llegar varias personas me preguntaron cómo había seguido y se mostraron bastante serviciales; no soy el tipo de personas que disfruta de mucha atención pero en fin, cuando acabó la jornada de clase y me dirijo a mi auto me encuentro con una silla de ruedas al lado, Katina sí que me extraño.
La semana iba pasando como de costumbre y el profesor Higgins no perdía oportunidad para tratar de torturarme con preguntas este viejo se ve que también me extraño, hasta que nos llego un comunicado a todos los pre graduandos. Se trataba de un viaje que realiza la cadena Morrington dueños de nuestro colegio, reuniendo a las tres principales Academias de Moscú. Está la de Roscha su fama es que ahí solo van los vagos adinerados, luego nos encontramos con Ramenki la cual no para de competir con la nuestra, Lomonsov, ambas son muy exigentes pero la nuestra tenía más prestigio ya que de ella han salido grandes atletas, compositores ,científicos, empresarios, etc.

Este viaje se realizaba siempre y era para que todos los alumnos de las distintas Academias socializaran entre ellos; yo le veo desde el punto de vista para buscar compromiso, ya que para estar en estos colegios se debía ser: un genio, o tener dinero. Y lo mejor para la “sociedad moscovita” es que entre familias halla unión de poderes. Es completamente ridículo pero para esto se hace este viaje.
El viaje se realizaría este fin de semana, partiendo desde el viernes y regresaríamos el lunes en la mañana perdiendo ese día completamente clases. Cuando nos dijeron la noticia, todos en el aula se mostraron entusiastas y vamos quien no, con miles de exámenes que se venían un poco de des estrés no caería mal.

Al llegarse la hora del receso, los tres salimos y nos sentamos en nuestra mesa
-Chicas si van ¿cierto?- nos dice Ian con cara de perrito faldero
-Sabes que siempre voy, Yul es la que casi nunca va a ese tipo de reuniones
-Bien saben que no me gusta que me acosen, ir a esa reunión sería un suicidio -les digo mientras como una manzana
-Yul no seas aguafiestas, es una de nuestras últimas actividades como estudiantes- dice Ian mientras me toma de las manos
-Tú tienes por quien ir-le digo refiriéndome a Kat
-Al igual que tu- escucho a Scar, mientras se le dibuja una sonrisa. Ian tiene una cara de ¿y estas que hablan? Solo puedo fulminar con la mirada a Scar
-Ella lo dice por ustedes-manejo el tema rápidamente.
-Entonces porque no vienes, prometo que al que se te acerque lo espanto-doy un largo suspiro
-Bien iré, solo por ustedes
-¿Llevaran auto?-nos pregunta Ian
-Pensaba llevar el mío, se pueden venir conmigo-nos dice Scar
-¿No hay problema si viene Kat con nosotros chicas?-veo que Scar mueve su cabeza de un lado a otro- Tendrás que llevar una camioneta
-Lo sé-le dice Scar
En eso suena el timbre indicando que el descanso se acabó, seguimos con las clases regulares hasta que por fin llego la hora de salida. Tenía ganas de ver a Katina, corrijo tenía ganas de tener sexo con ella cuando estaba a punto de textearle pequeños flashbacks de nuestra salida pasaron por mi mente, habían sido muchos acercamientos para una salida, tal vez lo mejor era esperar.
Se iba llegando el viernes y al parecer Katina pensaba lo mismo ya que no acordamos ningún día para encontrarnos. Sin más se llego el tan ansiado viernes, empaque un poco de todo y la verdad yo pensaba que eran pocas cosas pero resultaron 2 grandes maletas.
Cuando Scar apareció me sorprendió ver solo en el auto solo Ian, luego cuando terminamos de acomodarnos, este me dijo que Kat se iba con Katina en avión. Típico de ella, era realmente innecesario ya que al hotel que íbamos se encontraba a no más de una hora y media. Mientras íbamos en el camino no paramos de reír y contarnos un par de historias, hicimos unas cuantas paradas e inclusive Scar consiguió el numero de una chica.
Cuando llegamos al hotel Morrington, estábamos retrasados debido a las múltiples paradas que realizamos, por ende ya todos se encontraban en sus respectivas habitaciones, habían miles de seguridades por todos lados, claro estando hijos de magnates, políticos y famosos. Mientras nos registrábamos, no me encontraban la habitación
-¡Yulia, Scarlet Hola!- nos dice Beth Morrington, hija del director de las Academias y de algunos consorcios.
-Hola Betty Beth- le dice Ian, ella lo ignora olímpicamente ya que Ian tenía una fama de rompecorazones y Beth fue una de sus victimas
-Hola Beth, ¿llegamos un poco tarde no? parece que me quede si habitación- trato de aliviar un poco el ambiente
-Sí pero no deben preocuparse, ¿tu solicitaste uno de los pent cierto?- le miro un poco confundida, ella ve mi cara y me explica- Es que hicieron una reservación a tu nombre, y yo tengo las tarjetas para los penthouse- me entrega dos tarjetas, supongo que en caso de que se me pierda una;lo de la reservación tuvo que haber sido alguna de las secretarias de papá así que me limito a asentir- Bien pueden pasar a las instalaciones y cualquier cosa me la hacen saber
-Gracias guapa- le dice Ian para molestar, Beth solo gira sus ojos y da la vuelta
Reímos un poco y luego nos separamos para poder cada uno instalarse en sus respectivas habitaciones. Cuando iba a mi habitación el chico al ver mi tarjeta me indica que para los penthouse existe otro elevador. Mientras caminaba al elevador me di cuenta que no todos se montaban en este ya que para activarlo había que insertar la tarjeta que nos entregaron. Cuando por fin iba subiendo en el elevador, éste hace una parada en el cuarto piso y al abrirse me encuentro con Katina estaba con unos shorts que le quedaban realmente cortos, llevaba una chaqueta blanca abierta y por debajo de esta se encontraba la parte superior de su bañador de color negro
-Pervertida-me dice mientras se pone a un costado mío, sonrío
-¿No me sonroje cierto? Porque sería una gran vergüenza- veo que cruza sus brazos, sabría que eso la enojaría
-¿En qué piso estas?
-Hmm, déjame ver..- hurgo en un par de cosas- ¡Bingo! Aquí esta dice 45
-Así que tu escogiste el Penthouse Master, era obvio quien más pagaría semejante cantidad por un fin de semana
- Tu no podrías, ya que no lo tienes- le digo tratando de enfadarla
-Cuando llamaron para reservar dijeron que ya estaba ocupada- el elevador veo que se detiene en el piso 44
No puedo evitar mirarla cuando sale, sacudo mi cabeza viendo lo pervertida que he de verme. Cuando entro al pent me recuesto unos minutos hasta que suena mi móvil, veo que se trata de Scar
-Yul, ¿vas a bajar ahora cierto?
-Que hay ahora
-Una cena de apertura, bailes y ese tipo de cosas
-Sabes que si hay comida voy-le digo y la escucho reír
-Bien, Ian nos esperará en el recibidor para escoltarnos-la escucho bufar- Debes llevar un vestido
Cuando terminamos de hablar me quede meditando un rato, me puse de pie y salí a la terraza, contaba con un jacuzzi y una piscina; ¿en serio necesitaba bajar?, me senté un rato y se podía sentir el frío de invierno, me puse a pensar en muchos asuntos, después de un tiempo al ver mi reloj me doy cuenta que estoy retrasada unos 20 minutos, empiezo a cambiarme y opto por ponerme un vestido azul oscuro que sabía que resaltaría mis piernas, me doy un pequeño retoque de maquillaje y justo antes de salir me hecho una miradita, luzco fantástica.
Cuando llegué al recibidor ya se encontraba Ian con un gran esmoquin negro y no puedo negar lo apuesto que se ve; a su lado está Scar quien lleva un vestido color blanco hueso, y en la parte de atrás está abierto dejando ver su espalda. Los tres juntos estábamos hechos unos cueros.
De camino al salón hablamos de todo un poco, y al entrar miles de pares de ojos nos escanearon, Ian nos consiguió una mesa y nos sentamos a platicar un rato. Como lo había previsto centenares de personas se me acercaron a hablar unos conocidos otros que nunca había visto.
-¡Yulia hola!- me giro para saber de quién se trata, al girarme me encuentro con unos ojos pardos impresionantes. Anya Kozlov.
-Anya, estas guapísima- no puedo evitar decir, tenía un vestido rojo que contrastaba con su piel bronceada. Veo que se sonroja un poco, Lena. Sacudo mi cabeza
-¿Puedo sentarme con ustedes?- asiento

POV Lena

Mientras me arreglaba para la cena, tenía un gran dilema en que ponerme. Como sabia que tardaría les dije a las chicas que se adelantaran, mientras seguía hurgando que ponerme. Quería poder robar muchas miradas sin verme muy vulgar pero tampoco sencillo, encontré un vestido negro que era hasta las rodillas y me decidí por ese. Me peiné de una forma que mi cabello hiciera juego con el vestido, caminé hacia el espejo y me observé. Sabía que muchas se decidirían por ir con un vestido negro, pero a diferencia de ellas, éste contrastaba perfecto con mi piel y mi color de cabello.
No perdí más tiempo y emprendí marcha al salón, la mayoría ya estaría allí, por ende cuando entraría todos tendrían que verme. Mientras pasaba por el recibidor un chico de servicio que llevaba unas maletas no pudo evitar observarme y cuando vio que lo pillé, me limite a sonreírle y dejo caer todas las maletas que llevaba consigo.
Al entrar tal como lo había predicho todos; absolutamente todos, se dedicaron a mirarme, antes de dar un paso veo que alguien se pone al frente mío
-Elena Katina, estas completamente hermosa
-Gracias Johan, tampoco estás nada mal- Johan Jakov, es estudiante de Ramenki , hemos salido un par de veces pero nada serio, veo que me invita a colgarme de su brazo y caminamos hacia la mesa donde estaban las chicas
-Lena, estas fantástica- me dice Alina mientras me hace una mueca de burla ya que , Johan como buen chico educado me abrió la silla y se sentó a mi lado.
-Al igual que ustedes- les digo
Empezamos a hablar, sin mucha participación por parte de Johan ya que muchos de los temas que tocábamos no tenía la menor idea de lo que hablábamos. Cuando por fin pudo participar, repare en él y tenía un tuxedo chocolate que hacia juego con sus ojos, sé que muchas de las que están aquí babean por él.
Paseé mi mirada por la sala, hasta que ubico a Volkova y hablaba con… Anya Kozlov,¡ pero se ha vuelto loca! Aprieto mis puños
-Elena, ¿estás bien?- me pregunta Johan con una sonrisa encantadora
-Sí, ¿me traes una bebida?- se pone de pie sin chistar y he ahí el motivo del porque no salgo con Johan el tipo es realmente sumiso, estoy segura que si le dijera que se cortara un brazo lo haría. Suspiré.
No puedo creer en serio que Volkova esté hablando con esa arrastrada, y usa un vestido rojo lo cual no dice más de su personalidad barata y sobre todo de P*ta. Respiro profundo e intento despejar mi mente. Al cabo de unos minutos veo que regresa Johan, luego nos dan una pequeña bienvenida por parte de los Morrington y bajan las luces para que se pueda utilizar la pista de baile. Veo como inmediatamente muchos se ponen de pie y puedo ver como la puta de Anya hala a Yulia junto a ella dirigiéndose a la pista. Inmediatamente ordeno a uno de los camareros que me traiga una botella de Whisky
-¡Bien Lena! Ahora si va a ser una fiesta- me dice Sabine enrollando su brazo a mi cintura

POV Yulia

Mientras hablaba con Anya, al cabo de unos minutos entró Lena, vaya que los dioses se tomaron su tiempo cuando la hacían, solo pude tragar hondo y puedo escuchar como Anya bufa al verla entrar. No da ni un paso cuando reconozco esa cabellera azabache, Jakov el tipo no pierde tiempo y la invito a su lado.
-Yul, ¿cómo haces para soportarla en el colegio?- me dice mientras da un sorbo su bebida, no puedo evitar reír
- Ni yo misma entiendo cómo puedo aguantarla-le digo encogiendo los hombros
- Recuerdas lo del incidente para las competencias-asiento- Le jugué una pequeña broma a Katina, le envié un presente lleno de ranas y fango- no puedo evitar abrir mis ojos al máximo
-Entonces fuiste tú
-¿Fui yo? ¿Acaso sabías del incidente?- vaya que estupidez he dicho
-Sí verás, un día en el colegio me confronto por aquel incidente pensando que yo lo había hecho y la verdad que para hacerle una broma no tengo porque esconderme detrás del anonimato-veo que asiente- Debías haber elaborado una mejor broma a la próxima y me pides ayuda
Reímos un rato y por dentro me sentía mal por haberle plantado la evidencia junto con Katina; Anya no era mala persona es que Katina a cualquiera le puede robar la calma. Seguimos conversando hasta que nos interrumpieron para dar un mensaje de bienvenida y seguido bajaron las luces para poder ir a la pista de baile, veo que Ian nos indica a mí y Scar que va a buscar a Kat y cuando menos lo espero Anya me hala junto a ella a la pista
-Debo advertirte que tengo dos pies izquierdos- me dice, reímos
-Vale, creo que puedo guiarte-y le guiño un ojo
A medida que pasaban los minutos la pista cada vez estaba más llena por ende estábamos mas apiñados, mientras saltábamos siento que alguien me aprieta el trasero al girarme me encuentro con la amiga de Katina , Sabine, ésta me sonríe de forma coqueta y puedo notar el estado de ebriedad que carga. Le digo a Anya que saldré un momento ella asiente y veo que se dirige con sus amigas.
Cuando por fin puedo salir de en medio de todas las personas, tomo asiento y paseo mi mirada hasta encontrarme con una Elena completamente ebria y un Johan cargando con ella de un brazo veo que van saliendo de la sala. Me digo a mi misma que no debo preocuparme pero mis pies me dicen otra cosa y los sigo no tan atrás, la verdad no permitiría que este tipo abusara de Lena en ese estado. Cuando veo que se dirigen al elevador , veo que Lena le dice algo y este le responde pero Lena lo corta con un pico y camina hacia los elevadores de penthouse. Le sigo y cuando se abre la puerta
-Katina estás completamente ebria-veo que se asusta un poco y paso mi tarjeta para poder después marcar mi piso- Me pasas tu tarjeta para llevarte a tu piso
-¡Búscala!- me dice levantando sus dos brazos, doy un suspiro y empiezo a buscar la tarjeta pasando mis manos sobre su cuerpo, no puedo evitar ponerme un poco nerviosa y trato de enfocarme cuando estoy a punto de pasar por sus pechos, no puedo evitar contener la respiración y la puedo escuchar gemir¿?, me separo bruscamente
-Lena, ¿en serio donde esta?
-No sé donde la dejé – me dice y se sienta en el piso del elevador
-¿Y cómo ibas a subir, pretendías que alguien del servicio te encontrara aquí completamente ebria?- le ayudo a poner de pie de nuevo- No sabes el lío que pudiste haberte metido- dicho esto presiono mi piso
Cuando llegamos era un poco difícil caminar ya que Lena no paraba de moverse y cantar quien sabe que. Me dirige junto con ella a la habitación y la recosté sobre la cama; caminé hacia el closet y busque algo que le pudiera poner. Encontré unos pantalones bastantes holgados que usaba para cuando comía mucho , cuando la empecé a desvestir
-¡Yulia, hazme tuya!- Me empezó a halar del cuello
-No Lena, estás ebria detente- trataba de separarme pero parecía tener súperpoderes
-¿Acaso no me deseas? O prefieres estar con la puta de Anya- me asombraron sus palabras
-No, no quiero estar con ella -le dije mientras me separaba
-¿Y Conmigo?- existe una ley de que jamás se le lleva la contraria a un borracho
-Si solamente contigo, pero ahora no. Estás ebria-le digo mientras trato de acomodarla bajo las sábanas ya que fue en vano tratar de cambiarle la ropa
Cuando por fin pude acomodarla, me dirige al living y trate de recostarme. Al día siguiente cuando pude levantarme en la mesa pude encontrar una nota de Katina indicándome que ya se había ido. Me fui a bañar y cuando salí escuche mi móvil sonar, al atenderlo
-Yul, ¿vienes a la piscina? Sería bueno que aprovechemos el día- escucho a Ian
-Vale bajaré en unos minutos
No tenía ánimos de mostrarle mi cuerpo a medio Moscú, así que me puse un short y una camiseta. Cuando llegue al piso del recibidor antes de bajar veo que Katina está en la entrada del elevador, justo al tratar de salir veo que me hala con ella dentro del elevador
-Necesito hablar contigo-me dice y veo que en vez de marcar su piso marca el mío
Esperamos unos minutos hasta que llegara al piso , cuando entramos deje la tarjeta en una de las mesas y me senté el sofá
-¿Sucede algo Katina?- la puedo ver aún de pie
-Yo… verás-veo que suspira y toma asiento – Lo último que recuerdo es haber venido a tu habitación y cuando me levanté hoy, me encuentro con que estoy en tu cama. Me podrías… me podrías explicar cómo termine aquí- asiento y veo que agacha su cabeza
-Cuando salí del salón me encontré que ibas con Jakov a los elevadores regulares- obviamente no le diría que la estaba siguiendo- le dijiste algo que no logre entender y le diste un pico-veo como aprieta sus puños- luego nos encontramos en el elevador te pedí tu llave pero no la tenías y me decidí a traerte a la mía, luego te acosté
-¿Yo no llame la atención de nadie cierto?- muevo la cabeza a ambos lados
-Evite que eso sucediera, no te preocupes nadie te vio en ese estado excepto yo-le digo y me pongo de pie en busca de un jugo
-Yulia…gracias-veo que se relaja un poco-yo tuve que pedir otra tarjeta en el vestíbulo
-No te preocupes, no pienso contárselo a nadie-veo que por fin levanta su cabeza y me mira con una sonrisa que jamás había visto en ella, me empiezo a poner un poco nerviosa- ¡Vaya que tengo un antojo de un smoothie!- veo que se pone de pie y camina hacia donde estoy
-Me pasas una hoja y un lápiz
Al entregárselo, veo que empieza a escribir una pequeña lista y cuando termina
-Llama al room service y pide esto
-¿Qué es para..?
-Hacer un smoothie-asiento
-Linda Letra
-Gracias
Cuando llamo para hacer el pedido, veo que empieza a sacar una batidora y empieza a husmear en la refrigeradora. Al cabo de unos minutos tocan a la puerta y me apresuro a buscar los ingredientes veo que se trataban de unas fresas, uvas, frambuesas, chocolates y una cubeta de hielo. Le entrego todo a Katina y empieza a preparar todo, no puedo evitar reír un poco
-¿Por qué te ríes?-me dice mientras corta el chocolate para derretirlo
-Esto es realmente gracioso, alguna vez pensaste estar haciendo un smoothie a tu peor enemiga- puedo ver como sonríe
-Ni en mis más oscuras pesadillas Volkova
Me giré y tomé asiento en el sofá prendí la TV, me sorprendo al ver a Jr. en una conferencia hablando sobre un terreno para la construcción de un hospital comunitario.
-Yulia, ¿puedo hacerte una pregunta?-me dice Lena sentándose a mi lado
-Ya la estás haciendo- veo que sonríe- dime
-Tú eres la única de tus hermanos que su color de ojos es diferente- asiento- ¿Por qué?
-Es secreto no te puedo decir- ambas reímos- Como te explico a ver…mi padre tiene mi mismo color de ojos ¿cierto?- asiente- Pues en mi familia paterna a eso se le conoce como “suerte”
-¿Suerte?
-Sí, desde generaciones pasadas se ha dicho que este color de ojos en la familia es prosperidad. Alguien siempre debe sacarlos
-¿Pero no pueden haber dos personas con el mismo color?
-No ha sucedido jamás, mi abuelo tuvo catorce hermanos y él fue el único con estos ojos.
-Ya veo porque tienes tantos hermanos entonces-reímos un poco
-Mi padre lo hizo más que nada para complacer a mi abuelo
-Entonces tu madre tenía los ojos verdes-asiento lentamente
Nos quedamos unos minutos en silencio, y la verdad que hablar con Elena de este tema familiar no está en mi lista de cosas por hacer. Hasta que el living quedó inundado por un olor a chocolate, ella se puso de pie cuando regresó traía consigo el smoothie y me lo entregó. Cuando lo probé no puedo negar que Lena tiene talento
-Está realmente delicioso
-Gracias, gracias- se hace reverencia a si misma. Al ver en el vaso el chocolate derretido se me viene algo a la cabeza
-Recuerdas tu baño de ranas- asiente- Anya me contó que no le fue fácil encontrar las ranas para enviártelas- veo que se sorprende con lo que le dije y veo como aprieta sus puños. Tengo el presentimiento que haberle dicho esto a Lena no fue buena idea
-¿Fue ella?
-Lena, era una broma solamente. Cálmate
-Esto no se va a quedar así, me las pagará
-No hagas nada estúpido, mejor espera que…
Escucho como tocan a mi puerta, ambas nos miramos y le indico que se esconda detrás del mostrador de la cocina, veo como salta el sofá y se cruza a la cocina escondiéndose. Cuando abro la puerta me encuentro con Scar, Ian y Kat
-Yul nunca bajaste, así que subimos para pasar el rato- me dice Ian
-Yo… ¿cómo subieron?
-Oh, yo tenía la tarjeta de Lena. Me la entregó ayer para que se la cuidara- me dice Kat
-Pues pasen, siéntase cómodos- les digo, veo que Ian se dirige a la cocina
-¡Espera!- se detiene en seco- Que te puedo servir
-Iba por un poco de jugo de naranja, tranquila Yul
-Insisto, pónganse cómodos en el living y díganme que les puedo traer
-A mí y Kat jugo de naranja, ¿Scar?-
-Igual
Cuando camino hacia la cocina y me giro a la nevera de reojo veo que Katina está en cuclillas detrás del mostrador. Llevo las bebidas y me siento al lado de Scar, puedo ver que Ian está hablando con Kat y aprovecho
-Psst Scar- le susurro, veo que me mira extrañada- Necesito que te lleves a Ian y Kat al balcón
-¿Para qué?-me susurra de igual manera
-Estaba con Ka...-coff- Katina-veo que abre sus ojos al máximo- Ella aún está aquí, tienes que llevártelos contigo allá afuera al balcón, para que ella pueda salir- asiente
-Chicos-habla Scar-¿No quieren apreciar la vista? Sé que desde aquí se podrá ver el lago – Ian y Kat asienten y los tres salen hacia el balcón.
Me apresuro a abrir la puerta y le hago una seña a Katina para que salga, veo que corre desde donde se encontraba y sale disparada. Al cerrar la puerta puedo botar todo el aire que llevaba sin exhalar.
La tarde se paso sin ningún contratiempo y seguimos hablando. Al día siguiente teníamos muchas actividades físicas, competencias y no se pudo pasar por alto la gran rivalidad entre colegios. Al final de tan ardua jornada se organizó una cena al aire libe y no pude ver a Katina en todo el día.

