NUESTRA VERDAD (fanfic de Yulia y Lena como tATu)

Avatar de Usuario
MixDz
Mensajes: 10
Registrado: Jue 22 Ago 2013 01:16
Sexo: Femenino
Ubicación: Defectuoso

Re: NUESTRA VERDAD (fanfic de Yulia y Lena como tATu)

Mensaje por MixDz » Dom 17 Nov 2013 05:48

Hi! Es la primera vez que comienzo a leer un Fic fuera de la sección de finalizados, yo no quería pero... Wow! Este de verdad atrapa! Definitivamente tienes que continuar, ahora nos dejaste a todas con el suspenso! .shok. Ojalá pronto te liberes de tantos deberes que acá tienes otro más, ja! A seguir esperando. Pero por favor, no lo abandones! Saludos! .bye.

Avatar de Usuario
sirellyl_kv
Mensajes: 172
Registrado: Mié 13 May 2009 14:26
Sexo: Femenino
Ubicación: venezuela

Re: NUESTRA VERDAD (fanfic de Yulia y Lena como tATu)

Mensaje por sirellyl_kv » Mar 26 Nov 2013 19:57

isabel por favor scribe x fis... anda si queremos sber q mas pasa.. si yes3
lena katina T amo!!

Avatar de Usuario
Ysabel-Granger
Mensajes: 150
Registrado: Lun 07 Ene 2013 13:48
Sexo: Femenino
Contactar:

Re: NUESTRA VERDAD (fanfic de Yulia y Lena como tATu)

Mensaje por Ysabel-Granger » Dom 15 Dic 2013 19:06

Muchísimas gracias por vuestros comentarios, y que sepáis que estoy en ello y antes de fin de año tendréis continuación ;)
Sois unas lectoras maravillosas. give_heart2
"Fire & Blood" (Targaryen)
"Winter is coming" (Stark)
"We do not sow" (Greyjoy)
"Unbowed, unbent, unbroken" (Martell)

Avatar de Usuario
TheOneWhoDoesntDream
Mensajes: 1778
Registrado: Sab 14 Ene 2012 18:47
Sexo: Femenino
Ubicación: Santo Domingo
Contactar:

Re: NUESTRA VERDAD (fanfic de Yulia y Lena como tATu)

Mensaje por TheOneWhoDoesntDream » Dom 15 Dic 2013 19:33

Bueno, que tal si apostamos tu casa, ¿eh? no es que dude de tu palabra, pero en serio espero que le continúes pronto, al menos como regalo de navidad jaja.
En fin, el amor si existe y viene en forma de pizza.

Avatar de Usuario
Baby Gaga
Mensajes: 2
Registrado: Sab 02 Nov 2013 19:36
Sexo: Femenino

Re: NUESTRA VERDAD (fanfic de Yulia y Lena como tATu)

Mensaje por Baby Gaga » Dom 15 Dic 2013 23:22

Ysabel-Granger escribió:Muchísimas gracias por vuestros comentarios, y que sepáis que estoy en ello y antes de fin de año tendréis continuación ;)
Sois unas lectoras maravillosas. give_heart2

Awwwwwwwwwwwwwwwwwwwww Yeah ... Por Fin .. yA Quiero Seguir Leyendo Tus Maravillosos Fics
:D
girl_in_love girl_in_love
Estoy Emocionada..quiero seguir leyendolo dance3

Avatar de Usuario
Ysabel-Granger
Mensajes: 150
Registrado: Lun 07 Ene 2013 13:48
Sexo: Femenino
Contactar:

Re: NUESTRA VERDAD (fanfic de Yulia y Lena como tATu)

Mensaje por Ysabel-Granger » Mié 25 Dic 2013 12:59

Como lo prometido es deuda, aquí regreso con un nuevo capítulo give_heart2 y aprovecho para desearos a todas ¡Feliz Navidad! give_rose



CAPÍTULO 14

2013
“Querida Yulka:
Necesito desahogarme de todo lo que llevo dentro, de todo lo que siento… y la mejor forma que tengo de hacerlo es escribir esta carta. En un mundo en el que a nadie le importara a quien amamos, o con quien nos acostamos, ten por segura que estaríamos juntas. Pero el mundo en el que vivimos no es así, y me falta valor para gritar que te quiero, que te deseo, que estoy loca por ti…
A veces, todavía me cuesta asimilar que me he enamorado de una chica. Mis creencias religiosas me dicen que no puede ser, que está mal, que estoy confundida, que esto es pecado… pero es la verdad, estoy enamorada de ti. Porque todo esto que me pasa no puede ser otra cosa más que amor, ¿verdad?...”

