MÁS ALLÁ DE LA ETERNIDAD // POR: MARIIELR14

Avatar de Usuario
Daniela Zapata
Mensajes: 4
Registrado: Sab 06 Abr 2013 16:09
Sexo: Femenino

Re: MÁS ALLÁ DE LA ETERNIDAD // POR: MARIIELR14

Mensaje por Daniela Zapata » Jue 25 Jul 2013 08:44

¡Me encanta! Continúa c:

Avatar de Usuario
Demian Stark
Mensajes: 298
Registrado: Vie 25 Ene 2013 11:20
Sexo: Femenino
Ubicación: Sevilla, España
Contactar:

Re: MÁS ALLÁ DE LA ETERNIDAD // POR: MARIIELR14

Mensaje por Demian Stark » Jue 25 Jul 2013 08:49

Pero qué ciegas están estas dos... Todo el mundo se da cuenta, menos ellas, que son dos cabezotas de cuidado.

Je, nuevo collar. Bueno, al menos es más práctico.
"La melancolía es un licor muy caro al que muy pocos saben sacarle provecho"

Avatar de Usuario
LYV
Mensajes: 2902
Registrado: Jue 28 Jun 2007 18:20
Sexo: Femenino
Ubicación: en el magico mundo del rock XD

Re: MÁS ALLÁ DE LA ETERNIDAD // POR: MARIIELR14

Mensaje por LYV » Vie 26 Jul 2013 04:24

lo se XD asi no tendría acción el fic XD

muy buen cap

contiiii

(\(\
(=’ :’)
(,(”)(”)¤LENA KATINA *W*


Y de la Familia Voltina Kativol

http://www.facebook.com/vayushka

FC Lena Katina Chile - https://www.facebook.com/I.love.lena.katina.chile" onclick="window.open(this.href);return false;

Avatar de Usuario
Zurc
Mensajes: 762
Registrado: Dom 14 Oct 2012 16:44
Sexo: Femenino

Re: MÁS ALLÁ DE LA ETERNIDAD // POR: MARIIELR14

Mensaje por Zurc » Sab 27 Jul 2013 17:55

Por orgullo nos negamos muchas cosas.
Siempre uno es el último en darse cuenta de que esta enamorado.
Continua
Te Quiero Apasionadamente... Y Te Quiero Apaciblemente... Puede Que El Amor Eterno Sea Eso, Esta Mezcla De Paz Y Fuego.

Avatar de Usuario
MariielR14
Mensajes: 569
Registrado: Sab 30 Jul 2011 18:00
Sexo: Femenino

MÁS ALLÁ DE LA ETERNIDAD [Capítulo siete]

Mensaje por MariielR14 » Dom 28 Jul 2013 15:39

N/A: Todos los aspectos que aparecen en este fic son pura ficción, cualquier cosa semejante a la realidad es pura coincidencia. Este fic es AU.

Capítulo: Siete de X
Título: LA DESICIÓN DE LENA
Palabras: 1.760
Quote:
Si pudiese quitarte el dolor y poner un sonrisa en tu cara, lo haría.
****
Julia se había quedado en silencio durante un largo rato, iba a decirle lo que pasó entre sus padres, sí, ¿pero cómo? Ella nunca habló de ese tema con nadie, ni siquiera con su tío, no de esa manera, y realmente no sabía cómo empezar...

—Mi padre salvó a mi madre por error —dijo Julia jugando con la vaina de su espada —. Creo que mi madre se enamoró de él en ese momento... Y mi padre... No sé, supongo que vio la belleza de mi madre.

La semidemonio empezó a explicar cómo su madre, que era una aldeana normal y corriente empezó a enamorarse de su padre, cómo una noche, tras que él fuese gravemente herido, ella lo cuidó aunque este le dijese que se fuese de allí, y que la habría matado a no ser de que no le quedaban fuerzas.

—Larissa... ¿Se quedó cuidando a tu padre?

—Así es.

Lena pensaba que si eso era así significaba que su madre no era tan mala, además, por lo que contaba Julia esta se enamoró del demonio a primera vista. Acción que a ella le sonaba muy familiar, muy a su ‘’pesar‘’.

La semidemonio volvió a su relato, que consistía en explicar cómo su padre se fue recuperando poco a poco gracias a los cuidados de Larissa, Oleg, su padre, se daba cuenta poco a poco de que estaba enamorándose de Larissa, este, al darse cuenta del todo de que estaba enamorado de una humana se fue de allí, dejando a Larissa extrañada por su repentina partida.

—Semanas después mi madre partió del poblado en busca de mi padre.

La joven sacerdotisa miraba atentamente a la otra chica, cómo relataba la historia con esa tristeza en el rostro, echaba de menos a sus padres, pensaba Lena, lo que Julia necesitaba era alguien a quien querer y quien le quiera. Alguien que estuviese a su lado. Alguien como ella.

Julia prosiguió con la historia, desde la parte en que su madre se pasó días en busca del demonio, ¿cómo iba a encontrarlo? El mundo era muy grande y él era un demonio, podría estar en cualquier sitio, podría estar a miles de quilómetros de ella, pero la chica no se dio por vencido y siguió buscando a Oleg.

—Y bueno, lo encontró —Julia dejó la espada en el suelo, al lado de ella y miró a Lena —, o más bien él la encontró a ella. Unos demonios la iban a devorar cuando papa apareció y mató a esos demonios.

—¿Entonces la salvó por segunda vez?

Julia asintió y le explico a Lena cómo su Oleg cambió de forma, ya que su forma original era de un lobo, y cargó a Larissa hasta el pueblo más cercano, haciendo que allí la curasen y cuidasen de ella, él por su parte se quedó por los alrededores hasta que Larissa despertó, entonces le preguntó qué hacía allí, su madre, ni corta ni perezosa, le respondió que lo buscaba.

—¿Y tú padre qué hizo?

Julia se encogió de hombros y suspiró antes de contarle que su padre no hizo nada respecto a ello y que se fue de allí sin decir nada, su madre por su parte fue tras él, diciéndole que fue hasta allí para verlo y que él tan sólo… Se alejaba de ella. Fue entonces cuando Larissa le dijo que le daba igual y se volvió hacia su poblado, Oleg, en cambio, no sabía si ir a por ella o no. Por una parte quería y por otra no. Veamos, era un demonio, ¿qué cojones?

Una de las empleadas del castillo se dirigió hacia ellas y la semidemonio dejó de contar su historia, la chica les indicó que la siguiesen, Julia se puso de nuevo la espada en la cintura y Lena cogió sus armas antes de seguir a la chica hacia una de las habitaciones principales del castillo, donde estaba el señor feudal.

—Me alegro que estén aquí —dijo este al indicarles que se sentasen delante de él —, por favor, sentaos.

Ambas chicas se miraron entre ellas para luego sentarse donde el señor feudal les indicó, este, les sirvió comida y bebida antes de volver a hablar.

—Al grano. Qué quiere.

—Tú debes de ser la semidemonio…

—No me llame semidemonio —gruñó Julia, algunos guardias la miraron, por si pasaba algo.

Lena le puso la mano en la pierna a Julia, que estaba sentada en modo indio, como siempre, y luego le hizo una de sus miradas, la semidemonio volvió a gruñir y luego miró de nuevo al señor feudal.

—¿Para qué nos quería, señor? —Preguntó Lena.

—Hay un demonio que atemoriza el castillo y el pueblo, mis soldados no pueden hacer nada ni tampoco los monjes de los alrededores, oí rumores acerca de ambas y pensé que podríais ayudarnos. Os daré una recompensa.

—Bueno, eso no es lo importante —dijo Lena —. ¿Cómo es ese demonio?

El señor feudal les explicó a ambas chicas mientras cenaban que el demonio era poderoso, que su forma siempre cambiaba y que nunca tenía una fija, era difícil de vencer porque a veces tomaba la forma de uno de los soldados y causaba el pánico.

Al terminar de cenar ambas chicas se dirigieron a su habitación, el señor feudal les dijo que esa noche era mejor que descansasen y que mañana al amanecer iban a ir a por aquel demonio, Lena accedió y se fueron a dormir.
****
En medio de la noche, Julia se sintió inquieta y salió fuera, donde estaban sentadas ambas horas antes mientras le contaba esa historia, Lena al escuchar la puerta abrirse se despertó y vio a Julia salir de la habitación, cuando pudo volver a la realidad se levantó y salió para ver si la otra chica estaba bien.

—Jul… —Lena se sentó al lado de la semidemonio —. ¿Pasa algo?

—Lo siento, ¿te he despertado?

Lena sonrió levemente al ver que la chica se disculpaba y negó con la cabeza, mintiendo, claro, ya que se despertó cuando Julia salió de la habitación. En realidad le gustaba haberse levantado y seguido a la semidemonio, pocas veces bajaba tanto la guardia, incluso con ella.

—¿Por qué haces esto, Lena? —La pelirroja miró a Julia extrañada —. Ayudar a la gente, digo. Podrías… Ser una chica normal, vivir una vida normal, pero eliges… Esto.

—Me gusta lo que hago, me gusta ayudar a la gente…

—¿Nunca has pensado en querer vivir una vida normal?

La joven sacerdotisa se quedó mirando a la semidemonio en silencio, que tenía la mirada en un punto fijo en el horizonte, con la poca luz que proporcionaba la luna, los ojos de Julia brillaban con ese tono azul que tanto le gustaba a Lena. ¿Por qué le preguntaba eso ahora?

—Claro que lo he pensado… Pero… No soy normal, Julia… Tengo poderes espirituales y… —la pelirroja se fue callando poco a poco.

No es que no quisiese una vida normal, ella deseaba tener una vida normal, mientras las otras chicas hablaban de cotilleos, se maquillaban. Se enamoraban. Ella… Ella tenía muchas responsabilidades encima. No se quejaba, no, pero a veces le gustaba ser una chica normal por un día al menos…

—Tú nunca has… ¿Pensado en convertirte en una humana?

No.

La sinceridad de la semidemonio dejó a Lena en blanco, bueno, era normal, ella odiaba a los humanos, ¿por qué querría convertirse en uno? Lo más probable era que siendo una semidemonio ella quisiese encontrar una manera de convertirse en una demonio por completo. O puede que sólo necesitase a alguien que le hiciese ver que ser una humana no era tan malo, que podría ser bueno.

Lena volvió a pensar que lo único que Julia necesitaba era a alguien a quien querer y proteger y viceversa, la pelirroja estaba dispuesta a ser ese alguien, ese alguien que le mostrase las ventajas de ser una humana, ¿pero cómo? Ella no era una humana normal y corriente… Ella tenía poderes… Y si Julia se convertía en una humana perdería los poderes. Era normal que no quisiese ni pensar en eso.

—¿Por qué no?

—Sois débiles, Lena —dijo Julia —. Y… Tenéis… Sentimientos que os debilitan más.

—¿Estás diciendo que tú no tienes sentimientos?

La pelirroja estaba dolida por que Julia llamase debilidad tener sentimientos, de acuerdo, era algo… A veces no muy bueno, pero era una característica de los seres humanos tener sentimientos, amar… Tener compasión… Cosa que la mayoría de demonios no tenían. Y Julia intentaba ser sincera, pero realmente no sabía cómo hablar de esto con Lena, nunca habló de esto con nadie.

—Supongo que al ser semidemonio me toca tener sentimientos —Julia bajó la mirada —. Sabes… Hubo una época en la cual… Dejé de… Sentir tanto odio por los humanos, fue cuando mi tío intentó hacer que conviviese con ellos… Pero… Al final siempre te traicionan.

—Yo nunca te traicionaría.

Julia subió la mirada lentamente y miró a la pelirroja, esa frase la dijo con tanta tristeza que llegó a darle un vuelco en el corazón, aunque ella no le hiciese caso a lo que había sentido, sabía que Lena era diferente a las demás.

—Eso lo dices ahora…

Eso lo diré siempre.

La semidemonio volvió a desviar la mirada, Lena estaba tan segura de sus palabras, de lo que decía, que era difícil no creerla, no creer que no la traicionaría, que estaría a su lado, pero eso mismo dijo Larissa. Eso mismo dicen todos. Hasta que llega el momento en el cual te traicionan.

Yo nunca te dejaré, Julia…

—¿Te das cuenta de lo que estás diciendo? —preguntó Julia al interrumpirla —. ¿Te das cuenta de que sigo siendo mitad demonio y que los años no me afectan? Para mí cien años no son nada, Lena… Pero… Tú eres humana… A ti te afectan.

La joven sacerdotisa se quedó en silencio y bajó la mirada, las palabras de Julia aunque le doliesen sabía que eran verdad, para ella cien años ya sería toda su vida. Esa era la cruda realidad.

—¿Entonces cuando muera, visitarás mi tumba?

Julia miró a Lena, vio ese brillo en los ojos de la pelirroja, la pregunta la tomó por sorpresa y no sabía qué decir. Optó por desviar la mirada y apretar la mandíbula.

No seas tonta.

La pelirroja sonrió levemente y apoyó la cabeza en el hombro de Julia mientras esta seguía con la mandíbula apretada y con la mirada desviada, Lena había decidido una

Avatar de Usuario
Zurc
Mensajes: 762
Registrado: Dom 14 Oct 2012 16:44
Sexo: Femenino

Re: MÁS ALLÁ DE LA ETERNIDAD // POR: MARIIELR14

Mensaje por Zurc » Dom 28 Jul 2013 16:13

Poco a poco van acercando más
Continua... Este capítulo lo sentí más corto que los anteriores scratch_one-s_head
Te Quiero Apasionadamente... Y Te Quiero Apaciblemente... Puede Que El Amor Eterno Sea Eso, Esta Mezcla De Paz Y Fuego.

Avatar de Usuario
TheOneWhoDoesntDream
Mensajes: 1778
Registrado: Sab 14 Ene 2012 18:47
Sexo: Femenino
Ubicación: Santo Domingo
Contactar:

Re: MÁS ALLÁ DE LA ETERNIDAD // POR: MARIIELR14

Mensaje por TheOneWhoDoesntDream » Lun 29 Jul 2013 13:37

Un momento más o menos romántico y pues yo también sentí que es corto, digo no lo sentí mas bien es corto, pero no hay que exigir tanto, no tardes!
En fin, el amor si existe y viene en forma de pizza.

Avatar de Usuario
MariielR14
Mensajes: 569
Registrado: Sab 30 Jul 2011 18:00
Sexo: Femenino

MÁS ALLÁ DE LA ETERNIDAD [Capítulo ocho]

Mensaje por MariielR14 » Mié 31 Jul 2013 16:13

N/A: Todos los aspectos que aparecen en este fic son pura ficción, cualquier cosa semejante a la realidad es pura coincidencia. Este fic es AU.

Capítulo: Ocho de X
Título: KRAVSKY: EL DEMONIO IMITADOR
Palabras: 1.894
Quote:
Respira y cierra los ojos, no digas adiós.
****
Hey, despierta.

La pelirroja abrió lentamente los ojos y vio a Julia de pie con los brazos cruzados a su lado, tras la conversación que tuvieron, Lena se fue a dormir por culpa del cansancio y Julia… Bueno, siendo una semidemonio si dormía dos horas ya era más que suficiente.

Ambas chicas se dirigieron a la sala principal para hablar con el señor feudal, desayunar y hacer los preparativos, el señor feudal, que se llamaba Tom, decidió que era mejor que al menos ambas chicas fuesen acompañadas por cinco soldados al bosque por si de caso. Las dos chicas accedieron y se pusieron en marcha.
****
Al llegar al borde del bosque dejaron los caballos atados en un árbol y ambas chicas caminaron por delante de los soldados, Lena estaba con el arco cargado con una flecha en las manos por si pasaba algo y los soldados en guardia, Julia caminaba tranquilamente a su lado.

—¿Por qué siempre llevas la espada si nunca la usas? —Preguntó Lena —. ¿Es de adorno o…?

—La uso… A veces… Cuando hay luna nueva… —mentira, nunca la usaba.

—En luna nueva te escondes…

—Oh, cállate…

La pelirroja se rio levemente y paró de nuevo atención al bosque, se supone que deberían encontrar el demonio por los alrededores, pero no había ninguna presencia demoníaca que Lena pudiese notar, y eso durante más de media hora, Lena comenzaba a inquietarse, y Julia lo notó.

—Lena, algo no funciona… Es como si…

De repente un grito se oyó detrás de ellas, se giraron a la vez y vieron a los soldados girados y buscando por todas partes, Lena tensó el arco con la flecha mientras apuntaba por todas partes.

—¡¿Qué pasa?!

—Han desaparecido dos soldados —dijo Lena.

Entonces fue cuando Julia se puso entre los soldados y Lena y gruñó, Lena frunció el ceño sin entender qué estaba pasando, Julia estaba justo delante de ella con una mano en su estómago, como si la estuviese parando.

—¿Julia? —La semidemonio gruñó —. Pareces un perro, Julia, ¿qué haces?

—Atrás… —dijo mirando fijamente al soldado que estaba delante del todo —. ¿Eres el demonio imitador?

Lena miró al soldado que estaba mirando Julia y lo apuntó con el arco, este, sonrió levemente y dio un paso hacia delante, Lena estaba apuntando con el arco justo al lado de la oreja de Julia.

—Me llamo… Kravsky. El demonio imitador —dio una reverencia y volvió a sonreír —. Encantado, pero… Me temo que ya nos conocemos, ¿no, Julia?

—¿Julia? —Preguntó Lena.

—No sabía que ahora ibas con humanos… —Julia apretó la mandíbula —. Ya.

De repente Julia notó la falta de la presencia de Lena detrás de ella y se giró de golpe, al ver que no estaba se giró de nuevo y tampoco vio a los soldados, ninguno de los cinco que estaban antes con ella, no quedaba nadie, Julia se quedó sola.

La semidemonio se puso en marcha en seguida, intentando seguir la olor o la fuerza espiritual de Lena, puede que casi no hubiese rastro, pero uno muy débil había… Y no dudó en seguirlo.
****
La pelirroja se despertó en un tipo de lago, no había nadie a su alrededor, estaba totalmente sola en medio de aquel lago que cuando se ponía de pie le llegaba por debajo de las rodillas, estaba totalmente mojada y preguntándose dónde estaba Julia, los soldados o Kravsky.

—¡¿Julia?!

Lena cogió su arco, que estaba flotando a su lado y se puso el carcaj de flechas en el hombro, empezó a caminar hacia el borde del lago para llegar a la orilla y al bosque, y allí a buscar a los demás o al demonio. Preferiblemente era que encontrase a Julia. Lo demás era irrelevante.

La joven sacerdotisa caminaba y caminaba hacia la orilla, pero parecía que el lago no tenía final, Lena empezó a correr esta vez, pero la distancia ni siquiera disminuía, Lena empezaba a desesperarse, ni siquiera notaba poder espiritual en sus alrededores, ni poder demoníaco, ¿pero entonces cómo se explicaba que no pudiese llegar a la orilla?
****
Julia corría esquivando los árboles que se le ponían encima, el poder demoníaco de sus alrededores había aumentado, significaba que muchos demonios se dirigían a ella, ¿acaso todo eso era tan sólo una trampa para que Kravsky tuviese su venganza contra ella? ¿Y por qué cojones tenía que haber involucrado también a Lena?

—Maldita sea Kravsky, como te atrevas a tocarle un solo pelo te voy a matar y descuartizar.

Se oyó una risa a la lejanía y la semidemonio apretó la mandíbula, se paró de golpe cuando tres demonios osos se pusieron delante de ella, los recordaba eran parecidos a los que derrotó la vez en que salvó a Lena y le dijo que huyese. Pero no tenía tiempo que perder, iba a desenvainar su espada, pero optó por utilizar sus garras para al menos herirlos y volver a correr, tenía que encontrar a Lena antes de que Kravksy hiciese algo. Que le hiciese algo.

—Pensabas que aprendiste la lección, Julia... Supongo que una semidemonio como tú realmente no puede evitar tener esos sentimientos humanos.

Julia le dio un puñetazo al demonio se le apareció en frente y esquivó al que le saltó encima, cada vez empezaba a enfadarse más ya sea porque ese bosque parecía eterno, porque no encontraba a Lena o porque Kravsky se estaba riendo de ella en su cara, no literalmente, ya que si estuviese delante de ella le habría matado ya a estas alturas.

—No, en serio, ¿no aprendes?

La semidemonio apretó los dientes mientras esquivaba de nuevo a más demonios, ¿de dónde cojones salían? ¿Tenía acaso un agujero negro que le enviaba todos los demonios a ella? Espera, ¿y Lena? ¿Estará bien? ¿Y si también le ha hecho lo mismo? ¿Y si está en otra parte del bosque corriendo sin encontrar el fin y le está enviando demonios para que la matasen?

De repente Julia vio una parte del bosque en el cual era diferente, de paró lentamente cuando empezó a llegar a la orilla de un lago, era enorme, puede que el más grande que hubiese visto sin contar el mar, ¿qué debía hacer? ¿Ir por el lago o volver al bosque?

—¡¿Julia?!

La chica subió la mirada de repente y miró hacia dentro del lago, era Lena, muy lejos, sí, pero esa era la voz de Lena, nunca la podría confundir. Sin pensarlo dos veces Julia entró al lago y se dirigió hacia donde la voz de Lena provenía.
****
—¡¿Lena?!

La pelirroja se giró de golpe, era la voz de Julia, su cara se iluminó y corrió hacia donde provenía la voz de Julia, no tardó mucho en divisarla hacia la lejanía corriendo hacia ella, era Julia, al fin la había encontrado.

La joven sacerdotisa destensó un poco el arco y caminó hacia la semidemonio, pero cuando las separaban al menos cinco metros, se detuvo, notaba otro poder demoníaco detrás de ella, pero lo que más le extrañaba era que era el mismo poder demoníaco de Julia. Es decir, notaba el mismo poder demoníaco de Julia delante y detrás de ella, ¿qué estaba pasando?

—Mira… —Lena oyó la voz de Kravsky por algún lugar —. Qué ironía —la pelirroja dio media vuelta, tan sólo para ver que había dos Julia’s.

—Lena… —dijo la de la derecha.

—¡Kravsky no involucres a Lena en esto! —Espetó la de la izquierda.

Lena tensó de nuevo el arco y apuntó a ambas chicas simultáneamente, una de ellas era la Julia verdadera y la otra era tan sólo una Julia creada por el demonio imitador para confundirla, ¿pero cómo iba a saber cuál de las dos era la verdadera? ¿Cuál era la Julia que estaba antes con ella?

—Lena, soy yo, Julia —dijo la de la derecha —, baja el arco…

La pelirroja no sabía a cuál de las dos creer, es decir, eran iguales, era como si hubiese un espejo en el medio en el cual las dos estaban reflejadas y eran completamente iguales, incluso ambas desprendían la misma energía demoníaca.

—Lena, soy yo la verdadera —dijo la de la izquierda.

—Pruébalo…

—Anoche estuvimos hablando de mis padres…

—Y cómo se conocieron —interrumpió la de la derecha.

Eso era imposible, Lena creía que sería fácil saber cuál de las dos era la verdadera porque una de ellas sería sólo una mera copia de la verdadera, y que no sabría lo que habría pasado entre ellas, ¿pero y si llevaba siguiéndolas durante bastante tiempo? ¿Y por eso sabía eso? Es imposible que la impostora supiese lo que pasó la noche anterior si no estuviese allí, es decir, ¿acaso las habría estado espiando desde hacía tiempo? ¿Cómo no pudo notar su poder demoníaco? Como cuando en el bosque antes Julia notó que algo iba mal y sabía que uno de los guardias era Kravsky, ¿cómo pudo saber cuál era el demonio imitador?

Pero debe de haber algo para saber cuál de las dos era la verdadera, algo que sólo la verdadera puede tener, algo… Lena sabía perfectamente cuál de las dos sólo podría tener el verdadero collar hechizado.

—¡Seu Gosset!

Lena miró a ambas chicas y ninguna de ellas se cayó al suelo, eso quería decir que ninguna de las dos era la verdadera, que ninguna era Julia, la pelirroja apuntó a ambas alternativamente, disparó una flecha normal a una y esta desapareció, la otra intentó acercarse a ella y la sacerdotisa la apuntó, de repente notó un poder demoníaco detrás de ella y volvió a darse media vuelta, entonces se encontró con Kravsky en un lado y la Julia falsa en el otro. No dudó en dispararle al demonio imitador una flecha.

La flecha se le clavó en el hombro, pero los ojos de Lena se abrieron como platos al sentir cómo su alrededor cambiaba y cómo el poder demoníaco de Kravsky también cambiaba, su poder demoníaco poco a poco se convertía en el de Julia, y el que estaba detrás de Lena estaba teniendo el poder demoníaco de Kravsky, ¿acaso…?

—¿Por qué…? —susurró Julia caer hacia atrás.

La joven sacerdotisa corrió hacia Julia y Kravsky intentó atacarla, Lena por su parte hizo una barrera espiritual con la semidemonio y ella dentro. Se puso de rodillas al lado de Julia y le puso la mano donde tenía la flecha. Le había disparado una flecha casi purificadora.

—No, no, no es una flecha del todo purificadora… Julia… No…

—¿Por qué me has disparado…?

¿Acaso Julia no sabía la situación en la cual estaba la pelirroja antes de que esta notase sy presencia? ¿Acaso Kravsky les había parado una trampa para que Lena le disparase a la semidemonio? ¿Acaso Julia pensaba que la había traicionado?

—No… Yo…

—Confié en ti… —dijo Julia al mirarla fijamente a los ojos.

—No es lo que piensas, deja que te cure y…

—Me dijiste que nunca me traicionarías…

Lena no sabía mucho de Julia, no sabía mucho de su pasado, de lo que le había pasado, tampoco sabía mucho sobre los sentimientos que ocultaba la semidemonio, no entendía a veces sus cambios repentinos de actitud. Pero Julia esos días se estaba abriendo a ella. Y todo ahora se había ido al garete. Lena no sabía mucho de Julia. Pero lo que sí sabía era que la mirada que tenía Julia en la cara hacia ella, le rompía el corazón.

Avatar de Usuario
LYV
Mensajes: 2902
Registrado: Jue 28 Jun 2007 18:20
Sexo: Femenino
Ubicación: en el magico mundo del rock XD

Re: MÁS ALLÁ DE LA ETERNIDAD // POR: MARIIELR14

Mensaje por LYV » Jue 01 Ago 2013 00:56

ahhhhhhh esa parte es horrible u.u!!!!!

muy buen cap

contiiiii >.<

(\(\
(=’ :’)
(,(”)(”)¤LENA KATINA *W*


Y de la Familia Voltina Kativol

http://www.facebook.com/vayushka

FC Lena Katina Chile - https://www.facebook.com/I.love.lena.katina.chile" onclick="window.open(this.href);return false;

Avatar de Usuario
Zurc
Mensajes: 762
Registrado: Dom 14 Oct 2012 16:44
Sexo: Femenino

Re: MÁS ALLÁ DE LA ETERNIDAD // POR: MARIIELR14

Mensaje por Zurc » Vie 02 Ago 2013 23:25

ese demonio Kravsky!!! que Len le explique a Jul y que esta le crea y mate de una forma muy dolorosa a Kravsky
continua....!!!
Te Quiero Apasionadamente... Y Te Quiero Apaciblemente... Puede Que El Amor Eterno Sea Eso, Esta Mezcla De Paz Y Fuego.

Avatar de Usuario
TheOneWhoDoesntDream
Mensajes: 1778
Registrado: Sab 14 Ene 2012 18:47
Sexo: Femenino
Ubicación: Santo Domingo
Contactar:

Re: MÁS ALLÁ DE LA ETERNIDAD // POR: MARIIELR14

Mensaje por TheOneWhoDoesntDream » Sab 03 Ago 2013 21:31

Ya llegó la parte buena, los malentendidos, no tardes!
En fin, el amor si existe y viene en forma de pizza.

Avatar de Usuario
MariielR14
Mensajes: 569
Registrado: Sab 30 Jul 2011 18:00
Sexo: Femenino

MÁS ALLÁ DE LA ETERNIDAD [Capítulo nueve]

Mensaje por MariielR14 » Dom 04 Ago 2013 15:00

N/A: Todos los aspectos que aparecen en este fic son pura ficción, cualquier cosa semejante a la realidad es pura coincidencia. Este fic es AU.

Capítulo: Nueve de X
Título: LOS SENTIMIENTOS DE JULIA
Palabras: 2.109
Quote:
Darle la espalda a alguien que te ama debería ser un delito.
****
Hey… Despierta… —susurró Lena.

La sacerdotisa le lanzó una flecha a Kavsky y este se escapó, sin dudarlo, la pelirroja cogió a Julia, poniendo un brazo de la chica por su hombro y cogerla de la cintura, iba a llevarla al pueblo, para ver si podía hacer algo al respecto, ya que la flecha era purificadora y ella era una semidemonio, pero Lena sabía que gracias al collar que le dio la semidemonio tenía algo de protección respecto a la flecha purificadora, pero eso no quitaba que se la había lanzado y que ahora estuviese inconsciente.

—Te juro que no fue a propósito… —susurró Lena mientras caminaba hacia el pueblo, el hechizo que las rodeaba había desaparecido al escapar Kravsky.
****
Cuando llegaron al pueblo algunos aldeanos ayudaron a Lena a poner a Julia en un suelo blanco y a darle unos ungüentos a Lena, pero esta no sabía cómo iba a estar la semidemonio porque nada quitaba que tuviese una parte demoníaca y que la flecha era purificadora, ¿acaso la había matado? No… Aún respiraba, ¿pero entonces por qué no respiraba?

—Por favor, despierta…

Algunos aldeanos le dieron algo de comer a Lena y toallitas para poder limpiar las heridas de Julia, ¿qué había pasado antes de que la semidemonio la encontrase en el lago? ¿Por qué tenía tantas heridas en el cuerpo? Probablemente lo que más le doliese de ver a Lena era que el rostro de Julia denotaba tristeza, recordaba perfectamente sus palabras antes de que se desmayase; ‘’Me dijiste que nunca me traicionarías.‘’ Pero ella no la había traicionado, le habían parado una trampa.

Su relación iba bien, desde que Julia volvió al poblado de Lena su relación mejoró muchísimo, ella sabía que Julia disfrutaba de su compañía, se notaba, y por eso se quedó con ella durante ese tiempo, sabía que ambas estaban unidas, muy unidas, y le habría gustado que eso hubiese durado más… ¿Acaso no fue algo parecido lo que les pasó a sus padres? Bueno, más o menos, pero según lo que le contó la noche anterior Lena sospechaba que alguien les paró una trampa para que se matasen… ¿No? A ellas les habían parado una trampa y ella le disparó la flecha por error. Julia la salvó innumerables veces, Julia la protegió innumerables veces. Lena la cuidó cuando estaba herida. ¿No es casi la misma historia? También pensó en ir a por la semidemonio, justo como hizo Larissa… Es como si la historia de los padres de Julia les estuviese pasando a ellas. Pero Lena no quería perder a Julia… No quería el final que tuvieron los padres de la semidemonio…

Lena le quitó un mechón plateado de la cara a Julia y dejó la toallita al cubo de agua que ahora era de un color rojo oscuro. Estaba preocupada por la chica, casi siempre cuando le disparaba una flecha purificadora a un demonio este desaparecía. Por suerte Julia no ha desaparecido…
****
Tom, el señor feudal, fue personalmente en la casita donde estaban Lena y Julia para agradecerles que Kravsky se hubiese ido y le dio la recompensa a Lena, le preguntó sobre el estado de Julia y si podía hacer algo al respecto, pero la pelirroja le dijo que estaban bien y que sólo necesitaban unos caballos para el día siguiente, preferiblemente un carruaje o algo así, Tom accedió y se despidió de la sacerdotisa.

Era de noche y Julia seguía inconsciente, Lena no sabía qué hacer, hasta mañana no volverían a su poblado y tenían que quedarse allí, al menos Kravsky ya no daba signos de vida y la sacerdotisa estaba más tranquila. Un poco más tranquila.

—Sabes… Cuando te vi por primera vez pensé que eras una estatua —dijo Lena al mirar a Julia tristemente —. Estabas allí, quieta con una cadena en el pecho… Pero luego vi que respirabas y me pregunté por qué mi padre me ocultó durante toda mi vida que estabas allí, fue inevitable no querer tocarte, quería ver si eras real… Y cuando los bandidos atacaron el poblado y apareciste delante de mí… Apareciste con ceniza en el cuerpo, sangre en las manos, me diste miedo… Tu poder demoníaco aunque estuviese limitado era bastante temible… Luego tu pelo se movía al aire y tenías esa sonrisa burlona en la cara, mostrando tus colmillos…

La pelirroja puso una mano encima de las de Julia y notó que seguía caliente, ¿por qué le estaba contando eso? Ni siquiera estaba consciente… O puede que sea por eso que le estuviese contando eso. Porque no estaba consciente. Estaba segura que nunca le podría decir esas cosas estando despierta, ¿acaso la estaría escuchando mientras estuviese inconsciente? ¿Acaso escuchaba su voz? Si es así, esperaba que ella supiese que ella no quería traicionarla.

—Lo que dije la noche anterior era en serio, Julia, yo nunca te traicionaría… Porque… Creo que necesitas a alguien que te quiera y que te proteja. Tanto como necesitas a alguien a quien querer y proteger. Realmente quiero ser esa persona, Julia, quiero ser… Algo para ti. No sólo la chica que te liberó del hechizo que te tuvo tantos años encarcelada… Quiero ser alguien especial para ti. Ser algo en tu vida… Porque es verdad lo que dijiste, para ti cien años no son nada, pero para mí eso ya es mucho. Pero quiero pasar la mayoría de esos años contigo, y que luego sea memorable, quiero que me recuerdes, que recuerdes lo que yo significaba para ti.

Realmente era consciente de que se había enamorado de la otra chica, que probablemente fue un amor a primera vista, sabía que eso estaba mal, que era erróneo, porque era una chica, y a parte una semidemonio. ¿Pero acaso realmente le importaba? ¿Le importaba que lo que sintiese fuese malo?

—Sé que puede que sientas algo por mí, ¿por qué sino te habrías quedado? ¿Por qué me protegerías antes de que te quitase la cadena? A veces las acciones hablan más fuerte que las palabras… Y… Se supone que odiabas a los humanos, ¿no ha sido ya algo que me dijiste que era diferente? Tampoco tenemos tantas diferencias, yo no soy una humana normal y tú… Tú eres una semidemonio, es como si ambas no tuviésemos un lugar… Porque… La gente es lo uno o lo otro… Y nosotras somos ambas cosas. Puede que eso no signifique nada pero… No sé… Es como si me uniese más a ti.

Lena se calló poco a poco y se mordió el labio, tenía los ojos cristalinos y estaba triste, ¿por qué? Sabía que Julia iba a despertar, ¿entonces por qué se sentía triste? ¿Quizás fuese porque todo seguiría igual cuando la semidemonio se despertase? ¿O por todo lo contrario? ¿Qué todo cambiaría? ¿Acaso cuando despertase la escucharía? ¿O se iría como hizo su padre? ¿Sin decir nada? Esperaba que al menos se dejase explicar y que luego la creyese…
****
Al día siguiente algunas personas ayudaron a Lena a trasladar a Julia en el carruaje, cuatro soldados iban a acompañarlas hasta su poblado, la sacerdotisa se lo agradeció y subió al caballo que le ofrecieron. Después de eso, todos se pusieron en marcha, Lena al menos esperaba que Julia se despertase antes de llegar al poblado.

—¿Está bien, señorita? —preguntó el soldado que llevaba los caballos arrastrando el carruaje.

—Claro… Es…

—Está preocupada por su amiga, la semidemonio… —Lena miró al chico —. Lo siento, olvidé que no le gusta que la llamasen así. Soy Daniel.

—Lena —dijo al sonreírle.

—Se pondrá bien —dijo Daniel —, según los rumores es muy fuerte… Y… Tiene un mal temperamento.

Lena sonrió levemente, todos pensaban que Julia era una cascarrabias y que hacía las cosas a mala gana, pero ella sabía perfectamente que en el fondo a la chica le gustaba ayudar a los demás, que no era tan cascarrabias y que eso sólo era una coraza que se había hecho para mantener a la gente alejada de ella. Pero a la pelirroja no la pudo mantener alejada. A ella no.

—Tampoco es tan mala… —Lena sonrió tristemente.

Daniel miró a Lena y se fijó la tristeza que había en sus ojos en ese momento, era muy difícil no ver que ambas chicas tenían un lazo especial, ¿pero qué tipo de lazo era? Nadie le había comentado, ni siquiera los rumores, que ambas chicas pegaban tanto que daba miedo separarlas.
****
Al llegar al poblado de las chicas llevaron a Julia a una de las casitas especiales para los visitantes que pasaban por el pueblo y necesitaban cobijo, la dejaron allí y Lena fue a agradecerles a los soldados que las hubiesen acompañado, el viaje no fue tan pesado gracias a la compañía de Daniel y los otros soldados.

—Gracias por acompañarnos, Daniel.

—De nada, sacerdotisa, un placer —el chico sonrió —. ¿Os importa que nos quedemos un rato? Necesitamos que los caballos descansen y nosotros también.

—Claro que no.

Lena acompañó a los soldados a un bar cercano y dejaron los caballos fuera en el abrevadero mientras estos estaban dentro, Tom se quedó con sus camaradas y Lena se fue a visitar a su madre antes de volver con Julia, para que supiese que estaba bien y que estaba ya allí.

La pelirroja sabía que su madre sospechaba algo sobre ella y Julia, pero claro, ni siquiera tenían algo, así que no había nada de qué sospechar… Aunque ella ya era consciente de sus sentimientos hacia la semidemonio.

—Madre.

La joven sacerdotisa entró a su casa y vio a su madre tejiendo, esta se levantó y la abrazó, no es que hubiesen estado mucho fuera, pero le preocupaba su hija, siempre lo hizo, hasta cuando nació y notaron que la chica tenía poderes espirituales, tal y como su padre. Ella temía que los demonios fuesen a por ella, a por sus poderes. Siempre vivía con ese miedo. Incluso en estos momentos.

—¿Qué tal? ¿Y Julia? Raro que no esté en el umbral de la puerta con los brazos cruzados.

Lena sonrió levemente y le explicó a su madre todo lo que pasó cuando estuvieron luchando contra Kravsky, y que ahora la semidemonio estaba inconsciente, Larissa le dio una bebida medicinal a Lena para que se la diese a Julia y le dijo que fuese a que se la beba, así se despertaría antes, la sacerdotisa sonrió ampliamente, cosa que su madre notó, y se fue a por la semidemonio.

Mientras Lena estaba bajando las escaleras hacia el poblado vio a Tom y otro soldado correr escaleras arriba hacia ella, al verla gritaron su nombre y le dijeron que la siguiese, al parecer Julia se había despertado y que había roto el techo de la casita donde estaba inconsciente, típico en ella al despertarse de mal humor.

—¿Ha dicho algo?

Lena estaba preocupada de que Julia siguiese pensando que ella la había traicionado, no debería haberla dejado sola durante tanto rato, ahora probablemente mate a alguien, o peor aún, se fuese sin que la pelirroja tuviese tiempo de explicarle las cosas, o de verla. Lo que más le daba miedo era que se fuese sin que la viese por última vez.

—No, despertó, rompió el techo y se fue, los demás soldados la han seguido —dijo Daniel.

La pelirroja y los dos soldados corrieron hacia el lugar donde vieron huir a Julia, Lena divisó la casa destrozada por el rabillo del ojo, tenía que alcanzar a Julia antes de que hiciese algo. Se puso bien el arco y el carcaj y corrió más rápido.

Cuando llegaron a la explanada, Lena vio a los soldados delante de la semidemonio, Lena corrió hacia ellos con el último aliento que le quedaba y Julia se quedó mirándola, vio dolor en sus ojos, y odio, puede que eso fuese lo que más le doliese, que Julia la mirase de esa manera.

—Julia, déjame…

—Cállate —interrumpió Julia —, ¿lo planeaste? ¿Acaso planeaste esto? ¿Acercarte a mí hasta el punto en que fuiste alguien importante para mí y luego traicionarme? ¿Acaso me enamoraste a propósito para que luego me doliese más tu traición?

Lena se quedó con la boca abierta, no porque Julia estuviese escupiendo esas palabras como veneno desde su boca, sino que prácticamente le estaba gritando que ella estaba enamorada de ella y que era importante para ella.

—Tu silencio vale más que mil palabras.

—No… Julia.

Antes de que la pelirroja dijese algo más, Julia se dio media vuelta y corrió de allí, Lena no pudo hacer nada, sus pies no se movían, sus palabras no salían de su boca, sólo pudo observar a Julia irse. Dejarla.

Después de haberle dicho que estaba enamorada de ella.

Avatar de Usuario
Zurc
Mensajes: 762
Registrado: Dom 14 Oct 2012 16:44
Sexo: Femenino

Re: MÁS ALLÁ DE LA ETERNIDAD // POR: MARIIELR14

Mensaje por Zurc » Dom 04 Ago 2013 23:28

Jeje que forma de confesar lo que siente
creo que es el cap mas largo hasta ahora
Continua
Te Quiero Apasionadamente... Y Te Quiero Apaciblemente... Puede Que El Amor Eterno Sea Eso, Esta Mezcla De Paz Y Fuego.

Avatar de Usuario
LYV
Mensajes: 2902
Registrado: Jue 28 Jun 2007 18:20
Sexo: Femenino
Ubicación: en el magico mundo del rock XD

Re: MÁS ALLÁ DE LA ETERNIDAD // POR: MARIIELR14

Mensaje por LYV » Lun 05 Ago 2013 13:45

Que forma de confesarce es esa XD
Muy buen cap
Conti!!!!!!

(\(\
(=’ :’)
(,(”)(”)¤LENA KATINA *W*


Y de la Familia Voltina Kativol

http://www.facebook.com/vayushka

FC Lena Katina Chile - https://www.facebook.com/I.love.lena.katina.chile" onclick="window.open(this.href);return false;

Avatar de Usuario
TheOneWhoDoesntDream
Mensajes: 1778
Registrado: Sab 14 Ene 2012 18:47
Sexo: Femenino
Ubicación: Santo Domingo
Contactar:

Re: MÁS ALLÁ DE LA ETERNIDAD // POR: MARIIELR14

Mensaje por TheOneWhoDoesntDream » Lun 05 Ago 2013 23:11

jaja, pues siendo un poco mas original, Lena como que tiene que aclararle las cosas pero como cabezadura no se lo pondrá fácil, no tardes!
En fin, el amor si existe y viene en forma de pizza.

Avatar de Usuario
MariielR14
Mensajes: 569
Registrado: Sab 30 Jul 2011 18:00
Sexo: Femenino

MÁS ALLÁ DE LA ETERNIDAD [Capítulo diez]

Mensaje por MariielR14 » Mié 07 Ago 2013 14:28

N/A: Todos los aspectos que aparecen en este fic son pura ficción, cualquier cosa semejante a la realidad es pura coincidencia. Este fic es AU.

Capítulo: Diez de X
Título: JULIA: LA SEMIDEMONIO
Palabras: 2.004
Quote:
Has tenido un montón de momentos que no han durado para siempre y ahora estás en un rincón intentando juntarlos.
****
La joven semidemonio corría entre los árboles como si algo la estuviese persiguiendo. Más bien dicho lo que Lena le hizo la perseguía. La herida se le había curado, superficialmente, claro, interiormente aún seguía dolida por ello, ¿por qué Lena la había traicionado de esa manera? ¿Por qué le había disparado? La verdad es que no era capaz de quedarse allí más tiempo y lidiar con la respuesta, y por eso huyó. Huyó. De nuevo. Como siempre había hecho. Huir de todo. De todos. Porque todos le fallaban. Y siempre se quedaba sola al final. Kravsky tenía razón. No aprendía. No aprendía de sus errores, de su pasado, quizás ese era su destino. Estar sola.


‘’Julia estaba en la branca de un árbol, era uno de esos momentos en su infancia en el cual se le notaba en el cuerpo y el rostro, se notaba que era pequeña, joven, inexperta, vulnerable y sensible. Vio a dos aldeanos caminar debajo de ella y oyó parte de su conversación.

—Hijo, los peores demonios son los que toman forma humana o los que parecen humanos, esos son los peores y a los que tienes que temer.

Esas palabras fueron grabadas con fuego en la mente de la semidemonio. Los humanos repudiaban a los demonios, los odiaban, y les tenían miedo, y más a demonios como ella, demonios que parecían humanos. Y la mayoría de demonios repudiaban a los semidemonios por llevar sangre humana, ¿entonces cuál era su lugar?
‘’


Y también hubo esa época en el cual su odio por los humanos disminuyó algo, no del todo, pero algo, fue cuando conoció a los hermanos Ivanovna, la chica, Summer Ivanovna y el chico Jean Ivanovna, ellos fueron algo como unos amigos para ella, los primeros amigos humanos que tuvo. Pero el tiempo les pasó factura. Y Julia se quedó sola.

En realidad fueron varias épocas, una de ellas, fue antes de que su tío muriese, fue cuando conoció a aquella chica llamada Maya, y también conoció a Kravsky. Ella le recriminó haber matado a su mejor amigo, Julia no pudo contestarle, no le dejó contestarle, ella estaba protegiéndola, él iba a hacerle daño y ella tan sólo quería hacer que se echase atrás, no fue su intención matarlo. Entonces fue cuando ella la llamó monstruo. Kravsky en aquel entonces fue sólo una tercera persona, sólo observó todo pasar.

Luego fue la vez en que conoció a aquel chico que se llamaba Noel, era uno de los soldados del señor feudal de la zona, fueron amigos por una temporada, Julia puede que en algún momento del tiempo en el que estuvieron juntos sintiese algo por el chico, pero fue entonces cuando algo pasó entre Noel y tu tío, cosa que llevó a que Noel junto a muchos otros soldados lo atacasen un día, Noel alejó expresamente a Julia de su tío antes de atacarlo, para que la semidemonio no interviniese.

¿Quién podía culpar a la chica con ese pasado con los humanos? Cuando Lena le dijo que había conocido pocos humanos y que tenía que conocer más le dijo que no podía, no completó la frase, ya que quiso decir que no podía llevar el peso de otra traición. Y allí estaba Lena, lo que más le dolió. La peor traición de todas. Realmente pensó que Lena era especial, diferente. Pero era igual que los demás. Pensó que había algo en el aura de Lena, quizás porque fuese sacerdotisa, que hizo que confiase en ella y le entregase su confianza, y muy a su pesar, algo más.

Pero si de algo estaba segura a estas alturas de su vida, es que no volvería a cometer el mismo error, no de nuevo.


‘’Julia estaba encima de un árbol comiéndose una manzana roja mientras veía las estrellas que estaban empezando a aparecer en el cielo, fue entonces cuando una olor familiar se acercaba a ella, ese poder espiritual que notó la primera vez que se despertó, después de tantos años, esa olor y ese poder que hicieron que se despertase. La semidemonio miró abajo y vio a Lena con el arco tensado y una flecha en él, Julia notó poder demoníaco por los alrededores y siguió a Lena con la mirada.

Se quedó mirándola mientras la sacerdotisa purificaba hasta diez demonios a la vez con una flecha, y vinieron más, claro, en el mundo de los demonios matar a alguien como aquella pelirroja significaba que tu reputación subiría muchísimo.

Cuando la pelirroja purificó a innumerables demonios Julia notó que estaba exhausta, por un momento el poder demoníaco desapareció, y la sacerdotisa se dirigió hacia el poblado, pero uno de los demonios salió ese momento y parecía que iba a perseguir la pelirroja, la semidemonio le tiró la manzana a la cabeza y este subió la mirada, Julia lo mató de un solo golpe antes de subir de nuevo a un árbol, esconderse y que la pelirroja se girase.
‘’


Julia dejó de correr por lo exhausta que estaba y se paró en la rama de un árbol, para apoyarse en él y dejar un pie colgando, ¿cuántos quilómetros habrá recorrido? ¿Acaso estaba satisfecha ahora? ¿Ahora que estaba tan lejos de Lena? Sabía perfectamente que la distancia no le influía para nada, pero estaba muy cansada, y se desmayó por el cansancio.
****
Cuando Julia abrió los ojos se dio cuenta de que ya era casi mediodía, y notó dos cosas, una, que olía a sangre humana viniendo de un poblado cercano a ella y dos, que se estaba muriendo de hambre, y según el olor, había un río cerca de ella, pero en el sentido opuesto del poblado. La semidemonio bajó del árbol y corrió hacia el río.

No tardó mucho en pescar dos pescados y encender una fogata para cocinarlos, se quedó en el borde del río un buen rato comiendo y limpiándose hasta que notó a alguien acercarse hacia ella, se giró de golpe y vio a una chica con sangre por todas partes, que se iba a caer en el suelo, Julia corrió hacia ella y la cogió antes de que se cayese, la dejó en el suelo justo cuando cinco demonios carroñeros se pusieron delante de ella.

—Danos a la chica, semidemonio, y no te mataremos.

Julia chasqueó la lengua y se puso de pie, ya que estaba agachada de poner a la chica en el suelo, ¿acaso estos cinco demonios tenían ganas de morir por llamarla semidemonio? Aunque fuesen demonios completos, Julia podía perfectamente con ellos.

—¿Y si digo que no?

—Maldita semidemonio.

Julia gruñó y se abalanzó a los cinco demonios, no es que fuesen poderosos, que lo eran, pero al tener aspecto humano y ser cinco resultaba difícil cargárselos fácilmente y rápido, aún así, Julia consiguió matarlos a los cinco sin muchas heridas graves, cuando miró a la chica que yacía en el suelo se la quedó mirando y se dio cuenta de que estaba muerta por culpa de que se había desangrado.

Iba a dejarla allí, debería dejarla allí, ya tuvo suficiente para ese día, pero algo en la chica le daba remordimiento que la dejase allí a su suerte, aunque estuviese muerta, así que Julia desenvainó su espada y apuntó a la chica con el filo de esta, cortó algo por encima de ella, demonios del otro mundo y enfundó la espada de nuevo, la chica abrió los ojos lentamente y se quedó mirando a Julia.

La semidemonio desvió la mirada y se fue de allí antes de que la chica se hubiese dado cuenta de la situación y pudiese decirle algo, Julia estaba consternada por la chica, había algo en ella que le sonaba mucho, puede que sean sus facciones o sus ojos, pero definitivamente la chica le sonaba muchísimo.


‘’Julia estaba encima del techo de una casa observando a Lena al lado del río, vio cómo Sam se acercó a ella y luego se fue, se quedó mirando a la pelirroja cómo lavaba la misma prenda de ropa durante casi media hora, se extrañó si estaba bien o si le pasaba algo, la prenda probablemente estaría rota ya a estas alturas, pero también se fijó de aquella sombra que se acercaba por detrás a Lena, era un demonio lagarto.

La semidemonio bajó de golpe del techo y se dirigió a donde estaba Lena y el demonio lagarto, pero llegó tarde y este le hizo una herida en el hombro, teniendo forma humana no podía correr tanto como cuando tenía la otra forma, así que tardó bastante en llegar a Lena, cuando estuvo lo suficientemente cerca cogió un cuchillo de bajo su túnica y se la clavó al cuello en el demonio lagarto, el cuchillo tenía propiedades espirituales y por eso consiguió matarlo de un solo golpe. Julia miró a Lena que se había desmayado y se acercó a ella, estaba viva al menos.

—Lena…

Al verla en ese estado se dio cuenta de que quería protegerla, de que no quería que le pasase nada a la sacerdotisa, que intentaba ocultar lo que sentía diciendo que alegaba matarla ella con sus manos como excusa de matar a los demonios que se le acercaban. Mentira podrida. Había algo en Lena que le daban ganas de protegerla. Y es que a esas alturas Julia aún no se daba cuenta de lo que realmente pasaba, de lo que realmente sentía. Porque tenía miedo de volver a ser traicionada.

Porque la primera fase siempre era la negación.
‘’


Julia se tropezó con una rama y se cayó en el suelo, cuando estaba en el suelo boca abajo se dio cuenta de que aún seguía muriéndose de hambre, ya que sólo había comido un pescado. La chica se levantó del suelo y empezó a buscar algo para comer, ya sea algo de fruta o algún animal.


‘’—Hey Julia —dijo Lena al caminar sonriendo hacia ella, Julia estaba hablando con uno de los pueblerinos —. Toma.

Lena le lanzó una manzana roja a Julia y esta sonrió antes de darle un mordisco, ambas chicas se despidieron del aldeano y se dirigieron al bosque en silencio mientras Julia comía la manzana y Lena se quedaba mirándola.

—¿Qué tipo de obsesión tienes con las manzanas?

—No tengo una obsesión con las manzanas… —dijo Julia al darle otro mordisco —. Me gustan, eso es todo.
‘’


La semidemonio se subió a un árbol y se quedó sentada en una de las ramas mientras comía una manzana roja, estaba a unos cuatro metros del suelo y por alguna extraña razón sentía que algo le faltaba, y lo peor de todo era que sabía, en el fondo, que le faltaba la presencia de Lena a sus alrededores, había pasado tanto tiempo con ella que se había acostumbrado tanto a su presencia que era raro no sentir su poder espiritual o su olor en ninguna parte. Y es que no podía evitar sentirse triste por no estar cerca de la pelirroja, aunque esta la hubiese traicionado.

Sus pensamientos fueron interrumpidos cuando oyó a alguien acercarse a ella, bajó la mirada con el ceño fruncido y vio a la chica que había salvado instantes antes, ¿qué hacía allí? Por lo que Julia sabía, el poblado no era hacia esa dirección, ¿se habrá perdido acaso? Pero al parecer no era así, ya que la rubia subió la mirada y miró a Julia, esta tal sólo se quedó sentada mirando a la chica.

—¿Julia?

Julia tiró la manzana debajo de ella y saltó sin pensarlo hasta aterrizar justo a un metro de la chica, luego la miró fijamente, ¿cómo podía ser que supiese su nombre? Sabía que le sonaba, pero… Estaba segura de que nunca la había visto en su larga vida, ¿quién era esa chica?

—Quién eres y cómo sabes mi nombre.

—¿Eres Julia, entonces? —Julia desvió la mirada y la chica lo tomó como un sí —. Soy… Claire*… Mi abuela me ha hablado mucho de ti… —la semidemonio miró a la chica con el ceño fruncido —. Maya… No sé si te acordarás de ella…

—¿Maya?
****
*Claire: Podéis imaginaros a la chica como Claire Holt, que ha interpretado a Emma Gilbert en H2O, Samara Cook en Pretty Little Liars y Rebekah Mikaelson en The Vampire Diaries entre otros.

Avatar de Usuario
LYV
Mensajes: 2902
Registrado: Jue 28 Jun 2007 18:20
Sexo: Femenino
Ubicación: en el magico mundo del rock XD

Re: MÁS ALLÁ DE LA ETERNIDAD // POR: MARIIELR14

Mensaje por LYV » Mié 07 Ago 2013 17:32

Ahhbbb no me puedo imaginar a claire, por que no he visto ninguna de esas series -.-
Algo me dice que no le va a caer bien a lena

Muy buen cap

Contiii

(\(\
(=’ :’)
(,(”)(”)¤LENA KATINA *W*


Y de la Familia Voltina Kativol

http://www.facebook.com/vayushka

FC Lena Katina Chile - https://www.facebook.com/I.love.lena.katina.chile" onclick="window.open(this.href);return false;

Avatar de Usuario
Zurc
Mensajes: 762
Registrado: Dom 14 Oct 2012 16:44
Sexo: Femenino

Re: MÁS ALLÁ DE LA ETERNIDAD // POR: MARIIELR14

Mensaje por Zurc » Jue 08 Ago 2013 14:52

Ah... mas problemas
Continua...!!!
Te Quiero Apasionadamente... Y Te Quiero Apaciblemente... Puede Que El Amor Eterno Sea Eso, Esta Mezcla De Paz Y Fuego.

Avatar de Usuario
TheOneWhoDoesntDream
Mensajes: 1778
Registrado: Sab 14 Ene 2012 18:47
Sexo: Femenino
Ubicación: Santo Domingo
Contactar:

Re: MÁS ALLÁ DE LA ETERNIDAD // POR: MARIIELR14

Mensaje por TheOneWhoDoesntDream » Jue 08 Ago 2013 22:44

Continua!
En fin, el amor si existe y viene en forma de pizza.

Avatar de Usuario
MariielR14
Mensajes: 569
Registrado: Sab 30 Jul 2011 18:00
Sexo: Femenino

MÁS ALLÁ DE LA ETERNIDAD [Capítulo once]

Mensaje por MariielR14 » Dom 11 Ago 2013 09:34

N/A: Todos los aspectos que aparecen en este fic son pura ficción, cualquier cosa semejante a la realidad es pura coincidencia. Este fic es AU.
Creo que este fic tendrá menos de veinte capítulos.

Capítulo: Once de X
Título: SE BUSCA: EL AMOR DE MI VIDA
Palabras: 1.926
Quote:
¿Cómo pude haberte dejado ir cuando lo único que pude hacer fue verte marchar?
****
—Lena, hija… —dijo Larissa al sentarse en un eslabón de las escaleras que daban al pueblo junto a su hija —. Han pasado dos días desde que Julia se fue… Y no has comido nada desde entonces…

Lena tenía los ojos cristalinos y apoyó la barbilla entre sus piernas y abrazo estas, escondiendo su cara de su madre, tenía razón, desde que Julia se fue hace dos días no había comido casi nada, ni dormido, no tenía ganas de nada, y los aldeanos estaban teniendo problemas para controlar los demonios, suerte que Daniel y otros soldados aún seguían por allí por orden de Tom, el señor feudal.

La sacerdotisa aún estaba consternada por la partida de Julia, no era como la primera vez que se fue, esta vez era peor, la última vez ella la estaba protegiendo y por eso se fue, y esta vez ella se fue porque… Se supone que ella la había traicionado, si Lena supiese dónde estaba la semidemonio iría a por ella, pero no sabía dónde estaba ni dónde podría estar. Podría hacer como Larissa e ir a por Julia y no rendirse, ¿pero acaso Julia quería verla? ¿Acaso no se fue para no estar con ella? Pero confesó que estaba enamorada de ella, tenía que ir a por ella…

Larissa le dio un beso a la frente a su hija antes de suspirar y levantarse, lo mejor en esos momentos era dejarla sola y que piense en sus cosas, ya se le pasaría, se supone, ella sabía que la pelirroja estaba pasando un mal momento, ella y Julia tenían una conexión especial, era normal verla en ese estado de desconexión del mundo…
****
Daniel subía con Sam por las escaleras para ver ambos cómo estaba Lena, Daniel tenía un rango bastante alto entre los soldados y mandó a algunos a buscar a la semidemonio, y si tenían suerte puede que la encontrasen, más que eso no podía hacer, y Sam por su parte… No sabía si estar triste o feliz de que Julia se hubiese ido.

El joven soldado estaba comiendo una manzana roja mientras subía y vieron a la pelirroja en posición fetal arriba del todo de las escaleras, ambos se miraron y Sam asintió antes de irse hacia abajo, Daniel tenía que comentarle a la pelirroja sobre la búsqueda de Julia, ya que lo hizo sin que la pelirroja lo supiese.

—Lena.

La chica subió la mirada y vio a Daniel subiendo los últimos eslabones de las escaleras y sentarse a su lado mientras se comía la manzana, Lena se quedó mirando la fruta y apretó la mandíbula antes de volver a esconder la cara entre sus piernas.

—¿Qué pasa?

—¿Por qué estás comiendo una manzana?

El chico se quedó extrañado por la pregunta de Lena, las manzanas eran muy nutritivas… Daniel frunció el ceño, preocupado y luego se quedó mirando a la pelirroja.

—Son… Buenas para el cuerpo…

—Julia se pasaba el día comiendo manzanas… Rojas.

Daniel miró su manzana, a estas alturas ya no se veía que era roja, pero sí, la manzana que se estaba comiendo era roja, a muchos les gustaban las manzanas, y a otros no tanto, él no sabía que un detalle tan pequeño como ese hiciese que la pelirroja recordase a Julia.

—¿Sabes qué significan las manzanas rojas? —Lena subió la mirada —. Las manzanas en si significan pecado y desobediencia… Y sumándole el rojo significan pasión… O sangre…

—¿Estás intentando decirme algo?

—Puede que Julia comiese muchas manzanas porque le recuerdan a su pasado, bueno —dijo al interrumpirse a si mismo —. Tengo una noticia para ti —Daniel sonrió levemente —, esta mañana envié a un grupo de soldados en busca de Julia.

Lena abrió los ojos como platos pero no dijo nada, sólo se quedó mirando un punto fijo en el horizonte mientras intentaba hacer que la noticia entrase en su cabeza, ¿soldados estaban en busca de Julia? ¿Debería alegarse o no? Le habría gustado ir ella misma a por la semidemonio… Demostrar que le importaba lo suficiente como para ir en su busca. Quizás debería ir en su busca al igual que esos soldados… Quizás la encontrase…

—Voy a ir con tus soldados —dijo Lena al levantarse.

—Lena, espera —Daniel se levantó y siguió a la pelirroja, esta se paró —. ¿Estás segura de querer ir?

—Claro —dijo Lena con una cara de, ‘’¿acaso no es obvio?‘’.

—Entonces voy contigo, sé dónde están los soldados ahora mismo, prepárate y baja al pueblo en menos de media hora, tendré los caballos y provisiones preparados para entonces.

La joven sacerdotisa asintió y entró dentro de su casa, le explicó brevemente a su madre lo que iba a hacer mientras preparaba sus cosas, algo de ropa, medicina, arco y flechas, y poco más, cuando estuvo lista se despidió correctamente de su madre prometiendo que iba a estar bien y bajó hacia el pueblo, allí ya estaba Daniel con dos caballos cargados de provisiones, un carcaj extra en el caballo que iba a utilizar Lena y una bolsa para poner otros objetos colgando de un lado, ambos se subieron a sus respectivos caballos y se fueron a por los otros soldados.

Llevaban algo de tiempo cabalgando en silencio cuando Daniel miró a Lena, desde la primera vez que la vio notó un gran poder espiritual en ella, pero cuando esta luchaba parecía que no la utilizase del todo, y eso le extrañaba, ya que normalmente al luchar contra demonios debería utilizar todo su potencial, o probablemente, un pensamiento que se le pasó fugazmente, eso fuese debido a que no supiese que tenía tanto poder espiritual, y por eso los demonios siempre querían ir a por ella, ese poder espiritual era muy poderoso. E incluso peligroso.

—¿Cómo os conocisteis? —Lena miró al chico —. Tú y Julia, me refiero.

Lena sonrió levemente y bajó la mirada mientras seguía cogiendo las riendas del caballo con sus manos y el carcaj y el arco en los hombros, no muchos le hacían esa pregunta, principalmente porque la mayoría de gente que conocía era del pueblo y estos sabían el incidente de los bandidos y Julia. Daniel era el primero en preguntarle acerca de las raíces de ella y de Julia.

—Pues… La primera vez que la vi ella… Estaba bajo un hechizo, un hechizo que llevaba encarcelándola por más de diecisiete años… La toqué, lo admito, fue inevitable, pensé que estaba muerta, pero de ella salía una leve energía demoníaca… —Lena suspiró —. Caída la noche unos bandidos atacaron el poblado, quedé inconsciente por uno de ellos y al despertarme bajé y me dijeron que había alguien causando estragos, pensé que eran los bandidos, pero me encontré a Julia. Me quiso matar —Daniel abrió los ojos como platos —, sí… Y bueno, no me mató como vez, gracias a la cadena que seguía en su pecho… Entonces huyó.

—¿Julia quiso matarte? —la pelirroja asintió —. Qué romántico.

Lena sonrió y miró al chico, ya no era un secreto para nadie que ella estuviese enamorada de la semidemonio, y más con Daniel porque este estaba presente cuando Julia se le declaró antes de huir de ella y del poblado, para no volver… Aunque ahora iban en su busca, claro.

—Espero volver a verla…

—Lo harás —dijo Daniel seguro de si mismo —. No te preocupes.

—¿Cómo puedes estar tan seguro?

El soldado sólo se limitó a mirar a Lena y sonreírle antes de volver a fijarse en el camino, era extraño que no se hubiesen cruzado con ningún demonio aún, debería haber traído a más soldados para acompañarlos por si de caso, los soldados que estaban en busca de Julia eran seis, y eran más cazadores de demonios que soldados, así que se las podían apañar solos.

Lena se quedó extrañada por la respuesta del chico, ¿acaso significaba que era demasiado obvio como para que lo dijese? Es decir, ¿acaso era demasiado obvio que iban a encontrar a Julia? Puede que las posibilidades fuesen mínimas, pero Oleg y Larissa se reencontraron cuando Larissa fue en su búsqueda, eso significaba que si no se rendía iba a encontrarla. En ese momento se dio cuenta de lo que el chico le respondió antes.

Lena sonrió.
****
Al cabo de horas y horas de viaje desde el poblado de Lena llegaron a donde estaban los soldados, estaban al lado de un río y ahora estaban haciendo pescado a la brasa con una hoguera al centro de donde estaban sentados, Daniel les presentó a Lena al resto de soldados y se sentaron con ellos mientras estos le explicaban a Lena por dónde habían ido y que no había rastro de la semidemonio, pero que no iban a desistir tan fácilmente y que iban a seguir buscando, ahora más porque se habían unido dos personas más en la búsqueda.

También mencionaron que habían perdido a un cazador mientras buscaban a Lena, no que hubiese muerto, sino que desapareció, pero no es que se preocupasen mucho de Miguel, ya se las apañaría sólo, por algo eran cazadores.

—Un momento —dijo Lena —. Sois cazadores… Pero sabéis que no tenéis que matarla, ¿no?

Varios de ellos se rieron junto con Daniel mientras Lena tenía una cara interrogante en aquellos momentos, le acababa de venir la pregunta a la cabeza y esta sonaba mejor dentro de su mente.

—Claro, Dani nos dijo que sólo teníamos que encontrarla.

—Y que la quería viva.
****
Al caer la noche Lena, Daniel y los cazadores acamparon al lado del río y del bosque con una hoguera en medio, al día siguiente proseguían con la búsqueda. Y mientras los demás descansaban había dos guardias vigilando, era un peligro si dormían todos allí en medio sin nadie que vigilase.

—Deberías dormir, Lena —dijo Daniel cuando la chica se sentó a su lado, esta negó con la cabeza —. ¿No logras conciliar el sueño? —Lena volvió a negar con la cabeza —. ¿Julia?

—Estoy… Preocupada por ella… Dentro de poco será luna nueva.

—¿Y quieres encontrarla antes de que sea luna nueva, cierto? —Lena asintió —. La encontraremos, no te preocupes. Ellos son los mejores cazadores de la zona.

—¿Por qué me ayudas tanto, Daniel?

El joven soldado miró a Lena y la vio mirándole fijamente, con esa cara interrogante, desde que la vio por primera vez supo que había algo en ella que le sonaba a su hermana pequeña, probablemente fuese por ello por el cual le estuviese ayudando tanto en esos momentos, echaba de menos a su hermana y Lena le recordaba a esta. Lástima que su hermana muriese tres años atrás en un incendio.

—Soy buena persona, Lena —dijo sonriendo —. No tiene que haber un por qué.

—¿Hay un para qué, entonces?

Daniel sonrió.

—Tampoco.

Ambos se quedaron en silencio hasta que sólo se oía el fuego que había detrás de ellos, el viento soplar levemente y algún que otro animal juntamente con el sonido del agua, si no fuese porque Lena estaba inquieta, le habría parecido un buen lugar para pasar la noche… Con Julia.

—¿Lena? —la pelirroja miró al chico —. ¿Qué harás cuando encuentres a Julia?

La joven sacerdotisa miró al cielo y vio la luna salir entre las nubes, la pregunta del millón, ¿qué iba a hacer cuando volviese a ver a Julia? ¿Qué le diría? ¿Cómo se lo diría? ¿Acaso podrá decirle algo? ¿Y si vuelve a huir antes de poder explicarse? ¿Y si…?

—No lo sé —dijo Lena al sonreír levemente —. Supongo que abrazarla e impedir que se vuelva a alejar de mí.
****
lyv: ¿La has buscado por google? xD

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 3 invitados