El día de partida me paré debido al incesante repiqueteo del móvil
-Diga- logro decir medio adormilada
-Creo que deberías bajar- me dice Scar
-¿Sucedió algo?
-Solo baja
Mientrasarreglo y empaco mis cosas me sorprendió el tono en el cual Scar me habló. Deje las maletas en la habitación para que el servicio las bajara después, mientras estaba en el elevador, me puse a divagar en que fue lo que pudo haber sucedido hasta que llegue al piso del recibidor y justo cuando se abrieron las puertas puedo ver que todo el suelo esta lleno de hojas y al agarrar una me quedo totalmente boquiabierta : se trataba de una foto de Anya completamente desnuda, me doy cuenta que hay miles de fotos regadas y de distintas poses , la recepción del hotel es un completo caos. Puedo ver a unos chicos viendo pervertidamente las fotos, las arranco de sus manos
-Yul, esto es increíble-me dice Scar atrás mío, me giro
-¿Sabes cuál es su habitación?
-Creo que estaba un piso abajo del mío
No dije más y apresure el paso al elevador y marqué el piso. Mientras subía me carcomía una ira al saber que existe alguien tan cobarde en hacer semejante idiotez, cuando por fin el elevador se detuvo me di cuenta que también había miles de fotos aquí también. Me fijo puerta por puerta hasta que veo a Anya en una posición fetal sobre la cama, doy un suspiro y me acerco lentamente, me siento sobre la cama , siento sus brazos alrededor de mi cuerpo y lo único que puedo hacer es corresponderle.
-Yulia, Yulia- la escucho sollozar
-Shh tranquila
-Fue… fue...- me dice casi inaudible
-¿Quien? ¿Quién fue el cobarde?
-Elena Katina- me separo un poco de ella y me le quedo observando un rato
-¿Cómo estás segura de que fue ella?-le digo tratando de no creer en esa idea
-Porque cuando me levante antes de salir me encontré con esta foto bajo mi puerta- me la muestra y desvío la mirada- Mira la parte de atrás
“Con amor E.K”
Mis ojos no creían lo que veían, esa letra la reconocí al instante ;esta vez te pasaste Katina me recorrió una gran ira y no pude evitar apretar mis puños. Le dije que lo dejara que fue solo una estúpida broma pero se quiso ir a los extremos.
-Anya, yo…
-Me las pagará Yulia, juro que esta vez me las pagará
Puedo ver que el brillo que antes estaba en sus ojos, se ha apagado completamente , tiene mucha determinación en su voz; sé que lo que viene no será nada bueno, Lena debías haberme escuchado y en parte siento que fue mi culpa ya que yo le dije a Lena quien era culpable de lo de las ranas. Solo queda esperar a que nada malo suceda.

yulitatu
Mensajes: 35
Registrado: Sab 15 Mar 2014 08:39
Sexo: Femenino

Re: Dangerous thoughts // POR: Jcarter

Mensaje por yulitatu » Dom 04 May 2014 13:44

Que sorpresa, pense que no seguirias. Una conti muy larga, genial! Presiento que se armara una guerra no solo enntre anya y katina, sino tambien con Jul...se ira a bajo lo que han logrado hasta ahora...no tardes con la conti, porque lo has dejado en una parte muy buena. Felicidades por este gran fic, y pos, una vez mas, no demores :))

Avatar de Usuario
Only 4 LeNa
Mensajes: 215
Registrado: Jue 07 Feb 2008 21:31
Ubicación: sOme Place with Len!!

Re: Dangerous thoughts // POR: Jcarter

Mensaje por Only 4 LeNa » Lun 05 May 2014 16:31

La vdd yo pensé que te ibas a tardar un buen en subir conti, considerando la última que subiste, pero cuando vi que ya habían 2 páginas me quede de :O :O :O tal vez es posible y ahí estaba! ajajajaja gracias por continuarla, en serio! Espero y no tardes mucho porque me muero por saber qué sigue :D!!!!!

Saludos! give_rose

Contiiiiiiiiiiiiiiiiiiii dash2
ειεŋα»*
Para qué queremos la conciencia si se lleva lo mejor de nosotros?!

He cried: "mother what´d you do to me?"
I said: "mother mother mother´s for babies! call me kitty" *miiauu*

Avatar de Usuario
SweetMess
Mensajes: 207
Registrado: Jue 17 Abr 2014 15:46
Sexo: Femenino

Re: Dangerous thoughts // POR: Jcarter

Mensaje por SweetMess » Lun 05 May 2014 20:35

Me quede supeer enganchadisima, ya me veo los proximos dias mirando cada media hora el foro para ver si subiste el capitulo nuevo, por mi salud mental subilo rapido porfa dash2
Aunque sea pecado yo me siento en el cielo.

Avatar de Usuario
Nyx
Mensajes: 240
Registrado: Sab 14 Jun 2008 16:10
Sexo: Femenino

Re: Dangerous thoughts // POR: Jcarter

Mensaje por Nyx » Sab 21 Jun 2014 19:33

ojala la continues pronto esta interesante, porfaa icon_e_biggrin icon_e_biggrin icon_e_biggrin icon_e_biggrin .good. .good. .good. .good. .good.
Sparkling Angel, I couldn´t see
Your dark intensions, your feelings for me
Fallen Angel, tell me why?
What is the reason, the thorn in your eye?

-This is Me, One of the Lost Ones-
[/i][/b]

Jcarter
Mensajes: 18
Registrado: Mié 03 Jul 2013 22:43
Sexo: Masculino

Re: Dangerous thoughts // POR: Jcarter

Mensaje por Jcarter » Lun 07 Jul 2014 04:17

¡Hola!Sí me he demorado y lo siento. Tenía este capítulo terminado desde hace unas semanas pero he querido cambiar algunas cosas y luego las he vuelto ha cambiar. Mi mente es un caos a la hora de escribir ya que nunca me decido, y les pido disculpas. Espero que disfruten del capítulo y me hagan saber sus opiniones para saber si les gusta el hilo que lleva la historia. Créanme que lo que se vendrá será mejor .good.

Sin más agradezco a tod@s que se toman el tiempo para leer y comentar.


Saludos .hi.

"En nuestros locos intentos, renunciamos a lo que somos por lo que esperamos ser."
William Shakespeare





POV Lena

Al salir de la habitación de Yulia con el corazón a mil por hora, troté hacia al elevador y presioné mi piso. Cuando por fin entré, recordé lo que me había contado Volkova sobre Anya y el baño de ranas, solo pude masajear mis sienes y pensar sobre lo que iba hacer, no pretendía actuar como si nada hubiese sucedido. No puedo negar que mientras pensaba cuales podrían ser mis acciones contra la idiota de Kozlov, se me vino a la mente Yulia, me es imposible evitar recordar su encantador comportamiento con Anya

Flashback
Mientras estaba con Johan en la mesa por el rabillo del ojo podía distinguir a Yulia hasta que la vi perderse entre el tumulto de personas que empezaban a acumularse en la pista de baile, las chicas imitaron a los demás y se encaminaron hacia la pista.
-Lena, ¿Me escuchas?- puedo salir de mi distracción y observo a Johan
-Sí, disculpa ¿me decías?
-Te pregunté si te apetecía también ir a bailar un poco
-No, prefiero quedarme aquí –le sonreí

Veo que asiente y luego de unos minutos empezamos a charlar pero no podía evitar pensar en que Yulia y Anya estaban aún en la pista, disimuladamente pasee mi mirada pude ver que ambas no paraban de reír y veía como Anya se le acercaba peligrosamente al oído a decirle quien sabe que. Ah, mientras todo esto pasaba no paraba de beber de la botella de Whisky que minutos antes me habían traído.

Cuando por fin pude sentir que el alcohol me empezaba a hacer efecto, la voz de la cordura que habitaba dentro de mí trataba de hacerme reaccionar para que me detuviera y fuera hacia mi habitación como una chica buena, pero la gran irritación que sentía cada vez que dirigía mi mirada hacia la pista me hacía beber más y más. Sé que llegué a un punto en el cual no paraba de reír acerca de lo que Johan me hablaba, por última vez dirigí mi mirada a la pista y la quemazón que sentía en ese momento no estaba segura si se debía al whisky o alguna otra cosa, tratando de obviar el segundo pensamiento traté de ponerme de pie pero fue en vano ya que caí nuevamente en el asiento
-Lena permíteme ayudarte- me dice Johan agarrándome un costado
- Gracias guapo, pero no creas que por esto te dejaré ir a mi habitación- arrastro las palabras y logro escuchar una pequeña carcajada de su parte mientras mueve su cabeza de un lado a otro

Cuando nos pudimos poner en pie, Johan iba guiando mis pasos y en otras circunstancias esto jamás hubiese sucedido este tipo de cosas por lo general le suelen suceder a Sabine o Alina, ambas siempre quedan completamente ebrias siendo mi persona quien las guie hacia sus casas; pero hoy, este bellísimo día era mi oportunidad de hacer el ridículo sabía que podía ensuciar el apellido de mi familia pero al parecer no me importó demasiado ya que justo en este momento me encuentro con un chico a punto de ir a su habitación, me solté abruptamente de su agarre y puedo ver en su cara un gran signo de interrogación
-Cariño mi habitación no queda en esta dirección- logro decir tambaleándome
-Lo sé, pero creí que sería conveniente llevarte con algunas de tus amigas. Pude ver que Masha subió- solo puedo sonreír, ya que sabía de antemano que el chico no tenía una mala intención antes de girarme hacia mi habitación le planté un beso y caminé poco a poco hacia el elevador

Fin del Flashback


Poco a poco iban cayendo pequeños fragmentos de lo que sucedió esa noche, al día siguiente, teníamos muchas actividades físicas entre colegios y pude participar en algunas de natación, como era de esperarse Anya también participó cuando la vi salir me quede boquiabierta, su bañador iba mucho más allá de la extravagancia y pude determinar que era una completa exhibicionista. Justo en ese momento se me ocurrió una venganza para la cual necesitaría de la ayuda de alguien, cuando estábamos en los vestidores, pude sentir su intensa mirada y opté por ignorarla. Cuando se llegó el momento de cenar nos enteramos que sería al aire libre, los chicos del equipo de baloncesto nos habían encontrado una buena mesa y mientras comíamos
-Chicas, saben si ¿habrá alguna fiesta hoy?- les digo mientras doy un sorbo a mi jugo, puedo ver que cuatro pares de ojos me miran con asombro- ¿Sucede algo?
-Tú nunca hablas mientras comemos- me dice Alina
- ¿Estás bien Lena?- me dice Sabine, posando su mano en mi frente
-Claro que lo estoy-le digo y hago un ademán para que quite su mano
-Creo que habrá una pequeña reunión en la habitación de Dimitri - un amigo de Johan, me decía Sabine- Es secreta -asiento, paseo mi mirada hasta que encuentro a la persona que buscaba
-Bien chicas estaré en mi habitación, cuando estén camino a la fiesta me avisan

Me pongo de pie y mientras me dirijo al recibidor texteo un mensaje, caminé hacia el elevador y llegué a una de las terrazas, no había muchas personas ya que la mayoría estaban aún en la cena. Espero unos minutos hasta que siento que alguien me toca con timidez en el hombro
-Hola Erik, que bueno que hayas venido
-Yo… si hmmm, me sorprendió tu mensaje- se rasca la nuca
-Verás necesito un pequeño favor tuyo- puedo ver que se tensa
-¿Qué tengo que hacer Lena?

Muchos piensan que Erik y yo tenemos algo que ver, pero la realidad es que a él no le interesan ni le gustan las chicas, cuando estábamos en nuestros primeros años de preparatoria mientras trabajaba en una broma para Volkova, me quedé después del horario regular de clases y como me encontraba en los vestidores preparándole algo a mi gran amiga, pude escuchar unos ruidos extraños y al seguir para ver de donde provenían me encuentro con Erik practicándole sexo oral a otro chico, la verdad me sorprendí un poco ya que muchas estaban que babeaban por él, así que no pude evitar reír al saber que al chico le gustaba otro tipo de fruta, ambos al escucharme se sobresaltaron. Desde ese día tengo al chico en mis manos, ya que es de esos closeteros reprimidos.
-Que servicial, es algo simple-le invito a sentarse
-Tú dirás
-Anya Kozlov- veo que enarca una ceja- Necesito que terminen en la misma habitación-le digo mientras entrelazo mis manos
-¿Solo eso?
- Tranquilo querido, también quiero que le saques un par de fotos-veo que se recuesta en la silla- Sin nada encima- lo oigo suspirar
-Creo que está de más preguntar para que las quieres, así que eludiré esa pregunta -me dice mientras lo veo sacar un cigarro- ¿Puedes conseguirme un poco de la droga esa que pone idiota a las personas?- achico mis ojos- No quiero correr riesgos, y que pueda recordar quien le sacó las fotografías- anoto en un papel un número y se lo entrego
-Llama aquí, diles que es de mi parte- lo toma y lo guarda en su chaqueta- Explícame tu plan
-Bien, supongo que irá a la fiesta de Dimitri- claro, “fiesta secreta”- cuando estemos allí le invitaré un trago con la droga y cuando empiece a sentirse mal, la llevo a su habitación y le saco las fotografías-me dice mientras le da otra calada a su cigarro
-Quiero esas fotos a primera hora de la mañana
Me pongo de pie y le dejo en la mesa, camino a paso lento hacia mi habitación cuando mi móvil empieza a repicar.
-Len, ¿si vendrás a la fiesta?-escucho a Masha
-Sí, ¿ustedes ya están ahí?
-Vamos en camino, te vemos allá

Cuando llegué a mi habitación fui rápidamente a tomar un baño para luego dirigirme hacia “la reunión”, cuando baje del ascensor aún rondaban ciertos profesores tuve que moverme con sigilo para poder llegar. Eventualmente cuando entré, se encontraban una gran cantidad de personas y me sorprendí ya que la habitación no aparentaba ser tan grande.
-Elena- me giro y me encuentro con Johan- luces hermosa- me dice dándome un beso en la mejilla
-Gracias- le dije mientras trataba de distinguir a las personas que estaban en la habitación
-No está-veo que me dice, me sobresalté con un poco de temor- Volkova no te molestará hoy, me encargué de que no se enterara
Asiento sintiéndome un poco desanimada con la idea de que Yulia no aparecerá, cuando me invita a caminar junto a él puedo reconocer a Erik; cruzamos miradas, me encuentro con las chicas y empezamos charlar. Mientras avanzaba la noche, asi mismo avanzaban los tragos
-Len, Len- Masha me susurra- Acaba de llegar Anya- solo puedo sonreír- ¿Si me escuchaste no?
-Sí, no tienes de que preocuparte
-Vaya si que estás rara últimamente

Mientras todos charlábamos, pude contenerme de quedar nuevamente en un estado de ebriedad deplorable y puedo sentir que de mis vaqueros vibra algo, saco mi móvil “Ya estamos en su habitación, la droga ya hizo efecto. En unos minutos te envío las fotografías”, vaya eso fue rápido. Paseo mi mirada disimuladamente y en efecto ni Erik ni Anya se encontraban al parecer nadie se percató de su ausencia, las cosas estaban saliendo bien. Podía sentirme un poco ansiosa, ya que apenas Erik me enviase las fotos debería actuar deprisa.