Lena tuvo que detenerse para enjuagar las lágrimas que caían de sus ojos. Con el corazón alborotado, prosiguió la lectura.


“Hay veces que te mataría, cuando te vas con esos idiotas y esas estúpidas. Pero después, cuando te tengo delante, me trastornas y sólo quiero comerte a besos. Siempre me pregunto cómo puedes alterarme así, me haces sentir tan débil… y fuerte al mismo tiempo, me siento capaz de hacer cualquier cosa cuando estás conmigo.
He ignorado todas mis creencias y educación y hasta a mi familia por ti, por todo lo que me haces sentir, y aunque a veces me siento muy mal conmigo misma por traicionarlos a ellos y a mi fe, siempre consigues que no piense en eso cuando estamos juntas.
Ahora que sé lo que es estar enamorada de verdad, me pregunto si algún día podré sentir esto por otra persona o si mi corazón será siempre tuyo, Yulia Volkova.
Si no me sintiese tan culpable por mi religión, si no me importase lo que piensan los demás, si no tuviera miedo de que me hidiceras daño…
Perdóname, mi amor, por ser tan cobarde.”

«Nunca te di esta carta, Yulia ―pensaba Lena―. Y siento que no he cambiado nada después de diez años… ¿cómo haces para vivir tu vida sin más, sin preocuparte por lo que opinan los demás, sin sentirte limitada por las creencias religiosas?»

Abatida y con ojos húmedos, Lena dobló el papel y lo metió dentro de la caja de recuerdos, junto a su álbum de fotos. Después colocó la caja en el estante del armario y abandonó la biblioteca en dirección al dormitorio.
***


Los medios de toda Rusia dieron la noticia del accidente de tráfico de la cantante, actriz y empresaria Yulia Volkova, anunciando también que los conciertos que tenía previstos para aquel mes de febrero se cancelaban por el momento. Lo que la prensa y la televisión ignoraban era el verdadero estado de Yulia, su falta de visión, porque su familia y amigos próximos se encargaban de no dar esa información para evitar sensacionalismo en torno a la morena.

Lena había decidido prolongar su estancia en Moscú, a la espera de que Yulia se recuperase, pues no soportaba la idea de marcharse dejándola así de desvalida. Pero para evitar comentarios al respecto, alegó que aprovechaba ese tiempo en Rusia para estar con sus padres, sus amigos y hacer sesiones fotográficas para revistas rusas y entrevistas como solista, además de algunos pequeños conciertos, fomentando así su menor fama en Rusia.

Larissa y Oleg estaban muy pendientes de su hija desde que ésta fue dada de alta en el hospital, por eso se habían instalado temporalmente en casa de Yulia, para así poder cuidar de ella y de sus nietos. Larissa entró en la habitación de la morena con un gran ramo de rosas y las colocó amorosamente en un jarrón vacío.
―Mamá… ¿de quién son esas flores? ― preguntó en cuanto notó su fragancia.
―Las ha traído un mensajero, de parte de Lena Katina ―Yulia sonrió―, llevan una tarjeta, ¿quieres que te la lea, cariño?
―Sí, por favor ―rogó Yulia.
―Espero que te recuperes muy pronto, y cuando lo hagas, lo celebraremos juntas y ha firmado como Lena… qué amable de su parte ―añadió Larissa.
―Sí… ―replicó la morena con una ligera sonrisa, preguntándose si las flores se las mandaba la Lena amiga o la Lena amante. Flores… de pronto su mente la llevó a un momento de su pasado en que las flores estaban muy presentes.
***


2007
Después de una larga temporada de acercamientos y distanciamientos, de juergas, drogas y locuras para Yulia, y novios temporales para Lena, después de apasionadas noches y acaloradas discusiones, alternando insultos y palabras dulces, se produjo un cambio sustancial en Yulia, que parecía haber madurado de golpe todo lo que no maduró en los últimos años, y el responsable de ese cambio tenía nombre y apellido, Parviz Yasinov, un joven hombre de negocios que parecía haberla conquistado.

