AMNESIA // POR: RAC

Responder
Avatar de Usuario
RAC
Mensajes: 149
Registrado: Mar 10 Mar 2009 18:10
Sexo: Femenino

AMNESIA // POR: RAC

Mensaje por RAC » Sab 15 Abr 2017 13:28

AMNESIA


-Jovencita... jovencita, jovencita...

sentí una leve sacudida, abrí con dificultad mis ojos y note que me encontraba en una camilla de hospital, me tope con un desconocido pero amable hombre que vestía como un paramédico, me dolía la cabeza y me sentía mareada como si me hubiesen golpeado tan fuerte que me sentía un tanto perdida y débil, toque mi cabeza tratando de recordar que me había sucedido, como había llegado ahí, pero, nada, tenia la mente en blanco, es mas no tenia ni la mas mínima idea de quien rayos era yo, el desconocido y cortés hombre me miraba con una sonrisa y muy suavemente me pregunto ¿Cómo te llamas linda? tal vez el confundido gesto que se marco en mi rostro me delato frente al suave individuo puesto que su mirada parecía comprender perfectamente mi sentimiento y solo asintió y toco cariñosamente mi mano, y me dijo; -descansa ahora vuelvo-

yo solo asentí algo asustada, no sabia que estaba sucediendo ni que había pasado conmigo, si tenia familia, si estaba sola, nada, mire mis manos y note pequeñas porciones de sangre y algunas incisiones, mire mi ropa y note que traía una blusa tipo polo blanca con un escudo de escuela, vaya al menos ya tenia algo, era estudiante, me levante con cuidado para no caerme pues me sentía algo débil, observe a una chica pálida de cabello castaño frente a mi, sorprendiéndome a mi misma al observar que había descubierto mi propio reflejo en el vidrio opaco de una ventanilla de la habitación donde me encontraba, mire a esa desconocida por unos momentos, observe una marca roja en su frente, ahora comprendía el fuerte dolor, me había partido la frente y tenia unas costuras que cerraban a fuerza las dos orillas de las pieles desmembradas, vi a la chica del reflejo tocar con cuidado esa parte donde la carne se cubría con porciones de viva sangre y un gesto de dolor apareció en el rostro de la desconocida castaña, ahora entendía el porque de mi situación no era de esperarse que saliera ilesa de lo que sea que me había sucedido, mire mas de cerca esa parte y un sentimiento de agradecimiento llego a mi mente por que para tal impacto parecía un milagro que estuviera despierta, no sabia cuanto tiempo estaba allí, pero un extraño sentimiento se presencio dentro de mi pecho, algo me faltaba, algo parecía no estar bien, pero, ¡¿Qué era?! Aun no lo sabia, solo quería que alguien me dijera quien era en verdad, que había sucedido conmigo y porque estaba ahí, sola, ¿acaso nadie me extrañaba, tenia familia o no? el sonido de la puerta me asusto y me hizo posar mi atención a la entrada del cuarto donde el paramédico que hace unos momentos estaba conmigo sonrió y me mostro una tarjeta plástica que traía en sus manos.

–hola jovencita, veo que ya te sientes mejor, mira –mostrándome la tarjeta pero sin dármela. –aquí dice quien eres tu, es tu credencial, aquí dice que te llamas yulia volkova –leyendo la credencial, ¿yulia volkova? ¿Que clase de nombre era ese? no me gusto nada para empezar, pero al parecer ese era mi nombre, ya tenia otro dato sobre mi, el amable hombre siguió leyendo los datos de “mi credencial” –tienes 21 años y… eres una chica –me dijo divertido, no pude evitar sonreír, tenia que admitirlo me agradaba el sujeto era buena persona. –aquí está si no me crees –me entrego la credencial y mire la foto, en efecto era esa chica, la misma que había visto hace unos instantes en el reflejo de la ventana, el hombre me observo y toco mi hombro para llamar mi atención -tu familia viene en camino, no tardaran en venir por ti, para que regreses a casa-
-¿Qué paso? –pregunte con ansias de saber todo lo ocurrido, el hombre con una sonrisa llena de comprensión se sentó y me invito con sutiles ademanes a hacer lo mismo, así lo hice y entonces hablo –
-tu venias en un autobús de la universidad donde estudias a tu casa, pero hubo un choque que afortunadamente no fue muy fuerte así que los pasajeros salieron ilesos con excepción de ti, el chofer y otro joven que venían al frente del autobús, parte que recibió el impacto y ustedes salieron heridos, vivos pero seriamente heridos, tu por ejemplo has perdido por completo la memoria y por supuesto no fue para menos, recibiste el golpe mas fuerte, pero la buena noticia es que no sucedió algo mas grave ¿no crees? –me miro con entusiasmo, que lastima que no me logro contagiar, puesto que no era nada divertido no saber nada y estar totalmente en blanco y solo atine asentir algo confundida el me miro y dijo:

–se como te sientes pero al pareces tu amnesia es temporal, ya que llegue tu familia vendrá el doctor a darte a ti y a tus padres informes sobre tu condición ¿de acuerdo?, ahora debo irme, por cierto –sacando algo de una bolsa negra, la cual no me había percatado de su existencia estaba tan liada que apenas y podía procesar lo que el individuo frente a mi me había dicho –toma para que baje la inflamación –era un pequeño bloque de hielo que envolvió en una franela y me la entrego, te ayudara para bajar la hinchazón y congelara el malestar, ahora debo irme tengo mas trabajo que hacer –sonrió y dio media vuelta para retirarse yo le tome del brazo provocando detenerle, me miro en silencio yo solo articule un sincero gracias, por su amabilidad, el joven hombre solo sonrió mostrando una mueca para después retirarse, dejándome sola de nuevo.
paso un corto tiempo hasta que entraron varias personas, un hombre y una mujer de madura edad y tras ellos un joven como de unos 17 años, una pequeña niña cómo de 7 años y una pareja mayores que yo, la madura mujer con los ojos rojos se acerco a mi y me abrazo con vehemencia yo no sabia que hacer si responder al abrazo o no, puesto que no sabia quienes eran todas esas personas, la madura mujer al igual que el resto de ellos me miraron confundidos nada raro porque yo también estaba confundida y la verdad no sabia que roles jugaban ellos en mi vida, así que después de ese extraño encuentro para mi y al parecer aliviado para esas personas, entro el doctor y le comunico algo parecido a lo que me había explicado ya el amable y dulce caballero de hace unos momentos.
–yo soy tu madre cielo, ¿acaso no me recuerdas? -yo solo negué con la cabeza.
–no, lo siento señora –la mujer gesticulo un semblante herido- todos se presentaron con un gesto esperanzado por que les reconociera pero por mas esfuerzo que yo hacia no podía recordar nada, sus rostros no eran familiares, lo mas patético era que ni yo misma me reconocía, al parecer la madura pareja eran mis padres, el joven, la niña y la mujer joven pero mayor que yo, eran mis hermanos y el esposo de la joven mujer venia siendo mi cuñado, la verdad no sabia que decir, ¡realmente me sentía tan confundida! así que como me aconsejo el doctor, decidí ser paciente y darle tiempo a mi memoria a que recuperara esos misteriosos pero añorantes recuerdos que en ese momento yo ignoraba…
-debes estar cansada, pero no te preocupes, preparé un platillo especial para ti, sopa de fideos y albóndigas tus favoritas –dijo sonriendo la madura mujer- después dormirás una buena siesta para que recuperes fuerzas –

yo solo sonreí sin mucho ánimo, me sentía como una extraña entre todos ellos que eran aún desconocidos para mí, estaba molesta y decepcionada de tener ese sentimiento, de no poder reconocerles, de fingir estar bien cuando en realidad me sentía perdida y desolada, era incomodo puesto que parecía estar en un lugar al que no pertenecía, la mujer que decía ser mi madre coloco frente a mí el plato de comida prometido, lo mire, era extraño por su presentación no despertaba en mi la más mínima apetencia, poco a poco el delicado olor que desprendía la comida sedujo a mis sentidos y me ínsito a comer, estaba delicioso, ahora entendía por qué la mujer aseguraba que era mi plato favorito, termine y decidí subir a la que me habían asegurado era mi habitación, al abrir la puerta espere esa sensación de familiaridad pero no se presentó en mi; más que la sensación de desconocimiento, no conocía ni un articulo o mueble ubicado en la habitación, las paredes eran azules y estaban tapizadas de posters, en su mayoría de dibujos de anime, y bandas de música, me acerque para ver más de cerca lo que parecía ser un mural de imágenes violentas y oscuras, ¿Qué cantantes eran? No lo sabía, ni siquiera las bandas de música solo porque estaban marcados sus nombres sobre la imagen, “Green day”, “simple plan”, había otra muy extraña, una mujer con una curiosa peluca que cubría la mayor parte de su rostro, -sia- leí en el poster, era el más grande de la habitación, ¿sería porque era a la cantante que más apreciaba?, todo era muy confuso, suspire y decidí ver lo que contenía la habitación, mi cama individual cerca de ella un escritorio de madera pagado a un pequeño mueble que parecía estar lleno de libros de diferentes temas, entre ellas; novelas literarias, discos de música, bolsas con discos de películas, había tantas cosas ahí, ¡¿Por qué no podía recordar nada?!
Solo me sentía muy abrumada sentía como si la habitación me ahogaba, decidí bajar y ver el resto de la casa, no sería problema, ya que era pequeña.
-yulia, creí que estabas dormida -dijo el chico de cabello rubio- ¿Cómo te sientes hermana? ¿ya puedes recordar algo? -dijo mirándome- a juzgar por tu cara pareciera que no -dijo con una sonrisa divertida- ven acompáñame, quiero mostrarte algo -dijo tomándome de la muñeca y jalándome para salir de la casa-
Cuando así lo hicimos nos topamos con una chica de rojo y curvilíneo cabello, su expresión fue de una muy marcada sorpresa y parecía solo mirarme a mí, percibí que mi hermano mostro un semblante molesto.
-¿Qué haces tú aquí? -renegó mi hermano-
-supe lo del accidente y vine a ver como estaba yulia-dijo la chica- ¿estás bien? -pregunto preocupada acercándose a mí, parecía querer tocarme, pero mi hermano se interpuso, parecía estar furioso-
-¡ella está bien!, aunque eso a ti no debe importarte -exclamo mi hermano molesto- vete de aquí, yulia no te necesita
-sí que me importa -respondió la chica- y porque no dejas que ella sea quien me diga lo quiere
-ella está muy aturdida por el accidente, ¡Perdió la memoria así que no sabe nada! ¡Fuera de aquí! ¡O le diré a mis padres!
La joven pareció sorprenderse y cubrió sus labios con ambas manos, yo estaba en silencio no sabía cómo reaccionar, la chica me miraba con angustiada mirada.
-yulia -pronuncio en tono afligido- acaso, ¿acaso no me recuerdas? -pregunto la pelirroja-
-¡mama! ¡papa! -grito de repente mi hermano asustándome-
-¡oye! -proteste-
La pelirroja me miro por un momento y salió corriendo, la vi perderse al entrar a un callejón y de repente como un chispazo mi mente me susurro algo, un nombre.
-Elena -pronunciaron mis labios de repente sorprendiéndome a mí misma-
Mi hermano seguía gritando, los que decían ser mis padre salían de la casa presurosos mientras yo solo me preguntaba ¿Quién era esa pelirroja?
"el que espera con prudencia sera recompensado en el momento apropiado"
"ahora la espera ha terminado presten su atencion a una leyenda"

Avatar de Usuario
RAC
Mensajes: 149
Registrado: Mar 10 Mar 2009 18:10
Sexo: Femenino

Re: AMNESIA

Mensaje por RAC » Mar 18 Abr 2017 20:01

-esa chica ha sido una pésima influencia para ti -aseguro mi madre con sombrío gesto-
Estábamos sentados en torno al comedor mis padres frente a mi mirándome con angustioso gesto y a mi derecha mi hermano Vladimir seguido de él mi pequeña hermana Anastasia, todos parecían muy serios como si todo lo referente a la pelirroja fuese maligno e insano.
-esa chica es lo peor de lo peor, no quiero verte cerca de ella, ya te lo había advertido, pero dada las circunstancias…
-oleg recuerda que perdió la memoria -intervino mama tomando al hombre de facciones severas de la muñeca-
-además ella fue la que vino -rectifico Vladimir- yulia no la recuerda ni siquiera recuerda su nombre
-Elena -dije de repente atrayendo la atención de todos quienes me miraban con aterrador gesto- así se llama ¿no? -pregunté confundida-
-¿Cómo?... ¿Cómo has podido recordarla? -pregunto mi madre entrecortadamente con el miedo reflejado en sus ojos-
-no lo sé, se me ha venido de repente a la cabeza -conteste mirándoles extrañada-
-¿Cómo has podido recordar el nombre de esa perra primero que el de tu familia?! -exclamo mi hermano con exacerbado tono-
-¡vladimir! ¡cuida esa boca! -renegó papa reprendiéndolo-
-¡¿es que no te das cuenta?! ¡¿se olvidó de todo y de todos menos de ella?! -replico indignado Vladimir-
-no la recuerdo, -aclare- solo su nombre, no sé quién es ella, no sé qué rol juega en mi vida y por qué la detestan tanto, estoy en blanco no sé nada ni siquiera de mí misma, y créeme -le dije con seriedad mirando a mi hermano- no es muy placentero -estaba empezando a enfadarme-
-hija tranquila -menciono mama más calmada- no queremos fastidiarte es solo que nos preocupamos por ti, esa mujer solo te ha traído problemas
-¿Qué clase de problemas? -pregunte interesada-
Todos se quedaron callados, papa bajo la mirada a la mesa.
-es una mala influencia -dijo mi padre sin más que decir-
-no lo creo, -dije-parece buena persona, vino a preguntar sobre mi estado de salud y su presentación no parece ser como ustedes la describen -dije sincera-
-¡solo!... aléjate de ella -respondió papa como si se contuviese-
Era tan extraño, los mire tratando de leer las respuestas en sus rostros, para calmar esa curiosidad que hervía dentro de mí, ellos me ocultaban algo, pero ¡¿Qué?!, me estaba desesperando, era horrible no saber nada, esa asfixiante sensación de querer entenderlo todo, quería respuestas de muchas cosas sobre mi vida y sobre mi familia, pero desde que se presentó la chica; Elena, y la manera misteriosa de mi familia de querer alejarme de ella, hizo que mi interés empezará a enfocarse más en ella.
-¿Por qué no quieren que me acerque a ella, díganme que hizo para que ustedes la odien así? -pregunte insistente-
-nosotros no la odiamos, simplemente no es una buena chica para ti, ni como amiga ni… nada
-¿ni cómo amiga ni nada?, no entiendo -dije confundida-
-solo no la busques quieres, -dijo Vladimir desesperado-
-¿y porque no? -pregunte-
-¡porque no! ¡porque es una perversa y una mala influencia no acabas de escucharlo?
-Vladimir ya basta -advirtió mi madre-
-quiero saber porque insisten en que no me le acerque
- ¡y tu porque insistes en saber sobre ella! ¡Solo obedece a mis padres! ¡Y ya olvídate de ella! … -dijo Vladimir hastiado- es una chica insignificante por el amor de Dios!
-¡¿Por qué insisto tanto en saber sobre ella?! -exclame incrédula y colérica-¡porque tengo la mente vacía! ¡por qué no recuerdo nada y porque quiero una verdadera razón para entender todo esto! ¡¿y tú porque te molestas?! -cuestione molesta mirando a mi hermano- ¡yo soy la que debe sentirse enfadada! ¡si no me hubiese golpeado la cabeza no estaríamos aquí discutiendo, no tendría la necesidad de estar recibiendo respuestas incompletas, verdades cuidadosamente seleccionadas y misteriosas
-nosotros no estamos ocultándote nada -aseguro papa mirándome serio-
-perdí la memoria eso no significa que haya quedado retrasada -dije mirando a mi padre aún más enfadada pues sabía perfectamente que algo me ocultaban, algo que parecía les disgustaba en demasía-.
-hija por favor no te pongas así -pidió mama con angustiada mirada-
Me levante, sentía dolor en la cabeza, en ese momento lo único que quería era descansar, cerrar los ojos y anestesiar por un buen tiempo mi angustia y mi frustración, me retire dejándoles sentados en el comedor, subí a mi habitación y me recosté en la cama, mire por unos dos o tres minutos el techo como si mirándolo me viniese toda la información que quería saber, me senté y mire mi escritorio, sobre él, había un portátil azul, me dio curiosidad y algo me dijo que ese ordenador podía darme alguna información sobre mí, algo guardado en él; que me daría indicios de mi vida y tal vez me respondería con más sinceridad sobre mis dudas respecto a la pelirroja, me senté frente al escritorio y abrí el portátil para encenderlo pero no podía iniciar sin la contraseña…
¡¿Cuál es la contraseña?!
-¡arg! -golpee con mi puño el escritorio- ¡rayos! -¡¿Cuál es la maldita contraseña?! -me sentía como si fuera una intrusa en mi propia vida, suspire fastidiada y deje caer mi cabeza sobre el escritorio, así estuve por un buen rato, hasta que el sonido de un celular me perturbo me levante tratando de identificar el lugar de donde provenía el tono, era mi mochila tirada cerca de mi cama.
-mi celular, ese debe ser mi celular -dije para mí, me levante y me dirigí a la cama, me agache para tomar mi mochila y con un aire de desesperación la hurgue hasta encontrar mi celular, tire la mochila al suelo y mire el identificador de llamadas.
-¿Lena?, -leí en la llamada entrante- ¿hola? -conteste-
-yulia -se escuchó una voz suave del otro lado de la línea-
-¿Quién eres? -pregunte con vehemencia con la esperanza de que ella me diera respuestas, era la chica pelirroja, estaba segura que era de ella esa voz que raramente me pareció exquisita-
-Dios mío, -dijo ella triste- en verdad no me recuerdas- su voz parecía quebrada-
-la verdad es que no, pero quiero saber quién eres y porque mi familia parece… -me quede callada no sabía cómo decirlo-
-odiarme -dijo ella- sí, ellos ciertamente me desprecian, pero tu… -ahora la que se había quedado sin palabras era ella-
-¿si? -pregunte intentando ser paciente para que ella me contase todo-
-debemos hablar, pero tu familia parece custodiarte como un Dragon custodia a la princesa
No sé porque, pero su comentario me hizo gracia, la forma en que se expresaba no parecía la de una chica mala como mis padres y mi hermano la habían descrito, quería saberlo todo y estaba dispuesta a desobedecer a mis padres, sinceramente no recordaba si yo era una chica obediente o rebelde, pero iba confiar en mis instintos.
-quiero verte -dije sin más- no sé porque mis padres piensan lo peor de ti, pero de una cosa si estoy muy segura, no me quieren decir la razón, ¿tú me la dirías?
Un silencio se hizo presente, después de unos segundos que para mí se me hicieron espesos minutos la escuche contestar.
-sí, yo te contare todo lo que quieras saber -dijo ella-
-¿Cuándo? ¿Dónde? -cuestione curiosa-
-¿puedes hoy? ¿esta tarde a las seis, en la cafetería del centro, la que se llama le gourmet? -pregunto ella-
-si -respondí segura-
"el que espera con prudencia sera recompensado en el momento apropiado"
"ahora la espera ha terminado presten su atencion a una leyenda"

Avatar de Usuario
RAC
Mensajes: 149
Registrado: Mar 10 Mar 2009 18:10
Sexo: Femenino

Re: AMNESIA

Mensaje por RAC » Mié 19 Abr 2017 21:10

- ¿A dónde vas? -pregunto mi hermano apareciendo de repente cuando yo abría la puerta-
-voy a salir un momento -dije sin ánimos de dar explicaciones- estoy aburrida
- ¿A dónde? -pregunto interesado-
-no lo sé, iré por ahí a despejar la mente -dije empezando a molestarme por su interrogatorio-
- ¿pero sabes cómo volver? ¿recuerdas la dirección de la casa? -pregunto preocupado-
-no hay problema, solo mirare la dirección del buzón y sabré como regresar -conteste segura-
- ¿quieres que te acompañe? -pregunto mi hermano acercándose a mí, yo me sentí nerviosa, pero logre suprimir mis emociones-
-no -dije cortante- quiero estar sola, necesito reflexionar, tal vez eso me ayude a recordar
-¿y les avisaste a mis padres? Pregunto Vladimir-
- ¿avisarles de que? -cuestione con el ceño fruncido-
-de que saldrás -contesto mi hermano en lógico tono-
-no, hazlo tu si quieres -conteste indiferente, abriendo la puerta para salir-
-pero… -escuche tras de mí; la voz de Vladimir antes de cerrarle la puerta en la cara y dejarle dentro de la casa-
Iba de camino a mi cita con la pelirroja pero como una cachetada; la ironía golpeo el rostro de mi memoria y me hizo recordar que no sabía en ese momento donde demonios quedaba la cafetería ‘Le gourmet’ así que decidí tomar un taxi cuando me adentre en la avenida, baje y entre al establecimiento de grisácea y oscura tonalidad, entre en busca de una cabellera rojiza y curvilínea y la encontré sentada en uno de los apartados pegados al traslucido cristal perdiéndose en los escenarios que frenéticos se mostraban afuera frente a ella, estaba pensativa o eso me pareció a mí, sus manos que abrazadas se encontraban, descansaban sobre la mesa, parecía alguien tan inofensivo, una chica tan normal, la mire desde que entre, hasta acercarme y quedarme parada frente a ella, cuando advirtió mi presencia me miro con sorpresa, note algo raro en sus ojos, una especie de brillo, un indicio de verde esperanza.
-llegaste -me dijo con voz suave y pareció sonreír de manera inconsciente, yo me senté frente a ella, le mire detenidamente, era una muchacha muy linda, pude estudiar con más detalle sus facciones y a pesar de que no me acordaba aún de quien era ella exactamente me parecía tan familiar y una sensación de calidez broto de entre mis adentros sorprendiéndome y hasta cierto punto, asustándome.
-¿Cómo estás? -me pregunto, mirando mi frente, seguramente le pareció horrenda mi herida porque su gesto se arrugo y dijo- ¿te duele? -pregunto en un tono que a mí me pareció preocupado-
-ahora no, debe ser por la medicina…me siento… bien -dije dudando- eso creo… -observe pensativa a través del cristal-
-¿has podido recordar algo? -pregunto Elena-
-¿respecto a qué? -respondí con otra interrogante para mirarla-
- respecto a todo -contesto ella- respecto a tu vida, a ti, a tu casa con tu familia… con…conmigo -dijo Elena perdiendo la voz y mirándome a los ojos-
Estuvimos un buen tiempo observándonos, ella esperando una respuesta de mi parte y yo tratando de hacer trabajar mi memoria a fuerza de guardar sus rasgos, a fuerza de grabar sus ojos verdes, su pálida piel salpicada de lunares que a pesar de revestir su piel al punto de que no podía distinguir la uniformidad de el matiz de esta, era llamativo, podría osar al decir que había cierto atrevimiento sensual en ese peculiar rasgo, pestañe varias veces, como si el movimiento de mis parpados borraran esa rara sensación, que era incitada por mis agitados pensamientos.
Trataba de que mi memoria la reconociera y me diera una respuesta, pero lo único que hizo, fue hacerme pensar que era una joven muy atractiva y que me sentía cómoda con ella.
-mi… mi familia me ha mostrado muchas cosas, fotos, cosas que hago y se supone; disfruto hacer, se han presentado conmigo varias veces y me han dicho la manera en que me dirijo a cada uno de ellos, he visto, tocado y hasta olfateado muchas de las cosas que están en mi habitación recién que llegue a casa, incluso después de eso; la que dice ser mi madre me ha preparado un platillo muy extravagante para mi parecer, que me ha gustado y que se supone es uno de mis platos favoritos, después volví a subir a mi habitación y en lugar de parecerme más familiar me parece cada vez más extraña y desconocida, -dije con la mirada perdida dejando fluir la palabras-es como si me hubiesen metido a una vida que no me pertenece, nada me es familiar excepto tú -dije sin pensar al mirarla, sentí que mi mandíbula se desencajo me sorprendí a mí misma y vi el mismo gesto en ella-
-¿de verdad? -pregunto ella con un toque de esperanza- ¿y… que es lo que recuerdas de mí?
-nada -respondí cansada y observé como sus ojos se clavaban en la mesa- excepto tu nombre, lo recordé de la nada la primera vez que te vi, -sus ojos se posaron nuevamente en mi- y algo dentro de mí, me dice que perteneces a mi historia, a mi vida -una sonrisa dulce marco su cara, sentí una punzada en mi corazón, fue algo que no me dolió si no que me hizo sentir … bien.
-no sabes la gran alegría que siento al escuchar lo que acabas de confiarme, de verdad -dijo ella, tocando mis manos yo me estremecí y aleje lentamente mis manos de las de ella- lo siento si te hice sentir incomoda -me dijo- pero me emocione -confeso apenada-
-dijiste que me contarías todo -mencione recordé para variar él porque estaba ahí y me enfoque en que la pelirroja me desvelara todas mis dudas respecto a ella
-sí, eso dije -contesto mirando dudosa sus manos-
-y bien -dije un poco impaciente estimulándola a que hablara-
- ¿Qué es lo que quieres saber para empezar? -me pregunto ella mirándome inquisidora-
-sobre ti, y por qué mi familia no quiere que te hable o que me acerque a ti -conteste-
-bueno… mi nombre es Elena Katina, tengo 22 años y estudio en la misma escuela a la que tu asistes, solo que tu estas en la carrera de biología marina y yo en la de finanzas, nos conocimos en una convención para jóvenes donde se nos ofreció la oportunidad de tomar cursos alternativos de relaciones humanas, nos tocó en la misma aula y ahí nos hicimos amigas -comento Elena si dejar de mirarme, no la vi dudar así que le creí- nos hemos llevado bastante bien a partir de ahí
-¿cuánto tiempo tenemos de conocernos? -pregunte-
-pues, llevamos dos años de… conocernos -dijo ella al mirar sus manos por unos segundos para después regresar sus ojos a mi-
-¿y porque mi familia te detesta? -pregunte- ¿eres drogadicta?
- ¿Qué? -pregunto confundida-
-¿te drogas? -pregunte en voz baja-
-¡no! -exclamo en un susurro la pelirroja asustada-
-entonces, ¿perteneces a una pandilla? ¿eres una mal viviente? O ¿te prostituyes? -pregunte rápidamente en el mismo tono-
-¡por Dios santo! ¡no! -replico muy perturbada Elena- ¡¿eso te dijeron ellos?!
-no, claro que no, pero por la manera en que se expresaron… es decir por la forma en que me dijeron que no me acercara a ti, me hizo pensar muchas cosas
-unas terribles cosas -dijo dolida Elena-
Me sentí mal, no era mi intención ofenderla pero quería saber porque mi familia parecía no quererle ver ni en fotografía, no parecía alguien insano es más su imagen era tan pulcra que al mirarme a mí misma la que parecía una vaga, con la sudadera gris, pantalones cargo camuflados y tenis desgastados y sucios era yo, ella por otro lado lucia una diadema de tela rosa sobre su cabello, y una blusa del mismo color que dejaba desnudo su escote y sus hombros, estaba cuidadosamente maquillada y sus labios estaban revestidos de lápiz labial color carmín, no sé por qué pero me quede estancada en sus labios, eran carnosos y se veían tan suaves, sus contornos eran perfectos, mire sus ojos, su mirada en si era muy noble, no era la mirada de alguien que hiciese o que concibiese el mal, a menos que fuera una psicópata con rostro inocente.
-¿entonces porque te detestan tanto? -pregunte sintiéndome muy liada-
Ella bajo su mirada, se quedó callada mirando de reojo mas allá de la mesa como si quisiese verme, pero no lo hacía.
-¿puedes decirme, por qué? -insiste mirándola con serenidad-
Miro pensativa sus manos, segundos después alzo su mirada y la clavo en la mía.
-¿Por qué? -volví a preguntar-
-porque te enamoraste de mi -dijo ella después de mirarme por un momento en silencio-
"el que espera con prudencia sera recompensado en el momento apropiado"
"ahora la espera ha terminado presten su atencion a una leyenda"

oO-aLex-Oo
Mensajes: 56
Registrado: Vie 23 May 2014 18:12
Sexo: Femenino

Re: AMNESIA

Mensaje por oO-aLex-Oo » Vie 21 Abr 2017 06:29

muy bueno!.. a la espera de mas

Avatar de Usuario
RAC
Mensajes: 149
Registrado: Mar 10 Mar 2009 18:10
Sexo: Femenino

Re: AMNESIA

Mensaje por RAC » Sab 22 Abr 2017 17:55

Me quede en silencio, no sabía que contestar, la pelirroja me seguía observando como si esperara una respuesta yo solo estaba quieta, tarde unos segundos en reaccionar.
-¿como? -pregunte como si no entendiera, porque sencillamente no entendía-
-tu y yo estamos enamoradas la una de la otra y es por esa razón que tus padres, tu familia, incluso mis padres están molestos, y así como tus padres me detestan… los míos te detestan ti.
-… ¿Cómo? -mi lengua parecía trabarse-
-sé que debe ser nuevo para ti, dado tu estado, pero esa es la verdad -dijo Elena mirándome- ¿te parece extraño?
Antes de contestarle me o de objetar algo me quede en silencio, meditando, le mire y dije;
-la verdad no, me parece … no sé, es que siento como si te conociera y al mismo tiempo, te viera por primera vez, la verdad no sé qué decirte, eres muy linda, pero, no me siento enamorada de ti, la idea de que seas mi novia no me es muy familiar -note como Elena bajaba la mirada yo me sentía más confundida pero al menos tenía otro dato, me gustaban la chicas- el doctor me ha dicho que mi amnesia es temporal y que poco a poco recobrare la memoria, tal vez si paso más tiempo contigo pueden volver mis recuerdos -dije tratando de ser positiva, la chica me miro-
-pero… ¿y tus padres? -pregunto Elena-
-pues tratare de hablar seriamente con ellos y…
-no lo hagas, ya lo has hecho y te metiste en graves problemas -respondió Elena con seriedad-
- ¿Qué clase de problemas? -cuestione-
-en muchos problemas, será mejor que te lo tomes con calma y trates de descansar y darle tiempo a tu memoria -dijo Elena-
Me quedé pensando un buen rato volví mi vista al cristal aún no recordaba absolutamente nada pero al menos estando con esa chica mi desesperación desapareció.
-puedes contarme más detalles -le dije mirándola de nueva cuenta-
Estuvimos más de cuatro horas hablando, me dijo tantas cosas sobre mí, la manera en que me muevo por la vida, mis gustos y aficiones, la clase de personas con las que suelo tratar entre otras cosas.
Regrese a casa ya casi caída la noche y mi mama estaba en la puerta.
-¿Dónde estabas? -pregunto mamá con una cara tapizada por la preocupación y en un tono de reclamo-
-He ido a dar un paseo -conteste tratando de no sonar rara-
- ¿estabas con esa chica verdad? -me pregunto al cruzarse de brazos-
-¿Qué te hace pensar eso?, solo he salido a tomar un poco de aire, me siento aburrida aquí -conteste en cansado tono-
-¿y por qué tardaste tanto? -pregunto ella- ¿hasta a donde has ido?
-No lo sé, Salí porque quería ver si lograba recordar las calles o algunos lugares -contesté tratando de subir a la que se suponía era mi habitación-
-No vuelvas a hacerlo, me preocupe mucho, últimamente me preocupas demasiado -dijo la mujer sincera y a punto de llorar yo solo agache la cabeza-
-Lo siento -dije de repente al detenerme en el primer escalón- perdóname por… todo, por no recordarte… y perdóname por darte tantos problemas- ella se acercó y me abrazo para después darme un beso en la frente-
-Tu nunca me has dado problemas, -dijo mi madre con un cariño lastimado- eres lo mejor de mi vida, te amo yuli
“Yuli”, eso fue muy familiar y como de la nada sentí que conocía a esa mujer, algo en mi corazón floreció y me hizo abrazar a mi madre, aun le desconocía, pero sentía que la quería.
-yo también te amo mama, tal vez no tenga memoria en mi cerebro, pero mi corazón te está recordando -dije y sentí como las manos de mi madre tomaron mi rostro para verme a la cara-
-¡¿de verdad me recuerdas?! -pregunto emocionada-
-si -dije sonriendo porque me sentía bien verle sonreír, mi corazón me decía que ella al igual que la pelirroja era familiar y le quería-
-¡oh Dios mío! ¡oh Dios mío! -grito mamá emocionada- ¡me has recordado! ¡me has recordado! ¡oleg! ¡vladimir! ¡Anastasia! -grito mamá tan fuerte que los mencionados con sorpresa y alterados salieron de dos habitaciones distintas-
-¿Qué sucede?! -cuestiono asustado el hombre-
-¿mamá que pasa no me digas que Yulia se volvió a meter en problemas? -pregunto Vladimir con el ceño fruncido-
-¡yulia se acuerda de mí! -exclamo mamá-
Todos me miraban
-¿de verdad? -pregunto papa con sorpresa- ¿has recordado a tu madre? -cuestiono mi padre quitándose los lentes y mirándome curioso-
-sí, no del todo, pero siento que le conozco y que es mi madre, ya no es una desconocida -mamá se emocionó aún más-
-¡lo ven! -exclamo ella-
-sí, gran cosa -dijo mi hermano sarcástico- no te sientas especial -le dijo a mamá- recuerda que primero se le vino a la mente el nombre de ella -dijo, su voz estaba compuesta por cierto rencor, aún no entendía por qué Vladimir parecía detestarla más que los demás-
-y a nosotros, ¿nos recuerdas? -pregunto papá inocentemente-
-aún no, pero me esforzare por hacerlo -dije mirándoles a todos- de cualquier forma, son mi familia y dentro de mi está el estímulo del amor que siento por ustedes-
Mi madre me sonreía, papa me observaba tranquilo y algo preocupado o al menos la curva de su ceja fruncida me dio a entender eso. Vladimir me miraba con el gesto endurecido como si estuviese molesto conmigo, pero se veía como si lo ocultase.
Mi pequeña hermana se acercó y me abrazo, creo que era la única que no estaba molesta conmigo o con Elena.

Pasaron los días, poco a poco ciertas cosas en casa me parecían más familiares, a mamá cada día le recordaba un poco más pero el resto de mi familia seguía en blanco, Elena y yo salíamos a escondidas, ella me mostraba cosas que al parecer eran parte de mi vida, al igual que mama había ciertos rasgos de Elena que me recordaban cierta familiaridad con ella, aunque no le veía como novia si la estaba tratando como a una amiga.
-quiero una nieve de fresa -dije apuntando mi pedido tras el cristal donde se exhibía el surtido y suculento menú de sabores-
-no lo pidas -dijo Elena con seguridad-
-¿Por qué? -pregunté mirándola confundida-
-porque odias la fresa -contesto ella- pide de chocolate o vainilla-
-pero me apetece la de fresa -dije tratando de no sonar incomoda-
-pues compra la de fresa, pero te apuesto tu gorra que terminaras dándomela o tirándola -comento Elena con una sonrisa audaz-
-no lo creo -dije alzando una ceja y pagando mi helado-
Ella seguía observándome, su sonrisa no se borraba, se veía, muy linda.
-¿y tu no vas a pedir? -pregunte mirándola-
-no -dijo ella aun con la sonrisa-
-¿Por qué, acaso no quieres? -cuestione-
-sí, sí quiero, pero algo me dice que terminare comiéndome la tuya -dijo en tono seguro-
Yo sonreí y le dije en broma
-no pienso darte, realmente quiero acabármela toda -confesé al recibir mi cono-
-tranquila, al final del día cuando nos despidamos, yo me iré con tu gorra y tu helado, porque debes saber que tu detestas la fresa porque te empalaga y a mí me encanta -dijo Elena empezando a andar caminando con actitud triunfadora, yo la seguí, me pareció divertido su comentario-
-suenas muy segura -dije al emparejar mi marcha con la de ella-
-estoy segura, tengo el don de la adivinación volkova -dijo ella mostrándome sus palmas sobre mi rostro-
“volkova” “volkova” vaya, eso me hizo recordar algo de repente, recordé de repente cuando había tropezado con una chica en la entrada del seminario, como era más alta y más robusta que ella la derribé sin querer y con facilidad. -¡fíjate por donde vas Volkova! -me grito molesta, yo trate de levantarla pero ella se negó y se paró como pudo, recogió sus cosas me dedico una fiera mirada y se marchó dejándome con la boca abierta porque algo de ella me gusto, su carácter tal vez, sus ojos, su cabello… rojo y curvilíneo.
-eras tu -dije de repente. Elena me miro extrañada-
-¿de qué hablas? -pregunto con una sonrisa-
-cuando te tire en la entrada del auditorio semco, wow ahora lo recuerdo, chocamos y tu caíste al suelo, trate de ayudarte para que te levantaras, pero estabas bastante enfadada y no me dejaste, te marchaste furiosa -dije sonriendo divertida-
-lo has recordado -dijo Elena riendo- no puedo creer que hayas recordado la primera vez que nos hablamos-
-¿era la primera vez que nos hablábamos? -pregunte risueña- recordé que tu querías eliminarme con esos ojos verdes. – asegure sonriendo-
-si lo sé, quería exterminarte -contesto ella- me caías mal, parecías ser una vaga sin oficio ni beneficio, siempre llegabas al salón con tu aire perezoso y despreocupado sin duda pensaba, “que rayos hace ella aquí” creía que solo ibas a perder el tiempo, siempre tan callada y tan cínica o eso me parecías al principio, nunca participabas parecía que siempre observabas todo y a todos, en silencio, pensé que eras una desadaptada y tus dos amiguitos, esos dos eran peor, todo el tiempo detrás de ti parecía que eran tus guardaespaldas, más que estudiantes parecían pandilleros -señalo Elena-
-vaya entonces me detestabas -dije lamiendo mi helado-
-no te detestaba simplemente pensaba que eras alguien que estaba en la clase equivocada con las personas equivocadas, pero un día, se te pidió que dieses tu punto de vista, sobre las claves que tu considerabas importantes para ser alguien atrayente y cuando te escuche hablar… me dejaste sin palabras -dijo Elena como si recordara-
-¿así? ¿Pues qué fue lo que dije? -pregunté saboreando el helado y arrugando un poco el gesto porque me pareció muy empalagoso-
-dijiste… si mal no recuerdo, -dijo la pelirroja con su dedo índice tocando su barbilla como si pensara- que para ser más atrayente era bueno escuchar más y hablar menos, ser empático, abierto y tolerante, mencionaste algunos ejemplos históricos, como Benjamín Franklin y Abraham Lincoln y hablaste sobre la humildad de Jesucristo al venir a este mundo, aseguraste pues, que esos rasgos eran los rasgos de alguien atrayente e influyente, eran las características que te convertían en un verdadero humano, -suspiro- fue tan poético que esa facha tuya ocultaba esas increíbles cualidades, porque cuando te trate más, descubrí que tú las posees, eres alguien sencillo, humilde, empático y sabes escuchar, eres abierta y muy tolerante, eres muy humana y eso me atrajo bastante -dijo Elena sonriendo-
-vaya, gracias, creo -dije tratando de producir más saliva para quitarme el horrible sabor tan dulce de la fresa, mi celular sonó y conteste- hola, ¿qué pasa Vladimir? … estoy ah… estoy con… -dije mirando a Elena quien pareció susúrrame unos nombres en el oído- estoy con Jamin y con Sasha -dije sin saber quiénes eran esas personas, mi hermano pareció entender y me dijo que no tardara mucho que la comida ya estaba a punto de servirse y que mis padres me estaban esperando- está bien dame diez minutos diles que no tardare, de acuerdo, hasta pronto -colgué y mire a Elena que me observaba sonriente- ¿Quién rayos es Sasha y jamin? -pregunte curiosa-
-son los vagos de tus amigos, a los que tú, llamas hermanos -dijo la pelirroja- te dije que conozco casi todo de ti
-creo que si -suspire- ten, debo irme -le di el helado- no me gusto y ya lo odio -dije haciendo una mueca-
La pelirroja se echó a reír y yo me sentí genial mirándola con humor.
-creo que gane la apuesta -dijo ella triunfante, yo me quite mi gorra y se la puse en su cabeza, ella se rio aún más- me acabas de dar tu gorra de la suerte, dijo ella- la atesorare con todo mi corazón
Sus palabras parecieron herirme, no sé porque, tal vez lo recordaría luego, me despedí de ella y como lo había predicho, se fue contenta con mi helado, mi gorra y Dios… creo que, con mi corazón, al final de cuentas se suponía que era mi novia, ella me lo había confesado, pero algo me decía que debía preocuparme, algo que mi corazón rememoraba pero mi mente había olvidado.
"el que espera con prudencia sera recompensado en el momento apropiado"
"ahora la espera ha terminado presten su atencion a una leyenda"

Helena031
Mensajes: 4
Registrado: Jue 05 Ene 2017 11:53
Sexo: Femenino

Re: AMNESIA

Mensaje por Helena031 » Dom 23 Abr 2017 04:14

Me encanta tu historia.

Avatar de Usuario
RAC
Mensajes: 149
Registrado: Mar 10 Mar 2009 18:10
Sexo: Femenino

Re: AMNESIA

Mensaje por RAC » Lun 24 Abr 2017 20:58

-¡ey perdedores! -grito mi hermano cuando entramos al establecimiento de discos y aparatos electrónicos-
-¡que pasa hermano! ¡ey cabello alborotado ¿cómo estás?! – grito uno de los chicos que atendían el negocio mirándome como si me conociese- ¿Cómo sigues de la azotea? -me dijo señalando su sien-
-ni siquiera recuerda a su familia -contesto mi hermano, parecía mal humorado, tal vez ese era su carácter de siempre-
-¡vaya! -exclamo sorprendido el chico rubio y el otro, el castaño solo meneo la mano como si le doliera- hermana estas grave
-¡oye puedo ver tu herida! ¡queremos sacarle una foto! -menciono el rubio acercándose a mí el otro le siguió-
Yo los mire con cierto recelo, ellos lo notaron.
-nosotros somos tus más grandes amigos, siempre vienes a refugiarte aquí, eres parte de la familia -dijo el castaño y de pronto recordé lo que Elena me había dicho un día antes-
-ustedes deben ser jamin y Sasha ¿no es cierto? -dije con seguridad pensando que eran los dos vagos de los que la pelirroja me había hablado-
Vladimir me miro con cara de sorpresa y un gesto de furia marco las facciones de su rostro, en tanto los chicos parecían ofendidos.
-¡¿disculpa?! -dijo el castaño-
-¡¿acaso tenemos cara de niñas?! -dijo riéndose el rubio-
-ni que fuéramos gay, bueno este si -dijo refiriéndose al castaño-
-¡oye! -dijo el castaño dándole un puñetazo en el brazo al rubio-
Yo fruncí el ceño, y me pregunté como esos dos idiotas eran mis amigos.
Mi hermano se veía bastante serio y sus gestos estaban aún más endurecidos.
-¡oye volkova! -se escuchó en la entrada, dos tipos mal vestidos venían entrando-
-¿acaso ese par de vagos me hablaron? -pregunte confundida-
-ese par de homosexuales son Sasha y jamin -dijo el rubio riéndose- ¡¿verdad niñas?! -grito el rubio-
-creí que ayer estabas con ellos -dijo Vladimir molesto yo me quedé en silencio, no sabía que contestar, estaba frita-
-bueno… yo… -trate de explicar-
-¡oye escuche que te rompiste la cabeza! -grito uno de los recién llegados abrazándome y cargándome-
-oye Vlad, pensé que ya no le hablarías a tu hermana, no me digas que el accidente te hablando el corazón -dijo el otro-
-no fue así, el accidente le dio los golpes que vlad le quería dar a volkova
-¡cállate Sasha! -grito Vladimir disimulando su enfado- ha perdido la memoria, no recuerda nada
-¿ni siquiera a tu novia? -pregunto el chico-
-¡quieres cerrar la boca! -dijo con dureza Vladimir-
-¿de qué hablan? Oye ¿quieres bajarme? -dije enojada zafándome del tipo-
-oye ¿no le has dicho lo que paso en la playa? -pregunto Sasha-
-si amigo, dile la verdad y por qué tu casi te le adelantas al accidente y casi la matas -dijo Jamin-
-¡ustedes son unos idiotas! -dijo Vladimir, me tomo del brazo y me jalo a la salida-
-¡por cierto yo soy Andre!
-¡y yo Dima! -escuche a mis espaldas al salir del lugar, estaba confundida, ¿matarme Vladimir? ¿mi hermano me quería asesinar? ¿Cómo era eso posible?
-oye a donde la llevas? -gritaron los vagos- ¿volkova ya no recuerdas lo que paso en la playa?!
Vladimir caminaba a paso veloz y aun me jalaba, yo solo quería parar y que me explicara todo.
-Vladimir espera -dije aun sin detenernos- ¡Vlad detente! -choque con su espalda pues de repente corto el paso, me soltó y giro sobre su eje para estar frente a mi-
-¿porque me dijiste Vlad? -me pregunto serio-
-así te dicen ¿no?, tus amigos allá dentro
-¡ellos no son mis amigos!, son los tuyos y no me vuelvas a llamar así -dijo molesto-
-¿porque no? -pregunte confundida-
-¡Por qué me recuerdas a la antigua tú! -grito furioso, note como las venas de su cuello se marcaban- ¡y me dan ganas de matarte, de molerte a golpes!
-¡¿Por qué?! -dije con sorpresa- ¿Qué fue lo que hize para que quieras golpearme? Vlad…
-¡cállate! ¡y solo olvídalo! -dijo tratando de tranquilizarse- es hora de irnos a casa
-no, no quiero ir a casa hasta que me digas la verdad, ¿porque me detestas, que quisieron decir esos tipos en la tienda? ¿Qué fue lo que paso en la playa?
-ya lo recordaras y si no lo haces será mejor para todos, ya sabes dónde está el camino a casa -dijo para después marcharse solo-
-¡oye espera! ¡Vlad,… Vladimir! -no lo seguí, pensé que lo mejor sería dejarlo ir, ahora si quería saber que había pasado, necesitaba recordarlo-

Los días transcurrieron y poco a poco mis recuerdos volvían lo peor de todo es que los que añoraba recuperar aún estaban ausentes, quería saber por qué mi hermano me detestaba, cual había sido el conflicto que surgió entre nosotros y que lo había provocado, mi frente parecía sanar más rápido que mi cabeza, volví a la escuela, al principio era problemático pero Elena me ayudaba a identificar los edificios donde mis clases me tocaban, y me apoyaba con las tareas, Vladimir no le conto nada a mis padres de lo ocurrido en la tienda de discos y sobre la mentira sobre con quien estaba días atrás, en fin, Elena aparecía y desaparecía cuando era necesario, porque Vladimir parecía vigilarme aunque él iba dos años más adelante que yo y sus clases eran más, aun así rondaba por mi salón como un espía, como un carcelero.

-hola -escuche un susurro detrás de mí, levante mi vista frente al espejo y vi tras de mi la imagen de la pelirroja que sonreía, me estaba lavando las manos en el lavabo del baño de la escuela-
-¿Qué haces aquí?, acabo de ver a mi hermano hace como diez minutos -le dije a Elena al girarme para verle de frente-
-tranquila, no creo que se atreva a entrar al baño de las mujeres, además no le he visto por eso entre -dijo Elena-
-¿Cómo sabias que estaba aquí? -pregunte interesada-
-te estoy vigilando volkova, siempre te vigilo -dijo ella y de repentes esas palabras parecían romper mis sienes-

“siempre te vigilo” unas escenas entraron a mi cabeza y de pronto recordé ciertas cosas, la playa, la tarde estaba por sucumbir ante el pesado cuerpo de la noche, había varias fogatas, vi a los vagos de mis amigos Jamin y Sasha, ¡Jamin y Sasha! Por fin los recordaba, y ahora me sentía mal porque desde que había vuelto a la escuela solo los evitaba y huía de ellos, tenía que verles y pedirles disculpas, pues eran como mis hermanos, por fin los recordaba y a Vladimir, ¡a Vlad!, más que mi hermano, mi mejor amigo, el más grande de mis amigos, a él todo le contaba y lo recordé con su sonrisa agradable y sincera siempre cuidándome, amaba a mi hermano y el a mí, pero aún no sabía porque estaba tan enojado conmigo, solo lo vi en mi mente junto con mis amigos estábamos en torno a una fogata, riendo y tomando sodas, fuimos los únicos que no bebíamos alcohol de los compañeros, aunque teníamos facha de vagos, solo teníamos la facha, vi a unos metros detrás de mí a la pelirroja sonriente que me miraba y se dirigía a los baños portátiles. -ahora vuelvo- les dije a todos y me escabullí para alcanzar a la pelirroja, quien se escondió detrás de los baños cerca de unas luces que colgaban de estos. -¿Qué haces aquí? -pregunte al acercarme a ella- dijiste que no vendrías,- la pelirroja sonrió y se colgó de mi cuello y dijo.- vine a vigilarte Volkova, siempre te vigilo -dijo sonriendo y me beso-

-mi cabeza -me queje tomándome la frente, los recuerdos se borraron ya no hubo continuidad-
-¿te duele la cabeza? -escuche la voz de Lena que me pareció más familiar- ¿estás bien? -pregunto al no escuchar respuesta de mi parte-
Yo aferraba con ambas manos mi cabeza me dolía aunque la herida ya no estaba sentía arder la piel afectada.
-acabo de recordar algo -dije con voz dolida-
-¿Qué recordaste? -pregunto Lena tomándome del brazo-
-la playa -dije de repente, observe como la pelirroja abrió los ojos más de lo normal, su semblante era asustado- tú estabas ahí, mi hermano Vlad y a Jamin y Sasha, hace unos días tuve una clase de enfrentamiento con mi hermano, un conflicto que fue en la playa, pero no puedo recordar que fue -dije mirándola y percibí en ella pena, bajo sus ojos al suelo- ¿tú sabes algo de esto? -pregunte-
-lo mejor será que lo recuerdes por ti misma -dijo Elena con seriedad, me dio un beso en la mejilla- debo irme, antes que nada, quiero que sepas que todo lo que he hecho es por amor a ti -dijo con mirada entristecida y voz débil- te amo mucho y espero lo entiendas, cuando todos tus recuerdos regresen a tu cabeza -después de lo dicho, salió del baño dejándome sola y con más dudas-
Mire mi rostro en el espejo y observe la imagen de alguien que no sé porque, me pareció, despreciable, me sentía despreciable… pero… ¿por qué?
"el que espera con prudencia sera recompensado en el momento apropiado"
"ahora la espera ha terminado presten su atencion a una leyenda"

Avatar de Usuario
RAC
Mensajes: 149
Registrado: Mar 10 Mar 2009 18:10
Sexo: Femenino

Re: AMNESIA

Mensaje por RAC » Mar 25 Abr 2017 20:22

-¿Y cómo te has sentido super yul? -pregunto mi cuñado, llevándose un cubierto con un bocado de comida a la boca para después masticar con rapidez-
Estábamos todos en el comedor, mis dos padres, mis dos hermanas, Vladimir y mi cuñado.
-bien, al menos la herida ya no me duele, ya está más cerrada, ha pasado un mes y aun me toco y está viva, aunque se ve cerrada
-¿Qué tanto has recordado hasta ahora? -pregunto mi hermana mayor-
-no mucho, recuerdo a mamá, a papá poco, a ustedes dos -dije refiriéndome a ella y mi cuñado- la verdad es que no, a Anastasia un poco, pero a quien más recuerdo es a Vladimir -el mencionado levanto la vista y me observo, leí el resentimiento disimulado en su gesto y me sentí culpable pero no sabía por qué.
-poco a poco iras recuperando tu memoria super yul -dijo mi cuñado risueño- créeme será sencillo, no hay mucho que recordar, no hay tantas cosas importantes
Mi cabeza no reconocía al sujeto, pero su sentido del humor apestaba, mi familia parecía estar seria, mi hermana mayor me dedicaba miradas de enfado, yo cada vez más me sentía incomoda.
Mi celular sonó, era un mensaje, lo abrí, era de Lena, me decía que me veía en treinta minutos cerca de la playa.
Guarde el celular en el bolsillo de mis pantalones y me levante.
-voy a salir, con permiso- dije-
-¿A dónde vas? -pregunto mamá-
-iré con Sasha a la playa, quiere mostrarme algo -dije tranquila-
-ve con cuidado -pidió mamá-
-no te tardes mucho y no te dejes mal influenciar por ese vago -ordeno papá serio-
-está bien -observe que vlad parecía no haber creído, su mirada era dura, yo solo me retire-
En la playa había poca gente así que fue fácil ubicar a Lena, estaba sentada sobre la arena con sus gafas de sol, me senté a su lado cuando noto mi presencia recostó su cabeza en mi hombro.
-¿quiere pasear? -me pregunto-o quieres ir a otro lugar
-caminemos -propuse-
Nos levantamos y empezamos a andar por la playa, la tierra estaba caliente y muy suave así la sentía a pesar de que llevaba sandalias, la brisa nos abrazaba era relajante, estábamos en silencio y las dudas que surgieron en mi me obligaron a corromperlo.
-cuéntame como tú y yo nos enamoramos -le pedí-
-yo te seguía -dijo ella- tu no me notabas, a pesar de que estábamos en el mismo curso, quería acercarme a ti pero no sabía cómo, así que decidí trazar un plan, algo que me diera la oportunidad de entablar conversación contigo y de forjar una amistad, así que decidí hacerlo de una manera poco convencional… -dijo quedándose callada-
-¿enserio? ¿Qué forma? -pregunte, ella agacho su cabeza-
-me… hice novia de un chico, un chico muy cercano a ti -dijo Lena apenada-
-¿te hiciste novia de alguien cercano a mí solo para acercarte a mí?
-si -contesto ella-
-¿Por qué no solo me hablaste? -cuestione con lógica-
-porque todo el tiempo traías esos gorilas pegados a ti -replico Elena- y no encontraba oportunidad para entablar conversación contigo-
-… y de quien te hiciste novia, ¿de Sasha o de Jamin? -pregunte-
-de ninguno… -dijo ella quedándose callada-
-¿entonces? -cuestione, tratando de saber quién de mis amigos había sido engañado por Elena o mejor dicho utilizado por ella para acercarse a mi-
-fue… -Elena se quedó callada y con la boca abierta se quedó mirando frente a ella, pose mis ojos al punto donde ella observaba y ahí estaba, frente a nosotras, Vladimir mirándonos con furioso gesto y con los puños cerrados-
"el que espera con prudencia sera recompensado en el momento apropiado"
"ahora la espera ha terminado presten su atencion a una leyenda"

Avatar de Usuario
RAC
Mensajes: 149
Registrado: Mar 10 Mar 2009 18:10
Sexo: Femenino

Re: AMNESIA

Mensaje por RAC » Mié 26 Abr 2017 21:01

-vlad … -dije al mirarlo, él se acercó a nosotras, le dedico una horrible mirada a Elena y después me miro a mi-
-¿se divierten? -pregunto sarcástico- ¿dime que te cuenta Sasha? ¿algún plan sucio para quitarle la novia a otro?
-¿Qué? -pregunte y algo dentro de mí, golpeteo mi cabeza, acaso mi hermano era…-
-¿ya le contaste como me usaste para meterte con ella? -le dijo mi hermano a Elena- Y tu -mirándome- ¿ya has recordado como le quitaste la novia al idiota de tu hermano? ¡infeliz, ¿lo sabias verdad?! Y yo todavía sintiendo compasión por tu accidente, deben estar riéndose de mi las dos -dijo furioso Vladimir, yo no podía creer lo que estaba escuchando-
-vlad yo …
-¡cállate traidora! -sentí el puño de mi hermano en mi cara me tomo del cuello de la playera para aterrizar su frente en la parte donde me había golpeado en el accidente, fue tan fuerte que antes de perder el conocimiento escuche el grito de Elena apagarse en mis oídos.
<<-¡yulia! ¡hermanita! ¡soy el tipo más feliz del mundo! ¡volkova me escuchas! -dijo mi hermano subiéndose arriba de mi- ¡despierta holgazana! ¡tengo algo que contarte!
-vlad, … estoy cansada, es muy tarde, dime mañana -dije hundiendo mi cara en la almohada-
-¡vamos volkova déjame contarte! -dijo brincando arriba de mi- ¡ya tengo novia! ¡recuerdas la chica que te Conte!
-¿la pelirroja de mi salón? -pregunte con indiferencia-
-si con la que estas tomando los cursos de relaciones humanas, es de la carrera de finanzas y es maravillosa, fue el encuentro más romántico que te puedas imaginar -decía Vladimir emocionado-
Yo solo quería dormir y trate de no prestar atención, era la pelirroja que había derribado y la que me había mirado furiosa, sinceramente me agrado, aunque yo le hubiese caído pésimo, pero daba igual estaba con mi hermano.
Vladimir empezó a llevarla a casa y la chica poco a poco se acercó a mí, tratando de entablar conversación conmigo, me preguntaba cosas de la escuela y temas relacionados con los cursos, a veces me daba la impresión de que me prestaba más atención a mí que al mismo Vlad que era su novio, iba a la casa aunque mi hermano no estuviera y pasaba tiempo conmigo, mamá estaba contenta porque la novia de Vladimir se hizo mi amiga, me decía que era la única relación de amistad sana que tenía, era divertido porque a mí me agradaba mucho y poco a poco resentía mas su ausencia, una tarde estábamos mirando una película en mi cuarto, estaba tan emocionada con la trama que de repente gire mi cabeza para notar que Elena me miraba de una forma extraña, sin darme cuenta me perdí en sus ojos verdes y no sé cómo paso que mis labios ya estaban rozando los de ella, fue algo tan mágico pero tan criminal, estaba besando a la novia de mi hermano, no podía aceptarlo pero la chica insistió y yo termine cediendo.
Nos veíamos furtivamente, ella aparecía y desaparecía como un fantasma que me atormentaba pero sin él que ya no podía vivir, todo estaba saliendo bien hasta esa noche en la playa, cuando Vlad nos sorprendió besándonos detrás de los baños -¡traidora! – me grito soltó un puñetazo en mi cara, mis amigos me lo quitaron de encima y todos se dieron cuenta de lo ocurrido, nuestros amigos sabían todo, porque presenciaron esa noche la terrible situación.
Mis padres me castigaron y me prohibieron ver a Lena, los padres de ella fueron a casa y hablaron seriamente con los míos, llegaron al acuerdo de que ni yo me acercaría a su hija ni su hija se acercaría a mí, decidieron por nosotras en tanto mi hermano no me dirigía la palabra, todos en casa me miraban como un fenómeno, hasta mi cuñado me hacía burlas -vaya super yul, saliste con el interruptor de lado contrario- me sentía herida y culpable, fueron los peores días, porque en casa casi nadie me hablaba y me trataban como si fuese una enferma mental, hasta que llego el día en que subí al micro bus equivocado, me senté al frente en los primeros asientos, mi frente estaba recargada en la ventanilla mis ojos aunque veían fuera del micro bus estaban perdidos en un punto incierto fuera de todo lo que había en mi alrededor, me sentía culpable y molesta conmigo por traicionar a mi hermano, con lena por utilizarlo y con mi familia por desconocerme por ser lo que era, estaba ahogándome en mis pensamientos que no me percate del impacto hasta que mi cuerpo fue brutalmente empujado hacia adelante y un golpe sordo nublo mi visión y me lleno de una inconsciente oscuridad.>>

-yulia… yulia… yulia me escuchas -sentí unas leves sacudidas, abrí los ojos y vi a Lena sobre mí, estaban varias personas a mi alrededor, me levante y busque a Vlad pero no estaba, Lena me abrazo por el cuello- ¿estás bien?
-¿Dónde está vlad? -pegunte mirándola. ¿Por qué lo engañaste? ¿Por qué lo usaste para acercarte a mí?
-¿lo has recordado todo verdad…? -pregunto Elena tras agachar su mirada-
-debo irme, debo hablar con él -dije alejándome de ella y de la gente que estaba entorno a mí, escuché sus gritos tras mi espalda, pero seguí mi camino.
"el que espera con prudencia sera recompensado en el momento apropiado"
"ahora la espera ha terminado presten su atencion a una leyenda"

Avatar de Usuario
TheVero
Mensajes: 27
Registrado: Mar 30 Jul 2013 20:43
Sexo: Femenino

Re: AMNESIA

Mensaje por TheVero » Mié 26 Abr 2017 23:10

Me he enamorado <3. Conti!!!!
Espero se queden juntas, despues de todo.
Me encanta el rumbo que está tomando la historia. Sigue, sigue, sigue!
Now I want to fly into your world...

Avatar de Usuario
RAC
Mensajes: 149
Registrado: Mar 10 Mar 2009 18:10
Sexo: Femenino

Re: AMNESIA

Mensaje por RAC » Vie 28 Abr 2017 20:56

Llegué a casa y busqué a mi hermano, entre a su habitación, pero no estaba, lo busque por toda la casa y nada, subí a mi cuarto y lo encontré sentado frente a mi escritorio, con mi computadora encendida pero no estaba iniciada.
-necesito la contraseña -dijo al percatarse de mi presencia-
Entonces todo volvía a tener sentido para mí.
-la contraseña es Kairos7 -conteste- y antes de que preguntes que significa, como lo haces seguido te lo diré; el tiempo de Dios es perfecto, Vlad -mi hermano tecleo la contraseña y me miro-
-has vuelto a ser tú, ¿no es así? -regreso su vista a mi computadora y en el escritorio apareció la foto de Lena con su gran sonrisa, mi hermano la miro y dijo;
-hace un tiempo tu fondo de escritorio era “Alice” de “resident evil”, me gustaba más -confeso cruzándose de brazos-
-no puedo creer que una chica haya fracturado nuestra relación -dije de repente-
-¿no es gracioso? Una joven manipuladora ciertamente, muy inteligente, por cierto -dijo mi hermano mirando la máquina-
Me acerque y gire mi computadora tecle e hice varios cambios, le regrese el portátil a mi hermano y estaba otra vez Milla jovovich en su papel de Alice, como fondo de escritorio, Vladimir me miro.
-me gusta mucho esa chica, -dije refiriéndome a Lena- pero amo más a mi hermano, perdóname -dije sincera-
- te golpee y aun así ¿vienes a disculparte conmigo? -comento-
-si -dije sin más- lo siento
-no…-se quedó callado por un largo tiempo hasta que murmuro pensativo- tú no tienes la culpa
Se levantó y me abrazo.
Sentí que había recuperado a mi hermano.
Paso el tiempo y no volví a ver a Lena, ella me llamaba, pero nunca respondí, la extrañaba y mucho pero mi hermano, no quería volver a perderle, hasta que un día.
-¡volkova! -grito mi hermano echándose encima de mi- ¡adivina que!
-¡¿Qué?! ¡¡que fea obsesión tuya de venir a despertarme a estas horas de ese modo!! -reclame hundiendo mi cara en la almohada-
-¡ya tengo novia! ¡se llama Anna y es maravillosa y te quiero lejos de ella! -dijo abrazándome contento-
-qué bueno hermano, no me interesa saber nada de ella, es más ni me la presentes -dije tratando de dormir de nuevo-
-¡claro que no! ¡te veo después! -dijo quitándose de encima-
Mi hermano llevo a Anna a casa y la presento con todos nosotros, la chica se acercó y se sentó cerca de mí, percibí las miradas de todos que como lanzas se clavaban en mí en señal de advertencia, me molesto y me levante dejando a la pobre chica con la palabra en la boca, me Salí de mi casa y me fui a la playa, estaba pensando, sabía que la relación con mi familia era diferente, decidí no darle importancia, no iba a tratar de cambiar para darles gusto a ellos, los amaba pero también me importaba mi corazón y decidí seguirlo.
-hola -escuche tras de mi-
Elena se acercaba mostrando una sonrisa.
-hola -salude suspirando-
-¿Cómo estás? -me pregunto ella mirando el manto acuático frente a nosotras-
-sinceramente, exiliada -dije tratando de disimular mis deseos de decirle que la extrañaba demasiado-
-¿quieres contarme por qué? -pregunto ella-
-¿quieres escucharme? -Respondí con otra pregunta-
-siempre -contesto ella suspirando-
Yo sonreí y algo dentro de mí me dijo que no la dejara ir otra vez, aunque sabía los problemas que vendrían, igual, seria valiente, si resistí un golpe que mando mi memoria a dar un viaje a la vuelta al mundo esto sería más sencillo.
-caminemos -dije y empezamos a andar por la arena de la playa perdiéndonos entre la gente y el mar-
FIN.
"el que espera con prudencia sera recompensado en el momento apropiado"
"ahora la espera ha terminado presten su atencion a una leyenda"

yulissa97
Mensajes: 7
Registrado: Sab 10 Dic 2016 03:15
Sexo: Femenino

Re: AMNESIA // POR: RAC

Mensaje por yulissa97 » Lun 15 May 2017 18:36

Que?? no, creí está historia tendría unos capítulos más extras icon_e_sad

Avatar de Usuario
RAC
Mensajes: 149
Registrado: Mar 10 Mar 2009 18:10
Sexo: Femenino

Re: AMNESIA // POR: RAC

Mensaje por RAC » Mar 16 May 2017 15:37

perdon :C es que tenia el tiempo encima, pero seguire escribiendo mas historias con mas contenido C:
"el que espera con prudencia sera recompensado en el momento apropiado"
"ahora la espera ha terminado presten su atencion a una leyenda"

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Google Adsense [Bot] y 1 invitado