Pudieron pasar unos 15, 20 minutos cuando me vuelve a vibrar el móvil; respiré hondo tratando de ocultar el creciente nerviosismo que empezaba a carcomerme. De manera muy sutil logre despedirme de todos, anunciando que iba a descansar ya que la competencia del día de hoy me dejó agotada. A paso lento me dirige hacia el elevador y por unos segundos me vi tentada a presionar el botón del piso de Volkova, pero pude enfocarme nuevamente y cuando por fin entré a mi habitación abrí una botella de vino y me dispuse a observar las fotos. Si que habían sido muchas, una a una iba pasando hasta que por fin se acabaron. Jugueteé con el móvil en las manos pensando si lo que me habría propuesto seguía en marcha.

“Lena, era una broma solamente. Cálmate”

Por alguna extraña razón aquellas palabras que Yulia me dijo no salían de mi cabeza, y sí podía ser que en realidad estaba exagerando los hechos pero algo en mí no podía dejarlo pasar. Rápidamente llamé a Erik, para que me ayudase con mi pequeño plan en mente. Mientras imprimíamos las fotografías tomadas a Anya
-¿Lena, estás segura de esto?- puedo escucharlo un poco preocupado
-No, pero jamás me arrepiento de mis acciones
-Eso ya lo sé, pero aquí estás jugando con la vida de otra persona- lo miro por unos segundos
-No estoy jugando a la ruleta rusa con ella, además ella empezó
-Que infantil Lena- seguimos unos minutos en silencio- Suicidio social -logro escuchar- Sabes que esto la marcará de por vida, las cosas…
-Erik detente-baja su cabeza- Ya te dije, sé lo que hago
Seguimos imprimiendo, y cuando terminamos cargamos con las fotos al lobby del hotel.
-Bien, puedes empezar a regarlas por esta parte de hotel- asiente
-Tú, ¿adónde vas?
-Iré a distribuirlas por las habitaciones

Tomé nuevamente el elevador, y me dirige al piso donde sabía se estaba hospedando Anya. Con sumo cuidado fijándome que nadie se había percatado de mi presencia, agarré una de las fotografías y cuando estaba a punto de deslizarla por debajo de su puerta, tomé un marcador y garabatee unas palabras. Mientras caminaba de vuelta al elevador empecé a regar las fotografías deteniéndome en cada piso para esparcirlas. Al llegar al lobby , los de recepción hablaban sobre las fotografías, al verme pararon de cuchichear y siguieron en lo suyo. Esto era algo típico, aunque costara admitirlo ellos simplemente eran personas de servicio y sabían muy bien que no convenía meterse en los problemas de los “niños ricos”. Para contar con su silencio les tuve que ofrecer una suma de dinero, esto me aseguraba que si venían por pruebas no dijeran nada.

Cuando llegué a mi habitación me sentía agotada, recogí mis cosas personales y llamé para que el avión estuviese listo en cuanto llegara al aeropuerto. Les mandé un mensaje a las chicas avisando que me iba primero. Salí apresurada, ya percatándome que un par de estudiantes veían las fotos. Sonreí. Mientras viajaba de vuelta a casa, decidí relajarme un poco. Apenas llegué me encontré con Sasha, intercambiamos un par de palabras ya que le dije que necesitaba descansar, cosa que era cierta y me recosté un rato.
-¡Lena, Lena!- siento como me zarandean
-Trata tapándole la nariz-dice Alina
-Creo que le echare un poco de agua- le responde Sabine
-No tienes que hacer eso- le digo, mientras abro mis ojos. Me fijo que están todas las chicas, giro mi cabeza para ver la hora; vaya es tarde
-No adivinarás lo que sucedió- escucho esta vez a Alina
-Alguien verdaderamente que se pasó con Anya- dice Masha mientras se sienta en mi cama, enarco mi ceja- Fotografías de ella, completamente desnuda por todo el hotel. Estar ahí era un total caos
- Pues el karma está haciendo su trabajo-dice Sabine
-O persona- escucho por primera vez a Kat quien está mirando por la ventana

Quedamos unos minutos en silencio, hasta que volvimos a retomar el tema de conversación sobre Anya, sonará cruel pero reímos un poco debido a sus fotografías, Sabine insistiendo que sus senos eran falsos, al igual que Alina diciendo que su cuerpo tenía mucho photoshop. Estuve tentada en decirles que fui yo quien se encargó de publicarle las fotos, pero me dije que era algo personal solo entre Kozlov y yo, nadie más tenía porque enterarse o involucrarse. Ya bien entrada la noche, las chicas empezaron a despedirse y se empezaron a ir, hasta que quedamos solamente Kat y yo.

- Sé que fuiste tú- me dice mientras hojea una revista que estaba en mi mesa de noche
-¿A qué te refieres?- trato de hacerme la ingenua
-Las fotografías-veo que me mira directamente-Creo que las chicas también lo sospecharon, pero como en ningún momento diste indicios de haber sido tu, creen que se trata de alguien más
Nos quedamos observando un rato, aún me es difícil creer lo bien que me conoce esta chica, me limito a sonreír ya que sé que me agarro con las manos en la masa
- Vale, me has atrapado .No entiendo como lo descubriste
-Te conozco lo suficiente, y esto tiene obra de haber sido tu idea ¿Por qué?
-Porque no- le digo y me recuesto en la cama- Sabes lo que le hizo a Masha y Alina; aparte supe que fue ella la del baño de ranas
-Lena, sabes que te apoyo pero siento que esta vez te sobrepasaste- estaba a punto de contestarle- Tengo miedo por ti
-¿Por mi?
-Sí, esta estúpida pelea no hace más que crecer y crecer, siento que ha empeorado y tengo miedo de lo que pueda suceder ahora
-Nada, no pasará nada- suspiré- Tenlo por seguro que después de esto ella no volverá a meterse con ninguna de nosotras- se recostó a mi lado
-Sabes que es lo peor-me giro sobre un costado para verle- Me ocultas algo, y ese algo creo que fue el detonante para que hicieras lo de las fotos
Me quedé totalmente en blanco, eso no me lo esperaba. Ok, piensa rápido. Nada, absolutamente nada. Mierda .Sinceridad, es tu amiga, confías en ella ¿no? Cuando volví la vista a ella, tenía sus ojos clavados expectantes a la respuesta, me gire mirando al techo
-Si te digo tendría que matarte- es lo único que logra salir de mi boca
-¿Tan malo es?- asiento aún mirando al techo- Bien cuando estés lista, quiero que sepas que estaré aquí.

Seguimos charlando unos minutos, hasta que se fue. Volkova, Yulia Volkova; ese era el nombre de mi problema me costaba admitirlo, pero no pasaba un momento en que mi cabeza no paraba de pensar en ella. Creo que en ese momento caí en cuenta, que Yulia probablemente haya ido al auxilio de Anya y ésta pudo haberle contado de la nota en la fotografía, e inmediatamente Yulia lo pudo asociar conmigo, un gran sentimiento de culpabilidad me invadió y creo que por fin pude ver el daño que le pude causar a Anya.

No podía dejar de pensar que Yulia quizá la vengaría en su nombre y todo acabaría. Yulia y yo, yo y Yulia. Se acababa, otra vez ese dolor en el pecho; empiezo a creer que tengo problemas cardíacos, pero ¿quería yo que se acabara? La respuesta más lógica sería que sí pero el problema cardiaco me decía que no, después de las salidas y los pequeños momentos que pudimos compartir aun quería eso, pero acabaría. Irremediablemente terminaría.

Cuando por fin volvimos a clase iba preparada mentalmente y físicamente porque probablemente Yulia quisiera molerme a palos, gritarme quien sabe que cosas por ende estaría alerta. Llegué al colegio, esperaba una guerra de pintura, globos con agua pero nada pasaba entré al aula aún con un poco de temor, temiendo lo peor pero nada. Se pasaban las horas de clases, algunos alumnos todavía hablaban de las fotografías pero muy discretamente, y Yulia nada. Inclusive pasé delante de su aula un par de veces pero no lograba verla.

De esa manera se pasaron las horas de clases y al día siguiente, NADA absolutamente NADA sucedía, hasta que pude ver a Yulia por uno de los pasillos, supuse que prepararía algo para hoy, pero nada sucedía. Conforme la semana pasaba, parecía cualquier semana regular de clases, pero me sentía realmente inquieta que Yulia no me hubiese buscado para discutir. Finalmente llegué a tal punto de desesperación que seguí a Volkova a la hora de la salida y vi que entraba a los laboratorios, traté de seguirle el paso ya que eso era un laberinto y perdí rastro de ella, cuando por fin me di por vencida choqué con algo; no, choqué con alguien al percatarme de quien era me helé por unos instantes y cuando veo que se gira para irse la tomo del brazo y se suelta fácilmente
-Katina, ¿Qué quieres?-me dice mientras se empieza a poner la chaqueta del colegio
-Yo… tu… Hmm las fotos-veo que enarca una ceja, sus ojos estaban diferentes a como habitualmente estaba acostumbrada a verlos
-¿De qué fuiste tú?- bien por ahí venía el golpe, cerré los ojos por instinto. Pero al cabo de unos segundos los abro nuevamente y me encuentro sola.
Por un instante creí que había soñado lo que acababa de suceder, pero sabía que fue real ya que el pulso acelerado me indicaba que realmente había pasado. De todas las acciones que Yulia pudo haber tomado creo que ésta era la que más temía

POV Yulia

La verdad que esa semana lo que menos quería era ver a Katina, no la creía capaz de eso pero me decepcionó completamente; después de nuestro encuentro en el laboratorio como empezaba el fin de semana me dirige a casa de Anya como todos los días desde el incidente. Me sentía terriblemente mal, ya que si no hubiese abierto mi bocota nada de esto hubiera pasado, pero como me dijo una vez mi abuela el hubiera no existe solo queda remendar lo que dejó el pasado. Anya faltó toda esta semana a clases y por lo poco que he hablado con ella creo que no tiene planes de volver.

Al llegar a su casa, como tenía todos los días viniendo me abrieron la puerta y me hicieron pasar. Cuando entré a su habitación estaba sentada en un pequeño sofá que daba vista al patio central de su casa, caminé hasta ella y me senté a su lado. Nos quedamos unas horas así y la verdad ya se me hacía costumbre. Escucho que tocan la puerta y me pongo en pie para ver de quien se trata

-Hola Yulia- es la madre de Anya- Aquí le traje un poco de su comida favorita, ya que contigo es con quien más palabras ha dicho, crees que puedas tratar que coma un poco- asiento. Veo que dirige una mirada fugaz a su hija, agacha la cabeza y sale de la habitación.

La verdad que no encontraba las palabras correctas para describir lo mal que me sentía por ella y Lena… Lena simplemente estaba siendo ella en su máximo esplendor. Agarré el plato de comida y me acerqué a ella con la intención de que comiera. Poco a poco iba entregando alimento a su boca hasta que terminó de comer, cuando me iba a levantar para dejar el plato en una mesa contigua puedo sentir un leve agarre en mi antebrazo
-¿Por qué estás aquí?- Culpa, por eso estoy aquí
-Porque debo estarlo-le digo sentándome de nuevo a su lado
-¿Y no tienes cosas que hacer? Estudiar, tareas no sé
- No son relevantes en este momento

No se dijo más, volvió la vista al frente y se encerró en su mundo. Bueno eso era un avance, a medida que pasaban los días poco a poco Anya iba recuperando la confianza y empezaba a hablar más. La verdad que los medios hicieron un completo espectáculo con lo de las fotos, los padres de Anya manejaron el tema con mucha rapidez o sea; una cantidad absurda de dinero, con tal de que dejaran el tema por la paz. El siguiente fin de semana se fue donde sus abuelos, hablé con los chicos y decidimos encontrarnos en un bar a jugar billar.

Al llegar ya Ian había reservado un cuarto con la mesa de billar, de inmediato nos ubicamos para empezar a jugar. Primero iba Ian contra Scarlet, yo esperaría hasta el siguiente juego.
-¿Yul y tu novia donde esta?- lo fulmino con la mirada- Bien, creo que aun no es el momento de hacer bromas
- Está con sus abuelos- le digo tomando un poco de cerveza
-¿A mejorado algo?- me pregunta Scarlet, asiento
-Saben no lo he comentado con nadie, pero creo que la culpable de las fotos de Anya fue Katina-nos dice Ian
-¿Por qué lo crees?- le dice Scar
-Yo también pienso lo mismo-les dije- Un acto tan bajo estoy segura que vendría de ella
Seguimos jugando hasta que Ian nos dijo que iría con Katherine a quien sabe dónde. Quedando solamente Scar y yo. Estaba a punto de romper cuando Scar me interrumpe
-Yul, ¿has frecuentado a Katina últimamente?- me levanto a verle y veo que está apoyada en la mesa
-No –le digo por fin rompiendo, me han tocado las rayadas. Me muevo buscando una mejor posición para tirar de nuevo
-Según Katherine, Katina ha estado muy distante estos días
-Bien…-le digo apuntando
-Segura que no has…
-¡Vamos mujer! En serio no me vas a parar de hablar de ella- le digo tirando, perdiendo mi turno
-Wow cálmate Yulia-me dice mientras trata de ubicarse para tirar- Pensé que como ambas ya sabes…
-Pensaste mal, solo me la cojo y ya ¿vale?
-Está bien- tira y mete dos- Sabes, con respecto a lo que dijo Ian- cruzo mis brazos mientras veo como se acomoda para tirar-La verdad se me hace difícil creer que fue ella - logra meter una
-No deberías dejarte llevar por una fachada- seguramente, solamente hipocresía
- Ok, si tú lo crees- me dice mientras tira y mete la blanca.
-¿Cuál es tu creciente interés por ella?
-Ninguno
Seguimos jugando sin decir ninguna palabra. Hasta que solo quedaba la última bola. Ambas fallamos un par de veces hasta que era su turno
-¿Segura que no has hablado con ella?- solamente puedo suspirar
-No, ya te dije que no. ¿Porque te empeñas en traerla siempre a la conversación?-veo que apunta y respira hondo. Se mueve una vez más
-Su padre sufrió un infarto y está en coma- me suelta y tira. El juego acabó

Cuando por fin estuve en la comodidad de mi cuarto, pude pensar en Elena. Si bien no la había visto estos días, creo que no sería lo más conveniente hablar con ella. Aún estaba Anya simplemente no podía olvidar todo y correr hacia ella. Cuando estaba a punto de acostarme, me llega un texto de Anya preguntándome si podíamos vernos después de clase en la plaza roja.

Cuando iniciamos nuevamente la semana, estaba un poco nerviosa porque si me encontraba con Elena no tenía idea de cómo reaccionar, la verdad que la noticia de su padre me había sorprendido. Cuando estábamos en la hora del receso esta vez no almorcé en la azotea; como había cogido de costumbre los últimos días, fui directo a la cafetería para ver si lograba verla. Llegaron los chicos y empezamos a hablar al cabo de unos minutos me percato que entra Lena seguida de sus amigas, éstas venían animadamente platicando mientras que Lena guardaba silencio.

Pudiendo reparar en ella un poco mejor, su rostro no llevaba el habitual abundante maquillaje que siempre cargaba se ve mucho más hermosa así, sacudí mi cabeza y la verdad se notaba muy distraída. Vuelvo la vista hacia los chicos y veo que Ian le muestra algo a Scar sobre un vehículo, platicamos un rato y me distraje con ellos al volver la vista hacia Lena, me sorprendo al ver que me está mirando fijamente, sus ojos se mostraban vacíos y titubeé unos minutos en desviar la mirada pero justo en ese momento suena el timbre veo que se pone de pie mecánicamente y se va con sus amigas al salón. Bien, en ese instante todo el odio y disgusto que sentía por ella se esfumó completamente la realidad es que, me hubiese gustado ir y hablar con ella, hacerle saber que todo estaría bien y que contaría conmigo pasara lo que pasara. Odiaba tener que comportarme indiferente.

Pero la realidad es otra, hablar con Elena estaría mal viéramos por donde queramos. Primero estaban nuestras familias, luego está el hecho que no somos las típicas amigas y de tercero amm… está Anya, cierto Anya. Cuando volvimos a entrar a clase mi mente estaba hecha un completo lío, pasadas un par de horas se acabaron las clases y por fin podía despejar la mente. Caminé hacia mi auto y manejé hacia la plaza roja.

Esperé un rato y unos minutos después se apareció Anya. Cargaba un vestido azul marino que le llegaba a las rodillas y traía el cabello suelto, se podía notar más animada de lo que había estado los últimos días
-¡Yul!-me da un ligero abrazo y beso en la mejilla
-Estás muy guapa-veo que sonríe- ¿Cómo estás?
-Mejor, me hiciste mucha falta este finde eh- hace un puchero- No te quiero mucho tiempo lejos de mi de ahora en adelante
-No pasará, lo prometo-veo que hay un vendedor de helados a unos metros- ¿Quieres un helado?-asiente
Caminamos y charlábamos un poco. Compramos los helados y luego nos sentamos a comer y charlar. Me contaba que tal le había ido con sus abuelos y que a partir de mañana volvería al colegio, me enteré también que había estado asistiendo a un psicólogo el cual era japonés y disfrutaba de su acento, que gracias a el tratamiento que él le brindaba se debía su gran mejoría.
-Y dime Yul, ¿tú qué hiciste?
-Oh pues nada, solamente salí con los chicos a jugar un poco de billar
-¿Podríamos ir de nuevo esta semana? Quiero conocer mejor a tus amigos
-Claro- en ese segundo una pareja muy acaramelada se sentó al frente de nosotras, ambas seguimos comiendo
- ¿Te has enamorado alguna vez?- me atoré con un poco de helado y cuando por fin puedo tragar
-Creo que no
-¿Crees?- la escucho reír
-Es difícil de explicar- veo que enarca una ceja- me refiero a que no he tenido los “síntomas”
-Síntomas eh…- se queda mirando un punto fijo- Mencióname algunos
-Yo…- me rasco la cabeza- la verdad no soy muy buena en expresarme en ese sentido
-Ya veo… entonces con Edward no hubo ningún síntoma
-No, solo nos teníamos mucho cariño. Hay que tener cuidado con eso
-¿Por qué?
-Porque cariño no es lo mismo que amar. Cariño le puedes tener a muchas personas, pero amor…- me quede en silencio pensando que decir
-¿Amor?
-Yo… sonará cursi pero pienso que es cuando tu corazón y el de una persona palpitan en una misma sincronía
-Vaya…- veo que me mira y luego vuelve la vista al frente- Creo que hay alguien importante en tu vida
-¿Quién? ¿Yo?
-Sí, de la forma en la que lo dijiste siento que a alguien tenías en mente- solo sonrío
-Me has atrapado. La verdad es que estoy en una seria relación con la comida- veo que estalla en risas- Pronto te llegaran nuestras tarjetas de invitación a la boda
-Espero que sean muy felices
-Claro, tendremos pequeños platitos de comida y seremos felices por la eternidad… o hasta que explote
El tiempo se pasó entre risas e historias, hasta que la llevé hacia su casa. Cuando manejaba de regreso se me vino a la mente Lena, la verdad es que adoraba verla reír porque sabía que no lo hacía con todo el mundo.

Se iba pasando la semana y cada vez que veía a Elena se me partía el corazón, no voy a negar que muchas veces me vi tentada en marcarle pero al final siempre desistía. Así mismo esa semana Anya volvió a clases, al principio me contaba que le era difícil pero luego justo antes que se acabara la semana pasó algo. Me enteró que en el colegio, Anya se alteró completamente y no había nadie que la pudiese controlar. Al enterarme de esta noticia por parte de la madre de Anya, me dirige hacia su casa para tratar de ayudar.

Cuando entro a su habitación, veo que está vacía y doy un par de vueltas para ver si veía señales de ella hasta que me da por abrir la puerta del baño; cuando la abro me encuentro con Anya sentada en la tapa del retrete y una cuchilla justo arriba de su muñeca. Me apresuro y la puedo quitar de su mano
-¡Pero qué haces!
-Yulia no puedo seguir con esto, no pasa un día que me acuerde de lo sucedido
-Pero nadie dice nada
-No necesariamente tienen que decirlo, de la forma en que me ven dice muchas cosas
-Pero no te tienes que dejar llevar por eso. Eres más fuerte que esto- le muestro la cuchilla a un lado y la tiro a un lado, me acerco a darle un abrazo
-Sabes que es lo que más me molesta y duele
-Te escucho
- Que la culpable de esto no haya pagado, que esté como si nada hubiese sucedido- trago hondo- Yul, tu puedes ayudarme. Tú tienes el mismo poder o inclusive más que ella
-Pero… ¿pero qué quieres que haga?
-Que pague por supuesto- me doy cuenta que su mirada cambió
-Anya creo que hasta el momento estás demostrando ser mejor persona que ella. No te tienes que ir a esos extremos- me mira un momento y luego vuelve a ser la misma
-Creo que necesito unos días fuera de la ciudad
-Tal vez sea lo más conveniente ahora, igual y puedes tomar estudios dirigidos

Charlamos un rato más hasta que llego la hora para descansar. Ese fin de semana salí con Scar a un bar para ponernos al día. La verdad que me sentía un poco mal por haberle hablado así la vez pasada, ambas quedamos que esta salida sería para mejorar las cosas. Mientras hablábamos de diversos temas, la curiosidad me mató
-Eh Scar-veo que da un sorbo a su cerveza- ¿de Katina has sabido algo?- enarca una ceja y se distrae con una chica que pasa
-Pensé que no querías saber nada de ella- encogí mis hombros- No he hablado con Katherine, pero supongo que sigue igual de mal, ¿acaso no la vez?-asiento- Dime por favor que te cuesta hablar con ella
-Lo mismo que te cuesta a ti mantener una relación
-Touché-sonríe
-No puedo correr a hablar con ella por Anya
-Oh vamos, cuantas veces no han estado ustedes juntas y mira que nadie se ha enterado-da un sorbo
-Trataré de hablarle-veo que asiente
-Parezco Dr. Corazón
-¿Porque? Que yo sepa no tengo nada sentimental con ella
-No pero pareciera que sí. En la forma que actúas es como si buscaras reconciliarte con ella- le fulmino con la mirada y puedo ver como se dibuja una sonrisa en su rostro
-Tú me conoces, no soy de caer fácilmente
-Lo sé, no te tienes que alterar mujer

Terminamos de charlar a eso de la madrugada y cuando iba de camino a casa, en muchos de los semáforos que me detuve me vi tentada en marcarle, decidí que si hablaría con ella las cosas se darían cara a cara.
Al día siguiente recibí una llamada de Anya diciéndome que partiría a una residencia de sus padres en Oká, me sorprendió ya que eso quedaba un poco lejos de Moscú antes de colgar le dije que si necesitaba algo que no dudase en llamarme. Con eso empezamos otra semana y cuando estábamos desayunando a Jr. le entra una llamada; en ese momento en la mesa estábamos Arthur y yo, como no se encontraba papá la contestó frente a nosotros de otra manera se hubiese tenido que ir a atenderla otra habitación

-¿Que tal Peter? …¡Un 11%!-logra decir lo suficientemente alto llamando mi atención y la de Arthur- Eso es excelente, supongo que nadie se querría arriesgar si quedan esos dos peleles-lo veo sonreír- Pues por mí que esté un poco más así… si claro te veo en la oficina, no mi padre está en Italia…vale yo los firmo-cuelga
-¿Sucedió algo?-le dice Arthur
-K Enterprises decayó un 11% en acciones- la compañía del padre de Elena- Como Katin mayor sufrió un infarto y está en coma, muchas personas no querrán correr riesgos con sus acciones; ahora unos japoneses están vendiendo su parte y es hora de atacar-veo como levanta su puño.

Ambos siguieron hablando y no podía negar mi enojo con Jr., papá no nos había educado de esa forma, ¿alegrarse de las desgracias de otros? No pude aguantar más el coraje y de forma brusca me levanté de la mesa con dirección a mi auto. Apenas emprendí marcha imágenes de cómo debía estar pasándola Lena con respecto a la situación de su padre pasaron por mi cabeza, y Jr. mofándose de eso. Conduje con más rapidez hasta que llegue al colegio. Cuando entré, me fije para ver si lograba pillar rastro de Lena, pero fue en vano ya que por cuchicheos de los estudiantes pude enterarme que había faltado para estar con su padre en el hospital.

Y así mismo fueron los días que le siguieron, algo que si me llamó la atención es que desde el inicio de semana una van gris se aparcaba a unas cuadras del colegio y luego se iba. Según Ian se trata de vendedores de droga, nada nuevo en este colegio. Se iba pasando la semana hasta que el último día de la semana, llegó Elena, sus amigas estaban sobre ella todo el tiempo. No la dejaban sola ni un minuto. Tomé mi móvil, preguntándole si podíamos hablar después de clases esperé unos minutos pero nada llegaba. En la última hora estuve más pendiente al móvil que el profesor al percatarse me sacó del aula. Al timbrar la hora de la salida todos los estudiantes salieron como estampida, mientras yo trataba de ubicar a Lena. Vi que iba de camino a los estacionamientos y se monta a su auto enseguida.

Me sorprendió que no me hubiese contestado siquiera el mensaje con un púdrete o algo y terminé siguiéndola. Estábamos por la avenida principal cuando se desvía hacia a uno de los callejones, tratando de seguirle maniobré lo bastante rápido el auto y cuando pude entrar al callejón no vi rastro de su auto, seguí hasta al final y me encuentro con un café bastante conocido y siempre lleno de personas, paseo mi mirada y me encuentro con su coche aparcado. Me detengo buscando un lugar para estacionar, cuando me detengo me cambio rápidamente el uniforme del colegio para evitar que me reconozcan, me pongo unos vaqueros y una chaqueta de cuero chocolate, unos lentes oscuros y una gorra de palma, vieja costumbre de cuando salía con Lena. Cuando me bajo empiezo a caminar tratando de encontrarla. Este café era conocido ya que en vez de tener sillas y mesas estaba decorado de tal forma que asemejaba un parque al aire libre, a unos metros veo una cabellera roja, casi segura que se trata de ella la llame a su móvil puedo ver que lo saca de su bolsillo de la chaqueta y lo vuelve a guardar.

No me esperaba eso, Lena odiaba cargar con el móvil en la chaqueta, siempre optaba por llevarlo en su falda del colegio. Siguiéndole el paso, mientras más me acercaba el color del cabello no era tan rojo como siempre no muy convencida volví a marcarle para ver si se trataba de ella, veo que saca nuevamente el móvil y lo guarda. Veo que se detiene en una banca debajo de unos arbustos lo bastante alejado, con sumo cuidado me trato de colocar detrás de ella para que no me vea y vuelvo a marcar. Vuelve a sacar el móvil, y desvía la llamada. Enojada no pude evitar decirle

-¿Pero vamos a que juegas?- veo que se sobresalta, tirando el móvil al suelo.
Me adelanto y cuando lo agarro para entregárselo, mi gran sorpresa es ver que no se trata de Lena, era una chica con ciertas cualidades de ella. Nos quedamos unos minutos en esa posición hasta que logro reaccionar
-Tu…-observo el móvil y sí, se trata del de Lena-¿Qué haces con esto?- veo que la chica nerviosa empieza a mirar a todos lados-Te hice una pregunta
-Lo encontré, pensaba devolverlo-me dice aun mirando a todos lados
Me le quede observando un rato más sin decir palabra alguna, carga el uniforme de nuestro colegio pero juraría que jamás la he visto.
-¿Estás en Lomonsov?-veo que me mira extrañada
-No te entiendo-me dice colocándose una hebra de cabello detrás de la oreja
-Cargas el uniforme de Lomonsov, te pregunté si asistes ahí
- Ah sí, estoy en último año- Sí claro, te atrapé pequeña. Paseo mi mirada y me fijo que en los botones de su chaqueta están grabadas las iniciales E.K.

Tragué hondo, cuantas veces no había quitado yo esa chaqueta de , supe por ella que mandó a “estilizar” el uniforme hasta le hice un par de bromas por hacer esa tontería, algo no me olía bien. Debía confrontar a la chica pero no aquí, hay demasiadas personas y puedo llamar su atención. Traté de pensar en algo rápido
-Disculpa, pero debo irme- veo que se levanta de la banca y antes que de el primer paso, la detengo del brazo y le susurro en el oído
-Ese uniforme no es tuyo- puedo sentir que se tensa, al acercarme aún logro sentir la esencia de Lena- ¿Dónde está?
-No sé a quién te refieres- la miré a los ojos
-Hablo en serio, ¿Dónde está?
-Llamaré a mis guardaespaldas-sonrío
-No me retes, te va a ir mal conmigo-levanto mis gafas- Si sabes de quien es la ropa que llevas puesta, supongo que debes saber quien soy
-¿Tú… tú no eres una Volkov?
-Bien ya estamos progresando. Nuevamente te pregunto ¿Dónde está?- trato de intimidarla con mi mirada
-Yo… no lo sé. Simplemente se la llevaron- el corazón se me detuvo
-¡Qué! ¿Pero quiénes y porque?- digo sin poder controlar mi voz
-Solo me dijeron que me hiciera pasar por ella unas horas, para distraer a sus guardaespaldas
-¿Cuándo se la llevaron?
-En el callejón Gabritz, la interceptaron, me dijeron que me montara en el auto y me detuve aquí
-Mierda, hay que avisar a las autoridades- estoy a punto de irme cuando
-Pero si eres una Volkov

Mierd*, mierd*. Cierto soy una Volkov, lo más probable es que si voy a la delegación, lo denuncio y si resulta cierto seré la primera involucrada, mi familia estaría comprometida. Tengo que pensar en algo más
-Bien los guardaespaldas de ella deben estar en la zona, quiero que salgas y camines a la parada del autobús. Así sabrán que se trata de ella
-Es peligroso, si se dan cuenta puedo acabar en problemas
-La vida de ella está en peligro, es lo menos que puedes hacer. Créeme sino lo haces te irá peor-lo digo por mí, y asiente

Al salir del café, le sigo unos pasos atrás y veo que se dirige a la parada de autobuses, me fijo para ver si logro identificar a algún coche blindado y ¡Bingo! Veo un Audi A4 negro, aparcado frente al café. Me doy cuenta que ni siquiera se percatan de la chica, seguirán pensando que Lena se encuentra dentro, vaya partida de imbéciles. Me doy cuenta que estamos perdiendo tiempo. Camino a mi auto y cuando emprendo marcha me detengo frente a la chica indicándole que suba al coche, con un poco de temor entra y arranco. Me fijo por el retrovisor tratando de ver si el coche avanzó pero nada, se queda frente al café.
Me detengo a unas cuadras a pensar sobre que puedo hacer
-¿No sabes más nada?-le pregunto desesperándome, niega moviendo su cabeza- ¿No se detuvieron en algún lugar?¿Cómo te contactaron?...¿Porque aceptaste?
-Mi hermano está en una clínica de reposo mental, mis padres fallecieron y ellos eran los únicos que podían pagar su estadía y medicamentos- le miro un segundo- Me contactaron que si me hacía pasar por una persona pagarían vitalicio la estadía de mi hermano y sus medicamentos- baja su cabeza

Le observé un rato más y le comprendí. Uno hace locuras por las personas que le importan. Medité un rato más sobre lo que debía hacer y recordé que aún tenía el móvil de Lena de inmediato lo saqué y pensé en marcarle a algún familiar de ella. Me detuve al ver que no tenía nada que decirle “Hola, si secuestraron a Lena, vale hasta luego”, sonaba realmente estúpido. Busqué en sus contactos y vi que tenía un grupo de chat con sus amigas. Les escribí inmediatamente “estoy en problemas”, al cabo de unos segundo veo que Sabine responde “Yo igual, no sé que ponerme para mañana” y luego de ese mensaje cayeron una ráfaga más sobre todas comentando lo mismo trate de decirles que era serio pero al parecer nadie lo tomaba como algo grave. De la misma forma le escribí a Nikolai “Necesito ayuda”, con lo que me responde “Me escribes en diez porfa, estoy en una junta”. Vaya que oportuno.

Dándome por vencida, coloqué mi cabeza en el volante del auto y suspiré.
-No creo que haya sido un secuestro-me dice la chica
-Entonces porque se la llevarían, no tiene sentido.-la escucho suspirar- Creo que puedes irte-veo como se le iluminan los ojos- No te preocupes, no te denunciaré ni nada por el estilo
-Oh bueno toma- me dice entregándome el bolso de Lena, estaba a punto de colocarlo en los asiento de atrás cuando me detiene- Espera tengo algo
Coge el maletín nuevamente, veo que rebusca algo dentro y saca una botella de agua. Me la entrega
-Esto es lo único que tengo de ellos, por si necesitas sus huellas- Claro, ahora con las mías encima
Examino la botella unos segundos y en la etiqueta me fijo que dice “Oink´s House”, mi mente hace clic de inmediato
-¿Te dieron comida?- asiente- Esta botella de agua es de ese restaurante. Pero eso cerró por completo como te pudieron dar esta botella, si de esos restaurantes no queda ninguno actualmente
-Eh no, aún permanece uno en Khimki
-¿Khimki?
-Sí la plaza que queda en Oká. ¿Sabes cuál es?
Oká. Me sonaba familiar ese lugar creo que era en donde Anya estaba reposando. Oh mierda, no podía ser cierto. Cuáles eran las posibilidades, algo me decía ahora que Anya estaba involucrada en esto. Traté de ver por donde ella pudiese estar involucrada luego recordé al hermano de la chica, ¿podía ser posible que el doctor del hermano de la chica, sea el mismo que el de Anya?
-Disculpa, pero a tu hermano ¿lo atiende algún psiquiatra en particular?-veo que me mira con desconfianza- Te prometo que no es para nada malo
-Sagawa… Kyle, es psiquiatra de intercambio. Viene de Japón
Me quedé unos minutos en blanco y reaccioné rápidamente, corría el tiempo y Lena necesitaba ayuda. Luego de unos minutos la chica, Nina, se baja del coche y antes de emprender mi marcha a Oká, le marqué a Scar para que me acompañase y trajera ayuda
-Que hay Yul
-Necesito que vengas conmigo
-¿Ok?... ¿a dónde vamos?
-No es importante, pero necesito a un par de los gorilas de tu tío- El tío de Scar se dedicaba a cualquier tipo de negocio turbulento. El controlaba la mafia aquí en Rusia
-¿Anda todo bien?
-No, estoy en camino hacia tu casa

Cuando llegué a casa de Scar subió rápidamente al auto y me indicó que los gorilas nos alcanzarían. No podía dejar de ver el reloj, había pasado alrededor de una hora y media desde que se llevaron a Lena y para llegar a Oká sería alrededor de otra hora. Presioné el acelerador y empecé a explicarle a Scar lo que había sucedido, desde lo de las fotos hasta la doble de Lena. Ella no cabía en su asombro, le dije a Scar que se fijara en el móvil de Lena para ver si tenía alguna llamada perdida o mensaje. Me dijo que llamadas no tenía, mensajes del grupo de sus amigas, Johan, Erik y otros peleles que me mencionó. Cuando llegamos a Oká, decidí llamar a Anya para tratar de descubrir algún comportamiento extraño. Sonó una vez, dos, tres
-Diga- escucho a una voz totalmente irreconocible
-¿Anya eres tú?
-Oh Yul, sí discúlpame
-¿Cómo estás?- veo que Scar me mira con una cara de “En serio, ¿ahora?”
-Oh bien, solo un poco molesta
-¿Porque?
-Pues pedí que me trajeran algo de Moscú pero aún no llega- me dice mientras la escucho tararear una canción
-Si me hubieras dicho, yo te lo habría llevado
-No te preocupes ya llegará, estoy segura que después que llegué me sentiré mejor… ¿Qué pasa?... ¡Bajo enseguida!- escucho como le dice a alguien más- Yul te voy dejando, me acaba de llegar mi encomienda, hasta luego y besitos.

Me cuelga y solo puedo sentir mi corazón en la garganta. Me giro a ver a Scar y esta me indica que avancemos. Durante la semana la madre de Anya me había enviado por correo las coordenadas donde se estaría quedando Anya , en caso de que la quisiera visitar. Sin más emprendimos marcha y al cabo de unos 20 minutos llegamos a la entrada de la finca.

POV Lena

Vaya que sentía pesados mis párpados y me dolía la cabeza a morir. Lentamente fui abriendo mis ojos cuando me percato que estoy en un lugar tipo establo y cuando trato de ponerme en pie me doy cuenta que estoy amarrada a una silla de manos y pies. No podía moverme en absoluto y al tratar de abrir mi boca siento como si tuviera algo cubriéndola. Al ver que llevaba puesto me percato que se tratan de unos vaqueros gastados y un enorme sweater, también noto mis pies descalzos.
Haciendo memoria, recuerdo que ese día llevé mi auto propio al colegio ya que en la tarde pasaría un rato a la costa para tratar de despejar mi mente y todo iba normal hasta que había un tráfico de los mil demonios y tratando de evitarlo conduje por el callejón Gabritz , luego una van me intercepto y … mierd*, estoy en problemas. Paseo mi mirada pero me encuentro solo con dos chicos un poco nerviosos. Intento zafarme de las cuerdas, dándome cuenta que resulta inútil. Quería llorar mi padre se encuentra mal y yo ahora causando más problemas.

Veo que se abre la puerta principal del establo y entras dos tipos más con gafas, uno de ellos camina hacia mí y me quita de un tirón la cinta que cubría de mi boca. No puedo evitar gritar
-¡Puto! Juro que no sabes con quien te estás metiendo- le digo con total rabia. Veo que solo me observa y se coloca a un costado- Que quieren eh, ¿dinero?
-Oh calla Katina. Guarda tus miserias para ti- al ver de dónde provenía la nueva voz, giro mi cabeza y me encuentro con Anya.
-No me jodas-susurro
Veo que avanza hasta quedar justo en frente mío y me suelta una cachetada.
-Juré que me las pagarías
-Estás demente-logro decirle
-Tú me has dañado mi vida. Lo de las fotos fue demasiado lejos. –Empieza a caminar alrededor de mí- Primero recordemos el incidente del año pasado. En mi fiesta en las bebidas colocaste laxantes- Esa fiesta necesitaba algo divertido- Luego descalificas a mi equipo y lo peor de todo… mis fotos-escucho como se le quiebra la voz
-Anya creo que la del problema eres tú. Siempre quieres competir conmigo y terminas haciendo el ridículo
-¡Claro que no!-me dice mientras pone su rostro a centímetros del mío- Eres una egoísta, vanidosa…eres un ser repulsivo. Me das asco
-¿Solo eso? Eso lo escucho todos los días de envidiosos como tú
-¡Pónganla de pie!
De un momento a otro tres chicos me sueltan las cuerdas y trato de zafarme pero es en vano y me agarran manteniéndome en pie.
-Veamos si sigues de valiente ahora-me dice Anya
Habiendo dicho esto, empezó a golpearme la cara, costillas y piernas. Creo que estuve a punto de perder la conciencia pero luego se detuvo. Y me escupió en la cara
-Ahora verás lo que se siente ser expuesta a todo el mundo. Coloquen la cámara-veo que un chico coloca el trípode a unos metros de donde estoy-Sabes Katina, eres una grandísima mierda y pagarás por ello
-Al igual que tu- logro decirle adolorida- Te juro que si salgo de esta, pagarás con creces
-Pagaría por verlo. Bien chicos, hagan lo que les plazca con ella. De difundir el video me encargo yo
Siento como me tiran al suelo y empiezan a tirar del sweater rompiéndolo. Pataleo con todas mis fuerzas evitando que me toquen.
-¡Disparen!-escucho una voz que proviene de la entrada del establo

Todos los tipos que tenía alrededor mío se desplegaron y corrieron a cubrirse. Peleando con mi propio peso trato de ponerme en pie y por el rabillo del ojo distingo como Anya sale por una puerta que hay en la parte trasera. Por fin poniéndome en pie corrí importándome poco si alguna bala me tocaba, iría tras esa perra. Cuando por fin salí del establo me gire buscándola y cuando la vi corriendo mi cuerpo recobró una vitalidad enorme; un ataque de adrenalina, avancé tras ella y cuando la alcancé me le abalancé quedando sobre ella empecé a pegarle en la cara con una brutalidad enorme. Pude ver que estaba en un estado de inconsciencia y cuando pensaba detenerme, vi una roca me arrastre hasta agarrarla y antes de estamparla sobre su cabeza

-¡Lena no!-me detiene una mano
Al ver que se trataba de Yulia, no puedo explicar lo que sentí en ese momento. Me quita la roca de la mano.
-No harás una locura, esta vez no- me dice mientras escanea mi rostro
-Yul…-no cabía en mi asombro-Yul…
-Sí estoy aquí calma-me rodea con sus brazos y solo puedo fundirme en su abrazo. Nos quedamos unos minutos así creo que a ambas nos hacía falta tanta cercanía. Cuando nos separamos veo que le toma el pulso a Anya y suspira de alivio.
-Yulia, hay que irse- escucho como le dice Scar agitada- Creo que vinieron por Lena, sus guaruras.
-Vale, ¿Lena estarás bien?-asiento- Bien hablaremos luego
Veo que se hinca y me da un beso en la frente. No te sonrojes, no te sonrojes. Me ayuda a ponerme en pie y antes de irse veo como con ayuda de Scarlet cargan a Anya, le agarro por el brazo
-La llevaré al hospital, no creo que dejarle aquí contigo sea lo más sensato- sonríe y sé a lo que se refiere ya que me encuentro inestablemente mal y sería capaz de cualquier cosa. Veo como se pierden por el bosque.

Al cabo de unos minutos se me acercan dos de mis guardaespaldas y me ayudan a caminar, hasta llegar al coche. Cuando llegué a casa, mamá estaba alarmada al igual que mis hermanos. También se encontraban las chicas y luego de la atención médica no me encontraron nada grave solo varios golpes y me recomendaron reposo. Mientras me encontraba en mi cama aún no pudiendo dormir por el dolor, no podía dejar de pensar en cómo Yulia pudo dar conmigo. Con eso en mente al cabo de unos minutos me dormí.

Pasadas las dos de la tarde, me pude levantar y al verme en el espejo me encontraba echa un completo asco. Decidí ir a ducharme y con ayuda de una de las chicas logré vestirme. Mientras hablaba con las chicas por Skype, tocan a mi puerta y al indicar que podían entrar me encuentro con Nikolai. Les digo a las chicas que hablamos al rato.
-Lena ¿Cómo amaneces hoy?-me dice mientras toma asiento en la cama
-Un poco mejor- nos quedamos unos segundos en silencio- ¿Papá aún sigue igual?
-Ayer ha movido algunos dedos de la mano. Según los doctores eso es algo positivo-me dice y me mira directo a los ojos- Lo siento- me suelta y veo como baja su cabeza
-¿Por qué?
-Tú me escribiste que necesitabas de mi ayuda-Ok, no recuerdo eso- Simplemente se me pasó llamarte y luego no aparecías… y te encontramos por Oká con unos tipos y…- la voz se le quiebra y empieza a llorar
Nunca le había visto llorar, así que opté por acercarme y abrazarle para tratar de calmarlo.
-No te pongas así, ya estoy aquí. Nada malo me ha pasado
-Le juré a tu padre, que te cuidaría con mi vida si algo le llegaba a suceder a él-se aferra más a mí- Juro que averiguaré quienes trataron de hacerte daño - La estúpida de Anya
-Kolya-le digo tratando que me mire a los ojos- Estoy bien, no has roto tu promesa
Después de unos minutos de plática, por fin pude lograr que se calmara y terminamos hablando de diversos temas. Reímos un rato, luego le dije que me llevara a ver a papá y aceptó.
-¿Lena, tienes algún vínculo con los Cartwright?- Ese es el apellido de Scarlet- Es que cuando han llegado los guardaespaldas me han indicado que algunos de sus guaruras estaban ahí y estaban con nosotros, no en contra
-No , la verdad que no
-Estás segura que no sales con Stephen- hermano de Scar- o con Scarlet- abro mis ojos al máximo- Supongo que no será con Stephen ya que es amigo de Luke, y Dorian- tío de Scar- no tiene hijos, así que solamente queda…
-Te he dicho que no, la verdad me sorprende que estuvieran guaruras de ellos- claro que sabía porque estaban.

Luego de dar por terminada esa conversación, nos dirigimos al hospital a visitar a mi padre juntos. Nikolai se fue a la hora, y me dejo a solas con él. No hacía más que observarlo y desear que se levantara de ese sueño tan profundo. Me hacía mucha falta. Se iba haciendo de noche cuando agarré mi móvil, “Necesito verte” escribí sin pensar y le di a la tecla enviar. A los minutos me llega un mensaje “¿Dónde?”. Nerviosa respondí “Estoy en el hospital de las colinas, te espero en las bancas de atrás”. Como no recibí respuesta asumí que era un sí. Dándole un beso a mi padre, salí de la habitación y me encontré rodeada de guaruras, como me escaparía de esta. Decidí usar la excusa del baño diciendo que no me sentía bien del estomago y cuando vi que no me seguían/miraban bajé por las escaleras de emergencia. Caminé hacia la parte de atrás, saliendo del hospital y camino hacia las bancas y tomo asiento. No había mucha luz, espero unos minutos y empieza a hacer un poco más de frío , cuando puse mis manos en mi boca para tratar de darme un poco de calor, puedo ver como se aproxima una silueta y al acercarse me percato que se trata de Yulia, en manos traía dos cafés. Me entrega uno y toma asiento a mi lado. Estuvimos unos minutos sin decir nada, y empiezo a impacientarme ya que en cualquier momento se pueden dar cuenta que salí y me empezaran a buscar como maníacos.

-¿Cómo sigue él?-me pregunta Yulia, logrando que me sobresalte
-Empieza a tener pequeñas mejorías- veo como asiente- Creo que no debí haberme burlado de tu estado la otra vez. Luzco peor- sonríe, como extrañaba su sonrisa
-Déjame ver- me agarra del mentón suavemente, me escanea y luego me mira fijamente a los ojos- En mi concepto, aún luces hermosa- pasa su dedo con sumo cuidado por mi rostro, seguido empiezo a sentir un cosquilleo en mi estomago
-Nikolai cree que salgo con Scar-le suelto
-Vaya no me esperaba eso. ¿Es buena amante? – logra hacerme reír
-Como no tienes idea, aunque no le digas pero también estoy enredada con su amiga
-He escuchado que esa Volkova es una bestia en la cama, ¿Es cierto?- esta vez logro reír un poco más, y le doy un leve golpe en el brazo- Extrañaba esto- me dice
-Igual- solo puedo responderle- Pensé que me odiabas
-Traté, pero me es imposible. De verás siento no haber podido estar contigo cuando pasó lo de tu padre
-No hay problema, ¿lo estas ahora no?
Seguimos charlando unos minutos mientras me contaba que Anya había despertado hoy, y que se iría del país. Era lo que más le convenía. Hicimos un par de bromas más y cuando el móvil me empieza a repicar, seguramente Nikolai tratando de localizarme porque probablemente los guaruras no me encontraban supe que era momento de la despedida.
-Bien Katina, nos estamos viendo- me dice Yul y se pone de pie, le imito
-Vale Yul- puedo ver que gira y empieza a caminar- ¿Cómo quedamos ahora?- suelto al viento y veo que se detiene. Sin girarse me dice
-Como siempre Lena- y retoma su camino
Veo que se pierde en las sombras y me doy cuenta que el móvil no ha parado de repicar, le contesto a Nikolai diciéndole que ya voy camino a casa. “Como siempre”, solo pude sonreír y camine de nuevo al hospital para despedirme de mi padre y emprender la marcha a casa.

cnnie
Mensajes: 216
Registrado: Mar 20 Ago 2013 13:48
Sexo: Femenino

Re: Dangerous thoughts // POR: Jcarter

Mensaje por cnnie » Lun 07 Jul 2014 12:20

wow me encanto la conti!!!! muy buena amo las conti largas!! ojala no demores slds!!
https://twitter.com/Cnnie1" onclick="window.open(this.href);return false;
http://instagram.com/cnnie2" onclick="window.open(this.href);return false;

Avatar de Usuario
xlaudik
Mensajes: 1266
Registrado: Mar 23 Oct 2007 23:11
Sexo: Femenino

Re: Dangerous thoughts // POR: Jcarter

Mensaje por xlaudik » Lun 07 Jul 2014 15:51

Excelente!!!!
No necesitas cambiar ni agregar nada, la historia es gnial tal cual .hi.
Contiiii!!!! xD
:-P .good.

yomisma
Mensajes: 12
Registrado: Mar 13 May 2014 17:11
Sexo: Femenino

Re: Dangerous thoughts // POR: Jcarter

Mensaje por yomisma » Mar 08 Jul 2014 09:35

Está genial la historia y genial la forma de escribir.. ya que no solo es la trama, si no tambien el gusto de poder comprenderla gracias a tu manera de escribirla.. sigue así!

Avatar de Usuario
SweetMess
Mensajes: 207
Registrado: Jue 17 Abr 2014 15:46
Sexo: Femenino

Re: Dangerous thoughts // POR: Jcarter

Mensaje por SweetMess » Mar 08 Jul 2014 17:48

Ya estaba extrañando esta historia :) que bueno que subiste la conti espero que la proxima no te tardes tanto si? me encantaaa!!
Aunque sea pecado yo me siento en el cielo.

Avatar de Usuario
Only 4 LeNa
Mensajes: 215
Registrado: Jue 07 Feb 2008 21:31
Ubicación: sOme Place with Len!!

Re: Dangerous thoughts // POR: Jcarter

Mensaje por Only 4 LeNa » Mié 09 Jul 2014 00:02

ooooooooh demonios por qué lo dejas ahí???????????? girl_cry2 girl_cry2 en verdad espero que ahora si no tardes mucho porque me estoy muriendo por leer más!!! u.u bueno, buenas noches!

Saludos!

Conti!!!!!!!!!
ειεŋα»*
Para qué queremos la conciencia si se lleva lo mejor de nosotros?!

He cried: "mother what´d you do to me?"
I said: "mother mother mother´s for babies! call me kitty" *miiauu*

Avatar de Usuario
Len_Katinalove
Mensajes: 327
Registrado: Mié 15 May 2013 23:01
Sexo: Femenino

Re: Dangerous thoughts // POR: Jcarter

Mensaje por Len_Katinalove » Jue 10 Jul 2014 22:33

increíblee, contii :)
La Pareja perfecta es la que vuelve a intentarlo
& lucha por estar juntos.!! #Volkova & Katina#

Jcarter
Mensajes: 18
Registrado: Mié 03 Jul 2013 22:43
Sexo: Masculino

Re: Dangerous thoughts // POR: Jcarter

Mensaje por Jcarter » Mié 23 Jul 2014 18:18

¡Hola! Traté de no demorar con la continuación y espero que la disfruten, porque cada vez son más las ideas que rondan por mi cabeza que a veces se me resulta un tanto difícil escribir to_become_senile . Pero bueno, sin más le dejo la conti y agradezco sus comentarios ya que ellos son los que impulsan a uno a seguir escribiendo.
Agradezco de corazón a :cnnie, xlaudik, yomisma, SweetMess, Only 4 Lena y Len_Katinalove por sus comentarios, y que gusten de la historia.



Saludos .hi.




"Cuando nada es seguro, todo es posible"
Margaret Drabble


POV Yulia

De camino a mi auto, sentía una extraña sensación después de haber hablado con Lena. Me costara admitirlo o no, extrañaba pasar tiempo con ella. Mientras iba manejando puedo sentir mi móvil vibrar, activé el manos libres para poder atender la llamada

-Yul- es Ian- ¿Estás ocupada?
-Ahorita no, ¿pasa algo?
- No, pero quería reunirme contigo y Scar ¿Podemos encontrarnos en Barlovento?
-Vale, estoy cerca

Terminó la llamada y cambié de ruta, indicando en casa que tardaría un poco en llegar. Al entrar al bar, Ian me hace unas señas y veo que Scar ya se encuentra aquí.

-Hola guapa-me dice Ian
-Que hay chicos-les digo y tomo asiento, enseguida se me acerca una chica del servicio
-Bienvenida, ¿Desea algo de tomar?- saca una libreta
-Hola, me traes un expreso con unas alitas picantes – toma nota y luego se retira. Puedo ver como Scarlet le mira sin pudor alguno
-Mujeres, mujeres… ¿somos increíbles no?-me dice Scar- Por cierto, vaya combinación que has pedido
-Ando con un poco de hambre y frío-Ian sonríe y empieza a sonar un móvil
-Chicos en seguida vuelvo- Scar se pone de pie con el móvil en mano
-¿Crees que sea Nastya?-me pregunta Ian
-Lo dudo, sabes que no dura con una persona más de dos semanas- reímos un poco-¿Y qué tal todo con Katherine?
-Pues la experiencia es nueva, inclusive lo de la fidelidad
-Pero si la tienes a ella, para que querer a alguien más- En ese momento vuelve Scar
-Disculpen, loca que no me supera-nos dice Scar señalando su móvil
-No entiendo que le haces a las chicas que siempre terminan enganchandísimas a ti- Le dice Ian, Scar solo encoge los hombros
-De que hablaban
-Le decía a Yul que es difícil eso de la fidelidad, me conoces-le dice Ian
-Pero si estás con ella, te debería dar igual estar con otras chicas- Scar da un trago a su cerveza-¿La quieres no? –le pregunta
-Obviamente, lo contrario a ella
-¿Por qué lo dices?-le pregunto
-Pues aún me falta calar más a fondo pero…-en ese momento llega la chica con mi café y mis alitas.
-Gracias linda-le dice Scar- ¿Me podrías traer otra de ésta?- le dice mostrándole su cerveza, la chica asiente nerviosa y se retira- Continúa Ian
-Creo que antes de salir conmigo, había alguien más-no puedo evitar tensarme- Y esa persona jugó horrible con ella, hasta llegar al punto que le es difícil que se abra mucho en el ámbito amoroso

Nos quedamos unos minutos en silencio y la verdad no tenía idea que decir, ya que esa persona la tenemos justo en frente. En seguida vino la chica con la cerveza de Scar y muy nerviosa la coloco frente a ella. Ésta solo mira su cerveza fijamente y bebe un poco

-Se le llama cautela- dice Scar- Está siendo inteligente, no quiere que le vuelva a suceder lo mismo
-Sí lo sé, pero me carcome saber que alguien la hizo sufrir-Ian aprieta sus puños mientras dice esto- Quisiera partirle la cara al imbécil
-Yo también- le dice Scar y me sorprendo- Ella es una buena persona y no se merecía eso

Ian solo asiente y cambiamos de tema. Se iban pasando las horas, cuando ya era de madrugada decidimos que era tiempo de irnos puesto que mañana habían clases. Scar no llevó su auto y me pidió que le dejara en su casa. Íbamos animadamente platicando cuando sale nuevamente a flote el tema de Kat.

-No entiendo como ustedes pueden seguir hablando. En especial ella quien fue la más lastimada- Scar prende un cigarro
-Si te soy honesta, al principio opté por ignorarla. Pero creo que lo nuestro como tenía mucho tiempo andando se volvió rutina que no hablarnos resultaba extraño
-Ya veo
- En un comienzo, Kat no podía ni verme así que cuando vi que las cosas entre ella e Ian avanzaban decidí hablarle y empezamos a aclarar las cosas. Se desahogó por completo y creo que ahí la llevamos, poco a poco- asiento-Yul
-¿Hmmph?
-No es para que te enojes pero tú y Elena tienen que establecer límites, antes que las cosas acaben mal
-¿Por qué lo dices?
-Pues cuando sucedió lo del “secuestro”, no tenías que haber ido hasta Oká. Solo bastaba con que llamáramos a Katherine y ella le hubiese dicho a su familia.

Permanecimos en silencio y no puedo negar que Scarlet tiene razón. Era tan simple con avisar a Katherine y listo. Suspiré.
-Tienes razón, tendré más cuidado con eso- veo que asiente y permanecimos en silencio unos minutos
-¿Has hablado con ella?
-Casualmente cuando Ian me llamó, acababa de verla
-Supongo que aclararon las cosas
-Sí, decidimos quedar como siempre
-Vale, aunque supongo que ahora tendrán que estar con más cuidado
-¿Por?
-Luego de lo sucedido tendrá miles de guardaespaldas encima

Vaya no había pensado en eso, ahora vernos sería más problemático que nunca tal vez lo mejor por ahora era distanciarnos un poco. Y tratar que las cosas se calmaran un poco.
Luego de dejar a Scar en su casa, maneje hasta la mía y al llegar, caminé hasta la cocina aún tenía un poco de hambre y decidí comer un poco de fruta. Tomé asiento en el desayunador que estaba allí y al pensar en todo lo que había sucedido, el recordar a Lena una estúpida sonrisa empezaba a asomarse en mi rostro. Sacudí mi cabeza y fui directo a mi habitación.

Empezó la semana y cuando llegué al colegio, mientras aparcaba justo en ese momento llega Lena en su auto y con dos más tras el de ella. Caminé a mi aula y las clases pasaban con normalidad. A la hora del almuerzo salí con los chicos, buscamos una mesa y empezamos a charlar
-Yul, tu cumpleaños cae en la semana de invierno ¿Harás algo?-me dice Ian
-Es en dos semanas-le digo
-Lo sé, quería saber si tenías algo en mente. Ya que toda esa semana no hay clases, tal vez pensabas hacer algo
-No creo, tengo que ir donde mis abuelos paternos
-Oh ¿En serio, Alemania?- asiento
-Pensaba decirles que fueran conmigo, papá me dijo que no habría problema
-Cuenta con ambos- me dice Ian, Scar solo asiente
-Eso si nada de liarse con mis primas- empiezan a reír- Lo digo por ti Scar
-¡Por qué yo!-chilla- Sophie fue la que me sedujo-Sophie es una prima que al venir a Rusia, se enredó con Scar la primera noche que fuimos de antro

Empezamos a reír y me llega un texto. Mientras Scar seguía excusándose saqué mi móvil “¿Te puedo ver en los laboratorios?”, se trata de Lena me sorprendí un poco ya que no me ordenaba a que fuera sino que me preguntaba; respondí que sí y al sonar el timbre para volver a clases, les dije a los chicos que iría al baño. Ambos caminaron hacia el aula y emprendí mi marcha a los laboratorios. Al llegar al pasillo entré a uno de los salones más alejados.
Esperé unos minutos, luego entra Lena con cara de pocos amigos

-Tenías que entrar al más alejado- me dice y se sienta en una de las bancas de laboratorio
-Si querías podíamos haber hablado en plena cafetería- veo como rueda los ojos y toma asiento- ¿Y bien?
-Creo que por ahora lo más conveniente es distanciarnos un poco-asiento- Ahora más que nunca tengo miles de guardaespaldas, Nikolai está paranoico
-Lo supuse
-Yo… ¿No estás molesta cierto?-enarco una ceja, sus cambios de personalidad me sorprenden, niego con mi cabeza
-¿Tu padre como sigue?
-Mejorando, cada vez empieza a mover más músculos-me dice con un brillo en sus ojos-Yulia no tuve oportunidad antes…-veo que empieza a jugar con los dedos de sus manos-yo… gracias- susurra- No debiste molestarte tanto, sino hubieras llegado tal vez yo…- escucho como se le quiebra la voz, me le acerqué rápidamente
-Shhhh…No pienses en eso- la estreche junto a mí, le sequé un par de lagrimar que habían logrado escapar de sus ojos- Ahora mismo debes de ser fuerte por tu padre –asiente

Nos quedamos un tiempo más así y siento vibrar mi móvil, sin separarme de Lena con mi mano libre alcancé a sacarlo y leer el mensaje “Sé que Katina está buena, pero el Dr. Malito nos pondrá un quiz continúen lo que hacían al rato”, sonrío al ver el mensaje de Scar. Separé a Lena a unos centímetros de mí y me le quede mirando fijamente, aún tenía los ojos rojos debido al llanto y me sorprendí al conocer este lado de Lena. Sí, era una arrogante a morir y vanidosa por supuesto pero el ver esta faceta me demostraba que no era la persona de hielo que aparentaba ser.

-Me vas a ver todo el rato ahora- salgo de mis pensamientos, cuando la veo secarse el rostro
-Tengo que irme, prometo hablarte-le dije y antes de alejarme le deposité un beso en su frente.

De camino al salón me sentía en una nube, al entrar el profesor Higgins me llamó la atención y me mando a resolver diez problemas adicionales al quiz para entregarle antes que se acabara la clase. Se iba pasando la semana y así mismo no pare de textearme con Lena. Un día mientras estaba en mi cama
- ¿Tienes mucho que hacer para mañana?- me dice Antón, entrando a mi habitación
-No, ya terminé mis deberes
-¿Me acompañas al cine?-me sorprendí un poco ya que Antón se la pasaba comiendo libros y odiaba salir ya que siempre se veía acosado por las “cucarachas”
-¿Estás seguro? No eres muy amante de ver películas- se encoge de hombros
-Tengo ganas
-De acuerdo deja me arreglo y vamos
-Vale te espero abajo

Cuando estuve lista, me di una última mirada al espejo y bajé. Nos fuimos en su auto y al llegar al centro comercial nos dirigimos hacia el cine, cuando pensé que compraríamos los boletos, veo que Antón se detiene y mira su reloj.
-¿Pasa algo?
-No nada- me dice y toma asiento en una de las bancas que se encontraban allí
-Bien, no sé cuanto tiempo estuviste sin venir a un cine pero las entradas se compran allá- le digo señalándole la boletería
-Yul no soy idiota
-¿Entonces?
-Espero a alguien- cruzo mis brazos- Svetlana debe venir en camino- abro mis ojos al máximo, Sveta es la mejor amiga de Antón, él está que babea por ella pero aún no tiene los cojones para decirle lo que siente
-Me engañaste-le dije achicando mis ojos- haré de mal trío, creo que lo mejor será que me vaya-antes de poder empezar a caminar, me agarra del antebrazo
-No, por favor no te vayas-me dice con ojos suplicantes
-No tiene caso que me quede Antón, ustedes se la pasarán hablando todo el tiempo y yo quedaré marginada-le digo en tono afligido
-Es que… ella viene con su primo-nuevamente abrí mis ojos- Al principio no quería venir porque no quería que él se quedara solo, acaba de llegar a la ciudad. Luego le dije que tú vendrías y accedió
-Antón, Antón… porque simplemente no le dices que estás enamoradísimo de ella y listo-veo como baja su cabeza
-Si te quedas y entretienes a su primo podré avanzar con ella- me agarra de la mano- Por favor, Yul
-Ashh, vale solo por ti- me siento a su lado, me rodea con un brazo- No pienso salir con el ni nada por el estilo
-Prometo que cuando se ponga intenso, nos vamos- me dice mientras levanta su mano en forma de juramento

Esperamos unos minutos más, luego vemos a Sveta entrar al cine venía sola, se gira y toma la mano de un ¿¡niño!?
-Juro que te mato Antón- le susurro y este emite una risilla nerviosa
-Hola Antón- le da un beso- ¡Yulia! Que bueno verte- me dice abrazándome
-Hola Sveta, y él es…-le digo tratando de sonar amable
-¡Denis! –Me dice el niño – Que lindos ojos tienes, ¿verdad Lana?- esta divertida asiente

Cuando caminamos hacia la boletería, fue un gran problema ya que Denis no quería ver una película animada en cambio quería ver “Masacre Mortal 8”, empezó a llorar y Svetlana trata de consolarlo
-No me digas que no es la mejor cita que hayas tenido-me susurra Antón, lo fulmino con la mirada
-Calma Denis, aún eres muy chico para ver esas películas
-¡Porque! Si ella también es chica-me señala, Antón no puede evitar reír, igual Sveta

Como no había forma de que Denis aceptara ver la película que Sveta le decía, les propuse que llevaría a Denis a jugar videojuegos a casa, este acepto enseguida y emprendimos marcha. Empezamos a jugar y la verdad que el entusiasmo de Denis se me contagió. Pedí una pizza y mientras comíamos me llega un texto “Hey Yul, que haces?”, es de Lena “Estoy en una cita”, esperé unos minutos y al no recibir respuesta le mandé una foto de Denis comiendo pizza, al rato me llega “Ya mandé a un patrulla para que salve a aquel niño”, rio por su mensaje.

Después de unas horas llegan Antón y Sveta, Denis se encontraba dormido en el sofá. Sveta apenada me da las gracias y luego Antón lo carga hasta llevarlo al auto. Agotada, me arrastré hasta mi cama y dormí. A eso de la madrugada mi móvil no paraba de sonar, molesta por el estrepitoso ruido, atendí
- Diga-dije adormilada
-¡Yul, Yul!- trato de identificar la voz- ¡Papá despertó!- se trata de Lena
-En hora buena, ¿estás con el?
-Sí, salí un momento mientras le hacen un chequeo general
-Mándale saludos de mi parte-la escucho reír
-Claro, no puedo pasar por alto el mensaje de su gran amiga Yulia Volkova
-Me alegro por ti Len, lo digo en serio

Hablamos un par de minutos más y luego se despidió. Cuando trate de conciliar el sueño nuevamente no pude. Vencida baje las escaleras en busca de un poco de leche caliente acompañada con galletas de chocolate; mientras bebía del vaso, imágenes de Lena con su padre volaron por mi mente distrayéndome un rato. Hasta que siento que alguien toca mi hombro y me sobresalto
-¿Te encuentras bien?- se trata de Stan
-Sí, estaba un poco distraída –veo que busca un vaso, se sienta a mi lado y se sirve un poco de leche que había dejado afuera
-El remedio de mamá-me dice mientras come una galleta, nos quedamos en silencio un rato- La extraño- logra decir susurrando
-Yo también

Flashback

Recuerdo que estaba aún en la primaria y recién acababan de empezar las vacaciones. Papá y mamá se encontraban en Francia, por viajes de negocios, ambos volverían al acabarse la semana y estaba un poco ansiosa al igual que mis hermanos ya que cuando ellos llegaran nos iríamos a Hawái.
Un día antes que mis padres llegaran a Rusia mientras me encontraba en mi habitación llega Stan invitándome a jugar con el y sus amigos, empezaba a lloviznar pero igual salimos a jugar. Empezamos jugando al escondite, como los amigos de Stan eran buenos jugando decidí esconderme por el lago que esta detrás de nuestra casa. Tuve que caminar un poco, cruzar el pequeño bosque y me subí a un árbol tratando de ocultarme lo más que pude.

Pasaban las horas y aún nadie aparecía, estaba completamente empapada y empezaba a tiritar del inmenso frío que sentía, cuando pude ver que nadie aparecía al bajar del árbol me sentía un poco débil y antes de cruzar completamente el bosque caí inconsciente.
Al despertarme me encontraba en mi cama, con un doctor a mi lado y de reojo pude ver como nana le llamaba la atención a Stan. Me sentía fatal, me costaba mantener los parpados abiertos
-Lo mejor será que descanse, la fiebre esta altísima. Si sigue así para mañana llévenla al hospital-escucho decir al doctor
Sin poder mantenerme despierta un segundo más caí rendida en un sueño profundo. Al despertarme me sorprendo ver a mi padre a un costado mío, con sus ojos llorosos
-¿Papi, porque lloras?-le dije sentándome

Éste solo me extendió una mano y me pego junto a él, aún entre lagrimas escuchaba como susurraba el nombre de mamá.
Horas más tarde mientras estaba con mi padre, pude escuchar una conversación de él con mis abuelos sobre lo que había sucedido con mamá. Papá dejo atrasado unos papeles por firmar y tardaría unas horas más en salir de Francia, mi madre como estaba ansiosa por vernos en especial a mí debido a mi condición física se adelantó en un vuelo privado, éste no pudo aterrizar ya que el avión se estrelló debido a una falla mecánica.

Fin del Flashback


Al recordar esto me percato que se me habían escapado un par de lágrimas y al girarme me encuentro con un Stan dormido en la mesa. Cuando por fin lo pude despertar, cada uno se fue a su respectiva habitación para tratar de descansar.
Al día siguiente Lena se ausentó; me mandó un mensaje diciéndome que pasaría tiempo con su padre, sus amigas al parecer también faltaron para acompañarle. Ese día en el colegio paso con bastante calma, los otros días que le siguieron Lena también faltó.

De lo que iba esta semana no nos habíamos visto pero si comunicado y bastante. Empezó una nueva semana y Lena por fin asistió, ya se veía bastante animada pero decidimos que todavía no era tiempo de vernos, pasaban los insultos de siempre para no llamar la atención sobre algún cambio repentino pero nuevamente volvió a ausentarse a media semana. Cuando acabó esa semana, coordiné con los chicos para el viaje de la semana de inverno, no pude evitar sorprenderme que Lena no me hubiese escrito ningún día, decidí no darle mucha importancia.

Mi padre estaba bastante emocionado y no podía evitarlo, le encantaba la idea de pasar una semana todos juntos. Cuando llegó el día de partir jugué con el móvil unos segundos tratando de decidirme si escribirle a Lena o no. El llamado de mi padre me sacó de mi debate interno y emprendimos marcha.
Durante el vuelo, Ian y Scar no pararon de hacer payasadas y beber de todo. Al llegar a Berlín la casa de mis abuelos se encontraba en las afueras, dormimos todo el trayecto hasta que llegamos y desempacamos.

Al día siguiente al levantarme, me duché y bajé al comedor. Ya se encontraba mi padre, todos mis hermanos, también estaban Ian y Scar
-Al parecer a alguien se le quedaron las cobijas pegadas- dice mi abuelo sonriendo
Me le acerco a darle un beso y abrazo.
-¿Y a esta vieja no la piensas saludar?
-Claro que si abuela-le dije caminando hacia donde se encontraba
-Cuando yo los saludé no hicieron tanto drama eh-les reclama Stan
-Bien sabes que no eres el consentido-le dice Antón riendo
-Díganlo por ustedes, sus abuelos me adoran- dice papá
-No exageres Oleg- le respondió mi abuelo

Empezamos a reír y desayunar, mis abuelos: Oleg (sí también se llama igual) y Elizabeth no pararon de hacerme preguntas sobre como andaban las cosas, si tenía algún pretendiente, etc. Cuando se acabó el interrogatorio, mi abuelo nos invitó a su “santuario” a jugar billar, cartas y beber. Ese día nos pusimos al corriente de todo.

Al día siguiente fuimos a las montañas a practicar un poco de motocross, mi padre al principio no quería ceder pero luego mi abuelo le dijo que “Un Volkov no comete el mismo error dos veces”, cuando terminamos la sesión de motos empezamos una parrillada, se iba pasando el tiempo hasta que siento como me tapan los ojos.
-¿Adivina quien soy?- sonrío, ya que de inmediato reconocí la voz
-Sophie tal vez deberías cambiar de trucos- me giro rápidamente y le hago cosquillas
Empieza a reír, y vaya que había cambiado, estaba un poco más alta y lucía guapísima. Sophie era hija del único hermano de mi padre; Oswald, ella tenía un mellizo.
-Hola Yul-me dice Rodney; de cariño Rod, su hermano- Cada vez andas más enana eh-me dice mientras me levanta en el aire y empieza a darme vueltas
-Te advierto que ya llevo tres cervezas
-Oh Oleg como permites eso- le dice Sophie al abuelo, este solo se encoje de hombros
Rod me baja nuevamente y empieza a saludar a todos, Sophie se queda a mi lado
-Oh esta tú amiga sexy- veo que se refiere a Scar, quien charlaba animadamente con Arthur.
-Si pero le dije que nada de acercamientos imprudentes- hace un puchero y reímos. Sophie nos llevaba por lo menos 4 años.
-Bueno con un poco de alcohol encima uno nunca sabe como actúan las personas
-Sophie no…ella esta comprometida
-¡QUE!-alza la voz, llamando la atención de todos e inclusive la de Scar. Esta al verla, la observa lascivamente y luego retoma su plática con Arthur- Es imposible, ella no es del tipo de comprometerse
-Claro que sí, ella y Arthur llevan mucho tiempo saliendo-veo como no sale de su asombro, abre su boca en una gran “O”. No pudiendo aguantar más estallo en risas- Sabía que me estabas mintiendo.
-Debías haber visto tu cara-le digo tratando de aguantar reprimir la carcajada- Ya en serio, nada de tontear por ahí
-No te prometo nada pero trataré de comportarme- me guiña un ojo y sale disparada a saludar a mis abuelos

Luego me saludan mi tío Oswald y su esposa, Emily. La tarde si iba pasando bastante amena, ya que no parábamos de molestarnos unos a otros. Eso era más que una tradición para nosotros si te molestaban tenías que responder con algo mejor. Nunca podemos quedarnos callados. Hablábamos Antón, Sophie e Ian.
-Deberías saber la diferencia –le dice Antón a Sophie- Pero claro eres rubia, que se puede esperar- estallamos en risas
-Vaya que comentario tan inteligente-le reprocha Sophie sarcásticamente- No sé si serás ciego o que, pero también eres rubio.
-Golpe bajo-le digo a Antón
-Calla Yulia, ustedes que se ríen también de lo que dije- nos dice Antón cruzándose de brazos
-En realidad nos reímos fue por tu falta de observación-le dice Ian

Antes de seguir hablando, mi abuelo nos llama a todos para que nos sentemos a cenar.
-Bien ahora que estamos aquí todos reunidos, no puedo evitar sentirme sumamente feliz de compartir tiempo de calidad con la familia -empezó a hablar mi abuelo- Sobre todo en esta ocasión para celebrar el cumpleaños de mi hermosa nieta-Stan empieza a toser
-También…tienes… otros…nietos- reímos
-A quienes también amo por igual-le dice mi abuelo dándole un zape a Stan que estaba a su lado- Como les iba diciendo, este sábado planificamos una grandísima fiesta…
-Papá pero si solo somos nosotros-mi padre lo interrumpe
-Oleg no me interrumpas-le dirige una mirada severa- Bien, haremos una fiesta ya que vendrá toda la familia Volkov que permanece actualmente con vida- mi abuelo ríe un poco
-Espera, espera-le interrumpe mi tío Oswald- Hablas de que vienen tus primos y hermanos-mi abuelo asiente- tienes miles de primos- chilla mi tío
-No exageres Oswy, además familia es familia y es bueno poder verle la cara a muchos después de tanto tiempo

Terminada la cena, nos dirigimos nuevamente a casa y siendo honesta no me molestaba tener a toda mi familia, sería incómodo al principio ya que tenemos tiempo sin hablarnos pero ya luego las cosas fluirían por si solas.
Al día siguiente fui al centro comercial con Sophie en busca de ropa. No hicimos más que dar vueltas y vueltas. Antes de irnos por fin a casa
-Yul, espera aún no podemos irnos
-Ya has comprado medio mall-le digo sentándome en una banca- Vamos a casa porfa, me duelen los pies
Noto que mira con insistencia su reloj, suspira y simplemente se tumba a mi lado.
-Te teníamos una sorpresa-me dice bajando la voz- Mi deber era sacarte de la casa y distraerte hasta que fuera de noche-no puedo evitar reír un poco
-Pues déjame decirte que eres terrible para las sorpresas- se encoje de hombros
-Hice lo mejor que pude
-¿Qué planearon?
-Cerramos el nuevo antro que abrió en un hotel del abuelo, irían algunos conocidos y amigos. Pasaríamos la noche en el hotel y al día siguiente iríamos a casa para la fiesta de los viejos-me dice haciendo un puchero
-Vale bien pensado, en caso que alguien quede completamente ebrio no de espectáculos en casa del abuelo
-Porfa, cuando lleguemos pon cara de sorprendida-asiento- Antón me matará
-¿Hasta cuando tenemos que esperar?
-Mmm…hasta las nueve
-Bien vamos a comer, muero de hambre

Nos pusimos en marcha y fuimos al restaurante más cercano. Comí hasta que mi estomago no dio más y luego nos pusimos a platicar un rato para matar tiempo. A las nueve en punto, Sophie me presionó a que me cambiara por algo más decente. Después de insistirle que me encontraba bien, tal y como estaba partimos al hotel. Cuando llegamos, fuimos al elevador y caminamos hacia el antro.

Al llegar a la entrada del mismo, todo el lugar se encontraba bastante calmado y al entrar solamente escuche el “! Sorpresa!”, seguido de muchos silbidos y aplausos, de inmediato encendieron la música y empezaron con un juego de luces.
-Hola hermanita-me dice Stan- Esperemos y disfrutes esto
-Cierto, nos costó convencer a la abuela-me dice Arthur
-Gracias chicos, en verdad aprecio lo que hicieron
Al pasear mi mirada por el lugar, estaba a reventar personas bailando por todos lados. Ian pasa su mano por mis hombros y me guía a una mesa junto con Scar
-¿Hermosas damas, que beberemos hoy?-nos dice Ian haciendo reverencia
-Yul tu mandas hoy-dice Scar
-No deberían preguntarme, bien saben que vodka

La fiesta iba avanzando, así mismo los tragos, Sophie se sentó con nosotros y numerosas veces tuve que intervenir entre ella y Scar. Cuando se llegó la medianoche, sacaron un dulce gigante y empezó la celebración, los besos y abrazos. Mientras estábamos en la mesa, se acerca Stan
-Bien chicos, aquí están los dieciocho tragos, especialidad del bartender- abro mis ojos- No te asustes Yul, te ayudaremos-me guiña un ojo

Estábamos Ian, Scar, Antón, Arthur, Stan, Rod y Sophie. Cuando se acabaron los tragos seguimos en lo nuestro platicando, bailando. Hasta que cuando me giro puedo ver que una rubia despampanante me está observando. Tratando de ignorar su mirada seguí hablando con los chicos, pero al pasear mi mirada disimuladamente me doy cuenta que aun me sigue observando
-Yul tienes que aprovechar-me susurra Scar- No puedo creer que tengas pegue con las chicas-me dice riendo
-Yo… -me rasqué la cabeza- Tal vez no sea el momento adecuado
-Oh vamos Yul, Katina no esta aquí-tragué saliva- Desde cuando no estás con Katina eh-me dice levantando sus cejas
-Hace mucho- suspiro- Siempre pasaba algo
-Bien creo que esta es tu oportunidad, sin compromisos -asiento

Caminé hacia la barra para pedir un trago, cuando siento que alguien me toca el hombro
-Hola- me dice la rubia despampanante- Charlotte, mucho gusto
-El gusto es mío-le digo regalándole mi mejor sonrisa

La rubia inmediatamente en cuanto me trajeron el trago, me arrastró junto con ella a la pista. Bailamos un buen rato, era realmente hermosa se me acercaba peligrosamente a darme besos cerca del oído. Luego cuando las cosas se empezaban a poner interesantes, sus amigas la empiezan a llamar indicándole que era hora de partir
-Aun tengo muchas energías… me dices tu número de habitación
-Claro lindura…- Idiota ni sabes cual es tu habitación- Me esperas aquí, vengo enseguida
Salí disparada hacia donde se encontraban mis hermanos, no podía visualizar a ninguno ahora, en la mesa solo estaba Rod
-Rod-le digo agitada- Dime por favor que sabes cual es el número de mi habitación
-Eh claro, era la suite 324
-Gracias- cuando me gire a correr para alcanzar a la rubia
-¡Espera Yul!- escucho a Rod
-¿Que sucede?
-La tarjeta de la habitación-me dice entregándomela
-Oh cierto, gracias. Diles a los chicos que ya subiré a descansar-asiente

Cuando alcancé a la rubia le di el número de habitación y quedamos en vernos, ya que primero tendría que escapar de sus amigas. Salimos del antro y cuando nos despedíamos me deposita un beso muy cerca de la comisura de los labios. Corrí a mi suite, me lavé los dientes y me quite la chaqueta mientras la esperaba. Pudieron pasar unos diez minutos cuando tocan el timbre.

Al abrir la puerta, me encuentro con ¿Lena? Abro mis ojos y pienso que se trata de un sueño, me restriego los ojos y Lena aún sigue de pie afuera de mi habitación. Veo que me hace a un lado y entra. Aun no creyendo en todo lo que estaba sucediendo cerré la puerta. Al girarme no encuentro a Lena en el vestíbulo y camino hacia la sala, la veo sentada mirando algo en su móvil
-Bien - cruza los brazos, le miro aún sin saber que decirle- Te quiero asesinar Volkova
-Yo… tú… ¿Qué haces aquí?
-Que hago aquí…-se pone de pie y se sitúa al frente de mí- Ayer me llegó un texto de Cartwright- Scarlet- Diciéndome que no se me olvidara que hoy era tu cumpleaños
-Yo… no sé porque hizo eso-le digo echándome unos pasos hacia atrás- Tal vez lo hizo para molestar sabes como es
-Entonces para molestar también, me dijo que de regalo termináramos lo que empezamos en el laboratorio-enarca una ceja- No soy estúpida Yulia
-Lena, ella se dio cuenta lo juro-veo como achica sus ojos- Ella y Katherine hablaron, empezó a atar cabos y supo que tu eras mi “amiga”
-Sobre todo eso-se soba las sienes- Yulia, ¿no quieres publicarlo en el diario tal vez?
-Ella no dirá nada, te lo puedo asegurar-le dije sentándome en el sofá
-No confío igual, puede acabar contándoselo a Kat y está se lo puede decir a las chicas-se sienta al frente
-Cálmate quieres, ella lo sabe desde hace mucho- me fulmina con la mirada- Y mira nadie hasta el sol de hoy por enterado

Nos quedamos unos minutos en silencio hasta que suena el timbre. Recordé que venía la rubia, mierda. Lena se me queda mirando
-¿Esperas a alguien?
-No, claro que no. A estas horas-le digo riendo nerviosamente- Puede que sea el servicio o alguien tratando de molestar. Déjalo ya se irán
Sigue el incesante sonido del timbre, Lena desesperada se pone de pie y camina hacia la cocina. Nerviosa corro hacia la puerta y por la rendija puedo ver que la rubia, empieza a caminar con dirección al ascensor. Suspiro de alivio
-¿Se fueron?- me sobresalto debido al susto
-Eh si, eran los del servicio- veo que tiene un vaso con un poco de jugo de fresa-¿Que haces aquí? Osea en Alemania, que hay de Nikolai el paranoico, tu padre…
-Shhh…Haces demasiadas preguntas Yulia- da un sorbo a su vaso- Estoy con mi padre y Sasha aquí desde la semana pasada, lo están atendiendo en el hospital del centro, trabajan en un tratamiento para que no vuelva a recaer-asiento
-¿Y como sabías que estaba aquí?
-¿Es necesario responder a eso?
-No, solo que es escalofriante, que sepas todos mis movimientos
-Yulia tu vida jamás dejará de ser noticia basta con prender la Tv y ellos sabrán cada paso que das, créeme-vencida, me gire
-Bien como sea, iré a prepararme un sándwich
Camine hacia la cocina que se encontraba en la suite y empecé a sacar los ingredientes.
-¿Si sabes hacer uno, no?
-Sí Elena, no es la gran cosa- nos quedamos completamente en silencio
-Esperabas a alguien, ¿cierto?
-¿Quien… yo? No, para nada-cuando levanto la vista, la encuentro mirándome fijamente- ¿Quieres uno?-asiente

Cuando termine de prepararlos, los llevé a le mesa y empezamos a comer. Inmediatamente nos pusimos a hablar y echar unos pequeños chistes.
-Entonces, el niño pudo salir con vida-me dice riendo
-En mi defensa, creo que le he dado la mejor cita de su vida
-No sabía que te gustaban tan jóvenes
-Ese es uno de mis secretos-le digo mientras me pongo de pie- Buscaré unas fresas y chantillí

Cuando las llevé a la mesa, seguimos hablando y solamente quedaba una. Ambas nos miramos y antes de que me diera tiempo de reaccionar, Lena tomó la
última fresa
-Eres una lenta, Volkova-dicho esto, me saca la lengua
-No creas que te has salido con la tuya
Empezamos a correr alrededor de la habitación, vaya que era rápida. En un movimiento pude agarrarle por la cintura y ella por intentar zafarse, ambas caímos al suelo. Quedé debajo de ella, puso sus rodillas sobre mis brazos y se metió la fresa en la boca dejando la mitad afuera.
-Compartiré si dejas de forcejear- logro entenderle de lo que balbuceó

Veo que se acerca a mi rostro y pone la mitad de la fresa sobre mi boca. Muerdo el pedazo que quedó fuera y logro sentir como nuestros labios logran rozarse. Cuando me tragué el pedazo aun estábamos a milímetros, la miré a los ojos y sin pensar ni un minuto más la besé. Vaya que extrañaba el calor de su cuerpo.

Tratando de disminuir el espacio que nos separaba, cambié de posición con ella sin apartar nuestros labios. El beso se fue profundizando cada vez más, el tacto de sus labios era increíblemente suave entonces empecé a darle pequeños besos en el cuello, pude sentir como sus manos tibias buscaron mi piel bajo mi sweater. Con desesperación toqué la suya, bajo su camisa, sentí su piel reaccionar ante mis manos.
Fui dejando pequeños besos a lo largo de todo su rostro, metí una de mis piernas entre las suyas y empecé a moverme tratando que nuestras partes sensibles se tocaran, le quite la camisa de un solo tirón dejando al descubierto sus pechos que tanto deseaba y con desesperación le quité los pantalones. Allí estaba nuevamente su cuerpo perfecto de diosa, bajo de mí una vez más, era lo que mi cuerpo deseaba y necesitaba, simplemente todo lo que mi mente anhelaba volver a saborear.
Sin perder tiempo, la cargué llevándola hacia la habitación y la tumbé sobre la cama, me separé de ella solo un instante para apreciar nuevamente su hermoso cuerpo, se dejó apreciar y luego me invitó a sus labios nuevamente. Me separé para empezar a besarle el cuello, lo mordí y seguí bajando hasta sus pechos. Quite la prenda que no me permitía apreciarlos al máximo y cuando los tuve frente a mí, empecé a besarlos, succionar y morder sus pezones. Seguí bajando y cuando pasé por su ombligo lo lamí, metiendo la lengua y pude apreciar su rostro lleno de placer y expectación. Al llegar a su sexo lo mire como depredador que observa a su presa, me relamí los labios y empecé a besar superficialmente esa parte tan sensible, disfruté del efecto que lograba ocasionar en su cuerpo.

Me levanté y separando sus piernas, me arrodillé entre ellas frente a la cama, al mirarla podía ver que su rostro estaba embriagado de lujuria en espera de lo que vendría. Empecé a succionar su sexo, una y otra vez haciendo que Lena empezara a gritar de placer, cada vez más fuerte seguía lamiendo su tan sensible botón, Lena empezaba a agarrarme de la cabeza, pude sentirle temblar. Al cabo de unos minutos arquea su cuerpo, contorsionándose de placer. Me levanté y me acosté a su lado esperando que el orgasmo pasara.


POV Lena


Me separé de Yulia y me posicioné sobre ella. Aun tenia el pecho agitado por el orgasmo, le quité el sweater y el brasier. Puse una de mis manos en sus pechos, el tacto de sus pezones endurecidos era la gloria para mí, no pude resistir un minuto más y metí uno de ellos a mi boca. La escucho gemir, y empieza a arquear levemente la espalda. Extasiada con su sabor, mi mente perdió el control y comencé a succionar su pezón mientras masajeaba el otro. Un poco golosa me fui al otro, lo lamí y succione, luego mordí. Empecé a acariciar su abdomen con unas de mis manos, mientras bajaba poco a poco depositando pequeños besos pude sentir como me tomaba de la cintura y luego ponía sus manos sobre mi trasero. Llevé una de mis manos a su parte baja y con suavidad deslicé uno de mis dedos entre sus piernas. Le mire con una sonrisa y me acerque a milímetros de sus labios
-Estás completamente húmeda Volkova-para darle un beso húmedo

Presioné su entrepierna con mi mano y solo puedo escucharla suspirar. Metí mas dedos para hacer un poco más de presión aún sobre su ropa interior. Poco a poco empecé a bajar su ropa interior, teniéndola completamente desnuda frente a mí. Separé sus rodillas y me posicione entre ellas, pude ver que cerraba sus ojos
-Mírame-le exigí y abría lentamente sus ojos. Rápidamente pasé mi húmeda lengua sobre su sexo, empecé a intensificar el movimiento de mi lengua y labios, encontré su clítoris y lo succioné sabiendo que la volvería loca, cada vez la puedo escuchar gemir más alto, seguí succionando con mucha fuerza y pude sentir como poco a poco intentaba llegar, antes de que llegara me detuve y observe que se molesto, a lo que me relamí mis labios y subí hasta que nuestros labios quedaran lo más cerca posible. La besé como si no hubiese mañana y de inmediato introduje dos dedos en su parte baja, sintiendo como se retorcía de placer, baje a jugar con sus pechos succionándolos y lamiéndolos, hasta que siento como algo corre por mis dedos , no paro de besarla y cuando siento que se le pasó el orgasmo saco mis dedos de ella.
Sin pudor alguno los meto a mi boca de una manera que sabía que encendería a Yulia.
-¿Lista para el segundo round Katina?-me dice caminando a gatas hacia donde estoy


Al día siguiente mientras dormía logro percatarme de que Yulia me tiene agarrada fuertemente por las caderas. Tratando de zafarme de su agarre, lentamente empiezo a levantar su mano pero increíblemente me acerca más a ella.
-¿Por qué te quieres levantar? No te vayas- la escucho decir y el corazón se me detiene por un instante-eres buena almohada-cuando me dijo eso, bruscamente la empujé de la cama
-Jódete-le digo mientras me acomodo entre las sabanas
-¡Hey! Eso dolió-veo como se pone de pie- ¿Piensas seguir durmiendo?-miro el reloj que se encontraba en la mesa y veo que aún es muy de mañana
-Sí estoy agotada-veo como sonríe
-Sí quieres podemos seguirle a lo de anoche- se empieza a acercar peligrosamente a la cama
-Ni se te ocurra Volkova, déjame dormir- se encoje de hombros y sale del cuarto

Cuando estuve sola concilie el sueño rápidamente, tenía un cansancio increíble. Pasaron unas horas y me desperté, me levanté de la cama buscando mi ropa interior y caminé con dirección a la cocina, abrí la nevera y saque leche para comer un cereal que había sobre la mesita. Empecé a comer cuando veo que abren la puerta y me encuentro con Scarlet que trae una caja de pizza, esta al verme pega un gritito que logró hacerme reír. Veo como entra Yulia corriendo a la cocina y se para a un lado de Scarlet.
-Oh cierto se me olvidaba que Lena estaba aquí-dice Yulia rascándose la cabeza
-¿¡Se te olvidaba!?-le dijo Scar
-Tu no me puedes recriminar mucho eh-Scar mira a Yulia- Que mandarle ese mensaje fue totalmente imprudente de tu parte
-Hablando de eso… lo siento-me dice mirándome- Estaba ebria y bueno… ya sabrás
Nos quedamos unos minutos en silencio, nadie decía nada. Yo seguí comiendo del cereal y luego Scar rompe el silencio
-Bien esto es incómodo… ¿quieres pizza Katina?-me dice posicionando la caja en la mesa
-Ahora que termine con el cereal-veo como se Scar se sorprende
-Vaya no pensé que comías este tipo de cosas-me dice Scar, cogiendo un pedazo
-Oh créeme las ama, en especial McDonald’s-dice Yulia sentándose a su lado
-¿En serio?- dice Scar aun no saliendo de su asombro
- Sí, tienes que verla como devora a la pobre hamburguesa
-Cállate Yulia-la fulmino con la mirada
-¿Entonces ella viene con nosotros?-le pregunta Scar a Yulia
-¡QUE! No claro que no, quieres que mi familia me mate-dice Yulia comiendo de su tercer pedazo de pizza
-De que hablan-les pregunte
-Es que ahora habrá una fiesta en casa de los abuelos de Yul con su familia
-Tantos Volkov juntos ¡Puag!-le digo a Scar
-Ayer no parecías enojada mientras estaba en tu…- antes que Yulia acabara la patee fuertemente debajo de la mesa-¡Lena! Porque siempre me andas pegando
-Por querer siempre hablar de más-le dije
-Scar igual y Lena no nos aguantaría bien sabes como somos- esta solo asiente
-¿Qué te hace pensar que no podría?
-Simplemente porque no eres una Volkov- sonrío
-Bien… que quieres apostar-veo como enarca su ceja y encoje sus hombros
-Si eso quieres… si gano la apuesta quiero que te rapes completamente el cabello-me dijo tratando de intimidarme- Y si te preguntan porque el cambio de look quiero que digas que pasó mientras te bebías una botella de whisky y llorabas por que no serías nunca una Volkov
-Eso es exagerado-le dije
-¿Apostabas lo que fuera no?-me dice mirándome fijamente
-Esta bien ahora si gano yo quiero que hagas lo que te pida durante una semana
-¿Solo eso?-asiento y estrechamos nuestras manos- Scar está de testigo, ya no se puede alterar ni cambiar nada
-No te preocupes

Seguimos comiendo y luego pasé a darme un baño para salir a comprar las cosas que utilizaría como mi disfraz, antes de entrar a la sala que era donde se encontraba Yul y Scar, logro escuchar
-En serio no puedo creer que seas la más inteligente de la clase-le reprocha Scar
-¿Por qué dices eso?
-Lo que apostaste fue un asco
-Claro que no, la de ella si fue una completa tontería
-Yul, tienes que obedecer lo que ella te diga durante una semana. Lo que tu le apostaste ella te puede ordenar hacerlo el primer día, luego al segundo te podría poner algo peor y así hasta que se complete la semana.
-Oh… no pensé en eso-la escucho suspirar y sonrío- Pero no te preocupes, haré que pierda la paciencia apenas pise la casa y tenga que salir corriendo-si claro, ya veremos

Al entrar a la habitación , empezamos a hablar sobre cual era la mejor opción para disfrazarme. Yulia y yo no paramos de discutir sobre que tenía que ponerme, al final me dijo que la esperara en la habitación junto con Scar que ella compraría lo necesario.
-No puedo creer que en serio vayas- me dice Scar tomando asiento en el sofá- Yo lo que dije fue en broma. Estás consciente que estarás rodeada de las personas que más odias en la tierra ¿cierto?
-Lo sé- suspiré y me senté a su lado- No tienes idea de lo aterrada que estoy. Tienes idea si se enteran quien soy-logro reír- mi padre me mataría
-Hablando de eso, ¿Cómo es que estas aquí?
-Ah, a mi padre le están haciendo un tratamiento desde la semana pasada. Mi hermana está con él me dijo que lo más recomendable para mi era no ver a papá en el estado que quedaba después de las sesiones.
-¿Entonces faltaras esta semana al colegio?
-No, la última sesión fue ayer. Hoy esta reposando
-¿Fue un gran susto para ustedes no?-asiento- Que bueno que ya paso lo peor

Seguimos hablando y encontré bastante entretenida y diversa la plática con Scar. La realidad es que no la toleraba mucho después de lo que sucedió con Kat pero pudo mostrarme otra faceta distinta a la que me imaginaba. Al rato entra Yulia con unas bolsas en mano.
- Lena, te pondrás esto…- me dice sacando una peluca rubia, no puedo evitar poner mi cara de disgusto- Sin caras, con esto pasarás desapercibida- empieza a sonar un móvil
-Bien pensado-le dice Scar- Todos son rubios allá- sale de la sala a contestar la llamada
-También te conseguí estos- me muestra unas lentillas de color- Yo… tus ojos son únicos y lindos-se rasca la cabeza- Solo por precaución

Tomé lo que Yulia me dio y caminé hasta el tocador para empezar la transformación. Cuando terminé de arreglarme me fijé en el espejo y la verdad que con un poco de maquillaje y la peluca encima lucía diferente. Debía estar completamente loca para hacer lo que estaba a punto de hacer. Caminé hacia la sala y al entrar tanto como Scar y Yulia se quedaron pasmadas.
-¿No piensan decir nada?
-Luces completamente diferente-me dice Scar- Bueno las espero en el coche
Nos dijo y salió de la habitación. Quedamos solamente Yulia y yo, solamente se me quedo mirando luego se acercó y me rodeo escaneándome. Emite un silbido
-Luces guapísima
-No es ninguna novedad
-Aunque si te soy sincera-se acerca a mi oído- Prefiero a las pelirrojas –ríe y le doy un golpe
-Calla Volkova-cruzo mis brazos- ¿Entonces esto si esta pasando? Iré a una fiesta con toda tu familia- se encoge de hombros
-Será gracioso, historia para futuras generaciones- empezamos a reír- Vamos no estés nerviosa ,¿que es lo peor que puede suceder?
-Eh que se den cuenta, idiota-suspiré
-Vamos que ya se está haciendo tarde

Caminamos hasta el lobby del hotel, encontrándonos con Scar.
-Tus hermanos ya se fueron, Ian viene bajando en un rato
-Será la primera prueba –le dice Yulia
-¿Chicas que hay?-escuchamos y al girarnos nos encontramos con Ian- Siento demorar… -se me queda mirando- Ian Hampton mucho gusto-me dice ofreciéndome su mano
-Eh… mucho gusto Ele… Helen-le dije tratando de calmarme, veo como me mira esperando un poco más de información-Prima de Scar-es lo primero que logro decir
-¿Prima? Pensé que tu tío no tenía hijos- Dice Ian mirando a Scar
-Ella es una prima lejana, por parte de mis abuelos- Ian asiente
-Pues mucho gusto igual, ¿entonces nos vamos?

Caminamos hacia el auto con Ian manejando y a su lado iba Scar, atrás íbamos Yulia y yo.
-¿Entonces Helen vives aquí en Alemania? –me pregunta Ian
-No la vayas a acosar Ian-le reprende Scar
-No como crees… digo no me malinterpretes Helen , eres hermosa- veo como sonríe- Pero ya hay alguien más en mi corazón- vaya este tipo en serio que quiere a Kat
-Sí vivo aquí, desde hace unos meses
-Que bien, ¿estudias algo?-me dice mirándome por el retrovisor
-Chef, estudia eso-le dice Yulia, asiento

Siguió hablándome y llenándome de preguntas hasta que llegamos a la casa de los abuelos de Yulia. Al bajar estaba completamente nerviosa, no tenía idea de que hacer hasta que siento como Yulia me toma del brazo
-Estarás bien, recuerda que tienes una apuesta –me guiña un ojo

Caminamos dentro de la casa y al llegar al patio había una cantidad considerable de personas, todos al ver a Yulia le gritaron Feliz Cumpleaños y empezaron a felicitarla, nerviosa seguí hacia donde se dirigía Scarlet y tomamos asiento en una mesa.
-Por ahora todo sigue normal-me dice sonriéndome- ¿Que tal tu presión Lena?
-Calla, estoy que me quiero morir-reímos
-Hola Scar, ¿quien es esta linda chica?-le dice una rubia
-Hola Sophie es mi prima, Helen
-Mucho gusto guapa-me dice tendiéndome una mano y guiñándome un ojo
-Igual
-¿Esta lindura quien es?-al girarme me encuentro con el hermano de Yulia, Stan
-Es prima de Scar-le responde Sophie- Me regalas a esta tonta por unos minutos- me dice refiriéndose a Scar, asiento y ambas se van
-Prima de Scarlet eh, eres muy linda-me dice Stan
-Gracias, mi nombre es Helen por cierto
-Helen… ¿quieres algo de tomar? ¿Champagne, ponche?
-Un vodka estaría bien-veo que me mira incrédulo y se pone de pie en busca del trago
-¡Boo!-me dicen por atrás y me asusté un poco
-Estúpida-le digo al ver que se trata de Yulia
-¿Que tal mi familia? Pude ver que se te acerco Stan
-¿Celosa?
-No para nada, somos hermanos a ambos nos gusta lo mismo-le doy un golpe en el brazo-¿Algún día dejaras de golpearme?
-El día que en que no digas tantas tonteras
-Aquí esta tu trago hermosa-me dice llegando Stan-¿Yul, no deberías estar saludando a la familia?
-¿Al igual que tu no?-le dice Yulia
-Si pero mira que todos vinieron por ti-Yulia me ve por un instante y se va

Apenas Yulia se fue Stan no paro de hablarme inclusive me propuso ir a una de las habitaciones, la verdad que no lo aguantaba. Suspiré y en eso se acercó el hermano mayor de Yulia.
-Stan, el abuelo te llama
-¿En serio ahora? ¿No le puedes decir que en unos cinco minutos?
-No, me dijo que fueras enseguida
-Me esperas aquí lindura-se gira
-Helen, mi nombre es Helen-le dije mientras desaparecía entre las personas
-Me disculpo por el- escucho decir a Oleg Jr.- Suele ser muy intenso y no se da cuenta cuando es molesto
-No te preocupes ¿Oleg cierto?-le digo y asiente
-O Jr. Como todos me dicen, escuche por medio de Sophie que eres prima de Scar
-Sí, tenía mucho tiempo sin verla y me invito aquí a la fiesta de Yulia

Charlamos unos minutos más pude descubrir que era un hombre culto y muy respetuoso.
-¿Entonces sales con alguien?-le pregunte y pude ver su cara de incomodidad- Lo siento, no quise
-Esta bien, es solo que desde que trabajo con papá no tengo mucho tiempo para citas-veo como se sonroja
-Siempre hay tiempo para todo, créeme que hay alguien allá afuera para ti
-Tal vez ya no-su mirada se torna triste-Tal vez… pude haber perdido a la única persona que me importaba

Nos quedamos un momento en silencio, hasta que salió de su letargo y seguimos charlando.
-Jr. Y esta adorable señorita quien es-logro reconocer al abuelo de Yulia
-Es prima de Scar, Helen
-Mucho gusto señor-le dije sonriendo
-Oleg mucho gusto. ¿Me puedo sentar con aquí?
-Claro que sí abuelo, eso no se pregunta-le dice Jr.
-No lo dije por ti Jr., lo dije por la señorita-reí y asentí

Empezamos a discutir diversos temas, siempre con algún comentario jocoso por parte del abuelo de Yulia. Y vaya que si molestaban, ya que cuando ambos agarraron un poco de confianza no paraban de hacer comentarios te todo tipo pero estaba acostumbrada a esto. Siento vibrar mi móvil y excusándome veo que se trata de un mensaje de Sasha preguntándome si ya volvía a la casa de reposo. Al levantar mi vista me encuentro con Yulia que en su mano traía dos copas de vino
-¿Todo bien?-me dice entregándome una, tratando que el abuelo ni el hermano de Yulia me escucharan le respondí
-Tengo que irme-le susurre- Sasha empieza a preguntarme que donde estoy
-Oh… bien te llevaré
-Que no… claro que no, tienes que quedarte aquí
-Vamos, ellos no se darán cuenta
-Yulia te dije que no-veo que se pone de pie
-Abuelo le mostraré a Helen la propiedad, antes de irse ¿Esta bien?
-Claro que Sí Yulia, vayan con cuidado-se pone de pie y me da un abrazo- Fue un gusto conocerte
-Igual –le correspondí
-También fue un gusto Helen-me dice Jr.

Cuando salimos de la casa, Yulia me dijo que la esperara en la entrada mientras buscaba el coche. Al montarme le indique donde quedaba la casa de reposo donde nos estábamos quedando. Me quite las lentillas y la peluca.
-Mucho mejor-le digo
-Pienso igual-me dice despegando su vista del camino un segundo
-Me debes una apuesta que no se te vaya a olvidar eh-le digo en broma
-Lo sé, no puedo creer que soportaste a Stan
-Por eso me dejaste a solas con el-le digo mirándola con cara de pocos amigos, solo se encoje de hombros- Tu familia no resultó como pensé que sería
-Pensabas que solamente nos la pasábamos haciendo cultos prohibidos en contra de tu familia-no puedo evitar reír
-Me cayeron bien, incluyendo a Stan
-Que te puedo decir, simplemente nos damos a querer-veo como el coche se detiene- Llegamos “Helen”- reímos
-Hasta luego Yul-le digo antes de bajar- Por cierto feliz cumpleaños-le entrego su regalo
-Gracias-me dice inmediatamente abriéndolo-¿Un libro de cocina eh?
-Necesitas aprender-me sonríe

Al bajarme del auto veo como se pierde de vuelta, y camino buscando la habitación de mi padre donde debía estar Sasha. Al llegar abro la puerta muy lentamente, encontrándome a mi padre dormido y a una Sasha leyendo un libro.
-¿Qué tal las tiendas de Berlín?-me dice despegando su vista del libro
-Excelente, debiste venir conmigo a hacer las compras
-Para otra ocasión será, no le digas a Nikolai que te dejé sola por unos días. Me mataría –asiento
Antes de sentarme siento mi móvil vibrar, veo que se trata de un mensaje de texto al abrirlo “Vuelvo en dos semanas a Moscú, quisiera hablar contigo, Saludos L.C.”, el corazón se me detuvo al leer el mensaje, esto no podía ser cierto.

cnnie
Mensajes: 216
Registrado: Mar 20 Ago 2013 13:48
Sexo: Femenino

Re: Dangerous thoughts // POR: Jcarter

Mensaje por cnnie » Mié 23 Jul 2014 19:29

ahhhhh amo este fic como siempre genial me demás en las incertidumbre quien es lc
https://twitter.com/Cnnie1" onclick="window.open(this.href);return false;
http://instagram.com/cnnie2" onclick="window.open(this.href);return false;

Avatar de Usuario
Len_Katinalove
Mensajes: 327
Registrado: Mié 15 May 2013 23:01
Sexo: Femenino

Re: Dangerous thoughts // POR: Jcarter

Mensaje por Len_Katinalove » Mié 23 Jul 2014 23:25

me fácina tú historia :) me divierte mucho yulia & lenaa x.D contii no demores mucho plis
La Pareja perfecta es la que vuelve a intentarlo
& lucha por estar juntos.!! #Volkova & Katina#

Avatar de Usuario
xlaudik
Mensajes: 1266
Registrado: Mar 23 Oct 2007 23:11
Sexo: Femenino

Re: Dangerous thoughts // POR: Jcarter

Mensaje por xlaudik » Jue 24 Jul 2014 19:09

Nada que agradecer, es un excelente fic .good.
Me encanta!!!!xD
No tardes con la conti xfa yahoo3
:-P .good.

Avatar de Usuario
gardenia
Mensajes: 130
Registrado: Lun 03 Sep 2012 17:44
Sexo: Femenino

Re: Dangerous thoughts // POR: Jcarter

Mensaje por gardenia » Vie 25 Jul 2014 16:39

y apaarecio el innombrable que pasara ta chan contiiiiiiiiiiiiiiiiiii

yomisma
Mensajes: 12
Registrado: Mar 13 May 2014 17:11
Sexo: Femenino

Re: Dangerous thoughts // POR: Jcarter

Mensaje por yomisma » Vie 25 Jul 2014 16:52

La historia es genial te quedas enganchada... siguela pronto

Avatar de Usuario
Only 4 LeNa
Mensajes: 215
Registrado: Jue 07 Feb 2008 21:31
Ubicación: sOme Place with Len!!

Re: Dangerous thoughts // POR: Jcarter

Mensaje por Only 4 LeNa » Jue 31 Jul 2014 02:17

Me encanta, me encanta, me encanta!!! Por favor, continua prontoooo!!!!!! dash2 dash2 dash2

Saludos!
ειεŋα»*
Para qué queremos la conciencia si se lleva lo mejor de nosotros?!

He cried: "mother what´d you do to me?"
I said: "mother mother mother´s for babies! call me kitty" *miiauu*

yomisma
Mensajes: 12
Registrado: Mar 13 May 2014 17:11
Sexo: Femenino

Re: Dangerous thoughts // POR: Jcarter

Mensaje por yomisma » Lun 22 Sep 2014 07:54

Porque no la sigues? Es una d las mejores historias que e leido... siguela

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado