AMIGAS CON DERECHO // POR: PSICHOBITCH2

Responder
Avatar de Usuario
psichobitch2
Mensajes: 555
Registrado: Lun 10 Dic 2012 20:19
Sexo: Femenino
Ubicación: Madrid-España

AMIGAS CON DERECHO // POR: PSICHOBITCH2

Mensaje por psichobitch2 » Dom 12 Ene 2014 11:40

Esta vez os traigo una historia bastante real, de este mundo. Un mundo donde puedes estar tú, tú y tú. Es una historia, de como dos personas podéis llegar a gustarse solo por intercambiar algunos gustos a través de un simple correo. Esta es mi historia y la de alguien más. Tal vez algunas se identificarán con lo que aquí se posteará, pero quise compartirlo porque a parte de ser algo muy bonito y real, es muy interesante. He adaptado los personajes al de nuestras dos protagonistas del foro, así que comentéis, juzguéis, porque la vida simplemente hay que vivirla.

Gracias de antemano.

PROLOGO

El reloj marcaba los minutos sobre una hora que finalizaría en apenas 30 segundos. Dando vueltas en la cama, nuevamente su subconsciente la estaba llevando a una historia que no quería más nunca traer a sus recuerdos. Siempre ocurrían al momento de poner su cabeza en la almohada. Era sencillamente, inevitable.

- No!!! No!! No!!!

Gritó sobresaltada en su cama, levantándose de golpe. Nuevamente había tenido otra pesadilla con su pasado y se sentía bastante consternada. El reloj ya marcaba las 2:00 am en punto.

Había transcurrido ya mucho tiempo, y aún, su consciencia cada noche le hacía una mala pasada.

Que hacer?? ya lo había intentado todo, desde los más adaptados psicólogos, hasta una gama de anti-depresivos. Sólo restaba una sola cosa; dejar el pasado atrás. Ella misma tenía que intentarlo o acabaría volviéndose loca.

Volvió a hundir su cabeza en la almohada, esta vez no intentaría dormir, sólo quería relajarse un poco. Necesitaba salir y pensar, llevar aire fresco en sus neuronas, considerando que era sábado y que la rutina diaria del trabajo, no continuaría acechándola.

Después de unos minutos de hacer el vago, decidió levantarse. Tomó el albornoz y lo desechó de inmediato, no era muy adicta a llevar ropa dentro de su propia casa considerando que vivía sola, independientemente de sus padres; sin nadie que le dijera que hacer o que decir, era su mundo y allí Yulia Volkova era la reina.

Sin nada que le cubriera la parte superior de sus pechos - algo ya frecuente en ella - salió de su habitación solo vistiendo bragas, unas lindas e infantiles bragas de conejitos azules. Se caracterizaba por ser amante de los dibujos animados y de las cosas cursis, siempre y cuando, nadie estuviera viéndole.

Caminó descalza hasta la cocina, la cual estaba hecha un desastre. No era muy buena cocinera y a veces se las pasaba mal comiendo solo sandwichs de atún - sus favoritos - ó alguna que otra comida chatarra ó las "salvavidas para las solteras" como ella las llamaba. Abrió la heladera y casi que de sus ojos saltaban lágrimas, definitivamente...

- Ala!!! Debo hacer las compras o un día de estos, terminaré empleando las técnicas del canibalismo y comiéndome a mí misma. Aunque, no debo saber tan mal, estoy demasiado apetecible - dijo, observando su propio reflejo en la puerta de la heladera que ya había cerrado.

Caminó sin mucha prisa y con pausa hacia la sala de estar. Se sentó un rato con los pies sobre una mesita de cristal, que hasta ahora había sobrevivido a todos los desastres de su alocada vida. No es que hubiese estado casada en algún momento. No; Yulia Volkova apenas estaba en la flor de su juventud. Contaba con solamente 20 años de edad y como toda rebelde con o sin causas, se reveló a sus padres y ahora, encontradla allí, haciendo de su vida lo que siempre había querido. Su propio palacio.

- Venga, pero otra vez esta tía... No sé cuantas veces me ha invitado a salir en lo que va de semana. Tal vez tenga que hablarle en Arameo y que entienda que no me apetece que esté en mi cama por ahora? - dijo lanzándole un beso al móvil y colocándolo nuevamente donde estaba - Pero eres muy linda, criaturita.

Nuevamente se trasladó hacia su habitación, tomando las cosas que necesitaba para darse un buen baño relajante, un ritual donde tardaba horas y horas pero consideraba que era su único método de aislarse por un tiempo del mundo, donde solo ella y su imaginación, viajaban un rato.

*******

A 724 km de Moscú, la ciudad de Kazan se levantaba con todo el esplendor de un maravilloso día soleado. Allí, a orillas del Volga, estaba ubicada la octava ciudad más poderosa y tranquila de Rusia, donde la paz viajaba en la mente de los más sabios y de los libres de corazón.

Una mansión inmensa y llena de lujos, era su refugio y a la vez su prisión. Todo su esfuerzo y su empeño, se veían puestas ante la imponente vivienda donde aprendió, hace algunos años atrás, que el poder y la riqueza no lo sois todo en el mundo si no tienes con quien compartirlo.

En su lujoso estudio, Lena pasaba la mayoría de las veces; leyendo, divagando en su mundo lleno de socialidades y aristocracia. Un mundo, que para ella a veces parecía tan vacío, lleno de hipocresía en inmundicias, pero que lamentablemente había corrido con la fortuna -para muchos - y la desgracia - para otros - de vivir en una caja de cristal.

- Adelante - dijo colocando a un lado su portátil y apretando con sus dedos, sus cansados verdigrises ojos mientras se recostaba de su gran silla de cuero.

- Señora Katina, su esposa acaba de llegar. Dice que esté lista en diez minutos que se servirá el almuerzo - anunció la chica de servicio.

- Gracias Vayenta. Decidle a mi esposa que me espere, que allí estaré - la chica de servicio asintió, mientras Lena echaba un vistazo rápido a su laptop para luego virar hacia la ventana. El día brillaba, pero en cambio su sonrisa no.

Giró nuevamente su silla y dio click con su dedo a cualquier tecla para quitar la oscuridad que había dejado el protector de pantallas del aparato, trayendo de regreso, la pantalla principal del Windows. Su sonrisa volvió aparecer en su rostro, asustándose a si misma porque hacía tiempo, había olvidado lo que era estar feliz, había perdido la noción de los momentos, de los pequeños detalles; se había perdido a ella misma.

Intentó escribir algo, pero con solo accionar la tecla DELETE, hizo desaparecer sus palabras.

- Qué estoy haciendo? Me sentiría como una chiquilla tonta y no lo soy.

Apagó el computador y solo un suspiro ahogado se apoderó de la habitación, que en menos de dos segundos se hallaba en penumbras cuando la puerta se cerró tras ella.


CAPITULO 1. UNA EXTRAÑA SENSACION


Comenzaba un nuevo día en la capital de Rusia. El tiempo, estaba en su mejor apogeo. La temperatura era cálida en aquella mañana despejada de aquel día lunes. El tráfico, un poco pesado, pero no difícil de tolerar como en muchas ocasiones.

Desde uno de los mas elevados edificios, diseñado con una estructura de un roble y totalmente cubierta de vidrio cristalizado, podía leerse claramente la razón social de lo que era el imperio de los Volkov: VOLKOV ENTERPRISE INC., situada en el corazón de la capital Moscovita.

LLegando al inmenso Parque de Cristal - como algunos ingenieros decidieron bautizarle - un Audi-R8 color blanco, hacía como todas las mañanas, su entrada al parqueadero, estacionándose en el lugar indicado y únicamente reservado para la ahora heredera de todo aquello.

Una menuda pero elegante figura, descendió de tan portentoso coche, llevando consigo sus pertenencias para así dar comienzo a una "pesada" - como ella misma le llamaba - rutina laboral.

- Buenos días Dimitri, cómo estás? - saludó al amable y cuarentón vigilante que se encontraba postrado en la puerta principal del ala oeste de la entrada.

- Buenos días señorita, un placer como siempre el tenedla por acá todos los días.

- Venga Dimitri, no es para tanto. Se hace lo que se puede, todo sea por no escucharle la lengua a... tú sabes quien - susurró por lo más bajo, arrancando un sonrisa inesperada al tranquilo hombre.

- Y se puede saber Yulia, a quién no quieres escucharle la lengua? - Dijo una femenina voz muy cerca de ambas figuras trayendo la palidez al rostro del apacible vigilante y dejando fría en el acto a la chica, que sin pensarlo dos veces, giró sobre sus pies hasta quedar de frente a la rubia y alta mujer que ahora había hecho -fantasmalmente - acto de presencia.

- Buenos días madre, cómo amaneces? - dijo con la mirada perdida sobre los hombros de Larissa. Detrás, Oleg reprimía una carcajada negando con la cabeza.

- Buenos días. Ahorrate los comentarios y sabes que te espero en mi oficina en.... - chequeó su reloj de pulsera - ... 30 minutos. Tenemos una reunión importante y necesitamos de tu presencia.

- Como digas madre...

- Ah!! - Larissa interrumpió sus pasos hacia el elevador, girándose nuevamente hacia Yulia - Guarda tus irónicos comentarios delante del personal - dedicándole un vistazo rápido a Dimitri para luego perderse por el pasillo.

- Buenos días papá - saludó besando afectivamente la mejilla de Oleg - Creo que tu esposa no está de muy buen humor ésta mañana, verdad?

- Yulia, Yulia... - devolvió calurosamente el afecto - vas a sacarle canas verdes a tu madre, y es en serio.

- Pues, que se las pinte.... No le queda de otra.

Las risas compartidas de padre e hija se perdían por el pasillo de la gran empresa, comenzando así entonces, una larga rutina de trabajo.


La puerta de su oficina resonó al escuchar dos golpes leves pero audibles, que llamaron su atención.

- Adelante - dijo sin quitar la vista de unos documentos que en ese momento firmaba.

- Buenos días Señora Larissa. Acá le traigo los estados financieros que solicitó para la junta - dijo una joven y castaña chica desde la elegante puerta color caoba, donde fácilmente podía leerse el anuncio de: Larissa Volkova - VICEPRESIDENCIA - grabado en una pequeña pero elegante placa dorada.

- Buenos días Natasha, muchas gracias; pero puedes llevadlos directamente a la sala de juntas donde se efectuará la reunión. Ya habéis llegado los demás socios? - preguntó mirando por encima de las gafas de lectura.

- Si, ya estáis todos reunidos allí. Solamente hace falta su hija.... Señora.

- Bien, entonces sigue que yo me encargo de Yulia y por favor, dile a Dasha, que por ningún motivo me envíe llamadas a la sala de conferencias.

- Como usted diga Señora Larissa. Con su permiso - dijo para dar vuelta y cerrar la puerta, pero una mano le interrumpió la acción y la llevó a tropezar con la chica que atrás de ella se encontraba - Lo siento señorita Yulia...

- Dime Yulia por favor - dijo la morena casi a centímetros del níveo rostro que ahora sus ojos tenían al acecho - lo de señorita, no creo que a éstas alturas lo siga siendo...

- Yulia!!! - alzó la voz Larissa que no se había percatado de lo que estaba sucediendo detrás de su puerta. Al menos, eso pensabais ambas - termina de entrar por favor.

- Con su permiso señ... Yulia - dijo Natasha para retirarse a sus deberes un poco, acalorada por el encuentro.

- Aquí estoy madre. Venía a buscarte, porque allá en la sala de juntas, aclamáis por ti.

- Iba a por ti en estos momentos. Vamos - dijo levantándose de su asiento y caminar delante - Yulia... - se detuvo sin girar a verla, desde la puerta - ...comportate y sabes a lo que me refiero.

La morena puso sus ojos en blanco para no darle importancia a lo que siempre su madre le reprochaba. Tener un poquito de decencia dentro de la empresa, pero sobre todo, mantener el apellido bien en alto y no buscarle que hablar al que dirán.

El murmullo de todos los socios y los demás congregados en la amplia sala de reuniones, se apaciguaron, apenas Larissa Volkova y su hija entraron en la misma. Yulia tomó asiento al lado de la asistente de su madre, Natasha Smirnova; una chica de apenas 30 años de edad, graduada en el área administrativa, con un buen currículum pero con la mala suerte en el amor, tocándole a su puerta.

Divorciada, sin hijos; Natasha llegó a la ciudad de Moscú hace más de 3 años, los cuales han estado destinados a su trabajo al lado de su estricta jefa Larissa a la cual un profundo respeto le profesaba, tanto así, que su lado muy bisexual afloró cuando por sus ojos desfilaron los atributos que se gastaba "la hija de la dueña" la famosa - como muchos le decíais - Yulia Volkova, pero ésta no se atrevía aún a hablarle acerca de sus sentimientos. Tal vez, la chica nunca la tomara en cuenta. Necesitaba su trabajo antes que todo y no se arriesgaría a tanto.

Comenzó a sentir una gran atracción por ella hace algunos meses atrás. Su mayor logro fue cuando Yulia, una vez estando a solas en el elevador, se despidió de ella al llegar al parqueadero. Ese simple "Hasta mañana" la llenó de grandes esperanzas, al fin, Yulia la había determinado para algo y no simplemente para hacerle llegar los folders, llenos de documentos, a su madre.

Al sentir que la morena se había sentado esa vez a su lado y no como siempre lo hacía, a la derecha de su padre, Oleg Volkov; una extraña sensación, comenzó a recorrerle el cuerpo. Podía sentir como su frente se perlaba con pequeñas, mínimas, tal vez atómicas gotas de sudor. Quizá estaba yendo muy lejos, no tenía porque sentirse así, tan tonta. Definitivamente Yulia la ponía en otro nivel, le gustaba tanto que temía no poder controlarse.

- Sabes? Te vez linda así, nerviosa - dijo la morena con aquella sonrisa de medio lado que hacía desvariar a más de una y de algunos también.

- Buenos días. Gracias por estar acá presente - Habló Oleg - Pero como sabréis, estamos culminando el año laboral y se procederán a analizar los estados financieros de la empresa. Como muchos ya estáis al tanto, Iván - dijo, asintiendo en señal de aprobación hacia su socio - hemos cerrado hasta ahora con muy buenas ganancias. Acá, en los folders que habéis sido colocados previamente sobre sus puestos, podréis chequear lo que os digo.

Todos a la vez, como si hubiesen ensayado sus movimientos, tomaron los folders y comenzaron a leer los estados e informes que allí se encontraban, a excepción de una sola persona la cual estaba muy entretenida haciendo sudar frío a otra, por supuesto Yulia Volkova.

- Yulia.... - llamó su padre una vez - Yulia... - dos veces - Yu...

- Padre, que te he escuchado la primera vez - dijo,acomodándose en su asiento. Larissa tenía los ojos puestos sobre su asistente que no hacía otra cosa que mirar a un punto fijo en la nada.

- Por favor Yulia, esta reunión es sumamente importante y como Gerente General, necesito que estés al pendiente de todo lo que aquí y de ahora en adelante, ocurra. Me has entendido?

- Claro papá, no soy tonta. Ya estos informes me los sé de principio a fin...

- La idea no es que te los aprendas de principio a fin Yulia - comentó Larissa - Lo que pretendo es que pongas un poquito más de atención y dejes de distraerte tanto - miró de reojo a Natasha y luego puso su mirada rápidamente en Yulia - No nos pongáis en ridículo.

