MÁS ALLÁ DE LA ETERNIDAD // POR: MARIIELR14

Avatar de Usuario
Demian Stark
Mensajes: 298
Registrado: Vie 25 Ene 2013 11:20
Sexo: Femenino
Ubicación: Sevilla, España
Contactar:

Re: MÁS ALLÁ DE LA ETERNIDAD // POR: MARIIELR14

Mensaje por Demian Stark » Lun 15 Jul 2013 14:53

Jeeeee Yulia ya está empezando a proteger a Lena. Primer paso para caer.... Ahora que me doy cuenta... tú metes muchas escenas de peleas y heridos (especialmente Yuia) en tus fics, pareces Tarantino... Pero bueh, así llega la pelirroja y la cura, icon_e_biggrin icon_e_biggrin.

Y ya empezamos con las cosas inexplicables... Que ya tendrán su explicación (espero...)
"La melancolía es un licor muy caro al que muy pocos saben sacarle provecho"

Avatar de Usuario
Pocholera
Mensajes: 729
Registrado: Vie 06 Ene 2012 15:01
Sexo: Femenino
Ubicación: Colombia

Re: MÁS ALLÁ DE LA ETERNIDAD // POR: MARIIELR14

Mensaje por Pocholera » Mar 16 Jul 2013 00:08

ConTi!!!!!

Avatar de Usuario
Len_Katinalove
Mensajes: 327
Registrado: Mié 15 May 2013 23:01
Sexo: Femenino

Re: MÁS ALLÁ DE LA ETERNIDAD // POR: MARIIELR14

Mensaje por Len_Katinalove » Mar 16 Jul 2013 00:45

contii :)
La Pareja perfecta es la que vuelve a intentarlo
& lucha por estar juntos.!! #Volkova & Katina#

samanta
Mensajes: 20
Registrado: Sab 20 Abr 2013 16:39
Sexo: Femenino

Re: MÁS ALLÁ DE LA ETERNIDAD // POR: MARIIELR14

Mensaje por samanta » Mar 16 Jul 2013 16:04

concuerdo con zurc mataras a alguien? .notme. conociendote ya que eres medio psicopata me esperaria de todo mda a ver con que nos sales .dwarf. ................. contii!!!! yahoo3

Avatar de Usuario
TheOneWhoDoesntDream
Mensajes: 1778
Registrado: Sab 14 Ene 2012 18:47
Sexo: Femenino
Ubicación: Santo Domingo
Contactar:

Re: MÁS ALLÁ DE LA ETERNIDAD // POR: MARIIELR14

Mensaje por TheOneWhoDoesntDream » Mar 16 Jul 2013 18:11

Veo que no eres la única que piensa en querer matar a alguien, has contagiado a unos cuantos jaja, no tardes!
En fin, el amor si existe y viene en forma de pizza.

Avatar de Usuario
MariielR14
Mensajes: 569
Registrado: Sab 30 Jul 2011 18:00
Sexo: Femenino

MÁS ALLÁ DE LA ETERNIDAD [Capítulo cuatro]

Mensaje por MariielR14 » Mié 17 Jul 2013 15:10

N/A: Todos los aspectos que aparecen en este fic son pura ficción, cualquier cosa semejante a la realidad es pura coincidencia. Este fic es AU.

Capítulo: Cuatro de X
Título: EL SECRETO DE UN SEMIDEMONIO
Palabras: 1.782
Quote:
Supe que eras un problema cuando apareciste.
****
Lena le prometió a Julia la noche anterior de que le iba a quitar la cadena el día siguiente, tras hablar con su madre de cómo hacerlo, la semidemonio accedió y se fue de allí sin decir nada, se suponía que iban a quedar esa tarde al lado de la parte del rio alejada del pueblo, la sacerdotisa llegó puntual y se quedó esperando a la otra chica. ¿Qué iba a hacer? Le prometió que iba a quitarle la cadena, pero ella no quería quitarle la maldita cadena, no quería que Julia se fuese, no quería que se alejase de allí, de ella. Pero tenía razón, no podía mantenerla encadenada para siempre, y sin ninguna razón alguna.

—Lena.

La pelirroja se giró lentamente y vio a Julia a tres metros de ella, ¿cómo no ha podido notar su poder demoníaco acercarse a ella? ¿Tan distraída y metida en sus pensamientos estaba que no lo notó? Últimamente había estado muy distraída, ¿pero tanto?

—Cumplirás tu promesa, ¿no? —Preguntó Julia al dar un paso hacia ella mientras la miraba fijamente —. Me quitarás esta cadena. Me dejarás libre.

Lena asintió lentamente y luego miró el suelo, no pensaba que ese momento le fuese tan duro, es más, sólo era una cadena, sólo era una semidemonio, ¿qué pensaba? No podía hacer que se quedase para siempre, no era humana, pero tampoco era un demonio. ¿Entonces? ¿Qué pensaba? ¿Acaso le gustaba la ‘’joven‘’ semidemonio?

Julia dio los últimos pasos hasta quedar justo delante de la pelirroja y se la quedó mirando a los ojos, para luego desviar la mirada, Lena acercó la mano lentamente hacia su pecho, era sencillo, tan sólo tenía que tocarlo y querer que la cadena desapareciese, el problema era que no quería que desapareciese…

—¿Sólo has estado salvándome últimamente para que te quitase la cadena? —Preguntó Lena al poner la mano encima de la cadena.

La joven sacerdotisa subió la mirada de la cadena y miró a la otra chica a los ojos, Julia le correspondió la mirada y luego apretó la mandíbula.

—¿Por qué la otra noche tenías el pelo negro?

—¿Si respondo tus preguntas me quitarás la cadena?

Ambas chicas se quedaron en silencio, Lena iba a serle sincera e iba a decirle que sí, pero con una única condición, y era que no sólo era ella quien iba a ser sincera.

—Sólo si las respondes con sinceridad.

La semidemonio tomó aire lentamente y luego una media sonrisa se formó en su rostro, mostrando sus colmillos a la pelirroja, esta se la quedó mirando un buen rato hasta que Julia decidió hablar.

—No, no sólo te salvé porque quería que me quitaras la cadena, te quiero viva, no sólo para que me quites la cadena, sino porque… Porque he conocido pocos humanos… Y tú vales la pena.

—Es porque has conocido pocos humanos, Julia, tienes que conocer más y…

—No —dijo Julia —, no me hace falta eso. No… No quiero…

Las palabras se quedaron en el aire, Julia odiaba a los humanos, sí, pero eso en las últimas semanas había cambiado, había estado ‘’conviviendo‘’ con la sacerdotisa, e incluso con algunos pueblerinos que iban a veces al bosque, pueblerinos que ella salvó de unos demonios, estos se lo agradecieron e incluso les hicieron ofrendas, ¿por qué no se daba la oportunidad de conocer mejor a los humanos?

—Tenía el pelo negro porque esa noche había luna nueva… —Lena se quedó en silencio, esperando a que Julia continuase —. Y las veinticuatro horas del día en el que hay luna nueva yo… Pierdo mis poderes demoníacos.

—¿Qué?

—Me vuelvo humana cuando hay luna nueva.

Eso había tomado por sorpresa a la pelirroja, puede que supiese que los semidemonios perdiesen los poderes a veces, pero no que era un día específico cada mes, eso quería decir que Julia era vulnerable una vez al mes… Que Julia era humana… Del todo, al menos una vez al mes.

—Es hora que me quites la cadena, Lena…

La sacerdotisa volvió a acercar la mano al pecho de la semidemonio cuando esta fue golpeada fuertemente hasta aterrizar a unos veinte metros de donde estaba originalmente, Lena cogió rápidamente una flecha de su carcaj y la puso en el arco, poniéndose en guardia. No podía creerse de que volviese a estar tan distraída como para no notar el poder demoníaco que ahora la rodeaba.

—¡Huye, Lena!

La pelirroja miró a Julia, que estaba sangrando por la parte lateral de la cabeza y cuando miró hacia delante un demonio la golpeó, rompiendo su arco en dos y haciendo que volase por los aires, pero antes de tocar el suelo notó unos brazos tras sus rodillas y espalda, Julia la dejó al suelo y se quedó mirando a los tres demonios que estaban a unos metros de ellas.

—Quítame la cadena y huye.

Lena observó la sangre que caía de la frente de la semidemonio, si le quitaba la cadena y huía probablemente esta fuese la última vez que la viese, y ella no quería separarse de ella, no aún. Pero no podía hacer nada, si no la liberaba probablemente no pueda vencer a esos tres demonios, y sin arco no podía hacer nada más. La joven sacerdotisa puso ambas manos en la cadena y deseó liberarla, la cadena desapareció entre sus manos y al subir la mirada vio a Julia mirándola fijamente, para luego mirar a los tres demonios.

—¿Volveré a verte? —preguntó Lena, Julia volvió a mirarla.

—Huye…

La semidemonio se separó de Lena, tan sólo para que la pelirroja viese cómo lo que alguna vez fue blanco en sus ojos, se volvía rojo. Sus colmillos se volvieron más grandes y dos marcas aparecieron en su cara, su garras también aumentaron de tamaño, ahora mismo parecía que se hubiese convertido en una demonio por completo…

—¡Huye! —gruñó Julia.

Lena se fue corriendo de allí, mirando cada dos por tres detrás, tan sólo para ver a Julia lanzarse hacia los tres demonios, pero cuando llegó a la espesura del bosque, la semidemonio se fue de su campo visual, a la sacerdotisa no le quedó otra que seguir corriendo. Ni siquiera Julia le respondió a su pregunta, y ella no sabía si la volvería a ver.
****
Pasaron las semanas, probablemente un mes, o dos, Lena había perdido la cuenta, y no había vuelto a ver a la semidemonio, ni siquiera notaba su poder demoníaco a sus alrededores, ni en ningún otro sitio.

La joven sacerdotisa volvió a su antigua vida, incluso a veces, pensaba que todo lo que pasó con Julia hubiese sido sólo un sueño y que ahora hubiese vuelto a la realidad, que Julia hubiese sido sólo un sueño… Puede que lo hubiese sido. Le gustaría pensar eso, pero sabí que la chica era real.

No podía sacarse esos ojos azules de la cabeza, no podía sacarse de la cabeza esa mirada o esa voz, la echaba de menos, ¿a quién iba a mentir? Su madre había notado el cambio drástico de su hija, más no hizo preguntas acerca de ello a pesar de que se muriese de ganas de preguntarle.
****
Cuando pasaron más días Larissa ya no pudo contenerse de preguntarle a su hija qué le pasaba últimamente, y cuando estaban cenando pensó que era el mejor momento de preguntarle acerca de lo que le pasaba últimamente.

—Hija —Lena subió la mirada —, ¿estás bien?

—Claro, ¿por qué lo preguntas, mama?

Larissa se quedó en silencio y luego dejó el bol de la comida en el suelo, tan sólo para mirar fijamente a los ojos de su hija, ya no estaba ese brillo en sus ojos, ya no era como antes, y aunque mintiese, sabía que estaba mal.

—Sabes perfectamente el por qué de mi pregunta… —la pelirroja bajó la mirada —. ¿Es por esa chica? ¿Julia? ¿La semidemonio? He oído que no la ven desde semanas…

—Yo…

—Es ella. —Lena se quedó en silencio —. Lo sabía.

Larissa y Lena se quedaron en silencio, no es que a Larissa le molestase que su hija se haya enamorado de una chica, de una semidemonio aparte, pero veía a su hija tan apagada últimamente que lo único que quería era que la semidemonio volviese, y tampoco estaba enfadada ya que puede que muy adentro de ella ya hubiese notado que su hija sentía algo por la semidemonio, es decir, tantas horas fuera de casa, la mayoría de ellas en el bosque… Y a parte había oído hablar a los aldeanos de que la semidemonio más de una vez los había salvado, y sabía que desde que su hija la liberó y la despertó, Julia cambió. Ya no era la misma semidemonio que su difunto marido había encarcelado años atrás.

¿Pero dónde se había metido Julia? ¿Dónde estaba? ¿Por qué había desaparecido todo rastro de ella? Larissa sabía que su hija capaz y era de irse del pueblo en busca de la semidemonio, pero una de las razones por la cual no se iba era porque ella protegía el pueblo y… Por ella, por su madre.

—Voy a tomar el aire, gracias por la comida.

Larissa vio a su hija dejar el bol en el suelo, levantarse y salir de la casita, tras suspirar y pasar su mano por sus rizos, se preguntó qué iba a hacer su hija, qué decisión iba a tomar.
****
La joven sacerdotisa salió de la casita y vio el cielo oscuro, le recordaba la noche que le prometió a Julia que iba a liberarla, que iba a quitarle la cadena. Cuando se dijo a si misma que iba a dejar ir a la chica de ojos azules… ¿Qué podría pedir? Ella sólo estaba allí porque la cadena le quitaba poder demoníaco. Puede que Julia no fuese muy diferente a otros demonios, que también le importaba mucho el poder demoníaco. Ser la más fuerte… Pero ella sabía que ella era diferente, que eso era sólo una faceta, o probablemente sólo quisiese ver eso para no ver la realidad. Lo que Julia era la realidad.

Que era un semidemonio y que ella era una humana.

Y eso no lo podía cambiar, ella era una sacerdotisa que mataba y purificaba demonios. Y que Julia era una semidemonio que odiaba a los humanos y quería más poder para convertirse en un demonio de pies a cabeza.

Esa era la realidad.

Pero Lena también sabía una de las cosas que no podía cambiar en esos momentos, y era que se enamoró de aquella semidemonio que alegaba en matarla en cuanto le quitase la cadena. Aquella que la salvó innumerables veces. Que se enamoró de una semidemonio siendo una humana.

Esa también era la realidad. Era la verdad.
****
Zurc: Ya, e Inuyasha siempre jugaba con el gato de Kagome cuando iba a su época xD // ¿Si mataré a alguien? Eso es sorpresa... No pienso decirlo, en Dead Alive: The Distinct fue compasiva y le dije a uno que otro lector que me preguntó que no iba a matar a las chicas... Esta vez no diré spoilers xD
Demian Stark: Me gusta la violencia (?, además, no es para poner mal rollo, pero siempre preferí a Lena antes que Julia y no sé, la veo muy... ¿Delicada? No sé, cosas mías. // Es un fic sobrenatural, muchas cosas son inexplicables... Como Presencias Extrañas, maldito fic xD
Pocholera, Len_Katinalove: .good.
samanta: Claro, espérate todo porque ya tengo pensado el prólogo y apenas tengo diez capítulos escritos :')
TheOneWhoDoesntDream: Sigo con mis comparaciones con J.K. Rowling, si no hay muertes no es un buen fic de fantasía (?
****
PD: Siento si el capítulo es corto, intento hacerlos lo más largos que puedo, pero mis ideas dan sólo para lo que veis D:

Avatar de Usuario
Len_Katinalove
Mensajes: 327
Registrado: Mié 15 May 2013 23:01
Sexo: Femenino

Re: MÁS ALLÁ DE LA ETERNIDAD // POR: MARIIELR14

Mensaje por Len_Katinalove » Mié 17 Jul 2013 16:56

espero la Conti pronto :)
La Pareja perfecta es la que vuelve a intentarlo
& lucha por estar juntos.!! #Volkova & Katina#

Avatar de Usuario
TheOneWhoDoesntDream
Mensajes: 1778
Registrado: Sab 14 Ene 2012 18:47
Sexo: Femenino
Ubicación: Santo Domingo
Contactar:

Re: MÁS ALLÁ DE LA ETERNIDAD // POR: MARIIELR14

Mensaje por TheOneWhoDoesntDream » Mié 17 Jul 2013 20:07

Por eso es que lo prohibido siempre llama mas la curiosidad, pues lo que puedas mientras le continues.
En fin, el amor si existe y viene en forma de pizza.

Avatar de Usuario
Zurc
Mensajes: 762
Registrado: Dom 14 Oct 2012 16:44
Sexo: Femenino

Re: MÁS ALLÁ DE LA ETERNIDAD // POR: MARIIELR14

Mensaje por Zurc » Sab 20 Jul 2013 14:06

con tu fic he recordado cosas de Inuyasha que no recordaba. Creo que sí mataras a alguien, si no, no seria un fic de Mariielr14. yo no siento que sean cortos los caps.
Continua
Te Quiero Apasionadamente... Y Te Quiero Apaciblemente... Puede Que El Amor Eterno Sea Eso, Esta Mezcla De Paz Y Fuego.

Avatar de Usuario
LYV
Mensajes: 2902
Registrado: Jue 28 Jun 2007 18:20
Sexo: Femenino
Ubicación: en el magico mundo del rock XD

Re: MÁS ALLÁ DE LA ETERNIDAD // POR: MARIIELR14

Mensaje por LYV » Sab 20 Jul 2013 17:08

ahhhh justo ahora que volvieron a dar inuyasha en el cable XD

muy buen fic, me a gustado mucho :)

contiiiii

(\(\
(=’ :’)
(,(”)(”)¤LENA KATINA *W*


Y de la Familia Voltina Kativol

http://www.facebook.com/vayushka

FC Lena Katina Chile - https://www.facebook.com/I.love.lena.katina.chile" onclick="window.open(this.href);return false;

Avatar de Usuario
Demian Stark
Mensajes: 298
Registrado: Vie 25 Ene 2013 11:20
Sexo: Femenino
Ubicación: Sevilla, España
Contactar:

Re: MÁS ALLÁ DE LA ETERNIDAD // POR: MARIIELR14

Mensaje por Demian Stark » Dom 21 Jul 2013 12:12

Las madres siempre dándose cuenta de todo, jjeeje.
"La melancolía es un licor muy caro al que muy pocos saben sacarle provecho"

Avatar de Usuario
MariielR14
Mensajes: 569
Registrado: Sab 30 Jul 2011 18:00
Sexo: Femenino

MÁS ALLÁ DE LA ETERNIDAD [Capítulo cinco]

Mensaje por MariielR14 » Dom 21 Jul 2013 16:50

N/A: Todos los aspectos que aparecen en este fic son pura ficción, cualquier cosa semejante a la realidad es pura coincidencia. Este fic es AU.

Capítulo: Cinco de X
Título: UN ENCUENTRO BAJO LA LUNA NUEVA
Palabras: 1.807
Quote:
Cierro mis ojos y aún puedo verte claramente, y eso me quema por dentro.
****
Lena estaba algo inquieta esa noche, y su madre lo había notado y le había dado un té para que se calmase, más no hizo nada el té. La joven sacerdotisa estaba inquieta por la simple razón de pensar que Julia este día estaba en su forma humana y era vulnerable. O al menos eso pensaba ella.

Eran las once de la noche cuando la joven sacerdotisa salió de su casa para ir a dar una vuelta al bosque, tenía una gran corazonada y siguió sus instintos, nadie puede culparla por querer desear que Julia estuviese por los alrededores, que estuviese de vuelta, que la quisiese ver. Nadie la culpaba. Y que Julia no tuviese nada de poder demoníaco en ese día tampoco es que ayudase mucho, ya que ni siquiera sabía si estaba o no, lo más probable era que no estuviese, es decir, probablemente la semidemonio estuviese a miles de kilómetros de allí.

No pasó mucho tiempo hasta que la pelirroja notó el poder demoníaco de unos demonios aproximarse hacia ella a una gran velocidad, Lena cogió una flecha de su carcaj y lo puso en el arco, apuntando la dirección de donde provenía tal poder demoníaco, que ella supiese, eran cuatro demonios los que se aproximaban a ella.

Alguien salió de los arbustos y cayó al suelo, no pasaron ni unos segundos hasta que los cuatro demonios saliesen también de la oscuridad y se abalanzasen hacia el cuerpo que estaba en el suelo, Lena no dudó y disparó su flecha, tan sólo para coger otra y purificar a los otros dos demonios que quedaban, al purificarlos a todos, la sacerdotisa corrió a por la persona que estaba en el suelo.

Cuando llegó a su lado se dio cuenta de que llevaba un quimono azul y negro, la sangre olía tanto que Lena sabía que estaba perdiendo mucha, la pelirroja supo en seguida quién era la chica morena que yacía en el suelo inconsciente.

—Julia… —dijo Lena al darle la vuelta —. Dios…

La pelirroja cogió el brazo de la morena y lo pasó por su cuello, luego le rodeó la cintura con un brazo tras ponerse el arco en el hombro y se dirigió hacia su casa con la semidemonio, ahora humana, en sus brazos.
****
Al llegar a su casita, Lena puso a Julia delicadamente en el suelo y se fue a por agua, toallitas y medicina para curar a la chica herida, tenía tantas heridas que Lena tenía miedo que se muriese de un momento a otro por culpa de la pérdida de sangre.

La joven sacerdotisa comprobó en dónde tenía las heridas Julia, que era en el brazo derecho, en el lateral de la frente, en el hombro, el abdomen y la pierna derecha. Al verlas todas decidió empezar de arriba abajo, pero cuando cogió la toallita para limpiarle la herida se dio cuenta de que el pelo negro de la chica estaba volviéndose plateado de nuevo, eso quería decir que eran las doce pasadas y que ya habían cambiado de día…
****
Lena tardó bastante en limpiar, curarle y vendarle todas las heridas sin despertar a su madre ni a la chica que estaba en el suelo, tras terminar su trabajo, Julia empezó a abrir los ojos, la pelirroja se quedó mirándola, realmente la había echado de menos…

—¿Qué hago sin la parte superior de mi quimono? —Preguntó al sentarse y ver que sólo tenía la camiseta de seda.

—No hace falta que agradezcas nada, eh —dijo Lena con ironía.

La semidemonio miró a Lena, no había parado a pensar que estaba sentada en la casita de Lena y que la pelirroja estaba sentada a su lado, ¿cómo había ido a parar allí? Lo que ella recordaba era haberse recuperado de sus antiguas heridas, las que hicieron aquellos tres demonios y querer volver al pueblo…

—¿Cuánto tiempo ha pasado desde que…?

—Semanas…

¿Semanas? Julia recordaba haber perdido el conocimiento durante algunas horas, o eso pensaba ella, cuando se despertó sus heridas habían sanado y decidió volver al pueblo, tan sólo para darse cuenta de que el día siguiente iba a ser luna nueva y que iba a convertirse en humana. Al estar ya más cerca del pueblo se encontró con demonios que intentaron devorarla, y ella utilizando su cuchillo logró matarlos, ¿cómo podía ser que hubiesen pasado semanas?

—Yo… Siento no haber vuelto antes…

Lena subió la mirada sorprendida y Julia inmediatamente se arrepintió de sus palabras, ni siquiera había pensado en decirlo, es decir, su subconsciente le jugó una mala pasada. Lena seguía con la mirada sorprendida en su rostro, pero no dijo nada.

—Supongo que he de irme.

Julia se levantó del suelo y en ese momento fue cuando Lena se dio cuenta de la herida que tenía en la espalda, la joven sacerdotisa se levantó también del suelo rápidamente y cogió el brazo de Julia, haciendo que esta se detuviese en seco y mirase a la pelirroja por encima del hombro.

La joven sacerdotisa no quería que la semidemonio se volviese a ir, no quería que se volviese a alejar de ella. Se preguntaba la razón por la cual la otra chica volviese al pueblo, ¿volvió por ella? Ella ya no tenía la cadena que la encarcelaba, se suponía que nada la retenía allí en esos momentos. Pero volvió. O intentó hacerlo. Antes de ser atacada…

—Déjame curarte esa herida que tienes en la espalda…

—Sabes que no es necesario que cures mis heridas, se curarán solas —respondió Julia al mirar en frente, Lena bajó la mirada.

—La última vez que no estuve para curar tus heridas tardaste semanas en volver.

La semidemonio giró lentamente la cabeza para mirar a Lena, que aún tenía su brazo sujeto, pero en esos momentos las mejillas de la pelirroja se habían transformado en un color carmesí y tenía la mirada desviada, Julia cogió su mano e hizo que la soltase, luego se giró para mirarla mejor.

—¿Me estás reclamando algo?

—Yo… No… Pero…

—Yo no tenía ninguna razón por la cual volver aquí —dijo Julia al mirarla fijamente, la sacerdotisa subió la mirada, enfadada.

—¡¿Y entonces por qué estás aquí?! —Espetó.

Julia se quedó en silencio, una de las pocas cosas que había visto, era a la pelirroja enfadada, pocas veces la había escuchado gritar, y su mirada expresaba enfado y… A la vez dolor. Al fin de cuentas no debió haber dicho lo que había dicho, ¿por qué no se piensa mejor las cosas antes de decirlas?

—Yo…

La semidemonio bajó la mirada ante la atenta mirada de la pelirroja, que seguía enfadada, no sabía por qué Julia había vuelto, y le había dicho a la cara que ella no le importaba y que no era razón suficiente para volver al poblado, ¿entonces? ¿Por qué la semidemonio estaba allí?

Lena se dio la vuelta, con los brazos cruzados, y Julia no sabía qué hacer, no sabía qué decirle, ¿qué iba a decirle? Ni siquiera ella sabía por qué había vuelto al poblado, nada la ligaba allí, pero allí estaba, de nuevo. Y ella no lo entendía. Probablemente sólo quiso despedirse. No… Ella era un maldito semidemonio, los semidemonios no se despiden. Y menos ella, ella odiaba las despedidas. ¿Entonces? ¿Por qué cojones estaba en ese maldito pueblo de nuevo? Puede que en el fondo supiese la respuesta, pero se la negase a sí misma…

Era eso.

Ella sabía la respuesta, ella sabía el por qué estaba en el poblado de nuevo, el por qué de su retorno, y estaba en frente de ella, estaba en frente de ella, enfadada. Pero no quería decirle que ella era el motivo de su vuelta, ¿por qué? Porque era una estupidez, ¿acaso…? ¿Acaso se había enamorado de Lena? ¿De una humana? No. Ella no iba a ser como su padre. Ella no iba a enamorarse de una humana. No tras lo que pasó su padre. ¿Pero acaso sabía lo que realmente pasó entre su padre y su madre? ¿Y si pasó algo más? ¿Y si había algo en la historia que ella no sabía? ¿Y por qué estaba buscando excusas para creer que su madre no tuvo la culpa de nada?

A esas alturas no podía negar que le gustaba la compañía de la pelirroja, y que le gustaba protegerla. No. Espera. No. Ella no había pensado eso. Ella no podía haber pensado que le gustaba protegerla. Ella era un semidemonio, no se preocupaba por los humanos, y menos por ella.

¿Por qué seguía negándose las cosas? Hasta había ayudado a los pueblerinos más de una vez. La joven sacerdotisa la había cambiado, había cambiado su perspectiva de los humanos, ella consiguió que ese odio se fuese. ¿Por qué había permitido eso? Debería irse, tendría que irse. Definitivamente tenía que irse de allí, no podía quedarse, era un semidemonio, no era como los humanos que eran sedentarios. Ella tenía que moverse, era… Un semidemonio. No un humano. No podía quedarse con la pelirroja.

—Mejor me voy.

La semidemonio se dio media vuelta, cogió la parte superior de su quimono del suelo y salió de la casita, mientras se lo estaba poniendo, oyó a Lena salir tras ella, pero se quedó parada en la entrada, mirándola, ¿acaso no iba a decir nada? Bueno, ¿qué esperaba Julia?

—Y… Gracias… —dijo sin girarse —. Supongo…

—Así que esta vez sí que te vas, ¿no? —La voz de Lena sonaba floja, débil, o más bien triste.

Julia suspiró y se giró lentamente, intentando no haber contacto visual con Lena, no quería mirarla a los ojos y que notase que en realidad, que en el fondo, ella no quería irse de allí, que no quería separarse de ella.

—Sí.

Ambas se quedaron en silencio, se suponía que tendrían que decir algo, ¿pero qué? ¿Un simple adiós? Lena quería decirle que se quedase, y Julia quería decir que quería quedarse, ¿pero por qué ninguna decía nada? El silencio fue lo único que se escuchó.

La semidemonio se quedó en blanco durante unos instantes, luego su cerebro volvió a conectarse y se quedó pensando en qué podría decir en esos momentos, aparte de que odiaba las despedidas, no quería despedirse.

Por ti.

Lena subió la mirada con el ceño fruncido, extrañada, ¿por ella qué? Se esperaba un adiós, o un hasta otra, pero esas dos palabras no entraban en su cabeza, no conseguía ligarlas con nada, ¿por ella qué?

—Volví por ti —dijo Julia completando la frase, sin subir la mirada —. Y supongo que me voy por ti —pensó.

—¿Y por qué te vas…? —Preguntó Lena al mirarla.

No quiero irme —pensó Julia, luego apretó la mandíbula —. Porque… —dijo insegura —. Porque no puedo quedarme, soy un semidemonio, no pertenezco aquí.

No quiero que te vayas

La semidemonio subió la mirada y miró a la pelirroja. Porque ella no quería irse.

Avatar de Usuario
Len_Katinalove
Mensajes: 327
Registrado: Mié 15 May 2013 23:01
Sexo: Femenino

Re: MÁS ALLÁ DE LA ETERNIDAD // POR: MARIIELR14

Mensaje por Len_Katinalove » Dom 21 Jul 2013 18:51

muy duras las dos en mostrar lo que sienten conti muy bueno
La Pareja perfecta es la que vuelve a intentarlo
& lucha por estar juntos.!! #Volkova & Katina#

Avatar de Usuario
LYV
Mensajes: 2902
Registrado: Jue 28 Jun 2007 18:20
Sexo: Femenino
Ubicación: en el magico mundo del rock XD

Re: MÁS ALLÁ DE LA ETERNIDAD // POR: MARIIELR14

Mensaje por LYV » Lun 22 Jul 2013 01:10

ajajjaja tercas hasta e final

bueno cap

conti

(\(\
(=’ :’)
(,(”)(”)¤LENA KATINA *W*


Y de la Familia Voltina Kativol

http://www.facebook.com/vayushka

FC Lena Katina Chile - https://www.facebook.com/I.love.lena.katina.chile" onclick="window.open(this.href);return false;

Avatar de Usuario
TheOneWhoDoesntDream
Mensajes: 1778
Registrado: Sab 14 Ene 2012 18:47
Sexo: Femenino
Ubicación: Santo Domingo
Contactar:

Re: MÁS ALLÁ DE LA ETERNIDAD // POR: MARIIELR14

Mensaje por TheOneWhoDoesntDream » Lun 22 Jul 2013 02:05

mmm terminará yéndose de todas formas, lo presiento y luego volverá como perro arrepentido, no tardes!
En fin, el amor si existe y viene en forma de pizza.

Avatar de Usuario
Pocholera
Mensajes: 729
Registrado: Vie 06 Ene 2012 15:01
Sexo: Femenino
Ubicación: Colombia

Re: MÁS ALLÁ DE LA ETERNIDAD // POR: MARIIELR14

Mensaje por Pocholera » Mar 23 Jul 2013 22:10

a esperar la conti... .good.

Avatar de Usuario
Zurc
Mensajes: 762
Registrado: Dom 14 Oct 2012 16:44
Sexo: Femenino

Re: MÁS ALLÁ DE LA ETERNIDAD // POR: MARIIELR14

Mensaje por Zurc » Mar 23 Jul 2013 22:55

Solo falta que cuando Jul deje el orgullo a un lado y le vaya a decir lo que siente llegue algún demonio o algo y no le va a decir nada.
Continua
Te Quiero Apasionadamente... Y Te Quiero Apaciblemente... Puede Que El Amor Eterno Sea Eso, Esta Mezcla De Paz Y Fuego.

Avatar de Usuario
MariielR14
Mensajes: 569
Registrado: Sab 30 Jul 2011 18:00
Sexo: Femenino

MÁS ALLÁ DE LA ETERNIDAD [Capítulo seis]

Mensaje por MariielR14 » Mié 24 Jul 2013 16:23

N/A: Todos los aspectos que aparecen en este fic son pura ficción, cualquier cosa semejante a la realidad es pura coincidencia. Este fic es AU.

Capítulo: Seis de X
Título: UN AMOR ENTRE DOS MUNDOS
Palabras: 1.786
Quote:
Pero no caeré, soy de titanio.
****
Habían pasado semanas desde que Julia decidió quedarse en el poblado durante un tiempo, un tiempo indefinido, no pudo decirle a la pelirroja que se iba tras la confesión de esta de que no quería que la otra chica se fuese. Entonces fue cuando la semidemonio le prometió que se quedaría un tiempo, al menos hasta que supiese qué hacer con su vida.

A la chica de ojos azules no le gustaba nada Sam, se veía que el chico le gustaba Lena, y estaba casi siempre detrás de ella. Julia al menos disimulaba un poco cuando estaba tras Lena. No es que fuese siempre tras ella. Pero… Bueno, Julia sabía disimular más que el chico. Pero bueno, a fin de cuentas tampoco es que hubiese mucho que disimular. Claro. Eso pensaba ella.

Los pueblerinos volvieron a acostumbrarse de la presencia de la semidemonio por los alrededores, a la mayoría les agradaba la compañía de la chica, había cambiado, y ellos lo habían notado. A veces Julia ayudaba a los aldeanos, ya sean encargos o matar demonios, junto a Lena. Todo junto a Lena, eran como un tipo de dúo dinámico, casi siempre, si buscabas a una, si encontrabas a la otra, significaba que la otra chica estaba cerca, muchos aldeanos pensaban que había algo entre ambas, claro, cómo no pensarlo, estaban siempre juntas, y Lena era la razón por la cual Julia se quedó, por la cual había cambiado, pero eso se suponía que nadie lo sabía. Se suponía. Y los rumores de que ambas combinando sus poderes eran muy poderosas se fueron extendiendo por algunos poblados vecinos, ¿una sacerdotisa y una semidemonio? Era una extraña pareja de combate, pero eran poderosas y nadie podía negar eso. Ni siquiera un señor feudal que vivía no muy lejos de aquella aldea. Los rumores le llegaron y quiso que ambas chicas fuesen en su presencia, quería darles un encargo.

—¿Lena y Julia? —Preguntó uno de los soldados del señor feudal, Julia se giró y vio al chico con un pergamino en las manos.

—¿Qué quieres?

—Julia, sé amable —susurró Lena al darle un codazo —. Somos nosotras, ¿qué deseas?

—Vengo de parte del señor feudal de la zona, necesita vuestros servicios.

Ambas chicas se miraron, Julia con el ceño fruncido y Lena sorprendida, una pensaba que era una buena oportunidad y la otra pensaba que era una pérdida de tiempo y que ni siquiera trabajan de ello. Cuando Julia iba a hablar, Lena puso su mano en su hombro, mirándola para que se callase.

—¿Nuestro servicio? —Preguntó Lena cuando miró al chico.

—Sí, para matar a unos demonios que atemorizan el poblado y el castillo.

—¿Cómo te atreves a venir aquí y…? —Gruñó Julia.

—Seu gosset.

Julia cayó al suelo tras las palabras de Lena, la pelirroja de broma, se supone, hace unos días atrás le puso un tipo de collar a Julia alegando que era para aumentar su poder, cuando Julia supo lo que realmente hacía se lo intentó quitar, pero fue en vano, era como la cadena que le puso Sergey, pero sin que le quitase el poder espiritual. Lo que se supuso que era una broma se quedó allí, porque Lena no sabía cómo quitárselo, al parecer, una cosa que no le contó aquel monje era que el collar era permanente. A la semidemonio no es que le molestase el collar, en realidad al fondo se había acostumbrado a este, Lena raras veces le decía el hechizo, sólo cuando Julia se ponía de mal humor e intentaba ‘’matar‘’ a Sam o a otro chico que se le acercase a Lena. Claro, la sacerdotisa no se daba cuenta de que se ponía de mal humor porque tenía celos. Ninguna se daba cuenta de nada… Y eran las únicas que no se daban cuenta.

—Claro que lo haremos, ¿cuándo partimos?
****
—No me puedo creer que accedieses —dijo Julia mientras estaba sentada en modo indio encima de un caballo, cabalgando al lado de Lena.

—Oh, venga, necesitan ayuda.

—¿Y? —Preguntó Julia al cruzarse de brazos —. Que se las apañen solos.

La joven sacerdotisa arqueó una ceja y miró a la semidemonio, no entendía cómo podía sentarse de esa manera y no caer del caballo, Julia desvió la mirada del camino y miró a la pelirroja, que se sonrojó y desvió la mirada.

—A veces pienso que eres demasiado buena, Lena.

—Y tú a veces demasiado egoísta, Julia… —la pelirroja miró a Julia — ¿Por qué te cuesta tanto admitir que te gusta ayudar a la gente?

La semidemonio volvió a cruzarse de brazos y mirar el camino, no es que no quisiese admitirlo, pero ella en su momento llegó a odiar a los humanos, y ahora los ayudaba cada dos por tres, convivía con ellos, e incluso, muy en el fondo, sabía que quería a una humana. Que quería a Lena. Pero ese no era el único motivo por el cual ella al principio se negaba a ir en esa aldea cercana al castillo del señor feudal, ya que pasarían por allí antes de ir al castillo, uno de los principales motivos era su madre…

Lena se quedó mirando a Julia, que ahora estaba con el ceño fruncido y mirando el suelo, la pelirroja sabía que conocía poco a la otra chica, ¿pero qué podía hacer? Julia no contaba nada de su vida, era muy reservada respecto a su pasado y a sus sentimientos. Pero ella sabía que en algún momento le tendrá que abrir esa puerta… Porque Julia confía en ella, ¿no?
****
—Julia está tardando demasiado… —dijo Lena al beberse el té que le habían dado en uno de los bares de la aldea.

Cuando llegaron a la aldea Julia dijo que iba a hacer unas cosas y que la esperase en el bar, ella accedió sin decir nada y vio cómo Julia salía del recinto, pero ya había pasado casi media hora y la semidemonio no aparecía, dejando a la pelirroja bastante preocupada.

—Tome —Lena pagó su bebida y salió de allí.

La joven sacerdotisa preguntó a algunos aldeanos si habían visto a una chica con el pelo plateado, un quimono azul y negro con una espada en la cintura, y ella siguió las indicaciones que le iban dando, hasta llegar a una parte bastante alejada de la aldea, en el cementerio. Lena estaba extrañada de que las indicaciones la llevasen allí, seguramente debieron de darle alguna mal, ¿qué haría Julia en el cementerio? ¿Acaso…? No, no podía ser, ¿pero y si era eso? ¿Y si su madre estaba enterrada allí? Pero Julia dijo que odiaba a los humanos por culpa de su madre… ¿Entonces?

—Lena.

La pelirroja se giró de golpe, sobresaltada, entonces vio a Julia detrás de ella con la mirada desviada y con la mandíbula apretada, ¿acaso estaba enfadada?

—Te dije que esperases en el bar…

—Lo siento, yo… Estaba preocupada…

La semidemonio asintió lentamente y le indicó a Lena que era el momento de irse de allí, la pelirroja quería preguntarle por qué estaba allí, pero… Estaba segura de que Julia no iba a decirle nada, al menos no ahora.

—Eres muy fácil de leer, Lena —dijo Julia mientras caminaba tras ella, la sacerdotisa se paró y luego se giró —. Te preguntas por qué estaba allí, ¿no? —Lena abrió los ojos como platos —. Lo sabía…

—¿Y me vas a responder?

Julia desvió la mirada, fue entonces cuando Lena vio tristeza en ellos, una mirada que nunca le había visto, tristeza y melancolía, juntamente con rabia. ¿Entonces era eso? ¿La tumba de la madre de la semidemonio estaba allí?

—La tumba de tu madre…

—Sí.

—¿La echas de menos? —Julia sonrió durante un instante y luego apretó la mandíbula —. Dijiste que la odiabas… Pero…

—Por su culpa mataron a mi padre…

—¿Qué pasó?

Lena dio un paso hacia Julia, que seguía con la mirada desviada y con la mandíbula apretada, ¿por qué la pelirroja se interesaba por esto? Antes de que Julia pudiese responderle, el soldado que las llevó hacia la aldea venía hacia ellas.

—Hora de partir.

Ambas chicas siguieron al soldado hacia los caballos, para luego partir hacia el castillo de aquel señor feudal. Ninguna dijo nada durante el camino, Julia por su parte estaba pensativa respecto a su pasado, su madre. Y Lena estaba preocupada por Julia. Se suponía que los demonios no tenían corazón, sentimientos, pero el padre de Julia sí tenía… Seguramente muchos demonios no tenían sentimientos, pero había algunos que sí… Y Julia siendo un semidemonio conllevaba que tuviese sentimientos, ¿no? Ella era mitad humana…

Lena poco a poco se daba cuenta de que lo que sentía por la semidemonio no era normal, era consciente de que poco a poco estaba enamorándose de ella, y que eso no era bueno, porque aunque la otra chica fuese mitad humana, seguía siendo también mitad demonio, y era una chica. Y Julia por su parte sabía que Lena la estaba cambiando, su personalidad, sus pensamientos, sabía que la chica estaba cambiando su mundo, y que no podía dejar que entrase en su mundo, pero sabía que estaba empezando a hacerlo desde hacía mucho, y lo peor de todo era que no quería que saliese de su mundo.

—Llegamos —dijo el soldado —, ellas os llevarán a vuestra habitación mientras hablo con el señor feudal. Descansad.

Llevaban muchas horas viajando, tras haberse despedido Inessa ambas se fueron del lugar sin esperar a nada, y desde entonces no pararon de viajar, suerte que tenían los caballos y aligeraron el paso.

La sacerdotisa dejó el arco y el carcaj en el suelo de la habitación y salió de esta, sentándose en frente de la puerta, mirando hacia la fuente que había en frente, Julia se quedó mirando a la pelirroja desde dentro de la habitación, hasta que Lena miró hacia atrás y le dijo que se sentase a su lado. Cuando la semidemonio se sentó a su lado, Lena puso su cabeza en su hombro, al principio Julia se tensó, pero luego se relajó.

—¿No vas a contarme qué pasó con tu madre y tu padre?

Julia miró el lado opuesto de donde estaba la pelirroja, no quería decirle su pasado, aunque en el fondo quisiese quitarse el peso de encima, no quería abrirse tanto a la pelirroja, por el amor de Dios, era una semidemonio. De ninguna manera iba a contarle algo tan personal. No iba a abrirse a la pelirroja.

—¿En serio quieres oírlo?

—Claro.

No iba a decirle su pasado, no iba a abrirse y decirle lo que pasó con sus padres, no iba a permitir que ella supiese sus secretos. ¿Era buena confiar tanto en una persona que ni siquiera era como tú? De ninguna manera.

—Entonces adelante.
****
Len_Katinalove, lyv: Claro, es un fic de romance, no iban a declararse en los primeros capítulos (? La primera fase es la negación (?
TheOneWhoDoesntDream: Yay, esto no te lo esperabas, eeeh, al fin fui impredecible u.u
Pocholera: .good.
Zurc: No es orgullo, es... Orgullo... Bueno, en realidad no sé qué es, digamos que una mezcla entre orgullo y negación, que creo que es lo mismo, pero da iwá'.

Avatar de Usuario
TheOneWhoDoesntDream
Mensajes: 1778
Registrado: Sab 14 Ene 2012 18:47
Sexo: Femenino
Ubicación: Santo Domingo
Contactar:

Re: MÁS ALLÁ DE LA ETERNIDAD // POR: MARIIELR14

Mensaje por TheOneWhoDoesntDream » Mié 24 Jul 2013 16:57

o tal vez yo no soy muy buena diciendo o prediciendo que va a pasar jaja, pues ¿Le contará?, no tardes!
En fin, el amor si existe y viene en forma de pizza.

Avatar de Usuario
Pocholera
Mensajes: 729
Registrado: Vie 06 Ene 2012 15:01
Sexo: Femenino
Ubicación: Colombia

Re: MÁS ALLÁ DE LA ETERNIDAD // POR: MARIIELR14

Mensaje por Pocholera » Mié 24 Jul 2013 20:42

Conti!!!!!11

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 3 invitados