Antes de conocerlo, Yulia llevaba una vida desenfrenada y compartía con Lena todo tipo de momentos, desde los más tiernos hasta los más irritantes. Se peleaban, hacían el amor, se volvían a pelear… pero parecía que siempre encontraban motivos para reconciliarse, independientemente de los amantes y novios de ambas. Así que, en cierto modo, seguían juntas, de una manera poco sana pero juntas, sin nadie que realmente pudiera separarlas. Todo cambió con la llegada de Parviz, pues Yulia dejó la fiesta y las locuras a un lado para tomarse muy en serio su relación con él, cosa que Lena no podía soportar, porque supuso el final de su relación tal como la habían tenido hasta entonces.

Las integrantes de tATu compartían habitación de hotel en una ciudad europea, cuando uno de los empleados tocó a la puerta por quinta vez aquella tarde, y de nuevo para el mismo cometido, hacer entrega de un enorme ramo de flores a Yulia Volkova.
―¿Más ramos de flores?, ¿es que ese Yasinov pretende inundarnos la habitación y que muramos ahogadas? ―exclamó una Lena muy molesta. La morena se rió por su ocurrencia.
―Pues yo creo que son preciosos, adoro las flores ―replicó Yulia con una sonrisa feliz. La pelirroja apretó los dientes, cómo odiaba verla poner esa cara por alguien que no fuese ella.
―No todo en el amor son las flores… ―afirmó con intenciones de provocar a Yulia.
―Por supuesto que no, Parviz me encanta, no sólo sus detalles conmigo sino su forma de ser, cómo me trata…
―Parece que estés hablando de Sergey o de Dima, de un amigo y nada más ―acusó la pelirroja sin piedad. Yulia se volvió hacia ella para mirarla.
―También me atrae sexualmente, si es lo que querías escuchar ―dijo desafiante.
―Claro… lo tiene todo, es el hombre perfecto para ti. ―Lena le dio la espalda y caminó hacia la ventana, Yulia la siguió.
―Es un buen hombre y me quiere, me hace feliz. ―La pelirroja no pudo contenerse más y volvió a mirarla con sus enigmáticos ojos grises verdosos. Yulia lamentó haberle seguido el juego, aquellos ojos la podían desarmar y no era eso lo que le convenía en esos momentos.
―¿Cuánto de feliz?... dime ―Lena dio varios pasos, hasta que su cuerpo estaba sólo a unos centímetros del de Yulia―, ¿cuánto de feliz, Yulia? ―insistió al tiempo que rodeaba su cintura y la apretaba contra su cuerpo, haciéndola suspirar.
―Lena, para… ―pidió la morena sin atreverse a mirarla a la cara.
―¿Por qué?, si ambas sabemos que te gusta tenerme bien cerca ―afirmaba la pelirroja con seguridad.

Tomó la barbilla de Yulia y la obligó a encontrarse con sus ojos. Sonrió al ver en los azules de Yulia cierta debilidad, ¿estaba logrando tentarla? No quiso esperar más para averiguarlo y la besó con todas sus ganas, aprovechando que la morena todavía no se había zafado de su abrazo. Yulia tardó unos segundos, pero acabó respondiendo a su beso. Sus manos abrazaron la cintura de Lena y su lengua invadió la boca de la pelirroja, ¿por qué demonios le gustaba tanto besarla?

Cuando no les bastó con sus bocas, besaron sus cuellos, sus hombros… y sus manos comenzaron a desvestirse mutuamente, entre caricias. Lena seguía tomando la iniciativa y arrinconó a Yulia contra una pared de la habitación. Se desesperaba por desnudarla. Deslizó su camisa, ya desabotonada, sobre sus hombros trigueños y la arrojó contra el suelo en un movimiento rápido, sin llegar a separar sus labios de la piel de Yulia. La morena sentía su corazón latiendo desaforado, no podía negárselo a sí misma, deseaba a Lena como nunca había deseado a ninguna persona, la pelirroja lo sabía y se aprovechaba de eso para llevarla a su terreno.
«Así me gusta, Yulia ―se decía Lena internamente―, que no niegues la realidad, no importa con quien estés, yo seguiré siendo tu debilidad.»
«¿Por qué no puedo detenerme?, ¿por qué nunca tengo bastante de Lena? ―se preguntaba la morena― Ella tiene novio y yo estoy con Parviz, él me quiere, no tiene miedo de caminar conmigo de la mano, no me esconde, aunque todo el mundo le diga que soy una persona conflictiva, que no soy de fiar como novia, aunque no le gusto a sus padres, Parviz no tiene miedo de quererme, pero Lena sí.»

De pronto, Yulia reaccionó, abrió los ojos y se quedó inmóvil, como si hubiese presenciado una revelación. Lena también se detuvo al notar su pasividad, y la miró desconcertada.
―¿Qué te ocurre? ―pregunto la pelirroja con cierto temor.
―No puedo seguir con esto ―anunció Yulia.
―¿Qué?
―Se ha acabado, Lena, aceptémoslo ―Lena la liberó de sus brazos, todavía incapaz de hablar. Los ojos azules de Yulia mostraban demasiada determinación, nunca antes la había visto así―. Lo nuestro se ha terminado. Esto no tiene sentido. Quiero hacer mi vida con Parviz, y tú deberías hacer la tuya con Nikolai o con quien quieras.
―Eso no puede ser… ―logró decir al fin Lena― No podemos terminar así, no podemos dejar de querernos sin más, las cosas no son así… ―El tono de su voz manifestaba una emoción que la superaba, la desesperación.
―Siempre quise estar contigo, Lena, sólo contigo, sin novietes ni amantes de por medio. Solas tú y yo contra el mundo, no necesitaba nada más, pero nunca tuviste el valor de quererme con todas las consecuencias ―Lena permanecía callada, ¿qué iba a replicarle si todo lo que decía era cierto?―. A ti parece bastarte un romance furtivo, a escondidas de todo el mundo, a mí no, Lena, yo quería quererte siempre, a todas horas, en todas partes… al menos con mi gente ―añadió Yulia, pues tampoco era una irresponsable y conocía bien la situación en Rusia respecto a la homosexualidad.
―Pero tú me quieres… me quieres a mí, no a él ―exclamó Lena en un último intento de evitar lo inevitable.
―Claro que te quiero, siempre te voy a querer, pero como a un amor que no pudo ser… soy muy joven, quiero amar y ser amada, Lena, quiero vivir, y Parviz ha despertado en mí muchos sentimientos, con él puedo soñar con ese futuro que no puedo tener contigo. ¿O acaso ya estás preparada para aceptar que amas a una mujer delante de los tuyos? ―preguntó a pesar de conocer la respuesta― No, no lo estás, Lena, nunca lo estarás… dejémoslo así.

La pelirroja no sabía si le dolía más estar perdiendo a Yulia o que la morena pusiera punto y final a su relación con tanta calma, como si ya lo tuviera más que superado. Buscó en su mente alguna frase hiriente para devolverle el dolor que estaba sintiendo en aquellos momentos, pero no encontró ninguna. En su lugar, se dio cuenta de que Yulia tenía razón. No podía ofrecerle seguridad, no podía prometerle que saldría del armario delante de sus seres queridos, que nunca se acobardaría de quererla y correría a los brazos de algún hombre que le diera una vida decente a ojos de su Iglesia y su familia. Y Yulia no se merecía otra decepción más. Se maldijo a sí misma. ¿Por qué todo tenía que ser tan difícil?, ¿por qué el amor se había convertido en algo tan doloroso para ella?
―¿Qué estás haciendo? ―preguntó Yulia frunciendo el ceño.
―Recojo mis cosas, no voy a dormir en esta habitación ―explicó Lena.
―Está bien, lo entiendo.
―De hecho, no volveré a compartir cama ni habitación contigo nunca más ―aseguró la pelirroja―, como bien dices, no tiene sentido.
―Como quieras… ―Yulia no pudo decirle que estaba de acuerdo, porque una parte de ella no lo estaba. Una parte de ella quería retractarse de todas sus palabras y correr a abrazar y besar a la mujer que tenía delante. Esa parte de su corazón que tanto la quería y que sabía que nunca la dejaría vivir en paz lejos de Lena Katina. Ambas derramaron muchas lágrimas aquella noche, pero en habitaciones distintas.

Tal como aseguró la pelirroja, las componentes del dúo tATu no volvieron a compartir ninguna cama, ni siquiera la misma habitación de hotel, aunque fingieran hacerlo para la grabación de algunos documentales. Fue el final definitivo de su relación, y aunque no hubo gritos ni momentos tensos, supuso el inicio del declive del grupo musical. Yulia y Lena pretendían hacer que todo estaba bien, pero era más que evidente la falta de química y confianza entre las dos. Todo resultaba demasiado estudiado y poco natural. Yulia tuvo a su segundo hijo, el pequeño Samir, a finales del dos mil siete, y, para entonces, los buenos tiempos de tATu quedaban muy lejos. Ninguna de las dos se sentía demasiado cómoda trabajando con la otra. Las buenas intenciones no eran suficientes para calmar los sentimientos encontrados que anidaban en sus corazones ni el deseo que palpitaba en sus cuerpos cuando se rozaban en el escenario. No podían ser ni siquiera amigas, la carga emocional que arrastraban era demasiado grande y eso hizo que poco a poco se alejasen cada vez más.
***


2013
Lena dio por terminado un ensayo con su grupo a mitad de tarde y se acercó hasta su bolso. Los demás estaban entretenidos recogiendo y guardando sus instrumentos, pero Domen Vajevec, bajista de tATu desde casi sus inicios y después bajista de Lena Katina, se acercó hasta la pelirroja discretamente.
―¿Vas a ver a Yulia otra vez? ―preguntó, seguro de que ése era el motivo de terminar de ensayar tan pronto.
―Sí, Domen, voy a verla.
―Me alegro de que ahora os llevéis mejor ―afirmó Domen. Lena sonrió con cierta tristeza.
―No estaba siendo así hasta hace muy poco… ―Dudó unos segundos, pero Domen era un amigo de confianza, el único del grupo que sabía con certeza que entre las dos había habido más que amistad después de sorprenderlas juntas años atrás, y jamás dijo nada a nadie al respecto― ¿Sabes que Yulia quería hablar conmigo el día que tuvo el accidente?, discutimos y me negué a verla… quizá si no lo hubiese hecho, ahora Yulia estaría bien.
―No es culpa tuya, Lena, esas cosas pasan ―aseguró Domen con mucha comprensión― Pero… no es la culpa lo único que te motiva a visitarla ¿verdad? ―preguntó Domen, acercándose mucho a ella para que nadie más los escuchase. Ella lo miró con cara de extrañeza. Él matizó sus palabras por temor a meterse donde no debía― Quiero decir que Yulia todavía te importa mucho, fueron muchos años trabajando juntas.
Si Lena captó lo que se escondía detrás de su pregunta, no se lo dijo con palabras, sólo le sonrió y posó su mano en su mejilla en un tierno gesto. Domen se dio por satisfecho. Estaba seguro de que el intenso amor que las unió en su juventud no se había terminado, pero las circunstancias nunca parecían estar de su parte. Él las apreciaba mucho a las dos, y deseaba su felicidad, aunque no sabía si la conseguirían juntas o por separado.
***


Lena había visitado un par de veces a Yulia desde que le dieron el alta en el hospital. En aquellas visitas, la pelirroja se comportaba con todo el cariño y la amabilidad de que era capaz, y no porque se esforzase en hacerlo, sino porque le nacía desde lo más hondo de su ser al ver a Yulia tan vulnerable. Un fuerte instinto de protección se apoderaba de ella cada vez que estaba con la morena. Yulia, por su parte, había empezado a recuperar la visión de sus ojos, hecho que había llenado de alegría a toda la gente que la quería. El día de su veintiocho cumpleaños, ya era capaz de distinguir algo más que luces y sombras a su alrededor.
―Cariño, tienes una visita ―anunció Larissa. Yulia se volvió hacia la puerta de la habitación.
―Hola, Yulia, muchas felicidades ―exclamó Lena con una gran sonrisa.
―Muchas gracias, Lena… ―La morena frunció el ceño, sabía que Lena llevaba algo en las manos pero no lograba distinguirlo, sus ojos todavía no se lo permitían a esa distancia.
―Es una rosa roja ―informó la pelirroja. Yulia sonrió.
―Me encantan las rosas ―admitió, y caminó despacio hasta llegar a Lena. Entonces se acercó a ella para besarla en la mejilla como agradecimiento, pero acabó rozando la comisura de sus labios― Ay, perdona, como no veo bien.
―No pasa nada… ―dijo Lena, un poco alterada por el momento vivido. Pero no quiso darle importancia, a fin de cuentas, era cierto que Yulia no podía ver bien.
«Perdóname, no he podido evitarlo ―se disculpó Yulia internamente, pues había sido capaz de distinguir sus rasgos y la tentación la había vencido.»
―Vamos al salón, y de paso ves a mis hijos, que hoy sí están en casa ―propuso Yulia.
―Claro.

Vika y Samir estaban en el cuarto de juegos, pero su madre pidió a Tanya que los trajera al salón. Una vez allí, Yulia les presentó oficialmente a Lena Katina como una antigua compañera de trabajo. Para Samir era una más de las numerosas amigas de su mamá, pero Vika sí asoció a Lena con tATu y con aquella conversación entre su madre y Katya Dorosh.
―¡Madre mía, cómo han crecido! ―exclamó Lena de inmediato cuando los vio entrar a la estancia.
―Es que hace mucho que no los veías ―contestó Yulia.
―Os presento a mi… ―Hubo unos instantes de silencio. Yulia dudaba lo que decir. Lena esperaba sus palabras, expectante― Mi amiga, Lena Katina.
«¿Todavía me consideras tu amiga? ―se dijo la pelirroja por dentro.»
Samir la saludó medio por obligación, como cualquier otro niño de su edad que no entiende porque su madre le presenta a tanta gente adulta que luego apenas vuelve a ver. Su hermana fue más sociable.
―Hola, me llamo Viktoria.
―Hola, preciosa, yo soy Lena. ―La pelirroja se agachó un poco y ambas se besaron en las mejillas.
―Pero puedes llamarme Vika si quieres ―añadió la pequeña rubia. Su madre no pudo evitar sonreír ante su comentario. A sus ocho años, ya mostraba la desenvoltura que tuvo ella misma en la infancia ―¿Cantabas con mi mamá en el grupo tATu?
―¿Eh? ―Lena no esperaba esa pregunta― Sí, cantábamos juntas.
―Lo sabía, me acordaba de tu nombre. Me gusta la música de tATu ―afirmó con seriedad.
Su madre seguía sonriendo. Samir ya estaba distraído con un juguete que se había traído del cuarto de juegos, pero la pequeña rubia seguía atenta a la invitada de su madre.
―Me alegro mucho, tu mami y yo lo pasamos muy bien esos años, ¿verdad? ―añadió volviéndose hacia Yulia.
―Sí, es verdad ―replicó la morena.
―¡Qué guay! ―exclamó Vika.
―¿Quieres tomar algo, Lena?, ¿un té, un café…? ―sugirió Yulia.
―Gracias, un té estaría muy bien.

Mientras Yulia daba órdenes a Tanya para preparar algo de merienda, Vika no perdía detalle de los gestos que ponía Lena. La observaba con toda su atención y aunque no era capaz de ver ni entender muchas cosas, sí le sorprendía el cariño con que la pelirroja miraba a su madre. Entonces, ¿por qué su madre había hablado mal de ella con Katya?, a lo mejor se habían peleado y luego habían hecho las paces, como le pasaba a ella con Samir miles de veces.
―¿Vais a cantar juntas otra vez? ―preguntó la pequeña.
―Pues… puede ser ―dijo Lena. La morena asintió, dándole la razón. Pero Vika no tenía suficiente.
―¿Vais a ser tATu otra vez? ―preguntó con toda su inocencia.
Lena sonrió, incómoda, esperando que Yulia resolviera la situación. La morena cogió a Vika y la sentó en sus rodillas.
―Cantar en tATu fue maravilloso, pero esa etapa se terminó ―Su hija la escuchaba con interés―, ahora, Lena y yo preferimos cantar como solistas y emprender nuevos proyectos musicales.
―Pero seguís siendo amigas, ¿a que sí? ―Vika quería ratificar sus deducciones.
―Claro que sí ―afirmó su madre―, Lena ha venido a felicitarme el cumpleaños.
―¿Cómo Mona esta mañana?
―Eso es, como Mona ―contestó Yulia.
La pequeña rubia sonrió satisfecha. Lena Katina había cantado con su madre en el pasado. Luego se pelearon pero hicieron las paces y ahora eran amigas. Todo parecía encajar en su mente infantil. Sin embargo, tiempo después, nuevos interrogantes sobre Lena Katina y su madre volverían a acecharla.

Tras la merienda en familia, los niños volvieron a sus juegos y las ex integrantes de tATu se dispusieron a despedirse. Lena insistió en que Yulia se cogiera a su brazo para caminar hasta la puerta principal de la casa. En realidad, la morena no necesitaba su ayuda para moverse por un lugar tan conocido para ella, pero prefirió disfrutar de aquel tierno gesto. Se agarró a la pelirroja y ésta tuvo que disimular el pequeño respingo que dio al notar a Yulia tan cerca.
―Cuidado, aquí hay un escalón ―anunció Lena.
―Gracias… ―dijo Yulia sin ocultar la sonrisa.
―Me alegra que estés recuperando la vista, Yulia.
―A mí me alegra que hayas venido a verme justamente hoy, Lena ―admitió la morena―. Pero espero que no estés visitándome sólo por sentirte culpable, que nos conocemos, pelirroja ―bromeó.
―No, no, claro que no… ―contestó atropelladamente, provocando la risa de Yulia. Al escucharla, Lena sonrió ―He venido a verte porque te aprecio mucho.
―Por favor, empecemos de nuevo, Lena… olvidemos los altibajos que hemos tenido últimamente y seamos buenas amigas otra vez. Me encanta tenerte en mi vida ―propuso repentinamente la morena.
―A mí también me gusta que seas parte de la mía, Yulia ―confesó Lena. Entonces abrazó a Yulia con fuerza, sacudiéndola por dentro―. Sigue cuidándote, y muy pronto serás la Yulia Volkova de siempre, eres dura de matar, loba, hasta pronto.
La besó en la mejilla y cruzó la puerta de la casa. Yulia permaneció allí más de un minuto, aunque sus ojos apenas distinguían la figura de Lena acercándose a su coche para marcharse.

En los últimos días, había vuelto a sentir a la Lena amiga, cariñosa, cálida… y comprendió cuánto había echado de menos su dulzura y su paz, su compañía. No quería perderla otra vez, así qué decidió que lo mejor era olvidar los besos compartidos en aquel camerino. Si algún día volvían a ser más que amigas, para ello antes debían volver a ser amigas de verdad, era el único camino, el camino que recorrieron siendo niñas, cuando se enamoraron tan intensamente.

No sólo Yulia y Lena se esperanzaban con la idea de recuperar su amistad, la prensa publicaba artículos sobre ellas, asegurando que las ex integrantes del exitoso dúo tATu habían retomado su amistad desde el reencuentro vivido en el programa de “la Voz”. Los titulares anunciaban que Lena Katina apoyaba a su amiga Yulia Volkova en los duros momentos debidos a su accidente, incluso comentaban la foto que la pelirroja había subido a su Instagram el veinte de febrero con motivo del cumpleaños de la morena y publicaban fotos de Katina entrando en la casa de Volkova. ¿Sería cierto que ambas mujeres estaban recuperando algo que parecía perdido para siempre desde hacía años?

CONTINUARÁ…
"Fire & Blood" (Targaryen)
"Winter is coming" (Stark)
"We do not sow" (Greyjoy)
"Unbowed, unbent, unbroken" (Martell)

Avatar de Usuario
adrianita
Mensajes: 463
Registrado: Dom 03 Nov 2013 11:48
Sexo: Femenino
Ubicación: Mexico

Re: NUESTRA VERDAD (fanfic de Yulia y Lena como tATu)

Mensaje por adrianita » Mié 25 Dic 2013 18:44

!Que agradable sorpresa de navidad encontrar el cap 14 despues de esperar algunos meses!!
esta fantastico tu fic hace tiempo que lo lei y ojala lo sigas continuado que esta buenisimo!!! .good.
CONTINUA!!!!
Eres la única. TE AMO princesa hermosa.

Avatar de Usuario
NathGirl
Mensajes: 169
Registrado: Lun 06 May 2013 08:46
Sexo: Femenino
Ubicación: Republica Dominicana

Re: NUESTRA VERDAD (fanfic de Yulia y Lena como tATu)

Mensaje por NathGirl » Vie 27 Dic 2013 10:08

Me encantoo!!!!!
How can I move on when I've been in love with you...

Avatar de Usuario
dany23
Mensajes: 30
Registrado: Lun 30 Dic 2013 16:15
Sexo: Femenino
Ubicación: Mexico

Re: NUESTRA VERDAD (fanfic de Yulia y Lena como tATu)

Mensaje por dany23 » Lun 30 Dic 2013 21:49

woooo genial!!! uno de los mejores fic que leo!.....conti!!!!!!!! dash2 girl_cry2
Ni sumisa ni devota, siempre libre.....
LA LOCURA ES UN PLACER QUE SOLO LOS LOCOS CONOCEMOS
dan-cis2311

Avatar de Usuario
sirellyl_kv
Mensajes: 172
Registrado: Mié 13 May 2009 14:26
Sexo: Femenino
Ubicación: venezuela

Re: NUESTRA VERDAD (fanfic de Yulia y Lena como tATu)

Mensaje por sirellyl_kv » Mar 31 Dic 2013 17:22

magnifico!!!!!!!!!!!! lol2 give_rose
lena katina T amo!!

kira Lan mujer
Mensajes: 8
Registrado: Mar 17 Dic 2013 14:10
Sexo: Femenino

Re: NUESTRA VERDAD (fanfic de Yulia y Lena como tATu)

Mensaje por kira Lan mujer » Mié 01 Ene 2014 02:13

Feliiz Añooo!!! Tu historia esta increible continua prontooo

Avatar de Usuario
hjas87
Mensajes: 82
Registrado: Mar 17 Jul 2012 21:07
Sexo: Femenino

Re: NUESTRA VERDAD (fanfic de Yulia y Lena como tATu)

Mensaje por hjas87 » Mié 01 Ene 2014 12:37

Es posible que solo yo me haya dado cuenta que es el mismo capitulo?

Me encanta muuucho tu fic.. Pensé hace mucho que ya no publicarías y me alegró darme cuenta que has seguido..
Si tenés por ahí el otro cap ponelo por favoooor.. De regalo de año nuevo :)

aaah.. Y Feliz año!!
Bendiciones.

Avatar de Usuario
Pocholera
Mensajes: 729
Registrado: Vie 06 Ene 2012 15:01
Sexo: Femenino
Ubicación: Colombia

Re: NUESTRA VERDAD (fanfic de Yulia y Lena como tATu)

Mensaje por Pocholera » Mié 01 Ene 2014 15:55

Conti!!!!

Avatar de Usuario
dany23
Mensajes: 30
Registrado: Lun 30 Dic 2013 16:15
Sexo: Femenino
Ubicación: Mexico

Re: NUESTRA VERDAD (fanfic de Yulia y Lena como tATu)

Mensaje por dany23 » Jue 16 Ene 2014 15:30

continua!!!
Ni sumisa ni devota, siempre libre.....
LA LOCURA ES UN PLACER QUE SOLO LOS LOCOS CONOCEMOS
dan-cis2311

Avatar de Usuario
AmorPorKat
Mensajes: 181
Registrado: Lun 14 Oct 2013 13:31
Sexo: Femenino

Re: NUESTRA VERDAD (fanfic de Yulia y Lena como tATu)

Mensaje por AmorPorKat » Vie 17 Ene 2014 08:01

Cuando la conti!!???

Avatar de Usuario
LostGirl
Mensajes: 1
Registrado: Sab 21 Dic 2013 22:11
Sexo: Femenino

Re: NUESTRA VERDAD (fanfic de Yulia y Lena como tATu)

Mensaje por LostGirl » Sab 18 Ene 2014 17:23

Continua!!!

Avatar de Usuario
MixDz
Mensajes: 10
Registrado: Jue 22 Ago 2013 01:16
Sexo: Femenino
Ubicación: Defectuoso

Re: NUESTRA VERDAD (fanfic de Yulia y Lena como tATu)

Mensaje por MixDz » Mar 28 Ene 2014 17:38

Continua por favor! :')

Avatar de Usuario
TheOneWhoDoesntDream
Mensajes: 1778
Registrado: Sab 14 Ene 2012 18:47
Sexo: Femenino
Ubicación: Santo Domingo
Contactar:

Re: NUESTRA VERDAD (fanfic de Yulia y Lena como tATu)

Mensaje por TheOneWhoDoesntDream » Mar 28 Ene 2014 20:23

No tardes.
En fin, el amor si existe y viene en forma de pizza.

yulkovic5
Mensajes: 1
Registrado: Mié 29 Ene 2014 00:27
Sexo: Femenino

Re: NUESTRA VERDAD (fanfic de Yulia y Lena como tATu)

Mensaje por yulkovic5 » Mié 29 Ene 2014 00:49

.crybye. Por fa continua .cry. esta buenísimo tu fanfic .oks.

Avatar de Usuario
SLumholdt
Mensajes: 174
Registrado: Dom 03 Nov 2013 16:49
Sexo: Femenino
Ubicación: Atrapada en el mundo de los FF

Re: NUESTRA VERDAD (fanfic de Yulia y Lena como tATu)

Mensaje por SLumholdt » Vie 31 Ene 2014 00:03

continua ysabel xd!lo amo a tu fic! y ya quiero q lena deje esa cobardia!
De perfil y de frente no nos atraparan vivas, nos iremos, regresaremos, este no sera nuestro final...

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado