NUESTRA VERDAD (fanfic de Yulia y Lena como tATu)

Avatar de Usuario
GossipGirl
Mensajes: 25
Registrado: Sab 19 May 2012 15:50
Sexo: Femenino

Re: NUESTRA VERDAD (fanfic de Yulia y Lena como tATu)

Mensaje por GossipGirl » Vie 04 Abr 2014 16:48

"FANFIC'S ABANDONADOS" ok :cc
"Si no tardas mucho.. te espero toda la vida" <3
-¿Que es lo que eres?-Definirme es limitarme.
YOUNG, STUPID... AND BEAUTIFUL

Marisa Gonzalez
Mensajes: 17
Registrado: Jue 27 Mar 2014 00:52
Sexo: Femenino

Re: NUESTRA VERDAD (fanfic de Yulia y Lena como tATu)

Mensaje por Marisa Gonzalez » Vie 11 Abr 2014 01:15

Continua .... porfaa girl_cry2

Avatar de Usuario
Ysabel-Granger
Mensajes: 150
Registrado: Lun 07 Ene 2013 13:48
Sexo: Femenino
Contactar:

Re: NUESTRA VERDAD (fanfic de Yulia y Lena como tATu)

Mensaje por Ysabel-Granger » Lun 14 Abr 2014 11:22

¡Chicas!, no he abandonado este fanfic, así que no os preocupéis por eso. Pero de momento no he podido escribir mucho, así que os pido paciencia. Mi vida está cargada de trabajo y cosas que no puedo dejar para otro momento, pero en cuanto pueda, os aseguro que la retomaré y publicaré el capítulo 16 give_rose
"Fire & Blood" (Targaryen)
"Winter is coming" (Stark)
"We do not sow" (Greyjoy)
"Unbowed, unbent, unbroken" (Martell)

Avatar de Usuario
sirellyl_kv
Mensajes: 172
Registrado: Mié 13 May 2009 14:26
Sexo: Femenino
Ubicación: venezuela

Re: NUESTRA VERDAD (fanfic de Yulia y Lena como tATu)

Mensaje por sirellyl_kv » Mar 15 Abr 2014 15:33

asi es isabel gracias por ese entusiasmo!!!! lol2 no lo abandones yahoo3
lena katina T amo!!

Avatar de Usuario
karitoA28
Mensajes: 12
Registrado: Jue 10 Abr 2014 01:52
Sexo: Femenino

Re: NUESTRA VERDAD (fanfic de Yulia y Lena como tATu)

Mensaje por karitoA28 » Lun 21 Abr 2014 00:40

He leído un par de FF, este definitivamente entra en los 5 mejores.
Gracias por transportar nuestra imaginación.

Avatar de Usuario
anagomez42
Mensajes: 5
Registrado: Mié 02 Abr 2014 19:13
Sexo: Femenino

Re: NUESTRA VERDAD (fanfic de Yulia y Lena como tATu)

Mensaje por anagomez42 » Dom 27 Abr 2014 21:14

ME ENCANTÓ!!! SIGUELA!! .good. .good. .good. .good. .good. give_rose
dash2 dash2 dash2 dash2 dash2 dash2 dash2 dash2 dash2
Agomez

Avatar de Usuario
Ysabel-Granger
Mensajes: 150
Registrado: Lun 07 Ene 2013 13:48
Sexo: Femenino
Contactar:

Re: NUESTRA VERDAD (fanfic de Yulia y Lena como tATu)

Mensaje por Ysabel-Granger » Lun 28 Abr 2014 15:21

¡¡Chicas, he vuelto y con nuevo capítulo!! :lol:
Mil gracias por todos vuestros comentarios, sois las mejores, me animáis a no dejar la historia, y me alegra que os guste tanto.

A partir de este capítulo, iré metiendo flashbacks sin orden cronológico, porque la historia principal de su pasado ya la he contado en los anteriores. Así que os animo a que me digáis en los comentarios qué momentos os gustaría que escribiese en mi fanfic, ya sean basados en vídeos de actuaciones, entrevistas o incluso fotos.

Ahora a leer...





CAPÍTULO 16
[/b]
Lo que Yulia le dijera poco tenía de verdad cuando se trataba de comprar ropa. Las horas se le hicieron eternas a Lena, que trataba de buscar asientos o sucedáneos en cada rincón de las tiendas que visitaban. La morena había insistido en que se mirase ropa para ella también, pero Lena aseguraba que no necesitaba nada.
―Cuando pruebes la cena que ha preparado Tanya, me lo perdonarás todo ―bromeaba Yulia.
―Eso espero ―decía con conrisa cansada.

Tal como la morena aseguró, Lena disfrutó la cena, la encontró deliciosa. Después, Yulia decidió organizar un poco sus compras, ya que no soportaba dejar la ropa plegada y metida en bolsas mucho tiempo, decía que así podía deformarse. Lena pensaba que no era más que una excusa para seguir “tocando trapitos”. Le resultaba curioso cómo desde el inicio de su carrera como tATu, se había dado la imagen de una Yulia dura y despreocupada y de una Lena delicada y muy femenina, más acorde con el gusto por la moda. Sin embargo, la realidad era que la loca por la ropa siempre había sido Yulia, y a partir del 2005, en las entrevistas, eso empezaba apreciarse cuando ambas se liberaron de la estética que les imponían desde el grupo.
―¿Me ayudas a colocar la ropa? ―sugirió Yulia, esperanzada con poder disfrutar de un rato a solas con la pelirroja.
―No, mejor me quedo con los niños ―replicó Lena, causándole una pequeña decepción―. ¿Puedo jugar con vosotros?
―Vale ―respondió Samir―, pero llevas el coche rojo.
―Muy bien ―dijo Lena con una sonrisa amable mientras se sentaba en el suelo junto a los pequeños.
―Es el color más parecido a tu pelo ―afirmó Samir de pronto, como si fuera una valiosa información. Lena lo miró con sorpresa.
―Es que Samir sólo presta los coches según el color del pelo… ―explicó Vika― Cosas de niños, supongo. ―Lena no pudo evitar reírse.
―Por eso te ha dado a ti el amarillo. ―Vika asintió, riéndose también.

Veinte minutos después, Yulia regresó al salón y pidió a Tanya que acostase a sus hijos, dándole permiso para que se fuera a su casa después. Samir no opuso resistencia, pues estaba visiblemente agotado, pero Vika pidió quedarse levantada un poco más y su madre se lo permitió.
―Buenas noches, Samir ―se despidió Lena. El pequeño se acercó hasta ella, medio adormilado, y la besó en la mejilla.
―Buenas noches ―balbuceó, frotándose los ojos. Tanya le tomó la mano y se lo llevó hacia su habitación.
Yulia estaba acostumbrada a las muestras de cariño de sus hijos, pero ni ella ni la pelirroja esperaban aquel gesto, pues Samir era tímido con la gente que no conocía demasiado.
―Parece que le caes muy bien, Lena, ¿qué has hecho en mi ausencia? ―preguntó estrechando los ojos.
―Jugar a carreras de coches ―intervino la pequeña Vika―, Samir estaba emocionadísimo.
―¿Ah sí? ―exclamó Yulia. La pelirroja sólo sonrió y miró hacia otra parte. Yulia también sonrió. Le gustaba que Lena se llevase bien con sus hijos, le gustaba mucho.
―¿Puedo ver la ropa que te has comprado? ―dijo Vika, rompiendo el silencio.
―Claro, vamos al vestidor.
―Pero te la tienes que probar ―sugirió Vika―, quiero ver cómo te queda.
―Está bien… ―accedió Yulia― ¿Vienes o prefieres mantenerte alejada de mi vestidor? ―bromeó. Ambas se rieron y Vika resolvió la situación tomando su mano.
―Lena también viene, tiene que dar su opinión.
La pelirroja se encogió de hombros y se dejó llevar hasta que se encontraba en una amplia estancia con las paredes ocupadas por grandes puertas de armario. Afortunadamente, también había un par de sofás en el centro, de manera que podría sentarse. Lo curioso llegó cuando Yulia se ocultó detrás de un pequeño biombo para cambiarse de ropa. Vika se extrañó, pues nunca se ocultaba cuando se cambiaba delante de ella. Lena agradeció el gesto, lo último que necesitaba era ver a Yulia Volkova en ropa interior. Habían pasado muchos años desde la última vez que había ocurrido eso, y lo mejor era que siguieran pasando.
―¿Por qué te cambias detrás del biombo, mami?
―Porque… ―Yulia no pudo evitar dirigir una mirada a Lena, que se la devolvió con preocupación― Porque así me veis de golpe con cada prenda diferente y os sorprendo más.
―¡Sí! ―exclamó Vika mientras aplaudía y se removía con diversión en el sofá. Había heredado la pasión por la moda de su madre.

Después de varios modelos, Yulia se mostró ante ellas con un elegante vestido de noche de color negro que realzaba sus atributos femeninos. Lena no podía apartar los ojos de ella.
―¿A que mi mamá está guapa con ese vestido? ―preguntó una Vika emocionada.
―Sí, está muy guapa ―admitió Lena sin parpadear. Yulía sonrió y bajó un poco la mirada, perturbada por la forma en que los ojos grises verdosos de Lena la contemplaban.
―Bueno, ya es hora de que te vayas a la cama, ¿no te parece, señorita? ―preguntó a su hija.
―Vale, me voy ―Vika caminaba agarrada al brazo de Yulia―. Me lo he pasado genial esta noche ―dijo con una amplia sonrisa―, vendrás más veces, ¿verdad Lena?
―¿Eh? ―La pelirroja miró a Yulia, que le sonreía, y después miró a la pequeña― Claro que volveré, con lo bien que me habéis recibido ―decía mientras le hacía cosquillas en la cintura. Vika no podía contener las carcajadas.

Antes de despedirse, Yulia le ofreció una copa a Lena en el comedor, y se sentaron a disfrutarla con calma.
―Tienes unos hijos maravillosos ―manifestó Lena―. Se nota que te adoran y que están bien educados.
―Lo dices como si fuera algo sorprendente. ―El gesto de Lena se descompuso. Ella sólo quería halagar a la morena.
―Lo siento, no pretendía ofenderte… ―exclamó, arrepentida de sus palabras. Yulia apenas pudo ocultar su risa.
―Sólo bromeaba, tonta ―confesó la morena, ganándose un azote en el brazo por parte de la pelirroja―. Además, cuando nació Vika yo no fui muy buena madre, lo sé, me costó asumir mi nueva situación, pero creo que al final no se me ha dado tan mal.
―Desde luego que no.
―Lo que le has dicho a mi hija supongo que es cierto ―Lena frunció el ceño, no entendía lo que Yulia quería decirle―, que vendrás a mi casa más veces.
―Siempre que tú me invites… he pasado unas horas estupendas.
―Brindo por eso. ―Yulia chocó su copa con la de Lena y se la llevó a los labios sin apartar sus ojos azules de la pelirroja, que tampoco se perdía detalle de ella.

Pero una llamada de Sash interrumpió aquel extraño momento. Estaba preocupado porque no sabía nada de su novia desde hacía un par de horas, Lena había olvidado decirle que después de la cena se quedaba un poco más en casa de Yulia.
―Bueno, creo que es hora de marcharme, se ha hecho tarde.
―Sí… tu novio te está esperando.
Le dolió decir aquellas palabras, pero era la realidad. Lena Katina tenía pareja, y si quiería ser su amiga, debía respetar eso. Caminaron hasta la puerta de la casa.
―Muchas gracias por invitarme hoy ―agradeció Lena.
―Ha sido un placer ―aseguró Yulia con una ligera sonrisa― «Habría preferido terminar la noche de otra manera, pero las cosas son como son… de momento.»
Se besaron en la mejilla con cierta intensidad, cerrando los ojos sin darse cuenta, y después Lena cruzó el hueco de la puerta y se dirigió a su coche. Antes de meterse en él se volvió hacia Yulia. La morena le dedicó una última sonrisa y agitó la mano para despedirse.
«Me he sentido tan bien contigo y con tus hijos, Volkova ―pensaba para sus adentros mientras encendía el motor―, tan bien que he perdido la noción del tiempo…»
***



Después de posponerla en dos ocasiones, Yulia y Lena dieron otra entrevista que tenían acordada como tATu. Tristram y Katya estaban encantados al verlas interactuar de una forma tan agradable y tranquila. No había rastro de rencores ni incomodidades, se las veía alegres, animadas, naturales… incluso cómplices, recordando a tiempos pasados. También el público estaba feliz de verlas así de bien juntas y la prensa no dejaba de publicar y comentar nuevos encuentros cotidianos de las ex integrantes de tATu, asegurando que volvían a ser buenas amigas. Los más atrevidos hasta lanzaban al aire la posibilidad de que estuvieran pensando en revivir el dúo musical.

Ellas vivían ajenas al revuelo causado por su retomada gran amistad, y disfrutaban de cada rato que compartían, ya fuese en una cafetería, en el cine, en una tienda o en casa de Yulia. Lena todavía no había invitado a Yulia a su casa porque no sabía cómo iba a ser juntarla con Sash. Le preocupaba que el encuentro se estropease por la presencia de su novio, así que ponía de excusa que si se veían en casa de la morena, podía ver también a Vika y Samir, y que era más cómodo que sólo se desplazase ella en vez de Yulia y los niños. A Yulia no le molestaba, pues era la primera que no tenía ganas de estar con la pareja feliz. Una cosa era asumir y respetar que Lena tuviese a alguien más, y otra muy distinta tener que ver, delante de sus narices, gestos cariñosos entre ese tipo y la mujer a la que tanto seguía queriendo.

A veces, cuando se veían, Yulia coqueteba un poco con Lena, pero siempre de una forma divertida y respetuosa, y a Lena le encantaba que lo hiciera, siempre le había gustado esa parte de su carácter, tanto que le seguía el juego. Ante todo eran amigas, y las bromas eran parte de la amistad, ¿no?
***


A principios de marzo, Lena dio un concierto en una pequeña sala de Moscú. Invitó a Yulia y la morena no dudó en acudir al evento, pero lo hizo con discreción, oculta bajo un pañuelo que ocultaba sus cabellos y unas enormes gafas de sol. No quería robarle protagonismo a la pelirroja, era su noche. Lena Katina brilló sobre el escenario, pero no sólo por su calidad artística. Lena se sentía feliz y tanto Sven como Domen lo advirtieron. Sven pensaba que estaba disfrutando con su actuación y el apoyo de Sash y algunos de sus amigos, y no se equivocaba, pero Domen conocía el motivo de su felicidad exagerada, Yulia Volkova, que la observaba y aplaudía perdida entre el público. Aunque se propuso no hacerlo, Domen dirigió la mirada a Lena y a Yulia en repetidas ocasiones, y se dio cuenta de que la pelirroja estaba más pendiente de su amiga que de su novio. Podía ser casualidad, o la emoción de volver a llevarse bien, o tal vez… mejor no remover el pasado.
―¡Enhorabuena, Lena, has estado fantástica! ―exclamó Yulia mientras le ofrecía un hermoso ramo de flores y descubría sus ojos tras las gafas.
―¡Muchas gracias, Yulia! ―Lena se abrazó a ella en un impulso― Por venir y por el ramo.
―¿Cómo no iba a venir, Lenok? ―La pelirroja colocó el ramo en un jarrón vacío y caminó hasta Yulia para tomarle las manos.
―Gracias también por no venir como Yulia Volkova ―La morena sonrió―, ha sido un bello gesto.
―Como veo que tienes mucho que agradecerme esta noche, te doy la oportunidad de que lo hagas aceptando la propuesta que voy a hacerte ―Yulia sonrió con diversión. Lena la miró con desconfianza fingida, pues estaba ansiosa por conocer su propuesta.
―¿De qué se trata? ―preguntó, impaciente por escuchar la respuesta.
―¿Recuerdas que me dijiste que teníamos que celebrar mi recuperación como Dios manda? ―Lena asintió― Pues he reservado mesa en el restaurante “Galereya” para la próxima semana. No admito un no por respuesta.
―¡Claro que iré! ―exclamó Lena emocionada― Te debo esa cena, nos la debemos las dos.
A pesar de que se habían visto con frecuencia en los últimos días, no habían compartido ninguna cena a solas y a ambas les apetecía.
***



Lena se observaba en el espejo. La noche de su cena con Yulia había llegado. Después de mucho dudar, se había puesto un vestido negro bastante corto para mostrar sus bonitas piernas. Le dio los últimos retoques a su maquillaje y cuando se sintió satisfecha, metió el móvil en el bolso y cogió un abrigo.
―¿A dónde vas tan arreglada? ―preguntó Sash sorprendido.
―He quedado con Yulia para cenar, me invita para celebrar su recuperación.
―Ah, es verdad, me lo comentaste ―Sash volvió a mirar a su novia de la cabeza a los pies―, ¿y es algún restaurante de lujo?, lo digo porque normalmente no te vistes así.
―Sí, me dijo que quería tirar la casa por la ventana, está muy feliz por estar de nuevo en plena forma. Así que no quiero desentonar ―explicaba con una gran sonrisa. Era más que evidente que la pelirroja deseaba acudir a su cita cuanto antes.
―¿Y a qué hora volverás a casa? ―preguntó Sash un poco molesto, pues era rarísimo que se arreglase tanto para salir con él.
―No lo sé, depende de lo que nos liemos hablando ―contestó despreocupadamente―, si ves que se hace tarde, no me esperes levantado.
Lena se inclinó para besarlo y se dirigió a la puerta de su apartamento para salir.
―Pásalo bien y saluda a Volkova de mi parte.
―Lo haré ―dijo guiñándole un ojo.
***



El camarero acompañó a Lena hasta la mesa reservada. Allí, una mujer de cabellos castaños le daba la espalda.
―Señorita Volkova, su acompañante acaba de llegar ―anunció el hombre.
Yulia se volvió hacia ellos y se levantó de la silla, dejando a la vista el ceñido vestido rojo que había elegido para la ocasión.
―Buenas noches, Lena ―saludó Yulia al tiempo que la besaba en las mejillas.
―Buenas noches, Yulia ―La pelirroja le devolvió los besos y ambas se quedaron de pie, sin hablar y sin hacer otra cosa que no fuera perderse por la anatomía de la otra.
«Dios mío, Lena, estás demasiado hermosa ―se decía Yulia―, ¿cómo voy a pensar en ti como amiga si sólo tengo ganas de besarte?»
«Ese vestido te sienta tan bien ―pensaba Lena―, estás aún más sexy de lo que acostumbras… ¿qué acabo de decir?, ¿sexy?, no, Lena, Yulia es tu amiga, nada más.»

―Me ha sorprendido que ya estuvieras aquí, Volkova ―dijo Lena para romper el hielo.
―Quería sorprenderte, Katina… ―declaró la morena― Pero confieso que ayudó ponerme la alarma media hora antes de cuando habíamos quedado. ―Lena se rió.
La velada transcurría entre bromas de Yulia, contestaciones ocurrentes de Lena y copas. Ambas se sentían muy cómodas, estaban disfrutando como las mejores amigas, pero también había algo más. Sus ojos se perdían a menudo por sus labios y sus escotes, y sus mentes imaginaban escenas que poco tenían de amistosas. Sin embargo, tanto Yulia como Lena disimulaban esas sensaciones, apartándolas con un nuevo sorbo de las copas. Pronto el alcohol tomó el control de la situación.
―¿He movido la silla para que te sentaras? ―preguntó Yulia de pronto.
―Pues… no lo sé ―replicó Lena entre risas―. Qué galante estás esta noche, Yulka.
―Para ti cualquier cosa es poco ―añadió riendo también.
―Me encanta esa parte de ti.
Amparadas por las copas de más y las risas, decían cosas que tenían su parte de verdad.
―A mí me encantan muchas partes de ti ―aseguró Yulia mientras sus ojos azules bajaban hasta su escote y después se perdían en su boca―, eres una delicia… de persona y de amiga ―añadió para no incomodarla.
―Gracias, Volkova… ―Lena no se quedó atrás, y repasó los hombros desnudos de Yulia, su cuello, sus labios…― Tú también eres adorable, cuando quieres. ―El final de su frase hizo reír a la morena.

Cuando dieron la cena por finalizada, ambas se sentían demasiado embriagadas como para conducir sus propios coches. Yulia hizo una tentativa de poner en marcha el suyo, pero sólo consiguió que Lena se riera de ella, le costaba hasta meter la llave. Apoyándose la una en la otra, se acercaron a una zona de taxis y cogieron uno.
―A la calle… ―Lena iba a darle su dirección al taxista, pero Yulia la interrumpió.
―¡Espera!, ¿por qué no nos tomamos la última copa en mi apartamento?
―¿Y si despertamos a tus hijos? ―preguntó contrariada.
―No, no digo en mi casa, digo en mi apartamento de soltera que tengo aquí cerca ―aclaró la morena.
―¿Por qué no? ―Si fue el alcohol quien contestó por ella, no le importó lo más mínimo. Lena estaba disfrutando tanto de la compañía de Yulia que pasar un rato más con ella le parecía la mejor de las ideas.
***



Después de bromear un poco, se acercaron al mueble bar. Yulia sirvió la bebida con algo de torpeza y derramó un poco de líquido por fuera de las copas.
―Perdona… ―Lena asintió sin darle importancia― Esta noche estás realmente hermosa. ―La pelirroja sintió que algo se removía en su interior y para tratar de escapar de aquella sensación, echó un trago apresurada, y algunas gotas le cayeron sobre el pecho.
―Oh, te has salpicado de champagne.
Se urgió en retirar ambas copas y dejarlas en una mesita. Después, pasó un dedo sobre la piel pecosa, ahora mojada con la bebida, y se lo llevó a la boca para lamerlo con provocación mientras la contemplaba de arriba abajo sin ninguna vergüenza. La deseaba.

Lena no perdió detalle de aquello, mordiéndose el labio inferior entre ruborizada y excitada por esa forma que tenía Yulia de mirarla. Se sentía turbada por culpa de los penetrantes ojos azules de Yulia, que recorrían su cuerpo y su rostro con impunidad, haciendo que se sintiese completamente desnuda ante ella, y alocadamente caliente también. Lena era un volcán, pero había que saber despertarla, y Yulia Volkova tenía la destreza de lograrlo siempre en tiempo récord. ¿Cómo podía esa mujer ser tan condenadamente seductora e irresistible? No podía decirle que no a Volkova, que parecía rezumar sexo y pasión por todos los poros de su piel en aquellos momentos. Katina no era inmune a sus encantos, nunca lo había sido, no pudo controlarse. Apenas habían tomado dos sorbos de aquella última copa. Sus ojos claros hablaban por ellas, sus cuerpos se anhelaban y allí, solas, sin testigos, y con la inconsciencia que otorga el alcohol, acabaron dejándose llevar por el deseo que las consumía.

Lena enmarcó el rostro de Yulia con las manos y besó su boca con ansiedad. Yulia, embravecida por el impulso de su compañera, no tardó en devolverle el apasionado beso, haciéndola retroceder unos pasos hasta dar contra una de las paredes del salón. La sangre les hervía en las venas y no parecían tener bastante con sus labios y sus lenguas. Ahora fue Yulia la que avanzó un poco más. Rodeó la cintura de Lena con un brazo, pegándola más a su cuerpo, y empezó a acariciarla con la otra mano, en el costado, la tripa, los pechos…

De pronto, su mano se cerró entorno a uno de sus pechos, Lena exhaló un gemido ahogado, rompiendo el beso con la morena. Yulia aprovechó para atacar su cuello, Lena se lo ofrecía en bandeja echando la cabeza hacia atrás. Los dedos de Yulia deslizaron uno de los tirantes del vestido de la pelirroja, la morena besó su hombro y después fue bajando hasta su pecho, entreteniéndose en atenderlo con los labios y la lengua, encantada de que Lena no llevase sujetador debajo del vestido. La deseaba tanto que no le bastaba con tener sus pechos, quería mucho más y sus manos acariciaban los muslos de Lena posesivamente, incluso por debajo de la fina tela.
«No puedo más, Lena ―se lamentaba Yulia―. De ti quiero mucho más que tu amistad.»
Su mano se atrevió a situarse entre sus piernas, sobre su sexo, todavía por encima del vestido. Esto hizo que sintiera el intenso calor que desprendía aquella zona del cuerpo de la pelirroja. Comenzó a mover la mano para acariciarla, y Lena empezó a gemir, al tiempo que su respiración se alteraba.
«Pero, ¿qué me pasa contigo, Yulia? ―se preguntaba Lena―, ¿por qué me vuelves así de loca?, ¿por qué?, maldita seas.»

De repente, Lena atrapó la mano de Yulia, parando sus caricias. La morena la miró, preocupada de haberse pasado de la raya. Pero, pronto Lena la sacó de dudas al llevar su mano hasta su boca y lamerle los dedos. Yulia sintió que una descarga recorría todo su cuerpo. Cuando pensaba que no podía desearla más, algo sucedía y su deseo aumentaba, como si no tuviera fin. Lena guió su mano hasta su sexo, por debajo, incluso, de su ropa interior. Ya no tuvo que hacer más. Yulia retomó las caricias sobre su centro, enloquecida al sentir la humedad de la pelirroja, y no tardó en penetrarla con sus dedos. Eso era lo único que deseaba Lena Katina en aquellos frenéticos instantes, que Yulia Volkova la poseyera.
―Hoy me arreglé así para ti… ―musitó Lena entre jadeos.
―He deseado hacerte mía desde que te he visto en el restaurante ―susurró Yulia.

Compartían el mismo deseo, las mismas ganas y se movían al mismo ritmo, apretándose la una contra la otra, como si pudieran fundirse en una sola mujer. Lena apoyaba sus brazos sobre el cuello de Yulia, de modo que la morena podía escuchar en su oído cada gemido y cada jadeo de su amante, haciéndola moverse más rápido, más fuerte, más hábilmente. Lena no tardó en alcanzar el orgasmo, sacudiéndose violentamente y atrapando los dedos de Yulia con su sexo.

Había sido un orgasmo glorioso que la dejó exhausta unos instantes. Se apoyaba sobre el cuerpo de Yulia, tratando de recuperar la respiración. Yulia la abrazaba con delicadeza, dándole tiempo para recobrarse. No podía dejar de sonreír. Había pasado, después de varios meses soñando con aquello, al fin había pasado. Las cosas cambiarían a partir de ese momento, Lena ya no podría seguir negando que entre ellas había mucho más que una amistad.
―Lena… ―dijo Yulia suavemente, mientras la tomaba de los brazos para apartarla un poco de su cuerpo y poder mirarla a la cara.
Pero el gesto que se encontró no era el que deseaba ver. Lena parecía en estado de shock, con los ojos abiertos como platos y los labios temblorosos.
―Yo… tengo que irme… ―balbuceó― «He engañado a Sash, ¡lo he engañado con Volkova!»
Yulia la liberó de sus manos, observando impotente como Lena se arreglaba el vestido, recogía su bolso y el abrigo y se dirigía a la puerta.
―Espera, Lena, por favor…
Trató de alcanzarla antes de que abandonase el apartamento, pero la última mirada de sus ojos verdosos cargados de culpabilidad la paralizó. Parecían rogarle que no la tocase. Respetó su decisión, y su corazón se rompió en mil pedazos, al saber que Lena Katina se arrepentía profundamente de lo que acababa de pasar entre ellas.

CONTINUARÁ…
"Fire & Blood" (Targaryen)
"Winter is coming" (Stark)
"We do not sow" (Greyjoy)
"Unbowed, unbent, unbroken" (Martell)

cnnie
Mensajes: 216
Registrado: Mar 20 Ago 2013 13:48
Sexo: Femenino

Re: NUESTRA VERDAD (fanfic de Yulia y Lena como tATu)

Mensaje por cnnie » Lun 28 Abr 2014 16:47

wow!! nada mas no tengo otra palabra para describir esta continuacion !!! O.O me quede wow jejijiji increible continuacion definitivamente valio la pena tanta espera!!!!
https://twitter.com/Cnnie1" onclick="window.open(this.href);return false;
http://instagram.com/cnnie2" onclick="window.open(this.href);return false;

Avatar de Usuario
kristatu
Mensajes: 3
Registrado: Vie 10 Ago 2012 14:37
Sexo: Femenino

Re: NUESTRA VERDAD (fanfic de Yulia y Lena como tATu)

Mensaje por kristatu » Mar 29 Abr 2014 18:45

D: después de mucho tiempo hay conti.... genial!!!!! espero no tardes siglos :( amo éste fic.

darksanctuary
Mensajes: 12
Registrado: Mar 04 Mar 2014 22:46
Sexo: Femenino

Re: NUESTRA VERDAD (fanfic de Yulia y Lena como tATu)

Mensaje por darksanctuary » Jue 01 May 2014 22:40

He disfrutado tanto esta historia que incluso se la recomendé a Katina en twitter. Aunque es probable que nunca lea una sola palabra de lo que le escribimos, tengo la esperanza de que el tedio o la curiosidad algun dia la lleven a leerlo.

Avatar de Usuario
AmorPorKat
Mensajes: 181
Registrado: Lun 14 Oct 2013 13:31
Sexo: Femenino

Re: NUESTRA VERDAD (fanfic de Yulia y Lena como tATu)

Mensaje por AmorPorKat » Vie 02 May 2014 18:13

Pero que le pasa a Lena despues de semejante acoston se arrepintio .shok. .shok. .shok. .shok. que me da pena Yulia icon_e_sad icon_e_sad que a fin de cuenta se llevo el rechazo de gratis dash2 dash2 dash2
Ojala y puedas subir mas seguido! girl_wink
Conti porfis .good. .good. .good. .good.

Avatar de Usuario
sirellyl_kv
Mensajes: 172
Registrado: Mié 13 May 2009 14:26
Sexo: Femenino
Ubicación: venezuela

Re: NUESTRA VERDAD (fanfic de Yulia y Lena como tATu)

Mensaje por sirellyl_kv » Sab 03 May 2014 17:55

no lena porq a mi yulis la dejas asi..tenias q dejar q te amara por completo y tu yulia tenias q perseguirla de no dejarla salir del apartamento.. :(
lena katina T amo!!

Akasha78
Mensajes: 157
Registrado: Mar 04 Mar 2008 23:46
Sexo: Femenino
Ubicación: Mexicali, B.C.NTE.

Re: NUESTRA VERDAD (fanfic de Yulia y Lena como tATu)

Mensaje por Akasha78 » Dom 04 May 2014 01:02

darksanctuary tal vez sea imposible que la lea, pero si consigues que alguien la subtitule al ingles y enviarla por Facebook o Twitter; mientras mas mensajes subliminales les manden mejor. :mrgreen: :mrgreen:

Avatar de Usuario
anagomez42
Mensajes: 5
Registrado: Mié 02 Abr 2014 19:13
Sexo: Femenino

Re: NUESTRA VERDAD (fanfic de Yulia y Lena como tATu)

Mensaje por anagomez42 » Lun 05 May 2014 14:15

maldita sea!!!! quiero que continuessssssssssssssssssssssssss.............jejejej está genial!!!!!
Agomez

Avatar de Usuario
camila belen12
Mensajes: 30
Registrado: Jue 05 Dic 2013 18:44
Sexo: Femenino

Re: NUESTRA VERDAD (fanfic de Yulia y Lena como tATu)

Mensaje por camila belen12 » Sab 10 May 2014 13:00

Sabes la historia sea ficticia o real es muy bonita.. Describes muy bien las escenas y a los personajes. Te felicito y espero puedas continuarlo pronto

livy drake
Mensajes: 2
Registrado: Mar 06 May 2014 21:19
Sexo: Femenino

Re: NUESTRA VERDAD (fanfic de Yulia y Lena como tATu)

Mensaje por livy drake » Sab 10 May 2014 21:55

Wooow, super wooow sigue, sigue ;)

Avatar de Usuario
SweetMess
Mensajes: 207
Registrado: Jue 17 Abr 2014 15:46
Sexo: Femenino

Re: NUESTRA VERDAD (fanfic de Yulia y Lena como tATu)

Mensaje por SweetMess » Vie 16 May 2014 01:33

Como siempre estuvo genial el capitulo, hace un monton que lo esperaba *-* ojala no te tardes en subir otro
Aunque sea pecado yo me siento en el cielo.

Avatar de Usuario
irix_tatu
Mensajes: 58
Registrado: Jue 03 Ene 2013 12:14
Sexo: Femenino

Re: NUESTRA VERDAD (fanfic de Yulia y Lena como tATu)

Mensaje por irix_tatu » Vie 16 May 2014 16:04

DIOS MIO ,que continuación tan espectacular sinceramente




como quisiera ser yulia .blush.
te juro que no la dejo ir ni por que me pegue coye , yulia por que la dejaste ir .fie. .fie.
TeamoLenaKatina♫♫♫♫
♀♀________L________♫♫
♀♀________E________♫♫
♀♀________N________♫♫
♀♀________A________♫♫
♀♀________↓________♫♫
♀♀________K________♫♫

Avatar de Usuario
Laucha
Mensajes: 56
Registrado: Mié 19 Mar 2014 19:07
Sexo: Masculino

Re: NUESTRA VERDAD (fanfic de Yulia y Lena como tATu)

Mensaje por Laucha » Sab 17 May 2014 02:05

No way, o sea voy a poner a la CIA asi te encuentren y te obliguen a seguir, no me puedes tener entrando todos los dias para ver si ya escribiste .dwarf.

Marisa Gonzalez
Mensajes: 17
Registrado: Jue 27 Mar 2014 00:52
Sexo: Femenino

Re: NUESTRA VERDAD (fanfic de Yulia y Lena como tATu)

Mensaje por Marisa Gonzalez » Lun 19 May 2014 01:09

.shok. el fic esta excelente, ojala lo continues pronto, es bueno leer algo que por una parte se acerca la realidad y por la otra nos deja fantasear con lo que pudo ser entre ellas .cry. lo repito esta excelente! Y bueno aqui me tendras cada dia esperando el proximo capitulo, Saludos.

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 3 invitados