La morena, solo se dedicó a revisar los informes. Que difícil y aburrido se le hacía todo aquello. Lidiar el día a día con las responsabilidades de la empresa de sus padres para tan corta edad. Necesitaba ser ella misma, tener amigos, compartir más con la sociedad. Se sentía tan ahogada, una realidad que parecía ser una soga que con el trasncurrir de los días, iba apretándole más el nudo.

La junta, se realizó sin inconvenientes. Todos los socios estaban muy contentos y satisfechos por los resultados de este año. No solo vigilaban por una sola empresa, habían muchas en juego. Condominios, textileras, bancarias y todo aparentemente habían cerrado con muy buenas ganancias.


Al entrar a su oficina, detrás de ella, una voz la hizo detenerse.

- Hija.

- Si, papá - dijo sin girarse.

- Sé que esto es demasiado para ti - continuó Oleg una vez estuvo a su lado y tomándola por los hombros - pero quiero que entiendas que esto tarde o temprano será tuyo y que tú madre y yo, solo queremos lo mejor para ti.

- Lo sé padre, pero necesito que me entiendas que a veces quisiera salir corriendo. Todo hubiese sido más simple y más sencillo si...

- Yulia, lo sé - besó su frente - creeme que también pienso así, pero el destino así funciona, entiendes? Ahora, te gustaría ir almorzar con tu madre y conmigo?

- Venga - le dio un beso en la mejilla - aunque no seré yo a la que vais a devorarse, verdad?

- Yulia... - rió divertido - ...un día de estos, matarás a tu madre, no sé como te ha tenido tanta paciencia. La haces desvariar, lo juro - concluyó y caminó de regreso a la puerta.

- Venga tío, ella me adora - soltó un carcajada. Oleg agregó algo estando ya por salir.

- Y tú, por favor, no hagas sufrir tanto a esa muchacha, vale? - y guiñándole el ojo, salió de la oficina de la morena.

Ésta, después de aquellas palabras dichas por su padre, se quedó un poco más tranquila e inquieta al mismo tiempo. Había empezado un juego en aquella sala de juntas y quería seguir lanzando los dados.

Tomó la PC de la oficina y tecleó varias palabras para luego enviarlas en un correo. Una sonrisa pícara se dibujó en sus labios y encendiendo su portátil, comenzando hacer lo que mejor le salía. Escribir.

Su imaginación volaba como el viento sobre un acantilado cada vez que detrás de su laptop se sentaba. Al abrir su formato en WORD, rápidamente sus dedos se movían como pez en el agua al tocar el teclado y es que esa era su pasión. Escribir, redactar historias, hacerse conocer a través de las palabras. No pedía dinero a cambio, solo pedía ser reconocida por todos y por cada una de aquellas personas que día a día, entraban un minuto a la página del foro para la cual estaba suscrita, donde ya era conocida como "Psichoheart".

Llevaba algunos meses escribiendo una historia, una delicada trama y había recibido muchos elogios y felicitaciones. Lo reconocía, su mundo eran los libros, plasmar sus experiencias y algunas veces, sus fantasías.

De un sobresalto en su asiento, se giró hacia la puerta. No había escuchado cuando llamaron ni mucho menos se esperaba esa visita.

- Lo siento. Toqué pero no abrías y pensé que no...

- Adelante... - dijo interrumpiendo y levantándose rápidamente de su silla - Lo siento, solo estaba algo concentrada - dijo, cerrando la tapa de su portátil y ofreciéndole inmediatamente asiento a su invitada - Recibiste mi mensaje?

- Si, y quise venir a darte una respuesta personalmente - dijo la castaña que ahora se encontraba sumergida entre sus nervios, como si de una chiquilla se tratara.

- Y...?? - dijo tranquilamente Yulia tomando asiento nuevamente - Aceptas o no, salir almorzar conmigo Natasha?

- Si... Acepto.

Vuestros comentarios siempre seréis bienvenidos... Buenos, malos!

Disfrutad!!!
Au- revoir!!
P$ichoBitcH2

Avatar de Usuario
YELENA33
Mensajes: 164
Registrado: Jue 15 Ago 2013 20:28
Sexo: Femenino

Re: AMIGAS CON DERECHO // POR PSICHOBITCH2

Mensaje por YELENA33 » Dom 12 Ene 2014 12:07

Solo dire que espero el proximo y los siguientes.... y gracias por compartir tu talento con todas las que aqui polulamos en busca de encontrar historias para disfrutar..... para sentir.... girl_wink girl_wink
Es exelente y continualo !!!!!!!!!!!!!!! girl_in_love girl_in_love



# Justo cuando creí que tenía las respuestas a la vida, me cambiaron las preguntas…. Dicen que llega el momento justo en que la vida es como un gran diario que espera pacientemente a ser llenado… Lo inesperado sucede… El tiempo corre… y la Felicidad te invade… Así de Simple. # give_rose give_rose give_heart2 give_heart2
En la vida cuenta cada momento......cada gesto...... cada palabra...... siempre tuya ;)

Avatar de Usuario
adrianita
Mensajes: 463
Registrado: Dom 03 Nov 2013 11:48
Sexo: Femenino
Ubicación: Mexico

Re: AMIGAS CON DERECHO // POR PSICHOBITCH2

Mensaje por adrianita » Dom 12 Ene 2014 12:48

ME GUSTA MUCHO .good.
CONTINUA..
Eres la única. TE AMO princesa hermosa.

Avatar de Usuario
DerujKum
Mensajes: 1336
Registrado: Mié 03 Nov 2010 09:52
Sexo: Femenino

Re: AMIGAS CON DERECHO // POR PSICHOBITCH2

Mensaje por DerujKum » Dom 12 Ene 2014 14:48

Ya te extrañaba, con eso de que me tienes abandonada. Continúa :)
*-*-*DerujKum*-*-*

Avatar de Usuario
ChantalKatina
Mensajes: 72
Registrado: Sab 11 Ene 2014 14:22
Sexo: Femenino

Re: AMIGAS CON DERECHO // POR PSICHOBITCH2

Mensaje por ChantalKatina » Dom 12 Ene 2014 17:09

Me Gusta Mucho, buen comienzo, me atrapa, continualo Prontito, .good.

Avatar de Usuario
xlaudik
Mensajes: 1266
Registrado: Mar 23 Oct 2007 23:11
Sexo: Femenino

Re: AMIGAS CON DERECHO // POR PSICHOBITCH2

Mensaje por xlaudik » Dom 12 Ene 2014 17:14

Es una historia gnial, no tardes xD
:-P .good.

Avatar de Usuario
AmorPorKat
Mensajes: 181
Registrado: Lun 14 Oct 2013 13:31
Sexo: Femenino

Re: AMIGAS CON DERECHO // POR PSICHOBITCH2

Mensaje por AmorPorKat » Lun 13 Ene 2014 10:18

Interesante.. conti porfis! icon_e_biggrin

Avatar de Usuario
psichobitch2
Mensajes: 555
Registrado: Lun 10 Dic 2012 20:19
Sexo: Femenino
Ubicación: Madrid-España

Re: AMIGAS CON DERECHO // POR PSICHOBITCH2

Mensaje por psichobitch2 » Lun 13 Ene 2014 11:52

CAPITULO 2. LA VIDA SIGUE... AUNQUE NO QUIERAS

Un minuto, tal vez dos... Segundos, quizás...

Yulia había conseguido lo que tanto quería, ser el nuevo centro de atracción para alguien más. Estaban las dos en silencio. El sonido del móvil de la morena, las logró al fin, sacar del letargo donde ambas chicas, habíais quedado hace poco.

- Lo siento, pero debe ser mi padre. He quedado con ellos en ir a almorzar. No pensé, que recibirías mi correo de manera inmediata, aunque pensándolo bien, no sabía que te traía tan loca - dijo la morena nuevamente con esa sonrisa que hacía viajar a la castaña, a quien sabe donde cada vez que la dedicaba.

- Yo... No sabía. Disculpame. Soy una tonta... - Indicó haciendo amagos de levantarse de su asiento. Yulia, se inclinó sobre su escritorio y la tomó del brazo, delicadamente.

- Hey! No te vayas. Perdona mis palabras y mi egocentrismo extremo. A veces pienso que soy la única cosa importante en el mundo. No quiero decir con esto que no lo sea pero... - Natasha dibujó en sus labios una tímida sonrisa por el comentario. Yulia, llegó a su lado - Quiero salir contigo a almorzar. No será el día de hoy, pero podemos quedar mañana, te parece?

- Me parece bien. Pero, que tal si te invito yo? Conozco un sitio donde...

- Venga, me has dado en mi orgullo - dijo con fingida molestia e interrumpiéndola abruptamente - Te estoy invitando yo, por ende soy la que cubrirá todos los gastos. No me gusta que escatimen en mí. No me conoces.

- Sí, se que eres la hija de mí jefa. La dueña de estas empresas, pero no quiero que pienses que estoy abusando de ti...

- Shhh!!! - susurró mientras se acercaba un poco más a la castaña. Podía notar el nerviosismo de la encantadora chica - Al momento en que te vi entrar por esa puerta, has nublado todos mis pensamientos. Puedo, decirte algo?

- Si - contestó perdida en los azules ojos de la pelinegra.

- Por qué nunca me dijiste, que te llamaba la atención? Acaso mi madre te ha amenazado con el látigo de cuero lustroso con el que arréa al ganado, que tiene en su oficina? - preguntó alzando una ceja.

- NO! Yulia, que cosas dices? - rió tímidamente - Soy incapaz de faltarle el respeto a tu madre y es lógico que no te había dicho nada, porque si apenas tú... me determinabas.

- YO? - preguntó inocentemente y retrocediendo un paso - Si cada vez que puedo, estoy pendiente de lo que haces, solo que "tu jefa" es un poquito amargada y una de las cláusulas que rigen mi contrato en esta empresa es que "Tengo prohibido acercarme a cualquier ser humano que lleve ropa interior femenina y faldas" - aquello le causó bastante gracia a Natasha, arrancándole una carcajada para luego ponerse un poco seria.

- Quiere decir entonces, que te gusta demasiado la lencería femenina?

- Bueno! - había sido demasiado sincera. Rascó su cabeza y continuó - Para nadie es un secreto que tengo un exquisito gusto por las mujeres, pero eso no quiere decir, que viva persiguiéndolas o acosándolas a cada rato. Además, llevo un buen tiempo soltera - al decir estas palabras, sus facciones se endurecieron un poco. Su móvil volvió a anunciar un mensaje.

- Pasa algo? - Preguntó Natasha al ver el cambio.

- No. No pasa nada. Debe ser mi padre con un pequeño ataque de hambruna y si no estoy lista, creo que la teoría de que yo sea el plato principal, se llevará a cabo - La castaña rió.

- Venga, no pasa nada. Espero que tengas buen provecho y que todo salga bien con vuestros padres, si?

- Gracias... Natasha? - llamó a la chica que ya se dirigía a la puerta.

- Si?... - dijo deteniendo su paso a mitad del camino.

- Creo que no me has dado el número de tú móvil - dijo sacudiendo el suyo al ras de su cabeza mientras se acercaba a la chica.

- Claro. Lo siento. Anota... 042....

La mano de Yulia rozando su mejilla izquierda, hizo que detuviera sus palabras.
Automáticamente cerró los ojos y sintió los cálidos labios de la morena, juntarse con los suyos. Un cosquilleo se apoderó de toda su espina dorsal, enviándole un corientazo por todo su cuerpo que culminó una vez que dejó de sentir la tibieza de aquel inesperado beso.

- Solo quería besarte. Tú número, ya lo tengo - dijo mostrándole la pantalla del móvil donde podía verse claramente el nombre de la chica con su número perfectamente guardado en la agenda telefónica.



Eran más de las 14:00 pm de la tarde, y el tráfico en la ciudad moscovita no apestaba como en algunas ocasiones. Más bien, le parecía que todo estaba más tranquilo de lo normal. Tal vez, habían venido los extraterrestres y habían evacuado la ciudad para evitar una catástrofe, pero no era tiempo para poner a fantasear su mente y mucho menos cuando tenía a sus padres, esperando por ella desde hacía media hora. Su mente se iba debatiendo entre si eran mejor las patatas a la francesa o la salsa de champiñones con la que su cuerpo se acompañaría mejor al servirse como entrada principal.

- Buenas tardes. Disculpenme, pero he tenido cosas que hacer en la oficina - dijo apenas llegó junto a Oleg y Larissa que ya estabais en la mesa.

- Estoy muriendo de hambre hija, pudiste haber avisado que llegarías un poco tarde o que tenías cosas que hacer - señaló Oleg dándole indicaciones al mesero para que trajera la carta.

- Lo siento papá. He tenido que responder unos correos y chequear algunas cuentas. Pero acá estoy. Como te apetezco madre, con salsa de champinones o con...

- Cierra la boca Yulia - respondió Larissa ante el sarcasmo empleado por su hija - No hagas que el almuerzo me caiga mal. Puedes dejar tus comentarios para después y dedicarnos a comer como una familia decente que somos.

- Disculpame madre, solo quería hacerte más placentero el menú - comentó poniendo los ojos en blanco. Su móvil había recibido otro mensaje - Permiso - Solicitó.

Era muy frecuente para la morena, recibir correos y notificaciones en su teléfono, cuando del foro se trataba. Era algo muy personal para ella y le gustaba estar en contacto con sus lectoras. Se sentía feliz y complacida al recibir un mensaje. Significaba mucho para ella. Sabía que cada nota, cada historia, llegaba muy adentro a cada personita que le dedicaba cinco minutos en leer un capítulo de lo que escribía. Sintió, sin poder evitarlo, una profunda alegría al abrir la notificación. Oleg se percató de ello.

" Larusa31" - dijo mentalmente al leer el seudónimo del destinatario.

- Por qué esa cara de felicidad beba? - preguntó su padre mientras volvía a hacer lectura en el menú.

- Sólo es un mensaje del foro donde estoy inscrita.

- Muchas felicitaciones? - preguntó nuevamente Oleg. Larissa simplemente miraba con extrañeza la conversación.

- Pues, más o menos papá, sólo que hay algunas personas que no manifiestan sus opiniones, pero sé que con sus pensamientos me transmiten mucho.

- Se puede saber de que estáis hablando? - Preguntó Larissa colocando el menú delicadamente sobre la mesa y bebiendo un trago de su copa con agua gasificada.

- A ver, como te explico madre... - el móvil de Yulia interrumpió la conversación. Esta vez era una llamada entrante - Dime deschavetada.... NO!!, tú eres más.... No puedo en este momento, estoy almorzando con mis padres y se me hace difícil. Qué pasó con tu novio?.... Venga, que a veces le das muy mal trato al pobre Pasha, no sé como demonios te soporta... Está bien, te llamo esta noche Ekaterina y una vez más, deja el drama mujer que estás tensa y me obligarás a usar mis tijeras - Larissa abrió ampliamente los ojos. Oleg escondió su cara detrás de la servilleta de tela - Hablamos.

- Que manera de tratarse la de vosostras dos - dijo mirando a Yulia y luego a su marido con cara de extraterrestre recién llegado a la tierra.

- Tranquila madre, Hitler está muerto y la revolución francesa terminó, así que no te espantes.

- Larissa, dejadlas. Sois jóvenes y no sé que tiene de malo que se traten así. Conocemos a Ekaterina desde hace mucho tiempo. Es la hija de Ivan y la mejor amiga de Yulia, así que, venga; pidamos la comida que tengo hambre mujeres.

Hablando de negocios, de temas personales y familiares, la familia Volkova estaba sentada en aquella mesa exclusiva de algún famoso restaurant donde ya conocidamente eran muy bien atendidos. Para Larissa no era nada fácil acarrear con el comportamiento rebelde de su hija, sabía que a veces lo hacía solo para incomodarla o simplemente llevarle la contraria, pero en le fondo, Yulia es una persona bastante ejemplar. Su esposo y ella, os habíais encargado de daros la mejor educación posible.

Con apenas cinco años de edad, comenzó a tocar el piano y a sus veinte años, tocaba como profesional. Aunque no mucho le gustaba deleitrlos con su música, sabía que su hija tenía otras pasiones ocultas, siempre y cuando, fuesen para su propio bien, no se metería en ello.


Cuando el cielo, albergaba las estrellas en lo más alto. El frío comenzaba a sentirse sobre la ciudad. Yulia llegaba a su apartamento ubicado en las afueras de la zona residencial, a una bastante privada y reservada.
Apagó el motor de su Audi-R8 y se dirigió al calor de su casa.

Como todas las noches, escribía parte de lo que su mente imaginaba. Muchas veces esto sucedía, estando dentro del elevador. Al parecer, era su fuente de inspiración y allí, le daba rienda suelta a sus ágiles dedos donde su portátil era su más fiel confidente.

Después de unas largas horas de relajación en la ducha, se acostó en su cama dispuesta a revisar sus correos. Tenía uno en particular al cual responder. Miró de reojo su vídeo consola, pero era algo tarde como para dedicarle algunas horas. Ya tendría tiempo para eso. Busco su Ipad, que descansaba siempre en su buró personal y actualizó la última notificación. La abrió.

" LaRusa31: Hola, creeme que me ha encantado el capítulo de hoy, ha estado genial. Por esta vez, has salvado tu pellejo como dices, pero espero que continúes lo más pronto posible ya que me gusta mucho tu historia, más bien dicho; todas tus historias y ya quiero leer la continuación. Saludos"

Rió por lo más bajo. Había leído muchos comentarios de esta fanática, más nunca, le había respondido a ninguno de sus halagos. Rápidamente, entró al mensaje privado y comenzó a teclear algunas palabras.

" Hola "LaRusa31". Venga tía, no seas mala, pero me alegra que te esté gustando mi historia y que esta vez, mi pellejo se haya salvado de un mal comentario. Lo que escribo lo hago por todos vosotros. Gracias por comentar".

Dio click en el botón de enviar y volvió a colocar su Ipad donde estaba. Siempre y cuando podía responder privados, lo hacía con mucho gusto. Pero algo le decía, que este tendría consecuencias.

Sin darle mucha importancia, siguió en sus asuntos personales. Tenía una conversación pendiente y un almuerzo por venir. Su móvil, que desde siempre descansaba a su lado, estaba libre. Se acordó que tenía que llamar a su mejor amiga Ekaterina, pero la rubia, en estos momentos pasó a segundo plano, así que buscó en su agenda telefónica por la letra "N" e inmediatamente comenzó a textear.

" Hola buenas noches. Espero no ser una molestia a estas horas, solo quería saber si estás bien. Yulia"

Envió el mensaje y decidió encender el televisor un rato. No era muy fanática de ver la pantalla chica, pero a veces se entretenía.

Cada vez que lo hacía, solo echaba un vistazo, bajaba un poco el volumen y tomaba un buen libro y comenzaba a leer. Le encantaba hacerlo. Le ayudaba a abrir más su imaginación y obtener un mejor campo para visualizar sus fantasías, algo extrañas.

A la mitad de la lectura, su móvil envió una señal de aviso que su mensaje había sido respondido.

" Hola Yulia. Estoy en casa, distrayéndome un rato con la tele. Tú, estás bien? Me has dejado un poco preocupada"

" Preocupada?" - Texteó de regreso frunciendo un poco el ceño.

" Si. Te has puesto muy triste cuando me dijiste que por los momentos estabas soltera. Pensé que había dicho algo indebido, y pido disculpas si así fue"

" Natasha, no hiciste nada malo. Lamento haberte hecho sentir un poco mal, porque no era la intención, pero sabes algo? La vida debe continuar así no quiera, porque por algo suceden las cosas. Tal vez, más adelante pueda contarte pasajes de mi vida, pero si de algo estoy segura es que me has hecho darme cuenta, de que la vida es una sola y tienes que vivirla como te toque. La vida, sigue...





Gracias a todas las que habéis comentado, en verdad un saludo y un fuerte abrazo.
Derekjum, siento haberte lanzado al abandono, pero acá estoy de vuelta...

Un beso!!! Disfrutad...
Au-revoir!!
P$ichoBitcH2

Avatar de Usuario
xlaudik
Mensajes: 1266
Registrado: Mar 23 Oct 2007 23:11
Sexo: Femenino

Re: AMIGAS CON DERECHO // POR PSICHOBITCH2

Mensaje por xlaudik » Lun 13 Ene 2014 14:26

Contiiiii!!!!!! give_heart2
:-P .good.

Avatar de Usuario
ChantalKatina
Mensajes: 72
Registrado: Sab 11 Ene 2014 14:22
Sexo: Femenino

Re: AMIGAS CON DERECHO // POR PSICHOBITCH2

Mensaje por ChantalKatina » Lun 13 Ene 2014 20:21

Me sigue atrapando - Yulia icon_e_biggrin - Que sera Lena? me intriga. Continualo prontito. .good.

Avatar de Usuario
DerujKum
Mensajes: 1336
Registrado: Mié 03 Nov 2010 09:52
Sexo: Femenino

Re: AMIGAS CON DERECHO // POR PSICHOBITCH2

Mensaje por DerujKum » Lun 13 Ene 2014 21:55

Me alegra saberlo (aunque hayas escrito mi nickname mal xD). Se te quiere y pues, nada, continúa :D
*-*-*DerujKum*-*-*

Avatar de Usuario
LICAN
Mensajes: 193
Registrado: Sab 17 Ago 2013 11:19
Sexo: Femenino
Ubicación: ALGUN LUGAR DE EUROPA Y SUDAMERICA

Re: AMIGAS CON DERECHO // POR PSICHOBITCH2

Mensaje por LICAN » Mar 14 Ene 2014 11:10

GRATA SORPRESA ESTE FIC. ES GRACIOSO Y FRESCO. .rofl.

PD: ME ATRAPA LO QUE VENDRA, PORQUE HABRÁ DRAMA! (RECUERDO EL INTERNADO)
PD2: DONDE ESTA LENA? JAJAJAJAJAJAJAJA .shok.
PD3: SIGUELOOOOOOOOOOOOOO
LA VIDA ES UNA..QUE DIABLOS!!!!!

Avatar de Usuario
adrianita
Mensajes: 463
Registrado: Dom 03 Nov 2013 11:48
Sexo: Femenino
Ubicación: Mexico

Re: AMIGAS CON DERECHO // POR PSICHOBITCH2

Mensaje por adrianita » Mar 14 Ene 2014 15:09

Me esta atrapando tu fic!!!
CONTINUA PLIS
Eres la única. TE AMO princesa hermosa.

Avatar de Usuario
YELENA33
Mensajes: 164
Registrado: Jue 15 Ago 2013 20:28
Sexo: Femenino

Re: AMIGAS CON DERECHO // POR PSICHOBITCH2

Mensaje por YELENA33 » Mar 14 Ene 2014 21:47

Muy buen capitulo..... Yulia, digamos, es TERRIBLE!!!! jajajajajajajaaja lol2 la verdad esta todo plegado de sentimientos, pero tambien de risas y gratos momentos.
Sigue adelate, lo haces de maravillas..... espero muy ansiosa la proxima entrega. girl_wink girl_wink girl_wink
Continualo!!! girl_in_love girl_in_love girl_in_love


# Nuestros caminos se entrelazaron, lo tengo que admitir, que en este y en todos los momentos del día, siempre estoy pensando en vos…. Sintiéndote…. Adorándote. Eres hermosa, de cuerpo y alma, eso no solo te vuelve inigualable… te vuelve única.# give_rose give_rose give_heart2 give_heart2
En la vida cuenta cada momento......cada gesto...... cada palabra...... siempre tuya ;)

Avatar de Usuario
AmorPorKat
Mensajes: 181
Registrado: Lun 14 Oct 2013 13:31
Sexo: Femenino

Re: AMIGAS CON DERECHO // POR PSICHOBITCH2

Mensaje por AmorPorKat » Mié 15 Ene 2014 11:32

Mas y mas interesante! Porfis conti ! icon_e_biggrin icon_e_biggrin

Avatar de Usuario
hjas87
Mensajes: 82
Registrado: Mar 17 Jul 2012 21:07
Sexo: Femenino

Re: AMIGAS CON DERECHO // POR PSICHOBITCH2

Mensaje por hjas87 » Mié 15 Ene 2014 12:59

Continua por favor..
Esta muuuy interesante tu historia.
Como todas las que escribís.

Avatar de Usuario
psichobitch2
Mensajes: 555
Registrado: Lun 10 Dic 2012 20:19
Sexo: Femenino
Ubicación: Madrid-España

Re: AMIGAS CON DERECHO // POR PSICHOBITCH2

Mensaje por psichobitch2 » Mié 15 Ene 2014 21:41

CAPITULO 3. VIVA DE NUEVO

El campo, el olor de la naturaleza, el cantar de los pájaros, recordar sus vivencias. Todo aquello podía hacerlo cuando se sentía totalmente libre, cuando era ella.

Lena Katina; mujer, abogada y piloto profesional de 31 años de edad. Tenía todo lo que la vida le pudo dar. Cosechó y recogió todo lo que se había propuesto hasta ahora. No tenía que rendirle cuentas a nadie, hacía y manejaba su propio dinero y era mucho, a decir verdad; pero para ella era solo eso, un simple papel con que comprar lo que a muchos les hacía feliz.

Un Husky Siberiano llamado Luke, su gran helicóptero Vader - como le había nombrado - su motocicleta, una TRIUMPH DAYTONA 675R del año, llamada Amidala, eran sus más preciadas pertenencias. Sus grandes tesoros.

Qué si era amante de la saga STAR-WARS? Si lo era. Todas y cada una de sus pertenencias, llevabais los nombres de cada uno de sus personajes favoritos y es que estaba matada por esa serie, no había nada mas importante para ella que su fanatismo. Eso, la hacía sentir segura.

Ese día, había regresado de su despacho un poco más temprano que de costumbre. Delegó algunas responsabilidades a su fiel asistente Alesya y salió dispuesta a hacer su rutina diaria de ejercicios. Ya se había - desde muy joven - acostumbrado a caminar ó a correr junto a su fiel amigo Luke. Era una actividad que la ayudaba a pensar, a respirar, a salirse por un instante de ese mundo tan "perfecto" donde vivía.

Su camioneta tomó un rumbo distinto esta vez después de haber recogido a su canino amigo en su mansión, donde solamente se encontraban las mujeres de servicio haciendo sus quehaceres, para desviarse unos cuantos kilómetros e ir a su lugar favorito. Allí se encontraba chequeando a Amidala. Tenía tiempo que no la usaba y se sentía algo triste el recordar el porqué. Pasó un instante al espacioso hangar donde descansaba Vader bajo una gran cubierta. Esta vez, le habían hecho mantenimiento y tenía varios días que no subía a pilotearlo.

- Te apetece dar una vuelta conmigo Luke? - Le preguntó jocosamente a su perro que con un fuerte ladrido, le hizo entender que no sería capaz de subirse a esa cosa en toda su vida perruna que le quedaba por vivir.

Acarició el lomo del perro y sonrió a medias para proceder a quitarle la cubierta al helicóptero. Sabía que no podía conducirlo. Aún sentía muy recientes, las secuelas que Amidala había dejado en su pierna izquierda y no quería cometer una locura peor esta vez. Subió a él y acarició los controles de mando añorando por un instante, todas las aventuras que había vivido. Bajó, y volvió a tierra una vez que se sintió volar sin haber encendido los motores de la gran nave.

Caminó lo más que pudo por el verde y soleado campo, siempre con Luke detrás de ella. Chequeó su aparato móvil y se percató que tenía un correo. Se sentó sobre una piedra y Luke hizo lo mismo bajo sus pies. Trató de abrir la información, pero su señal era bastante interrumpida y no le permitió leer el contenido. Ya tendría tiempo para hacerlo cuando regresara a casa.

Allí permaneció unas horas más, contemplando el atardecer y los relajantes colores que le ofrecía la naturaleza. Amaba el naranja y el rosa que se dibujaban sobre las lejanas montañas de aquel espectacular paisaje. La hacían sentir que no pertenecía a este mundo cuando el campo la arropaba, aunque fuera consciente que era un espacio que se dedicaba cuando podía. Se levantó al chequear su reloj de pulsera y vio a lo lejos el río que formaba parte de aquel pintoresco paisaje.

- Vamos Luke, tenemos que regresar. Ya es tarde.

Y subiendo a su camioneta, esa tarde regresó de nuevo a la ciudad de Kazan, a su mansión, a su mundo de cristal, donde poco a poco se estaba resquebrajando, pero que con su ímpetu y sosiego, hacía todo lo posible para que no terminara de estallarle encima e incrustársele en el alma.

- Buenas noches señora - dijo Vayenta apenas vio que entraba por la puerta principal. Luke, salió corriendo escaleras arriba. Miró como su amigo se perdía más allá del pasillo y volvió la vista a la chica de servicio.

- Buenas noches Vayenta, como ha estado todo por acá?

- Muy bien señora Katina, como siempre. Va a cenar o esperará a la señora Svetlana para hacerlo?

- No ha llegado todavía mi esposa? - Preguntó caminando hacia su estudio.

- Aún no señora. Solamente llamó y dio indicaciones para la cena e informar que llegaría sobre las 20 horas. Quiere que le traiga un vaso de zumo de naranja? - Dijo la chica de pie en la puerta de la habitación.

- Solo traigame agua, si eres tan amable y avisame apenas mi esposa llegue. Voy a revisar unos documentos para aprovechar el tiempo.

Vayenta asintió amablemente a la orden, dejando a solas a Lena quien ya se había acomodado frente a su portátil que descansaba sobre su escritorio.

Su estudio era bastante amplio e imponente. Sobre su biblioteca personal, descansaban todo tipo de libros de derecho traducidos al idioma ruso, algunos en italiano y otros en francés. Lenguas que manejaba a la perfección gracias a su coeficiente intelectual, el más avanzado en los últimos tiempos.

No se sentía un genio porque consideraba que no lo era. Tenía todos los errores del mundo y tampoco era perfecta. Era un ser humano como todos, con un trabajo como todos, con una vida como todos. Por qué hacer una excepción con ella, teniendo un cerebro más que genial? Era parte de la herencia que su madre, Inessa Katina; le había dejado al nacer. Mucha inteligencia y mucha prepotencia para exportar nivel mundial. Pero de su madre no hablaría ahora, era un tema bastante sentimental y personal que no le gustaba tocar.

Al encender su laptop, encontró de nuevo el mismo aviso que le indicaba que tenía una gran cantidad de correos por revisar. Tomó un sorbo de su vaso con agua que Vayenta le había traído y comenzó a chequear su buzón.

Negó con la cabeza y torció una sonrisa al visualizar que casi todos los mails eran de su mejor amiga y socia Nastya. Vaya que si le gustaba llenarla de trabajo y fastidiarle la vida. Aunque la quería mucho desde que eran dos adolescentes, sabía que Nastya estaba un poco loca con el trabajo, pero así la quería.

Suspiro y siguió haciendo click sobre su buzón hasta dar con un correo en particular. Se extrañó de sobre manera porque nunca había recibido uno de esa dirección. Se quedó pensando un rato mientras leía nuevamente el nombre del extraño remitente y dio un click allí. Al abrirse la página, leyó el mensaje que en él había escrito desde la noche anterior:

" Hola LaRusa31. Venga tía, no seas mala, pero me alegra que te esté gustando mi historia y que esta vez mi pellejo se haya salvado de un mal comentario. Lo que escribo, lo hago por todas vosotras. Gracias por comentar".

Leyó una y otra vez el comentario y rió para si misma. Era primera vez que alguien le enviaba una respuesta por un comentario que había hecho sobre una historia que le llamó la atención en un foro de adolescentes, donde seguro todas erais unas niñas con una súper imaginación; pero en particular, una le había llamado la atención y esa se hacía llamar Psichoheart.

" Tal vez sea como su seudónimo lo indicaba, una loca" Pensó en una oportunidad cuando se detuvo a leer lo que esta chica había escrito.
Aunque era primera vez que entraba a una página como ésta, eso no quería decir que perteneciera a ese mundo de fantasías donde un montón de personas, vivían adulando a un grupo de artistas que ni siquiera a veces, sabía que existían.

No le prestó atención y siguió revisando uno a uno los correos que Nastya le había hecho llegar a su bandeja. Siempre lo mismo, análisis de expedientes; casos incompletos por corregir y retomar. Tenía la cabeza hecha un "kilombo" como se refería ella a sus desastres. Se levantó de la silla y caminó hacia la ventana que le mostraba gran parte del jardín y de su árbol de roble preferido. Miró su reloj y faltaban sólo treinta minutos para las 20 horas, dentro de poco tiempo, tenía que volver de nuevo a su escalofriante realidad.

Después de pensar un rato allí, junto a la ventana, giró su cabeza y vio su portátil, incitándola a que se sentara de nuevo, tenía que responder a ese peculiar mensaje ó la curiosidad acabaría por matarla. Tal vez ya estaba loca al atreverse a comportarse como una adolescente de nuevo.

" Hola Psichoheart. No considero que yo sea mala. Al fin y al cabo, has dejado la historia en la mejor parte, creo que eres tú la quien tiene culpa por arriesgar su pellejo así como así. Saludos"

Dio al botón de enviar y supo que se sentía algo tonta. No sabía porqué, pero así se sintió desde ese momento. Se alejó un poco de la pantalla y rió negando con la cabeza.

- Katina, crees que tienes aún 20 años? - Sé dijo con la mirada fija en la pantalla. Estaba ansiosa y se comenzó a sentir nerviosa. Daba la impresión que volvía a ser aquella chiquilla que le gustaba entrar a las páginas de chat comunes e indagar un poco sobre la vida de los demás - No Lena, no responderá ahorita.

Y con esas palabras buscó un archivo personal donde guardaba estados financieros y varios expedientes y comenzó a chequearlos minuciosamente, como todo lo que hacía en su vida. Era una mujer totalmente responsable y ordenada, como se ha caracterizado desde sus 14 años de edad cuando su vida dio un giro de 360 grados.

Concentrada en sus oficios, el sonido de un golpe llamando a su puerta la sacó de sus cavilaciones.

- Señora Katina, su esposa le espera en el comedor para servir la cena - dijo Vayenta al entrar al estudio.

- Pues, digale que ya voy - Dijo amablemente mientras veía que la chica salía de la habitación y ella, un minuto después, siguió el mismo camino.

Al cerrar la puerta, casi todo quedó a oscuras salvo que la portátil aún seguía encendida dejando en espera un nuevo correo que acaba de llegar donde perfectamente se leía, abajo en una pestaña: just.lesbiforo@sumail.com.ru



La cena estaba servida perfectamente sobre la alargada mesa donde solo dos ocupantes como cada noche, se sentaban en ella para degustarla. Lena, se hizo presente en el salón comedor viendo que su esposa Svetlana, ocupaba ya el mismo lugar que hace tres años, solía disponer en la mesa.

- Buenas noches Svetlana, cómo estás? - saludó dispuesta a besarla en los labios. La rubia mujer de rasgos tanto hermosos como bastante engreídos, solo giró su cara a un lado, sintiendo que el beso tomaba dirección hacia su mejilla.

- Buenas noches Lena, dónde estabas? - Preguntó mientras Vayenta y otra chica de servicio servían la cena. Lena se quedó en silencio, esperando a que sirvieran su plato.

- He estado en el estudio... un rato - dijo después de ver salir a la servidumbre del salón comedor.

- Me refiero a donde estabas hoy en la tarde. Llamé a tu oficina y la tonta de tu secretaria me ha dicho que no estabas. Luego pedí que me comunicara con Nastya y "ésta" tampoco supo que decirme porque estaba muy ocupada. Tan igualada que es, no sé como puede ser amiga tuya - Miraba fijamente a Lena ofuscada totalmente.

- Estuve un rato fuera. Salí a caminar como lo hago todas las tardes, no sé porqué te extraña y porque te refieres así de Nastya. Sabes que es mi amiga de toda la vida y aparte de eso, mi socia en el bufete.

- Mantengo mis palabras acerca de ella. En fin, necesitaba saber donde estabas porque quería hablar ciertas cosas contigo, acerca de mis hermanos - Comenzó a probar la comida una vez que terminó sus palabras. Lena, detuvo su masticar y cerró lentamente sus ojos, botando un silencioso suspiro por su boca.

- Y que sucede ahora con tus hermanos? - Preguntó sin alzar la vista del plato, mientras comía su ensalada. Sabía que su esposa no le daba la cara cada vez que de su familia hablaba.

- Se habéis metido en aprietos nuevamente y mi madre quería pedirte que los ayudes a solventaros. Lo de siempre.

- Cuándo te refieres a lo de siempre, es que se habéis quedado nuevamente sin dinero, cierto? A ver Svetlana... - Continuó calmadamente y dejando los cubiertos sobre el plato, dando por terminada su cena - ... No puedo tener contemplaciones con tus hermanos cada vez que tengáis problemas. Soy abogada, no tengo un cartel en mi despacho que diga: Fundación de caridad para los hermanos Kolsov. Así que diles de una vez que...

- Qué les diga de una vez qué? - Interrumpió muy molesta Svetlana - Acaso se te olvida quienes son mi familia, ah? Para eso te pagan - Lena se levantó de la mesa tratando de no sobresaltarse demasiado cada que tenía que escuchar aquel discursito sobre la gran familia "real" de su esposa.

- No voy a discutir contigo por lo mismo, así que les dices, porque no voy a llamar nuevamente a tu madre ni hablar con tus hermanitos, que vayan mañana a mi oficina temprano y que si no he llegado, me esperen. Te parece?

- No eres más que una... - Se levantó de la mesa haciendo gran estruendo y pasando por un lado de Lena, decidida abandonar el comedor para dirigirse a su habitación.

La pelirroja volvió a tomar asiento en la mesa en una de las sillas que no han sido ocupadas nunca y llevó sus manos sobre sus sienes. La cabeza comenzaba a dolerle considerando que tampoco había acabado con su comida. Se quedó un rato allí, pensando sobre el asunto. Estaba ostinada de ver que solo era un títere para su esposa, de saber que su familia política la usaba para tapar cantidades de inmundicias. Algún día se levantaría con todas las ganas de mandar todo por un caño, tomar a Vader y largarse lejos. Pero no todo era tan fácil, nada para ella era tan fácil.

Debía ir a terminar sus asuntos laborales que había dejado al pendiente en su estudio, pero el grito de su esposa hicieron que subiera velozmente a la recámara. La escena de Luke bebiendo el agua del jacuzzi, le hicieron retener una carcajada que ya se encontraba en la puerta de sus labios.

- Cuantas veces te he dicho que saques a ese maldito animal de la casa? - Gritó histéricamente Svetlana enrollada en una toalla. Lena entró al baño.

- Vamos Luke, que acá nunca nos habéis querido - Tomando a perro del collar lo llevó consigo escaleras abajo.

Al llegar al estudio nuevamente, se sentó en su silla con la cabeza de Luke sobre sus piernas. Acarició un rato al noble animal mientras volvía a lo suyo. Al abrir la portátil, pudo notar que había recibido un nuevo correo. Sus ojos se abrieron como platos al leer la dirección del remitente. Uno que ya había dejado de ser desconocido para ella.
Entró y al abrirlo, no pudo evitar soltar una risita nerviosa desde sus adentros.

" Tienes razón guapa. Soy yo la que me he buscado mi propia muerte, pero no quiere decir que no siga arriesgando mi pellejo porque suelo ser un poco mala y dejaros con la intriga. Espero que estés bien"

- Estar bien? Estar bien? Ja... Debe ser una locura Katina. Te ha respondido. Pero venga, no vas a caer en el jueguito de contestar mensajitos de niñitas o si? - Dijo leyendo el mensaje de nuevo - A ver...

" Pues, si sigues así de mala, creo que podríais rastrear tu dirección e ir asesinarte por dejaros con la intriga. Empezando por mi" - Enviar.

- Lena, Lena... Eres una tonta - Decía con una hermosa sonrisa latiéndole en los labios.

Definitivamente se sentía viva y no sabía aún el porqué. No sabía siquiera, quien estaba detrás de aquel correo. Posiblemente hasta era un hombre o alguna chica rara. No olvidaba aún el seudónimo particular de la persona que había respondido el mensaje. Una serie de preguntas le rondaban la cabeza.

" Ah si? O sea que podrías ahorita mismo comenzar una búsqueda implacable y asesinarme en mi casa porqué te he dejado con la intriga? Ummm!!! Déjame decirte, que sé manejar muy bien las tijeras y que me defiendo muy bien. Sé artes marciales y tengo contactos extraterrestres que podríais acabar con vuestra humanidad"

Al leer la jocosa respuesta no pudo evitar soltar una estruendosa carcajada que no le importó que hiciera eco en todo su estudio. De verdad que aquella chica, persona o ser extraterrestre que estaba detrás de esos correos, era bastante espontánea e irreal.

" No pude evitar haberme reído, como acabo de hacerlo y en cuanto a tus contactos extraterrestres... sabes algo? Creo que estás un poquito chifladita, pero me ha gustado tú respuesta de otro mundo" - Enviar.

Pasaron unos minutos más, diez o quince y no recibía ninguna respuesta. Pensó que tal vez la chica se había molestado o que simplemente había ido a dormir, considerando la hora que marcaba su reloj, las 22:17 pm. Así que decidió prestarle mas atención a lo que en realidad le importaba.

Volvió a sus documentos laborales mientras le llegaba algo de sueño. No acostumbraba a dormir tan temprano, ya que su estupendo cerebro solo le hacía dormir pocas horas, como máximo unas cuatro.

La noche estaba bien entrada y el frío comenzaba a calar dentro del estudio. Su perro, dormía en un rincón, que supuso era bastante cálido para él, ya que solo se movía para respirar. Sé asomó al ventanal, y el roble ya no era iluminado por el farol que ella misma había conectado cuando allí se dirigía a pensar o a leer. Se estiró un poco. Ya el sueño estaba viniendo a por ella. Nuevamente revisó los informes que estaba chequeando, cuando entró de nuevo otro correo, haciéndole latir a prisa su corazón.

" Espero que pases buenas noches y gracias nuevamente por tus comentarios. Hablaremos en otra ocasión y cuando quieras. Psichoheart".

Leyó la despedida y colocó sus manos junto a su boca. Sus verdi-grises ojos se paseaban una y otra vez sobre el correo. Cerró el sistema operativo y apagó la portátil. Volvió de nuevo a pararse en la ventana y negó con la cabeza con la misma sonrisa tonta tatuada en su rostro.

- Amigos extraterrestres - Rió por lo más bajo y dio la vuelta para abandonar su estudio.

Esa noche durmió pensando en alguien que usaba muy bien sus tijeras y que tenía amigos en otra galaxia. No podía evitar sentirse llena de vida, que vivía nuevamente. Que volvía a tener veinte años.




Holas! Querid@s, pasé por acá para dejaros otro estupendo capítulo de mi historia.

Cuidence, un beso y... Derujkum jajaja perdona por haber escrito mal tu seudónimo, un abrazo (por cierto, te sale explicar de donde salio ese extraño nick-name)


A TI, sabes que siempre te llevaré en mi corazón. Sos grande nena!!!

Gracias a todos por sus alentadores comentarios tanto públicos como en privado. Me halagáis!!!!

Disfrutad!!
Au-revoir!!! :)
P$ichoBitcH2

corsca45
Mensajes: 1353
Registrado: Sab 15 Mar 2008 20:18
Ubicación: GUANAJUATO MEXICO

Re: AMIGAS CON DERECHO // POR PSICHOBITCH2

Mensaje por corsca45 » Jue 16 Ene 2014 00:14

Hola esta muy padre :D

Avatar de Usuario
DerujKum
Mensajes: 1336
Registrado: Mié 03 Nov 2010 09:52
Sexo: Femenino

Re: AMIGAS CON DERECHO // POR PSICHOBITCH2

Mensaje por DerujKum » Jue 16 Ene 2014 08:58

Besos para ti también querida. Me has hecho revivir mis tiempos viendo Star Wars, me encanta esa saga. En fin, me gusta cómo va la historia, creo que todos nos sentiremos identificados con ella.

Jajaja disculpada. ¿La historia detrás de mi nickname? Bueno, erase una vez... No, mentira, es mucho más simple que eso: Un amigo creó una historia, donde cada personaje representaba a cada uno de nosotros (mis amigos y yo), resulta que esos personajes, en una vida pasada, vivieron en Egipto y tuvieron diferentes nombres, el de mi personaje era Deruj Kum. Fin de la historia.

Sólo puedo decir que conservaré ese nombre mucho más tiempo, aunque los derechos de autor no sean míos.

Saludos.
*-*-*DerujKum*-*-*

Avatar de Usuario
YELENA33
Mensajes: 164
Registrado: Jue 15 Ago 2013 20:28
Sexo: Femenino

Re: AMIGAS CON DERECHO // POR PSICHOBITCH2

Mensaje por YELENA33 » Jue 16 Ene 2014 15:42

Mi dios!!!!!!!!!!!!!!! bueno.... no se que decir mas que ya la suerte esta echada, las cartas estan sobre la mesa.... los personajes ya los has presentados.... y la vida, el destino haran el resto y vos maravillosamente lo estas contando en donde el resto estamos espectante del desarrollo.... espectantes de todo lo que vos nos ofreses. girl_in_love
Por favor continualo..... es una historia que veo que identifica a muchas. girl_wink girl_wink



# Te quiero dedicar toda mi vida, para estar siempre presente en vos, no me importa que me digan ridícula, o cursi, si yo me siento feliz y si también la veo a esa felicidad en vos…. Si unas manos se atreven a tomar tu cuello, apretarlo y te sientes asfixiada, solo cierra los ojos… piensa que mis brazos son más fuertes, te liberaran de ese ahogo… y esas manos atrevidas pagaran el castigo por solo haberte tocado # give_rose give_rose give_heart2 give_heart2
En la vida cuenta cada momento......cada gesto...... cada palabra...... siempre tuya ;)

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 9 invitados